Vous êtes sur la page 1sur 14

ISSN 0103-5665

ISSN 0103-5665 •• 315


315

la COLECCIÓN HONORARIOS en la práctica clínica

Camile * Bruto
Maycoln LM Teodoro **

R ESUMEN
El problema económico en la práctica clínica es una parte integral del proceso psicoterapéutico. Este

estudio tuvo como objetivo investigar la percepción del proceso de cobro de tarifas en la práctica clínica por los

psicoterapeutas de diferentes enfoques teóricos. Con este fin, se entrevistó a 12 psicólogos y un psicólogo que

trabaja en psicología clínica. Para el procesamiento de los datos se utilizó el análisis de contenido. Desde el diseño

de los encuestados sobre el tema de la investigación, se establecieron las categorías denominadas "Contrato",

"Diferencia entre la clínica-escuela privada", "honorarios como parte del tratamiento" y " Aprendizaje ". Los

resultados de esta investigación, las diferencias teóricas de los encuestados no se destacan. Los resultados

apuntan a debilidades en la formación académica y profesional de los psicoterapeutas frente a las tasas de emisión

en su práctica clínica y la consiguiente falta de preparación con respecto a este tema en el inicio de su vida

profesional.

Palabras clave: la psicoterapia; honorarios; los precios.

la ESUMEN
F CARGA EN-EE PRÁCTICA CLÍNICA
Las cuestiones económicas en la práctica clínica son parte del proceso psicoterapéutico. El objetivo de este estudio fue

investigar las percepciones de los psicoterapeutas de diferentes enfoques teóricos sobre el cobro de honorarios en la psicoterapia.

Doce mujeres y un psicólogo clínico masculina fueron entrevistados. Los datos se analizaron mediante análisis de contenido. Los

siguientes se establecieron categorías: "Contrato"; "La diferencia entre la clínica-escuela y la práctica privada"; "Comisiones de la parte

del tratamiento" y "aprendizaje". Los resultados de esta investigación no mostraron diferencias con respecto a la orientación teórica de

los participantes en todas las categorías. Los resultados señalan que las deficiencias en el ámbito académico y

* Master en Psicología de la Universidade do Vale do Rio dos Sinos (UNISINOS).


* * Profesor del Programa de Posgrado en Psicología de la Universidade do Vale do Rio dos Sinos (UNISINOS).

P SIC. P
C SIC.
LIN., C
RLIN.,
IO DERJIO DE J ENERO,
ENERO, VOL. 21 N 2
VOL. 15P. N315-328,
2 P. X - Y,
2009
2003

21.2 revisada cuarto prova.pmd 315 1/14/2010, 9:54 AM


316 • H ONORÁRIOS y la práctica clínica

la formación profesional relacionada con la carga de pago y, en consecuencia, a la falta de preparación del psicólogo y la falta de

formación respecto a esta temática en el inicio de su vida profesional.

Palabras clave: la psicoterapia; honorarios; dibujos animados.

En los últimos años, se han producido varios artículos nacionales e internacionales sobre la
relación que se establece durante el proceso de la psicoterapia entre psicólogo y cliente. Estos
trabajos describen de la importancia de la relación terapeuta-cliente para el éxito de la psicoterapia
(Howard, Turner, Olkin y Mohr,
2006), su aparición en nuevas formas de intervención como la psicoterapia en Internet (Prado y
Meyer, 2006), a las diferencias culturales en su formación (Vásquez, 2007). Sin embargo, algunos
componentes de esta relación se han descuidado en los estudios académicos, tales como el cobro
de tasas. Este aspecto de la relación debe ser investigada, ya que el significado del dinero debe ser
visto como un objeto de discusión en la relación entre el terapeuta y el cliente, dado que la cuestión
económica es una parte integral del proceso psicoterapéutico (Tudor,

1998).
Para Dibella (1986) y Schonbar (1986) Las cuestiones financieras pueden ser problemáticas
para los clientes y psicoterapeutas porque pocas cosas además de las cuestiones económicas
simbolizan una forma tan completa los conflictos emocionales. Para estos autores, a menudo hay
una relación directa entre la negligencia de los asuntos relacionados con el dinero por el terapeuta y
las dificultades en otros temas de tratamiento.

La falta de discusión de temas relacionados con los honorarios en la relación terapéutica puede
llevar a sentimientos de culpa, la devaluación del terapeuta y el tratamiento, más allá de los callejones sin
salida de apariencia e incluso romper dentro de la (Eizirik, 1989). Lasky (1984) presenta un estudio con
60 profesionales que ejemplifica las dificultades experimentadas por los psicoterapeutas y psicoanalistas
en la fijación de los honorarios. Los resultados mostraron que dos tercios de la muestra se investigó
particularmente afectados por este dilema. En esta investigación, era común a la dualidad de la voluntad
de ayudar a las personas profesionales y la necesidad de compensación. Muchos psicoterapeutas
mencionaron la sensación de incomodidad acerca de la existencia de un negocio cuando su principal
motivación para este trabajo fue proporcionar ayuda a las personas.

