Vous êtes sur la page 1sur 6

TRIBUNAL : ILUSTRÍSIMA CORTE DE APELACIONES DE SANTIAGO.

SECRETARÍA : CIVIL.

MATERIA : RECURSO DE HECHO.

RECURRENTE : GOODRINKS SPA.

RUT : 76279951-0.

ABOGADO

PATROCINANTE : GASTÓN OLIVOS BRAVO.

RUT : 16.100.652-1.

RECURRIDO : 23° JUZGADO CIVIL DE SANTIAGO.

EN LO PRINCIPAL: recurso de hecho; EN EL PRIMER OTROSÍ: informe; EN EL


SEGUNDO OTROSÍ: se solicita alegatos; EN EL TERCER OTROSÍ: acompaña
documentos; EN EL CUARTO OTROSÍ: personería, y; EN EL QUINTO OTROSÍ:
patrocinio y poder.

ILTMA. CORTE DE APELACIONES DE SANTIAGO.

GASTÓN OLIVOS BRAVO, en representación convenciones de GOODRINKS SPA, con


domicilio para estos efectos en AV. LIBERTADOR BERNARDO O’HIGGINS 949 OF. 901,
comuna de Santiago, Región Metropolitana, a S.S. respetuosamente digo:

Dentro de plazo y de conformidad a los artículos 188, 196 inciso primero y 203 del Código
de Procedimiento Civil, interpongo recurso de hecho en contra de la resolución de fecha
29 de julio de 2019, dictada por el 23° Juzgado Civil de Santiago en procedimiento
sumario, Rol C-27.061-2018, respecto de la resolución que rechazó y declaró inadmisible
un recurso de apelación subsidiario presentado con fecha 23 de julio del mismo año, en
dicha causa, recurso que se interpuso, a su vez, en contra de la resolución que con fecha
19 de julio acogió la apelación presentada por esta parte con fecha 10 de julio, pero en el
solo efecto devolutivo, solicitando a S.S. Iltma. que, en definitiva, se declare por
interpuesto y admisible el recurso de apelación subsidiario, declarando errada la
inadmisibilidad decretada por el tribunal a quo, por cuanto la resolución recurrida es de
aquellas susceptibles de apelación, todo ello en cuanto a los siguientes fundamentos de
hecho y derecho que paso a exponer:

LOS HECHOS.

1.- En la causa sobre cumplimiento contractual seguida en procedimiento sumario


especial ante el 23° Juzgado Civil de Santiago, habiéndose dictado sentencia definitiva,
esta parte, dentro de plazo, presentó recurso de apelación contra la misma, con fecha 10
de julio, por causar dicha sentencia agravio a mi representada, solicitando se elevaran los
autos a la competencia de la Ilustrísima Corte de Apelaciones de Santiago.

2.- Pues bien S.S. con fecha 19 de julio, el 23° Juzgado Civil de Santiago resuelve dicho
recurso en los siguientes términos. “Por interpuesto recurso de apelación, se concede
en el solo efecto devolutivo y elévense los autos vía interconexión a la Ilustrísima
Corte de Apelaciones de Santiago, conforme lo dispuesto en el actual artículo 197
del Código de Procedimiento Civil, modificado por la Ley 20.886, para su
conocimiento y fallo.”

3.- Es así, como con fecha 23 de julio, esta parte procede a interponer recurso de
reposición contra la resolución mencionada, apelándola en subsidio, argumentando que
haber concedida la apelación en el solo efecto devolutivo no era ajustado a la ley ni a la
práctica jurídica de nuestros tribunales, debiendo haberse acogido en ambos efectos, ya
que a lo menos, en lo que respecta a la sentencias definitiva y a la acoge
provisionalmente la demanda en el juicio sumario, debe estarse a lo dispuesto en el
artículo 691 del Código de Procedimiento Civil, y no a la norma del numeral primero del
artículo 194 del mismo cuerpo legal, fundándome al efecto en citas jurisprudenciales y de
doctrina que ampliamente sustentan esta doctrina.

