Vous êtes sur la page 1sur 4

TIPOS DE TEXTOS LITERARIOS

Literatura 8 junio, 2015 No hay comentarios JPimat literatura, texto literario, tipos de textos
literarios

En otro artículo anterior distinguimos varias clases de textos. En este nos vamos a
centrar en una de esas clases: los diferentes tipos de textos literarios. Para ello es
necesario diferenciar un texto literario de uno que no lo es. La mayor diferencia
estriba en la función que cumple el lenguaje en un texto literario, la «función poética»,
según algunos autores modernos. La función poética apela a la posibilidad de utilizar
el lenguaje refiriéndose al interior del propio mensaje. El hacedor del mensaje (el
poeta, el literato) no solo construye un mensaje para otros, sino que lo construye de
un modo especial.
Entre los diversos tipos de textos literarios se encuentra la propia poesía, que es la
que más se diferencia de la lengua corriente (métrica, ritmo, transformaciones
semánticas, fónicas, etc.), pero también otros tipos de textos literarios lo hacen, en
mayor o menor medida. Trataré de agruparlos de una forma lógica con alguna
referencia al pasado histórico. Casi todo el mundo sabe que se debe a Aristóteles la
clásica división entre épica, lírica y dramática. Si sustituimos los términos por
narrativa, poesía y teatro, la identificación es casi inmediata.
TIPOS DE TEXTOS LITERARIOS EN LA
HISTORIA
Si nos atenemos a la historia de la literatura, excluyendo los últimos siglos,
tendríamos un panorama parecido al siguiente, en cuanto a los tipos de textos
literarios fundamentales:
Género épico: acciones objetivas que le ocurren a los protagonistas, narradas
preferentemente en verso (hoy en prosa: la narración en verso casi ha desaparecido,
solo subsiste la «prosa poética»).
Género lírico: el mundo subjetivo del autor, a través de sentimientos, reflexiones,
evocaciones, etc. En verso rimado (hoy en verso libre en muchas ocasiones).
Género dramático: destinado a la representación, con actuantes que recitan o
dialogan. En verso habitualmente (hoy en prosa).
SUBGÉNEROS HISTÓRICOS DE LOS TEXTOS
LITERARIOS
GÉNERO ÉPICO Y NARRATIVA:
Epopeya: Solía narrar la acción heroica o memorable de un pueblo, un héroe mítico
o real, etc. Por ejemplo, la Ilíada o la Odisea. Escrita en verso. Sin embargo,
determinadas obras en prosa, como Guerra y paz, de Leon Tolstoi, fueron también
calificadas así. Actualmente, el término se reserva para las obras más antiguas en
verso.
Poema épico: Narración de un héroe real, frente a un enemigo exterior. En verso,
solía ser cantado por trovadores durante la Edad Media. Sería la continuación de la
epopeya (Cantar do Mio Cid). También llamados «cantares de gesta».
Romance: Poema de tradición oral, con una métrica particular. Sin embargo,
también se considera romance a una clase de subgénero que dentro de los tipos de
textos literarios agruparían a las novelas de caballerías, a las pastoriles, a la novela
bizantina y a la sentimental (de esta última se deriva el moderno término «novela
romántica» y no de la novela del periodo literario conocido como Romanticismo).
Ejemplos serían Roman de la Rose, Amadís de Gaula o Dafnis y Cloe. Como poemas,
las series de romanceros ibéricos (también hispanoamericanos).
Fábula: Generalmente en verso y con animales como protagonistas, solía llevar
aparejada una moraleja al final. Las fábulas de La Fontaine o de Samaniego serían
buenos ejemplos. Se la suele asociar con un carácter didáctico o ejemplificante.
Epístola: en forma de carta y a veces en verso, llegó a constituir un género
autónomo dentro de los tipos de textos literarios que enumeramos. En su versión más
moderna, se transformó en la novela epistolar, en que el autor, a través de cartas,
quería narrar una historia (por ejemplo, Las amistades peligrosas, de Pierre Choderlos
de Laclos).
Leyenda: Narración de sucesos extraordinarios, de carácter natural o sobrenatural
(también una mezcla de ambos), a veces de orden terrorífico. Durante la Edad Media