Además de las dificultades mencionadas y ejemplificados por varios estudios realizados sobre el
tema de las tasas en relación psicoterapéutica (véase Aubry y Hunsley, 2000; Eizirik, 1989; Jacobs,
1986), debe acumular otra que denota las deficiencias encontradas en la graduación, que se reflejan la
práctica de los psicólogos

P SIC. C LIN., R IO DE J ENERO, VOL. 21 N 2 P. 315-328, 2009

21.2 revisada cuarto prova.pmd 316 1/14/2010, 9:54 AM


H ONORÁRIOS y la práctica clínica • 317

principiantes clínicos e incluso los más experimentados. Por lo tanto, una encuesta realizada por el
Consejo Federal de Psicología en 1987 en el perfil de psicólogo brasileño indica que la formación
continua extrauniversitária psicólogo clínico consiste en un trípode formado por los estudios teóricos,
la supervisión y el análisis personal y requiere una gran inversión de tiempo, financiera y El personal
(Neto, 2004). un camino paralelo en la mejora de la psicólogo clínico, lleva a cabo generalmente por
los institutos, escuelas o asociaciones que representan diferentes marcos teóricos se estimula.

En esta misma perspectiva, Monger (1998) considera la formación práctica fundamental y el


desarrollo personal en la formación del terapeuta para el cobro de tasas. La supervisión de la práctica y la
psicoterapia son los medios de comunicación que promueven la formación de una estructura mejor
psicoterapéutico. Shields (1997) señala la necesidad de discutir cuestiones sobre el pago de la formación
de psicoterapeutas con el fin de proporcionar a los aspectos auto-críticos vinculados a cuestiones
financieras en la práctica clínica.

Siguiendo esta línea de razonamiento, Pasternack (1986) refuerza el imperativo


para el año de contratación de honorarios en la relación psicoterapéutica, a partir de la
formación profesional universitaria. Para este autor, debe ser parte de la formación en
psicoterapia en la cuidadosa supervisión de los aspectos clínicos y administrativos de
las cuestiones monetarias. Una política de cobrar derechos claros y firmes apoya a los
estudiantes en formación en la capacidad de negociar los valores de moneda y otros
aspectos de la relación terapéutica. Pasternack también señaló que el alcance de las
cuestiones financieras en la formación de los internos puede proporcionar un aumento
de la autoestima de los estudiantes, tanto para la producción de ingresos y el resultado
de los casos en la psicoterapia. En ese sentido,

Otra cuestión a considerar es llevado por Jacobs (1986), que advierte de que la terminación
prematura de la atención psicoterapéutica puede ocurrir debido a la dificultad de psicoterapeuta en
explorar el tema de las cuotas y su significado en la supervisión. Esta posición refleja una
preocupación y la relevancia de este tema para la formación del psicoterapeuta, así como su
efecto en el proceso psicoterapéutico en sí.

Por lo tanto, la investigación de las tasas en la práctica psicológica tiene mucha relevancia
dentro de la investigación clínica, ya que los sentimientos no resueltos de psicoterapeuta y el cliente
en relación con la colección puede interferir con el proceso terapéutico (Heller, Antunes y Enck,
2004; Monger, 1998; Tudor

P SIC. C LIN., R IO DE J ENERO, VOL. 21 N 2 P. 315-328, 2009

21.2 revisada cuarto prova.pmd 317 1/14/2010, 9:54 AM


318 • H ONORÁRIOS y la práctica clínica

1998). Además, el tema es en gran parte sin explorar en la formación de estos profesionales, con lo que
una deficiencia en la práctica clínica. Además, hay una gran escasez de material publicado sobre el tema
en relación psicoterapéutica honorarios, y la mayoría de las publicaciones existentes tiene más de veinte
años y es internacional (ver bruto y Teodoro, en prensa).

El propósito de este estudio fue investigar la percepción del proceso de cobro de tarifas en la
práctica clínica por los psicoterapeutas de diferentes enfoques teóricos. Él trató de comprender de
qué manera estos profesionales fueron entrenados y cómo experimentan en su práctica clínica, la
negociación de los valores de las tasas. Con este estudio tuvo como objetivo investigar qué tan bien
los psicoterapeutas establecen las normas de las tasas en su práctica y cómo perciben el significado
de su pago por parte del cliente.

M MÉTODO

P ARTICIPANTES

En el estudio participaron 12 psicólogos y 1 psicólogo que trabaja en psicología clínica.


Características profesionales de los participantes se muestran en la Tabla adjunta.

