Vous êtes sur la page 1sur 92

EXPEDICIONES

en las NUEVAS ÁREAS


del PNN Serranía de CHIRIBIQUETE
A Javier Maldonado Ocampo
in memoriam
EXPEDICIONES científicas
en las NUEVAS ÁREAS
del PNN Serranía de CHIRIBIQUETE
Fotos: Rodrigo Botero
© Fundación para la Conservación y el Desarrollo Sostenible Edición La caracterización biológica fue adelantada por investigadores del Instituto Amazónico de Investigaciones Científicas
Adriana Vásquez Cerón Sinchi, el Instituto de Ciencias Naturales de la Universidad Nacional de Colombia, la Fundación para la Conservación
Todos los derechos reservados
y el Desarrollo Sostenible y la Pontificia Universidad Javeriana, entre octubre de 2017 y marzo de 2018.
Revisión de textos
Cítese como Andrea Buitrago
Expediciones científicas en las nuevas áreas del PNN Serranía Autores
Diseño y diagramación
de Chiribiquete. Fundación para la Conservación y el Desarrollo Adriana Rojas - SIG Joel Ganeden
Susana Rudas Ll.
Sostenible. Bogotá, D.C., Colombia. 2019. Alexander Urbano-Bonilla Jorge Contreras
Impresión Dairon Cárdenas José Rancés Caicedo P.
ISBN DIGITAL Fundación Cultural Javeriana de Artes Gráficas - Javegraf Doris L. Gutiérrez-Lamus Mariela Osorno Muñoz
Edgar E. Herrera-Collazos Natalia Atuesta
978-958-56280-6-9 Más información
Eduardo Flórez Nórida Marín
www.fcds.org.co
Edwin Paki Pedro Botero
Esteban Carrillo Chica Rodrigo Botero
Hernán Serrano Wilson Álvaro
Javier A. Maldonado-Ocampo

En cooperación con:
INTRODUCCIÓN 7
LOCALIZACIÓN 14
El Parque Nacional Natural Serranía de Chiribiquete 15
Conectividad ecológica 17
Segunda ampliación del PNN Serranía de Chiribiquete 17
Ampliaciones del PNNS Serranía de Chiribiquete 18
RESULTADOS DE INVESTIGACIÓN 20
Caracterización biofísica del área de ampliación 21
Geología, geomorfología y suelos 21
Mapa Vegetación Singular 31
Caracterización biológica del área de ampliación 41
Áreas de estudio 41
Río Tunia 41
Río Itilla 47
Río Yarí 50
Flora del área de ampliación del PNN Serranía de
Chiribiquete 57
Anexo 1. Grupo taxonómico, familia y especies presentes
en las 16 unidades muestreadas 68
Fauna 76
Mamíferos 77
Avifauna 95
Peces 135
Anfibios y reptiles 145
Aracnofauna 171
APÉNDICE CULTURAL 174
Importancia cultural y presencia de pueblos
indígenas en condición de aislamiento en las
cuencas de los ríos Tunia y Yarí. 175

Foto: Rodrigo Botero


El ESCUDO GUAYANÉS, Rodrigo Botero

territorio de guerras históricas y epicentro


de biodiversidad

La región comprendida entre los límites del río La Tunia y el río Guayabero Pocos países
en el norte, entre la Serranía de Chiribiquete y las Sabanas del Yarí por el de la cuenca
amazónica tienen
occidente, y el río Itilla al oriente, tiene una historia común: fue escenario de una condición
grupos indígenas beligerantes como los carijona hasta mediados del siglo tan especial
XIX, y luego, a finales del siglo XX, de la retaguardia de los principales bloques como Colombia,
de la guerrilla de las Farc. donde la selva
llega a las goteras
Dicho esto, es importante señalar que pocos países de la cuenca amazónica de la cordillera
de Los Andes
tienen una condición tan especial como Colombia, donde la selva llega a las en condiciones
goteras de la cordillera de Los Andes en condiciones increíbles de conserva- increíbles de
ción. Un territorio no solo bien conservado, sino bastante desconocido. conservación.

