Vous êtes sur la page 1sur 141

Programa Federal de
Desarrollo Rural
PROFEDER

GESTIÓN INTEGRADA DEL AGUA DE RIEGO.


25 DE MAYO VALLE DE TULUM - PROVINCIA DE SAN JUAN
II 
 

Programa Federal de
Desarrollo Rural
PROFEDER

Franco Horacio Pugliese.


Marta Rosalía Alonso.
Rodrigo Sebastián Espindola.

Estación Experimental Agropecuaria San Juan (EEA San Juan).


Agencia de Extensión Rural Caucete (AER Caucete)

San Juan
Diciembre 2014.
III 
 
Participación en las distintas etapas de formulación y ejecución del Proyecto Gestión
Integrada del Agua de Riego en el Sector Agrícola Del Departamento 25 de Mayo.

Franco Horacio Pugliese (INTA AER Caucete)


Marta Rosalía Alonso (Departamento de Hidráulica San Juan)
Rodrigo Sebastián Espíndola (INTA AER Caucete)
Mario Liotta (INTA EEA San Juan)
Germán Babelis (INTA EEA San Juan)
Facundo Vita (INTA EEA San Juan)
Arturo Barrera (INTA AER Caucete)
Ricardo Gimenez (Irrigación DH San Juan)
Mario Pascual (Inspección Técnica 25 de Mayo DH)
Jorge Quiroga (Inspección Técnica 25 de Mayo DH)
Marcos Rojas (Inspección Técnica 25 de Mayo DH)
Sergio Vega Mayor (INTA AER Caucete)
María Eugenia Sosa (INTA AER Caucete)
Gustavo Orozco (INTA AER Caucete)
Enrique Escudero (INTA AER Caucete)
Alfredo Olguín (INTA EEA San Juan)
Fernando Luzzi (INTA EEA San Juan)

Se agradece el apoyo brindado a las siguientes Instituciones:


Consejo Local Asesor AER Caucete
Consejo del Departamento de Hidráulica
Junta de Riego Departamento 25 de Mayo
Instituto Nacional del Agua (INA)
Centro Regional Mza SJ INTA
Facultad de Ingeniería UNSJ
Programa de Servicios Agrícolas Provinciales PROSAP
Centro Fotogrametría, Cartografía y Catastro. CEFOCCA. UNSJ
Municipalidad de 25 de Mayo.
IV 
 

Indice

1. Introducción..................................................................................................................................................................... 9
1.1. Ubicación Geográfica ................................................................................................................................................... 9
1.2. Caracterización climática del Valle Tulum ................................................................................................................. 11
1.3. Recurso hídrico. ......................................................................................................................................................... 12
1.4. Geomorfología. Cuenca Valle de Tulum. ................................................................................................................... 13
1.5. Suelos. ....................................................................................................................................................................... 19
1.5.1. Aspectos Generales ................................................................................................................................................ 19
1.5.2. Clasificación Taxonómica ....................................................................................................................................... 17
1.6. Marco Legal en la Administración del Recurso Hídrico. ............................................................................................ 20
1.6.1. Ley de creación del Departamento de Hidráulica. Ley 886/42. .............................................................................. 20
1.6.2. Código de Aguas de la Provincia de San Juan. Ley 4392/78. ................................................................................ 21
1.7. Red de riego y drenaje del valle de Tulum ................................................................................................................ 21
1.8. Proyecto Integrado de Riego. .................................................................................................................................... 24
1.9. Departamento 25 de Mayo. Características generales. ............................................................................................. 25
1.9.1. Red de riego y drenaje del Departamento 25 de Mayo. ......................................................................................... 25
1.9.2. División territorial para la elección de representantes en el Departamento de Hidráulica...................................... 28
2. Metodología de trabajo y desarrollo. ............................................................................................................................. 30
2.1. Articulación................................................................................................................................................................. 30
2.2. Incorporación de Tecnologías y Conocimientos. ....................................................................................................... 30
2.2.1. Recopilación de información ................................................................................................................................... 30
2.2.2. Relevamiento catastral............................................................................................................................................ 31
2.2.3. Relevamiento poblacional y de vivienda. ................................................................................................................ 31
2.2.4. Relevamiento de cultivos, trazado de red de riego interna y perforaciones. .......................................................... 31
2.2.5. Encuesta ex ante a productores y encargados. ...................................................................................................... 31
2.2.6. Aspectos tecnológicos generales. .......................................................................................................................... 31
2.2.7. Selección de parcelas demostrativas. .................................................................................................................... 32
2.2.8. Seguimiento de prácticas de riego y cultivo en las parcelas demostrativas. .......................................................... 32
2.2.9. Capacitación. .......................................................................................................................................................... 33
2.3. Proceso de organización............................................................................................................................................ 33
2.3.1. Estrategia de comunicación. ................................................................................................................................... 33
2.3.2. Etapas del proceso de organización. ...................................................................................................................... 34
3. Resultados. ................................................................................................................................................................... 36
3.1. Articulación................................................................................................................................................................. 36
3.2. Incorporación de tecnologías y conocimientos. ......................................................................................................... 36
3.2.1. Recopilación de información. .................................................................................................................................. 37
Nómina de titulares de concesiones de agua de riego. .................................................................................................... 37
Estaciones meteorológicas y datos climáticos zonales .................................................................................................... 49
3.2.2. Relevamiento catastral............................................................................................................................................ 38
3.2.3. Relevamiento poblacional y de vivienda. ................................................................................................................ 39
3.2.4. Relevamiento de cultivos, red de riego interna y perforaciones ............................................................................. 42
Cultivos del área. .............................................................................................................................................................. 42
Red de riego en al área del proyecto. ............................................................................................................................... 45
Perforaciones privadas en el área. ................................................................................................................................... 46
3.2.5. Encuesta ex ante a productores y encargados ....................................................................................................... 47
3.2.6. Aspectos tecnológicos generales ........................................................................................................................... 49
Estaciones meteorológicas. .............................................................................................................................................. 38
Seguimiento de volúmenes distribuidos en 25 de Mayo ................................................................................................... 50
Identificación de los suelos de la zona cultivada .............................................................................................................. 53
Ajuste del mapa de suelos del área .................................................................................................................................. 55
Seguimiento de niveles freáticos ...................................................................................................................................... 58
3.2.7. Parcelas demostrativas ........................................................................................................................................... 62
Descripción de las parcelas demostrativas. ...................................................................................................................... 63
3.2.8. Seguimiento de prácticas de riego y cultivo en las parcelas demostrativas ........................................................... 72
Distribución y evolución de la humedad del suelo en las parcelas demostrativas. .......................................................... 77
Eficiencia de riego en parcelas demostrativas .................................................................................................................. 79
Propuesta de riego a de nivel finca ................................................................................................................................... 82
Cronograma de riego para el ramo 17 .............................................................................................................................. 85
3.2.9. Capacitaciones........................................................................................................................................................ 88
3.3. Proceso de organización............................................................................................................................................ 89
3.3.1.Formación grupal ..................................................................................................................................................... 89
3.3.2. Etapas del proceso de organización ....................................................................................................................... 98
Participación a reuniones y talleres. ................................................................................................................................. 98
Participación en las elecciones del DH 2004-2010 ........................................................................................................... 99
Proceso de cambio en la organización electoral del departamento: creación de un distrito. ......................................... 101
4. Conclusiones............................................................................................................................................................... 104
5. Anexos ........................................................................................................................................................................ 105
5.1. Anexo I. Proyecto ..................................................................................................................................................... 105
5.2. Anexo II. Necesidades Hídricas de los Cultivos ...................................................................................................... 116
5.3. Anexo Ill. Departamento de Hidráulica según la Ley de Creación. .......................................................................... 117
5.4. Anexo IV. Distribución y evolución de la humedad del suelo en las parcelas demostrativas .................................. 127
6. Bibliografía. ................................................................................................................................................................. 135

 

Indice de Figuras.
 
Figura 1. Imagen satelital de la provincia de San Juan ...................................................................................................... 9
Figura 2. Principales cultivos del Valle de Tulum. ............................................................................................................ 10
Figura 3. Climograma calculado para el valle de Tulum. Fuente EEA San Juan INTA. ................................................... 11
Figura 4. Derrames del río San Juan. 1980-81 a 2010-11. .............................................................................................. 12
3
Figura 5. Caudales distribuídos versus caudales aportados, por el rio San Juan. Ciclo 2009-2010 (m /s). .................... 13
Figura 6 Mapa geológico del Valle de Tulum. .................................................................................................................. 15
Figura 7. Ubicación del corte DD´D´´ en la cuenca Tulum. .............................................................................................. 17
Figura 8. Ubicación del corte EE´E´´ en la cuenca Tulum ................................................................................................ 17
Figura 9. Descripción de los perfiles en los cortes DD´D´´ y EE´E´´ ................................................................................ 18
Figura 12. Sistematización del riego en el Valle de Tulum ............................................................................................... 23
Figura 13. Superficie cultivada en 25 de Mayo, con concesión de agua de riego. ........................................................... 25
Figura 14 a. Red de riego y drenaje en 25 de mayo. ........................................................................................................ 27
Figura 14 b. División territorial del Departamento 25 de Mayo para la elección de representantes en el DH.................. 29
Figura 15. Identificación catastral de las propiedades. ..................................................................................................... 39
Figura 16. Distribución de población según edades. ........................................................................................................ 40
Figura 17. Porcentaje de rubros ocupacionales de jefes de familia en el área. ............................................................... 40
Figura 18. Distribución de viviendas y ocupación del jefe de familia. ............................................................................... 41
Figura 19. Mapa de superficie cultivada en el área. ......................................................................................................... 43
Figura 20. Relación de superficies total, con derecho y cultivada por compuerta. ........................................................... 44
Figura 21. Red de acequias comuneras y área regada por compuerta. ........................................................................... 45
Figura 22. Relevamiento de perforaciones privadas. ....................................................................................................... 46
Figura 23. Climograma del departamento 25 de Mayo (2000-2009). ............................................................................... 49
Figura 24. Volúmenes mensuales distribuidos. ................................................................................................................ 50
Figura 25. Derrames del rio San Juan versus volúmenes distribuidos en 25 de Mayo. ................................................... 50
Figura 26. Volúmenes requeridos vs distribuidos en compuerta 1. .................................................................................. 51
Figura 27. Volúmenes requeridos vs distribuidos en compuerta 2. .................................................................................. 51
Figura 28. Volúmenes requeridos vs distribuidos en compuerta 3. .................................................................................. 51
Figura 29. Volúmenes requeridos vs distribuidos en compuerta 4. .................................................................................. 52
Figura 30. Volúmenes requeridos vs distribuidos en compuerta 5. ................................................................................. 52
Figura 31. Volúmenes requeridos vs distribuidos en compuerta 6. .................................................................................. 52
Figura 32. Volúmenes requeridos vs distribuidos en compuerta 7. .................................................................................. 53
Figura 33. Mapa de suelos del área.................................................................................................................................. 54
Figura 34. Mapa de suelos ajustado del área. .................................................................................................................. 56
Figura 35. Esquema de un freatímetro. ............................................................................................................................ 59
Figura 36. Superficie afectada con niveles freáticos. Período feb 2006-feb 2009............................................................ 60
Figura 37 Isobatas Octubre 2006 ..................................................................................................................................... 61
Figura 38. Isobatas Marzo 2007 ....................................................................................................................................... 61
Figura 39. Isobatas promedio 2006 – 2008. ..................................................................................................................... 62
Figura 40 Parcela demostrativa en compuerta 1. ............................................................................................................. 64
Figura 41 Parcela demostrativa en compuerta 2. ............................................................................................................. 65
Figura 42. Parcela demostrativa en compuerta 3. ............................................................................................................ 66
Figura 43. Parcela demostrativa en compuerta 4. ............................................................................................................ 67
Figura 44. Parcela demostrativa en compuerta 5. ............................................................................................................ 69
Figura 45. Parcela demostrativa en compuerta 6. ............................................................................................................ 70
Figura 46. Parcela demostrativa compuerta 7 o cola de ramo. ........................................................................................ 71
Figura 47. Volúmen aplicado y requerido en parcela demostrativa N° 1 .......................................................................... 72
Figura 48. Volumen requerido y aplicado en parcela demostrativa N° 2 .......................................................................... 72
Figura 49. Volumen aplicado y requerido en parcela demostrativa N° 3. ......................................................................... 73
Figura 50. Volumen aplicado y requerido en parcela demostrativa N° 4. ......................................................................... 73
Figura 51. Volumen aplicado y entregado en parcela demostrativa N°5. ......................................................................... 74
Figura 52. Volumen aplicado y requerido en parcela demostrativa N° 7. ......................................................................... 74
3
Figura 53. Riegos realizados en parcela N° 3 versus riegos propuestos en m , según tipo de suelo. ............................ 75
Figura 54. Valores de conductividad eléctrica registrados en cabecera en la parcela demostrativa. .............................. 78
Figura 55. Valores de conductividad eléctrica registrados al pie en la parcela demostrativa........................................... 78
Figura 56. Resultados del taller sobre expectativas. ........................................................................................................ 89
Figura 57. Resultados del taller sobre logros. .................................................................................................................. 90
Figura 58. Proceso de construcción del grupo a partir de cada una de sus partes. ......................................................... 91
Figura 59. Participación a reuniones y capacitaciones desde el inicio del proyecto. ....................................................... 98
Figura 60. Porcentaje de participación de electores en la Provincia y el Departamento de 25 de Mayo ....................... 100
Figura 61. Distritos I y II de la Primera Sección. ............................................................................................................. 102

Índice de Tablas.
 
Tabla 1. Extensión de los oasis pedemontanos. .............................................................................................................. 10
Tabla 2. Temperatura media mensual y precipitaciones para el período 2000-2010. ..................................................... 11
Tabla 3. Dimensiones de las subcuencas de Tulum ........................................................................................................ 14
Tabla 4. Porcentaje de la superficie estudiada por tipo de suelo. .................................................................................... 21
Tabla 5. Suelos del Valle de Tulum. ................................................................................................................................. 16
Tabla 6. Agrupación de los departamentos en zonas de riego. ........................................................................................ 20
Tabla 7. Nombre de titulares del Ramo 17 por compuerta ............................................................................................... 37
VI 
 
Tabla 8. Población según edades. .................................................................................................................................... 39
Tabla 9. Población en edad escolar y establecimientos al que concurren. ...................................................................... 41
Tabla 10. Superficie cultivada por compuerta y especie. ................................................................................................. 42
Tabla 11. Superficie cultivada con vid por compuerta y variedad. .................................................................................... 42
Tabla 12. Superficie total, con derecho y cultivada, en ha. .............................................................................................. 44
Tabla 13. Encuesta ex ante a productores y encargados. ................................................................................................ 47
Tabla 14. Temperatura media mensual y precipitaciones para el período 2000-2009. .................................................... 49
Tabla 15. Resumen principales características de suelos del área .................................................................................. 58
Tabla 16. Superficie afectada (ha) por freática a diferente rangos de profundidad (m) ................................................... 59
Tabla 17. Superficie afectada a diferente rangos de profundidad en el periodo de máximo ascenso freático................ 61
Tabla 18. Parcelas demostrativas por compuerta. ........................................................................................................... 63
Tabla 19. Resumen datos de propiedades ....................................................................................................................... 71
Tabla 20. Resumen datos de parcelas demostrativas. ..................................................................................................... 71
Tabla 21. Tiempo de riego según la altura de agua en el aforador .................................................................................. 75
Tabla 22. Intervalo de riego teórico en función de la capacidad de almacenaje del suelo y la evapotranspiración ......... 76
Tabla 23. Intervalos de riego realizados y propuestos. .................................................................................................... 76
Tabla 24. Rendimientos. ................................................................................................................................................... 77
Tabla 25. Evaluación de riego en parcelas demostrativas 1, 2 y 3. .................................................................................. 80
Tabla 26. Evaluación de riego en parcelas demostrativas 4, 5 y 7. .................................................................................. 80
Tabla 27. Superficie regada por turno en función de la lámina aplicada y el coeficiente de riego. .................................. 83
Tabla 28. Planificación de riego en finca. ......................................................................................................................... 83
Tabla 29. Calendario de programación de riego. Ejemplo Diciembre-Enero. ................................................................... 84
Tabla 30. Capacitaciones realizadas entre los años 2005 y 2010. ................................................................................... 88
Tabla 31. Porcentaje de electores y de votos emitidos en las elecciones 2004 ............................................................... 99
Tabla 32. Porcentaje de electores y de votos emitidos en las elecciones 2006 ............................................................... 99
Tabla 33. Porcentaje de electores y de votos emitidos en las elecciones 2008 ............................................................... 99
Tabla 34. Porcentaje de electores y de votos emitidos en las elecciones 2010 .............................................................. 99
Tabla 35. Miembros Titulares y Suplentes en las Comisiones de Canales en el período 2004 - 2010. ......................... 100
Tabla 36. Miembros Titulares y Suplentes de la Junta Departamental en el período 2004 – 2010. .............................. 101
Tabla 37. Comisiones de Canal en la Primera Sección. ................................................................................................. 103
VII 
 

PRÓLOGO.

Con esta publicación queremos compartir la experiencia adquirida durante la ejecución


del proyecto de gestión de agua de riego que se realizó en el departamento 25 de
Mayo, provincia de San Juan, en el marco del programa PROFEDER.

Fueron necesarios 6 años de trabajo para provocar un cambio mental y actitudinal en


los productores, quienes valorizaron el agua como recurso y se involucraron en su
gestión, en el marco legal vigente.

Consideramos positivo poner a disposición de la comunidad este documento, que es el


fruto del esfuerzo realizado y el aprendizaje incorporado.

El lector encontrará una descripción sobre las características generales de la provincia


y el valle de Tulum, relacionadas con el sistema agropecuario. Contiene información
técnica de utilidad respecto a distribución, aplicación y parámetros de riego; en donde
la terminología específica se adecua al lenguaje cotidiano. También contiene
dinámicas de abordaje social para desarrollar procesos de formación grupal, conocer
las bases organizacionales del Departamento de Hidráulica e incrementar la
participación de regantes a través de la formación de un Distrito de Riego.

Esperamos que este trabajo sea un manual de consulta que sirva como disparador de
nuevas actividades necesarias para el sector agrícola.

 
1. Introducción

1.1. Ubicación Geográfica

La provincia de San Juan, ubicada en el Centro-Oeste de la República Argentina, entre


los 28 ° y 32° de Latitud Sur y 67° y 70° de Longitud Oeste, posee una superficie total
de 92.789 km2, ocupada en su mayor parte por sierras y cordones montañosos.
El relieve tiene una marcada estructura orohidrográfica. La influencia modeladora de
las precipitaciones – esporádicas pero torrenciales – hace que las aguas se encajonen
en quebradas y cañadones para evolucionar hacia terrenos más bajos. Allí donde los
cursos fluviales alcanzan el pedemonte, se forman los oasis, cuyos depósitos aluviales
son aprovechados por el hombre como valles de regadío.

Figura 1. Imagen satelital de la provincia de San Juan

De la tabla N° 1 se desprende que los valles pedemontanos abarcan un área muy


reducida, que representa el 2,35 % de la extensión del territorio provincial. Los
mayores son el de Tulum, receptor natural de las aguas del río San Juan y el de
Jáchal con origen en el río homónimo (74,21 y 12,43 % respectivamente, de la
superficie total de valles, según la imagen satelital).
10 
 
Tabla 1. Extensión de los oasis pedemontanos.

1 Superficie con derecho de Superficie por imagen


Superficie cultivada
riego2 satelital3
Valores Valores Valores
Oasis absolutos en Porcentaje absolutos en Porcentaje absolutos en Porcentaje
km2 km2 km 2
Tulum 834,84 79,73 1133,13 72,37 1622,55 74,21
Ullum Zonda 56,19 5,37 56,39 3,60 51,98 2,38
Jachal 74,19 7,09 221,79 14,16 271,88 12,43
Calingasta 50,34 4,81 77,39 4,94 111,66 5,11
Iglesia 25,66 2,45 69,74 4,45 79,46 3,63
Valle Fértil 5,83 0,56 7,41 0,47 48,96 2,24
Total 1047,05 100,00 1565,85 100,00 2186,49 100,00

En el Valle de Tulum se desarrolla el 79,73 % de la actividad agrícola, siendo los


cultivos más importantes: vid, olivo, hortalizas (ajo, cebolla, tomate, melón), pasturas y
frutales (ciruelo, almendro, pistacho y damasco).

Figura 2. Principales cultivos del Valle de Tulum.

                                                            
1
 Fuente: Relevamiento Agrícola de la Provincia de San Juan. Ciclo 2006‐2007. Departamento de 
Hidráulica. Provincia de San Juan.  
2
 Fuente: Departamento Irrigación. Departamento de Hidráulica. Provincia de San Juan. 
3
 Imágenes LandSat. Esc. 1:250.000. Atlas Satelital para la Provincia de San Juan. CEFOCCA. UNSJ. 
11 
 
1.2. Caracterización climática del Valle Tulum

Gran parte del territorio provincial y principalmente el Valle de Tulum está comprendido
en el tipo de clima seco, de estepa y desierto, según la clasificación climática de
Köeppen. La definición de estos climas áridos, abarca, no sólo las temperaturas y
precipitaciones, sino también la necesidad de agua de la vegetación (determinada por la
evapotranspiración).

La vegetación esteparia y de desierto se caracteriza por un crecimiento diseminado de


plantas con acentuadas características xerofíticas. La transición entre ambas
formaciones fitogeográficas, está dada por la densidad de ejemplares y su porte. Estas
variaciones están regidas por el factor precipitación; los escasos aportes pluviales y su
distribución anual irregular, con marcada estación seca, obliga a las plantas a una
rigurosa adaptación al medio.

Otras características climáticas son baja humedad, grandes amplitudes térmicas y


largos períodos libres de heladas.

En el siguiente climograma, se ha graficado la temperatura media mensual y la


precipitación mensual promedio para el período 2000 – 2010. Los datos han sido
obtenidos de la estación meteorológica ubicada en la EEA San Juan INTA.

Tabla 2. Temperatura media mensual y precipitaciones para el período 2000-2010.

Mes  T ºC  Pp mm. 


Junio  9,59 2,32
Julio  8,85 1,55
Agosto  11,25 0,73
Septiembre  14,53 3,67
Octubre  17,32 3,17
Noviembre  22,46 3,41
Diciembre  25,14 11,02
Enero  26,81 15,68
Febrero  25,38 15,74
Marzo  22,65 8,79
Abril  17,22 2,85
Mayo  12,55 4,69

Figura 3. Climograma calculado para el valle de Tulum. Fuente EEA San Juan INTA.
12 
 
En el gráfico se observa que las temperaturas promedio mensuales oscilan entre un
máximo de 26,8 ºC, en el mes de enero y un mínimo de 8,8 ºC en el mes de julio, lo
que acusa una amplitud térmica anual de 18 ºC.

Las precipitaciones son de tipo convectivo y orográfico, con un régimen estival,


ocurriendo los valores máximos en enero y febrero.

1.3. Recurso hídrico.

Si al factor temperatura se añade la escasez de lluvias (promedio anual 93 mm) y su


concentración estacional, se acentúan las características de aridez, por lo que las
necesidades de agua de los cultivos deben ser totalmente provistas por el hombre.

El recurso hídrico proviene principalmente de dos ríos. Por un lado, el Río San Juan
con un módulo anual de 64,6 m3/s; y por el otro, el Río Jachal con un módulo anual de
10,1 m3/s. Los regímenes de ambos ríos, se asocian estrechamente, con la
disponibilidad hídrica de los depósitos de nieve en alta cordillera. En consecuencia, el
recurso hídrico es, además de escaso, extraordinariamente variable año a año.

El siguiente gráfico de barras representa las oscilaciones del derrame anual del río
San Juan en hm3 para un período de 31 ciclos hídricos comprendidos de julio a junio
(1980-81 a 2010-11).

Figura 4. Derrames del río San Juan. 1980-81 a 2010-11.

Esta variabilidad en los aportes hídricos del río San Juan fue complementada por el
gobierno provincial, en un primer momento, mediante la construcción de perforaciones,
motivada por la sequía de los años 1967-724. El destino de las aguas extraídas es
reforzar los caudales destinados a propiedades con concesiones de agua para riego
(Art. 188 Ley 4526/79 modificatoria del código de aguas Ley 4392/78)5.

                                                            
4
  Los derrames mínimos registrados fueron 625 hm3 para el ciclo 1968‐69, 660 hm3 para el ciclo 1970‐71 
y 739 hm3 para el ciclo 1971‐72 (Fuente: Departamento de Hidráulica, registros hidrológicos). 
5
 “…la totalidad de las perforaciones que realice el estado para uso agrícola en acuíferos y subálveos 
vinculados al área de riego artificial, sólo podrá ser empleado para reforzar las dotaciones 
correspondientes a las concesiones ya otorgadas en uso conjunto…” Entiéndase por uso conjunto, que 
el agua de los pozos se vuelca, cuando es necesario, a la red de agua superficial. 
13 
 
Posteriormente, en el año 1980, entró en servicio el Dique Embalse Ullum, lo que
permitió un mejor grado de regulación de los caudales del Rio San Juan. En el año
2008 entra en funcionamiento el Dique embalse los Caracoles y está en construcción
el dique Punta Negra.

3
Figura 5. Caudales distribuídos versus caudales aportados, por el rio San Juan. Ciclo 2009-2010 (m /s).

La figura 5 muestra la eficacia en la regulación del agua distribuida, respecto al agua


aportada por el río San Juan, para el ciclo 2009-2010 con un derrame anual de 1.398
hm3.

1.4. Geomorfología6. Cuenca Valle de Tulum.

Fisiográficamente considerados los valles son depresiones de origen tectónico,


rellenos de aluvión cuartario, bordeados por áreas montañosas. En el valle de Tulum,
estas áreas son las Sierras de Pie de Palo, Villicum y Chicas de Zonda, a cuyo pie se
desarrollan lomadas como las Lomas del Salado, Tierrita y Las Tapias.

Entre las montañas de pendiente acentuada y el valle, se intercala una faja de


pendiente intermedia que corresponde a la llanura aluvial pedemontana.

Hay que destacar dos montañas interiores, que son los cerros Valdivia y Barboza, por
su influencia sobre el movimiento del agua subterránea.

El subsuelo del valle aloja la cuenca de agua subterránea. Su estudio geológico


permitió definir la forma de la base impermeable, las características del aluvión que la
rellena y especialmente, la distribución de las formaciones acuíferas y no acuíferas
(acuícludas) ver figura N° 9.

El fondo de la cuenca, o base impermeable, está constituido por un conjunto de


sedimentitas terciarias que presentan un relieve irregular, como consecuencia de
haber sido afectado por movimientos tectónicos que dieron como resultado una serie
de pliegues y fallas. Entre éstas, la principal, denominada falla Tulum, corta el
basamento con rumbo noreste a suroeste desde la Sierra Pie de Palo al Cerro
Valdivia, pasando por el norte del Cerro Barboza. Tiene una longitud aproximada de
84 km. Su rechazo, crea un escalón de distinta altura (280 m en Angaco a 15 m en el

                                                            
6
 Fuente: Geología de los Valles de Tulum y Ullum‐Zonda. Provincia de San Juan. Consejo Federal de 
Inversiones (CFI). Juan Ángel Rocca. 1970. 
14 
 
Cerro Valdivia) entre el bloque sur oriental elevado y el noroccidental hundido, que
actúa como barrera hidrogeológica, afectando el movimiento del agua subterránea.

El relleno aluvial, de edad cuartaria, varía notablemente de espesor y está constituido


por sedimentos transportados, principalmente, por el río San Juan. Su distribución
irregular, tanto en sentido horizontal como vertical, obedece a las frecuentes
variaciones ocurridas en el cauce, caudal y poder de arrastre del rio. El material más
grueso -grava y bloques- se ubica en la parte occidental del valle (en correspondencia
con el antiguo cono aluvial del río), formando un acuífero único, en gran parte de tipo
libre. Hacia el este, se hunde bajo una cubierta limo-arcillosa, que se comporta como
capa confinante o semiconfinante (acuícludo). Algo más al este, el acuífero se bifurca
por intercalación de un complejo impermeable o semipermeable. Se originan así dos
acuíferos: superior e inferior.

Esta distribución se mantiene hasta la falla Tulum, ya que hacia el este y sur este de la
misma, se identifica sólo un acuífero y un acuícludo.

La cuenca Tulum incluye el área cubierta por sedimentos del antiguo cono aluvial del
río San Juan, la planicie de inundación antigua y moderna del mismo río y parte del
aluvión pedemontano, de las sierras y lomas que circundan al valle.

Esta cuenca se divide en seis subcuencas o subáreas (figura 6): Pie de Palo, Villicum,
Loma de Las Tapias, Los Berros, Tulum Superior o San Juan y Tulum Inferior o
Caucete. En las dos últimas, se encuentran los mejores acuíferos.

Tabla 3. Dimensiones de las subcuencas de Tulum

Dimensiones 
Superficie 
Cuenca  Subcuenca  volumétricas 
km2 
hm3 
Valle de Tulum  Pie de Palo (A1)  174,4   
   Villicum (A2)  85,3   
   Loma de Las Tapias (A3)  19,8   
   Los Berros (A4)  183,75 30000 
Tulum Superior o San Juan 
   (A5)  1224,85 292443 
Tulum Inferior o Caucete 
   (A6)  2008,1 132067 
Total     3696,2  454510 
15 
 

Figura 6 Mapa geológico del Valle de Tulum.


--- Falla Tulum --- Límite de cuenca y subcuenca A1; A2; A3; A4; A5; A6 --- Cortes D´D´´D´´ / E E´E´´
16 
 
Subcuenta Tulum Superior o San Juan.

El relleno de esta subcuenca está formado por capas de grava, gravilla y arena, que
constituyen las formaciones acuíferas y capas de limo y arcilla que son las
formaciones acuícludas.

La recarga natural proviene del rio San Juan y del subálveo de la Quebrada de Zonda.
Volúmenes importantes serían aportados por infiltración de agua de riego y se
complementaría la recarga con aportes provenientes de las subcuencas vecinas.

El movimiento del agua subterránea se efectúa hacia el este y noreste en la parte


norte de la subcuenca y hacia el sureste en las partes centro y sur.

Subcuenca Tulum Inferior o Caucete.

Se encuentra ubicada, inmediatamente, al este y sureste de la anterior, separada por


la falla Tulum, siendo sus características geológicas similares.

El agua subterránea presente en esta subcuenca, debe proceder de la vecina Tulum


Superior, y el sentido de su movimiento es hacia el sureste.

En el mapa geológico (Figura 6), se han marcado ocho cortes.

Los cortes DD´D´´ y EE´E´´ (figuras 7 y 8) son los más interesantes, por estar
localizados, aproximadamente, en el centro de la cuenca y cortar netamente a los dos
compartimientos situados a ambos lados de la extensa falla Tulum, que presentan
características distintas, tanto estructurales como hidrogeológicas (Figura 9).