Como se describe en la tabla, se investigaron cinco profesionales de orientación


psicoanalítica (OP), cuatro del Enfoque Centrado en la Persona (PCA) y cuatro con experiencia
en la terapia cognitivo conductual (TCC). De todos los profesionales entrevistados, 12 eran
mujeres y un hombre. Los criterios de inclusión para la participación en este estudio estaban
actuando como un psicólogo clínico y actividad profesional remunerada ejercicio en psicología
clínica.

P PROCEDIMIENTOS PARA INVESTIGACIÓN Y ÉTICA

El contacto con los psicoterapeutas se realiza a través de los centros de formación en


psicoterapia e indicación compañeros psicólogos. Estos indican posibles nuevos participantes para
el estudio, siguiendo la técnica conocida como "bola de nieve". El procedimiento se realizó con cada
profesional individual en una sola reunión, programada con anterioridad. Las entrevistas fueron
grabadas para la transcripción y posterior análisis. Todos los participantes que aceptaron par-

P SIC. C LIN., R IO DE J ENERO, VOL. 21 N 2 P. 315-328, 2009

21.2 revisada cuarto prova.pmd 318 1/14/2010, 9:54 AM


H ONORÁRIOS y la práctica clínica • 319

Buscar CIPAR firmó un Término de Consentimiento. Este estudio fue aprobado por el
Comité de Ética de la Universidad do Vale do Rio dos Sinos (UNISINOS).

P PROCEDIMIENTOS PARA LA COLECCIÓN DE DATOS

Los procedimientos utilizados para la recolección de datos fueron un cuestionario y una entrevista
semiestructurada. El cuestionario con cuestiones demográficas y laborales contenía cuestiones relacionadas
con la identificación tanto de los participantes (edad, sexo, línea teórica), ya que el informe de sus
actividades de trabajo (local, tiempo de servicio, etc.).

Una entrevista semiestructurada sobre las cuotas destinadas a explorar las percepciones de
psicólogo clínico sobre este tema en su práctica. Los temas principales que guían fueron: la
finalización del contrato terapéutico; los criterios para el establecimiento de la consulta; la
negociación del valor del servicio; los sentimientos de los profesionales para manejar el pago al
cliente; los significados dados por el psicoterapeuta espera de recibir o no los honorarios y hacia
adelante el acto de pago realizada por el cliente; el servicio de contratación de la diferenciación entre
la clínica universitaria y la práctica privada; el enfoque de los honorarios sujetos en la práctica clínica
durante el entrenamiento y el papel del pago en la evolución del proceso terapéutico.

la ANÁLISIS DE DATOS

Las entrevistas se analizaron mediante análisis de contenido, se describe en


Bardin (2004). Toda la información proporcionada se clasificaron y organizado de
acuerdo a la línea teórica del psicoterapeuta entrevistados. La primera fase de análisis
de contenidos, llamada pre-análisis tiene la intención de organizar los datos indicó al
principio, pero no de forma sistemática. La explotación del material en la segunda
etapa se caracterizó mediante la asignación de unidades de recortes de texto que
estaban dispuestas en categorías. La última fase, llamada el procesamiento de datos
destinado a la interpretación de los resultados. El análisis interpretativo se realizó por
inferencia, que es un procedimiento de deducción en elementos simbólicos y de
evaluación (Bardin, 2004). De esta forma,

P SIC. C LIN., R IO DE J ENERO, VOL. 21 N 2 P. 315-328, 2009

21.2 revisada cuarto prova.pmd 319 1/14/2010, 9:54 AM


320 • H ONORÁRIOS y la práctica clínica

R RESULTADOS Y DISCUSIÓN

A partir de las respuestas de los encuestados sobre el tema en los honorarios relación
terapéutica, previeron cuatro grupos de ideas, siguiendo los pasos descritos por Bardin (2004). Las
categorías fueron nombrados contrato; Diferencia entre la clínica-escuela privada; Tasas como
parte del tratamiento y El aprendizaje.

la categoría contrato Se refiere a las prácticas llevadas a cabo combinaciones entre el


terapeuta y el cliente para ajustar el inicio del proceso psicoterapéutico. En esta configuración, los
días y horas de operación incluyen los procedimientos para las ausencias, vacaciones y negociación
de pago. En cuanto al establecimiento del importe de las tasas, dos profesionales (TCC1 y TCC4)
dijeron que lo ideal sería estipular la cantidad contratada desde la primera visita, "el contrato
terapéutico ya lo hago en la primera sesión, al final de la sesión Veo el valor con el cliente "(TCC4).

Por otro lado, el resto de los encuestados entienden que la combinación de la cantidad
a ser pagada por el cliente debe hacerse durante los primeros encuentros y no
necesariamente en la primera visita: "espero para cerrar un contrato financiero después de
que sé un poco de la realidad persona financiera; Por eso no cerrar la primera "(OP4).

