Vous êtes sur la page 1sur 7

Pensamiento

Filosófico:
Estética y belleza del
séptimo arte

Sergio Garzón, Juan Navas, Manuel Gómez, Alejandro Pachón


Agosto 2018.

Escuela Tecnológica Instituto Técnico Central.


Instituto de Bachillerato Técnico Industrial
Filosofía
Para empezar con este documento, vamos a recordar la relación que tienen estos dos
conceptos, siguiendo con la comparación entre las definiciones de lo que es “belleza” y
“estética” que le dan algunos de los filósofos y la interpretación de lo que podría
referirse al cine desde su origen.
Contexto histórico y evolución
En la década de los sesenta, la semiótica comenzó a aflorar en la reflexión
cinematográfica gracias a un poderoso aparato procedente sobre todo de la lingüística
estructural. En la década de los ochenta, las herramientas de la teoría cinematográfica
se habían transformado en un conjunto más sistemático aún de lo que ya era en su
origen, convirtiendo a estas disciplinas en una especie de nueva escolástica de la
teoría del cine y la comunicación.
Pero en los últimos años el interés académico de la filosofía por el cine está
transformando totalmente este campo de estudio.
Ahora con la nueva incursión en la que la filosofía se a adentrado, cabe destacar las
“ideas tradicionales” en las que esta se ha basado a través de la historia:
En primer lugar, esta esa parte de la filosofía que ha tomado al cine como un objeto de
reflexión. Trata al cine como un hecho global o genérico, distinguiendo las diferentes
fenomenologías que lo componen a este. Pero estos planteamientos no buscan
responder a preguntas como ¿Qué es el cine? o ¿Qué puede aportar el cine acerca del
hombre y su visión del mundo? De ahí parte en concepto de recepción, por la figura del
espectador y la situación cinematográfica que esta se encuentra.
Así empezó, definiendo el cine como un medio expresivo, no del mundo, sino de la
mente; tomando a la mente como autentica materia prima para formar otras nuevas
realidades y dejando al mundo en un segundo plano.
En segundo lugar, la filosofía define a las películas o filmes como entidades separadas
de la realidad, pero igualmente válidas para este término. Dice que estas sirven al cine
como ilustración de las ideas (que vienen de la mente la cual es la materia prima) o
enfoques filosóficos preexistentes. El valor que se le da a estas aportaciones
frecuentemente viene de la distancia intelectual que hay entre el cine y la filosofía, que
comúnmente se toma como una ilusión o una impostura.
Y en esta “mentira” es donde nace el habitual juego de algunos filósofos de analizar e
interpretar, buscando una respuesta a esas preguntas ontológicas de querer saber
¿Qué es? o ¿Por qué es? volviendo al habitual discurso cerrado.
Desde otra perspectiva, han surgido análisis filosóficos de películas que, a diferencia
de los anteriores, trascienden en el significado de la imagen pasando de una
interpretación parcial de como se ve a lo que realmente quiere expresar y dar a
entender su significado mas profundo, que da origen a las emociones y con esto
defender aquella minúscula pero bien diferenciada relación entre estos dos conceptos.
En tercer lugar, y esta podría ser el principal interés de la filosofía por el cine, no sitúa
en aquellos pensamientos en los que la filosofía en general ve al séptimo arte como un
medio de reflexión. En este punto el filósofo acoge una actitud de modestia al verse sin
los medios adecuados para meditar sobre el cine y se ve obligado a aceptar la
capacidad de este para reflexionar sobre el mundo, no como una vaga idea del
pensamiento conceptual, sino generando una nueva forma de producir ideas.
Desde sus inicios, el cine a despertado reacciones no solo en los espectadores, sino
también en varios autores quienes se cuestionaban cual era su naturaleza y si este
nuevo medio podía ser considerado un tipo de arte.
Con lo anterior dicho podemos sacar una primera conclusión de que el cine debe ser
una experiencia ya que cada una de las personas que hace parte de la audiencia