El corte DD´D´´ atraviesa el valle de Tulum al norte del Cerro Barboza. El rechazo de
la falla Tulum puede variar entre 100 y 150 m. se identifica, claramente, un acuífero
único (libre) que se bifurca al este en dos (acuíferos superior e inferior) por la
presencia de dos acuícludos. Al este de la falla Tulum se describe sólo un acluícudo y
un acuífero.

El corte EEÉ´´ pasa, inmediatamente, al sur del Cerro Barboza. La base impermeable
es de perfil irregular debido a la presencia de dos fallas (Tulum y Barboza). En la falla
Tulum el rechazo es de 15 m, mientras que en la falla local es de 175 m. En la
subcuenta Tulum Superior, se identifica un acuífero libre y un acuífero confinado. Al
este del rio San Juan, la base impermeable es más profunda y aloja un acuífero
inferior y un acuícludo superior.
17 
 

Figura 7. Ubicación del corte DD´D´´ en la cuenca Tulum.

Figura 8. Ubicación del corte EE´E´´ en la cuenca Tulum. Falla Tulum --- Falla Barbosa
18 
 

Figura 9. Descripción de los perfiles en los cortes DD´D´´ y EE´E´´


19 
 
1.5 Suelos.
1.5.1. Aspectos Generales

Los suelos del valle de Tulum se formaron con la influencia de tres ambientes
fisiográficos. El primero, el de los cauces naturales del río San Juan, arroyo Los
Tapones y arroyo del Agua Negra; el segundo, el del cono aluvial del río San Juan y
cordones montañosos; el tercero, el de la ex llanura de inundación o planicie de
inundación del rio San Juan.

El estudio de los tipos de suelos formados en el Valle de Tulum fue realizado en la


década del ´70, mediante un convenio del Gobierno de la Provincia con la Estación
Experimental Agropecuaria San Juan del INTA. Para la clasificación se siguieron las
pautas del sistema Soil Taxónomy, del Servicio de Conservación de Suelos del
Departamento de Agricultura de Estados Unidos.

Las familias de suelos, se caracterizaron por tres rasgos: el tamaño de las partículas,
temperatura media del suelo y composición mineralógica de las arcillas. Respecto a la
primera característica, el triángulo textural de la Soil Taxónomy, identifica 12 familias,
que en el estudio local se simplificaron en 7.

Figura 10. Triángulo textural para familia de suelos de Soil taxónomy (---) con modificación local (---).

El centro de actividades para la ejecución de este trabajo, fue el Campo Anexo San
Martín (CaSam). Los distintos tipos de perfiles estudiados se identificaron con el
nombre de las calles, canales, distritos o parajes en donde fueron descriptos por
primera vez. Por este motivo se denominaron, por ejemplo: Serie Mitre, Serie
Belgrano, Serie Canal Puntilla, Serie Cortinez, Serie Pie de Palo y Serie Sarmiento.
20 
 

Figura 11. Mapa básico de suelos del Valle de Tulum.

En el mapa básico de suelos (Figura 11) se muestra la localización de las seis series y
los cuatro complejos descriptos (ver tabla N° 5). Con color blanco se identifican las
Tierras Misceláneas (zona urbana, construcciones, entre otras) y rocas.

Los suelos característicos de cada uno de los tres ambientes fisiográficos son:
21 
 
En el ambiente de los cauces naturales, se identificó el complejo Fluvial, representado
en color azul, cuyo perfil no fue descripto porque son terrenos no sujetos a la actividad
agrícola (comprende desde “no suelos” hasta “representantes de las distintas series”).

En el ambiente del cono aluvial del río San Juan y cordones montañosos se
identificaron tres suelos:

• En el cono aluvial del rio y pedemonte de los cordones montañosos ubicados al


oeste del valle (Sierras de Villicum, Loma de Las Tapias, Sierras de
Marquesado y Sierras Chicas de Zonda) se describió el Complejo El Salado.

• En el pedemonte de La Sierra Pie de Palo, ubicadas al este del valle, se


describió La Serie Pie de Palo.

• En los alrededores del Cerrillo Barboza y al sur de la Sierra Pie de Palo, se


describió la serie Canal Puntilla.

En el tercer ambiente, el de la ex llanura de inundación del río San Juan, se


describieron seis tipos de suelo:

• En las terrazas altas del valle de inundación, se describió la Serie Belgrano.


Localizados en pequeños sectores, próximos a esta serie, se describió la Serie
Sarmiento.

• En las partes bajas, se describieron los suelos de la Serie Mitre y, próximos a


esta, pequeños sectores con suelos de la Serie Cortinez.

• En la antigua cuenca palustre, de relieve cóncavo, se encontraron perfiles de


variada constitución con predominio de suelos turbosos a los que se identificó
como Complejo Médano de Oro. Los suelos marginales a esta cuenca, de
relieve subnormal o cóncavo, con capas yesosas y calcáreas, se identificaron
con el nombre Complejo Ramón Franco.

Tabla 4. Porcentaje de la superficie estudiada por tipo de suelo.

Tipo de suelo  Superficie estudiada 
Valor abs. /ha)  Porcentaje 
Serie Mitre  78361 31% 
Serie Belgrano  56868 22,50% 
Serie Canal Puntilla  44800 18% 
Complejo El Salado  26707 10,50% 
Complejo Ramón Franco  10527 4% 
Serie Pie de Palo  3667 1,50% 
Complejo Medano de Oro  3241 1,50% 
Serie Sarmiento  2006 1% 
Serie Cortinez  1770 1% 
Rocas y tierras misceláneas  23729 9% 
Complejo Fluvial  ‐‐‐  ‐‐‐ 

Se observa en la tabla N° 4, que el 71 % de la superficie estudiada corresponde a las


series Mitre. Belgrano y Canal Puntilla.

En la tabla 5, se resumen los distintos tipos de suelos formados en el Valle de Tulum


según la influencia del ambiente fisiográfico existente.
Los diez tipos de suelos mencionados están caracterizados por un perfil, dibujado en
la clasificación taxonómica de suelos (punto 1.5.1).
  16
 
 
 
Tabla 5. Suelos del Valle de Tulum.
  17
 
 
 
1.5.2 Clasificación Taxonómica
Descripción de las Series y Complejos del Valle de Tulum
Referencias

Complejo Ramón Franco


Suelos medios sobre subsuelo de capas calcárea o
yesosas a distintas profundidades ( tosca ).
Relieve: subnormal o cóncavo. Pertenece a la zona
marginal de la antigua cuenca palustre, donde se
encuentran los suelos turbosos.
Sectores próximos al Co.Mo. están afectados por
freáticas próximas a la superficie.-

Complejo Médano de Oro


Perfiles de variada constitución, con predominio de
suelos turbosos ( orgánicos ) y freática alta ( 0,60 mts )
o en superficie.
Subsuelo: de distintas granulometrías, a veces limitado
por capas calcáreas o yesosas.-

Complejo Fluvial
Constituye el actual cauce del Río San Juan y arroyos.
Comprende desde no suelos hasta representantes de
las distintas series, con perfiles distribuidos
irregularmente, tanto en sentido vertical como horizontal
  18
 
 
 
Canal Puntilla
Identifica a todas las formaciones medanosas del Valle
de Tulum distribuidas a lo largo y ancho del mismo.
La mayor concentración está alrededor del Cerrillo
Barboza, en la parte meridional de las Sierras de Pie de
Palo y al sur de 25 de Mayo. Formadas con gran aporte
de material eólico.
Relieve normal, pendiente mayor del 2 % Muchas
veces ha sido modificado por el hombre ( severos
rebajes en terrazas )
En estas condiciones se lo ha clasificado como
Belgrano (Be)

Complejo El Salado
Suelo: liviano a medio . Subsuelo : gravas o
rodados ( esquelético arenoso ). Generalmente
originados por la acción del hombre por relleno.
Ubicado: en la llanura pedemontana de las Sierras
Chicas de Zonda, del Villicum, Lomas del Salado y
antiguo cono aluvial del Río San Juan.- Relieve :
normal con pendientes mayores del 2 %
Fase Co Es1 = fase pedregosa: Suelo original con
rodados desde superficie.

Pie de Palo
Ubicado en la llanura pedemontana de las Sierras de
Pie de Palo. Relieve normal. Pediente mayor del 3 %.
Suelo y substrato: franco arenoso a arenoso.
Puede tener gravilla en superficie o dentro del perfil
provenientes de detritos ( coluvios ) de las Sierras de
Pie de Palo.
No hay ningún sector con freáticas elevadas.-

Belgrano
Ocupa el 2do lugar en cuanto a superficie, siguiendo a
Mitre. Ubicado en los planos arenosos altos de la ex
llanura de inundación del Rio San Juan. Relieve: llano /
suave ondulado. Pendiente aproximadamente del 1 % .
Superficie afectada por freáticas en áreas muy
reducidas, siempre cultivadas, en la mayoría de los
casos por riegos excesivos. En general buena
capacidad de drenaje.-
Fase Be 1= suavemente ondulada, en zonas
adyacentes a cursos de agua ( Rio San Juan, Arrollo
Los Tapones, Arroyo de Agua Negra ) .
  19
 
 
 
Sarmiento
Se encuentra al pie de áreas medanosas o áreas
adyacentes a Belgrano ( sería un Belgrano somero )
a veces entremezclados con Belgrano, siendo difícil su
separación.
Relieve: llano a suavemente ondulado. Pendientes
aproximadamente del 1 % .
Suelo liviano. Subsuelo pesado ( son frecuentes los
moteados pardo rojizos ) . Substrato igual al suelo.
Drenabilidad : debido al subsuelo, es mediocre a mala.
Hay que tener precauciones en los riegos y lavados por
peligro de freática aperchada.

Cortinez
Ubicada en microrelieves deprimido o cóncavos de la
ex llanura de inundación del Río San Juan en áreas
vecinas a la serie Mitre, o dentro de ésta ocupando
pequeños sectores conocidos como “ manchones “ .
Suelo : pesado. Subsuelo liviano. Substrato: pesado,
igual al suelo.
Moderada a imperfectamente drenados.

Mitre
Es la serie de mayor difusión en el área estudiada.
Ubicado en relieves subnormales de la ex llanura de
inundación del Río San Juan . Pendiente menor del 1
%.
Los extremos más livianos de la serie se encuentran en
áreas próximas a Be, St y Pp y en el extremo S.O. del
Valle de Tulum. Dentro de la unidad pueden
encontrarse manchones de Cz.
Fuertemente salino – sódicos en su estado natural.
Drenaje bueno a mediocre. Cuando se trata de texturas
muy fina, se producen pequeñas grietas que ayudan a
la infiltración, situación que hay que ayudar con
zanjeos, subsolados y otras labores culturales.
  20
 
 
 
1.6. Marco Legal en la Administración del Recurso Hídrico.

El marco legal para la administración del recurso hídrico está dado por dos leyes
fundamentales: la Ley 886/42 y la Ley 4392/78.

1.6.1. Ley de creación del Departamento de Hidráulica. Ley 886/42.

Por la Ley 886/42 se crea el Departamento de Hidráulica (DH), entidad que tiene a su
cargo el gobierno, administración y policía de las aguas en la provincia de San Juan.

Establece que el gobierno del DH, está a cargo de un Consejo, de una Dirección
General y de los Organismos Descentralizados. Estos son: las Comisiones de
Regantes (CR) y las Juntas Departamentales (JD). Tanto en el Consejo como en los
Organismos Descentralizados, participan los usuarios del agua, a través de sus
representantes.

En consecuencia el DH es un organismo único y diferente donde la autoridad es


compartida por representantes del Poder Ejecutivo y de los usuarios.

A los efectos de la elección de dichos representantes, esta Ley dispone la división del
territorio provincial en tres zonas:

Primera zona: comprende los departamentos ubicados en la margen derecha del río
San Juan.

Segunda zona: comprende los departamentos ubicados en la margen izquierda del río
San Juan.

Tercera zona: comprende los departamentos Calingasta, Iglesia, Jachal y Valle Fértil,
irrigados por distintos cursos de agua.

Tabla 6. Agrupación de los departamentos en zonas de riego.

Primera Zona  Segunda Zona  Tercera Zona 


Zonda  Ullum  Calingasta 
Rivadavia  Albardón  Iglesia 
Chimbas  Angaco  Jachal 
Santa Lucía  San Martín  Valle Fértil 
Rawson  Caucete 
Pocito  25 de Mayo 
Sarmiento   
9 de Julio 

La primera y segunda zona, abarcan los valles de Zonda, Ullum y Tulum.


Los usuarios del agua, “todo concesionario de agua pública”, eligen a los miembros de
las CR. Estos eligen a los miembros de las JD. Los miembros de las JD de cada zona,
eligen al representante de los usuarios en el Consejo del DH.

Todo concesionario de agua pública, tiene derecho al voto y obligación de emitirlo,


siendo en todos los casos individual y secreto.

Las convocatorias electorales se realizan cada dos años y los miembros pueden ser
reelectos.
  21
 
 
 
Son 18 Juntas Departamentales, de tres miembros cada una, más 342 titulares en las
CR, que con sus respectivos suplentes hacen un total de 792 personas.

Esta formidable reunión de voluntades (es de resaltar que todos trabajan ad-honorem),
es la vida misma del sistema hídrico y un claro ejemplo de participación de los
interesados, siendo ello posible debido a la sólida organización democrática de la
Repartición Ver Anexo IV).

1.6.2. Código de Aguas de la Provincia de San Juan. Ley 4392/78.

El marco legal se completa con el Código de Aguas para la Provincia de San Juan,
Ley 4392/78 y modificatorias, que rigen el sistema de aprovechamiento, conservación
y preservación de los recursos hídricos pertenecientes al dominio público. La autoridad
competente para la aplicación de este código es el DH y sus Organismos
Descentralizados.

Esta Ley caracteriza los usos comunes y especiales del agua pública. El derecho de
toda persona al uso común no requiere autorización, es gratuito y es para limitadas
utilizaciones7. A excepción de los usos comunes, el aprovechamiento de las aguas
públicas sólo es posible mediante un permiso o una concesión, otorgados por la
autoridad competente y sujetos al pago de una contribución económica.

El permiso es una autorización para un uso, cantidad y tiempo determinado, es decir,


para circunstancias transitorias. En ningún caso pueden otorgarse para regadío.

La concesión, es el derecho subjetivo al uso especial de las aguas públicas. Se


enumera en esta Ley, nueve categorías de concesiones según el uso, con un orden de
preferencia para el otorgamiento (1 abastecimiento de población y usos municipales; 2
medicinal; 3 recreativo; 4 industrial; 5 hidroenergético; 6 minero; 7 agrícola; 8 pecuario
y 9 piscícola). Su duración está establecida para cada categoría.

Respecto a la concesión para uso agrícola, el código establece que es inseparable de


la propiedad a la que se destina y es a perpetuidad. Cabe destacar que, el código de
aguas prohíbe el otorgamiento de nuevas concesiones, sólo para esta categoría. Ello
debido a que se declara agotados los caudales de los ríos San Juan y Jachal
(incluyendo sus afluentes, arroyos, vertientes, ciénagas, desagües y drenes).

La distribución se efectúa en forma proporcional al derecho otorgado.

1.7 Red de riego y drenaje del valle de Tulum

La sistematización del riego en el Valle de Tulum (figura 12) tiene como obras
cabeceras el Dique Embalse Los Caracoles, el Dique Nivelador Punta Negra, la Presa
Embalse Ullum (con capacidad para 330 hectómetros cúbicos, cuyo uso es de
regulación estacional), el Dique Nivelador José I. de La Roza, el Canal Matriz, el
Partidor San Emiliano y tres Canales Principales. Éstos, totalmente
impermeabilizados, constituyen la red troncal de riego, que mediante Compartos,
distribuyen el agua a los respectivos Departamentos.

                                                            
7
 Usos comunes: higiene de vivienda y personas, riego de huertos y jardines, abrevadero de animales, 
siempre en reducida escala. 
  22
 
 
 
El primero de ellos llamado Canal Ing. Quiroga o Canal del Norte, nace en el partidor
San Emiliano y luego de atravesar el cauce del río San Juan, mediante un entubado,
sale a cielo abierto en el Departamento Albardón. Desde allí, su recorrido acompaña la
margen izquierda del río San Juan y termina en el Comparto Caucete, dividiéndose en
el Canal Gral. Caucete y Canal Gral. 25 de Mayo.

El segundo, llamado Canal Ciudad, nace el en partidor San Emiliano y llega al


Comparto Quiroga, donde derivan el Canal General Chimbas y el Canal Trinidad-
Desamparado, continuando su curso como Canal Playas o Benavidez, paralelo a la
calle homónima.

El tercero, denominado Canal Ing. Céspedes, nace en el partidor San Emiliano y


termina en la obra hidráulica llamada Gran Comparto, dividiéndose en el Canal
General Sarmiento y Canal Carpintería o Justo Moya.

En un oasis, el ingreso de agua de riego para diferentes destinos (principalmente


desarrollo agrícola), siempre supera la capacidad natural de drenaje de los suelos, por
lo tanto, es imprescindible complementar esta capacidad con la realización de una red
de desagües y drenes para evitar problemas de freática y salinización.

En total la provincia tiene una red de canales de 2015 km de los cuales 1135 km son
impermeabilizados (60 %). La red de canales del valle de Tulum tiene una extensión
de 1134,3 km de los cuales el 72 % son impermeabilizados.

En forma simultánea al desarrollo de la red de riego se realizaron las obras para el


drenaje de los suelos. La provincia de San Juan tiene una extensión de 1400 km de
desagües y drenes, de los cuales 1288 km corresponden al valle de Tulum (92 % de la
red).
  23
 
 
 

Fuente: Irrigación Departamento de Hidráulica. San Juan. 1990.

Figura 12. Sistematización del riego en el Valle de Tulum


  24
 
 
 
1.8. Proyecto Integrado de Riego.

El análisis que surge de las observaciones realizadas durante el ejercicio profesional


en este entorno, permitió inferir que los usuarios del agua, en general, desconocen sus
roles en la administración del recurso y la división territorial para la elección de sus
representantes.

Hay que destacar que existe, entre los productores, interés en capacitarse en algunos
casos demandan servicios de asistencia técnica y están motivados para introducir
cambios de conducta en el manejo de los recursos a su disposición.

Por otra parte, estudios realizados en la provincia, demuestran que los productores
realizan riegos con láminas excesivas, frecuencias inadecuadas y momentos
fenológicos inapropiados. Las consecuencias de estas prácticas son la menor
superficie cultivada, pérdidas de rendimiento y la degradación de suelos por
salinización, debido al ascenso de la napa freática.

Esta situación motivó al Consejo Asesor de la Agencia de Extensión Rural Caucete


(AER), a generar un proyecto innovador en cuanto al uso del recurso hídrico. Se
decidió que la forma de lograrlo era a través de la intervención eficaz y comprometida
de los productores en el marco de las organizaciones formales del Departamento de
Hidráulica (Comisiones de Regantes y Junta Departamental).

Así, en el año 2005, en el marco del Programa Federal de Desarrollo Rural


(PROFEDER), se formuló el proyecto “Gestión Integrada del Agua de Riego en el
Sector Agrícola del Departamento 25 de Mayo” (Ver anexo I).

La finalidad de este proyecto fue desarrollar un sistema integrado que contemple el


mejor uso de los recursos disponibles y la activa participación de los productores en la
gestión del riego.

Para lograrlo era imprescindible trabajar sobre la distribución del agua según demanda
de los cultivos y características de los suelos, mejorar la eficiencia de riego y, lo más
importante, fortalecer los organismos descentralizados del DH.

Las características generales del área de trabajo son similares a las del Valle de
Tulum, lo que permitiría desarrollar un modelo que sea extrapolable a otras zonas
irrigadas.

El área específica del proyecto (Figura 14 indicado con color gris) se encuentra
ubicada en la primera sección de riego del departamento, entre las calles Divisoria
(límite entre los departamentos de Caucete al norte y 25 de Mayo al Sur) y Calle Nº
4 de norte a sur y desde Calle 17 o La Plata hasta Calle 18 o Enfermera Medina de
oeste a este. Abarca cuatro manzanas (tres de ellas completas), comprendiendo una
superficie total de 592 ha, de las cuales tienen Derecho de Agua de Riego 581 ha,
con una superficie cultivada de aproximadamente 305 ha que están distribuidas en 72
propiedades que pertenecen a 48 productores.

El cauce de riego del área es el denominado Ramo Nº 17, derivado del Canal Aductor,
que suministra el agua a 7 compuertas.
  25
 
 
 
1.9. Departamento 25 de Mayo. Características generales.

El departamento 25 de Mayo, ubicado al extremo sureste del Valle de Tulum,


responde a las características generales descriptas para la provincia de San Juan.

La red de riego y drenaje fue diseñada de acuerdo a la estructura vial. En


consecuencia se observa un reticulado con cauces en sentido Norte-Sur, estando
ubicados, al este de las calles la red de riego y al oeste la red drenaje. La red de
drenaje confluye al cauce del río San Juan en el extremo sur del Departamento.

El departamento tiene una superficie cultivada de 16.141 ha representando el 15 %


de la provincia y el 18 % del Valle de Tulum. Los principales cultivos son vid, con
8.914 ha, olivo, con 5.122 ha y, siguiendo en orden de importancia, frutales
(predominando el pistacho) y semillas (especialmente de alfalfa). Existen 8.616 ha
cultivadas con agua superficial y el resto con agua subterránea, extraída mediante
perforaciones particulares.

Figura 13. Superficie cultivada en 25 de Mayo, con concesión de agua de riego.

1.9.1. Red de riego y drenaje del Departamento 25 de Mayo.

El agua derivada por el Canal Ing. Quiroga o Canal del Norte llega hasta el Comparto
Caucete, donde nace el Canal General 25 de Mayo. Luego de un recorrido de 15 km,
atravesando el departamento Caucete, ingresa a 25 de Mayo por el Comparto
Divisoria.

El Departamento recibe una dotación8 para 16.101 ha. La distribución se realiza a


través de un sistema de turnado con un intervalo de 4 días. Esto significa que, durante
los 4 días en que una mitad del departamento está regando, en la otra mitad los
canales están sin agua. De este modo se duplica el caudal que ingresa a cada
propiedad, permitiendo mayor eficiencia en el uso del recurso.

Desde el Comparto Divisoria, la distribución se lleva a cabo a través de tomas directas


sobre el Canal General y de tres canales principales (Canal Primera Sección o
Aductor, Canal Segunda Sección o Canal de Calle 4 y Canal Tercera Sección o Canal
de Calle 8) (Figura 14), de los que derivan los ramos de riego. Todos estos cauces son

                                                            
8
 Dotación es el caudal obtenido al multiplicar el coeficiente de riego distribuido (l/s ha) por la superficie 
total (ha) con derecho de riego. 
  26
 
 
 
impermeabilizados. Los ramos, alimentan a distinto número de tomas de las que
nacen las acequias comuneras (generalmente en tierra) que conducen el agua hasta
las propiedades, siendo los turnos acordados por los propios regantes.
  27
 
 
 

Comparto  
Divisoria 

Figura 14 a. Red de riego y drenaje en 25 de mayo.


  28
 
 
 
1.9.2. División territorial para la elección de representantes en el Departamento
de Hidráulica.

La división territorial tiene por objeto demarcar las áreas para la elección de los
representantes de los productores en los Organismos Descentralizados del DH (Figura
14 b).

A estos fines, todos los departamentos de la provincia están divididos en tres


secciones. Cada sección está conformada por uno o más distritos9, constituidos por
tres subdistritos: superior, medio e inferior.

Cada distrito elige una Comisión de Regantes10 (CR).

Las CRs de cada sección, elijen un miembro titular y un suplente para integrar la Junta
Departamental.

El Consejo de Hidráulica por el Acta Nº 1423 punto 10 del año 1978, aprobó las
secciones, distritos y subdistritos para los departamentos de la provincia. Esta fue
modificada en el año 1982 y 1984 para el departamento 25 de Mayo, constituyendo
cada sección un distrito. La primera sección abarca el área comprendida entre calles
Divisoria y Cuatro; la segunda sección entre calles Cuatro y Ocho; la tercera sección
desde calle Ocho hasta el extremo sur de la zona irrigada.

                                                            
9
 Constituye un distrito cada canal o grupo de canales que sirven a más de 300 ha y cuentan con un 
mínimo de 6 concesionarios.  
10
 En las convocatorias electorales realizadas cada dos años, cada Subdistrito elige un miembro titular y 
suplente para integrar la CR del distrito.  
  29
 
 
 

Subdistrito Superior  Subdistrito Medio 

Primera Sección
Distrito 1 

Subdistrito Inferior 

Segunda Sección
Distrito 1 

Tercera Sección
Subdistrito Medio 
Distrito 1 

Subdistrito Superior  Subdistrito Inferior 

Figura 14 b. División territorial del Departamento 25 de Mayo para la elección de representantes en el DH


  30
 
 
 
2. Metodología de trabajo y desarrollo.

El desarrollo de este proyecto se realizó a través de una metodología participativa,


basada en la intervención de los actores involucrados. En primera instancia fueron el
Consejo Asesor AER Caucete, la Junta de Riego (JR) de 25 de Mayo e Inspección
Técnica del DH. Dichos actores seleccionaron el ramo 17 por su elevado número de
regantes, gran cantidad de compuertas, diversidad de suelos, diferentes destinos de la
producción y porque el sistema de distribución le permite ser regante único en el
turnado de riego.

Posteriormente, se hizo un estudio de situación y con esta información, se llevó a cabo


un taller con los integrantes del ramo 17, en el cual, se explicaron los fundamentos del
proyecto. En conjunto se determinaron problemas y se definieron acciones para
solucionarlos.

La ejecución del proyecto se basó en tres estrategias de intervención que


contemplaron los siguientes aspectos: articulación, incorporación de tecnologías y
conocimientos y proceso de organización.

2.1. Articulación.

El avance del proyecto creó la necesidad de generar un equipo interdisciplinario, por lo


cual se conformó un grupo de trabajo con profesionales de la EEA San Juan y el DH,
expertos en las siguientes áreas de conocimiento: riego, drenaje, suelos, fertilización,
manejo de cultivo y organización institucional del DH.

Concretado el recurso humano, actividades y área de trabajo, se solicitó al Consejo del


DH el aval institucional.

Para lograr los objetivos previstos, fue imprescindible articular con otros actores
relacionados con las problemáticas planteadas. En consecuencia se vinculó con otras
unidades del INTA e Instituciones del ámbito local, provincial y nacional (Escuela
Pedro Valenzuela, Municipalidad de 25 de Mayo, PROSAP, Instituto Nacional del Agua
y Universidad Nacional de San Juan).

2.2 Incorporación de Tecnologías y Conocimientos.

2.2.1. Recopilación de información: se trabajó con las secciones catastrales de la


Dirección Provincial de Geodesia y Catastro para la ubicación e identificación de
parcelas; los planos orgánicos del DH, que aportaron el diseño de la red de riego y
drenaje del departamento y los registros del DH, que detallan el nombre de los
titulares, nomenclatura catastral, superficie total de la parcela, superficie con derecho y
orden de riego para cada una de las siete compuertas del área del proyecto.

Toda esta documentación se utilizó para confeccionar el mapa del área del Ramo 17,
con la localización de las propiedades, nombres de sus titulares, tablas de superficie
total y con derecho por compuerta y estratificación de la superficie con derecho (Tabla
2. Anexo I).

Además, se buscó información sobre la red freatimétrica del área, antecedentes sobre
profundidad de niveles freáticos, descripción de perfiles de suelos y datos climáticos
de estaciones meteorológicas próximas al área, volúmenes de agua utilizados para
riego y estudios previos de uso de agua de riego.
  31
 
 
 
2.2.2. Relevamiento catastral.

Se hizo un reconocimiento del terreno a través del mapa de propiedades y titulares.


Con ayuda del celador, se recorrieron las fincas. Se modificó el mapa original en
función de la información recaudada en el lugar. Se confeccionó un nuevo mapa de
propiedades y sus dueños, que mostró la integración y división de parcelas.

2.2.3. Relevamiento poblacional y de vivienda.

Para poder ejecutar en forma eficiente el proyecto, era imprescindible conocer a los
habitantes del área y sus ocupaciones. Por ello se recorrió el área visitando las
viviendas existentes. Se relevó la ubicación y número de casas por parcela, apellido y
nombre del jefe de familia, composición familiar según rango de edades (0-5; 6-12; 13-
19; > a 20; adultos y ancianos), ocupación y nivel de estudio alcanzado de los adultos.
Se puso énfasis en indagar el nivel de instrucción del rango etario de 0 a 20 y los
establecimientos educativos a los que concurrían a efectos de dirigir capacitaciones
orientadas a la valorización y correcto uso del agua.

2.2.4. Relevamiento de cultivos, trazado de red de riego interna y perforaciones.

Estas actividades se realizaron simultáneamente, recorriendo propiedad por


propiedad, con el titular, encargado, obrero o vecino (en el caso de que no haya un
responsable). Se confeccionó un croquis con los callejones y cuarteles, con sus
correspondientes cultivos, variedades y medidas, ubicación de viviendas, corrales e
instalaciones. Se dibujó la red interna de riego. Además se registraron las
perforaciones y su ubicación.

2.2.5. Encuesta ex ante a productores y encargados.

Las variables contenidas en las encuestas fueron: registro de actividades agrícolas,


estado de nivelación del terreno, método de riego utilizado, frecuencias y fechas de
riego, conocimiento del tipo de suelo por cuartel, control de malezas (cómo y por qué),
prácticas de fertilización, conocimiento sobre problemas de freática y nivel freático
actual, conocimiento sobre prácticas de aforo, formas de resolver problemas sobre
agua de riego, realización de actividades de capacitación e interés en capacitarse
(Tabla 13). Se entrevistó a 31 propietarios y 17 encargados.

2.2.6. Aspectos tecnológicos generales.

Se realizaron las siguientes actividades:

Lectura y procesamiento de datos climáticos disponibles en el área.

Seguimiento de caudales de riego: se registró el volumen distribuido en el


departamento y los volúmenes requeridos y distribuidos por compuerta en el área del
proyecto.

Identificación de los suelos de la zona cultivada: se hizo una descripción del perfil
textural, toma de muestra de suelos, análisis de laboratorio y determinación de
parámetros de los suelos (constantes hídricas).
  32
 
 
 
Seguimiento de los niveles freáticos: se instaló una red freatimétrica en el área y
alrededores; se hizo una lectura mensual y se trazaron las curvas de igual profundidad
(Isobatas).

2.2.7. Selección de parcelas demostrativas.

Se seleccionó una finca por cada compuerta del ramo. Un cuartel por finca, representó
la parcela demostrativa. Dado que el cultivo predominante era la vid, la elección del
cuartel se basó en la variedad y tipo de suelo. Fue fundamental tener en cuenta que el
propietario o encargado residiera en la finca y aceptara el desafío de cumplir con
actividades de seguimiento, dada la rigurosidad del control de registros, verificación de
datos, instalación y control de instrumental.