4.- En base a ello, esta parte hizo ver respetuosamente al tribunal a quo, que justamente
el argumento central de que se acogiera nuestra petición se fundaba en el hecho de que
la norma del artículo 691 es la normal especial, debiendo primar por sobre la regla general
del artículo 194, sobre la apelación.

5.- Con dichos argumentos, y habiéndose esta parte enfocado únicamente en entregar la
información en base a lo que nuestros propios tribunales y la doctrina más conocida ha
resuelto al respecto, el tribunal procede a resolver dicha reposición, en los siguientes
términos:
“A lo principal; atendido el mérito de autos y lo expuesto por la recurrente, en
especial, que lo argumentado por ésta para fundamentar su recurso no logra
desvirtuar los antecedentes que se tuvieron a la vista al momento de dictar la
resolución de folio 19, teniendo presente para ello la naturaleza del procedimiento
incoado y que se acogió la acción principal en contra del demandado, conforme lo
establece el artículo 194 del Código de Procedimiento Civil, se rechaza el recurso
de reposición interpuesto por la demandante.

Al otrosí; atendido lo dispuesto en el inciso primero del artículo 196 del Código del
ramo, no ha lugar a la apelación subsidiaria.”

6.- La resolución recién transcrita no solo deja sin recurso alguno a esta parte para poder
enmendar una resolución que genera evidentes perjuicios siendo, conforme el derecho al
recurso que consagra, por ejemplo, el n°3 del artículo 19 de la Constitución, respecto al
derecho a un debido proceso, sino que además falla contra norma expresa, sin acabar de
dar una suficiente motivación para seguir la línea que traza su planteamiento.

¿Y por qué señalamos esto último S.S.? Pues, precisamente, porque esta resolución
que acogió la apelación en el solo efecto devolutivo, en los términos y acorde lo que
indica el artículo 691 del Código de Procedimiento Civil, no era un mero auto o decreto,
sino que, de conformidad a lo dispuesto en el artículo 188 del Código de Procedimiento
Civil, precisamente dicha resolución “alteró la sustanciación regular del juicio”, al dejar
a esta parte sin la posibilidad de que se suspendiera eventualmente la presente causa en
la forma que dispone expresamente la normativa recién citada.

Pues bien, la norma del artículo 188, previamente citada es clara S.S., y debido al agravio
generado por la resolución dictada con fecha 19 de julio, era totalmente posible apelar la
resolución que acogía la demanda en el solo efecto devolutivo, atentando contra el
derecho a defensa de mi representada.

EL DERECHO.

Tal como señalamos en su oportunidad, y de conformidad a lo dispuesto en el artículo 188


del Código de Procedimiento Civil, la resolución recurrida y apelada subsidiariamente,
previamente individualizada, precisamente se identificó con un auto, o si se quiere un
decreto, que alteró la sustanciación regular del juicio.
Al respecto, vale la pena traer a colación lo resuelto por la Ilustrísima Corte de
Apelaciones de Rancagua, en un juicio de precario, diverso al nuestro, pero en que
justamente se tramitaba un procedimiento sumario, y en el cual se había otorgado la
apelación de la sentencia definitiva en el solo efecto devolutivo y se había denegado la
apelación subsidiaria que reponía dicha resolución. En el fallo en comento, la Corte
resolvió:

“en la especie, procedía plenamente el recurso de reposición con apelación


subsidiaria planteado por la parte recurrente respecto de la resolución que
concedió la apelación de la sentencia definitiva en el solo efecto devolutivo, puesto
que, precisamente, dicho recurso se rige por lo dispuesto en el artículo 691 del
Código de Procedimiento Civil, y no por la norma general del artículo 194 del mismo
Código, por lo que al haber sido apelada una sentencia definitiva, en el marco de un
procedimiento sumario, y no existiendo antecedentes que acrediten que por
conceder la apelación de esta forma hayan de eludirse sus resultados, la misma
resultaba apelable en ambos efectos.”1