En la mitología de algunos grupos, en especial los tukano oriental, el gran río


Apaporis es el referente geográfico más importante pues allí “nace su terri-
torio”: el río señala territorio sagrado para su manejo y supervivencia. Hoy
sabemos que el Apaporis nace en la confluencia de los ríos Ajajú y La Tunia
(Macaya), pero no estamos seguros de hasta dónde llegaba el pensamiento
chamanístico de estos grupos y cómo era el contacto con los carijona. Hacia
el río Guayabero, mucho más al norte, se sabe de la presencia de los pueblos
jiw. La serranía de La Lindosa pareciera ser testigo de ese encuentro entre los
grupos que habitaban en Chiribiquete con aquellos que poblaban el Guaya-
bero. Aún no sabemos qué vestigios de la ocupación existen en la Reserva
Nukak; lo cierto es que allí, en el siglo XX y XXI, pareciera continuar esa fuerza
misteriosa que nos impide su conocimiento desde el principio. Más allá de
la continuidad geológica del Escudo, en la Reserva Nukak se mantienen los
secretos de su poblamiento.
En la historia reciente de Colombia, desde los años 90 la guerrilla de las FARC
concentró dos grandes bloques en la región amazónica: el oriental y el sur.
Más de diez frentes rodearon casi completamente este territorio. Entre la