2.2.8. Seguimiento de prácticas de riego y cultivo en las parcelas demostrativas.

Se instaló, en cada parcela demostrativa, el siguiente instrumental: un aforador en el


ingreso de la acequia regadora (sin cuello o de cresta ancha según los casos), un
freatímetro y dos sondas para la medición de humedad en el perfil (en cabecera y al
pie de una unidad de riego).

Se tomaron muestras de suelo a distintas profundidades para la determinación textural


y fertilidad en laboratorio.

Se efectuó un relevamiento detallado de cada cuartel, que comprendió: superficie,


marco de plantación, distancia de plantación, número de plantas por hectárea, edad de
las plantas, ubicación de las acequias de riego y rendimientos comparativos.

El encargado fue responsable de registrar, para cada práctica de cultivo realizada, los
siguientes datos: fecha, tipo de labor, hora de inicio y fin, jornales ocupados, cantidad
y costo de insumos empleados y observaciones. Específicamente, en cada riego,
debía efectuar la lectura del aforador, al inicio, durante fluctuaciones del agua
ingresada y al final. También la lectura del freatímetro antes y después del riego.

Desde la EEA San Juan, personal calificado tomaba los valores de las sondas. Se
llevaba una planilla de seguimiento con los datos recabados por el encargado.

La determinación de eficiencia de riego se realizó con un método estandarizado para


la Región Cuyo consensuado con el Instituto Nacional del Agua (INA).

Fue importante la coordinación del equipo que realizaba la práctica de la eficiencia con
el productor y encargado.

Se confeccionaron gráficos de volúmenes mensuales de agua requerida por cultivo


versus volúmenes utilizados por el productor; gráficos de frecuencias de riegos y
láminas aplicadas versus frecuencias y láminas adecuadas a la capacidad de
almacenaje de los suelos y requerimiento de cultivo. Se diseñó una propuesta de riego
a nivel de finca, Por último, se construyó un cronograma por compuerta en función del
turnado y dotación.
  33
 
 
 
2.2.9 Capacitación.

Se generaron tres grupos de temas para capacitaciones: los demandados, los


inducidos por el equipo técnico y los específicos en temas organizativos.

De este modo, los productores fueron capacitados en los siguientes temas: poda de la
vid, fertilización, plagas y enfermedades, uso agroquímicos, manejo de suelo,
ejecución de labores en verde, aforo de compuerta, capacidad de almacenaje de agua
de suelo, manejo de huerta orgánica.

Se realizaron eventos con productores y personal del DH sobre la organización


institucional, mecanismos de participación y marco legal en la administración del
recurso hídrico.

Se llevaron a cabo talleres de diagnóstico, definición de competencias, análisis y


discusión, intercambio de puntos de vista, elaboración de estrategias.

Se efectuaron salidas fuera de la zona del canal Aductor para conocer realidades
diversas en cuanto a sistemas productivos y manejo del recurso hídrico. También giras
para conocer experiencias organizativas, fuera de la provincia.

2.3. Proceso de organización.

2.3.1. Estrategia de comunicación.

Se implementó una estrategia de comunicación, con la elección de herramientas


adecuadas a las convocatorias, reuniones y capacitaciones.

Para la convocatoria de la primera reunión, se utilizó como herramienta invitaciones


escritas. El emisor fue AER Caucete. Siendo este un proyecto de riego, el canal de
comunicación adecuado para la distribución de las invitaciones, era el celador/11, por
ser alguien conocido por los destinatarios del proyecto y con amplio conocimiento del
área.

Posteriormente se modificó el canal de comunicación: las invitaciones fueron


repartidas por un productor residente en el área que, por su actividad cotidiana, se
desplazaba a lo largo del ramo 17. Este esquema de comunicación se reforzó con la
instalación de un pizarrón en una finca de fácil acceso. Allí se transmitían mensajes a
los productores.

El avance en las etapas del proceso de organización, condujo a los productores a


aceptar compromisos, entre ellos, la convocatoria a reuniones. De este modo, en el
último tramo del proyecto, el emisor era el grupo, el canal de comunicación era un
productor que se ofrecía, y el mensaje era acordado en la reunión anterior y
transmitido vía telefónica o personal.

En todos los casos, a través de llamados telefónicos, se evaluó si el sistema de


comunicación era el adecuado.

                                                            
11
 Es el personal del DH, encargado de la distribución del agua de riego en el área del proyecto. 
  34
 
 
 
La estrategia de comunicación para las reuniones y capacitaciones, consistió en
armonizar el espacio físico, la dinámica grupal y el momento.

Las primeras reuniones se realizaron en la Escuela Pedro Valenzuela, por su cercanía


al área. Se utilizó un esquema áulico que generó, entre los participantes, una división
en expositores y público. Luego se optó por un modo circular, que permitió mayor
interacción entre los participantes. Para estimular la expresión de necesidades y
aspiraciones se implementó el método de “tarjetas anónimas”.

Respecto al día, horario y duración de las reuniones, se intentaron diferentes


alternativas, finalmente, se acordó un día a mitad de semana, a media mañana y con
una duración no mayor a dos horas.

La escuela, no ayudó a generar vínculos, ya que no era un lugar habitual para los
productores. Para encontrar un ambiente de reunión adecuado, se solicitó a los
participantes que propusieran otros sitios. Uno de ellos ofreció una galería y otro una
casa. “La galería de la finca”, tampoco fue buen lugar de encuentro, porque la
disposición de tablones y sillas, no facilitaba la comunicación, al estar al aire libre,
favorecía la dispersión y los participantes estaban expuestos a los rigores climáticos.
Por último se efectuaron las reuniones en “la casa”. Este fue el espacio de
convocatoria definitivo. Las claves del éxito fueron la presencia de un anfitrión
hospitalario, el ambiente de la sala y el sentido de pertenencia de los productores.

La preparación de las reuniones y capacitaciones, requirió de un proceso. Previamente


se debía tener claro el tema a tratar y preparar los elementos a utilizar. Al llegar al
lugar del encuentro se debía crear un clima favorable y adecuado (mesa, tablones,
sillas, vasos, café, entre otros). Fue muy importante la colocación de un cartel
llamativo, con el nombre del proyecto, ubicado en un lugar visible, con el objeto de
internalizar el sentido de pertenencia al grupo.

En todos los casos, se trató de captar la atención del productor desde el primer
momento para satisfacer su expectativa respecto al contenido de la reunión. También,
al comienzo de las reuniones, se abordaban temas de interés general ya que el
productor venía con sus “mochilas explícitas e implícitas”.

Siempre fue importante el respeto, ya que generó un espacio de apertura, confianza y


permitió la comunicación. También se cuidó la gestualidad, la postura, la actitud,
sabiendo que las personas captan más de las expresiones externas que del contenido
preparado con esmero.

Al cierre de las reuniones, se fijaba el tema, fecha y horario para el próximo encuentro.
En el caso de capacitaciones, también se acordaba el lugar.

En cada reunión se entregaba el material didáctico preparado según el tema


desarrollado.

2.3.2. Etapas del proceso de organización.

Se pueden identificar las siguientes etapas básicas: afianzar objetivos, generar


confianza, fomentar la creación de vínculos, despertar el interés en temas específicos
y aceptar compromisos. En el proceso continuo de construcción grupal, estas etapas
  35
 
 
 
son una secuencia que no sigue estrictamente un orden, pudiendo ser simultáneas y
sin límites definidos entre ellas.

Para generar confianza, era necesaria la presencia permanente del equipo técnico en
la zona de trabajo; para fomentar la creación de vínculos entre los productores, se
programaron actividades que incluían el traslado “a pie” de los participantes, desde el
lugar de reunión hasta el sitio demostrativo; para despertar el interés, se abordaron
aspectos técnicos de manejo de cultivo que ellos demandaban. Por otra parte, para
sembrar inquietudes respecto a otros aspectos técnicos que el productor no planteaba,
se utilizó como material ilustrativo, el mapa de suelo del área, mapas comparativos
con curvas isobatas y el gráfico de evapotranspiración de la vid, entre otros.

Otro aspecto importante fue que los responsables del proyecto eran los primeros en
llegar, recibiendo a los productores, y los últimos en retirarse, despidiéndolos, con lo
que se transmitía una valoración individual que tenía como respuesta un compromiso
de participación.

Durante el período 2006–2008, se transmitieron conocimientos sobre la estructura


democrática y el funcionamiento del Departamento de Hidráulica. Se incentivó a los
productores para tomar conciencia de que, como grupo, podían participar en esta
Institución y lograr objetivos comunes. La realización de posteriores giras, talleres,
reuniones, capacitaciones, almuerzos y cenas, fortaleció la consolidación del grupo
Ramo 17, en el marco de la ley 886.

Al principio se trabajó con productores y encargados. Sin embargo, se comprendió que


había que involucrar a los productores, quienes son los que realmente provocan el
cambio en la finca, al modificar la conducta de su personal. Así mismo, son los
titulares los que pueden integrar los organismos descentralizados del DH.

Motivados por la convocatoria electoral 2008, se elevó una propuesta al DH con


candidatos para integrar la lista a Comisión de Regantes (CR), por el Subdistrito
Superior del único Distrito que existía en la Primera Sección.

Luego de esta participación formal en la estructura del DH, el grupo comprendió que
reunía las condiciones para crear un nuevo Distrito con su propia CR. Para esto se
necesitaban seis personas con mayor compromiso y tiempo disponible que actuaran
en representación de todos los regantes del Ramo 17, con pleno apoyo del resto.

Las acciones posteriores se concentraron sobre el rol del productor en la toma de


decisiones sobre el manejo del recurso hídrico.
  36
 
 
 
3. Resultados.

3.1 Articulación.

Fue posible la articulación de este proyecto con distintos organismos e instituciones


debido a que, todos ellos, tienen una finalidad común, que es lograr el correcto uso del
recurso hídrico.

Para su ejecución fue imprescindible la participación de especialistas en cada una de


las temáticas planteadas que aportaron sus conocimientos y experiencia profesional.

Con el Departamento de Hidráulica (DH) se trabajó para fortalecer la estructura


democrática, a través de la mayor Participación de los usuarios del agua en su
administración.

Así mismo, se coordinó la instalación y lectura de una red freatimétrica que permitió
conocer las fluctuaciones de los niveles freáticos y su representación en curvas
isobatas.

A través del Programa Nacional ProHuerta se estimuló a los establecimientos


educativos, a los productores, y a los propietarios de pequeños lotes, al desarrollo de
huertas escolares, comunitarias y familiares.

Con el Instituto Nacional de Agua y la Universidad Nacional de San Juan, se


consensuó una metodología regional para la determinación de eficiencia de riego, que
permitió obtener y analizar resultados comparables.

Con el Programa de servicios agrícolas provinciales (PROSAP), se articuló por una


parte la elaboración del proyecto de una red de drenaje que empalme a los colectores
existentes y permita el saneamiento de los suelos del área. Por otra, en conjunto con
la Municipalidad de 25 de Mayo y el PROSAP, se definió las vías de comunicación que
se incluyeron en el Plan de Mejoras de Caminos Rurales.

El Departamento de Suelo Riego y Drenaje de la EEA San Juan, ajustó el mapa de


suelos confeccionado en 1973 y realizó los análisis físico químicos de los mismos, lo
que ayudó a definir la ubicación de las parcelas demostrativas y las recomendaciones
de manejo y fertilización.

Toda esta participación y desarrollo de actividades fue fundamental para la


capacitación y transferencia de conocimientos a los involucrados en el proyecto, con el
objeto de que cada uno de ellos utilice en forma correcta los recursos disponibles.

3.2 Incorporación de tecnologías y conocimientos.

La aplicación de las estrategias utilizadas como pilares en el desarrollo del proyecto se


plasmó en los resultados que se detallan a continuación.
  37
 
 
 
3.2.1 Recopilación de información.

Nómina de titulares de concesiones de agua de riego.

Tabla 7. Nombre de titulares del Ramo 17 por compuerta con identificación catastral de las parcelas,
superficie total y superficie con concesión.

    Orden de  Nº de  Has con  Superficie 


Titular  
    riego  Nomenclatura Catastral  Cuenta  derecho  Total Has 
1  1420‐800720  RIVEROS S. María Irene y Otras  00028  6,9700  7,0505
2  1420‐800700  VELERT FRAU, Ernesto y otro  01269  6,9700  7,0505
Compuerta 

3  1420‐850600  SANCHEZ GUTIERREZ, Salvador  00055  9,8475  10,2853


1  4  1420‐820600  FARIAS, Pedro Jorge  01737  9,3651  9,3651
5  1420‐800600  COBAS, Rubén y Hortencia  00054  9,7452  10,1656
6  1420‐770600  LEIVA, Aníbal  00027  9,7513  10,2294
Sub Totales por compuerta     52,6491  54,1464
             
 

1  1420‐740600  FARIAS, Pedro Jorge y Otro  00932  9,8562  10,2431


2  1420‐710600  CHIRINO, Augusto Luis  00931  9,8360  10,2222
Compuerta 

3  1420‐680600  JIMENEZ MOYANO, Julián  00916  9,8156  10,2800


4  1420‐660600  SANCHEZ GUTIERREZ, Salvador  00057  9,7949  10,1795

5  1420‐700680  CAMPALLO DELGADO, Víctor Manuel  00031  9,8397  9,8537
6  1420‐700700  HIDALGO, Alejandro Wadi e Hilda  01723  9,8552  9,8813
7  1420‐630740  MARQUEZ ESPADA, Pedro  00048  6,6522  6,6522
Sub Totales por compuerta     65,6498  67,3120
             
   

             
1  1420‐600710  CAMPAYO DELGADO, Víctor Manuel  00173  1,5054  1,5054
2  1420‐620600  CAMPAYO DELGADO, Víctor MFA  01281  10,5186  10,6822
3  1420‐590590  GURREA, María Cristina Josefa  01282  17,2756  17,4203
4  1420‐610530  GONZALEZ VALVERDE SAACEI  01242  1,2104  1,1371
Compuerta 

5  1420‐600670  DELGADO, Nélida I. Y Otros  00168  14,6110  14,7473


3  6  1420‐600710  GYORDAN Arsen  00172  3,0898  3,0898
7  1420‐480700  DELGADO, Nélida I. Y Otros  00169  16,0864  16,0568
8  1420‐540700  ARES de SEGOVIA, Hilda Josefa  01463  10,0334  10,0334
9  1420‐520700  GODOY AMAT, Francisco  01496  10,0602  10,0602
10  1420‐530630  DELGADO HERRERO  00162  3,5238  3,5239
Sub Totales por compuerta     87,9146  88,2564
             
 

  Nº de  Nº de  Has con  Superficie 


Nomenclatura Catastral  Titular  
 

  Orden  Cuenta  derecho  Total Has 


 

1  1420‐500600  MONTILLA, Ltda. ACISA  00163  31,3338  31,3338


2  1420‐470520  DELGADO , Nélida I y Otros  00161  6,0000  6,0000
Compuerta 

3  1420‐450570  ALBARRACIN SMITH, Belisario Ern  01700  11,9136  12,0246


4  1420‐430630  CAMPAYO DELGADO, Victos Manuel  00174  3,7500  3,7517

5  1420‐460630  DELGADO HERRERO A y otros  00160  2,1856  3,5238
6  1420‐420700  ROMART S.R.L.  01704  12,3405  12,3405
7  1420‐460630  DELGADO HERRERO A y otros  00167  1,5644  1,5644
Sub Totales por compuerta     69,0879  70,5388
             
Compuerta   

1  1420‐350650  PRINGLES, Juan O. Y Otros  00063  39,3114  39,4336


2  1420‐250600  BALTOR S.A.  01643  35,1078  35,1078

3  1420‐210660  CALIVAR, Miguel Ángel  00065  2,3203  2,3284
Sub Totales por compuerta     76,7395  76,8698
             
 

1  1420‐430520  GARRIDO, Miguel Antonio  01221  3,5531  3,5770


2  1420‐400520  CANTO, Roberto Cesar y Otros  01236  5,2551  5,2904
3  1420‐380520  VILLEGAS, Manuel Ernesto  01676  2,8927  2,9121
4  1420‐370500  MARQUEZ FRIAS, Juan y Otros  00069  2,5000  2,5280
Compuerta 

5  1420‐350500  MARQUEZ RODRIGUEZ, Gabriel  00155  2,5000  2,5231


6  6  1420‐400560  LORENTE, José  00743  2,6305  2,6868
7  1420‐400580  GUZMAN, Manuel y Otra  00067  2,0420  2,1764
8  1420‐400590  GUZMAN, Manuel y Otro  00156  3,0012  3,1206
9  1420‐360560  MARQUEZ FRIAS , Antonio  00157  2,1630  2,1630
10  1420‐360560  MARQUEZ , Antonio  00068  6,5000  6,5000
Sub Totales por compuerta     33,0376  33,4774
             
             

             
             
             
             
             
             
  38
 
 
 
  Nº de  Nº de  Has con  Superficie 
Nomenclatura Catastral  Titular  
 
  Orden  Cuenta  derecho  Total Has 
 

1  1420‐300500  PRINGLES, María Angélica Villaf.  00070  39,0978  39,4893


2  1420‐250470  HERRERIA MORENATE, Juan  00110  0,4465  0,6215
3  1420‐240470  HERRERIA MORENATE, Juan  00071  0,4001  0,4001
4  1420‐230470  PONCE, Antonio  00107  0,2808  0,2808
5  1420‐250480  PONCE, Antonio  00279  0,2804  0,2804
6  1420‐250490  TAPIA Vda de FERNANDEZ, Berta  00109  0,2597  0,2597
7  1420‐230480  HEREDIA, Juan Antonio  00140  0,2597  0,9676
8  1420‐240500  ARBO, Lucia D. Vda de y Otro  00139  1,1133  1,1133
9  1420‐240510  CARRIZO, Heriberto Fernando  00111  0,2826  0,2981
10  1420‐250510  HEREDIA, Juan Antonio f/1  01207  0,3221  0,3315
11  1420‐220520  MERCADO, Justino  01206  0,1311  0,1350
12  1440‐895635  SANTIAGO de RIVEROS, Alicia R.  01540  6,3049  6,5792
13  1440‐895635  FULLANA, Pascual  01541  3,9109  4,0610
Compuerta 

14  1440‐920650  GARCIA ARBO, Eduardo Osiris  01720  1,8422  1,8437


15  1440‐900660  KALEJMAN, Hector Mateo  00131  8,0889  8,2621

16  1440‐920630  RODRIGUEZ, Alberta  00135  8,1627  8,1628
17  1440‐880710  HEREDIA, Juan Antonio y O  00133  9,9287  10,0217
18  1440‐910710  HEREDIA, Juan Daniel  01498  0,1486  0,1500
19  1440‐900740  VILLAFAÑE de PRINGLES, María  00087  12,9244  12,9244
20  1440‐890770  KALEJMAN, Hector Mateo  00807  7,0729  8,0754
21  1440‐870810  KALEJMAN, Hector Mateo  00825  1,4123  1,4942
22  144‐880810  JALIFE, José  00814  1,4123  1,4982
23  1440‐890810  JALIFE, José  00784  4,2367  4,4878
24  1440‐860810  JALIFE, José  00783  1,4132  1,4953
25  1440‐830810  JALIFE, José l / 4   00824  1,4123  1,4942
26  1420‐820810  HERRERIA MORENATE, Juan  00813  1,4123  1,4942
27  1440‐815776  FULLANA, Pascual  01537  2,1318  2,8034
28  1440‐801775  SANTIAGO de RIVEROS, Alicia R.  01536  3,1976  4,2051
29  1440‐770700  ESTEVEZ TRUJILLO, María Cristina  00088  78,5733  78,5733
   Sub Totales por compuerta        196,4601  201,8033
               
    Superficie del área del proyecto    581,5386  592,4041 
               
Fuente: Dirección del Registro y Catastro de Aguas año 2005 ‐ DEPARTAMENTO DE HIDRÁULICA      

Estaciones meteorológicas.

Las estaciones meteorológicas más próximas al área de trabajo son: la de la Escuela


Agroindustrial del Distrito Casuarinas, la de la Escuela Agrotécnica Gonzalo Doblas, la
de la finca Dabell y pluviómetros de la bodega Callia, instalados cerca de la zona.

Las dos últimas no se adecuaban a las exigencias del proyecto, sin embargo Dabell
aportó parte del instrumental para reacondicionar la estación de la escuela Gonzalo
Doblas y Callia puso a disposición los datos de los pluviómetros.

3.2.2 Relevamiento catastral.

La actualización a campo de los registros del Departamento de Hidráulica, en base a


las secciones catastrales de la Dirección Provincial de Geodesia y Catastro12,
determinó que, en el área del proyecto, existen 76 parcelas que pertenecen a 50
propietarios. De ellos 12 poseen lotes no dedicados a la producción agrícola por lo que
se los vinculó al programa Pro-huerta y 5 no se relacionaron con el proyecto, por
diferentes motivos. En consecuencia fueron 33 los propietarios involucrados.

                                                            
12
 La identificación parcelaria o nomenclatura catastral está formada por un número de 10 cifras, las dos 
primeras corresponden al departamento; las siguientes dos cifras representan a una sección dentro del 
departamento; los últimos seis dígitos corresponden a las coordenadas geográficas del baricentro de la 
parcela (los tres  primeros se leen en ordenadas y los tres últimas en abscisas).  
 
  39
 
 
 

Figura 15. Identificación catastral de las propiedades.

3.2.3 Relevamiento poblacional y de vivienda.

El resultado del relevamiento muestra la existencia de 50 casas donde viven 199


personas, en forma estable. Se observa una mayor concentración poblacional (42 %
del total) en la manzana N° 3, coincidente con la presencia de lotes y propiedades de
mediano tamaño que son regadas por la compuerta N° 6.

Tabla 8. Población según edades.


  40
 
 
 

Figura 16. Distribución de población según edades.

Ocupación jefe de familia

Otros Propietarios
Propietarios 12% 24%
Encargados
Obreros
Contratistas 24%
Caseros
Encargados
Obreros 18%
Caseros Contratistas
Otros 14% 8%

Figura 17. Porcentaje de rubros ocupacionales de jefes de familia en el área.


  41
 
 
 

Figura 18. Distribución de viviendas y ocupación del jefe de familia.

De los 50 jefes de familia, el 26 % son contratistas y encargados, el 24 % son


propietarios, un número similar son obreros y el resto desempeñan actividades no
vinculadas al agro (albañil, comerciante, entre otros).

Tabla 9. Población en edad escolar y establecimientos al que concurren.


  42
 
 
 
Dentro de la composición familiar, los rangos de edades de 5-12 y 13-19; comprenden
67 niños y jóvenes, de los cuales, el 88 % asiste a establecimientos escolares (nivel
primario, secundario y universitario).

3.2.4 Relevamiento de cultivos, red de riego interna y perforaciones

Cultivos del área.

El 88 % de los cultivos del área corresponde a vid, seguido de especies hortícolas con
el 8 %, en donde prevalece el ajo concentrado en compuerta 7. En tercer lugar se
encuentra el olivo con el 3,5 %. Existe un 0,5 % de otros cultivos. Los porcentajes
observados son semejantes a los del área con derecho de riego en el departamento
de 25 de Mayo.

Respecto a variedades de vid, predominan Cereza, Pedro Ximénez y Moscatel de


Alejandría con un 57 %. Luego se encuentran variedades de uva de mesa (California,
Superior Seedless, Alfonso Lavallé y Red Globe), por último, variedades destinadas a
pasas (Sultanina, Arizul y Moscatuel).

Tabla 10. Superficie cultivada por compuerta y especie.

Compuerta  Vid superficie  Olivo  Frutales  Anuales  Totales (ha) 


ha  superficie ha  superficie ha  superficie  Especie 
1  37,21  0,32 0,3 0,5 ceb. Semilla  38,33
2  42,55  3,4 1,5 1 tomate inv.  48,45
3  55,05  2 0,3       57,35
4  35,3              35,3
5  39,7              39,7
6  27,15  0,6 0,15 0,5 Chacra  28,4
8 Melón 
7  39,7  5   68,7
16 Ajo 
Total  276,66  11,32 2,25 26    316,23

Tabla 11. Superficie cultivada con vid por compuerta y variedad.


  43
 
 
 

Figura 19. Mapa de superficie cultivada en el área.

En la figura 19, se observa una distribución regular de cultivos en el área, sin embargo
en la última manzana existe una alta proporción de superficie sin cultivar. Esto se debe
a un proceso de salinización por efecto de la revenición de los suelos.
Topográficamente es un sector bajo y sin drenes.
  44
 
 
 
Los resultados del relevamiento de cultivos permiten efectuar la caracterización del
área según superficie total, superficie con derecho y superficie cultivada.

Tabla 12. Superficie total, con derecho y cultivada, en ha.

R° sup. 
N° de  ha con 
Compuerta  ha totales  ha cultivadas  cultivada/con 
propiedades  derecho 
derecho. 
1  6  54,15 52,65 38,33 73% 
2  7  67,31 65,65 48,45 74% 
3  10  88,25 87,91 57,35 65% 
4  7  70,54 69,08 35,3 51% 
5  7  76,87 76,74 39,7 52% 
6  9  33,48 33,04 28,4 86% 
7  30  201,8 196,46 68,7 35% 
Total  76  592,4 581,53 316,23 54% 

Figura 20. Relación de superficies total, con derecho y cultivada por compuerta.

El análisis de la tabla 12 y figura 20 denota que las compuertas 1,2 y 6 tienen una
relación porcentual de superficie cultivada respecto a la superficie con derecho
elevada y la compuerta 7 una relación muy desfavorable.

Esto se atribuye al posicionamiento de las compuertas en el ramo: compuertas 1 y 2


están en la cabecera, por lo tanto reciben caudales uniformes, la compuerta 7, que es
la última del ramo, en cambio sufre todas las variaciones de caudal que se producen
durante el riego. La situación de la compuerta 6 es diferente y se explica porque
suministra el agua a una reducida superficie con derecho.

El promedio general de la relación superficie con derecho a cultivada, es del 54 %. Las


compuertas 4 y 5 poseen una relación de 51 y 52 % respectivamente. Esta situación
refleja la realidad provincial.
  45
 
 
 
Red de riego en al área del proyecto.

Figura 21. Red de acequias comuneras y área regada por compuerta.

En la figura 21 se identifica, con diferentes colores, el área regada por cada una de las
compuertas del ramo 17. Además se muestra el trazado de la red de acequias
comuneras que permiten la distribución del agua de riego a las distintas parcelas.

En las compuertas 3 y 5 se hace notar la situación desfavorable de las últimas


propiedades. En ambos casos, el recorrido de la acequia comunera es muy extenso y,
además, atraviesa terrenos arenosos, lo que provoca pérdidas durante la conducción
del agua.
  46
 
 
 
Perforaciones privadas en el área.

Figura 22. Relevamiento de perforaciones privadas.

En el área existen 12 perforaciones en condiciones de funcionamiento. Dos de ellas


son comuneras con acuerdos previos para el uso y mantenimiento. Estos son
ejemplos de tipos de organización no formales existentes. Sólo una de ellas (manzana
4; propiedad 709), funcionó ocasionalmente, durante el período de ejecución del
proyecto y se utilizó para el riego de cultivos anuales de invierno, especialmente en la
época de monda.
  47
 
 
 
3.2.5 Encuesta ex ante a productores y encargados

Tabla 13. Encuesta ex ante a productores y encargados.

  Propietarios  Encargados Observaciones 


Si  No si No
Registro de actividades  28 %  72 % 30 % 70 %
agrícola 
Registro de riego por  26 %  74 % 12 % 88 %
cuartel 
Nivelación del terreno  100 %  0 % 100 % 0 % 39 % tiene nivel a cero, 55 % con leve 
pendiente5 6 % con pendiente 
pronunciada. 
Método de riego: por  58 %  42 % 82 % 18 % En segundo lugar se cita riego por 
melga  surco y tercero riego por inundación. 
Presencia de regador  81 %  19 % 88 % 12 % En general, se considera “regador” al 
permanente  encargado o un operario de finca. 
Riego Nocturno  51 %  49 % 77 % 23 % 31 % no asiste el riego. 
Riega igual en  63 %  37 % 70 % 30 % Vuelve a regar el mismo cuartel entre 
primavera‐verano  15 y 19 días el 48 %; entre 8 y 14 días el 
29 % y más de 20 días el 23 %. 
Riega con el primer  96 %  4 % 100 % 0%
turno 
Riega hasta el último  60 %  40 % 60 % 40 % Normalmente el corte de agua es en 
turno  Mayo‐Junio. El 40 % efectúa el último 
riego en Marzo‐Abril 
Conoce los tipos de  90 %  10 % 76 % 24 % 75 % conoce los suelos a través de las 
suelo por cuartel  labores culturales y el 43 % a través del 
riego. 
Hace control de malezas  100 %  0 % 100 % 0%
Usa implemento para el  48 %  52 % 82 % 18 % El 100 % hace control químico. El uso 
control de malezas  de implemento es complementario. 
Sólo el 10 % hace control manual. 
Hace control de malezas  3 %  97 % 0% 100 %
para facilitar el riego 
Hace uso de guanos  68%  22% 53% 47% Más del 70 % usa guano de cabra en 
invierno. El 23 % usa de guano de 
gallina. 
Hace uso de fertilizante  90%  10% 100% 0% Los más utilizados son urea, triple 15, 
químico.  18‐46‐00 y nitrofosca. Un 7 % hace 
aplicaciones en poscosecha. 
Reconoce tener  26%  74% 12% 88%
problemas de freática 
Conoce profundidad de  30%  70% 12% 88%
nivel freático actual 
Sabe aforar su  13%  87% 0% 100%
compuerta 
Realizó actividad de  38%  62% 6% 94%
capacitación 
Interés en capacitarse  84%  16% 88% 12%
Acude a Hidráulica  22%  78% 18% 82% El 74 % de los propietarios y el 94 % de 
frente a problemas con  los encargados acuden a los vecinos del 
el agua de riego.  ramo para resolver problemas. 

Los resultados de la encuesta ex ante, plasmados en la tabla N° 13, permitieron


conocer los hábitos de trabajo de los productores del área.

El 70 % de la población encuestada considera que no es necesario llevar registros de


todas las prácticas realizadas durante el ciclo productivo ya que afirman recordarlas.
Sin embargo, durante las actividades de seguimiento se demostró que los encargados
y propietarios confunden fechas, momentos de prácticas de cultivo, etapas
fenológicas, dosis y productos fitosanitarios, lo que conduce a fallas durante el proceso
de gestión.
  48
 
 
 
Se debe tener presente que la administración es la asignación de recursos necesarios
para el logro de los objetivos y, por otra parte, la gestión implica el análisis de hechos
pasados. Cuanto mayor sea el volumen de datos que se analizan y procesan, más
certera es la información obtenida. De este modo la planificación (labores culturales,
uso de maquinaria e implementos, aplicaciones de fitosanitarios, compra de insumos y
venta del producto) es más eficiente. A su vez, la gestión permite un análisis más
preciso de la estructura de costos (insumos, mano de obra, uso de maquinarias, entre
otros) y una comparación del pasado con el presente, haciendo más acertado el
proceso de toma de decisiones.