comienza a relacionarse con los personajes, hasta el punto de sentir las mismas
emociones. Por consiguiente, debe irrumpir en la persona para que finalmente llegue a
ese punto de introducirse en la obra como si él fuese dicho personaje, un ejemplo de
esto sería: al momento de ver una película de terror, ya que es el género donde se
llegan a tener mayor cantidad de sensaciones (como puede ser el miedo, pánico,
suspenso, etc.) que atrapan a la audiencia.
Pasando por varias evoluciones, comenzó con lo que eran meramente transiciones de
fotografías o reproducciones muy cortas de sucesos cotidianos. Cuando el cine
empezó a contar historias ficticias se comenzó a cuestionar si además tenía un vínculo
con el teatro, desde diversos ámbitos detrás de los cuales existe un trasfondo filosófico.
Estética y cine:
Principalmente se sabe que el cine hace parte de ese grupo de las bellas artes, para
ser más exacto es la séptima, el cine no se ve solamente en los grandes autores con
un alto nivel, complejidad y experiencia, sino que también se puede ver y entender
como un “espejo” o “juego estético” donde cada persona que lo está viendo lo asimila a
su forma de entender y que muchas veces se intenta buscar mimesis con ese
personaje que aparece en la obra.
Como todo en la vida, la estética es un concepto personal, una persona puede llegar a
presentar una experiencia estética a su opinión, pero cotidiana a la de un ajeno. La
estética, cinematográficamente hablando, tiene sus matices y temas, ya que la
composición de una película no es algo sencillo, pues que al contener las ideas de un
artista (director) este a su vez les infunde emociones.
Demócrito bien dice que la estética es una expresión de la ilustración, prudente y
moderada, en contraste a la inclinación minimalista de los sofistas, relacionado al cine
de una manera explícita e imperativa se podría decir que el fenómeno del séptimo arte
en la actualidad es representada de muchas maneras dependiendo el género, pero
desde una perspectiva general se podría decir que las personas lo sienten como algo
rutinario, nada pesado ni mucho menos un estorbo, sino apegado al concepto de
Demócrito, prudente y moderado.
Marco Aurelio también se refiere a la estética como lo que es realmente bello, que no
nos sobrecarga, una película es algo que podemos ver cualquier día a cualquier hora
sin afectarnos en mayor medida si no es por deseo propio, las personas van y vienen
según les parece, critican y disfrutan, encontrando un placer poco perceptible hacia
esto, fundamentado en que realizan esta actividad una y otra vez cuantas veces les
apetece.
Filón ve la estética como la percepción bella del ser, donde se ven reflejadas las
características mentales y físicas de una persona. Cuando nos surge un deseo de ver
una película y disfrutar del cine buscamos realizarlo en ese mismo momento, en el que
lo queremos, ni mañana ni pasado mañana, hoy mismo; este razonamiento es claro
resultado de la capacidad de percibir estética en este arte, observar una historia y
sentirse cerca de la misma, son cosas que solamente se puede realizar como “bella”
mentalmente.
Heidegger nos plantea que la estética solo llega a ser tal cual cuando el artista
(director) o el espectador (audiencia) interpretan lo que ven desde puntos de vista
diferentes pero que coinciden cuando se trata de el significado real de lo que se esta
contemplando. Sugiriéndonos de que no importa desde que perspectiva o posición nos
encontremos si eso no nos impide trascender más allá de lo que podemos ver y
desentrañar lo que realmente nos quiere transmitir.
Kandinsky es el primero en sobrepasar la formar para adentrarse en la abstracción
como un medio más puro de expresión y plasmar en el soporte material el elemento
interior, lo cual nos da a entender que lo que viene de nuestra mente (materia prima)
son nuestros pensamientos mas puros de cara a realizar una idea, ya que su origen
esta los sentidos, de como percibimos el mundo que nos rodea y lo interpretamos a
