Vous êtes sur la page 1sur 4

USO ADECUADO DE LA ENERGÍA

La energía eléctrica se ha convertido en un factor fundamental en el mundo moderno. Los


electrodomésticos, carros, grandes empresas y muchos otros partícipes de la sociedad consumen
energía eléctrica. Sin embargo, es un hecho que el uso inadecuado de la energía está afectando a la
población, este factor perjudica la manera en que vivimos y cambia nuestro alrededor, en especial al
medio ambiente, el cual se ve afectado por las grandes emisiones de gases y el consumo masivo de las
fuentes no renovables por parte de la humanidad. El estado del bienestar, ha generado una
independencia energética, para todos los individuos la energía es un elemento fundamental en sus
vidas. La energía ha pasado a lo largo de la historia, de ser un instrumento al servicio del ser humano
para satisfacer sus necesidades básicas, a ser la gran amenaza y eje de la problemática ambiental que se
cierne sobre el planeta, poniendo en riesgo la existencia de las generaciones futuras.

Es muy importante conocer las acciones que están contribuyendo al uso inadecuado de la energía. Por
ello, es significativo realizar una compilación de diferentes fuentes de energía alternas, ya que a través
de esto se puede establecer soluciones para esta problemática. Muchos creen que este fenómeno no
ocasiona daño alguno, no obstante, otros creen que es importante su indagación, basándose en que el
uso inapropiado de la energía, está generando un deterioro del entorno, un paulatino agotamiento de los
recursos naturales y un desequilibrio irracional en el reparto del consumo y uso de la energía. Sin
embargo es claro que la energía eléctrica es imprescindible para el desarrollo económico y social.

En este ensayo de investigación se analizarán las consecuencias que tiene la utilización incorrecta de la
energía, se darán a conocer algunos consejos de grandes empresas[1] que se encargan de prevenir esta
situación a nivel internacional, que pueden ser utilizados en el hogar con el fin de ahorrar energía y se
mostrarán nuevas formas[2] de producir energía, las cuales están siendo implementadas para reducir
gastos económicos y daños al medio ambiente. El tema de la energía en Cali es de importancia para
todos, ya que en nuestra sociedad no se escucha mucho acerca de proyectos o invenciones para
prevenir la perdida de energía, así, en el desarrollo este ensayo se analizarán los diferentes métodos y
proyectos que podrían ser implementados para ayudar a mejorar el uso de la energía. Por otra parte,
muchas naciones ya han dado su primer paso para mejorar este percance, y es por eso que considero de
vital importancia que nuestra sociedad también esté informada respecto a este tema.

Los ciudadanos en Cali deben tener en cuenta que el uso inadecuado de la energía está afectando
ciertos ámbitos de su vida cotidiana. Primero, su economía domestica se ve involucrada de forma
negativa en el gasto innecesario de la energía. Segundo, el medio ambiente se ve cada vez más afectado
por la emisión de gases de las plantas eléctricas. Por último, los ciudadanos están implicados en el
consumo masivo de fuentes de energía no renovables, como el petróleo.

La economía domestica es el conjunto de medidas que cada individuo toma para establecer un orden y
una administración del dinero en su hogar, de tal manera que los gastos puedan ser reducidos y se
mantenga un buen uso de los servicios públicos, con el fin de ahorrar un poco de dinero. Por lo tanto,
esta administración tiene como objetivo la correcta distribución de los ingresos. Así pues, una gran
parte de este reparto de ganancias está dirigido al pago de la energía consumida en el hogar. Por
consiguiente, el manejo inadecuado de la energía que los individuos están practicando en sus hogares
afecta su economía de una manera directa. Entre más energía consumen los miembros del hogar, mayor
será su factura de pago al final del mes. Para poder administrar mejor la energía en nuestros hogares es
necesario caer en cuenta de la importancia y lo escasa que es la energía eléctrica. Y de esta manera
encontrar medios alternativos para conservarla. Por ejemplo, el simple hecho de eliminar todo servicio
que no sea indispensable o útil en casa ayudará a ahorrar energía eléctrica, apagar las luces, el radio, la
televisión, el calentador del agua del hogar cuando no sean necesarios o sencillamente durante el día.
Se sabe que aproximadamente el 15% de la factura mensual de un hogar en electricidad se debe a la
iluminación (bombillas, lámparas, etc.). Generalmente, en los hogares se utilizan unas bombillas de
filamento, las cuales consumen mucha electricidad y desperdician gran parte de ésta, pues únicamente
convierten el 15% de la electricidad en iluminación, el resto es sólo energía calórica (calor). Sin
embargo existen bombillas de bajo consumo que ayudan a ahorrar gran parte del gasto mensual de
electricidad. Además existen las lámparas ahorradoras o de bajo consumo de energía, llamadas
lámparas compactas fluorescentes, las cuales proporcionan un uso más prolongado que las lámparas
incandescentes pues utilizan menos energía eléctrica para producir iluminación (entre un 50 y un 80%
menos) y no generan mucha energía calórica. Para terminar, es claro mencionar que el hecho de ayudar
a mejorar nuestra economía domestica, ayuda a su vez al medio ambiente. Es por esto, que depende de
nuestro interés por la economía domestica y los diferentes métodos que podemos aplicar para ayudar a
reducir los daños al medio ambiente, que puede ocasionar el uso inadecuado de la energía. Lo anterior
se debe a que por cada kilovatio/hora que una persona consume, se está produciendo una emisión de
aproximadamente un kilogramo de CO2 en la fábrica donde se quema el carbón o petróleo con el fin de
producir dicha energía.

