Vous êtes sur la page 1sur 2

1. Mencione las características morfológicas y de replicación de los flavivirus.

Caracteristicas morfológicas

Los flavivirus son virus esféricos de aproximadamente 40 a 60 nm de diámetro. Su


genoma está protegido por una cápside proteica la cual está rodeada por una envoltura
lipoproteica que presenta pequeñas proyecciones en su superficie las que al
microscopio electrónico representan la glicoproteína de la envoltura. Debido a la
presencia de envoltura lipídica son susceptibles a las lipasas y solventes lipídicos como
el cloroformo y la acetona los que llevan a la inactivación (destrucción de la infectividad)
de estos agentes. En general, los flavivirus son sensibles a los pH ácidos y temperaturas
elevadas, luz ultravioleta, irradiación gamma, y diferentes desinfectantes como alcohol,
yodo, fenol, cloro entre otros.

Replicación

Los flavivirus pueden replicarse en células de mamífero, mosquitos y de aves. La


replicación comienza cuando la partícula viral se une a la célula a través de receptores
no bien definidos en la actualidad. El receptor viral está localizado en la proteína E.
Después de la unión viral, se produce la entrada del virión a la célula a través de un
mecanismo de endocitosis y fusión directa con la membrana plasmática a pH bajos.
Posteriormente se produce la translación primaria del ARNm y su producto proteico es
clivado en proteínas que servirán para producir el virión y los componentes de la
replicación. A su vez, la replicación del virión comienza con la síntesis de cadenas
complementarias negativas las que son utilizadas como moldes para la producción
adicional del ARN genómico. Estas cadenas positivas pueden ser utilizadas para la
translación de los péptidos estructurales y no estructurales o en la síntesis de ARN de
cadena negativa o ser encapsidados para formar nuevos viriones. La maduración del
virión ocurre en el retículo endoplásmico y la salida ocurre por exocitosis.

2. Explique el mecanismo patogénico por el que los arbovirus causan enfermedad en los
seres humanos
Las hembras de Aedes adquieren el virus al picar a un hospedero vertebrado virémico.
El virus infecta las células epiteliales del intestino medio del mosquito, se disemina hacia
la circulación e infecta las glándulas salivales; en este sitio se establece una infección
persistente con replicación importante en estas células. Tras picar al hospedero, la
hembra del mosquito regurgita saliva llena de virus a la sangre de la víctima. El virus
circula libre por el plasma y entra en contacto con células susceptibles, tales como
células endoteliales, macrófagos, monocitos y otras células del sistema fagocítico
mononuclear. El sistema inmunológico innato es la primera línea de defensa en contra
de virus del dengue y la infección desencadena la expresión de una amplia gama de
citocinas y quimiocinas proinflamatorias (también antiinflamatorias).

En la infección por dengue se reconocen cuatro fases: fase de incubación, que dura de
tres a diez días; fase febril, que se mantiene de dos a siete días; la fase crítica (fuga
plasmática) se presenta entre el tercer y séptimo días de inicio de la fiebre; y la fase de
recuperación (reabsorción de líquidos) que ocurre entre el séptimo y décimo días. La
mayoría de los enfermos desarrolla la forma leve o fiebre por dengue y algunos la forma
hemorrágica, que puede llevar a la muerte cuando se acompaña del síndrome de
choque por dengue.

3. ¿Cuáles son los hospederos de esta infección?

El agente causal es un virus de la familia Flaviviridae: arbovirus (arthropod-borne)


similares al de la Fiebre Amarilla, a la vez, pertenece al grupo de los Arbovirus. Son virus
envueltos (sensibles por tanto a la destrucción por agentes físicos y químicos). El
complejo se compone de cuatro virus: DENV-1, DENV-2, DENV-3 y DENV-4, virus
antigénicamente relacionados pero distintos, denominados serotipos. Todos los virus
del dengue son transmitidos por mosquitos patógenos humanos que causan la infección
aguda en exclusiva.

Los mosquitos vectores Aedes (Stegomyia -) Aegypti, principal vector para la transmisión
del virus del dengue, tienen muchas características que los hacen ideales para la difusión
del virus. A. aegypti por lo general se reproducen en o cerca de las casas, poniendo
huevos en dos recipientes de agua artificial y natural.

El Aedes. Albopictus es un vector competente para la transmisión del virus del dengue
en condiciones experimentales y naturales, pero es menos probable que lo haga, ya que
no pican a los humanos con tanta frecuencia como el A. Aegypti; también son más
tolerantes al frío y tienen una distribución geográfica más amplia que el A. aegypti. Sin
embargo, parecen ser menos eficientes vectores naturales para el virus del dengue, sino
que ha sido raro encontrar a una transmisión endémica o grandes brotes en las regiones
que cuentan con A. albopictus.

Huesped:

El dengue es una enfermedad de tipo gripal que afecta a bebés, niños pequeños y
adultos, pero raras veces resulta mortal.

Los factores del huésped que aumentan el riesgo a formas graves de dengue son el sexo
femenino, el antígeno leucocitario humano (HLA) de clase I alelos, una variante del
promotor del gen del receptor DC-SIGN, un polimorfismo de nucleótido único en el
factor de necrosis tumoral (TNF) de genes y el grupo sanguíneo AB.