Introducción 7
Foto: Rodrigo Botero
La conectividad región de la Macarena y Chiribiquete Los viajes con Patricio von Hilde- Era claro en ese entonces que La proyección de la Carretera Marginal La proyección
de la región de la Carretera
se dieron puntos de inflexión en la brand nos permiten ver este universo Chiribiquete, como región histórica de la Selva permitió realizar estudios
de Chiribiquete Marginal de la Selva
(a través de sus guerra: la muerte de legendarios por descubrir a finales del siglo XX. y cultural, empezaba a vislumbrarse con nuevas tecnologías y con la po- permitió realizar
ríos en particular), guerrilleros, tres procesos de paz y Sin embargo, como en los cuentos de como la última, y la primera, línea sibilidad de actividades en terreno, estudios con nuevas
con las fronteras ahora la era del postacuerdo de paz. hadas, Chiribiquete parece acompa- de diferenciación de la región ama- que demostraban que su posible tecnologías y con
amazónicas (Brasil, la posibilidad
ñado de una fuerza mística. Desde zónica colonizada, transformada y impacto acumulativo llegaría hasta
Perú, Venezuela), Durante el conflicto armado colom- de actividades
hacen de este los años 90 algo sucede y se encuen- con poblamiento andino, respecto Chiribiquete. De igual manera, mos- en terreno, que
biano también se dio un fenómeno
territorio, tran huellas arqueológicas del pobla- de la Amazonia de los territorios in- traba cómo podría ser la puerta de demostraban que
un lugar especial. importante: la aparición de los cul- su posible impacto
miento amazónico. Coincide con las dígenas, áreas de conservación y del entrada a otros modelos de uso del
tivos de marihuana y coca. Al princi- acumulativo llegaría
historias de todos los grupos indí- contacto con la zona más frágil am- suelo, de los cuales las poblaciones
pio, continuidad de las bonanzas ex- hasta Chiribiquete.
genas de la actualidad: Chiribiquete bientalmente de la región: el Escudo campesinas que rodeaban la zona
tractivas y luego, combustible básico
es un sitio sagrado, el más antiguo, Guayanés. no serían beneficiarias directas. Así
para la financiación de los ejércitos.
Adicionalmente, en los años 50 las donde “nacieron” las tribus carijona mismo evidenció cómo esa región
En un primer intento se logra un re-
multinacionales Shell y Texaco al- y la frontera con el mundo de “los estaba en el radar de inversionis-
sultado importantísimo: se aumenta
canzaron a realizar procesos de ex- blancos”, parientes entre sí en la mi- tas que buscan tierras de bajo costo
el área de protección de 1,1 a 2,7 mi-
ploración que determinaron el futuro tología indígena (ambos guerreros y para futuros proyectos; el desarrollo
llones de hectáreas. Las discusiones
de la región décadas después, por la comerciantes). Cómo no reconocer agroindustrial y energético requieren
sobre el modelo de desarrollo para
identificación de áreas con prospec- al antropólogo Carlos Castaño Uribe de conectividad vial y había llegado
el noroeste amazónico postergan la
tividad, crudos pesados y gas. quien “leyó” el llamado de este terri- ese momento.
ampliación total del Parque. La gue-
torio para anunciar al mundo su his-
rra, en su plenitud, impide tener una Sin embargo, ese instante de la his-
La conectividad de la región de toria.
mínima información acerca lo que toria, en que la guerra con las Farc
Chiribiquete (a través de sus ríos en
particular), con las fronteras amazó- Luego, en medio del conflicto arma- esconde ese territorio. Pero nueva- permite acercarse al territorio, de-
nicas (Brasil, Perú, Venezuela), hacen do se logra plasmar una iniciativa mente, y en circunstancias que se vela grandes secretos que permi-
de este territorio, un lugar espe- que rompe los esquemas de con- acercan a las fuerzas invisibles de lo ten su protección al día de hoy. Se
cial. El mercado mundial de la coca servación: se plantea por primera chamánico, se abre una oportunidad realizan expediciones científicas
crece de tal manera que permite la vez ampliar Chiribiquete a casi cinco para proteger ese corredor espiritual
en sitios nunca antes explorados,
construcción de “Tranquilandia”1, el millones de hectáreas. Julia Miranda y biológico que conecta los Andes, la
bajo el liderazgo del investigador y
mayor centro de procesamiento de acoge el reto y le imprime un nuevo Amazonia y la Orinoquia. Conversa-
caminante del Instituto Amazónico
coca del mundo. Desde entonces, la paradigma a las Áreas Protegidas en ciones de años, con mi amigo Martin
de Investigaciones Científicas Sinchi,
criminalidad ha tenido información Colombia; una respuesta al cambio von Hildebrand al lado del cerro Yu-
Dairon Cárdenas; el legendario Pedro
privilegiada para la construcción de climático, a la conectividad de ma- patí, se materializan.
Botero señala dónde realizar las ex-
pistas, que el negocio de la guerra cropaisajes, al ordenamiento territo- El proceso de paz entre el Gobierno y pediciones, según las condiciones
demanda para la salida de la coca, a rial y a la protección de pueblos en las Farc llega a un punto de acuerdo, fisiográficas, y los resultados indi-
cambio de las armas que condenan aislamiento. Colombia, líder en moda- a pesar de múltiples dificultades y can que la zona noroccidental de
el territorio a la ingobernabilidad. lidades de conservación en América. contrariedades. Se abre una ventana Chiribiquete tiene características
de oportunidad, y algunos tenemos únicas de endemismos, singularida-
1. Tranquilandia  fue el nombre con el que era conocida una vasta extensión de tierra ubicada en una la suerte de estar en ese momento. des, nuevas especies y ecosistemas
zona selvática de los  departamentos colombianos  del C   aquetá  y el  Meta, que era controlada por el C
  ar- Importantes proyectos de desarrollo nunca antes descritos, todo esto
tel de Medellín, en la que se encontraba construido un importante complejo que era utilizado para
el procesamiento y  tráfico de drogas ilícitas. El  7 de marzo  de  1984, elementos de la  Policía Nacional económico se ciernen alrededor del gracias a una conjunción de fac-
de Colombia, apoyados por agentes de la   DEA, allanaron el lugar. La operación concluyó con la des- noroeste amazónico y por ende de tores, uno de ellos su ubicación
trucción del complejo y de 13,8 toneladas de cocaína valuadas en 1200 millones de dólares (https://
es.wikipedia.org/wiki/Tranquilandia).
Chiribiquete. como corredor biológico y espacio