La excepción a estos casos fue cuando el propio cliente trajo este tema ya en la
primera visita, "porque a veces el cliente llega ya preguntarse cómo funciona, ¿cuántas
veces a la semana, cuánto tiempo dura, cuánto va a pagar. Primero de todo lo que ya se
viene hablando de pago. Por lo tanto, parece que, si bien no lo apague, no podemos ir a los
finalmentes, así que a veces hay que hablar de ese tipo "(ACP2).

De acuerdo con Tudor y Worrall (2002), el establecimiento de las tasas debe ser completado
de acuerdo con el cliente antes de que se genere la responsabilidad o responsabilidad de cualquier
tipo. También en Brasil, Código de Ética psicólogo ( Consejo Federal de Psicología, 2005), el artículo 4,
letra una, recomienda que los psicólogos establecen el valor del servicio antes de iniciar el servicio.
Sin embargo, en la práctica se puede observar que los profesionales por lo general no siguen esta
orientación. Se puede vislumbrar a través de los resultados que la mayoría de los encuestados
todavía se preocupan valor durante las primeras sesiones, el objetivo de la realidad del conocimiento
de la persona y dar prioridad a las necesidades emocionales inmediatas del cliente. Este resultado
sugiere que, en la práctica, hay más atención a la realidad del cliente a expensas de los intereses de
psicoterapeuta. A su vez, este comportamiento profesional estaría de acuerdo

P SIC. C LIN., R IO DE J ENERO, VOL. 21 N 2 P. 315-328, 2009

21.2 revisada cuarto prova.pmd 320 1/14/2010, 9:54 AM


H ONORÁRIOS y la práctica clínica • 321

con el principio descrito en Código de Ética psicólogo que establece que en el momento de golpear a los
honorarios, el profesional debe tener en cuenta tanto la justa recompensa por los servicios prestados
como la realidad del cliente.
Otra pregunta se centró contrato por parte de los encuestados dentro de la categoría

contrato eran faltas. La mayoría de ellos (OP2, OP3, OP4, OP5, ACP2, ACP3, TCC3 y TCC4) que calcula
en valor comercializado, incluso aceptando la posibilidad de compensar para ellos por el nuevo tiempo.
Debe hacerse hincapié en que el marco teórico de los encuestados no interfirió con los resultados
encontrados en este estudio, ya que las respuestas fueron similares, independientemente de la línea teórica
seguida por el profesional.

Sin embargo, cuatro de los trece psicoterapeutas encuestados (ACP1, OP-1, y TCC1
ACP4) cuando aconsejó antes de las 24 h, no cargue la falta, o aceptar la cancelación, y uno de los
psicoterapeutas serpiente medio de consulta (TCC2). De hecho alivio de la escasez, Monger (1998)
y Tudor (1998) distinguen dos situaciones: la cancelación de pago o falta. También mencionan que
algunos profesionales no cobran la sesión cuando se le notifique con 24 horas de antelación,
mientras que otros lo hacen. Por otro lado, hubo consenso respuestas con respecto a la colección
de sesión no se celebró por falta. En ese momento, parecía ser más aceptable para los
psicoterapeutas, expresar sentimientos y posición de dependencia de las cuotas para vivir (Monger,
1998) personales.

A partir de estos resultados, se puede inferir que la forma encontrada por los profesionales
para garantizar cierta seguridad en cuanto a la estabilidad financiera en la práctica privada es la
colección de fallos a través de la posibilidad de compensación en el nuevo tiempo. Esto garantiza el
pago mientras que el cliente requiere la responsabilidad de ese tiempo y su proceso psicoterapéutico.
Cabe señalar que esta solución es teóricamente conocido por psicoterapeutas desde su graduación,
pero su aplicación práctica depende de la experiencia adquirida durante el trabajo clínico debido a la
dificultad de los recién llegados a cobrar una cuota, "lo que sucedió al principio: la persona que
faltaba y, posteriormente, cuando llegó a pagar me pagaron las sesiones ella vino; ¿y ahí? ¿Cómo se
me cobrará? ahora, así que eso es otra cosa que he aprendido con el tiempo para estar ya en el
contrato terapéutico, porque entonces lo que sucede? No sabemos cuánto vamos a ganar en el mes
"(TCC4).

En cuanto a la ruptura del contrato terapéutico por falta de pago, se encontró entre los
psicoterapeutas entrevistados unanimidad la celebración de la colección, pero con cuidado para
mirar en este caso por caso. Por lo tanto, la falta de pago de las tasas podría significar una forma
de protección de la clientela en un intento de mantener una relación con el terapeuta en la
situación final

P SIC. C LIN., R IO DE J ENERO, VOL. 21 N 2 P. 315-328, 2009

21.2 revisada cuarto prova.pmd 321 1/14/2010, 9:54 AM


322 • H ONORÁRIOS y la práctica clínica

psicoterapia. Por otra parte, el problema financiero en el proceso psicoterapéutico también puede representar

los sentimientos de hostilidad, culpa, el desprecio, la seducción, la ansiedad o una sensación de fragilidad

(Stewart, 2005).