nuestra manera.
Žižek analiza y desarrolla tres conceptos tópicos, de los cuales uno tiene matices en el
cine; Lo real:
-Lo "real" resulta ser un término bastante enigmático y no debe ser equiparado
con la realidad, puesto que nuestra realidad está construida simbólicamente.
-Lo real, por el contrario, es un núcleo duro, algo traumático que no puede ser
simbolizado (es decir, expresado con palabras). Lo real no tiene existencia positiva;
sólo existe como obstruido.
-La parte simbólica se puede representar como la esencia que nos transmite una
película, que puede transmitirnos sentimientos con el objetivo de que nos sintamos
identificados con la situación, a pesar de ser una escena totalmente ficticia logra que lo
sintamos “real”. Por el contrario, el sentimiento que transmite el sentimiento del terror
en una película de terror es innegablemente real.
Teniendo estos conceptos ya dados, démosle un vistazo más físico a la expresividad
filosófica del cine según el director de la obra, los que trabajaron en ella y los
espectadores viendo la belleza y la relación de la estética con el sentimiento/idea a
expresar en el metraje.
En la creación de una película o metraje, hay varios equipos tratando de darle vida,
empezaremos por el director, la cabeza del proyecto, el que lo orienta, y su labor va
conjunta con el escritor del guion (si el director no es autor del mismo), esto debido a
que el cine es un arte multidisciplinaria, junta las artes, por lo tanto, en el guion entra la
estética de la literatura a través de el libreto de la obra, como dice Marco Aurelio en su
concepto de estética, para que realmente bello(estéticamente hablando) tiene que ser
algo disfrutable, que sea lo suficientemente ligero para verlo a cualquier hora, por
deseo o no, pero ni muy pesado que sofoque al espectador/lector/actor; pero, ¿Esto
limita al guion a ser siempre ligero y rápido?, claro que no, el guion en el cine puede ser
como sea, mientras cumpla con lo requerido para ser un guion bello, que este bien
hecho, se pueden jugar con aspectos así del guion, porque no es el único trozo que se
observa de la película, ya que tenemos música, iluminación, escenario/ambiente,
actores. En general, imagen, esto le permite al guion la libertad, debido a que la imagen
puede ayudar a apaciguar un guion y volverlo algo realmente estético en todo sentido,
si una obra armoniza todos sus aspectos adecuadamente y logra brindar el significado
que quiere dar y los sentimientos que quiere expresar, es una muy buena obra, pero,
cada persona tiene una definición y un sentir diferente de lo real, la forma simbólica en
que lo representa y entiende, así que la obra debe lograr expresar una realidad y algo
real, un contexto para poder comprenderla, por ejemplo, en Alíen, el octavo pasajero,
se nos da el contexto, la realidad que vive la protagonista mientras congenia con sus
colegas y se nos da ese ambiente, el sentimiento y la comprensión de la realidad, y se
nos da un bosquejo de cómo es el ambiente que Ripley tiene como real y como lo
simboliza a través de sus acciones y reacciones hacia ese mismo entorno, y gracias a
un excelente guion podemos darnos cuenta de la personalidad vida de los personajes
que gracias a la actuación de los actores deja entrever como se sienten y le da
muchísima vida a la obra, te hace sentir que es bello por que representa el “qué
hubiera pasado si” de una manera muy orgánica, dejando ver lo que necesitamos ver
para entender, lo que realmente se necesita para que al espectador le llegue la idea de
ese mundo, esto va de la mano con la iluminación y la perspectiva, gracias a que ellos
permiten darle el enfoque gracias al ángulo de la cámara o la configuración de luces
para que veas lo que quieren que veas pero si vez más allá eres capaz de ver un
ambiente, en segundo plano, algo interesantísimo, gracias al cine somos capaces de
ver cuarteo perspectivas de lo real en la película: la de los actores al interpretar ese
papel y darle vida a esos personajes mostrando su vista de ese entorno, la de el
