Vous êtes sur la page 1sur 4

NOMBRE DEL CURSO: Ecosofía

Presentada por Alejandro Gordillo R. Filósofo (Universidad Nacional)

EL PROPÓSITO:
Pulir, proyectar o avanzar en lograr sueños propios, mediante la exploración y el
desarrollo de modos de ser y de hacer personales y/o colectivos acordes con las
potencias y la voluntad propias en tres dimensiones concretas: la del medio ambiente, la
de las relaciones sociales y la de la subjetividad propia.

Durante el año los participantes desarrollarán proyectos o sobre sí mismos, tales que
involucre los modos de ser actuales y posibles, los poderes propios, los deseos, los
sueños, las dificultades; o sobre alguna comunidad o colectivo al que pertenezcan, que
involucre las relaciones sociales, las afectaciones y situaciones comunes, las
problemáticas y las posibilidades; y/o sobre el medio ambiente, relativo al cuidado de la
vida, la diversidad, la materia y la energía en el planeta.

El curso se apoya en la propuesta planteada por el filósofo francés Felix Guattari de tres
ecologías necesarias o convenientes para los modos de existencia a los que hoy nos
vemos abocados: la ecología del medio ambiente, la de las relaciones sociales y la de la
mente propia, ecologías que podría desarrollarse en la creación y el desarrollo de nuevas
formas de subjetividades o de nuevas formas de ser y hacer que procuren un mayor
bienestar para todos y cada uno de los seres humanos y para el planeta.

EL CAMINO (MÉTODO):
Para elaborar cada uno de los tres proyectos o sueños, los participantes vivirán cuatro
momentos diferenciados: el de la pregunta “¿quién soy/quiénes somos?”, el de las
preguntas “¿cómo es el lugar en el que habito(amos)?”, el de la pregunta “¿qué podemos
hacer para conseguir lo que queremos?” y el de la pregunta: “¿hasta dónde hemos
llegado?” Se explica ahora cada momento:

¿Quién soy/Quiénes somos?: Inicialmente se investigarán a sí mismos e investigarán


los territorios que habitan con el objetivo de reconocer (1) su subjetividad (deseos,
voliciones, poderes, dificultades, oportunidades, etc), (2) las relaciones sociales en los
entornos en los que se mueven y de (3) las relaciones bioambientales presentes en los
espacios que habitan. Una cuestión importante en este momento es la de responderse a
sí mismo(s): ¿qué quiero/queremos hacer?

¿Cómo es el lugar en el que habito(amos)?: Esta es una pregunta por el territorio, que
entiende por territorio no sólo el espacio físico circundante sino también el simbólico, el de
las relaciones sociales, afectivas y emotivas. Es también una exploración de los diálogos
que se pueden tener en el lugar que habitamos; así no sólo se trata de caracterizar el
territorio, sino también de dialogar con sus habitantes y de enriquecer las sensibilidades y
las ideas propias a través de dichos diálogos.

¿Qué podemos hacer?: Si los dos anteriores momentos son momentos de la reflexión,
este es el momento de la acción, el momento de hilvanar lo que se piensa y dice con lo
que se hace. ¿Qué podemos hacer para lograr eso queremos hacer (primer momento)?,
¿cómo podemos continuar para lograrlo? y/o ¿qué podríamos comenzar a hacer para
lograrlo? Pero no sólo se trata de concebir acciones sino también de hacerlas o de
comenzar a hacerlas.

¿Hasta dónde hemos llegado?: Este es el momento de la evaluación, de la medición, de


la valoración propia de lo que una ha hecho o hace para lograr lo que quiere y de la
proyección de lo que puede seguir haciendo para conseguirlo.

