Vous êtes sur la page 1sur 4

Raíces

NOMBRE: Fernanda Hernandez


CURSO: I°A
PROFESOR: Daniel Cerpa
Viajemos al pasado y recordemos nuestras raíces.

Estamos en el siglo XIX, para ser más exactos el día más corto del año y el que
dará inicio a los días que serán cada vez más largos hasta el solsticio de verano
y el renacer eventual de la naturaleza tras el invierno al que se entra. We
tripantu es el que marca el inicio del año nuevo mapuche y que los llena de
esperanzas porque significa «la nueva salida del sol».

En el atardecer, un día antes del inicio del nuevo ciclo, las familias se
encuentran alrededor del fogón aun con su yewün en manos. Y para pasar la
noche se disponen a contar epew como las del Epew lafken chumpall, Trentren
y Caicai vilu, entre otras.

(Un fogón al centro con un grupo de personas alrededor charlando)

Kimche (Sabio): Además, dicen que cuando va a llover, de esa piedra sale humo
“fvxenkey”

Nahuel: (exclama asustado) ¡AHHH!

Kimche (Sabio): (Apenado) Nahuel, tranquilo tan solo son historias. (Se levanta
y extiende su mano hacia el pequeño) vamos a jugar awar kuden, para
divertirnos un rato.

(Kimche y Nahuel se reúnen con las habas listos para jugar mientras cantaban)

Kimche y Nahuel: Mari mari peñi, mari mari lamngen, lamngen anay, yelai
trutruka, yelay pifüllka kultrung yenai, lamngen anay.
Era una noche llena de diversión y emoción por el nuevo ciclo. Todo era danzas,
juegos e historias, mientras que las mujeres se dedicaban a preparar la comida.

(entra Inara)

Inara: (Habla fuerte) Ya esta listo el mültrün y el müllokiñ.

(Todos se reúnen a comer y comienza la celebración…)

Todo tiene un origen común, pero tristemente los caminos se dividen, emigran
o retornan. Lo que antes era sólido, ahora se está evaporando. Al menos ya no
esta concentrado en un solo lugar como una montaña nevada, si no que se
extiende como pájaros melancólicos a las otras dimensiones, anidándose en un
recuerdo irrenunciable.

No olvidemos nuestras raíces.