Los encuestados, independientemente del marco teórico, priorizan la flexibilidad del


contrato, con la posibilidad de renegociación de pago. Tudor (1998) hace hincapié en que las
cuestiones relacionadas con la demora o el olvido de pago de tasas dependen de la actitud de
cada profesional. Algunos terapeutas recuerdan a su cliente al final de la sesión; otros utilizan la
interpretación, la confrontación explícita; y en otro extremo, dejando al cliente para recordar.
Estos problemas se pueden ver en las siguientes líneas:

Yo suelo hacer esto: en la última sesión de cada mes llegamos a sueldo (OP3).

cada caso es diferente. Tienen algunos pacientes que digo es así, así y así, el mes pasado aún
no se ha establecido, no sé si tiene alguna estimación de cuándo se hará (TCC4).

Depende del cliente. Siento cuando el cliente es financieramente a través de torpeza,


hurgando en la vida; Sé que retrasará unos días, pero pagaré con este problema. Ahora la
persona que se limita a seguir algunos o yendo y no tocar el tema, yo hago un punto de
mostrar que esto es parte del proceso, así y que es un servicio y tiene que ser pagado
(ACP2).

También había un consenso en las respuestas de los encuestados con respecto a la


negociación de los honorarios de consulta de la situación financiera del cliente, aunque los
terapeutas tienen referencia mínima y máxima preestablecida. Profesionales principiantes en
la práctica clínica, la determinación del importe de sus honorarios, han condicionado la
elección del valor del hecho de que son nuevos en la profesión. De esto podemos deducir que
se hace una devaluación del psicólogo clínico por él mismo y que hay una deficiencia en la
formación de estos profesionales en relación con el conocimiento práctico y teórico acerca de
su compensación y la valoración de su obra: "Por lo general dicen lo es el valor que tengo,
porque yo estaba empezando a cabo, vi la mesa CRP más bajo. Eso es un indicio de
honorarios que la junta nos da.

Con respecto a la categoría Diferencia entre la clínica-escuela privada,


Se han identificado las peculiaridades de las cuotas de contratación en la relación psicoterapéutica en
un marco privado e institucional. En las respuestas de los encuestados prevalecido la opinión en el
sentido de que hay una diferencia entre estos

P SIC. C LIN., R IO DE J ENERO, VOL. 21 N 2 P. 315-328, 2009

21.2 revisada cuarto prova.pmd 322 1/14/2010, 9:54 AM


H ONORÁRIOS y la práctica clínica • 323

dos áreas (OP1, OP2, OP3, OP4, OP5, ACP1, ACP2, TCC1, TCC2, y TCC3 TCC4). La diferencia
es la interferencia de una tercera parte si el clínicaescola la institución en el proceso.
Básicamente, el cambio se resume en el hecho de que no todos los aspectos relacionados con el
acuerdo de pago se tratan directa y exclusivamente entre el terapeuta y el cliente, por ejemplo,
cuando hay, por ejemplo, un precio institucional:

tienen diferencia porque una institución, sería una escuela, que tiene una institución como
intermediario; aquí (clínica privada) que ese contrato, me paro y obtener directamente (OP4).

Creo que hay una diferencia porque cuando estás en una clínica de la escuela, que está
respaldado por una institución, es la norma de la institución. Algo más grande que tú y yo; la
determinación de que; cuando estás en la práctica privada, lo que determino; entonces no hay
manera de ocultar detrás de cualquier institución (TCC4).

Corroborando lo que se reflejaba en la cuenta de lo anterior, se suma la idea de


Shields (1997), lo que sugiere la necesidad de que el terapeuta mismo manejo de
problemas de tarifas con su cliente sin la interferencia de terceros. En este asunto,
escudos discute la formación de psicoterapeutas en formación, llevadas a cabo cada
vez más en instituciones y hospitales. En estos lugares, por lo general no se le da la
oportunidad al operador novato para hacer frente a los problemas de pago honorarios
directamente con el cliente servido. Muy a menudo, el psicoterapeuta novato entró en
la práctica clínica con poco o ningún conocimiento sobre el manejo de las tasas para el
cliente, en el sentido de dinero, así como aprender a hacer operativa la práctica clínica
como un negocio. también,

Los honorarios son parte del tratamiento Es una categoría que cubre la percepción de
psicoterapeutas sobre los significados siguientes a la recepción de las tasas y el mismo pago
por los clientes debido a la relación terapéutica. Debido a esto, la relación refleja de forma
natural y se mueve con la influencia de estos significados únicos, es decir, cómo cada uno
simboliza la recepción y pago de tasas.