Estos cuatro momentos no son estrictamente sucesivos; los participantes recorrerán cada
uno el camino que mejor se ajuste a sus descubrimientos, a sus potencialidades, a sus
posibilidades. Son más bien como “zonas” en las que se puede estar en el camino de
concebir los proyectos que enriquecen o transforman los sueños y la existencia propios;
así, por ejemplo, es posible volver a repensar quién se es (siempre es posible) o volver a
replantear lo que se está haciendo, todo desde el principio o bien de modo parcial. O se
puede comenzar por caracterizar el territorio que se habita y de allí transitar a la pregunta
de quién se es o viceversa…

Cada participante deberá desarrollar durante el año al menos un proyecto (puede


desarrollar más) que puede ser o bien ‘teórico’ o bien ‘teórico/práctico’. En principio, y sólo
en principio, los proyectos en torno a sí mismo pueden ser más de carácter reflexivo,
especulativo o teórico, mientras que los proyectos en torno a las relaciones sociales y el
medio ambiente pueden ser más ‘teórico/prácticos’. Pero no adoptaremos los límites
definidos entre lo teórico y lo práctico y bien puede ser que un proyecto sobre sí mismo se
desarrolle en acciones muy concretas. Los proyectos pueden ser científicos,
científico/tecnológicos, de intervención social, filosóficos o especulativos, artísticos, etc.
No hay una forma predefinida de los mismos y en cada proyecto, se acordará la forma
que mejor se adapte a lo que se quiera lograr en él.

Los participantes podrán elegir en cuál de los tres ‘órdenes’ –el ambiental, el social, el de
la propia subjetividad- quieren hacer su proyecto. La idea es que cada participante
conozca y sepa cómo avanzan los proyectos de los demás participantes y pueda de
hecho aportarle, de modo que sea posible un diálogo colectivo sobre las tres ecologías
referidas, hecho posible a través de proyectos concretos, individuales o de grupo, en cada
una de ellas.

Para que esto sea posible el curso tiene dos componentes: uno de socialización y otro
de escritura. El de socialización supone que cada 15 días habrá una exposición pública
para el grupo de los avances realizados en cada proyecto por su respectivo responsable.
El de escritura supone que los participantes deberán escribir el proyecto y documentarlo,
a través de informes de avances, como mínimo, y también a través de diarios o de
etnografías, de textos explicativos, de performances o exposición de obras artísticas
según sea conveniente para la naturaleza del mismo.

Todos los proyectos deben proponerse algo que (1) se quiera realmente hacer o lograr, (2)
no sea trivial, sino que requiera esfuerzos, (3) sea viable.

La bibliografía se irá definiendo según conveniencia y conforme a lo que los proyectos se


propongan y a su avance; puede ser de distintos campos: artístico, científicos, literario,
filosófico y de distintos formato: impreso, digital, hipertextos, etc. Al mismo tiempo se parte
de una bibliografía básica que enmarca la idea de las tres ecologías o de la ecosofía
planteada por Guattari y algunos textos adicionales que permiten abrir el panorama en
cada una de ellas. Las anotamos a continuación:

“CRONOGRAMA”:

Un esquema básico que permite visualizar un posible desarrollo del curso por etapas
sería:
 Presentación e introducción (primer mes)
 Elaboración de versión escrita del proyecto (dos meses)
 Ejecución de proyectos (6 meses)
 Valoración y reelavoración del proyecto (un final)
Sin embargo, estas etapas se pueden alargar o acortar según el caso y también pueden
entremezclarse entre sí, repetirse, etc.

Con un consejo o circulo de la palabra cada 15 días en el que los participantes presentan
al grupo sus avances y cada proyecto es discutido colectivamente.

BIBLIOGRAFÍA (BÁSICA):

 GUATTARI, Félix (1996). Caosmosis. Buenos Aires: Ediciones Manantial SRL.

 -------(2006) Las tres ecologías; 2006; Traficantes de sueños;

 -------“Plan sobre el planeta: Capitalismo mundial integrado y revoluciones


moleculares”; 2004; Traficantes de sueños; Madrid

 Bateson, Gregory (1972). Pasos hacia una ecología de la mente: colección de


ensayos en antropología, psiquiatría, evolución y epistemología. Ballantine Books.

 Arne Naess, (2007) “Los movimientos de la ecología superficial y la ecología


profunda” Santiago de Chile: Revista Ambiente y Desarrollo 23 (1): 98 – 101

Centres d'intérêt liés