8 Expediciones científicas en las nuevas áreas del PNN Serranía de Chiribiquete Introducción 9
Al tiempo que se de conectividad de grandes bio- final; Constanza Atuesta y Andrea ganadería), cultivos forestales (cau- donde hay acumulación de tierras y
logra la ampliación
mas (Orinoquia, Andes y Amazonia). Buitrago sobresalen en esa gesta. cho, pino, otros), así como la pros- nuevas inversiones agroindustriales.
del PNN Serranía
de Chiribiquete, Todos perplejos ante los resultados En terreno, los heroicos funcionarios pectiva de hidrocarburos, plantean A esto se suman, entre otros facto-
con el impulso de que se evidencian en este libro. de Parques, no declinan a pesar de un nuevo escenario; los recientes res: las evidencias de movilización
todas las fuerzas las dificultades e intereses locales; mercados de carbono aún no asoman de cultivos de coca hacia las zonas
del pensamiento En paralelo se sigue la pista dejada de mayor fragilidad ambiental, algu-
allí, nuevamente, estos funcionarios como oportunidad sino como riesgo
indígena que desde por nuestro amigo Roberto Franco:
algunas malocas muestran por que son patrimonio de para los locales ¿Quién y cómo or- nas ubicadas en parques naturales;
indicios de la existencia de pueblos el hecho de que las oportunidades
siguen nutriendo los colombianos. En la Academia de ganizar fuerzas en disputa territorial,
esta idea, surge en aislamiento voluntario se corro- económicas legales, más allá de la
Ciencias, desde Gonzalo Andrade, Er- donde por siglos ha estado ausente
la disputa por el boran; los ríos Ajajú, Camuya, Tunia ganadería, siguen siendo incipientes
territorio, en todo
nesto Gulh, Julio Carrizosa y demás o muy distante un Estado integral?
y Yarí, siguen siendo el escenario en la mayoría del territorio; que son
su contorno. miembros, nos dan el impulso final.
donde se encuentran vestigios de su Es claro que hay comunidades cam- los lugares minados los que impiden
pervivencia. Claramente había razo- En paralelo, desde la ribera del río pesinas que tienen aplazadas, casi el avance de la colonización (donde
nes para plantear la ampliación de Guayabero vemos una disputa terri- congeladas, sus aspiraciones legíti- no, los procesos van rampantes); que
Chiribiquete por motivaciones cultu- torial en el futuro cercano. Un enor- mas de ser reconocidas como pro- hay construcciones viales que apun-
rales, históricas y biogeográficas. me mercado de tierras se empieza a pietarias de sus tierras. También, tan hacia el corazón de Chiribiquete,
abrir, y una presión que viene desde que hay un grupo de disidentes de y que los resguardos indígenas, en
Movida con estas fuerzas, la direc-
ultramar se come la selva a dentella- las Farc que logran movilizar pobla- particular Yaguara y Nukak, están su-
ción de Parques Nacionales Naturales
das. Líderes históricos de una gue- ciones sobre el territorio con ofer- friendo un proceso de invasión y co-
adopta nuevamente el reto. Diferen-
rrilla se alejan del proceso de paz y tas económicas, de seguridad y de lonización como nunca antes.
tes aliados y socios suman esfuerzos.
empiezan una reconquista territorial “justicia”, que cubren gran parte de
La experticia de los grupos de inves- Afortundamente todo lo anterior no
que se vislumbra, tristemente, como la zona con mayor efectividad que
tigación del Instituto Sinchi se plas- quita lo avanzado hasta hoy, por el
de largo plazo. las fuerzas institucionales. También
ma en las expediciones, así como la contrario, invita a desarrollar mayo-
de reconocidos investigadores del Al tiempo que se logra la ampliación es claro que existen grupos de po-
res y más importantes esfuerzos en
Instituto de Ciencias Naturales de la del PNN Serranía de Chiribiquete, der que están acumulando tierras
el trabajo de protección, de “afuera
Universidad Nacional de Colombia con el impulso de todas las fuer- alrededor del PNNS de Chiribiquete
hacia adentro”, es decir, procesos en
(ICN) y otros más. Alianzas con ONG zas del pensamiento indígena que como nunca antes, que vienen re-
los que la conservación sea el resul-
que han punteado la creación de desde algunas malocas siguen nu- plicando lo que han hecho en otras
tado de una concertación social e
áreas protegidas en el país, permiten triendo esta idea, surge la disputa partes del país; grupos que pueden
institucional que garantice los dere-
una sinergia imparable. La “Alianza por el territorio, en todo su contor- actuar en zonas donde la disidencia
chos a las poblaciones de la región,
para la conservación de la biodiver- no. Muchas fuerzas económicas, le- tiene presencia, poniendo de mani-
y modelos de desarrollo y ocupación
sidad, el territorio y la cultura”2, nos gales e ilegales, apuntan hacia allí: fiesto la existencia de alianzas desco-
que posibiliten equilibrar intereses.
permite tener la coordinación de di- disputa de tierras para colonización, nocidas que pueden comprar, como
ferentes escenarios inter e intrains- coca, ganadería, agroindustria (al pocos, grandes cantidades de tierra No obstante, hay varios factores a
titucionales, sin lo cual no hubiera parecer, mayoritariamente palma), y en el mercado informal, el cual es considerar, pues son estructurales en
sido imposible lograr el resultado siembra de otros comoditties3 (cacao, más favorable que el de titulación4, la tarea que viene para los próximos
y que tienen el poder de orientar la años. Aquí podemos señalar algunos
inversión pública hacia estas zonas, de ellos:
2. La Alianza para la conservación de la biodiversidad, el territorio y la cultura, integrada por World
Wildlife Fund (WWF), Wildlife Conservation Society (WCS), la Fundación Mario Santo Domingo y
Parques Nacionales Naturales de Colombia, logró incluir más de seis millones de nuevas hectáreas
protegidas al país (http://www.wwf.org.co/?uNewsID=340670). 4. Todo indica que las aspiraciones de titulación dejan de ser el principal motivador de la
3. Materias primas trasables en el mercado de valores. deforestación.

