Vous êtes sur la page 1sur 3

1.

APLICACIONES DE LA MADERA

Las aplicaciones de la madera son muy variadas, aunque en la actualidad hay cuatro que destacan por
encima de las demás. Son las siguientes:

 En la construcción.

 Como combustible.

 Como materia prima para elaborar papel.

 Como materia prima para fabricar objetos.

La madera no tiene propiedades fijas, incluso trozos tomados del mismo árbol son distintos.
A pesar de ello, analizaremos las propiedades generales de la madera, es decir, aquellas
que influyen en sus aplicaciones. La industria maderera comprende la tala, el aserrado y el
panelado. La tala incluye derribar los árboles, limpiarlos de hojas y cortarlos en troncos
de longitud apropiada que constituyen la materia prima de las serrerías o aserraderos. En
las serrerías se fabrican diversos tipos de vigas, tablones, planchas y listones. La industria
del panelado emplea chapa de madera y conglomerado para producir contrachapado,
productos más modernos como el cartón madera y otros materiales empleados en la
construcción de edificios. En la actualidad se están desarrollando nuevos productos que
emplean tiras de madera laminada para fabricar vigas.

1) La madera como combustible:

La madera se ha empleado como combustibles sólidos desde que se


descubrió el fuego. Hasta mediados del S. XVIII era prácticamente el
único combustible utilizado. El desarrollo industrial fue el que propició
el uso de otros combustibles más eficientes y potentes, como por
ejemplo el carbón.La turba y la madera se utilizan principalmente para
la calefacción doméstica e industrial, aunque la turba se ha utilizado
para la generación de energía y las locomotoras que utilizaban madera
como combustible eran comunes en el pasado.
Actualmente la madera en su aplicación como combustible es mas
utilizada como materia prima para la elaboración de biomasa y asi
obtener o fabricar los llamados pellents. La biomasa se refiere a todas
las plantas y vegetales derivados de materiales de origen reciente. Las
fuentes de energía de biomasa incluyen virutas de madera, pellets de
madera, aglomerados de madera y troncos de madera. Con los
combustibles fósiles tradicionales como el petróleo, el carbón y el gas
en la disminución de la popularidad, la biomasa es una fuente de
combustible en expansión, gracias a la mejora de la gestión forestal y
de fácil acceso a la oferta de madera renovable.
2) La madera en la construcción:

La madera es un material de construcción muy duradero si se le brinda el mantenimiento adecuado. De los


agentes externos que la atacan, los hongos son los más destructivos. Para la protección de la madera, se
utilizan productos químicos como la creosota o el cloruro de cinc, o por medio de barnices o pinturas. La
madera fue uno de los primeros materiales que fueron utilizados por el hombre para
construcción de cabañas herramientas para cazar etc. Después fue uno de los materiales
predilectos para la construcción de palacios templos y casas desde y durante el siglo XX
a.c y hasta el siglo XIV d.c donde al inventarse entre otras técnicas y materiales nuevos
para la construcción tales como el cemento empezó a construirse y a utilizarse menos la
madera.

Siempre se ha tenido prejuicios contra la madera, por ser muy combustible. Pero en compensación, resulta
una mala conductora del calor, pues cuando comienza a arder, lo hace en la periferia, produciendo carbón,
el cual es un aislante térmico, que frena la combustión y protege el material interno. El comportamiento de
la madera frente a los sismos es inmejorable, porque absorbe las fuerzas dinámicas, mejor que otros
materiales. Otra ventaja es su cualidad de aislante térmico, que garantiza una protección frente al frío y al
calor. En la actualidad se utilizan para los curtidos se utilizan maderas curtientes (castaño, encina o
quebracho), en construcción se utilizan maderas apropiadas de coníferas (haya, roble), usadas en la
carpintería naval, madera para cuadernillas (encina, roble), quillas (haya), mástiles (pino, abeto), sorios o
embarcaciones pequeñas (olmo, alerce, eucalipto, plátano).

3) La madera como materia prima para elaborar papel:

Aunque los procedimientos esenciales de la fabricación mecanizada de papel son los mismos que los de la
fabricación manual, el proceso mecánico es bastante más complicado. En la actualidad, más del 95% del
papel se fabrica con celulosa de madera. Para los papeles más baratos, como el papel de diarios, se utiliza
sólo pulpa de madera triturada; para productos de más calidad se emplea pulpa de madera química, o una
mezcla de pulpa y fibra. La primera etapa es la preparación de la materia prima. Los materiales más usados
hoy día son los trapos de algodón o lino y la pulpa de madera. La preparación de la madera para la
fabricación de papel se efectúa de dos formas diferentes.

