Vous êtes sur la page 1sur 2

EL DILEMA DEL BANCO DE LA REPÚBLICA: ¿MÁS CRECIMIENTO

ECONÓMICO O MENOS INFLACIÓN?

El crecimiento económico se mide a través del PIB real; la inflación se define como
la variación porcentual de los precios; y la política monetaria es el conjunto de
acciones orientadas al logro de objetivos y metas de inflación, estabilidad del
sistema financiero y niveles del PIB real que están encargadas por la autoridad
monetaria de la junta directiva del banco de la Republica los cuales tiene como
tareas.

 Fijar la tasa de interés de colocación y captación para operar con otros


agentes financieros, la tasa más relevante es la que el banco central le
concede préstamos a la banca comercial se denomina “tasa REPO”.

 La fijación de las condiciones o restricciones para las subastas de los títulos


de deuda pública.
 Tiene a caro la intervenciones compra y venta en el mercado de divisas, para
así ajustar la tasa de cambio o ajustar la cantidad de reservas internacionales
del país.

Las decisiones del banco central directa o indirectamente inciden en las tasas de
interés del mercado financiero teniendo impactos sobre la inflación.

 Se da un efecto significativo sobre el precio del dólar y, con algún


rezago, sobre el costo de los bienes importados que acaba por afectar
el nivel general de precios.
 influye sobre las decisiones de endeudamiento e inversión, las tasas
de interés modifican la demanda agregada y por lo tanto el nivel de
precios.
La política monetaria puede influir en el comportamiento del PIB real y por
tanto en el crecimiento económico en corto plazo este crecimiento depende
de otros factores ajenos a la autoridad monetaria .que estimulan o frenan el
asto de las familias y empresas privadas, en el largo plazo pesa poco la
política monetaria inciden más las capacidades, eficiencia e incentivos de
los productores en el crecimiento económico.
En pocas palabras, el Banco determina la oferta monetaria y la tarea principal
de su Junta Directiva es controlar el nivel general de precios aunque esto
debe hacerse “en coordinación con la política económica general” (Artículo
371 de la Constitución), lo cual puede entenderse como un llamado a que la
Junta tenga en cuenta otras variables además de la inflación- y en especial
la tasa de crecimiento económico.
En realidad la política monetaria cuenta con los instrumentos suficientes para
afectar la tasa de inflación por lo cual la autoridad monetaria de un país puede
enfrentar estos dilemas:

 se enfrenta la dilema entre impulsar el PIB real y convivir con altas tasa
de inflación si se reduce las tasa de interés, se baja el endeudamiento
de los hogares y empresas privadas estimulando el gasto
incrementando el crecimiento, este estimulo genera alza en la inflación
elevándose los precios en bienes y servicios disponibles.
 Se da un dilema de carácter inter-temporal: más crecimiento
económico hoy a costa de menos crecimiento económico en el futuro,
cuando baja la tasa de interés el dinero se abarata aumentando la
liquidez de hogares y empresas por lo cual si esto sucede el Banco
tendrá que volver a elevar la tasa de interés en algún momento para
mantener bajo control la tasa de inflación – y esta nueva alza en la tasa
de interés vuelve a frenar el crecimiento de manera transitoria.
Bajo los supuestos anteriores la autoridad monetaria se encara de mantener
la inflación dentro de un rango-meta, Si el Banco logra alcanzar y preservar
este objetivo puede entonces otorgar algún estímulo al crecimiento
económico.
Lo que han podido observar los analistas objetivos, bien informados y
carentes de sesgos políticos, es un esfuerzo de la autoridad monetaria, con
errores transitorios ciertamente, para hacer lo técnicamente correcto. Y, a la
larga, esta ha logrado sus objetivos.

Danny Fabián Vargas Gutiérrez cod.201510188