Se pidió a los encuestados acerca de la influencia del tema de pago en el proceso psicoterapéutico
y todos los participantes observaron que las tasas implican el significado del dinero. Este significado es
singular y, por tanto, debe ser visto como una parte integral del proceso psicoterapéutico. Esto es lo que
se ilustra a continuación:

P SIC. C LIN., R IO DE J ENERO, VOL. 21 N 2 P. 315-328, 2009

21.2 revisada cuarto prova.pmd 323 1/14/2010, 9:54 AM


324 • H ONORÁRIOS y la práctica clínica

si tiene alguna relación con el valor pendenga, ya sea para el terapeuta, ya sea para el cliente,
uno de los dos no está de acuerdo, no puede fluir; la base del proceso terapéutico es la relación
(ACP2).

Creo que la cuestión de las tasas dice en el paciente, como también la forma en que
habla, cómo se viste; Creo que las tasas también, la forma en que maneja el dinero
(OP2).

Sí, cuando uso el comportamiento del paciente hacia el dinero como una herramienta para
trabajar con ellos. Al principio no me uní a la psicoterapia con el dinero, como si no pudiera ser
de ayuda parcial y carga (TCC2).

El refuerzo de la posición de que el pago de las tasas es una parte integral de la relación
terapéutica, Stewart (2005) señala que las cuestiones financieras pueden dificultar la buena
marcha del proceso terapéutico. Esta influencia negativa puede ocurrir debido a la aparición de la
vergüenza entre paciente y terapeuta, incluyendo despertar resentimiento y dificultando la
profundización de su relación. El cobro de las cuotas y su discusión en el contrato terapéutico es
un asunto delicado y puede hacer que las proporciones problemáticas en el ámbito clínico, incluso
para los terapeutas más experimentados (Eizirik, 1989; Shields, 1997; Tudor y Worrall, 2002).

La discusión sobre el pago puede tener funciones específicas en el trabajo con el cliente, y estudiar las

cuestiones financieras pueden ser terapéuticamente útiles. Stewart (2005) hace hincapié en que, en la terapia,

se puede observar que la relación del cliente con el dinero está directamente relacionada con temas de su estilo

de personalidad. También desde este punto de vista, poder y Pilgrim (1990) señalan que los terapeutas son

enfáticos en el reconocimiento de la importancia del dinero, pero son reacios a hablar de cómo este problema

ellos y características de su práctica clínica afecta.

la categoría aprendizaje Es una pregunta que implica el desarrollo y la experiencia del


psicoterapeuta para establecer el valor de las sesiones para su atención clínica y su contratación
con el cliente. La dificultad en la contratación de honorarios en la práctica clínica temprana fue
unánime entre los psicoterapeutas entrevistados. Los participantes mencionaron que aprender
acerca de este tema en su educación no ha sido explorado o producido de una manera muy
superficial e ineficaz a la forma práctica. Para los encuestados, el aprendizaje de ese momento se
hizo principalmente a través de la experiencia práctica clínica privada, es decir, después del
periodo de graduación profesional. Por lo tanto, los profesionales en la carrera finalizado antes por
no saber o tener dificultades para valorar su trabajo. Por lo tanto, existe la dificultad de realizar la
idea de PAY

P SIC. C LIN., R IO DE J ENERO, VOL. 21 N 2 P. 315-328, 2009

21.2 revisada cuarto prova.pmd 324 1/14/2010, 9:54 AM


H ONORÁRIOS y la práctica clínica • 325

ment como una retribución por la prestación de servicio, así como el pago de tasas como parte
del tratamiento, que interfiere y causa pérdidas en el proceso psicoterapéutico sí mismo, como
puede verse en las escotaduras de las siguientes líneas:

Hoy ya tengo una más fácil hacerlo, pero recién se formó fue horrible, ni siquiera podía decir lo
mucho que estaba cobrando, y no tiene por lo tanto me parece, un poco de la visión que se
tiene de la profesión psicólogo porque experiencias también que; parece que tenemos que
hacer el bien y hacer el bien no puede ser recuperada; una cosa bienestar, e impregna
nuestra formación (TCC4).

ha sido muy difícil para mí para cargar; hoy en día es normal, creo que fue un aprendizaje (ACP1).

El vino a hacer el contrato, pero no se dice cómo se ha hecho (fue como si se entiende
exactamente lo que estaba haciendo el contrato); honorarios en ningún momento fue abordado
(TCC3).

No tenía idea de cuánto iba a cobrar cuando llegué a la universidad; es un tema que debe
ser abordado (OP3).

Entraría en contacto con sus colegas para averiguar cómo y cuánto estaban cobrando, para aliviar la culpa.

Me sentía como psicoterapeuta involucrado con el cliente tenga dificultades para pagar la tarifa de emisión

en relación (TCC2).