El método de riego predominante es por melga sin pendiente. A lo largo del ciclo, no
se realizan retoques en la nivelación.

El 16 % de las propiedades es regado por inundación. Esto provoca incremento en el


nivel freático, revenición de los suelos, lavado de fertilizantes y asfixia de raíces.

Respecto a la presencia de regador permanente, cabe aclarar que esta tarea está a
cargo del encargado, secundado por un operario no específico. El 31 % de los riegos
nocturnos no se cuidan.

En la mayoría de los casos, inicia los riegos con el primer turno, luego de la monda/13,
y los finaliza con el último turno previo a la monda del año siguiente. No se tiene en
cuenta las etapas fenológicas del cultivo ni el tipo de suelo para determinar la
frecuencia y lámina de riego. Por el contrario se basan en la oportunidad de ejecución
de labores y disponibilidad de agua de turno.

Más del 80 % afirma conocer el tipo de suelo, conocimiento empírico que pocas veces
es aplicado al correcto manejo del riego. Solamente, ante severos problemas de
cultivo, recurren al muestreo y análisis de suelo. En la mayoría de los casos no utilizan
esta herramienta en el proceso de toma de decisiones.

El control de malezas es una práctica generalizada con predominio de uso de


herbicidas. Un mínimo porcentaje (3 %), hace control de malezas para favorecer la
operación de riego. Esto sumado a los problemas de relieve genera dificultades para
que el agua escurra libremente de la cabecera al pie de la unidad de riego.

El 90 % de los productores realiza fertilizaciones durante el ciclo. Sólo el 7 % realiza


aplicaciones poscosecha, siendo este uno de los momentos óptimos, además de
poscuaje.

El 80 % desconoce la profundidad de la napa freática y los problemas que ocasiona a


los suelos y cultivos.

Sólo un 6 % de los encargados realizó actividades de capacitación, por iniciativa


personal y fuera del horario de trabajo. En general los propietarios no valoran a las
capacitaciones como una inversión.

Alrededor del 85 % de los casos manifiesta tener interés en capacitarse.

                                                            
13
 Período de monda: corta anual de agua de riego, para la limpieza y mantenimiento de la red de riego. 
  49
 
 
 
El 80 % de productores y encargados no acude al Departamento de Hidráulica para
resolver problemas relacionados con el riego. Sin embargo, el 74 % de los productores
y el 94 % de los encargados, afirma que recurren a los vecinos del ramo para resolver
este tipo de inconvenientes.

La existencia de acuerdos no formales permite deducir que existen interrelaciones


respecto a la problemática del uso del recurso hídrico.

3.2.6 Aspectos tecnológicos generales

Estaciones meteorológicas y datos climáticos zonales

Se trasladó la estación de la escuela Gonzalo Doblas a un sitio más protegido y se


reacondicionó el instrumental y casilla meteorológica. Se tomaron datos de
temperatura mínimas, máximas, temperatura de bulbo seco y húmedo, dirección y
fuerza del viento, precipitación y evaporación.

El procesamiento de estos datos y los de la estación de Las Casuarinas, permitieron


elaborar el siguiente climograma para 25 de Mayo:

 
 
Figura 23. Climograma del departamento 25 de Mayo (2000-2009).
 
Tabla 14. Temperatura media mensual y precipitaciones para el período 2000-2009.
 
Mes T° C Mm
Junio 8,42 4,37
Julio 7,67 2,40
Agosto 10,24 3,76
Septiembre 14,27 4,24
Octubre 19,83 5,65
Noviembre 22,86 6,42
Diciembre 25,28 9,00
Enero 26,65 21,26
Febrero 25,48 21,73
Marzo 23,07 21,96
Abril 17,85 12,16
Mayo 12,04 8,19
  50
 
 
 
En el climograma de la figura 23 se graficó la temperatura media mensual y la
precipitación mensual promedio para el período 2000-2009. La temperatura mensual
promedio es de 17.81 °C y la precipitación anual es de 121 mm.

Seguimiento de volúmenes distribuidos en 25 de Mayo

Figura 24. Volúmenes mensuales distribuidos.

Se observa que el año hidrológico 2004-05, dentro del período 2000-2010, es el año
de menores volúmenes distribuidos (123 hm3). Esto coincide con el menor derrame del
rio San Juan en la década (1192 hm3). El año 2006-07 es el de mayores volúmenes
distribuidos (175 hm3), para un derrame del río San Juan de 2291 hm3.

La curva, color verde, muestra los volúmenes mensuales promedio, para el período
considerado con una media anual de 157 hm3.

 
 
Figura 25. Derrames del rio San Juan versus volúmenes distribuidos en 25 de Mayo (hm3). 

En la figura 25 las barras azules representan los derrames del río San Juan en hm3
anuales para los ciclos hidrológicos comprendidos entre 2000-2001 al 2009-2010. La
línea roja representa los volúmenes distribuidos en 25 de Mayo para el mismo período.
Esto muestra que, a pesar de las oscilaciones en el derrame del Rio San Juan, los
volúmenes entregados al departamento 25 de Mayo no tuvieron variaciones, excepto
en los ciclo 2004-2005; 2007-2008 y 2009-2010, ya que fueron años hidrológicos
pobres.
  51
 
 
 
Seguimiento de volúmenes requeridos y distribuidos, por compuerta, ciclo 2005-
2006. 

Figura 26. Volúmenes requeridos vs distribuidos en compuerta 1.

 
 
Figura 27. Volúmenes requeridos vs distribuidos en compuerta 2.

 
 
Figura 28. Volúmenes requeridos vs distribuidos en compuerta 3.
 
 
 
  52
 
 
 

 
 
Figura 29. Volúmenes requeridos vs distribuidos en compuerta 4.
 

 
 
Figura 30. Volúmenes requeridos vs distribuidos en compuerta 5.
 

 
Figura 31. Volúmenes requeridos vs distribuidos en compuerta 6. 
 
  53
 
 
 

 
Figura 32. Volúmenes requeridos vs distribuidos en compuerta 7.

Los gráficos representan, para cada una de las compuertas del ramo 17, los
volúmenes mensuales distribuidos (m3), según la superficie con derecho de agua de
riego y los volúmenes requeridos según los cultivos existentes.

Para esto último se tuvieron en cuenta las tablas de valores de consumos netos
promedios de agua por cultivo, elaborados por EEA San Juan, INTA (Ver anexo III).

Se observa que, en general, la demanda de los cultivos es satisfecha por los caudales
distribuidos. Se destaca la práctica de riegos innecesarios en primavera, que se
correlaciona en forma directa con el aumento de los niveles freáticos (ver apartado de
isobatas).

En el mes de julio, se observa un mínimo que corresponde al período de “monda”.

Identificación de los suelos de la zona cultivada

Se tomó como base “El Estudio de Suelos y Drenaje del Valle de Tulum”, realizado por
INTA y el Gobierno de la provincia, publicado en el año 1976. Este es un estudio a
nivel de semidetalle, con una densidad media de una observación cada 15 ha como
promedio. El mapa básico de suelos se confeccionó a escala 1:10.000.
  54
 
 
 

Figura 33. Mapa de suelos del área (Integración de las cartas de suelo N° 64, 65, 73 y 74).

Los suelos predominantes corresponden a la serie Mitre. Los perfiles de esta serie se
caracterizan por la sucesión de dos o más capas de texturas que varían entre franco
arcillosa, franco arcillo limosa, arcillo limosa o arcillosa, constituyendo el suelo y hasta
donde aparece la primer marcada discontinuidad textural (un metro o más). El
subsuelo (hasta dos metros o más), tiene una textura arenosa a franco arenosa. En
estado natural son muy salinos, tienen baja infiltración y baja capacidad natural de
drenaje. El lavado de suelos suele ser dificultoso, debiéndose recurrir en muchos
casos a prácticas especiales, para mejorar la infiltración (subsolado, aradas
profundas). Son los terrenos más llanos del Valle de Tulum, poseen una pendiente
menor al 1 %.

Le sigue en orden de importancia la serie Belgrano, con predominio de texturas


medias a livianas, franco arenosa / arenosa franca (hasta un metro de profundidad o
más). En general, poseen una buena capacidad de drenaje, con valores de infiltración
medios a altos y conductividad hidráulica moderada a moderadamente rápida. Por
este motivo, el lavado de suelos suele ser más eficiente que en la serie Mitre. Esta
serie, presenta una fase (Be1), que se caracteriza por tener relieve suavemente
ondulado y se encuentra próxima al cauce del rio San Juan. Estos suelos se formaron
  55
 
 
 
en las terrazas altas del ex valle de inundación del rio San Juan; su pendiente
característica es del 1 %.

Ocasionalmente, en las proximidades de la serie Belgrano, se presenta un perfil


compuesto correspondiente a la serie Sarmiento. Estos representan el 0.79 % de los
tipos de suelo del Valle de Tulum. Esta serie está constituida por una sucesión de tres
o más capas dentro de los dos metros de profundidad. El suelo (hasta la primera
marcada discontinuidad textural), es de textura areno franco a franco arenosa (espesor
aproximado 0,50 m); el subsuelo (hasta la segunda marcada discontinuidad textural)
es de textura predominantemente arcillo limosa o franco arcillosa (puede llegar a tener
un espesor de un metro); el substrato (por debajo de la segunda discontinuidad
textural) es de textura similar al suelo (hasta completar los dos metros de profundidad).
La drenabilidad del perfil es de mediocre a mala. Por esta circunstancia es importante
tomar precauciones en el riego y, sobre todo, cuando es necesario aplicar lavado para
eliminación de exceso de sales en el caso de suelos salinos, pues puede crearse en
tales circunstancias una freática aperchada. La conductividad hidráulica es
moderadamente rápida en el suelo y moderadamente lenta en el subsuelo.

Ajuste del mapa de suelos del área

En las actividades específicas del proyecto se previó intensificar las observaciones del
suelo del área, para ajustar el mapa de suelo existente. Para conseguir un nivel de
detalle se realizaron 75 observaciones de suelo hasta una profundidad media de 1,50
m (Rango 1,10-2,00 m) sobre una superficie de 680 ha.

En todos los casos se describió el perfil textural por capas hasta la profundidad
explorada. Las observaciones correspondieron, en su totalidad, a barrenados y
abarcaron zonas cultivadas, incultas niveladas e incultas. Todos los sitios fueron
georeferenciado.

A las 75 observaciones de suelos se incorporó además, la información de los perfiles


de 33 freatímetros (27 de ellos instalados a fines de 2005). Si bien la profundidad de
los mismos fue mayor (3 m o mas), para la elaboración del mapa de suelo se
consideró hasta 1,50 m. De esta manera se contó con la información de 108 sitios
obteniendo una densidad de una observación por cada 6 ha.

El ajuste del mapa de suelo permitió comprobar la existencia de sectores con suelo de
la serie Canal Puntilla. Es la tercera serie más frecuente en los suelos del Valle de
Tulum. Esta serie identifica a todas las formaciones medanosas del valle, distribuidas
irregularmente a lo largo y ancho del mismo. El relieve es normal, con pendientes
superiores al 2 %. Para cultivarlos es necesario hacer severos rebajes en sucesivas
terrazas o utilizar riego por goteo. El perfil está constituido por un suelo de textura
gruesa -franco arenosa o arenosa- que, generalmente, supera los dos metros de
profundidad. Se trata de un suelo bien drenado. La conductividad hidráulica es, en
general, moderadamente rápida. Son suelos con baja capacidad de almacenamiento
de humedad, alta infiltración, excesivamente drenados y poco fértiles (por el
predominio de arena). En general requieren el agregado de materia orgánica para
mejorar condiciones de retención hídrica.
  56
 
 
 

Figura 34. Mapa de suelos ajustado del área.

Como puede verse en la figura 34, la distribución de los suelos es heterogénea al igual
que en el Valle de Tulum. Se presentan tres series de suelo: Belgrano, Mitre y Canal
Puntilla. Las principales características, se describen a continuación.
  57
 
 
 
Serie Belgrano
Símbolo: Be (Color amarillo)

Es el suelo que predomina en el área con una superficie de 335 ha (49,3 %). Tiene
una distribución heterogénea y abarca amplios sectores al sur de Calle 2. Este tipo de
suelo presenta características óptimas para el desarrollo de cualquier cultivo. Está bien
estructurado y sin impedimento para el desarrollo y la exploración radicular. Presenta
drenaje moderado al igual que la infiltración. La capacidad de retención es de media a
alta como así también los niveles de fertilidad

Serie Mitre (Fase profunda)


Símbolo: Mi (Color verde)

Este tipo de suelo ocupa el segundo lugar en cuanto a superficie. Abarca 155 ha (22,8
%) distribuidas principalmente en la zona norte Se destaca por la presencia de
texturas de la familia fina, muy variable en cuanto a su distribución y según sector.
Por el tipo de textura que predomina (franco a arcillo limoso), estos suelos poseen una
alta capacidad de retención hídrica, son naturalmente más fértiles y bien manejados
son potencialmente productivos. Como desventajas se destaca un drenaje mediocre,
baja infiltración y dificultades para la recuperación de suelos cuando están salinizados.

Serie Mitre (Fase somera)


Símbolo: Mi (Color verde claro)

La diferencia con el anterior es que presenta textura fina solo a nivel superficial
(primeros 30-50 cm), sobre subsuelo de texturas medias a livianas. Se presenta en
forma muy heterogénea en el área. La superficie es de 79 ha (11,6 %).

El perfil más común es de textura franco arcillosa hasta 0,40 m, sobre subsuelo donde
se alterna franco arenoso y arenoso franco.

Este tipo de suelo presenta buenas características: adecuado drenaje en profundidad,


sin capas limitantes, mediana fertilidad e infiltración moderada a baja.

Serie Canal Puntilla


Símbolo: Cp (color violeta)

Corresponde al tercer tipo de suelo que se presenta en el área con una superficie total
de 111 ha (16,3 %). Fue detectado en cinco sectores en algunos casos reducidos
como puede verse en el mapa. La principal característica es el predominio de textura
arenosa franca y arenosa hasta 1,50 m de profundidad o más. Ocasionalmente
aparecen en el perfil capas de textura franco arenosa, franca o franco arcillosa de no
más de 20 cm de espesor.
  58
 
 
 
Tabla 15. Resumen principales características de suelos del área

Superf.
Tipo de suelo Principales características %
(ha)
Predominio de franco arenoso 1,30 m de profundidad.
Características óptimas para el desarrollo de todo tipo de
cultivos.
Serie Belgrano Bien estructurados y sin impedimento para el desarrollo y
335 49.3
(Be) la exploración radicular.
Drenaje e infiltración moderado
Capacidad de retención de humedad: media
Fertilidad: media
Predominio de textura fina (franco arcilloso, franco arcillo
limoso) hasta 0,90-1,20 m, según sector
Alta capacidad de retención hídrica.
Serie Mitre profunda
Fértiles; bien manejados son potencialmente productivos. 155 22,8
(Mi)
Desventajas: drenaje mediocre, baja infiltración y
dificultades para la recuperación de suelos cuando están
salinizados.
Predominio de textura fina (franco arcilloso, franco arcillo
limoso) a nivel superficial (30-50 cm). Subsuelo de textura
Serie Mitre somera media a liviana.
79 11,6
(Mi1) Buenas características por un adecuado drenaje en
profundidad sin capas limitantes.
Mediana fertilidad; infiltración moderada a baja.
Predominio de textura arenosa-franca y arenosa hasta
1,50 m de profundidad o más.
Baja capacidad de almacenamiento de humedad, alta
Serie Canal Puntilla
infiltración, excesivamente drenados. 111 16,3
(Cp)
Baja fertilidad (por el predominio de arena). En general
requieren el agregado de materia orgánica para mejorar
condiciones de retención hídrica.
TOTAL 680 100

Seguimiento de niveles freáticos

En el año 1973, en ocasión de realizarse el Estudio de Suelo y Drenaje del Valle de


Tulum se instaló una red freatimétrica en el área cultivada. Esto permitió conocer las
oscilaciones de los niveles freáticos a través del año durante el período de estudio.
Posteriormente, algunos sectores de la red se fueron deteriorando.

Para poder utilizar los antecedentes respecto a niveles freáticos, se respetó el diseño
de la red original. Se verificó el estado de funcionamiento de los freatímetros, se los
reparó y se instalaron nuevos. De este modo, quedaron 27 dentro del área del
proyecto y 12 en sus inmediaciones, abarcando 1200 ha.

Para construir un freatímetro se hace una perforación con pala barreno (12 cm de
diámetro); se rellena el fondo del pozo con 15 a 20 cm de ripio y se introduce un caño
de PVC de 4 mm de espesor y 5 cm de diámetro, previamente ranurado en su extremo
inferior y protegido con una red plástica (evita que se introduzca partículas al tubo). En
general la longitud del tubo es de dos a tres metros. Se rellena con ripio, el espacio
entre la pared del tubo y la pared de la perforación, hasta superar el sector ranurado
(funciona como filtro). Luego se rellena con tierra y se culmina con un cabezal de
hormigón. Finalmente se deja georeferenciado el sitio de la instalación.
  59
 
 
  Cabezal de hormigón con ranura 
para lectura. 
Superficie del terreno. 

Perforación con pala barreno.

Tubo de PVC. 

Sector inferior ranurado. 

Rejilla protectora

Material filtrante (ripio). 

Figura 35. Esquema de un freatímetro.

La información recabada fue procesada y analizada. Para cada freatímetro se


confeccionó un hidrograma profundidad-tiempo para determinar la evolución y el
patrón de comportamiento de la freática mes a mes.

Por cada lectura, se confeccionó mapas de Isobatas (curvas de igual profundidad del
nivel freático) y se determinó las superficies afectadas a los siguientes rangos de
profundidades: hasta 1 m, 1,00-1,50 m, 1,50-2,00 m, 2,00-2,50 m, 2,50-3,00 y más de
3 m.

En la tabla 16, figuran las superficies afectadas para cada rango entre Febrero de
2006 y Febrero de 2009. Se resalta las fechas con mayor y menor afectación, hasta 2
m de profundidad.

Tabla 16. Superficie afectada (ha) por freática a diferente rangos de profundidad (m)

Fecha <1m 1- 1.5 m 1.5-2 m 2-2.5 m 2.5-3 m >3 m


06-feb-06 -- 33 217 241 188 1
06-abr-06 -- 22 188 319 142 9
09-may-06 -- 62 231 343 44 --
08-jun-06 -- 40 211 360 57 12
07-jul-06 -- 19 136 325 191 9
09-ago-06 2,5 73,5 268 281 55 --
07-sep-06 31 174,5 252 206 16,5 --
07-oct-06 46 132 283,5 175,5 43 --
09-nov-06 2 111 325 242 --
11-dic-06 3 137 404 136 --
09-ene-07 -- 37 358 248 37 --
16-feb-07 -- 9 171 367 126 7
07-mar-07 -- -- 106 432 137 5
06-abr-07 -- 11 336 303 30 --
07-may-07 -- 27,5 334 237,4 77 4,1
24-jun-07 -- 87,4 372,8 180,3 33,5 6
15-jul-07 -- 20,5 392,4 224,4 40,6 2,1
14-ago-07 -- 46,8 401,2 190,0 41,5 0,5
17-sep-07 -- 193,5 380 80,5 26 --
  60
 
 
 
12-oct-07 -- 296,0 313,0 71,0 -- --
12-nov-07 157,8 417,6 98,5 6,1
12-dic-07 -- 62,5 321,9 270,5 25,1 --
10-ene-08 -- 18,4 184,2 401,5 69 6,9
10-abr-08 -- 19,8 264,5 257,1 121,6 17,0
11-jun-08 -- 14,3 257,7 310,6 77,4 19,9
21-ago-08 -- 9,4 187,6 394,7 72,0 16,3
12-sep-08 -- 58,7 330,3 252,1 38,9 --
21-oct-08 -- 174,1 421,2 70,6 14,1 --
20-nov-08 -- 87,4 383,6 200,3 8,8 --
19-dic-08 -- 69,2 316,8 264,9 29,1 --
27-feb-09 -- 22,0 255,0 255,0 125,0 23,0

Como puede verse en la tabla 16, el periodo donde es máxima la superficie con
niveles freáticos elevados se presenta en primavera (entre Septiembre y Noviembre)
mientras que la superficie se reduce en otoño invierno (desde fines de Febrero hasta
Agosto). En la figura 35, se representa la superficie afectada para distintos niveles de
profundidad en el periodo relevado.

Figura 36. Superficie afectada con niveles freáticos. Período feb 2006-feb 2009

Esta situación es típica de zonas bajo riego. Se puede ver en la figura 36 que las áreas
afectadas disminuyen significativamente en periodos de cosecha, por reducción de
riegos, y corte del suministro de la dotación (fines de Febrero a principios de Agosto).
En cambio, a partir de Agosto-Setiembre los riegos que se aplican suelen ser
excesivos, considerando que el requerimiento de los cultivos es mínimo (ver Anexo II),
por lo tanto el agua excedente se pierde por percolación profunda alimentando la
freática.

En las figuras 37 y 38, se representa las isobatas para dos situaciones diferentes. En
primavera (figura 37) se observa zonas con nivel freático menor a 1,50 m (178 ha) y
con niveles de 1,50 m - 2 m (282 ha). Entre ambas representan el 70 % del total del
área. En verano, en cambio, los niveles freáticos son más profundos, sólo el 15 % del
área registra niveles inferiores a 2 m (figura 38).
  61
 
 
 
En la figura 39 se ha representado el promedio 2006 – 2008 de las lecturas efectuadas
entre Septiembre y Noviembre. Existe en el extremo sur-este una napa freática
próxima a la superficie (menor a 1,5 m). Esta situación ha provocado la salinización de
esos suelos por el fenómeno de revenición y requiere de obras de drenaje para su
saneamiento.

Tabla 17. Superficie afectada a diferente rangos de profundidad en el periodo de máximo ascenso
freático (setiembre-noviembre)

Superficies Grado de
RANGO
Parcial (ha) % Acumulada (ha) % afectación
< 1,50 97 14,3 97 14,3 Alto
1,50-2,00 m 400 58,8 497 73,1 Moderado
> 2,00 m 183 26,9 680 100,0 Leve

Figura 37 Isobatas Octubre 2006 Figura 38. Isobatas Marzo 2007

Figura 37. Isobatas Octubre 2006 Figura 38. Isobatas Marzo 2007
70 % del área con niveles freáticos 15 % del área con niveles freáticos
menores a 2 m menores a 2 m 
  62
 
 
 

Figura 39. Isobatas promedio 2006 – 2008.

3.2.7. Parcelas demostrativas

Las pautas de selección de parcelas demostrativas14 fueron: cultivo, productor-


encargado y suelo.

Se eligió la vid por ser el cultivo predominante en la provincia y en el área. Las


variedades más cultivadas son Cereza (31 %) y Pedro Giménez (17 %). Se tuvo en
cuenta la edad y estado vegetativo de los cultivos, previendo la evaluación de
resultados a través del rendimiento.

Respecto al productor o encargado, se consideró tres aspectos personales: ser


participativo, permeable y residente en el lugar.

Por último, se seleccionó distintos tipos de suelo ya que condicionan el manejo del
riego.

De esta forma, las parcelas demostrativas fueron:

                                                            
14
 La parcela demostrativa, generalmente, es un cuartel dentro de una finca. 
  63
 
 
 
Tabla 18. Parcelas demostrativas por compuerta.

Cpta.  Titular  Variedad  Edad  Personal estable  Suelo 


1  Tucuma  Sultanina  15  Encargado  Mitre 
2  Chirino  Cereza  20  Productor  Mitre – canal puntilla 
3  Delgado  Superior  15  Encargado  Mitre 
4  Albarracín  Cereza  30  Encargado  Belgrano 
5  Santander  Pedro  10  Encargado  Canal puntilla 
Giménez 
6  Márquez  Cereza  20  Encargado  Belgrano 
7  Fullana  Pedro  10  Productor  Belgrano 
Giménez 

Descripción de las parcelas demostrativas.

Parcela demostrativa de la compuerta N° 1.


Propiedad de Sánchez Gutiérrez Salvador (Tucuma SA).

La propiedad (a cargo de Osvaldo Sánchez) tiene una superficie total de 10 ha 2.853


m2. La superficie con derecho de riego es de 9 ha 8.475 m2. Recibe un turno de 18
horas, desde las 9:00 hasta las 3:00 del día siguiente, cada 8 días.

La superficie total cultivada es de 8,5 ha, dividida en 4 cuarteles con vid de las
variedades Arizul, Sultanina, Red Globe y Alfonso Lavallé. En la propiedad vive el
encargado con su familia.

Se seleccionó como parcela demostrativa, al cuartel de variedad Sultanina de 1 ha


9.739 m2. La distancia de plantación es de 3 x 3 (1110 plantas / ha), el año de
implantación es 1991, el análisis textural identifica a un perfil de suelo Mitre. La capa
superficial está constituida por 50 al 70 % de limo, 30 a 40 % de arcilla y menos del 15
% de arena. Es un suelo de difícil manejo por su tendencia a compactarse, no
obstante se encuentra apoyado sobre un subsuelo franco con un contenido de arena
del 30 al 40 % que favorece el drenaje.

La toma de agua de riego de la propiedad, está ubicada en la esquina noroeste, donde


nace la acequia principal que corre de oeste a este, paralela al límite norte del predio.

La sistematización del riego en la parcela demostrativa, consta de una acequia


regadora, en sentido norte-sur, trazada en la línea media del cuartel. Este se divide en
ocho paños, cuatro al este y cuatro al oeste de la acequia regadora, delimitados por
bordos cada 35 m. Cada uno de esos paños tiene una acequia auxiliar de riego que
alimenta a 11 melgas de 75 m de largo. Mediante tapones de tierra, en la acequia
regadora, se distribuye el agua en dos paños, por vez.

Se instaló el siguiente instrumental: un aforador sin cuello, ubicado en el ingreso del


agua al cuartel; un freatímetro ubicado sobre el perimetral y dos sensores de humedad
ubicados a 20 m del inicio y final de una melga.
  64
 
  N 
 

                 
Figura 40 Parcela demostrativa en compuerta 1.

Parcela demostrativa de la compuerta N° 2.


Propiedad de Augusto Chirino.

La propiedad de Augusto Chirino tiene una superficie total de 10 ha 2.222 m2. La


superficie con derecho de riego es de 9 ha 8.360 m2. Recibe un turno de 14 horas con
24 minutos (desde las 23:00 hasta las 13:00 del día siguiente) cada 8 días.

La superficie total cultivada es de 5 ha 3.000 m2 (3 ha de olivo y 2 ha 3.000 m2 de vid).


El propietario reside en la finca con su familia.

Se seleccionó como parcela demostrativa el cuartel de vid variedad Cereza implantada


en el año 1986, con marcos de plantación de 2 m x 2 m y 2 m x 2,4 m. El análisis
textural identifica a perfiles de las series Mitre y Canal Puntilla.

En el sector de la serie Mitre, la capa superficial está compuesta por 60 a 70 % de


limo, 10 a 20 % de arcilla. Es de difícil manejo por formación de costras. El subsuelo
es franco arenoso con alto porcentaje de arena.

En el sector de la serie Canal Puntilla, el suelo y subsuelo, presentan más del 80 % de


arena. En consecuencia tiene óptimo drenaje y baja fertilidad. Se recomienda en este
tipo de suelo, el aporte de guanos y suelos de textura franca en hoyos contiguos a la
planta.

La toma de agua de riego está ubicada en el centro de la propiedad sobre el límite


oeste del predio.
El propietario, conociendo las diferencias de suelo del cuartel, delimitó el área del
Canal Puntilla con bordos.
  65
 
 
 
La acequia regadora está trazada de oeste a este en la línea media del cuartel. Para
regar, hace bordos cada 15 melgas. En el sector arenoso riega cada 8 días (todos los
turnos) y al resto, cada 16 días (turno por medio).

Se instaló un aforador, un freatímetro y dos sensores de humedad.

Figura 41 Parcela demostrativa en compuerta 2.

Parcela demostrativa de la Compuerta N°3.


Propiedad de Jorge Delgado.

La propiedad de Jorge Delgado tiene una superficie total de 16 ha 0864 m2 toda con
derecho de agua de riego. Recibe un turno de 17 horas 33 minutos, cada 8 días.
Recibe el agua 36 horas después de que ingresa al ramo 17, el horario de riego,
normalmente es de 21:00 a 14:30 horas.

La superficie total cultivada es de 8 ha, dividida en 3 cuarteles con vid de las


variedades Red Globe, Superior Seedless y Criolla Grande-Cereza.

En la propiedad vive el encargado con su familia.

Se seleccionó como parcela demostrativa, al cuartel de la variedad Superior Seedless.


El cuartel tiene 2 ha, la distancia de plantación es de 3 x 1,8 (1852 plantas / ha), el año
de implantación es 1998, el análisis textural identifica a un perfil de suelo Mitre. La
capa superficial está constituida por 30 al 40 % de limo, 30 a 40 % de arcilla y 30 a 40
% de arena. Es un suelo de muy buen comportamiento en cuanto al almacenaje de
agua. Se encuentra apoyado sobre un subsuelo franco que asegura buen drenaje.
  66
 
 
 
La toma de agua de riego de la propiedad está ubicada en el extremo noroeste, donde
nace la acequia principal que corre de norte a sur, paralela al límite oeste del predio.

La distancia desde la compuerta N° 3 a la toma del predio, es de 1,9 km, tardando el


agua en hacer este recorrido aproximadamente 3 horas, atravesando en parte terrenos
arenosos.

La sistematización del riego en la parcela demostrativa, consta de una acequia


regadora, en sentido oeste este, trazada en la línea media del cuartel. Posee bordos
cada 3 melgas en sentido oeste a este y riega 3 bordos por vez.

Figura 42. Parcela demostrativa en compuerta 3.

Parcela demostrativa de la Compuerta N° 4


Propiedad de Belisario Albarracín

La propiedad de Belisario Albarracín tiene una superficie total de 12 ha 0246 m2, con
derecho de riego para 11 ha 9136 m2. Recibe un turno de 16 horas 31 minutos, cada 8
días a las12:00 horas del tercer día.

La superficie total cultivada es de 9 ha 3000 m2, dividida en 4 cuarteles con vid de las
variedades Sangiovese, Cereza, y Cereza-Pedro Giménez.
  67
 
 
 
En la propiedad vive el encargado con su familia.

