Vous êtes sur la page 1sur 1

TRÁFICO DE DROGAS

El tráfico de drogas es
un delito consistente en facilitar o
promocionar el consumo ilícito de
determinadas sustancias
estupefacientes y adictivas que atentan
contra la salud pública con fines
lucrativos. Aunque
esta definición puede variar según las
distintas legislaciones penales de cada
Estado. Por tráfico de drogas se
entiende no sólo cualquier
acto aislado de transmisión del producto estupefaciente, sino también el transporte e
incluso toda tenencia que, aun no implicando transmisión, suponga una cantidad que
exceda de forma considerable las necesidades del propio consumo, ya que entonces se
entiende que la tenencia tiene como finalidad promover, favorecer o facilitar el consumo
ilícito (entendiéndose como ilícito todo consumo ajeno).

LA LUCHA CONTRA EL TRÁFICO DE DROGAS

En algunas legislaciones se considera delito solamente el tráfico, pero no la tenencia de


drogas en cantidades reducidas a las necesidades personales del consumidor, mientras
que otras tipifican como conductas delictivas tanto el tráfico como la tenencia. La lucha
contra el tráfico de drogas ha llevado a ejercer presión permanente sobre las vías de
introducción y tránsito de sustancias estupefacientes y psicotrópicas y de productos
químicos esenciales, lugares de distribución y de comercialización de drogas, destrucción
de plantaciones, detección de consumidores, aprehensión de traficantes, realización de
análisis químicos de sustancias, etc.

¿QUÉ SE CONSIDERA DROGA?

Las drogas son sustancias químicas vegetales o naturales, y síntesis o preparados en el


laboratorio, todas ellas muy tóxicas y nocivas para el organismo humano, que se ingiere,
fuman, inhalan o se inyectan, voluntariamente, porque producen una sensación placentera
y de olvido momentáneo, pero seguida de una fuerte depresión, de la que solo es posible
librarse volviendo a consumirla, estableciéndose así un circulo vicioso, un habito
invencible a las drogas, adicción o dependencia de mayor o menor grado, en poco o más
largo plazo, con alteraciones de la percepción, del estado de animo, del conocimiento y
de la conducta, que terminan en una enfermedad cerebral y orgánica, llamado
farmacodependencia.

SUSTANCIAS PSICOTRÓPICAS

Esas drogas son llamadas también psicotrópicas porque actúan sobre el psíquísmo de las
personas, se consumen con la supuesta intención de resolver y liberarse de problemas
emocionales, problemas que lejos de resolverse se complican con la presentación de la
enfermedad antes señalada, fácil de adquirir pero casi imposible de curar, pudiendo
finalmente conducir a un sufrimiento tal que las personas no desean más que la muerte o
que no piensen más que en el suicidio.