Vous êtes sur la page 1sur 2

La utilización de los cuentos como terapia en niños hospitalizados

Los relatos infantiles ayudan al tratamiento de los niños hospitalizados.

Así lo demuestra la tesis doctoral elaborada por Pilar Carrasco Lluch,presentada en la Universidad de
Murcia, y que recoge el trabajo realizado durante 8 años en el hospital Virgen de al Arrixaca: La autora
del estudio ha confirmado la hipótesis de que el modelo didáctico-terapéutico partiendo de la literatura
infantil, en niños de 3 a 13 años ingresados en hospitales, puede atenuar sus estados de miedo y
ansiedad.

A continuación os transcribimos algunos materiales para comprender un poco mejor la línea de


investigación y sus experiencias y consejos.

Nota de prensa de la Universidad de Murcia

Analizar el valor terapéutico de la literatura infantil en los niños hospitalizados ha constituido el tema de
estudio de la tesis doctoral presentada en la Universidad de Murcia por Pilar Carrasco Lluch, con la que
ha obtenido la calificación de sobresaliente cum laudem.
El estudio contiene un bloque de investigación dedicado específicamente a los niños en tratamiento
oncológico, así como una guía bibliográfica de la que pueden disponer los padres con hijos
hospitalizados.

La tesis doctoral, que fue dirigida por el profesor Pedro Guerrero, ha diseñado un programa de
autoestima y aceptación personal para estos pacientes a través de la literatura infantil, además de
facilitar cauces de expresión y canalización al miedo.
La autora del estudio ha confirmado la hipótesis de que el modelo didáctico-terapéutico partiendo de la
literatura infantil en niños de 3 a 13 años ingresados en hospitales puede atenuar sus estados de miedo
y ansiedad.

El trabajo de investigación fue realizado sobre niños ingresados en el hospital “Virgen de al Arrixaca” de
Murcia.
Que incluye entrevista con la autora y referencias bibliográficas de los materiales utilizados.
Una tesis revela que los cuentos pueden tener efectos terapéuticos
El trabajo de la investigadora de la UMU Pilar Carrasco demuestra que los relatos infantiles ayudan al
tratamiento de los niños hospitalizados.

Estar hospitalizado es una situación dura a la que deben enfrentarse miles de niños cada año. Es dificil
dominar sentimientos como el miedo, la soledad y la falta de autoestima para alguien que apenas ha
empezado a vivir. Ante esta situación, una tesis de la Universidad de Murcia ha encontrado un medio
para mejorar el estado anímico de estos pequeños: los cuentos infantiles. Su autora, Pilar Carrasco, ha
comprobado este hecho a lo largo de los 8 años en los que ha sido maestra del Hospital Universitario
Virgen de la Arrixaca.

"En la mayoría de los cuentos el protagonista atraviesa una situación adversa de la que sale victorioso,
así intentamos que el niño se sienta identificado con los héroes y piense que puede superar cualquier
problema, ya que ante cualquier tratamiento es impor.tante tener una actitud positiva", comenta la
educadora.

El estudio ha sido realizado entre sesenta niños con edades comprendidas entre los cinco y los trece
años, dieciocho de ellos enfermos cáncer.
Como método se ha empleado el análisis de los gestos y las expresiones de los pequeños antes y
después de escuchar uno de estos relatos. Sin embargo, no basta únicamente con leerles los cuentos,
hay que permitirles además que se apropien de estas mágicas historias, que las cuenten y las
representen a su manera. "Con esta terapia pretendemos lograr catarsis, una liberación de sentimientos
que les permita desahogarse", apostilla la maestra.

Es cierto que los niños con enfermedades crónicas o trastornos graves siempre requieren una mayor
atención debida al cansancio físico y psicológica que padecen. Sin embargo, según Pilar Carrasco "es
importante contar cuentos a todos los pequeños, incluso a los que se encuentran en coma o en una
situación terminal". Para ayudar a los padres, la investigadora editará una guía en la que se regogerán
una serie de cuentos y consejos útiles para mejorar el estado de ánimo de los pequeños reyes del
hospital.
Un cuento para cada momento y enfermedad.
No todos los cuentos causan el mismo efecto. Por ello, Pilar Carrasco ha elaborado un clasifica- ción de
estas historias con el objetivo de encontrar el relato adecuado para cada situación y paciente.
- Cuentos maravillosos o de hadas. Cuentos tradicionales en los que el protagonista triunfa a pesar
de las circunstancias adversas. Aquí se encuadrarían la mayoría de los cuentos populares, por
ejemplo, Hansel y Gretel.
- Cuentos de humor (y escatológicos). Buscan la relajación del niño en momentos de especial
nerviosismo, por ejemplo antes de entrar a quirófano. Una muestra de estos relatos es "El gallo Kiriko".
- Cuentos de aceptación de las diferencias. Su uso es fundamental ya que el niño se siente diferente
por el mero hecho de estar hospitalizado. Un cuento muy útil en estos casos es "El rey que tenía orejas
de caballo".
- Cuentos de sentimiento y afecto. Con éstos se busca liberar las emociones del pequeño. Un
ejemplo es "Nadarín" de Leo Lioni.
- Cuentos que hablan específicamente de la enfermedad. Ayudan a aceptar la situación como un
paso necesario para su mejora. Una muestra: "No quiero ir al hospital".