Por otro lado se debe tener en cuenta el medio ambiente, el cual se ve cada día más afectado por la
emisión de gases de las diferentes plantas eléctricas. Cabe resaltar que no es la energía en sí la que
genera contaminación, sino los mecanismos que las personas emplean para producirla y distribuirla.
Por ejemplo, la producción de calor que generan los bombillos ocasiona mayor emisión de CO2 en el
ambiente, contribuyendo de esta manera al calentamiento global y la alteración del clima. Estas
consecuencias climáticas y en el medio ambiente producen los desastres naturales que hemos vivido en
el último siglo, afectando así los ámbitos tanto sociales como económicos. Por esto, el desarrollo de la
sociedad y el uso de la energía están íntimamente ligados. De hecho, un problema clave para los
próximos años es el problema de poder asegurar fuentes de energía suficientemente confiables y
económicas que nos garanticen un adecuado nivel de desarrollo. Sin embargo el problema no termina
allí. Es claro que toda actividad tendrá un impacto sobre el medio ambiente. El problema se inicia
cuando este impacto es negativo o incluso irreversible. La disponibilidad de energía es una limitante al
desarrollo; pero además los impactos ambientales también pueden limitar o condenar el desarrollo. La
historia abunda en ejemplos de sociedades que hicieron colapsar su entorno y luego, ellas a su vez
también colapsaron. Un buen ejemplo es el caso de sociedades en que el entorno cambió, y ellas a su
vez no pudieron adaptarse. Es lo que ocurrió con las colonias Vikingas o el colapso del Imperio Maya.
La actividad humana en lo referente a aspectos relacionados con energía puede tener los siguientes
impactos en el medio ambiente. Primero, en actividades de extracción las cuales generan una gran
contaminación por tareas mineras de carbón, petróleo u otras que a su vez provocan un Impacto
ambiental negativo por construcción de represas. Segundo, en generación de emisiones sólidas, líquidas
o gaseosas las cuales provocan una contaminación térmica, nuclear en casos determinados y deterioro o
desertización de los suelos. Tercer, en distribución, donde se generan derrames sólidos o líquidos
creando un golpe ambiental gracias a la construcción de líneas de alta tensión o gaseoductos. Por
último, la utilización en donde se crean emisiones sólidas, líquidas o gaseosas, generando una
contaminación de recintos cerrados, térmica y acústica. En resumen, la actividad humana desenfrenada
y de poca consideración tiene un impacto muy grave con respecto al medio ambiente.

Los ciudadanos como principales consumidores del planeta tierra están implicados en el consumo
masivo de fuentes de energía no renovables. Es importante saber que las energías renovables son todas
aquellas que provienen de una fuente natural, son recursos limpios pero lastimosamente son
inagotables. Existe una gran variedad de energías renovables, de las que se pueden obtener diferentes
tipos de energía, por ejemplo la eléctrica, térmica y biocarburantes. Un ejemplo de recurso no
renovable es el petróleo. Una vez que las reservas petrolíferas se hayan agotado, no habrá forma de
volver a obtener este líquido natural, lo cual debe ser de gran preocupación para todos. Es por esto que
los especialistas afirman que, de mantenerse el actual ritmo de extracción y sin que se hallen nuevos
yacimientos, las reservas mundiales de petróleo se agotarán en menos de medio siglo. Así mismo, los
minerales forman parte de los recursos no renovables. La minería se encarga de la extracción de los
minerales y de otros materiales de la corteza terrestre; la explotación minera consiste en dinamitar
montañas y otras actividades semejantes que literalmente arrasan con el terreno. Cuando ya no quedan
minerales en las canteras, éstas son abandonadas. En fin, es importante saber que la protección y el
reemplazo de los recursos no renovables son algunas de las tareas principales para los grupos
ecologistas y para nosotros como individuos consumistas de la sociedad. Por esto, se está considerando
otros tipos de energía para no afectar al medio ambiente, como lo son, la energía solar y la energía
eólica, ambas son alternativas al uso de petróleo e hidrocarburos.