director que te lleva de la mano por ese entorno para que veas y sientas lo que el
quiere que veas y sientas, la que se puede ver a través del guion y los personajes
como conjunto que deja entrever relaciones y como es lo real de ese entorno si esta
ambientado de tal y tal manera y por último la del espectador, la cual le permite ver y
relacionar esos conceptos a través de lo que el conoce o aprende gracias al metraje,
una forma de verlo sería, el mito de la caverna, y al final después de reconocer el
ambiente y unificarse con él, se llega a lo real que se te quiere hacer ver en el vivir de
la obra, esto ocurre con las obras buenas que lograron el equilibrio estético para no
cansar pero tampoco ser muy ligeras (depende de el ambiente que se desee mostrar la
pesadez de la obra), aunque siendo el cine un arte es muy variado y muy difícil de
limitar, por eso te puede o no gustar una película, ¿por qué?. Porque es como te
parece bella y te puede parecer arte, pero a otra persona le puede parecer hasta
ofensivo que dicha obra exista, así hay arte en forma de cine para todo el que la quiera
ver y como la quiera ver. Pero aun así después de hacer visto todo lo que hemos visto:
el guion como parte de la literatura, los actores actuando como un teatro, la iluminación
y perspectiva dando estética visual, falta un aspecto artístico que no se ha visto. La
música en el cine tiene que ver mucho con la actuación y con lo que ocurre en la obra,
para poder transmitir ese sentimiento de una mejor y más directa manera se usa la
música (recordando que el silencio hace parte de la música), por ejemplo, al no haber
sonido en el cine, no se da el mismo sentimiento, vez imágenes y por muy buena que
sea la actuación, no va a dar el mismo impacto, como en las obras de los 1900 donde
no había sonido, podía haber una orquesta, pero no poder escuchar todo el ambiente y
el sonido que produce, no deja alimentarse de ese mundo a reflejar por el director y
menos si se corta la fluidez de el metraje con letreros con texto (aunque den contexto a
la obra). Y al hacer música se llega a la música extradiegética y diegética, significando
una que pasa de forma omnipresente y esta ahí solo para el espectador y diegética,
que está en el mismo ambiente que el personaje/actor y que el este mismo la puede
sentir y disfrutar para darle sazón a su actuación, pero, alto ahí. ¿Para expresar un
sentimiento o idea, cual de las dos es mejor? Depende totalmente de lo que se quiera
mostrar, por ejemplo, en la película Tiburón, se nos da una banda sonora extra
diegética que nos da el sentimiento de estrés y suspenso a través de la intencionalidad
de la música y nos deja entrever antes de que algo pase que ese algo (sin saber que)
va a ocurrir; viendo a la diégesis, esta es más un ambiente en vivo, por ejemplo, una
radio que suena en un taller mecánico, un elemento que no falta pero quedaría extraño
si fuese extra diegético, dañaría él sentimiento.

Después de ver todo esto sobre el cine y su estética se concluye que la estética del
cine depende de la obra, del significado estético que le quiera dar el director(además
de el significado de estética de el director y su equipo) y del espectador al consumir esa
obra y recibir la idea/sentimiento/relato que el director quiera darle a la obra, además
que en esto influyen los valores de la producción (música, iluminación, actuación….)
dándole vida a esa película y por lo tanto belleza al cumplir su objetivo, estética por ser
como es y si cumple el concepto de estética que esta misma quiera reflejar y el aspecto
artístico que gana al ser estética y bella.
http://www.scielo.org.co/pdf/rcde/n63/n63a6.pdf
http://www.redalyc.org/html/5138/513851505004/
http://www.lafuga.cl/el-cine-segun-slavoj-zizek/18
https://www.elcultural.com/noticias/cine/Zizek-y-el-cine-perversion-y-fantasia/11135
http://educomunicacion.es/cineyeducacion/arte_cine.htm
https://www.youtube.com/watch?v=zYXWmqwILY8
https://www.youtube.com/watch?v=zb0gmqyflaA&t=1072s