Se seleccionó como parcela demostrativa, al cuartel de variedad Cereza-Pedro


Giménez. El cuartel tiene 3 ha, la distancia de plantación es de 3 x 3 (1110 plantas /
ha), el año de implantación es 1973, el análisis textural identifica a un perfil de suelo
Belgrano. La capa superficial responde a la clasificación textural arenoso franco. Es
necesario aportar guano y suelo franco en hoyos contiguos a las plantas, debido a la
baja capacidad de almacenaje de agua y pobre fertilidad.

La toma de agua de riego de la propiedad está ubicada en el extremo noroeste, donde


nace la acequia principal (ramo comunero) que corre de oeste a este, paralela al límite
norte del predio.

La sistematización de riego en la parcela demostrativa consta de una acequia


regadora en sentido norte sur, trazada en la línea media del cuartel. Está dividida en 6
paños por bordos cada 20 melgas (60 m) con un largo de 52 m. Para regarlas abre
cuatro boquetes por paño.

Se instaló un aforador, un freatímetro y dos sensores de humedad.

Figura 43. Parcela demostrativa en compuerta 4.


  68
 
 
 
Parcela demostrativa de la Compuerta N°5.
Propiedad de Manuel Santander.

La propiedad de Manuel Santander tiene una superficie total de 35 ha 1078 m2 toda


con derecho de agua de riego. Recibe un turno de 43 horas 54 minutos, cada 8 días
(desde las 10:00 horas del tercer día, hasta 6 horas antes del final del turnado).

La superficie total cultivada es de 20 ha, dividida en 8 cuarteles con vid de las


variedades Cereza (6 cuarteles), Pedro Giménez y mezcla de Cereza-Pedro Giménez
y Torrontés Riojano.

En la propiedad vive el encargado con su señora.

Se seleccionó como parcela demostrativa, al cuartel de variedad Pedro Giménez. El


cuartel tiene 2 ha 8000 m2, la distancia de plantación es de 2,2 x 2,2 m (2066 plantas /
ha), el año de implantación es 1996, el análisis textural identifica a un perfil de suelo
franco sobre subsuelo arenoso. La capa superficial está constituida por 30 al 40 % de
limo, 30 a 40 % de arcilla y 30 a 40 % de arena. Es un suelo de muy buen
comportamiento en cuanto al drenaje.

La toma de agua de riego de la propiedad está ubicada en el extremo noroeste, donde


ingresa al ramo comunero que aporta el agua a este predio y a otras propiedades
aguas abajo. La distancia desde la compuerta N° 5 a la toma del predio, es de 1,3 km,
tardando el agua en hacer este recorrido aproximadamente 3 horas atravesando, en
parte, terrenos arenosos.

En la sistematización de riego se utiliza el ramo comunero como acequia regadora en


sentido norte sur, sobre el límite oeste del cuartel.

El parral está dividido por 15 bordos que encierran, cada uno, 6-7 melgas de 134 m de
largo. Sobre la acequia regadora, hay tres compuertas para embalsar el agua cada 5
bordos.

Al inicio del riego se acumula agua en el primer tramo de la acequia regadora,


delimitado por la primera compuerta de embalse. Luego abre boquetes cada 2-3
melgas, en consecuencia riega un área de 9300 m2 (70 m de ancho x 134 m de largo).

Se instaló un aforador, un freatímetro y dos sensores de humedad.


  69
 
 
 

Figura 44. Parcela demostrativa en compuerta 5.

Parcela demostrativa de la Compuerta N° 6


Propiedad de Gabriel Márquez

La propiedad de Gabriel Márquez tiene una superficie total de 5 ha, con derecho para
toda la extensión. Recibe un turnado de 14 horas 32 minutos, cada 8 días (desde las
20 horas del segundo día, hasta las 10 horas de la mañana siguiente).

En la propiedad vive el encargado con su familia.

La superficie total cultivada es de 3 ha, en 1 cuartel con vid de la variedad, Cereza que
constituyó la parcela demostrativa. La distancia de plantación es de 3 x 3 (1110
plantas / ha), el año de implantación es 1995. El suelo corresponde a un perfil
Belgrano.

La toma de agua de riego de la propiedad está ubicada en el extremo noroeste, donde


nace la acequia regadora que corre de norte a sur, paralela al límite oeste del predio,
hasta la mitad de la propiedad, continuando de oeste a este, sobre la línea media del
cuartel. El sector norte, se riega en un turno y el sector sur requiere un turno y medio
por ser más desparejo. El tipo de riego es por inundación.

Se instaló un aforador y un freatímetro. El encargado no respondió a la realización de


registros de actividades y al sexto riego, sacó el aforador, todo ésto bajo el
consentimiento del propietario. En consecuencia, no se instalaron los sensores de
humedad y dejó de considerarse parcela demostrativa.
  70
 
 
 

Figura 45. Parcela demostrativa en compuerta 6.

Parcela demostrativa de la compuerta N° 7.


Propiedad de Pascual Fullana.

La propiedad de Pascual Fullana tiene una superficie de 4 ha con derecho para el


total. Recibe un turno de 2 horas 56 minutos, cada 8 días. Inicia el riego el primer día
del turno a las 21:00 horas.

La superficie cultivada está constituida por un cuartel de 3,5 ha de variedad Pedro


Giménez. La distancia de plantación es de 2 x 2 (2500 plantas / ha). En el año 1996 se
renovó el cepaje y la estructura.

En la propiedad vive el propietario.

El análisis textural identifica a un perfil de suelo Belgrano, constituido por 70 a 90 % de


arena, 10 a 30 % de limo y menos del 20 % de arcilla. Es un suelo con escaso
contenido de materia orgánica, baja retención de agua y mediana a pobre fertilidad.

La toma de agua de riego de la propiedad está ubicada en el límite oeste del predio.

La sistematización del riego, consta de una acequia regadora, en sentido oeste este,
trazada en la línea media del cuartel. Este se divide en 9 paños a cada lado de la
acequia regadora, de 10 melgas cada uno, de casi 100 m de largo.

En esta parcela demostrativa se instaló el siguiente instrumental: un aforador sin


cuello, ubicado en el ingreso del agua al cuartel; un freatímetro ubicado sobre el
perimetral y dos sensores de humedad ubicados a 20 m del inicio y final de una melga.
  71
 
 
 

Figura 46. Parcela demostrativa compuerta 7 o cola de ramo.

Tabla 19. Resumen datos de propiedades

Propiedad
N° de Comp.  Productor  Superficie Total (ha)  Superficie con derecho (ha)  Dotación (horas, minutos)  Superficie cultiva (ha) 
1  Sánchez  10,28 9,84 18 8,5 
2  Chirino  10,22 9,83 14 h 24 min 5,3 
3  Delgado  16,08 16,08 17 h 33 min 8 
4  Albarracín  12,02 11,01 16 h 31 min 9,3 
5  Santander  35,1 35,1 43 h 54 min 20 
6  Márquez  5 5 14 h 32 min 3 
7  Fullana  4 3,81 2 h 56 min 3,5 

Tabla 20. Resumen datos de parcelas demostrativas.

Parcela Demostrativa
Superficie (ha)  Variedad  Distancia de plantación (m)  Plantas por ha  Año de plantación  Tipo de suelo 
2  Sultanina  3 x 3 1110 1991 Mitre 
2,3  Cereza 2 x 2 2220 1986 Mitre y Canal Puntilla 
2  Superior S  3 x 1,8 1852 1998 Mitre 
3  Cereza y Pedro Giménez  3 x 3 1110 1973 Belgrano 
2,8  Pedro Giménez  2,2 x 2,2 2066 1996 Belgrano 
3  Cereza 3 x 3 1110 1995 Belgrano 
3,5  Pedro Giménez  2 x 2 2285 1996 Belgrano 
  72
 
 
 
3.2.8 Seguimiento de prácticas de riego y cultivo en las parcelas demostrativas

Se confeccionó un registro que incluyó, para cada riego, la hora de inicio y finalización,
la lectura del aforador y del freatímetro. Con los datos registrados y los valores de la
necesidad de agua de la vid (Anexo II), se construyeron los gráficos de volúmenes
aplicados y requeridos:

 
 
Figura 47. Volúmen aplicado y requerido en parcela demostrativa N° 1 
 
 
 

 
 
Figura 48. Volumen requerido y aplicado en parcela demostrativa N° 2 
 
 
 
 
 
  73
 
 
 

 
 
Figura 49. Volumen aplicado y requerido en parcela demostrativa N° 3. 
 

 
 
Figura 50. Volumen aplicado y requerido en parcela demostrativa N° 4. 
 
 
 
 
 
 
 
  74
 
 
 

 
 
Figura 51. Volumen aplicado y entregado en parcela demostrativa N°5. 
 

 
 
Figura 52. Volumen aplicado y requerido en parcela demostrativa N° 7. 

El análisis de las figuras 47 a 52, permitió observar que al comienzo del ciclo
productivo, se realizaba un riego innecesario. Los volúmenes de agua aplicados
superaban el requierimento de la vid en los meses de septiembre y octubre, siendo
deficitarios en el mes de enero. Estos excedentes de primavera son los responsables
del ascenso de los niveles freáticos, denotados en las isobatas de las figuras 37, 38 y
39.

Simultaneamente se realizaron jornadas sobre la capacidad de almacenaje del suelo.


Se demostró que el suelo es un reservorio de agua útil de capacidad limitada que
depende de la textura del perfil. Además se transfirió el concepto de lámina como la
cantidad de agua a incorporar en cada riego: 8 cm en suelos arenosos y 11 cm en
suelos franco arcillosos, satisfacen la capacidad de almacenaje. Para cubrir el
  75
 
 
 

requerimiento de la vid, con estas láminas, se necesitan 13 y 10 riegos


respectivamente.
En la etapa siguente se propuso modificar las prácticas de riego para cada parcela
demostrativa. Se diseño un gráfico comparativo entre los riegos habituales realizados
y las láminas e intervalos adecuados a la capacidad de almacenaje del suelo. A modo
de ejemplo se presenta la propuesta para la parcela número tres (figura 53).

2‐8  19‐8  22‐9  30‐9  16‐10  10‐11 25‐11 21‐12 14‐1 15‐2 12‐3  12‐4

Figura 53. Riegos realizados en parcela N° 3 versus riegos propuestos en m3 , según tipo de suelo.

Se representa, con barras de color negro, los volúmenes (m3) utilizados y fechas de
cada riego efectuado por el productor. Se tuvo en cuenta que la parcela demostrativa
es de 2 ha, con un perfil de suelo franco arcilloso / franco, que permite una capacidad
de almacenaje de agua útil de 11 cm de lámina. Esto corresponde a un volumen de
2.200 m3/ 15, representados por las barras rojas. Las flechas representan el intervalo
de riego16.

Para aplicar una lámina de 11 cm, el regador debe leer la altura de agua en el aforador
instalado; este dato permitirá conocer las horas y minutos que debe ingresar el agua a
la parcela. Para ello, en función del aforador y su forma de trabajo (libre o ahogado),
se confeccionó una tabla que relaciona la altura de agua, con el caudal de ingreso y el
tiempo de riego (Tabla 21).

Tabla 21. Tiempo de riego según la altura de agua en el aforador (el aforador trabaja libre).

Altura leida en  Caudal que ingresa  Tiempo de riego 


el aforador  (l/s)  (horas y min.) 
14,5  30  20 
16,0  35  17 
17,5  40  15 
18,5  45  14 
20,0  50  12 
21,0  55  11 
22,0  60  10 
23,0  65  9 

                                                            
15
 En forma práctica, se transforma una lámina a m3/ha, multiplicando por 10 los mm de agua.  
16
 El intervalo de riego es el tiempo que transcurre entre el inicio de dos riegos consecutivos. Indica los 
días que tarda el cultivo en consumir el agua almacenada, según su requerimiento. 
 
  76
 
 
 
24,0  70  8 30´ 
25,0  75  8 
26,0  80  7 40´ 
27,0  85  7 
28,0  90  6 30´ 

Por ejemplo, el 2 de Agosto (figura 53), la altura leida en el aforador fue de 20 cm, por
lo tanto el caudal fue de 50 l/s y el tiempo de riego de12 horas.

Tabla 22. Intervalo de riego teórico en función de la capacidad de almacenaje del suelo y la
evapotranspiración.

Mes  m3/ha mes  m3/ha día  Días (almacenaje 110  Días 


mm)  (almacenaje 80 
mm) 
15 Septiembre  367  24,5 (2,45 mm/dia)  45  32 
Octubre  829  26,7 (2,67 mm/día)  41  30 
Noviembre  1397  46,5 (4,65 mm/día)  24  17 
Diciembre  1863  60,1 (6,01 mm/día)  18  13 
Enero  1977  63,8 (6,38 mm/día)  17  12 
Febrero  1535  55,0 (5,00 mm/día)  22  16 
Marzo  1026  33,1 (3,31 mm/día)  33  24 
15 Abril  320  21,3 (2,13 mm/día)  52  37 

Para determinar el intervalo de riego se tiene en cuenta:

a) Necesidad de riego diaria17.

b) Momentos críticos del cultivo. Se reconoce, para la vid, como momento fenológico
crítico, brote de 15 cm, floración, cuaje y envero.

c) Turno de riego. En este caso el turno es de 4 x 4, lo que significa que una propiedad
recibe el agua cada 8 días, por ende el intervalo debe ser 8 o múltiplo de 8.
Tabla 23. Intervalos de riego realizados y propuestos.

Riegos realizados  Riegos propuestos 
N° riego  Fecha  Intervalo  N° riego  Fecha  Intervalo 
(días)  (días) 
1  02‐ago     1 02‐ago   
2  19‐ago  17 2 11‐sep 40 
3  22‐sep  34 3 12‐oct 32 
4  30‐sep  8 4 05‐nov 24 
5  16‐oct  16 5 21‐nov 16 
6  10‐nov  25 6 06‐dic 16 
7  25‐nov  15 7 21‐dic 16 
8  21‐dic  26 8 22‐ene 32 
9  14‐ene  24 9 23‐feb 32 
10  15‐feb  32 10 25‐mar 32 
11  12‐mar  25 ‐‐‐  ‐‐‐  ‐‐‐ 
12  12‐abr  31 ‐‐‐  ‐‐‐  ‐‐‐ 

Otro conocimiento adquirido fue que, en el momento de regar, hay que decidir el
número de bocas de ingreso del agua (melgas regadas simultáneamente), en función
                                                            
17
 Se calcula dividiendo la necesidad mensual de cultivo y el número de días del mes. 
  77
 
 
 
del caudal aforado. Con caudales menores a 30 l/s se debe reducir el número de
bocas. A medida que se increnta el caudal, puede aumentar la cantidad de melgas
regadas simultáneamente. Caudales de más de 80 l/s, son de difícil manejo.

La observación de los gráficos de volumen aplicado y requerido; asociada a los


conceptos de almacenaje y lámina, de acuerdo al tipo de suelo, provocó un cambio de
actitud en los productores: suspendieron los riegos inncesarios, efectuaron riegos con
láminas adecuadas y en el momento oportuno. Como consecuencia, disminuyeron los
niveles freáticos (ver seguimeinto de niveles freáticos)

Además se realizaron capacitaciones sobre prácticas culturales como: poda, atada,


fertilización, labores en verde, control de malezas, aplicación de productos
fitisanitarios, labranza y actividades de mantenimiento de estructura.

Los cambios provocados en el riego y prácticas culturales tuvieron como consecuencia


un aumento en los rendimientos de los cultivos de hasta un 30 %.

Tabla 24. Rendimientos.

N° de  Productor Superficie  Variedad  Distancia  Plantas  Rto (t)  Rto (kg/ha)  Variación


Compuerta  (ha)  de  por ha  2006  2007 
plantación 
(m) 
1  Sánchez  2  Sultanina  3 x 3  1110 26000 28450  2450
2  Chirino  2,3  Cereza  2 x 2  2220 43200 48000  4800
3  Delgado  2  Superior  3 x 1,8  1852 20500 26000  5500
4  Albarracín 3  Cereza y Pedro  3 x 3  1110
Giménez  43000 44700  1700
5  Santander 2,8  Pedro Giménez 2,2 x 2,2  2066 ‐‐‐ ‐‐‐  ‐‐‐
6  Márquez  3  Cereza  3 x 3  1110 36000 37330  1330
7  Fullana  3,5  Pedro Giménez 2 x 2  2285 19400 25140  5740

Distribución y evolución de la humedad del suelo en las parcelas demostrativas.

La información obtenida con los sensores de humedad (sonda Diviner), permitió


conocer la variación del almacenaje de agua, en el perfil de suelo, cada 10 cm, hasta 1
metro de profundidad, durante un ciclo vegetativo.

A continuación se presenta el análisis para la parcela demostrativa del Señor Augusto


Chirino. Las restantes parcelas pueden consultarse en Anexo lV.

Parcela demostrativa Chirino.

Descripción del riego en la cabecera de la parcela: se destaca una baja capacidad de


retención de agua, debido a que presenta textura arenosa media y arenosa gruesa
(figura 41).
La distribución de la humedad a diferentes profundidades, muestra que los primeros
10 cm cuentan con la máxima capacidad de retención de agua y mayor variabilidad en
los valores de humedad. Desde los 20 cm hasta el metro, la capacidad de retención
por cada 10 cm, es insuficiente para el aporte de agua a la planta.
  78
 
 
 
25.000.000

20.000.000

15.000.000

10.000.000

5.000.000

0
20/09/2006 10/10/2006 30/10/2006 19/11/2006 09/12/2006 29/12/2006 18/01/2007 07/02/2007 27/02/2007 19/03/2007 08/04/2007

[A1]Moisture[mm] [A2]Moisture[mm] [A3]Moisture[mm] [A4]Moisture[mm] [A5]Moisture[mm]


[A6]Moisture[mm] [A7]Moisture[mm] [A8]Moisture[mm] [A9]Moisture[mm] [A10]Moisture[mm]

Figura 54. Valores de conductividad eléctrica registrados en cabecera en la parcela demostrativa.

Descripción del riego en el pie de la parcela: la humedad acumulada es 10 veces


mayor que en la cabecera, donde la textura es diferente.
Entre 0 y 20 cm existe mayor capacidad de almacenaje y variación de humedad.
Desde los 30 cm y hasta el metro, se observa baja capacidad de retención y baja
variación a lo largo del ciclo. Esto se relaciona con un perfil de textura franca hasta los
30 cm y luego texturas areno franca y franca arenosa en profundidad. Por debajo de
los 30 cm, no se observa disminución de humedad, por lo que se deduce que las
láminas y la frecuencia de riego utilizada permitió reponer lo consumido por la planta.

45.000.000

40.000.000
35.000.000
30.000.000

25.000.000
20.000.000
15.000.000

10.000.000
5.000.000
0
20/09/2 10/10/2 30/10/2 19/11/2 09/12/2 29/12/2 18/01/2 07/02/2 27/02/2 19/03/2 08/04/2
006 006 006 006 006 006 007 007 007 007 007
Serie1 Serie2 Serie3 Serie4 Serie5 Serie6
Serie7 Serie8 Serie9 Serie10

Figura 55. Valores de conductividad eléctrica registrados al pie en la parcela demostrativa.

Recomendaciones: debido a la dificultad de regar de forma diferenciada el sector


arenoso del resto del cuartel, se debe usar alta frecuencia de riego. En el sector
arenoso se recomienda la incorporación de enmiendas orgánicas para mejorar la
capacidad de retención de agua.
  79
 
 
 
Eficiencia de riego en parcelas demostrativas

El objetivo general de la determinación de eficiencia es conocer el grado de


aprovechamiento del agua de riego en el interior de las propiedades agrícolas y
estimar las eficiencias potenciales factibles de alcanzar, considerando los posibles
cambios operativos y el balance salino, asegurando un adecuado nivel productivo.

El riego produce resultados muy favorables, pero su mal manejo puede llevar al
deterioro del suelo y agua, en particular, y del ambiente, en general. Usar
racionalmente le agua, desde el punto de vista agrícola, implica maximizar el beneficio
a obtener y manejarla apropiadamente, en cuanto a la oportunidad del riego en
cantidad necesaria y suficiente, de manera de reducir al mínimo posible las pérdidas y
desperdicios. La evaluación y eficacia de riego en un área determinada, constituye una
forma de establecer el grado de racionalidad en el uso del agua. Con el avance
científico, se han establecido criterios de evaluación de esta práctica, como una forma
de calificarla o de evaluar su desempeño.

Según Jensen (1967), la eficiencia de riego es la relación entre el volumen de agua de


riego transpirado por las plantas, evaporado por la superficie del suelo, más el
necesario para regular la concentración de sales en la solución del suelo y el usado
por la planta para formar sus tejidos sobre el volumen total de agua derivado del
almacenamiento o bombeo de agua para riego.

La metodología aplicada fue analizada y consensuada, con el Instituto Nacional del


Agua (INIA); con el objetivo de uniformizar la información obtenida

El equipo que iba a determinar la eficiencia de riego debía coordinar la fecha y hora de
inicio del riego con el productor. Un día antes, se tomaban las muestras de suelo para
determinación de contenido de agua actual, toma de niveles topográficos de melga,
señalización de las estaciones de lectura e instalación de infiltrómetros en cabecera y
pie de la unidad de riego contigua.
Para la determinación se asignaban dos melgas a cada uno de los técnicos quienes
registraban los datos de avance
Se registró: hora de inicio de riego, hora de entrada de agua en las melgas
seleccionada, tiempo de avance de agua en cada estación marcada, hora de llegada
de agua al pie de las melgas seleccionadas y hora de finalización del riego por el
encargado.
Uno o dos días posteriores al riego, se tomaban muestras de suelo para determinación
de capacidad de campo, en sitios cercanos a la toma de muestra de humedad actual.
Con los datos de laboratorio y la información recabada a campo, se confeccionaron las
tablas 25 y 26 sobre evaluación de riego.
  80
 
 
 
Tabla 25. Evaluación de riego en parcelas demostrativas 1, 2 y 3.

   Compuerta N° 1. Tucuma.  Compuerta N° 2. Chirino.  Compuerta N° 3. Delgado. 


Fecha de evaluación  10/04/2007  12/06/2007  12/03/2007 
Intervalo fecha último riego  46 días (23/02)  3 meses (11/03)  25 días (15/02) 
Textura 0‐30 / 30‐60 cm. Tipo de  FAL/FA (1,35) Mitre  FL/Fam/a (1,4/1,5/1,67)  FA/F (1,35/1,40) Mitre 
suelo.  Mitre y Canal Puntilla. 
Capacidad de campo 30‐60‐90  25,48 ‐ 24,93 ‐ 17,48 %  21,77/14,55/11,99 %  22,37/26,06/24,29 % 
cm 
Humedad actual 30‐60‐90 cm  24,72 ‐ 23,94 ‐ 7,88 %  9,9/5,48/7,53 %  15,24/19,50/18,68 % 
Infiltración  22 mm en 338 min (5h 38´)  135 mm en 215 min (3h  46 mm en 183 min (3h 03' ) 
23 mm en 278 min (4h 38´) 35´) 105 mm en 195 min  149 mm en 159 min (2h 38´) 
(3h 15´) 
Lámina requerida  45,97 mm  112 mm  80 mm 
Longitud regada  75 m  78 m  54 m; 58 m 
Ancho  12 melgas x 3 m = 36 m  14 melgas x 2 m = 28 m  8 melgas x 3 m = 24 m 
Entrada de agua  2  boquetes con acequia  1 boquete   1 boquete 
auxiliar 
Superficie Regada  2700 m2 + 500 m2  2184 m2  2688 m2 
Caudal  25 l/s  48 l/s  33,5 l/s 
Tiempo de avance  69 min (1h 09´)  95 min (1h 35´)  40,5 min; 59 min  
Tiempo de riego  166 min (2h 46´)  128 min (2h 08´)  83 + 87 = 170 min (2h 50´) 
Volumen aplicado  249 m3  368 m3  341 m3 
Lámina aplicada  77,81 mm  168,8 mm  127 mm 
Eficiencia de aplicación  59%  66%  63% 
Permanencia  17 horas  8 horas  ‐‐‐ 
Nivel freático (antes/después)  2,53 / 2,48 m  sin agua a 2,33 m  sin agua a 2 m 

Observaciones  Suelo húmedo hasta los 30  Suelo arado y parral  Se riega hacia el norte y sur 


cm, asentados. 70 % de  podado.  por acequia en el medio. 80 
cobertura de maleza  % de cobertura de maleza 
(malva, cola de zorro, etc.)  (cola de zorro). 

Tabla 26. Evaluación de riego en parcelas demostrativas 4, 5 y 7.

   Compuerta N° 4.  Compuerta N° 5.  Compuerta N° 7. Fullana. 


Albarracín  Santander. 
Fecha de evaluación  05/03/2007  27/04/2007  20/03/2007 
Intervalo fecha último riego  17 días (16/02)  70 días (16/02)  32 días (16/02) 
Textura 0‐30 / 30‐60 cm. Tipo de  aF/aF (1,50) Belgrano.  FA/F/a (1,35/1,40) Mitre  Fa/Fa (1,50) Belgrano 
suelo. 
Capacidad de campo 30‐60‐90  26,75/28,63/32,84 %  26,05/14,67/27,55 (24,84)  26,02/30,34/30,93 (29,10) 
cm 
Humedad actual 30‐60‐90 cm  21,25/23,09/32,63  15,61/11,26/3,24 (11,03)  10,48/19,71/17,99 (16,06) 
Infiltración  24 mm en 288 min (4h 48´)    31 mm en 263 min (4h 23´)   333 mm en 106 min (1h 46´)   
33 mm en 273 min (4h 33´) 93 mm en 228 min (3h  100 mm en 75 min (1h 15´) 
48´m) 
Lámina requerida  32,67 mm (0,60 m)  56,6 mm (0,60 m)  176 mm 
Longitud regada  52,5 m  132 m  96 m 
Ancho  20 melgas x 3 m = 60 m  16 melgas x 2,2 = 35,2 m  18 melgas x 2 m = 36 m 
Entrada de agua  4 boquetes  3 boquete  2 compuertas 
Superficie Regada  3150 m2  4650 m2  3456 m2 
Caudal  78 l/s  43 l/s  80 l/s 
  81
 
 
 
Tiempo de avance  31 min  173 min (2h 53´)  110 min (1h 50´) 
Tiempo de riego  130 min (2h 10´)  215 min (3h 35´)  155 min (2h 35´) 
Volumen aplicado  208 m3  554,7 m3  744 m3 
Lámina aplicada  193 mm  119,3 mm  215 mm 
Eficiencia de aplicación  17%  47%  82% 
Permanencia  3 días  30 horas  24 horas 
Nivel freático (antes/después)  82 cm / 55 cm  60 cm después  2,10 m antes 
Observaciones  Suelo bastante húmedo.  Densamente enmalezado  Suelo bastante seco. Maleza 
Medianamente  con chepica y amor seco.  seca por herbicida. 
enmalezado (herbicida en  Superficie irregular y  Cosechado. Escurrimiento 
chepica).  avance desparejo.  dificultoso y desparejo. 

En el 66 % de los casos, la eficiencia de riego es igual o mayor al 60 %, lo que se


considera un valor adecuado para un riego tradicional por melga. Los niveles de
eficiencia alcanzados se deben a buenas prácticas de riego tales como:

En la parcela de Tucuma, se utiliza una acequia auxiliar de riego que alimenta a las
melgas que se riegan simultáneamente. Augusto Chirino (compuerta 2) tiene
sectorizado su cuartel en función de los dos tipos de suelo existentes, pudiendo hacer
un manejo diferencial del riego en el área de suelo arcilloso y arenoso. La tercera
parcela (Jorge Delgado), tiene una acequia regadora trazada en la línea media del
cuartel, en consecuencia, queda dividido en dos sectores de 54 y 58 m, lo que permite
un riego eficiente a pesar de tener bajo caudal (33,5 l/s), llegando rápido al pie. Por
último, en la séptima parcela (Pascual Fullana), hay compuertas en las acequias
internas del cuartel; se dispone de elevado caudal (80 l/s) y cuenta con un buen
regador que conoce los tiempos de avance y está atento a los cambios oportunos
entre unidades de riego.

En contrapartida, la cuarta parcela presenta baja eficiencia (17 %), debido a que se
aplica una lámina elevada (193 mm) en relación a la requerida (32,67 mm) y, además,
el intervalo de riego es inadecuado. Por otra parte el terreno, medianamente
enmalezado, dificulta el avance del agua. Es importante destacar que, al momento del
riego, el nivel freático era de 82 cm y el suelo estaba próximo a capacidad de campo.
Este manejo limita la exploración radicular.

La quinta parcela, presenta una eficiencia de riego del 47 %. En este caso la lámina
aplicada es de 119,3 mm (la lámina requerida es de 56,6 mm), el terreno está
densamente enmalezado, la superficie es irregular y el avance del agua es lento. La
distancia entre la compuerta y la toma de la propiedad es de 1,3 km, tardando el agua
en hacer este recorrido, aproximadamente, 3 horas, atravesando en parte terrenos
arenosos.
  82
 
 
 
Propuesta de riego a de nivel finca

Con los datos de seguimiento de prácticas de riego y la propuesta de riego a nivel


parcela demostrativa, se planificaron los riegos para el total de superficie implantada
en cada explotación.

A modo de ejemplo se desarrolla el caso de la finca de Tucuma, compuerta N° 1.

Datos:

Dotación de compuerta N° 1 = 52,65 ha.

Coeficiente de distribución: varía en el ciclo entre 0,6 y 0,9 l/s ha.

Turno de riego: 18 horas equivalentes a 64.800 segundos.

Capacidad de almacenaje para suelo Mitre: 11 cm de lámina para un metro de


profundidad de suelo.

Cuarteles cultivados en la finca:

Cuartel N° 1; 2 ha de Arizul.

Cuartel N° 2; 2 ha de Sultanina

Cuartel N° 3; 2,5 ha de Red Globe

Cuartel N° 4; 2 ha de Alfonso Lavallé

Cálculo:

El caudal que ingresa a la finca se obtiene multiplicando el coeficiente de distribución


(0,6 l/s ha) por la dotación de compuerta (52,65 ha); por ejemplos, 0,6 l/s ha x 52,65 ha
= 31 l/s.

Este caudal multiplicado por el tiempo del turno, permite obtener el volumen que
ingresa a la finca. Por ejemplo: 31 l/s x 64.800 s = 2.008.000 l o 2.008 m3.

Para un coeficiente 0,75 l/s ha, multiplicado por 52,75 ha de la compuerta N°1, da un
caudal de 39 l/s. Este caudal multiplicado por 64.800 s de ingreso de agua a la finca,
da un volumen de 2.527 m3.

Para un coeficiente de 0,90 l/s ha, el caudal es de 47 l/s; y el volumen que ingresa a la
finca es de 3.070 m3.

El coeficiente 0,6 se entregó entre 01/08 hasta el 25/9

El coeficiente 0,75 se entregó desde 26/9 hasta el 15/11 y desde el 14 de marzo hasta
el corte por monda.

El coeficiente 0,90 se entregó desde 16/11 hasta el 10 de marzo.