Así, de la constatación de estas circunstancias, el fallo pasa a analizar la vulneración del


orden del procedimiento, a saber:

“En consecuencia, la resolución que concede dicho recurso en el solo efecto


devolutivo se convierte en un auto o decreto que altera la sustanciación regular del
juicio, por lo que de conformidad al artículo 188 del código adjetivo civil, procede
su interposición de forma subsidiaria, tal como ha ocurrido en la especie, por lo que
solo cabía conceder el recurso interpuesto por la recurrente respecto de la
resolución de fecha 17 de julio de 2018 y, por ende, el recurso intentado debe
acogerse.”2

En definitiva, el haber otorgado una apelación en un efecto distinto al que dispone la ley,
evidentemente constituye una alteración a la normal sustanciación del procedimiento.

POR TANTO, y de conformidad a lo dispuesto en los artículos 188 y 203 del Código de
Procedimiento Civil,

1 Causa nº 919/2018 (Civil). Resolución nº 9 de Corte de Apelaciones de Rancagua, de 24 de Agosto de 2018,


Considerando 4°.El subrayado es nuestro.
2 Ibídem.
A S.S. ILUSTRÍSIMA RESPETUOSAMENTE PIDO, tener por interpuesto recurso de
hecho en contra de la resolución de fecha 29 de julio del presente año dictada por el 23°
Juzgado Civil de Santiago, resolución que rechazó el recurso de reposición interpuesto
por esta parte y declaró improcedente el recurso de apelación subsidiario presentado con
fecha 23 de julio, en la causa de cumplimiento de contrato, en procedimiento sumario, Rol
C-27.061-2018, caratulada: “SOCIEDAD CHILENA DE AUTORES E INTÉRPRETES
MUSICALES CON GOODRINKS SPA”, solicitando informe al 23° Juzgado Civil de
Santiago sobre su decisión, y, en su mérito, acoger el presente recurso de hecho,
solicitando a S.S. Iltma. que se tenga por admisible e interpuesto el recurso de apelación
subsidiario, declarado erradamente inadmisible por el tribunal a quo, por lo cual la
resolución recurrida es de aquellas susceptibles de apelación.

PRIMER OTROSÍ: sírvase S.S. Iltma. de conformidad a lo dispuesto en el artículo 204 del
Código de Procedimiento Civil, ordenar al 23° Juzgado Civil de Santiago informar sobre el
asunto que fue sujeto a negativa y que dio fundamento a este presente recurso de hecho,
esto es, la negativa para admitir a tramitación la apelación subsidiaria interpuesta con
fecha 23 de julio de 2019 en contra de la resolución dictada con fecha 19 de julio del
mismo año, en la causa C-27.061-2018.

SEGUNDO OTROSÍ: solicito a S.S. Iltma. se sirva ordenar se otorguen alegatos para el
conocimiento del presente recurso de hecho, todo ello de conformidad a lo dispuesto en el
artículo 199 del Código de Procedimiento Civil.

TERCER OTROSÍ: sírvase S.S. tener por acompañado la siguiente jurisprudencia a título
meramente ilustrativo de la correcta aplicación de la normativa que se ha planteado en lo
principal de este escrito:

- Causa nº 919/2018 (Civil). Resolución nº 9 de Corte de Apelaciones de Rancagua,


de 24 de Agosto de 2018.

CUARTO OTROSÍ: se hace presente a S.S. Iltma. que mi personería para actuar en
representación de GOODRINKS SPA, consta en escritura pública otorgada ante notario
pública de Santiago, don Patricio Cathalifaud Moroso, de fecha 1 de abril de 2019, y que
acompaño en este acto con citación.

QUINTO OTROSÍ: solicito a S.S. Iltma. tener presente que, en mi calidad de abogado
habilitado para el ejercicio de la profesión asumiré personalmente el patrocinio y poder de
la presente causa, fijando domicilio para estos efectos en AV. LIBERTADOR BERNARDO
O’HIGGINS 949 OF. 901, comuna de Santiago.