llegaron a tener una importancia destacada, relatadas en forma oral, y llegando a
transformarse con el paso del tiempo, adaptadas a las características culturales de
cada lugar y época. Dieron origen directo a la «novela gótica».
Cuento: Muchos autores se inspiraron en las leyendas para construir narrativas
modernas, como el cuento o la novela. El cuento, dentro de los tipos de textos
literarios considerados, es uno de los más trabajados y experimentados por
escritores de diversos lugares y épocas. No hay más que pensar en las colecciones
como Las mil y una noches.
Relato: De una extensión menor que el cuento, puede ir desde una línea a varias
páginas. Los relatos han sido profusamente utilizados en épocas recientes, como
una especie de ensayo de narración en prosa, aunque hay autores que son
especialistas del relato. Las modernas técnicas incluyen los microrrelatos (de unas
pocas líneas) y los nanorrelatos (de una o dos líneas).
Novela: Es la versión más moderna de la narrativa, con gran extensión y en prosa.
Suele consistir en una historia con personajes diversos, con diálogos y
descripciones abundantes, con un propósito del autor para hablar de un determinado
tema, etc. De los distintos tipos de textos literarios, sería el más moderno a la vez
que el más exitoso.
GÉNERO LÍRICO Y POESÍA
Oda: De carácter elevado y sublime, estaba destinada a ser cantada.
Himno: De carácter celebratorio, también para ser cantado.
Elegía: De lamento o de pérdida, tuvo amplia difusión en la cultura grecolatina. Un
ejemplo actual sería el Llanto por Ignacio Sánchez Mejías, de García Lorca.
Égloga: Composición poética de carácter idealizado y bucólico, puesta en boca de
pastores, y a veces representada en teatro. Las Églogas de Virgilio serían el máximo
ejemplo en la antigüedad.
Sátira: Composición de carácter humorístico, generalmente para ridiculizar un
determinado personaje, comportamiento, etc. Un gran cultivador fue Quevedo,
durante el barroco español.
Canción: En general, de carácter amoroso, desarrollada por los trovadores y
acompañada por algún instrumento musical. El subgénero literario da nombre al
subgénero musical actual.
Epigrama: Composición breve, con diversos objetivos. Uno de los distintos tipos de
textos literarios con este nombre llegó a desembocar en el «epitafio», para ser
puesto en las tumbas. Otros tenían un propósito satírico, o educativo, etc.
GÉNERO DRAMÁTICO
Tragedia: Representación realista y con final destructivo; escenifica conflictos
supremos. Edipo rey (Sófocles) sería uno de los máximos ejemplos históricos.
Comedia: Propósito de entretenimiento y de final feliz; representación realista y
divertida o satírica de la vida. Ej: Las nubes, de Aristófanes, donde satiriza a Sócrates
y los nuevos filósofos.
Tragicomedia: Es la tragedia con elementos cómicos o de comedia. Algunas obras
de Lope de Vega, que rompió el esquema aristotélico, son un buen ejemplo.
Drama: Es el género por antonomasia, dentro de los tipos de textos literarios
dramáticos. Escenifica un conflicto que tiene que resolverse. Casi todas las obras
de Shakespeare son dramas.
Melodrama: Típico del siglo XIX, con intermedios musicales (de ahí el nombre), era
un género festivo, ligero, sin propósito específico.
Sainete: Pieza breve, en un acto, en prosa o en verso, que acentúa lo humorístico y
popular del paso y del entremés.
OTROS SUBGÉNEROS LITERARIOS
Ensayo: tiene un propósito didáctico, aunque el escritor no renuncia a la originalidad
propia de todo texto literario.
Por supuesto, podría alargarse la lista de tipos de textos literarios ad infinitum,
puesto que hay subgéneros mixtos y otros con menor valor histórico no
mencionados. Es importante señalar que en literatura, los subgéneros y en general
los tipos de textos literarios más o menos típicos están llamados a ser superados,
cambiados o transformados por los autores en otros nuevos, novedosos (y por tanto,
originales), con características distintas a las habituales.