  83
 
 
 
Tabla 27. Superficie regada por turno en función de la lámina aplicada y el coeficiente de riego.

Coeficiente  0,6 l/s ha  0,75 l/s ha  0,90 l/s ha 


Lámina   Superficie regada con  Superficie regada con  Superficie regada con 
aplicada  un volumen de 2.008  un volumen de 2.527  un volumen de 3.070 
3
m /turno  m3/turno  m3/turno 
11 cm  1,8 ha  2,3 ha  2,8 ha 
10 cm  2 ha  2,5 ha  3 ha 
9 cm  ‐‐‐  2,8 ha  3,4 ha 

Tabla 28. Planificación de riego en finca.

Intervalo de  N° Turno  Fecha  Lámina cm Cuartel  Caudal l/s Observaciones 


riego en días  regado 
‐‐‐  1 11‐ago     31 Para asentamiento y llenado de 
perfil. 
2 29‐ago  10 1 31
3 14‐sep  10 2 31
40  4 22‐sep  10 4 31
5 30‐sep  10 3 39
Se completa el riego e inicia la vuelta
6 8‐oct  11 1 39 Sobra agua para 3000 m2 (327 m3)
7 16‐oct  11 2 39 Sobra agua para 3000 m2 
42  8 24‐oct  11 3 39 Sobra agua para 3000 m2 
9 1‐nov  11 4 39
Se completa el riego e inicia la vuelta
10 09‐nov  9 1 y 3 39 Se riegan 0,8 ha del C3 
11 17‐nov  9 2 y 3 39 Se riegan 0,8 ha del C3 
24 
12 25‐nov  9 4 y 3 39 Se riegan 1,4 ha del C3 
Se completa el riego e inicia la vuelta
13 3‐dic  11 1 y 3 47 Se riegan 0,8 ha del C3 
14 11‐dic  11 2 y 3 47 Se riegan 0,8 ha del C3 
24 
15 19‐dic  11 4 y 3 47 Se riegan 0,8 ha del C3 
Se completa el riego e inicia la vuelta
16 27‐dic  8 1  + 2 + 3 52 0,2 ha C3
16  17 04‐ene  8 4 + 3 52 Se completa riego en C3 
Se completa el riego e inicia la vuelta
18 12‐ene  8 1  + 2 + 3 52 0,2 ha C3
16  19 20‐ene  8 4 + 3 52 Se completa riego en C3 
Se completa el riego e inicia la vuelta
20 28‐ene  11 1 + 3 52 se riega 1 ha de C3 
21 05‐feb  11 2 + 3 52 se riega 1 ha de C3 
24 
22 13‐feb  11 4 + 3 52 Se completa C3 
Se completa el riego e inicia la vuelta
23 21‐feb  11 1 + 3 52 se riega 1 ha de C3 
24 29‐feb  11 2 + 3 52 se riega 1 ha de C3 
24 
25 09‐mar  11 4 + 3 52 Se completa C3 
Se completa el riego e inicia la vuelta
26 17‐mar  11 1 39 Sobra agua para 3000 m2 
27 25‐mar  11 2 39 Sobra agua para 3000 m2 
42  28 02‐abr  11 4 39 Sobra agua para 3000 m2 
29 10‐abr  11 3 39
Se completa el riego e inicia la vuelta
‐‐‐  30 18‐abr  11 1 39 Sobra agua para 3000 m2 
31 26‐abr  11 2 39 Sobra agua para 3000 m2 
En el ciclo agrícola cada cuartel recibió 10 riegos.

Siguiendo esta programación, al cabo del ciclo agrícola, cada cuartel recibió 10 riegos
con un volumen total de 10.100 m3/ha, que satisface el requerimiento teórico de 9.314
m3/ha (según tabla de requerimiento hídrico Anexo II). La diferencia entre ambos
  84
 
 
 
volúmenes (786 m3/ha) cubre el 56,2 % del requerimiento de lixiviación. Sería
necesario un riego adicional para evitar la acumulación de sales en el suelo/18.

La variación de las láminas durante el ciclo agrícola obedece a la fluctuación del


coeficiente de distribución acordado por las Juntas de Riego y los directivos del DH.

El criterio adoptado en este plan de riego, fue respetar los intervalos, haciendo variar
la lámina, en función del agua disponible. Por ejemplo, en el período del 24 de
diciembre al 17 de enero, se proponen láminas de 8 cm, porque el coeficiente de
distribución es de 0,9; que no es suficiente para un intervalo de 16 días y 11 cm de
lámina.

Tabla 29. Calendario de programación de riego. Ejemplo Diciembre-Enero.

Diciembre
do lu ma mi ju vi sa

C1 completo  Intervalo  de  riego  C1 24 días


C3 3ra parte
2 3 4 5 6 7 8

C2 completo 
C3 3ra parte
9 10 11 12 13 14 15

C4 completo 
C3 3ra parte
16 17 18 19 20 21 22
C1 completo 
C2 completo 
C3 inicia riego
23 24 25 26 27 28 29

30 31

                                                            
18
 Requerimiento de lixiviación es el porcentaje de agua que hay que agregar a la necesidad de riego de 
un cultivo para evitar la acumulación en el suelo de las sales que contiene el agua de riego. Depende de 
la CE del agua de riego y CE del suelo en condiciones de equilibrio con el agua de riego. Esta condición 
de equilibrio se obtiene en base a la tolerancia del cultivo a las sales. Teniendo en cuenta que el agua del 
rio San Juan tiene una conductividad eléctrica de 600 microsiemens, para un valor de tolerancia de la vid 
de 4000 microsiemens, el requerimiento de lixiviación es del 15 % (1.397 m3).   
  85
 
 
 
Enero
do lu ma mi ju vi sa
C3 termina 
riego  
C4 completo
1 2 3 4 5
Intervalo  de  riego  C1 16 días C1 completo 
C2 completo 
C3 inicia riego
6 7 8 9 10 11 12

13 14 15 16 17 18 19
C3 termina 
riego C4 
completo
20 21 22 23 24 25 26

C1 completo 
C3 inicia riego
27 28 29 30

La confección de un calendario que indique los días de turno y los cuarteles a regar en
cada uno de ellos, permite transmitir al encargado la información contenida en la tabla
N° 28. En el manejo del riego el operario regador debe seguir las pautas de aforo y
tiempo de riego (tabla 21).

Cronograma de riego para el ramo 17.

Se confeccionó un cronograma de riego para cada una de las compuertas del ramo
17, en base al tiempo que recibe el agua cada propiedad, según su derecho. Esto
permitió que los regantes involucrados en el proyecto conocieran quienes regaban en
forma simultánea, mejorando la gestión del uso del agua.
  86
 
 
 

CRONOGRAMA DE RIEGO – RAMO 17 – DPTO 25 DE MAYO


  87
 
 
 
  88
 
 
 
3.2.9. Capacitaciones

Tabla 30. Capacitaciones realizadas entre los años 2005 y 2010.

Año  Temas demandados  Temas Inducidos.  Puestos en evidencia 


Fertilización.  Curso de aforo.    
Manejo de la vid ante accidentes       
2005 
climáticos: heladas y granizo. 
Riego de la vid.       
Año  Temas solicitados.  Temas Inducidos.  Puestos en evidencia 
Fertilización poscosecha.  Uso de desecador solar y  Exceso de riego 
producción de conservas. 
Aspectos sanitarios: aplicaciones  Capacidad de almacenaje del   
poscosecha para oídio y  agua de riego según textura.  Participación en las elección del DH 
peronóspora   
2006  Poda y principios fisiológicos.  Lectura de aforadores e  . 
interpretación de tablas de aforo.
Herramientas para el muestreo.   Consumo de agua de riego según    
Manejo de suelo y planes de  momento fenológico 
fertilización. 
Métodos de riego.       
Año  Temas solicitados.  Temas Inducidos.  Puestos en evidencia 
Interpretación de análisis de  Interpretación de texturas y  . 
suelo y plan de fertilización.  capacidad de almacenaje de los 
suelos. 
Poda de la vid.  Planificación de riegos en la   Visita inspección técnica 
propiedad y lecturas de  Montecaseros Mendoza. 
2007 
freatímetros y aforados 
instalados. Medición de niveles 
freáticos 
Uso de productos fitosanitarios  Compactación de suelos.    
para vid. 
Año  Temas solicitados.  Temas Inducidos.  Puestos en evidencia 
Fertilización líquida y aplicación  Gira técnica SITEVI  Organización del DH 
de fertilizantes líquidos con riego 
2008  gravitacional. 
Poda de la vid  INTA Expone    
Uso de productos fitosanitarios       
Año  Temas solicitados.  Temas Inducidos.  Puestos en evidencia 
Fertilización poscosecha    División territorial del DH para 
elecciones de representantes. 
Poda     Pirámide democrática. 
Conformación de Comisión de 
2009  Regantes y Junta de Riego. 
 
Fisiología de la vid     Ley 886/42 
Manejo de plagas y      Funciones de CC y JR 
enfermedades. 
Año  Temas solicitados.  Temas Inducidos.  Puestos en evidencia 
Fertilización de la vid.    Ley 886/42  ‐ Organización 
democrática del DH 
Plagas y enfermedades.  Gira técnica SITEVI  Pirámide democrática. 
Conformación de Comisión de 
2010  Regantes y Junta de Riego. 
Manejo de suelo y riego.     Reglamentación del proceso 
electoral. 
Avales y presentación de listas. 
      Funciones de CC y JR 
  89
 
 
 
Se desarrolló un proceso constante de aprendizaje del que participaron técnicos y
productores, identificando las causas de los problemas y planificando acciones
tendientes a superarlos.

El cronograma de capacitación tuvo en cuenta las demandas más frecuentes de los


productores, como poda, fertilización y sanidad del cultivo. Ligados a ellos, se
indujeron temas técnicos cómo almacenaje y compactación de suelos, medición de
agua de riego y reconocimiento textural. Por último, fue necesario poner en evidencia
temáticas, como la ley 886, organización territorial y procesos electorales que no
fueron demandados por los productores.

3.3. Proceso de organización

3.3.1. Formación grupal

La actitud de los productores al inicio del proyecto fue individualista y dubitativa debido
a que pensaron que el proyecto generaría cambios en los derechos de riego. Por otra
parte, tuvieron curiosidad y expectativas sobre posibles beneficios económicos que
podrían percibir.

Al cabo de varias reuniones se definieron los objetivos a alcanzar (ver Anexo I),
planteando la necesidad de estar integrados y provocar un cambio de actitud para
lograrlos.

Figura 56. Resultados del taller sobre expectativas.

El pilar de la gestión integrada fue avanzar paso a paso. Se generó confianza entre los
productores y el equipo técnico; se crearon vínculos, adquirieron herramientas para la
gestión, se valorizó el agua como recurso escaso e imprescindible y se fortaleció la
organización del Departamento de Hidráulica, conformándose un grupo capacitado y
organizado, motivo de imitación.
  90
 
 
 

Una construcción sólida


se logra
avanzando paso a paso.

Figura 57. Resultados del taller sobre logros.


  91
 
 
 

Fueron utilizadas nuevas formas de comunicación, como el uso de historietas para


transmitir el proceso de formación grupal, banners, para fortalecer aspectos de grupo,
paneles luminosos (back light) para mostrar principios técnicos y hojas Informativas.

Ladrillos para la
construcción del grupo !!!

Figura 58. Proceso de construcción del grupo a partir de cada una de sus partes.

Así como un muro se construye ensamblando ladrillos, las distintas acciones


realizadas en el proyecto, se comportaron como ladrillos en la consolidación del grupo
En las páginas siguientes se ilustra historietas como herramientas de comunicación.
En la hoja informativa se muestra los conocimientos que los productores manifiestan
haber adquirido durante el desarrollo del proyecto. Su objetivo fue hacer partícipe a
otros productores de los beneficios de integrar un grupo de gestión
  92
 
 
 
Ea!!! Qué desorden!!! ¿Se enteraron? Hay unos del
¿Por dónde Primero lo INTA dando vueltas…
empezamos? primero
Si! pasaron por casa, es por
algo del agua.

Pelopincho! me hicieron una entrevista… Hijos míos… ¿qué hacen?


Les dije que queremos aprender ¿no ven que el agua es un bien muy valioso?
a regar…

Y riego
Cachirula ! re bien !
agua es lo que
sobra !

6 mil millones de habitantes… 500


litros de agua por personal…
Ups… Estamos en crisis !

Se me hace que le hace falta 
yesca a ese aparato 

Sí ! 
Lo primero está 
Ya 
hecho ! 
conocemos 
el lugar. 
  93
 
 
 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
La revinición Mendieta ! Ya prendi a lier 
 
Pucha con la freática. el agua que 
 
llega por il 
 
canal 
 
Con estos 
 
datos, ya 
 
sabemos 
 
cuánta agua se 
 
consume en 
 
cada riego.  Ahora tenés 
 
  que aprender 
  a cuidarla ! 
 
 
 
 
 
 
 
 
Qué buenas imágenes ! Sí, el último viaje  Mendieta, dale que vamo 
 
En la reunión del 
  fue muy bueno !  tarde… Quero saber eso de los 
15, vamos hacer 
  planificaciones del agua. 
una dinámica de 
 
grupo ! 
 
 
   
 
 
 
Tené   
 
paciencia ! 
  Ya estamos todos… 
  Empecemos con la reunión 
 
  Para mí eso es cuento. 
 
  94
 
 
 
 
 
  Jué pucha ¡¡¡ Cuanta letra
 
 
Si ¡¡¡ 
Sobre el agua y el suelo
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
  Haber sabido ante, hubiera  Mendieta ! a controlar el turno, 
  Con todo lo que  ahugao menos la cepa y  ya nos llega el agua ! 
    aprendí, puedo  hubiera ganado plata…   
  doctorarme en  Mirá que quedamo con el Pato, 
  riego !    le devuelvo el agua ni bien 
terrmine 

Luego de un tiempo, somos un


Yo más que padre, grupo.
hubiera querido Organizarnos nos permite
gestionar esto Planificar
antes ! Gestionar
Y Crecer…

Esos que se juntan, ya me da la


curiosidad, ¿Vamos?
  95
PROFEDER   
 
 
Gestión integrada del agua de riego en el sector
agrícola del departamento25 de Mayo – Provincia de
San Juan
Importancia. La actividad agrícola, en la provincia de San Juan, solo es posible a través del riego artificial.
El recurso principal es el agua del río San Juan, que se distribuye a los productores
a través de un sistema de canales impermeabilizados.
El agua es un recurso escaso, que limita el crecimiento agrícola, industrial y urbano.

¿Cuales son los problemas?      ¿Cuales son las soluciones? 
   
Riego con láminas excesivas  Uso racional del recurso. 
Frecuencia de riego inadecuada  Mejorar el estado del cultivo. 
Menor superficie cultivada de  Aumentar la rentabilidad. 
acuerdo al recurso disponible.  Favorecer la sustentabilidad de los 
Disminución del rendimiento de los  sistemas productivos. 
cultivos.  Aumentar la eficiencia de riego. 
Degradación de suelos por  Implementar estrategias de manejo 
salinización.  y gestión del agua 
Ascenso de los niveles freáticos.   
Deficiente incorporación de 
tecnología. 

¿Qué nos proponemos?


Un grupo de productores integrado que contemple una activa participación en la gestión del riego
y el mejor uso de los recursos disponibles, en el departamento 25 de Mayo.
Eficiencia de conducción
y aplicación 
Consolidar a
un grupo Participación Mantenimiento
Diseño y aplicación de
productores Integrada.  de la red de riego  programas
Del Ramo 17  que permitan un mejor manejo
Distribución del recurso.
del agua. 

¿Qué hacemos?
Recopilación de datos del área. Reuniones informativas. Identificación de los tipos de suelos de
la zona cultivada. Seguimiento de niveles freáticos. Determinación de parámetros de riego en la
zona. Selección de fincas demostrativas. Evaluación de eficiencia de uso del agua en finca.
Incorporación de prácticas de manejo de cultivo y tecnología de riego. Capacitaciones en
respuesta a las demandas.

Talleres entre técnicos, productores e instituciones involucradas, para la definición de


competencias y mecanismos de integración y organización para la administración de los
recursos disponibles.

Hoja Informativa “Gestión de Agua de Riego”


  96
 
 
 
Hoy sabemos: fertilizar, podar, manejar suelos, manejar plagas y enfermedades, medir
caudales y nuevas técnicas de riego.

Hoy conocemos cual es nuestro rol dentro de la organización democrática del DH

Hasta el momento…

Nos conocemos e interactuamos, tomando decisiones que nos permiten


optimizar el uso del agua.
Tenemos herramientas para gestionar nuestro recurso hídrico.
Conocemos técnicas de aforo de caudales, lo que nos permite realizar un ajuste más
certero sobre el agua que manejamos, tiempos de riego y frecuencias.
Conocemos las variaciones estacionales de los niveles freáticos según mapas del área
y sabemos como fluctúan las napas, según el tipo de riego que hacemos y las épocas del año.
Podemos analizar la situación con claridad y efectuar un diagnóstico correcto
planificar el nuevo ciclo de riego.

La ciencia y técnica se asocian para que en el futuro, junto con una gestión
integrada, se alcancen los objetivos propuestos.Hoy conocemos los fundamentos técnicos de
las practicas empíricas que realizamos. Por ello, las recomendaciones que se dan, están
basadas en lo que se hace día a día y esto nos permite Mejorar
Un Manejo empresarial de la propiedad se logra con aptitud y actitud.

Inspector 
técnico  Productores
Junta de 
riego 
Comunidad
Municipalidad 
Celador  Comisión de  de 25 de mayo 
INTA
canales 

¿Qué queremos lograr?


Formar un grupo organizado que permita resolver nuestros problemas y que
sirva a otros ¡

Productores organizados, Comunidad beneficiada…

Hoja Informativa “Gestión de Agua de Riego”


  97
 
 
 
Luego de haber interactuado con el grupo y analizados sus motivaciones, el equipo
técnico redactó la siguiente hoja informativa, con prácticas efectivas para el manejo
eficiente del recurso, que se difundió ampliamente

LAS DOCE CLAVES DEL ÉXITO


Recomendaciones para el manejo del riego

1.- Conozca el suelo de cada cuartel que cultiva y asesórese sobre cuánta agua
aplicar (recuerde que: “el suelo es un depósito de agua de capacidad limitada” )
2.- Las necesidades de agua varían en cada etapa del ciclo vegetativo de su cultivo.
Por lo tanto es variable el número de días que deben transcurrir entre riego y riego.
Interésese en conocer los intervalos de riego adecuados a su cultivo y tipo de suelo.
3.- Procure que el agua de riego llegue rápido desde la cabecera al pie de las melgas
o surcos.
4.- Retoque los niveles del terreno para evitar irregularidades (altos y bajo) que
demoran el avance del agua.
5.- Si la tirada de riego es excesivamente larga, será necesario acortar los surcos o
melgas (observe si puede cambiar la ubicación de la acequia regadora).
6.- Procure hacer ingresar el agua, en forma simultánea, en el menor número de
melgas posible. Varias “aberturas” atentan contra el uso eficiente del agua de riego.
7.- Planifique con anticipación el control de las malezas. Recuerde que compiten con
el agua y fertilizantes de su cultivo, alojan plagas dañinas y entorpecen el
deslizamiento del agua.
8.- Verifique la humedad del suelo, a nivel de las raíces, antes del riego. No ceda a la
tentación de regar cuando la superficie se ve seca. (El exceso de agua entraña graves
peligros como falta de aire en las raíces, lavado de nutrientes, ascenso del nivel
freático y salinización del terreno).
9.- Esté atento al estado de sus acequias de riego y del ramo hasta su propiedad.
Evite malezas, embanques, desbordes, taponamientos.
10.- Favorezca el desarrollo de las raíces de su cultivo. Cuanto mayor profundidad de
suelo exploren, mayor será la cantidad de agua y nutrientes disponibles.
11.- Aprenda a medir el caudal de agua del que dispone. De esa manera podrá decidir
cómo regar.
12.- Considere que un buen regador es su mejor aliado y una excelente inversión.

Un buen manejo del riego debe ir acompañado


de las prácticas culturales necesarias y los tratamientos adecuados
para obtener una óptima producción
  98
 
 
 
3.3.2 Etapas del proceso de organización

Participación a reuniones y talleres.

En el área de trabajo, eran 50 propietarios distribuidos de la siguiente manera:


12 eran titulares de lotes no productivos que se vincularon con el programa Pro
Huerta; 1 correspondía a un establecimiento bodeguero y 5 no estaban radicados en
provincia estando sus predios incultos. De ésto se deduce que 32 productores
constituían la población objetivo.

Figura 59. Participación a reuniones y capacitaciones desde el inicio del proyecto.

En la figura 59, las líneas verticales delimitan los años de ejecución del proyecto
(2005-2011) y la línea azul representa el número de asistentes a eventos. Se
realizaron 51 reuniones y el promedio general de participación fue del 44 %.

Al programar las reuniones, algunas estaban destinadas, sólo a productores y otras a


productores y personal de campo. Por ejemplo, se observa un máximo de 35
participantes, en una reunión en donde se trató el tema poda y asistió personal
encargado de esta tarea.

La alta convocatoria a la primera reunión del proyecto, respondió a diversas


inquietudes como modificaciones en los derechos de agua de riego, expectativas
sobre beneficios adicionales, entre otros.

El segundo pico de la figura (26 participantes), corresponde a un evento destinado al


productor y su familia. Se realizó en horario vespertino y se puso a disposición de los
interesados un transporte contratado.
  99
 
 
 
Participación en las elecciones del DH 2004-2010

En el año 2004, antes de que se iniciara el proyecto, la participación de los


productores en las elecciones para cubrir cargos en las comisiones de canales, era del
4,17 % en el Ramo 17 y del 18,57 %, en la provincia (Tabla 31). Durante la
intervención del proyecto, el porcentaje de los electores del Ramo 17 ascendió al 25 y
50 % en los años 2006 y 2008, respectivamente, mientras que en la provincia se
mantuvo en un 20 % (Tabla 32 y 33).

En el Departamento 25 de Mayo se observó el efecto del proyecto con un aumento en


la participación de los electores en el período 2006 – 2010 (Tablas 32 a 35).

Tabla 31. Porcentaje de electores y de votos emitidos en las elecciones 2004 para la Provincia, Valle de
Tulum, 25 de Mayo y Ramo 17.

Participación en la convocatoria electoral del año 2004 para Comisiones de Canales 
N° de  Electores que  % de  Total de votos  % de votos 
  N° de votos 
electores  votaron  electores  emitidos  emitidos 
Provincia  29178  39124  5419  18,57  8666  22,15 
Tulum  21389  28845  3822  17,87  6216  21,55 
25 de Mayo  996  2222  225  22,59  424  19,04 
Ramo 17  72  121  3  4,17  6  4,96 

Tabla 32. Porcentaje de electores y de votos emitidos en las elecciones 2006 para la Provincia, Valle de
Tulum, 25 de Mayo y Ramo 17.

Participación en la convocatoria electoral del año 2006 para Comisiones de Canales 
N° de  Electores que  % de  Total de votos  % de votos 
  N° de votos 
electores  votaron  electores  emitidos  emitidos 
Provincia  29682  40183  6044  20,36  9416  23,43 
Tulum  21747  29784  4456  20,49  7191  24,14 
25 de Mayo  1001  2227  253  25,27  483  21,69 
Ramo 17  72  121  18  25  27  22,31 

Tabla 33. Porcentaje de electores y de votos emitidos en las elecciones 2008 para la Provincia, Valle de
Tulum, 25 de Mayo y Ramo 17.

Participación en la convocatoria electoral del año 2008 para Comisiones de Canales 
N° de  Electores que  % de  Total de votos  % de votos 
  N° de votos 
electores  votaron  electores  emitidos  emitidos 
Provincia  29964  40402  6090  20,32  10052  24,88 
Tulum  21980  29982  4382  19,94  7391  24,65 
25 de Mayo  1004  2233  389  38,8  824  36,9 
Ramo 17  72  121  36  50  59  48,8 

Tabla 34. Porcentaje de electores y de votos emitidos en las elecciones 2010 para la Provincia, Valle de
Tulum, 25 de Mayo y Ramo 17.

Participación en la convocatoria electoral del año 2010 para Comisiones de Canales 
N° de  Electores que  % de  Total de votos  % de votos 
  N° de votos 
electores  votaron  electores  emitidos  emitidos 
Provincia  29883  40237  7102  23,76  10650  26,46 
Tulum  22053  29840  5164  23,42  7779  26,07 
25 de Mayo  1010  2243  345  34,15  689  30,7 
Ramo 17  73  121  11  15  21  17,3 
 100
 
 
 

 
Figura 60. Porcentaje de participación de electores en la Provincia y el Departamento de 25 de Mayo en el
período 1990 a 2010.

En la figura 60 se muestra el porcentaje de participación de electores, en la provincia y


el Departamento 25 de Mayo, desde el año 1990 hasta el 2010. En los años 1994 y
1998, el DH hizo amplias campañas de difusión que tuvieron como respuesta un
importante aumento en la participación. En los años 2000 y 2002, la participación en
las elecciones cayó al 16,95 y 13,49 % respectivamente. Esto se debió a la ausencia
de difusión estatal.

En el Departamento 25 de Mayo se observó el efecto de intervención del proyecto con


un aumento en la participación desde las elecciones del 2006.

En el año 2008, el grupo de productores del Ramo 17 y el equipo técnico, extendieron


la campaña de concientización sobre la importancia de participar en la estructura
democrática del DH a todo el departamento. Esto se reflejó en el máximo que se
observa en la figura 60

Por otra parte, en el año 2008 hubo una toma de conciencia de los regantes del Ramo
17, que estimuló el interés para constituir un Distrito de Riego. Al no ser posible
concretarlo, presentaron listas de candidatos a la Comisión de Canal, para el
Subdistrito Superior del único Distrito existente en la Primera Sección.
Tabla 35. Miembros Titulares y Suplentes en las Comisiones de Canales en el período 2004 - 2010.

Comisión de Canales Primera Sección 
Año electoral  Distrito  Superior  Medio  Inferior 
Titular  Suplente  Titular  Suplente  Titular  Suplente 
Maximiliano  Ricardo Aun  José Mulet  Segundo  Eduardo  Fernando 
2004 
Distrito I  Delgado  Ahumada  Berenguer  Sendra 
Maximiliano  Ricardo Aun  José Mulet  Segundo  Eduardo  Fernando 
2006 
Distrito I  Delgado  Ahumada  Berenguer  Sendra 
Jorge Delgado  Pascual  José Mulet  Segundo  Eduardo  Fernando 
2008 
Distrito I  Fullana  Ahumada  Berenguer  Sendra 
Jorge Delgado  Anibal Leiva  Manuel  Manuel  Pascual  Daniel 
Distrito I (R17)  Santander  Villegas  Fullana  Heredia 
Claudio  Osvaldo  José Mulet  Segundo  Eduardo  Fernando 
2010 
Distrito II  Vargas  Sánchez  Ahumada  Berenguer  Sendra 
Claudio  Osvaldo  Gabriel Mulet Segundo  Eduardo  Fernando 
Distrito II  Vargas  Sánchez  Ahumada  Berenguer  Sendra 
 101
 
 
 
Tabla 36. Miembros Titulares y Suplentes de la Junta Departamental en el período 2004 – 2010.

Junta Departamental 
Año electoral  1° Sección  2° Sección  3° Sección 
Titular  Suplente  Titular  Suplente  Titular  Suplente 
José Mulet  Maximiliano  Hector Oliver  Gabriel Mulet  Rodolfo  Víctor 
2004 
Delgado  Delgado  Guerrero 
José Mulet  Maximiliano  Hector Oliver  Gabriel Mulet  Rodolfo  Víctor 
2006 
Delgado  Delgado  Guerrero 
José Mulet  Maximiliano  Hector Oliver  Gabriel Mulet  Maximiliano  Víctor 
2008 
Delgado  Delgado  Guerrero 
Jorge Delgado  Anibal Leiva  Hector Oliver  Jorge  Maximiliano  Mario Oliver 
2010 
Berenguer  Delgado 
Anibal Leiva  Augusto  José Mulet  Victorio  Maximiliano  Gabriel 
2012 
Chirino  Nesman  Delgado  Marquez 

Haciendo un análisis de las tablas 35 y 36, se observa que no hay renovación de los
miembros integrantes de la Comisión de Canal de la Primera Sección ni de la Junta
de Riego Departamental, hasta el año 2008.
Luego, a través del proyecto, nació en los productores la voluntad de involucrarse en
la administración del recurso hídrico, participando en los Organismos Descentralizados
del DH, indicado en letras color rojo.

Proceso de cambio en la organización electoral del departamento: creación de


un distrito.

Luego de un extenso proceso de capacitación y participación, iniciado en el año 2005,


los regantes del Ramo 17, mediante el expediente N° 506 - 1857 - J - 08, solicitaron la
conformación un nuevo Distrito. El Consejo de Hidráulica, en los términos del acta N°
2.622 punto 16 de fecha 12 de agosto 2008, no dio lugar al pedido. En los
considerandos del acta se manifiesta que: “en fecha 15-07-08 se aprobaron las
secciones electorales y la convocatoria electoral, razón por la cuál resulta
extemporánea la petición, no obstante considerar la importancia que significaría
proceder con las modificaciones propuestas”. En la misma se resolvió “por la Comisión
de Asuntos Generales, proceder al análisis de la modificación de las secciones
electorales del Departamento 25 de Mayo, con el objeto de ser incorporadas al Padrón
Electoral para el ejercicio 2010-2012”.

Ante esta respuesta, el grupo se organizó para hacer la primera presentación de lista
de candidatos de la Comisión de Canal de la Primera Sección. Resultó electo Jorge
Delgado como titular y Pascual Fullana como suplente, ambos integrantes del Ramo
17

En el siguiente proceso electoral, los productores del Ramo 17, por el expediente N°
506 - 826 - R – 10, solicitaron, nuevamente, la conformación de un Distrito. Por el acta
N° 2.707 punto 7, del 22 de junio del 2010, el Consejo del Departamento de Hidráulica
aprobó la modificación de la Sección Electoral N° 1 del Departamento 25 de Mayo, la
que quedó configurada con dos Distritos: Distrito I (área del Ramo 17) y Distrito II (el
área restante de la primera sección). En consecuencia, a partir de este momento,
deben elegirse dos comisiones de canal en esta sección.
 102
 
 
 
Subdistrito Superior 
Subdistrito Medio Distrito I
Subdistrito Inferior 

   

Subdistrito Superior
Subdistrito Medio  Distrito II 
Subdistrito Inferior

Figura 61. Distritos I y II de la Primera Sección.

El Distrito I quedó conformado de la siguiente manera:

Subdistrito Superior: compuertas uno, dos y tres.

Subdistrito Medio: compuertas cuatro, cinco y seis.

Subdistrito Inferior: compuerta siete (cola de ramo).