10 Expediciones científicas en las nuevas áreas del PNN Serranía de Chiribiquete Introducción 11
No es deseable - Ordenación de la propiedad. Es ne- siciones energéticas para fuentes bosques a su alrededor nos permiten investigación adscritos al proceso
que las increíbles
cesario regular el acceso a la tierra, renovables. pensar que es posible conciliar los de ampliación del PNN Serranía de
oportunidades de
la biodiversidad, evitar la concentración ilegal, de- intereses de las comunidades loca- Chiribiquete, los cuales servirán
- Establecer acuerdos con el sector de
así como de finir la función ecológica y articu- les, la conservación y las propuestas como insumos para la construcción
los servicios lar la formalización a los modelos hidrocarburos para realizar su pla-
de desarrollo que deberán surgir del de propuestas para este territorio,
ambientales que aún
de desarrollo rural sostenible que nificación territorial incluyendo la
actual momento del territorio. que desde tiempos inmemoriales ha
se generan en este
cada región tiene como vocación. zonificación ambiental, así como
territorio, caigan estado en el corazón mágico de la
en la concentración de acciones La Fundación para la Conservación y
en una disputa nación.
y conflictividad - Regulación de los derechos de uso locales para favorecer la seguridad el Desarrollo Sostenible se complace
entre los sectores del bosque en zonas no adjudica- energética de las comunidades en en mostrar estos resultados de A todos gracias.
más vulnerables: bles. Fortaleciendo mecanismos un proceso de transición a energías
la población de participación comunitaria en el
campesina, los
renovables.
pueblos indígenas manejo, uso y administración de
los bosques de la nación. - Procesos de restauración de paisa-
y el sector
medioambiental. jes deforestados y degradados in-
- Concertación sectorial para concre- cluyendo variables de producción
tar la frontera agropecuaria pro- alimentaria, servicios ambientales,
puesta. Esto en particular para los desarrollo forestal y protección de
sectores agropecuario, de infraes- paisajes críticos.
tructura y minero energético, es
vital. La concertación debe ser no - Desarrollo de investigación básica
solo desde las agencias guberna- y aplicada con participación de co-
mentales del sector público sino munidades locales, tanto indígenas
desde el sector privado. como campesinas, que permitan el
desarrollo de modelos de desarro-
- Generación de acuerdos comercia- llo basados en el uso de la biodi-
les de largo plazo para desarrollar versidad.
una economía forestal basada en
productos no maderables y made- Seguramente habrá mas tópicos por
rables del bosque; así como en el desarrollar; sin embargo, no es de-
desarrollo de turismo ecológico de seable que las increíbles oportuni-
bajo impacto y diversificado. dades de la biodiversidad, así como
de los servicios ambientales que aún
- La inclusión de la zonificación
se generan en este territorio, caigan
ambiental de este territorio en los
en una disputa y conflictividad entre
planes y modelos de desarrollo de
los sectores más vulnerables: la po-
los municipios, departamentos,
blación campesina, los pueblos in-
planes ministeriales y nacionales,
dígenas y el sector medioambiental.
en estricto cumplimiento de la
Es precisamente en la sinergia entre
sentencia de la Amazonia como
estos donde hay aún una posibilidad
sujeto de derecho.
latente de cambiar la tendencia his-
- Proyectar los desarrollos de asenta- tórica reciente en el territorio. La ma-
mientos humanos, infraestructura gia de Chiribiquete nos invita a ello, y
de conectividad multimodal y tran- más de 1,5 millones de hectáreas de