En la formación de estos profesionales, es poco explorados honorarios, con lo que una deficiencia
en la práctica clínica. Del mismo modo, hay una falta de este tema en los planes de educación y
psicoterapeutas cursos de formación (Aubry y Hunsley, 2000; Monger, 1998; Shields, 1997; Tudor, 1998).
Mientras tanto, Tudor y Worrall (2002) señalan que los psicoterapeutas con poca experiencia, al tiempo
que actúan en su profesión por lo general se sienten inseguros delante de su medio de vida y muchos se
ven obligados a trabajar en otras áreas para mantener sus ingresos. También informan que los
psicoterapeutas se enfrentan a dificultades en los cursos de formación. Los mismos autores también
advierten de situaciones en los servicios voluntarios, en el que los psicoterapeutas principiantes, con el fin
de competir por la adquisición del espacio de trabajo con colegas experimentados y cualificados,
sujeitamse una remuneración. Esta situación conlleva la pérdida tanto para profesionales experimentados
y para aquellos en el entrenamiento.

De los resultados de este estudio, se puede observar que en el proceso de formación


de psicoterapeutas principiantes no hay espacio formal

P SIC. C LIN., R IO DE J ENERO, VOL. 21 N 2 P. 315-328, 2009

21.2 revisada cuarto prova.pmd 325 1/14/2010, 9:54 AM


326 • H ONORÁRIOS y la práctica clínica

honorarios para la contratación de aprendizaje. En consecuencia, los psicoterapeutas


comienzan su vida profesional sin tener claro sus preguntas acerca del dinero, y la dificultad
para enfocar el sujeto con los clientes.

C CONSIDERACIONES FINALES

Esta investigación trajo algunas ideas con respecto a la formación académica y profesional
de los psicólogos. Los resultados de las entrevistas a todos los participantes informaron de que al
comienzo de su vida profesional se sentían preparados en las tarifas sujetas en su práctica clínica
y que esta cuestión era inexistente en su graduación o contempla superficialmente. A partir de
esto, se puede ventilar la idea de este estigma en el curso de Psicología en contra de la
prestación de ayuda psicológica desatada de la idea de que esta es también la prestación de
servicios, es decir, que se trata de un trabajo que se está llevando a cabo y debe ser pagado.

Con base en los resultados de las entrevistas también encontró que cada encuestado aprendió a
valorar su servicio y firmarlo con el cliente a través de la experiencia en la práctica profesional. Por lo tanto,
además de las dificultades naturales de un comienzo de sus carreras, la ausencia de discusión sobre este
tema en la graduación perjuicio de la entrada profesional en el mercado laboral.

Las diferencias teóricas de los encuestados no se destacan en los resultados de este estudio,
ya que muchas posiciones fueron unánimes entre los encuestados, entre ellos las dificultades que
enfrentan las tasas de emisión en sus prácticas clínicas. En dos ( Los honorarios son parte del
tratamiento y aprendizaje) las cuatro categorías enumeradas en este estudio había incluso una
equivalencia en las respuestas dadas por los representantes de las tres líneas teóricas.

Esta investigación no agota la posibilidad de futuros estudios sobre este tema. En este
sentido, se espera que los resultados de esta investigación contribuyen a una advertencia sobre
las deficiencias en la formación de psicoterapeutas en relación con la cuestión de las tasas y
fomentar los estudios en esta área. Se señala que se debe tener cuidado sobre la idea
generalizada acerca de este estudio, debido a la naturaleza exploratoria de la misma. De este
modo, se tiene en cuenta el hecho de que nuestra muestra no incluye todos los marcos teóricos
existentes en psicología clínica. también consideran que la muestra debe ser de esta
investigación consistió en psicoterapeutas de la zona metropolitana de Porto Alegre y en su
distribución entre todos los participantes, sólo uno era varón.

P SIC. C LIN., R IO DE J ENERO, VOL. 21 N 2 P. 315-328, 2009

21.2 revisada cuarto prova.pmd 326 1/14/2010, 9:54 AM


H ONORÁRIOS y la práctica clínica • 327

R EFERENCIAS LITERATURA

Aubry, TD y Hunsley, J. (2000). Quid pro quo: Tasa por servicios prestados y la psicología

clínica de entrenamiento. Journal of Clinical Psychology, 56 23-31. Bardin, L. (2004). análisis de contenido. Lisboa:

Ediciones 70. Consejo Federal de Psicología (2005). Código de ética profesional de la psicología. resolución

CPF n la 010/05, de 21 de julio de 2005. Brasilia: PPC.


DiBella, AG (1986). Que los problemas de dinero complicar el tratamiento. En: Krueger, DW (ed.).

El último tabú: el dinero del símbolo y la realidad en la psicoterapia y el psicoanálisis ( pp. 102-

110). Nueva York: Brunner / Mazel.