Aprobada la formación del Distrito I, por el Consejo de Hidráulica, los regantes del
Ramo 17, se organizaron para efectuar la presentación de la lista de candidatos para
la Comisión, buscando los avales correspondientes. Durante este accionar, fueron
conscientes de que podían ir más allá de los límites del Distrito I e involucrar a
productores del Subdistrito Superior del Distrito II. De esta forma se generó, la
presentación de otra lista de candidatos y avales para integrar la otra Comisión de
Canal de la Primera Sección.

Según el acta N° 2.724 punto 5, del 02 de Noviembre 2010, se proclamó miembros


electos de las Comisiones de Regantes para el período 2010 - 2012 a las siguientes
personas, todas integrantes del Ramo 17
 103
 
 
 

Tabla 37. Comisiones de Canal en la Primera Sección.

 
Sección Electoral N° 1.Distrito I
Titulares Suplentes
Subdistrito Superior Jorge Delgado Anibal Leiva
Subdistrito Medio Manuel Santander Manuel E. Villegas
Subdistrito Inferior Pascual Fullana Juan Daniel Heredia

Sección Electoral N° 1. Distrito II


Titulares Suplentes
Subdistrito Superior Claudio Vargas Osvaldo Sanchez

El mismo proceso se llevó a cabo durante la convocatoria electoral para el período


2010 – 2014.

Esta participación en ambas Comisiones de Canal, permitió que dos productores del
grupo Ramo 17, integraran la Junta Departamental, como miembros Titular y Suplemte
de la Primera Sección

De esta manera se fortaleció la participación de los productores en la estructura


democrática del Departamento de Hidráulica. Es asi que comenzó por parte del grupo
la gestión del manejo del agua de riego, alcanzándose los objetivos del proyecto.
 104
 
 
 
4. Conclusiones

• Para ejecutar este proyecto que incluye varias temáticas, fue imprescindible
articular con organismos e instituciones que persiguen la misma finalidad

• La articulación permitió que todos aportaran sus experiencias y conocimientos


sobre temas específicos a un foro de discusión en donde se consensuó la mejor
forma de desarrollar las diversas actividades.

• La articulación permitió transferir una serie de conocimientos que llevados a la


práctica lograron provocar cambios en los productores

• “El productor nunca se plantea como regar, porque considera que sabe”. Si se
quiere provocar un cambio, se debe utilizar una serie de herramientas que permitan
demostrar, empíricamente, distintas situaciones.

• Provocar un cambio es difícil, lleva tiempo y es complejo revertir los conceptos


arraigados en los productores. Fueron necesarios más de 6 años.

• Los recursos que los productores valoraban eran el suelo, las prácticas agrícolas,
capital, personal disponible, comercialización, pero a través del tiempo, tomaron
conciencia del verdadero valor del agua como recurso productivo.

• A través del conocimiento, tomaron conciencia del valor del agua como recurso vital
para el manejo de su explotación

• El registro de las prácticas agrícolas es importante, porque permite el cálculo de


costos, fundamenta la toma de decisiones y facilita la planificación de actividades.

• Regar bien no es nada fácil pero es necesario conseguirlo, para una correcta
gestión del agua, ahorrando tan escaso bien .

• Es esencial la presencia del equipo técnico como un grupo sólido, coherente,


respetuoso y experimentado; como así también el trabajo en redes.

• El cambio estuvo sustentado en la generación de vínculos. Es importante que el


productor se encuentre en un ambiente propio, de su entorno, no ajeno como sería
un lugar del estado o un espacio prestado.

• Los productores aprendieron a manejar el sistema, considerándose parte integrante


de la administración del agua. Reconocieron que la vía para participar en la gestión
del recurso es involucrarse en la estructura de Hidráulica a través de las
Comisiones de Canales y Juntas de Riego. De quejarse del mal funcionamiento del
Departamento de Hidráulica, pasaron a aportar soluciones.

• Los productores formaron un grupo que es motivo de imitación.

• Se considera necesario realizar seguimientos periódicos que alienten la actitud de


cambio para evitar retrotraerse a la situación inicial.
 105
 
 
 
5. ANEXOS

Anexo I.

GESTIÓN INTEGRADA DEL AGUA DE RIEGO EN EL SECTOR AGRÍCOLA DEL


DEPARTAMENTO
25 DE MAYO
PROVINCIA DE SAN JUAN

INTA

Estación Experimental Agropecuaria – San Juan


Agencia de Extensión Rural – Caucete

Responsables:
Ing. Agr. Franco Horacio Pugliese (Jefe AER Caucete)
Ing. Agr. Marta R. Alonso ( personal contratado )

Integrantes del equipo de trabajo:


Ing. Agr. Rodrigo Espíndola
Ing. Agr. Germán Babelis
Ing. Agr. Facundo Vita
Téc. Hid. Mario Liotta
Frut. Enol. Arturo Barrera
 106
 
 
 

Gestión integrada del agua de riego en el sector agrícola del departamento


25 de Mayo – Provincia de San Juan

RESUMEN EJECUTIVO
La provincia de San Juan posee clima desértico, por lo que la actividad agrícola solo
es posible a través del uso de riego artificial. Para ello dispone como recurso principal
al río San Juan, el cual se distribuye a los productores a través de un sistema de
canales impermeabilizados, que minimizan las perdidas en toda la red. Es por lo tanto
el agua de riego un recurso escaso, que limita el crecimiento agrícola, industrial y
urbano.
La administración y policía de las aguas es competencia del Departamento de
Hidráulica, cuyo gobierno está a cargo de un Consejo, un Director General y los
Organismos Descentralizados. Estos últimos son las Comisiones de Regantes y
Juntas Departamentales, integradas y elegidas por los productores. No obstante la
estructura señalada, la participación de éstos es escasa, solo en el orden del 18 % a
nivel provincial.
En estudios realizados por INTA, se determinó que los productores, en general,
realizan riegos con láminas excesivas, con frecuencias inadecuadas y en momentos
fenológicos inapropiados, lo que trae como consecuencia una menor superficie
cultivada de acuerdo al recurso, pérdidas de rendimiento y la degradación de suelos
por salinización, provocada por el ascenso de la capa freática. En general los
productores desconocen los parámetros básicos de manejo de suelos, riego y drenaje.
Este proyecto tiene como finalidad desarrollar un sistema integrado que contemple la
activa participación de los productores en la gestión del riego y el mejor uso de los
recursos disponibles, en el departamento 25 de Mayo. Para ello se plantean los
siguientes objetivos específicos: consolidar un sistema de gestión integrado de la red
de riego del Ramo Nº 17, con activa participación de los productores en el
mantenimiento del cauce y en la distribución del agua , según la demanda de los
cultivos y las características de los suelos y mejorar la eficiencia de conducción y
aplicación a nivel de finca.
Para ello se ha seleccionado un área del departamento 25 de Mayo con condiciones
de suelo, clima, disponibilidad de agua y tamaño de propiedades similares a las del
resto del Valle de Tulum. Por lo tanto, los resultados del proyecto podrían ser
extrapolables a gran parte irrigada del mismo e incluso de la provincia de San Juan.
Para lograr los objetivos propuestos se realizarán las siguientes actividades:
identificación de perfiles de suelos, seguimiento de niveles freáticos, determinación de
parámetros de riego, evaluación de eficiencia de uso del agua en finca, diseño y
aplicación de programas que permitan un mejor manejo del cauce y del recurso. Se
capacitará en temas técnicos de suelo, riego, drenaje y prácticas de cultivo a los
propietarios, encargados de finca y al personal involucrado . Se realizarán talleres con
los productores para la definición de competencias y mecanismos de integración y
organización para la administración de los recursos disponibles.
Para la ejecución del mismo se cuenta con el apoyo de los productores del área, la
Junta Departamental de Riego, los técnicos e instalaciones de la A.E.R. Caucete, los
técnicos e instalaciones de la E.E.A. Pocito, el Departamento de Hidráulica de la
Provincia, la Municipalidad de 25 de Mayo y asociaciones de productores vitivinícolas
de la zona
En esta primera etapa los beneficiarios directos serán los 48 productores del área del
proyecto, aspirándose a extender los resultados a todo el departamento 25 de Mayo.
Se tratará de lograr explotaciones agrícolas integradas y articuladas, con niveles de
eficiencia de uso del agua de riego incrementados a partir de la reorganización del
sistema y la incorporación de tecnologías y prácticas adecuadas.
 107
 
 
 
ANÁLISIS DE LA SITUACIÓN INICIAL
La provincia de San Juan, ubicada en el Centro-Oeste de la República Argentina, entre
los 28 ° y 32° de Latitud Sur y 67° y 70° de Longitud Oeste, posee una superficie total
de 92.789 km2, ocupada en su mayor parte por sierras y cordones montañosos. El
relieve tiene una marcada estructura orohidrográfica. La influencia modeladora de las
precipitaciones – esporádicas pero torrenciales – hace que las aguas se encajonen en
quebradas y cañadones para evolucionar hacia terrenos más bajos. Allí donde los
cursos fluviales alcanzan el pedemonte, se forman los oasis, cuyos depósitos aluviales
son aprovechados por el hombre como valles de regadío. El total de oasis
pedemontanos abarca un área muy reducida, estimándose la existencia de sólo
400.000 ha con condiciones de suelo que permiten la agricultura , la cual únicamente
es posible con riego artificial. Los dos valles mayores son el de Tulum, receptor
natural de las aguas del río San Juan y el de Jáchal con origen en el río homónimo.
Gran parte del territorio provincial y principalmente todo el Valle de Tulum estan en la
zona de clima seco, tipo desértico. El factor temperatura, la escasez de lluvias
(promedio anual 93 mm) y su concentración estacional, acentúan las características de
aridez, por lo que las necesidades de agua de los cultivos deben ser totalmente
provistas por el hombre. Otras características climáticas son baja humedad, grandes
amplitudes térmicas y largos períodos libres de heladas.
El recurso hídrico es escaso y proviene principalmente de los dos ríos citados, cuyos
módulos son de 64,6 metros cúbicos por segundo en el río San Juan y de 10,1 metros
cúbicos por segundo en el Río Jachal. Ambos se alimentan de la acumulación nívea
de alta montaña. En consecuencia, el recurso hídrico es , además de escaso,
extraordinariamente variable año a año.
El río San Juan se origina en la confluencia de los ríos Castaño y Los Patos en el
departamento Calingasta, regando durante su curso los valles Calingasta, Zonda,
Ullum y finalmente, Tulum. En este último se desarrolla el 90% de la actividad
económica de la provincia, cultivándose 78.890 ha que representan el 80% del área
agrícola provincial en producción.
La sistematización del riego en el Valle de Tulum (Lámina Nº 1) tiene como obras
cabeceras el Dique Nivelador Punta Negra, la Presa Embalse Ullum (con capacidad
para 330 hectómetros cúbicos, cuyo uso es de regulación estacional), el Dique
Nivelador José I. De la Rosa, el Canal Matriz, el Partidor San Emiliano y tres Canales
Principales. Éstos, totalmente impermeabilizados, constituyen la red troncal de riego,
que mediante Compartos, distribuyen el agua a los respectivos Departamentos.
La administración y policía de las aguas es competencia del Departamento de
Hidráulica, cuyo gobierno está a cargo de un Consejo, un Director General y
Organismos Descentralizados, estos últimos formados por las Comisiones de
Regantes y Juntas Departamentales, cuyos miembros se renuevan cada dos años.
Las Comisiones de Canales son elegidas por voto directo de los regantes; los
miembros de las Juntas de Riego son elegidos en forma indirecta, siendo sus
electores los integrantes de las Comisiones de Canales. Los Consejeros Regantes,
uno por cada Zona de Riego, son elegidos en forma indirecta, siendo sus electores los
miembros de las Juntas de Riego. Todo ésto de conformidad a lo que establece la Ley
886/42 de Creación del Departamento de Hidráulica. Esta es, por lo tanto, una
repartición con una sólida organización democrática, donde la autoridad es compartida
por representantes del Poder Ejecutivo y los usuarios, quienes tienen ingerencias tanto
en la distribución del agua como en el mantenimiento de los cauces de riego y drenaje.
No obstante la estructura señalada, la participación de los regantes es escasa, del
orden del 18 % a nivel provincial, 22 % en el departamento 25 de Mayo y sólo el 4%
en el área del proyecto.
 108
 
 
 
El marco legal se completa con el Código de Aguas para la Provincia de San Juan,
Ley 4392/78 y Modificatorias, que rigen el sistema de aprovechamiento, conservación
y preservación de los Recursos Hídricos pertenecientes al dominio público.
En el Valle de Tulum se presentan zonas con condiciones topográficas
predominantemente llanas y con dificultades en el drenaje natural de los suelos. Esta
condición sumada al manejo ineficiente del agua de riego y una red de drenaje
insuficiente y con déficit en su mantenimiento, ha contribuido a la salinización de
extensas áreas por acción de capas freáticas salinas superficiales.
Estudios realizados por la EEA San Juan del INTA durante los años 1984 y 1988 en
los departamentos Sarmiento, San Martín y 25 de Mayo, determinaron que los
productores realizan riegos con láminas excesivas, que la frecuencia de riego es
inadecuada y en momentos fenológicos inapropiados, lo que trae como consecuencia
una menor superficie cultivada de acuerdo al recurso disponible, la disminución de
rendimiento de los cultivos y la degradación de suelos por salinización, provocadas por
el ascenso de los niveles freáticos . Esta situación no ha mejorado con el tiempo, por
lo que se plantea la necesidad de implementar nuevas estrategias en el manejo y
gestión del agua de riego tendientes a lograr un uso más racional del recurso y
aumentar la eficiencia de riego tanto a nivel zonal como parcelario.

DESCRIPCIÓN DEL ÁREA DE TRABAJO


El área del proyecto se ubica en el Valle de Tulum (Lámina Nº 1) y corresponde a un
sector del departamento 25 de Mayo, ubicado al sureste de la provincia. Sus
condiciones de suelo, clima y disponibilidad de agua son similares a las del resto del
valle, por lo tanto, los resultados del proyecto podrían ser extrapolables a gran parte
del área irrigada del mismo e incluso de la provincia de San Juan.
El departamento 25 de Mayo tiene una superficie cultivada de 14.026 ha
representando el 14% de la provincia y el 18% del Valle de Tulum. Los principales
cultivos son vid, con 7953 ha, olivo, con 3596 ha y siguiendo en orden de importancia
forestales, frutales (predominando el pistacho) y semillas (especialmente de alfalfa).
De éstos cultivos, 7.971 ha corresponden a terrenos con Derecho de Agua de Riego
(el departamento recibe una dotación total para 12.447 ha), que son abastecidos con
agua derivada desde las obras cabeceras y que escurren por la red troncal de canales
del Valle de Tulum. El resto es irrigado exclusivamente con agua subterránea, extraída
mediante perforaciones particulares.
La red de riego del departamento (Lámina Nº 2) está dividida en tres secciones. El
agua ingresa por el Canal General 25 de Mayo y se distribuye por el Canal Primera
Sección o Aductor, el Canal Segunda Sección y el Canal Tercera Sección (además de
algunas tomas directas sobre el Canal General). De éstos derivan los ramos de riego,
cuya traza, generalmente de norte a sur, es paralela a las calles principales. Todos
estos cauces de riego son impermeabilizados. Los ramos de riego alimentan a distinto
número de tomas de las cuales nacen las acequias comuneras – generalmente en
tierra – que conducen el agua hasta las propiedades. La distribución del agua se
realiza en forma proporcional a la superficie con Derecho de Riego de cada propiedad,
efectuándose la entrega generalmente por turnos que son acordados por los propios
regantes en cuanto a frecuencia y orden de riego.
El área específica del proyecto (Lámina Nº 3) se encuentra ubicada entre las calles
Divisoria (límite entre los departamentos de Caucete al norte y 25 de Mayo al Sur)
hasta Calle Nº 4 de norte a sur y desde Calle 17 o La Plata hasta Calle 18 o
Enfermera Medina de oeste a este. Abarca cuatro manzanas (tres de ellas completas),
comprendiendo una superficie total de 592 ha, de las cuales tienen Derecho de Agua
de Riego 581 ha, con una superficie cultivada de aproximadamente 305 ha que están
distribuidas en 72 propiedades que pertenecen a 48 productores.
 109
 
 
 

El cauce de riego del área es el denominado Ramo Nº 17, derivado del Canal Aductor,
en la primera sección de riego del departamento, que suministra el agua a 7
compuertas.
En la Tabla Nº 1 se detalla el número de propiedades por cada compuerta, la
superficie total y la superficie con Derecho de Agua de Riego, correspondiente al
Ramo N º 17.-

Tabla Nº 1 - Número de propiedades, superficie total y con derecho de agua del Ramo
Nº 17
Compuerta Nº propiedades Superficie Total ( ha ) Superficie c/ Derecho ( ha )
1 6 54,1464 52,6491
2 7 67,3058 65,6436
3 10 88,2564 87,9146
4 7 70,5388 69,0879
5 3 76,8698 76,7395
6 10 33,4774 33,0376
7 29 201,8033 196,4601
Total 72 592,3979 581,5324

Fuente : Dirección del Registro y Catastro de Aguas - Departamento de Hidráulica de


la Provincia.
Efectuando una estratificación de la superficie con Derecho de Agua de Riego y el
número de propiedades correspondiente a cada rango de superficie se obtiene la
Tabla Nº2

Tabla N º 2 – Distribución de propiedades según rango de superficie con derecho.


Rango de Nº propied. Superf. c/derecho % superf.* % regante*
-1 10 2,8116 0,48 13,89
1,1 – 5,0 27 63,9271 10,99 37,50
5,1 – 10,0 21 175,6059 30,20 29,17
10,1 – 15,0 7 82,4017 14,17 9,72
15,1 – 20,0 2 33,3620 5,74 2,78
20,1 -25,0 0 0 0 0
25,1 – 30,0 0 0 0 0
30,1 – 35,0 1 31,3338 5,39 1,39
35,1 – 40,0 3 113,5170 19,52 4,16
40,1 – 80,0 1 78,5733 13,51 1,39
Totales 72 581,5324 100 100
* % con respecto al total
Fuente : Departamento de Hidráulica de la Provincia.

Como se observa en la tabla, el 13,89 % de las propiedades tienen menos de 1 ha y


representan el 0,48 % de la superficie. El 66,67 % de las fincas (48 regantes) tienen
de 1 a 10 ha y representan el 41,19 % de la superficie con derecho a riego, mientras
que el 6,94 % de las propiedades (5 regantes) tiene el 38,42 % de la superficie (223
ha).
La superficie cultivada es de 305 ha predominando el cultivo de la vid conducido en
parral (293 ha) , le siguen los olivos (5,5 ha) , hortalizas (5 ha) y frutales (1,6 ha).
 110
 
 
 

Tabla Nº 3. Superficie cultivada por compuerta

Compuerta Vid Olivos Frutales Hortalizas Forestales Total


Nº 1 30,00 ---- ----- ----- ----- 30,00
Nº 2 40,50 3,02 1,64 ----- ----- 45,16
Nº 3 54,00 1,50 ----- ----- 0,06 55,56
Nº 4 51,00 ----- ----- ----- ----- 51,00
Nº 5 22,50 1,00 ----- 5,00 ----- 28,50
Nº 6 28,50 ----- ----- ----- ----- 28,50
Nº 7 66,50 ----- ----- 0,07 ----- 66,57
Totales 293,00 5,52 1,64 5,07 0,06 305,29

Fuente: Departamento de Hidráulica de la Provincia. Relevamiento Agrícola ciclo 2000


/ 2001.
Los tipos de suelos presentes en el área del proyecto (Lámina N º 4) responden a la
distribución general que caracteriza al Valle de Tulum, con predominio de las Series
Mitre y Belgrano (Estudio de Riego y Drenaje, realizado por INTA).
Los perfiles de la Serie Mitre se caracterizan por la sucesión de dos o más capas de
texturas que varían entre franco arcillosa a arcillosa, hasta 1 metro o más de
profundidad, apoyadas sobre un subsuelo de textura arenosa. En su estado natural se
encuentran muy salinos, tienen baja infiltración y baja capacidad natural de drenaje.
Los perfiles de la Serie Belgrano, poseen texturas medias a livianas hasta 1 metro de
profundidad o más. En general tienen una buena capacidad de drenaje con buenos
valores de infiltración y conductividad hidráulica. Por este motivo el lavado de suelos
suele ser m{as eficiente que para los pertenecientes a la Serie Mitre.
Dentro de la Serie Belgrano se destacan áreas con relieve suavemente ondulado
identificadas como fase Be 1. Los perfiles correspondientes a esta fase están ubicados
en los ambientes cercanos o adyacentes a los cursos de agua, en este caso, al Río
San Juan.
En esta primera etapa los beneficiarios directos serán los 48 productores del área del
proyecto, propietarios de las 72 fincas regadas por el Ramo Nº 17 (Tabla Nº 4),
aspirándose a extender los resultados a todo el departamento 25 de Mayo. A ellos se
sumarán los profesionales de la actividad privada, el personal del Departamento de
Hidráulica encargado de manejar el riego en la zona del Proyecto y los trabajadores
rurales que se capaciten durante las actividades específicas.
Es de destacar que existe entre los productores interés en capacitarse; en algunos
casos demandan servicios de asistencia técnica y están motivados para introducir
cambios de conducta en el manejo de los recursos a disposición del productor.

FINALIDAD
Desarrollar un sistema integrado que contemple la activa participación de los
productores en la gestión del riego y el mejor uso de los recursos disponibles en el
departamento 25 de Mayo.-

OBJETIVOS ESPECÍFICOS
1. Consolidar un sistema de gestión integrado de la red de riego del Ramo Nº
17, con activa participación de los productores en el mantenimiento del
cauce y en la distribución del agua , según la demanda de los cultivos y las
características de los suelos .
2. Mejorar la eficiencia de conducción y aplicación del agua a nivel de finca.
 111
 
 
 

ESTRATEGIAS DE INTERVENCIÓN
Las estrategias del proyecto propenden a integrar distintos componentes de trabajo
entre ellos:
a) Mensaje Tecnológico: tendiendo a incorporar tecnologías y prácticas de
manejo del cultivo y del riego que permitan alcanzar mayor eficiencia de uso
del agua y mayores niveles de productividad de los recursos a disposición del
productor. La propuesta consiste en la transferencia e incorporación de
tecnologías de sencilla implementación y bajo costo, prácticas de cultivo y riego
apropiadas a cada cuartel y a la finca. Todo ésto referido especialmente a
aspectos técnicos sobre suelo ( perfiles, almacenaje, revenición, drenaje ),
agua (uso, frecuencia, caudales , técnicas ,y métodos de riego) , prácticas de
cultivo ( poda, requerimientos nutricionales , sanidad, control de malezas ) y
producción de alimentos para autoconsumo

b) Capacitación : desarrollando un proceso constante de aprendizaje del que


participan técnicos y productores, identificando las causas de los problemas y
planificando acciones tendientes a superarlos. Estará dirigida a :
• Personal de finca : prácticas de riego y cultivo , incorporación de
tecnologías de riego
• Productor: organización del sistema finca, planificación, incorporación de
tecnologías y prácticas de riego y cultivo , responsabilidades, toma de
decisiones
• Grupos y organizaciones de productores: mecanismos alternativos de
participación horizontal, derechos y obligaciones, competencias y
valoración social, cultural, ambiental y económica de los recursos
disponibles . Capacitación en gestión y estrategias de integración.

c) Organización: se promueve la organización de los productores que favorezca:


• la implementación de una planificación estratégica de las explotaciones
agrícolas.
• La gestión integrada del agua de riego a nivel del conjunto de explotaciones
agrícolas del área.
Con ello se tenderá a :
La conformación de un grupo de productores autogestionados, beneficiarios del
proyecto, que asegure el manejo racional y sustentable de los recursos..
La elaboración de programas de riego teniendo en cuenta las características de los
suelos y la demanda de los cultivos.
La administración del canal en función de los programas de riego establecidos.
El aumento de la eficiencias de riego y por consiguiente el ahorro de agua, que podría
ser destinado a incrementar el área cultivada.

d) Articulación: intra e interinstitucional . El proyecto requiere un enfoque


interdisciplinario por lo cual es importante la vinculación y conformación de
equipos con técnicos y profesionales de la EEA San Juan, de otras unidades
del INTA y de otras instituciones del ámbito local, provincial y nacional.
• Áreas: Investigación / Extensión
• Aspectos: Técnico productivo / socio-organizacional
• Temáticas: Suelo / riego /drenaje / cultivos / autoconsumo.
• Ámbitos Institucionales: Dirección de Hidráulica Junta de Riego
Departamental, Municipalidad de 25 de Mayo.
 112
 
 
 
Recurso Humano:
El proyecto plantea la conformación de equipos de trabajo intra e interinstitucionales y
dada la complejidad de su ejecución, como así también de las relaciones
institucionales, se hace imprescindible la contratación de un especialista en riego
durante los tres años que serían necesarios para obtener los primeros resultados
validados. Asimismo de personal auxiliar para toma de datos, registros, muestreo de
suelos , lecturas freatimétricas, de evaporación y aforo de caudales.
La AER Caucete, tendrá a su cargo la coordinación general y el seguimiento y
evaluación del proyecto. Organizará los cursos de capacitación de propietarios y
personal de finca. Además colaborará con su personal de apoyo para la toma de
datos.
La E.E.A. deberá aportar la participación de especialistas para la evaluación de la
eficiencia de riego a nivel de finca ; elaboración , seguimiento y evaluación de
programas de riego en fincas demostrativas . El laboratorio de suelos y riego para la
realización de los análisis, la participación del especialista en suelos para la
interpretación de los mismos. Personal auxiliar para toma de muestras y datos.
El Departamento de Hidráulica de la Provincia proveerá los materiales y personal
obrero para la instalación y lectura de la red freatimétrica y personal técnico para
discusión de resultados, elaboración y evaluación de los programas de riego.

Actividades
Por todo lo expuesto será necesario un trabajo de carácter metodológico basado en un
esquema participativo con actividades tales como:
- Recopilación de datos del área .
- Reuniones informativas con productores.
- Talleres de diagnóstico de situación actual y futura.
- Reuniones del equipo técnico para programación y planificación.
- Realización de encuestas para productores, encargados y personal de
riego.
- Foros de análisis y programación con productores.
- Identificación de los suelos de la zona cultivada.
- Determinación del cultivo de agua de los cultivos.
- Determinación de parámetros de riego.
- Instalación de red freatimétrica en el área y alrededores.
- Seguimiento de los niveles freáticos .
- Medición de caudales de riego.
- Cursos de capacitación a productores., encargados y personal de riego.
- Seguimiento de prácticas de riego y cultivo.
- Selección de fincas demostrativas.
- Evaluación de eficiencia de riego a nivel de finca.
- Elaboración de programas de riego para las fincas demostrativas.
- Ejecución y seguimiento de los programas elaborados.
- Incorporación de prácticas de manejo de cultivo y tecnología de riego.
- Talleres con los productores para la definición de competencias ,
derechos y obligaciones de los mismos, organización institucional,
mecanismos de participación y marco legal en la administración del
recurso hídrico.
- Reuniones con los productores para el establecimiento de estrategias
conjuntas para la gestión del riego en el Ramo 17.
- Seguimiento del manejo del Ramo 17 a cargo de los productores .
- Reuniones de evaluación y corrección del sistema desarrollado.
- Encuesta a productores fuera del área para evaluar conocimientos y
opiniones sobre el proyecto desarrollado.
 113
 
 
 

Resultados Esperados
Al cabo de la realización de las actividades programadas, se habrán cumplido los
objetivos propuestos, alcanzándose los siguientes resultados
- Productores, encargados y personal de finca capacitados en el manejo de los
recursos disponibles .
- Explotaciones agrícolas con programas de riego implementados y tecnología de riego
incorporada.-
- Productores capacitados en los mecanismos de participación y organización
necesarios para la administración del riego en el canal Ramo 17 .
- Mecanismos de participación en los Organismos Descentralizados del Dpto. de
Hidráulica, fortalecidos.
Indicadores Verificables
Al concluir el proyecto se espera tener la siguiente situación:
- Grupos de productores organizados con un sistema de planificación y gestión del RH
funcionando.
- El 10% de las explotaciones agrícolas con un nivel óptimo de eficiencia en el uso del
agua de riego, funcionando como fincas demostrativas .
- El 40 % de las explotaciones agrícolas con un nivel de eficiencia en el uso del agua
de riego superior a la actual .
Además se formula los siguientes indicadores
- Más del 50 % de los productores capacitados en aspectos técnicos sobre suelo,
riego, drenaje y manejo del cultivo.
- El 10 % de los productores elaboran y aplican programas de riego según tipo de
cultivos, estado fenológico de los mismos y características de los suelos.
- Más del 50 % de los encargados de finca y personal relacionado a la aplicación del
agua de riego, utilizan tecnologías y prácticas de manejo.
- El 40 % de los productores conocen y utilizan los mecanismos de integración y
organización para la administración del riego en el canal Ramo 17.
- Más del 50 % de los productores participan en los distintos niveles de gestión del
recurso hídrico, integración de lista para Comisión de Canal, convocatoria a
elecciones, elevación de propuestas.

Medios de verificación
Planillas de campo con descripción de perfiles de suelos y listado de muestras
extraídas.
Planillas de análisis de laboratorio de las muestras extraídas.
Red de freatímetros instalada y plano de distribución de freatímetros
Planillas de lecturas de niveles freáticos.
Curvas de igual profundidad de nivel freático ( isobatas ) .
Planillas de medición de velocidad de infiltración en distintos tipos de suelo.
Planillas de medición de caudales de entrada y tiempo de riego.
Curvas de avance y recesión de agua en unidades de riego.
Planillas de humedad de suelo.
Planillas de medición de evaporación tanque A y calculo de la evapotranspiración.
Programas de riego para cada situación de suelo y cultivo.
Planillas de campo de evaluación de riego en finca.
Actas de reuniones de programación.
Programa de manejo del canal en función de programas de riego.
Planillas de seguimiento de control de aplicación de programas elaborados.
Actas de reuniones de evaluación de programas de riego y manejo del canal.
Planilla de ejecución del presupuesto.
Encuestas de evaluación de conocimientos ex ante y ex post.
 114
 
 
 

LISTADO DE INSTITUCIONES Y ENTIDADES PARTICIPANTES


INTA - Agencia de Extensión Rural Caucete.
INTA – Estación Experimental Agropecuaria San Juan
Departamento de Hidráulica de la Provincia de San Juan.
Municipalidad del departamento 25 de Mayo.
Junta Departamental de Riego.
Asociación de Productores Vitivinícolas del departamento.
 115
 
 
 

Red de riego y drenaje del valle de Tulum.


 116
 
 
 
Anexo II

Necesidades hídricas de los cultivos.