12 Expediciones científicas en las nuevas áreas del PNN Serranía de Chiribiquete Introducción 13
Escudo Guayanés. Foto: Rodrigo Botero.
El Parque Nacional Natural
SERRANÍA DE CHIRIBIQUETE
1

El Parque Chiribiquete hace parte del conjunto de áreas protegidas del Por su posición
Sistema de Parques Nacionales Naturales y de los territorios colectivos de geográfica en
el corazón de
la Amazonia, creados para mantener las condiciones ecológicas y con ellas la Amazonia
la funcionalidad ecosistémica necesaria para la conservación de la cuenca colombiana, el
amazónica. PNNSCH contribuye
a la protección de
De hecho, uno de los objetivos del Parque Nacional Natural Serranía de varios corredores
Chiribiquete (PNNSCH) es “Mantener la integridad ecológica de ecosistemas ecológicos
del extremo occidental de la Provincia Biogeográfica de la Guyana, para regionales.
contribuir a la perpetuación de especies endémicas y amenazadas, y de los
procesos ecológicos que sustentan la continuidad entre los biomas de los
Andes, la Guyana, la Amazonia y Orinoquia” (Plan de Manejo del PNNSCH,
DTAM).
Por su posición geográfica en el corazón de la Amazonia colombiana, el
PNNSCH contribuye a la protección de varios corredores ecológicos regionales
que se extienden hasta las Áreas Protegidas (AP) vecinas: el PNN Sierra de la
Macarena, la Reserva Nacional Natural Nukak y el sector sur de los llanos
del Yarí. El buen estado de esta zona permite que ecosistemas estratégicos
mantengan los flujos de materia y energía de los que depende la integridad
del PNNSCH mismo, de las AP cercanas y de la Amazonia colombiana en
general.
Las áreas de conexión se encuentran en buen estado de conservación, con
casi el 90 % de su extensión bajo coberturas naturales y seminaturales. El
área restante está bajo coberturas transformadas, ubicadas principalmente
hacia el río Guayabero, en el norte, y a lo largo de los río Unilla y Vaupés, en
el oriente (Sinchi 2016).
La zona seleccionada para la ampliación del Parque tiene una posición y
forma que favorecen la conectividad del nodo Chiribiquete con el complejo
de parques naturales del Área de Manejo Especial de la Macarena (AMEM),
al recoger y distribuir el flujo acumulado y frágil, que se ve cada vez más
afectado por los procesos de deforestación.

von Hildebrand, P. (2016). Características Ecológicas e importancia de la zona de ampliación


