Vous êtes sur la page 1sur 5

INDICE

1. INTRODUCCIÓN ..................................................................................................................... 2
2. EJERCICIO PROFESIONAL DE LA ARQUITECTURA Y LA INGENIERÍA, VS ACTIVIDAD
EMPRESARIAL ............................................................................................................................... 2
3. RELEVANCIA DE LA CUESTIÓN ............................................................................................. 2
4. PROFESIONALES DE LA CONSTRUCCIÓN ............................................................................ 3
5. EL CONGRESO DE LA REPÚBLICA; HA DADO LA LEY SIGUIENTE:......................................... 3

1
1. INTRODUCCIÓN
Si se quiere ingresar al estudio de la responsabilidad de los profesionales de la construcción,
preliminarmente han de aclararse algunas cuestiones: una, que con carácter previo a la existencia de
una obra existe un proceso constructivo de extraordinaria complejidad, que si no se analiza a fondo,
veda cualquier análisis; la otra, que ese proceso tiene agentes de la más diversa naturaleza
(profesionales, empresarios, suministradores, el mismo comitente, etc.), y, finalmente, que no importa
qué título se tenga, sino qué rol se desempeña en él. Lo cual conduce necesariamente a esclarecer
qué roles a cargo de esos agentes constituyen ejercicio profesional.
Consecuentemente, si se pretende abordar la temática antes aludida, ha de analizarse aquello que
únicamente un arquitecto, ingeniero en especialidad habilitante, o -limitadamente- los maestros de
obra y otros técnicos, pueden realizar. No lo que cualquiera podría hacer.

2. EJERCICIO PROFESIONAL DE LA ARQUITECTURA Y LA INGENIERÍA, VS ACTIVIDAD


EMPRESARIAL
Le propongo, sin importar qué se ha escrito o decidido al respecto, jugar un juego. En él, yo afirmaré
que para construir obras no se requiere título alguno, y Ud. trate de fundamentar lo contrario. En otras
palabras, acabo de predicar que, para desempeñarse como empresario constructor no se requiere ser
arquitecto, ingeniero civil, ni absolutamente nada, e imagino que a Ud. esa idea le choca. En mi fuero
íntimo, sé que no puede siquiera tolerarla, así que, lógicamente, no espero menos que su vigoroso
embate contra ella. Claro que, al hacerlo, colisionará contra la Constitución política del PERU, que en
exige únicamente, como límite para construir obras, ajustarse a las leyes que reglamentan el ejercicio
de esa actividad, y lo cierto es que no existe, ni sé que haya existido nunca entre nosotros, una ley
que exija tales titulaciones para ejecutar obras materiales, sancionada por el Congreso de la república.

La segunda valla lo dejará virtualmente desarmado, ya que, si se propone sostener lo contrario, tendrá
que explicar cómo podría reputarse ejercicio profesional la actividad que nos ocupa si a esta puede
desarrollarla una persona jurídica, y, como es lógico, no es de esperar que una de ellas acredite
haberse graduado como arquitecto o ingeniero. Le pido, eso sí, y citando a Ihering, que no trate de
aplicarle a la ley la prensa hidráulica ni la inyectora de sentidos: más allá de que, como Ud. sabe,
ninguna regulación ha exigido jamás que los órganos de una persona jurídica estén integrados por
profesionales de la construcción, nada cambiaría ello si así fuera Y no olvide, además, que EL
ESTADO NO está vedado legislar en materia reservada por las provincias, como por ejemplo la policía
NACIONAL.

3. RELEVANCIA DE LA CUESTIÓN

2
Como dije, me he propuesto escribir sobre la responsabilidad de arquitectos e ingenieros, y, para ello,
debo alejarlo de asimilar su actividad a la de un empresario, ya sea este constructor, desarrollador
inmobiliario, o ambas cosas. De lo contrario, Ud. nunca podrá distinguir qué normas jurídicas se
aplican a unos agentes del proceso constructivo y no a otros, recordándole que la interpretación
analógica no autoriza a encastrar a martillazos situaciones jurídicas sustancialmente diferentes, en
normas que no fueron diseñadas para ellas. Y, por otro lado, y aunque Ud. no lo crea, no todas las
soluciones se encuentran en los códigos de fondo. A guisa de ejemplo, si no se logra establecer un
claro distingo, cuando Ud. deba adjudicar determinada responsabilidad por violación de normas
administrativas

4. PROFESIONALES DE LA CONSTRUCCIÓN
Si Ud. no ha conseguido aún refutar jurídicamente cuanto acabo de precisar, entonces tendrá que
entender que, si vamos a referirnos a la responsabilidad de los profesionales de la construcción por
su actividad como agentes del proceso constructivo, lo primero que debe hacer es restringir los
alcances del término, Por eso mismo (razones de competencia), un reglamento municipal no puede
válidamente contener normas que definan cómo ha de desempeñarse un rol que apareje ejercicio
profesional de la Arquitectura y la Ingeniería, ni mucho menos establecer responsabilidades civiles y
penales, sino solo la exigencia de que determinados roles sean cubiertos por profesionales
debidamente habilitados por el Colegio competente, con intervención previa de estos entes que
asegure que el ejercicio profesional de que se trata se halla dentro de lo facultado

5. EL CONGRESO DE LA REPÚBLICA; HA DADO LA LEY SIGUIENTE:

LEY QUE COMPLEMENTA LA LEY Nº 16053, LEY QUE AUTORIZA A LOS COLEGIOS DE
ARQUITECTOS DEL PERÚ Y AL COLEGIO DE INGENIEROS DEL PERÚ PARA SUPERVISAR A
LOS PROFESIONALES DE ARQUITECTURA E INGENIERÍA DE LA REPÚBLICA