Tabla de valores de consumo de agua por cultivo m3/ha 
Consumo 
Cultivo  Julio  Agosto  Septiembre  Octubre  Noviembre Diciembre Enero Febrero Marzo Abril Mayo  Junio  Total 
m3/ha/año 

Vid  0  0 367  829  1397 1863 1977 1535 1026 320 0  0  9314
olivo  300  848 1112  1328  1528 1688 1616 1360 1280 984 300  300  12644
Forestales  0  370 617  1076  1405 1628 1492 1008 966 200 0  0  8762
Forrajeras  0  101 676  1195  1645 2054 2159 1739 1515 979 0  0  12063
Ajo y Cebolla  600  720 900  1000  0 0 0 0 300 450 450  460  4880
Tomate y 
pimiento  0  0 439  896  1303 1667 1767 1446 1246 800 0  0  9564
Hortalizas de 
verano  0  106 430  900  1303 1492 1394 943 600 0 0  0  7168
Hortalizas de 
Invierno  191  204 163  50  0 0 0 0 128 310 295  214  1555
 117
 
 
 
Anexo Ill

Departamento de Hidráulica según la ley de creación (Ley 886/42)

Participación de los usuarios en el gobierno del Departamento de Hidráulica (DH).


Ley 886/42

La Ley Provincial Nº 886, sancionada en el año 1942, es la ley de creación del


Departamento de Hidráulica, organismo responsable del gobierno, administración y
policía de las aguas en el territorio de la Provincia de San Juan.

El DH tiene una organización que lo hace único y diferente a otros organismos del
Estado.

La Ley 886 estableció la diferencia al crear al DH como una entidad con participación
de los usuarios en su conducción.

Esta participación se ejerce a través de la elección, mediante voto individual y secreto


de las personas que representan a los regantes en la estructura democrática de la
Repartición.

Organización del territorio provincial

Esta estructura implica organizar el territorio provincial de la siguiente forma:

La Provincia se divide en 3 zonas

Primera Zona  Segunda Zona  Tercera Zona 


Zonda  Ullum  Calingasta 
Rivadavia  Albardón  Iglesia 
Capital  Angaco  Jáchal 
Chimbas  San Martín  Valle Fértil 
Santa Lucía  Caucete 
9 de Julio  25 de Mayo 
Rawson 
Pocito 
Sarmiento 
 118
 
 
 
Cada Departamento se divide en 3 Secciones, cada Sección se divide en 1 o más
Distritos y cada Distrito se divide en 3 Subdistritos: Superior, Medio e Inferior.

El gobierno del Departamento de Hidráulica

El gobierno del DH está a cargo de la Dirección General, el Consejo y los Organismos


Descentralizados, es decir, es ejercido por funcionarios del Estado Provincial y por
representantes de los usuarios.

El Director General es designado por el gobernador con acuerdo de la Cámara de


Diputados y debe ser Ingeniero Civil o Hidráulico.

El Consejo está constituido por 5 miembros llamados Consejeros y el Director


General.

Los Consejeros son designados de la siguiente forma:

2 Consejeros, 1 Ingeniero Agrónomo y otro Civil o Hidráulico nombrados por el Poder


Ejecutivo.

Tres Consejeros que representan a los regantes de cada una de las Zonas
mencionadas.

Los Organismos Descentralizados son:

Las Comisiones de Regantes, integradas por 3 miembros elegidos por voto directo,
individual y secreto de los regantes de los Subdistritos Superior, Medio e Inferior de
cada Distrito (cada Distrito elige una Comisión de Regantes)

Las Juntas Departamentales, integradas por 3 miembros que representan a cada una
de las 3 Secciones del Departamento y son elegidos por voto individual y secreto de
los titulares de las Comisiones de Regantes de cada Sección Electoral. (cada
Departamento elige una Junta Departamental).

Los miembros de las Juntas Departamentales de una zona, eligen por voto individual y
secreto al Consejero que los representa en el Consejo de Hidráulica.

Los integrantes de estos Organismos duran 2 años en sus cargos, pudiendo ser
reelectos.

Los requisitos para aspirar a estos cargos son:

1. Ser titular y usuario de una concesión de agua.


2. Tener domicilio en la provincia, con antigüedad no menor de 3 años.
3. Saber leer y escribir correctamente.
4. No ser deudor moroso del Departamento de Hidráulica.
5. No estar Inhabilitado para el desempeño de cargos públicos.

Estos cargos son gratuitos e incompatibles con los de Consejero, Director General o
empleado del Departamento de Hidráulica.
 119
 
 
 
Proceso Electoral

¿Cuándo y cómo son las elecciones?

Las elecciones se realizan el último domingo de octubre, cada 2 años. Son


convocadas por el Consejo de Hidráulica con una anticipación de 30 días por lo
menos. Las elecciones se efectúan en base a la emisión de voto individual y secreto.
Los electores figuran en el Padrón Electoral donde se individualiza su derecho y se
indica el número de votos que le corresponde.

El derecho a voto está regido por una escala que tiene en cuenta la superficie con
concesión de agua de cada propiedad, cuyos valores extremos son: 1 voto para
concesiones de hasta 5 ha. 10 votos para concesiones de más de 175 ha.

El número de votos para otras categorías de concesión tendrá en cuenta las siguientes
equivalencias: Para Fuerza Motriz : 1 HP = 0,5 ha; Para Uso Industrial: 0,1 l/seg. = 1
ha

Cuando un elector posea más de una propiedad dentro de un mismo Subdistrito, se


sumará el hectareaje de todas ellas, correspondiéndole tantos votos como fije la
escala, para el total de hectáreas (Ver gráfico de la escala).

Elección de las Comisiones de Regantes

Cada Distrito Electoral elige 1 Comisión de Regantes. Constituyen 1 Distrito: Cada


canal o grupo de canales que sirven más de 300 hectáreas con derechos de agua y
tienen un mínimo de 6 concesionarios. Las ciudades y villas con concesiones de agua.

La zona que riega cada Distrito se divide en 3 partes denominadas; subdistrito


superior, subdistrito medio y subdistrito inferior y los concesionarios de cada una de
ellas eligen un miembro titular y un suplente, para integrar la Comisión de Regantes de
ese Distrito.

Se procurará que los tres subdistritos de cada canal o grupo de canales sean de un
hectareaje aproximadamente equivalente, teniendo en cuenta la modalidad de riego
del canal.

Los Departamentos de la provincia tienen un número variable de Distritos según la


organización de su territorio con fines electorales y por lo tanto el número de
Comisiones también lo es:

Zonda, Ullum, Rivadavia, Albardón, Angaco, 25 de Mayo tienen 3 Distritos.


Caucete y 9 de Julio tienen 4 Distritos.
Calingasta tiene 5 Distritos.
Chimbas, Santa Lucía e Iglesia tienen 6 Distritos.
Rawson tiene 7 Distritos.
San Martín tiene 8 Distritos.
Sarmiento tiene 9 Distritos.
Jáchal tiene 19 Distritos.
Pocito tiene 20 Distritos.

Las Comisiones de Regantes están integradas por 3 miembros titulares. Deben


sesionar por lo menos una vez por mes. Una vez conformadas, designan un secretario
 120
 
 
 
de su seno quien tiene a cargo: la citación y dirección de las reuniones; el Libro de
Actas de sesiones y la correspondencia; el archivo.

¿Cuáles son sus deberes y atribuciones?

Proyectar el Presupuesto Anual del o de los acueductos a su cargo.


Proponer la forma de riego en sus acueductos y cuidar la equitativa distribución del
agua.
Velar por la conservación y mantenimiento de los acueductos, indicando las fallas que
notare en la distribución y las medidas para subsanarlas.
Proponer las obras de riego necesarias indicando la zona a beneficiar.
Sugerir la fecha conveniente para el desembanque y limpieza de sus acueductos.
Vigilar los trabajos de monda y limpieza de los acueductos y tomarlos a su cargo
cuando la Junta Departamental así lo disponga.
Proponer ternas para la designación del personal de los acueductos y la remoción el
mismo, por causas que lo justifiquen.
 121
 
 
 

 
 
 
 
 
 
 122
 
 
 
Elección de las Juntas Departamentales

Todos los Departamentos de la Provincia contarán con una Junta Departamental,


integrada por 3 miembros que representarán a cada una de las 3 Secciones del
Departamento. Una vez constituidas las Comisiones de Regantes de cada Sección,
son convocadas por el Consejo para elegir 1 miembro titular y 1 suplente para integrar
la Junta Departamental. Esta elección se efectúa en base a voto individual y secreto.
Al constituirse la Junta Departamental designará de su seno 1 Presidente y
establecerá la fecha en que se realizarán las sesiones que serán por lo menos 1 vez
cada 15 días. Deben llevar el Libro de Actas de sesiones y el Libro de Contabilidad.
Actuará como Secretario el Inspector Técnico del Departamento.

¿Cuáles son sus deberes y atribuciones?

• Velar por la buena observación de las disposiciones de la Ley de Aguas en el


Departamento.
• Velar por la correcta distribución del agua.
• Disponer los turnos de riego entre los acueductos y coordinar la época de
desembanque y limpieza de los mismos, teniendo en cuenta las propuestas de
las Comisiones de Regantes.
• Denunciar de inmediato, ante la Dirección General, toda disminución injustificada
del caudal del Canal General del Departamento, a los efectos de establecer la
causa que lo ha determinado.
• Elevar a Dirección General los pedidos de realización de obras y trabajos
formulados por las Comisiones de Regantes.
• Producir informe ante Dirección General y el Consejo, respecto a toda obra de
modificación que incida o concierna al riego del Departamento.
• Fijar el Presupuesto Anual de conservación, mejoras, limpieza, y monda de
cauces del Departamento, teniendo en cuenta los presupuestos parciales
presentados por las Comisiones de Regantes.
• Proponer el personal del Departamento y la aplicación de las sanciones
disciplinarias que correspondan, conforme a las reglamentaciones vigentes,
previo informe de la Comisión de Regantes cuando se trate de personal de los
acueductos.
• Disponer la eliminación inmediata de toda irregularidad que signifique una
alteración a la distribución establecida de agua y/o al funcionamiento de las
obras aprobadas por autoridad competente.

Los Consejeros del DH

Una vez constituidas las Juntas de los Departamentos de cada Zona, son convocadas
por el Consejo para elegir a quien representará a los regantes en el cargo de
Consejero.

Para ser Consejero se requiere:

• Ser mayor de edad


• Ser argentino nativo o naturalizado con 2 años de ejercicio de la ciudadanía y
con una residencia no menor de 5 años en la provincia; o extranjero con 15 años
de residencia.
• Ser regante o representante legal de los regantes si es un miembro elegido por los
concesionarios.
 123
 
 
 
• No ser moroso del DH.
• No estar inhabilitados para el desempeño de cargos públicos
• No desempeñar cargos electivos.
• No ser empleado a sueldo de la administración nacional, provincial o municipal.

Los Consejeros duran 4 años en sus cargos, pero los Consejeros de la Primera,
Segunda y Tercera Zona se renuevan en forma alternativa: en el año 2006 se
renovaron los Consejeros de la 1 y 2ª Zona; en el año 2008 se renovará el Consejero
de la 3ª Zona.

Estos cargos son gratuitos, con un viático mensual que figurará anualmente en el
Presupuesto General de Gastos del DH.

Deben sesionar una vez a la semana, pudiendo realizar sesiones extraordinarias a


requerimiento de 2 Consejeros o por decisión del Director General.

¿Cuáles son sus deberes y atribuciones?

• Resolver los pedidos de división, unificación, caducidad, traspaso o renuncia


de agua.
• Resolver los pedidos de concesión del uso del agua.
• Disponer el establecimiento, modificación y extinción de las servidumbres
necesarias para la captación, conducción, distribución o eliminación de las
aguas.
• Disponer de las medidas necesarias para la distribución del agua y fijar la fecha de
desembanque y limpieza de los acueductos coordinando las propuestas de las Juntas
Departamentales.
• Solicitar informes a las Juntas Departamentales antes de disponer cualquier
obra de modificación que incida o concierna al riego del o los Departamentos
de la Provincia.
• Formular un plan orgánico de realización de obras hidráulicas, por etapas,
dentro del territorio de la Provincia.
• Aprobar convenio de compra, venta o locación de bienes inmuebles de
dominio privado del Departamento de Hidráulica.
• Fijar anualmente el Canon de Riego y Tasas de Servicios.
• Aprobar el Presupuesto Anual de Gastos y Cálculo de Recursos del
Departamento de
• Hidráulica.

 
 
 124
 
 
 
Dpto. 25 de Mayo

Organización Territorial para la conformación de los Organismos Descentralizados


(Ley 886/42).

Sección  Subdistritos  N° de Cuentas Dotación   N° de Votos 


Superior  229 2033,8195 394 
1  Medio  58 1201,5127 142 
Inferior  97 1796,7201 229 
Total sección 1  384 5032,0523 765 
Superior  121 2181,7278 292 
2  Medio  105 1946,5781 246 
Inferior  66 1246,2327 162 
Total Sección 2  292 5374,5386 700 
Superior  136 2240,222 303 
3  Medio  73 1414,5372 188 
Inferior  116 1949,4367 271 
Total Sección 3  325 5604,1959 762 
Total Departamento  1001 16010,7868 2227 

Miembros electos en la Convocatoria Electoral del Año 2006

Comisiones de Regantes

Comisiones de Regantes
Sección Distrito Subdistrito
Titular Suplente
Ricardo Ahun
Superior Rodolfo M. Delgado
Canal General Segundo Ahumada
1 Medio José Mulet
Canal Aductor Fernando Sendra
Inferior Eduardo Berenguer
Elías Jalife
Superior Héctor Oliver
Canal General Jorge Berenguer
2 Medio Sebastián Mestre
Canal Calle 4 Javier V. Ferrer
Inferior Gabriel Mulet
Víctor Guerrero
Superior Rodolfo C. Delgado
Canal General Héctor Estevez
3 Medio Hugo Reta
Canal Calle 8 Alfredo D. Mut
Inferior Pedro R. Martinez

Junta Departamental

Sección Junta Departamental


Titular Suplente
1 * José Mulet Rodolfo M. Delgado

2 Héctor Oliver Gabriel MUlet


3 * * Rodolfo C. Delgado Víctor Guerrero

* José Mulet es el Presidente de la Junta Departamental .


* * Rodolfo C. Delgado fue elegido Consejero de la 2ª Zona por las Juntas
Departamentales de Ullum, Albardón. Angaco, San Martín, Caucete y 25 de Mayo.
 125
 
 
 
Participar en las Comisiones de Regantes y Juntas Departamentales es asumir la
responsabilidad de integrar una formidable reunión de voluntades que es la vida
misma del sistema hídrico.

Integrar el DH es compartir el sentimiento de pertenencía y asumir el compromiso de


involucrarse con un recurso que es vital para todos los que habitamos estos valles.

El agua es: un recurso vital, un recurso escaso y vulnerable, un recurso estratégico.

El manejo del agua nos concierne a todos.


 126
 
 
 

Organización Territorial para la conformación de los Organismos Descentralizados


(Ley 886/42).
 127
 
 
 
Anexo lV. Distribución y evolución de la humedad del suelo en las parcelas
demostrativas

Parcela demostrativa Tucuma

Descripción del riego en la cabecera y el pie de la parcela: se destaca la


homogeneidad en la humedad del perfil hasta los 100 cm de profundidad de suelo.
Durante la mayor parte del ciclo, la humedad no disminuyó por debajo del 75 % del
valor de capacidad de campo. Al observar la distribución de la humedad a diferentes
profundidades, los riegos tienen escasa influencia a 90 y 100 cm, sin embargo, la
humedad en esta capa, no disminuyó durante el ciclo de cultivo. Esto demuestra que
las láminas de riego aplicadas y las frecuencias empleadas han permitido lograr una
buena eficiencia de uso del agua.

40000000

35000000

30000000

25000000

20000000

15000000

10000000

5000000

0
20/09/2006 10/10/2006 30/10/2006 19/11/2006 09/12/2006 29/12/2006 18/01/2007 07/02/2007 27/02/2007 19/03/2007

Serie1 Serie2 Serie3 Serie4 Serie5 Serie6 Serie7


Serie8 Serie9 Serie10

Valores de conductividad eléctrica registrados en la cabecera de la parcela demostrativa.

45.000.000

40.000.000

35.000.000

30.000.000

25.000.000

20.000.000

15.000.000

10.000.000

5.000.000

0
20/09/2006 10/10/2006 30/10/2006 19/11/2006 09/12/2006 29/12/2006 18/01/2007 07/02/2007 27/02/2007 19/03/2007

Serie1 Serie2 Serie3 Serie4 Serie5 Serie6 Serie7


Serie8 Serie9 Serie10

Valores de conductividad eléctrica registrados al pie de la parcela demostrativa.


 128
 
 
 

Recomendaciones: mantener la misma modalidad de riego y realizar control de


malezas.

Parcela demostrativa Chirino.

Descripción del riego en la cabecera de la parcela: se destaca una baja capacidad de


retención de agua, debido a que presenta textura arenosa media y arenosa gruesa
(figura 40).
La distribución de la humedad a diferentes profundidades, muestra que los primeros
10 cm cuentan con la máxima capacidad de retención de agua y mayor variabilidad en
los valores de humedad. Desde los 20 cm hasta el metro, la capacidad de retención
por cada 10 cm, es insuficiente para el aporte de agua a la planta.

25.000.000

20.000.000

15.000.000

10.000.000

5.000.000

0
20/09/2006 10/10/2006 30/10/2006 19/11/2006 09/12/2006 29/12/2006 18/01/2007 07/02/2007 27/02/2007 19/03/2007 08/04/2007

[A1]Moisture[mm] [A2]Moisture[mm] [A3]Moisture[mm] [A4]Moisture[mm] [A5]Moisture[mm]


[A6]Moisture[mm] [A7]Moisture[mm] [A8]Moisture[mm] [A9]Moisture[mm] [A10]Moisture[mm]

Valores de conductividad registrados en cabecera en la parcela demostrativa.

Descripción del riego en el pie de la parcela: la humedad acumulada es 10 veces


mayor que en la cabecera, donde la textura es diferente.
Entre 0 y 20 cm existe mayor capacidad de almacenaje y variación de humedad.
Desde los 30 cm y hasta el metro, se observa baja capacidad de retención y baja
variación a lo largo del ciclo. Esto se relaciona con un perfil de textura franca hasta los
30 cm y luego texturas areno franca y franca arenosa en profundidad. Por debajo de
los 30 cm, no se observa disminución de humedad, por lo que se deduce que las
láminas y la frecuencia de riego utilizada permitió reponer lo consumido por la planta.
 129
 
 
 

45.000.000

40.000.000
35.000.000
30.000.000

25.000.000
20.000.000
15.000.000

10.000.000
5.000.000
0
20/09/2 10/10/2 30/10/2 19/11/2 09/12/2 29/12/2 18/01/2 07/02/2 27/02/2 19/03/2 08/04/2
006 006 006 006 006 006 007 007 007 007 007
Serie1 Serie2 Serie3 Serie4 Serie5 Serie6
Serie7 Serie8 Serie9 Serie10

Valores de conductividad eléctrica registrados al pie en la parcela demostrativa.

Recomendaciones: debido a la dificultad de regar de forma diferenciada el sector


arenoso del resto del cuartel, se debe usar alta frecuencia de riego. En el sector
arenoso se recomienda la incorporación de enmiendas orgánicas para mejorar la
capacidad de retención de agua.

Parcela demostrativa Albarracin

Descripción del riego en la cabecera y el pie de la parcela: en la cabecera y pie, se


observa un alto nivel de humedad en todo el perfil. Esto se explica porque existe una
capa arcillosa a los setenta (70) cm hasta el 1,6 m, la que se comporta como un
obstáculo para la infiltración del agua de riego. Esto provoca que, luego de un riego
normal, el agua permanezca tres días en superficie. Además, al regar cuarteles
contiguos, también aparece agua superficial en la parcela. Se deduce que existe una
circulación subsuperficial. Al estar impedida la percolación se genera una napa freática
alimentada por riegos excesivos.
 130
 
 
 
50.000.000

45.000.000

40.000.000

35.000.000

30.000.000

25.000.000

20.000.000

15.000.000

10.000.000

5.000.000

0
31/08/2006 20/09/2006 10/10/2006 30/10/2006 19/11/2006 09/12/2006 29/12/2006 18/01/2007 07/02/2007 27/02/2007 19/03/2007

Serie1 Serie2 Serie3 Serie4 Serie5


Serie6 Serie7 Serie8 Serie9 Serie10

Valores de conductividad eléctrica registrados en cabecera de parcela demostrativa.

50.000.000

45.000.000

40.000.000
35.000.000

30.000.000
25.000.000

20.000.000

15.000.000

10.000.000

5.000.000
0
31/08/20 20/09/20 10/10/20 30/10/20 19/11/20 09/12/20 29/12/20 18/01/20 07/02/20 27/02/20 19/03/20 08/04/20
06 06 06 06 06 06 06 07 07 07 07 07

Serie1 Serie2 Serie3 Serie4 Serie5 Serie6 Serie7


Serie8 Serie9 Serie10

Valores de conductividad eléctrica registrados al pie de la parcela demostrativa.

Recomendaciones: disminuir la lámina y adecuar los intervalos de riego.

Parcela demostrativa Delgado.

Descripción del riego en la cabecera y pie de la parcela: la humedad del perfil de suelo
en la cabecera y en el pie fue homogénea y cercana a capacidad de campo durante la
primavera y otoño. Durante el verano los riegos provocaron aumentos de la humedad
en los primeros 60 cm observándose, en los 40 cm restantes, una disminución
progresiva hacia los 100 cm. Esto muestra que hay déficit de humedad durante el
verano.
 131
 
 
 

60.000.000

50.000.000

40.000.000

30.000.000

20.000.000

10.000.000

0
31/08/20 20/09/20 10/10/20 30/10/20 19/11/20 09/12/20 29/12/20 18/01/20 07/02/20 27/02/20 19/03/20 08/04/20
06 06 06 06 06 06 06 07 07 07 07 07

Serie1 Serie2 Serie3 Serie4 Serie5 Serie6 Serie7


Serie8 Serie9 Serie10

Valores de conductividad eléctrica registrados en la cabecera de la parcela demostrativa.

60.000.000

50.000.000

40.000.000

30.000.000

20.000.000

10.000.000

0
31/08/200 20/09/200 10/10/200 30/10/200 19/11/200 09/12/200 29/12/200 18/01/200 07/02/200 27/02/200 19/03/200 08/04/200
6 6 6 6 6 6 6 7 7 7 7 7

[A1]Moisture[mm] [A2]Moisture[mm] [A3]Moisture[mm] [A5]Moisture[mm] [A6]Moisture[mm]


[A7]Moisture[mm] [A8]Moisture[mm] [A9]Moisture[mm] [A10]Moisture[mm]

Valores de conductividad eléctrica registrados en el pie de la parcela demostrativa.

Recomendaciones: disminuir la frecuencia de riego en primavera y en otoño. En


verano adecuar el riego a la demanda del cultivo.

Parcela demostrativa Santander.

Descripción del riego en la cabecera y el pie de la parcela: se observó altos valores de


humedad en todo el perfil durante la primavera, con marcadas oscilaciones entre los
90 y 100 cm, lo que está relacionado con la presencia de agua freática. La eficiencia
de aplicación es baja durante todo el ciclo debido al riego excesivo. Desde marzo en
adelante se observó, una disminución de la humedad en profundidad, lo que indica
que disminuyó la frecuencia.
 132
 
 
 
50.000.000

45.000.000

40.000.000

35.000.000

30.000.000

25.000.000

20.000.000

15.000.000

10.000.000

5.000.000

0
20/09/2006 10/10/2006 30/10/2006 19/11/2006 09/12/2006 29/12/2006 18/01/2007 07/02/2007 27/02/2007 19/03/2007 08/04/2007

Serie1 Serie2 Serie3 Serie4 Serie5 Serie6 Serie7 Serie8 Serie9 Serie10

Valores de conductividad eléctrica registrados en la cabecera de la parcela demostrativa.

50.000.000

45.000.000

40.000.000

35.000.000

30.000.000

25.000.000

20.000.000

15.000.000

10.000.000

5.000.000

0
20/09/2006 10/10/2006 30/10/2006 19/11/2006 09/12/2006 29/12/2006 18/01/2007 07/02/2007 27/02/2007 19/03/2007 08/04/2007

Serie1 Serie2 Serie3 Serie4 Serie5 Serie6 Serie7 Serie8 Serie9 Serie10

Figura 55. Valores de conductividad eléctrica registrados en el pie de la parcela demostrativa.

Recomendaciones: debido a la influencia de la napa freática en la zona de distribución


de las raíces, se recomienda una menor aplicación del agua, adecuando la frecuencia
y lámina a los requerimientos del cultivo, fundamentalmente en primavera.

Parcela demostrativa Fullana.

Descripción del riego en la cabecera de la parcela: se observó oscilaciones


importantes en la humedad de suelo, las cuales pueden estar relacionadas con su
textura y la frecuencia de riego utilizada. Durante el mes de noviembre, los niveles de
humedad estuvieron cercanos al 50 % de capacidad de campo, lo que probablemente
ocasionó problemas durante la floración. Luego de esa fecha, la humedad no
disminuyó por debajo del 65 %. Al analizar la distribución de humedad por
profundidad, se observó pérdidas por precolación profunda, aún en los riegos de
verano.
 133
 
 
 

50.000.000

45.000.000

40.000.000

35.000.000

30.000.000

25.000.000

20.000.000

15.000.000

10.000.000

5.000.000

0
10/10/2006 30/10/2006 19/11/2006 09/12/2006 29/12/2006 18/01/2007 07/02/2007 27/02/2007 19/03/2007 08/04/2007

Serie1 Serie2 Serie3 Serie4 Serie5 Serie6 Serie7 Serie8 Serie9 Serie10

Valores de conductividad eléctrica registrados en la cabecera de la parcela demostrativa.

Descripción del riego en el pie de la parcela: se observó oscilaciones de humedad en


el suelo, pero la disminución fue hasta el 65 % de la capacidad de campo. Hubo
amplias variaciones en los primeros 50 cm del perfil de suelo, mientras que en los
estratos inferiores no, por lo que se presume que la eficiencia de distribución es baja.

45.000.000

40.000.000

35.000.000

30.000.000

25.000.000

20.000.000

15.000.000

10.000.000

5.000.000

0
20/09/2006 10/10/2006 30/10/2006 19/11/2006 09/12/2006 29/12/2006 18/01/2007 07/02/2007 27/02/2007 19/03/2007 08/04/2007

Serie1 Serie2 Serie3 Serie4 Serie5 Serie6 Serie7 Serie8 Serie9 Serie10

Valores de conductividad eléctrica registrados al pie de la parcela demostrativa.


 134
 
 
 
Recomendaciones: la frecuencia de riego utilizada durante el mes de noviembre fue
baja, lo que llevó a la planta a un nivel de déficit hídrico durante el período crítico de
floración-cuaje. Se recomienda ajustar la frecuencia de riego en esta época. La baja
eficiencia de distribución exige una mejora en la aplicación de agua, ya sea, ajustando
los caudales, mejorando el escurrimiento superficial o acotando la longitud de la melga
de riego.
 135
 
 
 
6. BIBLIOGRAFÍA.

• Rocca, J A (1970). Geología de los valles de Tulum y Ullum-Zonda. Provincia


de San Juan. Consejo Federal de Inversiones CFI. Programa de las Naciones
Unidas para el desarrollo. Buenos Aires. 140 pp.
• Chambouleyron, J L (2005). Riego y drenaje. Editorial EDIUNC. Mendoza. 770 pp.
• Morábito, J A (2003) Desempeño del riego por superficie en el área de riego del
rio Mendoza. Eficiencia actual y potencial. Parámetros de riego y
recomendaciones para un mejor aprovechamiento agrícola en un marco
sustentable. Maestría en Riego y Drenaje. Facultad de Ciencias Agrarias.
UNCuyo. INA. INTA. 91 pp.
• Itzjak Hausenberg (1988) Relaciones Suelo – Agua – Planta –
CINADCO.Editorial Dimensión Israel.
• Gaucher G (1971) El Suelo y sus características agronómicas. Editorial
Omega. Barcelona. 647 pp.
• Avidan A (1994)Determinación del Régimen de Riego de los Cultivos
CINADCO.Editorial Dimensión Israel.
• Allison E; Brwon W et al (1973) Diagnóstico y Rehabilitación del Suelos Salinos
y Sódicos. Departamento de Agricultura de los Estados Unidos de América.
Limusa. México. 172 pp.
• Nijensohn L (1970). Curso de Edafología. Facultad de Ciencias Agrarias.
UNCuyo. 230 p
• Cabrera A (1976) Regiones Fitogeográficas Argentinas. Fascículo I de la
Enciclopedia Argentina de Agricultura y Jardinería. ACME SACI. Buenos Aires
81 pp.
• Gobierno de San Juan INTA (1976). Estudio de Riego y Drenaje del Valle de
Tulum. 202 pp.
• Avellaneda M et al (2004) Aguas de riego. Calidad y evaluación de su
factibilidad de uso. EDIUNC. Mendoza. 143 pp.
• Departamento de Hidráulica (2007). Relevamiento Agrícola de la Provincia de
San Juan. Gobierno de la Provincia.
• Centro de Fotogrametría, Cartografía y Catastro (CEFOCCA), (2001). Atlas
satelital de la provincia de San Juan. UNSJ.
• Gobierno de San Juan (1942). Ley 886. Creación del Departamento de
Hidráulica.
• Gobierno de San Juan (1978) Ley 4392. Código de aguas para la Provincia de
San Juan y Leyes modificatorias.
• Black C (1067). Relaciones Suelo Planta. Tomo I y II. Editorial Hemisferio Sur.
Buenos Aires 866 pp.
• INCYTH – INELA (1976). La demanda del agua en la República Argentina.
INELA. Mendoza. 74 pp.
• INCYTH – INELA (1976). Uso conjunto de aguas superficiales y subterráneas.
INELA. Mendoza. 202 pp.
• Castañon G (2000). Ingeniería del riego. Utilización racional del agua. Editorial
PARANINFO SA. Madrid. 205 pp.
• Vallone R; Nijensohn L (2002). Guía de orientación para regantes de zonas
áridas. Facultad de Ciencias Agrarias. UNCuyo. Editorial Tintar. Mendoza.
151 pp.
 136
 
 
 
• Luján García J (1991). Eficiencia de riego. Centro de Estudio y
Experimentación de Obras Públicas. Madrid. 96 pp.
• Gutierrez V H; (2003). Curso Taller. Relaciones Humanas. INTA. 48 pp.
• Instituto de Geografía Aplicada (2000). Cartas de medio ambiente y su
dinámica. FFHA. UNSJ.
• Taller Ecorregional (2008). La visión compartida de la sustentabilidad en la
Ecorregión Cuyo. INTA. Villa Mercedes.
• Grassi CJ (1975) Métodos de Riego. CIDIAT. Venezuel. 270 pp.