Cachicamos-Itilla-Tunia-Ajaju (ZCITA). Documento técnico. Bogotá, D.C.: FCDS

14 Localización 15
Foto: Rodrigo Botero
Conectividad ecológica creciente presión de deforestación
tanto desde el occidente (San Vicente
A pesar de la transformación existen-
del Caguán) como del oriente (San
te en el municipio de La Macarena,
José del Guaviare); cinco de los ocho
aún existen conexiones que van des-
focos de deforestación señalados
de el Parque Chiribiquete actual, pa-
en el primer boletín de alertas
san por la zona norte las Sabanas del
tempranas de deforestación (AT-D)
Yarí y fluyen hacia el Parque Tinigua.
del Ideam en el 2018 se identificaron
En este contexto de conectividad, el
en la región.
área de ampliación y el resguardo in-
dígena Yaguara tienen un papel im-
portante cubriendo la zona de inter- Segunda ampliación del PNN
fluvio La Tunia-Camuya. Serranía de Chiribiquete
Para el caso de la conectividad La nueva área de ampliación sumó
Chiribiquete-Paya, si bien este pro- 1.486.459 hectáreas al PNNS Chiri-
ceso de ampliación no contribuye a biquete con el fin de proteger estas
conservar las zonas más críticas para zonas de conectividad ecológica y la
la función ecológica entre estos reserva más grande de biodiversidad
dos nodos, la zona sur occidental de Colombia.
(Sabanas del Yarí sur y el interfluvio
Yari-Camuya) sirve de nodo de con- Con el propósito de sustentar la
servación en el flujo Paya-AMEM. riqueza natural de la zona de am-
pliación, se realizaron estudios geo-
Es importante mencionar que aunque lógicos, fisiográficos, ecológicos y
el estado de conservación y el flujo la caracterización biológica de las
de servicios ecosistémicos es alto, cuencas altas de los ríos Tunia, Itilla
hay que llamar la atención sobre la y Yarí.

Mapa Evaluación rápida del cambio en la función de conectividad ecológica. Para el cálculo de este mapa fue usado
el software Circuitscape con una matriz de resistencia basada en la coberturas naturales presentes en la zona en
marzo de 2018 y como nodos, los puntos centrales de las áreas protegidas. El mapa muestra la
concentración esperada del lujo de especies entre los nodos considerados. Los colores verde obscuro suponen
un mayor flujo de especies, aspecto relacionado a su grado de fragilidad. Localización 17
Ampliaciones del PNN Serranía de Chiribiquete
El Parque Nacional
Natural Serranía
de Chiribiquete
es actualmente el
área continental
protegida más
grande del país
con 4.268.095
hectáreas. Al mismo
tiempo, es el primer
lugar de Colombia
1989. La Junta Directiva en ser reconocido
del Instituto Nacional de por la Unesco como
los Recursos Naturales patrimonio mixto
Renovables y del (cultural y natural)
Ambiente (Inderena) crea de la humanidad.
el PNNS de Chiribiquete
con un área aproximada
de 1’298.955 ha.

2013. El Ministerio de
Ambiente y Desarrollo
Sostenible amplía el
área hacia los municipios
de Cartagena del
Chairá, San Vicente del
Caguán y Solano, en
Caquetá, y Calamar en el
Guaviare, para un área
total aproximada de
2’782.354 ha.

2018. El Ministerio de
Ambiente y Desarrollo
Sostenible realiza una
nueva ampliación del
área para llegar a un área
total de 4.268.094 ha.