 En el proceso de trituración, los bloques de madera se aprietan contra una muela abrasiva giratoria que va
arrancando fibras. Las fibras obtenidas son cortas y sólo se emplean para producir papel prensa barato o
para mezclarlas con otro tipo de fibras de madera en la fabricación de papel de alta calidad.
 En los procesos de tipo químico, las astillas de madera se tratan con disolventes que eliminan la materia
resinosa y la lignina y dejan fibras puras de celulosa.
4) La madera como materia prima para fabricar objetos:

Se la puede aplicar como un arte detallado o decorativo como ser en:

 CARPINTERÍA Los trabajos de carpintería incluyen la realización de piezas para la


construcción, como armazones, puertas, ventanas y suelos, y la elaboración de todo tipo
de mobiliario en madera común. El arte y la técnica de cortar, trabajar y ensamblar madera
para hacer estructuras es una de las labores más antiguas del carpintero.
 EBANISTERÍA Los ebanistas trabajan en el diseño y la elaboración de muebles,
generalmente con maderas de calidad; ajustan las piezas con gran precisión, aplicando al
mismo tiempo sus conocimientos sobre las características y propiedades de cada variedad
de madera.
· PROBLEMAS CON LA MADERA

Actualmente hay problemas para el uso de madera, muchos de ellos están atendiéndose. No hay
dimensiones estables, ni clasificaciones establecidas, ni agencia para el control de calidad en aserraderos y
madererías. Se manda madera sin el secado debido, sin tratamiento por emersión después del corto y sin
marcar su clase. En la mayoría de las madererías se reclasifica la madera al antojo; no saben estibar, ni
labrar la madera y muchas veces vende madera infestada.

No hay estabilidad para el aserradero cuando contrata desmontar los ejidos, ni financiamientos para el
equipo que tiene que usar.
Estamos buscando a través de C O M A C O, (Consejo Nacional de la Madera en la Construcción, A.C.). Poder
encontrar unos aserraderos dispuestos a atender el cliente industrial que construye estructuras
permanentes de la madera, en donde sí podría hacer control efectivo y un precio justo. Tenemos que pugnar
para que éste recurso nacional, se maneja con más inteligencia

2. CONCLUSIONES:

 Muchas regiones en Bolivia presentan un gran potencial maderable,


pudimos evidenciar que regiones como Choré, Preandino-amazónico y
Amazonía muestran parámetros forestales altos sin embargo no se
aprovecha su potencial al máximo y peor aun lo poco que se explota no
se lo hace cuidando la conservación de los recursos forestales.
 Las especies mara (Swietenia macrophylla), roble (Amburana cearensis),
cedro (Cedrela spp.), morado (Machaerium scleroxylon) y otras
actualmente consideradas como muy valiosas, constituyen actualmente
especies de escasa abundancia, en cambio destacan por sus altas
abundancias (áreas basales y volúmenes) especies como ser: curupaú
(Anadenanthera colubrina), momoqui (Caesalpinia pluviosa), tasaá
(Poeppigia procera), cambará (Vochysia haenkeana), canelón (Aniba
guianensis), ochoó (Hura crepitans), verdolago (Terminalia
amazonica), bibosi (Ficus sp.), jorori (Swartzia jorori), palo maría
(Calophyllum brasiliense), almendrillo (Apuleia leiocarpa, Dypterix
odorata) y amarillo (Aspidospermas australe).
 Los resultados muestran que las regiones productoras se encuentran en
zonas con distintos niveles de demanda de especies, por lo que se
presume la necesidad de enfocar la regulación como un proceso
dinámico a efectos de equilibrar oportunidades y beneficios del
aprovechamiento forestal en las distintas regiones.
 Debemos crear y aplicar políticas forestales que fomenten la inversión, la
investigación, procesos de industrialización, certificación, e integración
de nuevas instituciones para fortalecer la transparencia lograda en la
regulación y hacerla más ágil y eficiente.
 Mientras las políticas de desarrollo al sector son definidas e
instrumentadas, es importante avanzar en estudios, propuestas y
acuerdos sustentados en las leyes vigentes y convenios internacionales
para que los bosques generen una mejor base de sostenibilidad social y
económica por cumplimiento de funciones productivas no maderables y
servicios ambientales cuyos beneficios llegan más allá de las fronteras
nacionales.