En la actualidad se habla bastante acerca de un desarrollo sostenible, sin embargo esto es una gran
contradicción de términos ya que es imposible imaginarse cómo se podría vivir sin la vital electricidad,
no existirían todos los adelantos y la tecnología, si un día dejara de haber energía. Nada, en su mayoría,
tendría el valor que por ello se paga, sin la electricidad para hacerlo funcionar. En efecto, si
consideramos que el desarrollo siempre debe ir en un continuo crecimiento, es ineludible que en un
determinado punto encontremos limitaciones para este desarrollo, debido a la inevitable escases de los
recursos no renovables. Por lo tanto, es clave saber que existe una gran diferencia entre crecimiento y
desarrollo. En consecuencia, un país puede tener un fuerte índice de crecimiento, sin embargo puede
aumentar su nivel de desarrollo en forma mucho más lenta. Así mismo es posible tener un gran
aumento de desarrollo con niveles de crecimiento bajos. Sin embargo, es claro que cada vez que las
personas realizan un inadecuado uso de la energía o no aplican métodos para ahorrar energía, varios
aspectos en su vida se verán afectados, sin importar el crecimiento o desarrollo de su nación, siempre
estarán afectando de manera directa a su economía domestica, el medio ambiente y el gasto paulatino
de los recursos naturales.

En conclusión, a través del tiempo la capacidad del ser humano para utilizar nuevas fuentes de energía
ha definido el nivel de progreso alcanzado por la sociedad. Hace poco más de un siglo las principales
fuentes de energía eran la fuerza de los animales y la de los hombres y el calor obtenido al quemar la
madera. El ingenio humano también había desarrollado algunas máquinas con las que aprovechaba la
fuerza hidráulica para moler los cereales o preparar el hierro en las ferrerías, o la potencia del viento en
los barcos de vela o los molinos de viento. Pero la gran revolución vino con la máquina de vapor, y
desde entonces, el gran desarrollo de la industria y la tecnología han cambiado drásticamente las
fuentes de energía que mueven la moderna sociedad. Ahora, el desarrollo de un país está ligado a un
creciente consumo de energía de combustibles fósiles como el petróleo, carbón y gas natural. Una
mirada en lo ocurrido durante la historia del planeta, muestra la interminable cadena de eventos que,
puestos en marcha por una innovación energética, permiten al hombre alcanzar nuevos objetivos. La
incapacidad de las primeras sociedades para crear economías avanzadas se debió en parte a su estricta
dependencia en la fuerza humana. El apego total a la fuerza humana como energía limitó la capacidad
productiva de la sociedad a la fuerza física humana. Puede concluirse de esta forma que el progreso
económico de una sociedad está íntimamente relacionado con el acceso que ésta tenga a nuevas formas
de energía. Las nuevas tecnologías energéticas desarrolladas en los últimos años no han sido
ampliamente aceptadas debido a sus altos costos y poca credibilidad por parte de la población; sin
embargo, se espera en los próximos años, que una baja en el costo de las nuevas alternativas
energéticas y una concienciación social, cause una mayor aceptación de estas energías renovables. Las
energías sustituibles se podrían implementar con una gran inversión en cuanto a infraestructura al
principio, pero este gasto tan enorme se recuperaría al paso del tiempo solo necesitando pequeños
gastos después de mantenimiento que al comparar con las industrias que utilizan combustibles la
diferencia sería muy elevada sin mencionar que las consecuencias totalmente benéficas se harían notar
poco a poco, como por ejemplo el freno de contaminación y la purificación de la naturaleza que
beneficia a todos disipando el cambio climático extremo junto con el calentamiento global. Con la
historia como guía se puede esperar que en los próximos años se pueda generar una época de progreso
social y económico, como consecuencia de la aceptación de innovaciones energéticas.

BIBLIOGRAFÍA

Barrera, Laura Catalina; Fitzgerald Fernández, Johanna. (2006). Energía solar fotovoltaica, una
alternativa de ahorro energético para la universidad Icesi. Colombia: Universidad Icesi.

Castells, Xavier Elias; Bordas Alsina, Santiago. (2011). Energía, agua, medio ambiente, territorialidad
y sostenibilidad. España: Ediciones Díaz de Santos.

Generación de energía vs medio ambiente www.oni.escuelas.edu.ar/olimpi98/energia-vs-ambiente/

Soliclima, Fundación Vida Silvestre Argentina, Plena, TECONEX, Energreencol.

Medio ambiente y Energía http://medioambienteyenergia.com/