Eizirik, LC (1989). la psicoterapia psicoanalítica. Porto Alegre: Artmed. Gross, C. & Teodoro, MLM (en
prensa). El cobro de los derechos en la práctica clínica
por psicoterapeutas: una revisión de la literatura. Aletheia.

Heller, G.; Antunes, AC & Enck, NME (2004). ¿Cuál es el valor de la consulta? revista
Sociedad Psicoanalítica brasileña de Porto Alegre, 6, 19-29.
Howard, I.; Turner R.; Olkin, R. & Mohr, DC (2006). medie alianza terapéutica
La relación entre los problemas interpersonales y resultado de depresión en una cohorte de pacientes con esclerosis

múltiple. Journal of Clinical Psychology, 62, 1197-1204. Jacobs, HD (1986). En la negociación de los honorarios y los

pacientes con psicoterapia psicoanalítica.

En: Krueger, DW (ed.). El último tabú: el dinero del símbolo y la realidad en la psicoterapia y el psicoanálisis ( pp.

121-131). Nueva York: Brunner / Mazel.

Lasky, E. (1984). Psicoanalistas y psicoterapeutas Los conflictos sobre la fijación de tarifas.

Psicología Psicoanalítica, 1 289-300.


Monger, J. (1998). La brecha entre la teoría y la práctica. Orientación psicodinámica, 4,
93-107.
Nieto, JLF (2004). Psicólogo Capacitación: clínico, social y de mercado. Sao Paulo: Escuchar. Pasternack, AS

(1986). honorarios de psicoterapia y formación terapeuta. En: Krueger, DW

(Ed.). El último tabú: el dinero del símbolo y la realidad en la psicoterapia y el psicoanálisis ( pp. 142-157). Nueva

York: Brunner / Mazel.

Poder LC y peregrino, D. (1990). La cuota en la psicoterapia: las cuentas del practicante.

Asesoramiento Psicología trimestral, 3 153-171.

Prado, OZ y Meyer, SB (2006). Evaluación de la relación terapéutica en la terapia asíncrona

a través de Internet. Los estudios de psicología, 11 247-257.

Schonbar, RA (1986). La cuota en el foco de transferencia y contratransferencia en


tratamiento. En: Krueger, DW (ed.). El último tabú: El dinero como símbolo y la realidad en la psicoterapia y

el psicoanálisis ( pp. 33-47). Nueva York: Brunner / Mazel. Escudos, DJ (1997). Los prisioneros de pago:
efectivo, transferencia y terapeuta

principiante. cambios, 5, 235-266.

P SIC. C LIN., R IO DE J ENERO, VOL. 21 N 2 P. 315-328, 2009

21.2 revisada cuarto prova.pmd 327 1/14/2010, 9:54 AM


328 • H ONORÁRIOS y la práctica clínica

Stewart, SN (2005). Teniendo en cuenta las tasas en la psicoterapia psicodinámica: oportunidades

para los residentes. Académico Psiquiatría, 29 21-28.

Tudor, K. (1998). Relación calidad-precio? Cuestión de las tasas en la psicoterapia y el asesoramiento. británico

Diario de la Orientación, 26 477-494.


Tudor, K., Worrall, M. (2002). La relación tácita: dinámica financiera en independiente
la terapia. En: Clark, J. (ed.). asesoramiento independiente y la psicoterapia ( pp. 80-90). East Sussex:

Brunner-Routledge.

Vásquez, MJT (2007). La diferencia cultural y la alianza terapéutica: una evidencia


análisis basado. American Psychologist, 62, 878-885.

la NEXUS

T LA BELLA

Tiempo de edad
identificación línea teórica sexo experiencia (Años)

OP 1 orientación Psicoanalítica femenino 7 años 32

OP 2 orientación Psicoanalítica femenino 15 años 38

OP 3 orientación Psicoanalítica femenino 4 años 26

OP 4 orientación Psicoanalítica femenino 6 años 29

OP 5 orientación Psicoanalítica femenino 16 años 41

ACP 1 Enfoque Centrado en la Persona femenino 9 años 39

ACP 2 Enfoque Centrado en la Persona femenino 3 años 28

ACP 3 Enfoque Centrado en la Persona femenino 15 años 47

ACP 4 Enfoque Centrado en la Persona masculino 15 años 48

TCC 1 La terapia cognitivo conductual femenino 3 años 33

TCC2 La terapia cognitivo conductual femenino 4 años 31

TCC3 La terapia cognitivo conductual femenino 4 años 45

TCC4 La terapia cognitivo conductual femenino 4 años 30

Recibido el 25 de febrero de 2009 Aceptado


para su publicación el 14 de junio de, 2009

P SIC. C LIN., R IO DE J ENERO, VOL. 21 N 2 P. 315-328, 2009

21.2 revisada cuarto prova.pmd 328 1/14/2010, 9:54 AM