Artículo 1°.- Requisitos para el ejercicio profesional

Todo profesional que ejerza labores propias de Ingeniería y de docencia de la Ingeniería, de acuerdo a
la Ley que autoriza a los Colegios de Arquitectos del Perú y al Colegio de Ingenieros del Perú para
supervisar a los profesionales de Arquitectura e Ingeniería de la República, N° 16053, requiere poseer
grado académico y título profesional otorgado por una universidad nacional o extranjera debidamente
revalidado en el país, estar colegiado y encontrarse habilitado por el Colegio de Ingenieros del Perú. Son
ámbitos del ejercicio profesional del ingeniero, entre otros, los siguientes:

a) Las labores de realización de estudios técnicos, propuestas u ofertas técnicas, anteproyectos,


esquemas técnicos, proyectos, absolución de consultas y asesorías técnicas, avalúos, peritajes,

3
planificación y esquemas de funcionamiento de obras y servicios de ingeniería, informes técnicos,
planos, mapas, cálculos, presupuestos y valuaciones con todos sus anexos, croquis, minutas,
estudios preliminares y estudios definitivos; gerencias, supervisiones, inspecciones y auditorías
especializadas; coordinaciones y direcciones de obras, procesos de ingeniería o sus servicios
conexos; operación, mantenimiento y reparación de las mismas, incluyendo los aspectos
informáticos y de sistemas, gestión de calidad, medio ambiente, estudios de impacto ambiental,
entre otras. Estas labores deben ser efectuadas, firmadas y refrendadas por profesionales inscritos
y hábiles en el Colegio de Ingenieros del Perú.

b) Queda establecido que deberán ser colegiados los profesionales ingenieros, incluidos
los ingenieros extranjeros que se encuentren ejerciendo, en forma dependiente o
independiente, o presten servicios temporales realizando estudios, en la operación y servicios, en
la agricultura, en la investigación, en el mantenimiento, en la construcción, en la administración,
en la auditoría y en las ventas, en las diferentes especialidades de la ingeniería, entre otras:
administrativa, agronómica, agrícola, civil, económica, eléctrica, electromecánica, electrónica,
telecomunicaciones, forestal, de sistemas, geológica, geográfica, topográfica, informática,
industrial, industria alimentaria, mecánica, metalúrgica, minería, pesquería, petróleo,
petroquímica, química, textil, transportes, sanitaria, ambiental, zootecnia, así como de aquellas
especialidades que se creen y que cuenten con escuelas o facultades en las universidades
peruanas o del extranjero y que estén oficialmente reconocidas en el Perú.

Artículo 2°.- Refrendo

Los estudios, evaluaciones, desarrollos tecnológicos, construcciones, auditorías y toda actividad propia
de profesionales ingenieros deberán ser refrendados por Ingenieros colegiados hábiles. Se establecerá
por resolución ministerial del Ministerio del sector correspondiente, los estudios y trabajos de ingeniería
en sus distintas especialidades que serán desarrollados por los profesionales ingenieros.

Artículo 3°.- Sanciones

De conformidad con el artículo 230º de la Ley Nº 27444, Ley del Procedimiento Administrativo General,
el Poder Ejecutivo, mediante decreto supremo, tipificará las infracciones y sanciones administrativas
que correspondan por el incumplimiento de la presente Ley y establecerá las autoridades competentes
encargadas de ejercer la potestad sancionadora sobre esta materia.

Artículo 4°.- Certificado de habilitación

El Certificado que acredita la habilitación (Certificado de Habilitación) será exigido a todo profesional que
desempeñe cargos en actividades inherentes a la ingeniería en entidades privadas, públicas o

4
independientes, a fin de garantizar su situación de colegiado y su habilitación para el ejercicio de la
profesión.

Artículo 5°.- Restricción

Las autoridades judiciales y/o tribunales no aceptarán la intervención, en calidad de asesores técnicos
o peritos en temas de ingeniería, de personas que no tengan título profesional registrado en la Asamblea
Nacional de Rectores ni Certificado de Habilitación expedido por el Colegio de Ingenieros del Perú.

DISPOSICIONES COMPLEMENTARIAS Y TRANSITORIAS

PRIMERA.- La presente Ley será reglamentada por el Poder Ejecutivo, en un plazo de noventa días
calendario, a partir de su entrada en vigencia.

SEGUNDA.- Los profesionales titulados no colegiados que se encuentren ejerciendo labor de


ingeniería, tendrán un plazo de doce meses, contados a partir de la vigencia de la presente Ley,
para cumplir con los requisitos establecidos en el artículo 1º.

TERCERA .- El Colegio de Ingenieros del Perú coordinará con los diferentes Sectores, los estudios y
trabajos propios que los profesionales ingenieros deberán refrendar conforme a lo previsto en el
artículo 2º.

DISPOSICIÓN FINAL

ÚNICA.- Deróganse las disposiciones legales que se oponen a la presente Ley.

Comuníquese al señor Presidente de la República para su promulgación. En Lima, a los trece


días del mes de julio de dos mil seis.

MARCIAL AYAIPOMA ALVARADO Presidente


del Congreso de la República

FAUSTO ALVARADO DODERO

Primer Vicepresidente del Congreso de la República


AL SEÑOR PRESIDENTE CONSTITUCIONAL DE LA REPÚBLICA