Foto: Rodrigo Botero


Caracterización BIOFÍSICA
Pedro Botero
Hernán Serrano

del área de ampliación

Geología, geomorfología y suelos


Ubicación general de las Grandes Unidades Fisiográficas1
Esta parte de la cuenca amazónica se ubica en la confluencia de drenajes
que trajeron sedimentos desde: a) La Sierra de la Macarena y la cordillera
Oriental (Provincia Fisiográfica Andina) al norte; b) los llanos del Yarí, que son
relicto de las sabanas –planicies altas de la Orinoquia no inundable– (Provin-
cia Fisiográfica Orinoquia), ubicadas dentro de la gran región amazónica, al
noroccidente (Figura 1).
Estos drenajes rellenaron una gran depresión que se formó entre las dos pro-
vincias fisiográficas (Andina y Orinoquia) antes mencionadas, y los relieves
positivos formados por: a) la Serranía de Chiribiquete, como una gran barrera
de cientos de kilómetros en sentido sur-norte, al suroriente de la depresión;
la Serranía de San José y los cerros de sienita nefelínica, como El Capricho
y otros más pequeños al nororiente; y b) las rocas ígneo-metamórficas del
Cratón Guayanés, al sur del río Yarí y al norte del río Tunia.
Esta región presenta grandes paisajes bien diferenciados: a) las terrazas ero-
sionales que drenan hacia el norte al río Guayabero; b) las planicies estruc-
turales cubiertas por sedimentos Terciarios a Cuaternarios con afloramientos
locales de rocas Paleozoicas y Precámbricas (EE2), que drenan hacia el sur, a
los ríos amazónicos, c) la asociación de planicies amazónicas con la altillanura
y el Cratón (ES), unas al norte por las cabeceras de los ríos Itilla y Unilla y

1. La definición de Unidades Fisiográficas aquí mencionadas, hace referencia la metodología de Análisis


Fisiográfico ORAM (Igac, 1999).
2. Nomenclatura del sistema de leyenda del Mapa de Paisajes Fisiográficos que hace parte del presente
documento.

Caracterización biofísica 21
Foto: Rodrigo Botero.
otras hacia el sur, donde se unen los a) Al noroccidente, superficies sedi-
ríos Camuya, Ventura y Tajisa con el mentarias altas, estructurales (EE5),
Yarí. que son la continuación geológica,
en escalones descendentes, de las
A su vez, al nororiente de la zona, una Sabanas del Yarí (Altillanuras Estruc-
serie de colinas, cerros y la serranía turales llaneras -AE).
de San José, dan a los suelos caracte-
rísticas diferenciadoras con respecto b) Hacia el centro del área se pre-
a los demás grandes paisajes. sentan relieves más bajos (ES7), que
acumulan humedad por las aguas
Esto como resultado de la evolución que bajan de las planicies más altas
geológica de la cuenca amazónica, la al norte y generan condiciones para
cual durante un largo periodo (des- vegetación adaptada a sobresatura-
de el Arqueano/Proterozoico) estuvo ción de agua en el suelo (abundantes
determinada por los aportes de las palmares).
rocas cristalinas del Cratón, situación
que cambia radicalmente durante el c) En el centro-sur se produce, nue-
Cenozoico, con el levantamiento de vamente, una elevación del terreno
los Andes, el cual reconfigura el re- que bloquea el drenaje de las uni-
dades anteriores; allí el río Camuya
lieve y el patrón de drenaje del norte
hace un giro fuerte hacia el surocci-
de Suramérica (Hoorn et al. 2010).
dente al “chocar” contra este relie-
ve positivo (ES3). Lo anterior proba-
Mesorelieve dentro del área de blemente como consecuencia de la
estudio orogenia Andina, que dio origen a la
Al norte y al oriente se presentan formación de altos del basamento en
colinas de sienita nefelínica que ge- profundidad y que en superficie se
neran suelos arcillosos en gran parte manifiestan como discontinuidades
del área. La Serranía de San José (La de la red de drenaje.
Lindosa) forma el límite nororiental d) En el tramo sur, donde los drenajes
del relieve general de la zona. Esta, del área (Camuya, Ventura) llegan al
tiene un carácter estructural, donde río Yarí, se encuentra, nuevamente,
la configuración de la estratigrafía que el drenaje está bloqueado por
condiciona las características gene- la presencia de relieves positivos
rales del relieve. El relieve es más derivados de rocas del Cratón (ES9);
fuerte que en la zona suroccidental, el río Yarí corta por entre estas rocas
siendo los paisajes formados por pro- en algunos puntos, formando rauda-
Línea de ampliación 2013 cesos erosivo-sedimentarios. Hay les y toda el área, en general, está
Línea propuesta de ampliación 2018 presencia de relieves fuertes donde sobresaturada de agua con grandes
también afloran rocas del Cratón, que cuerpos lénticos, muy importantes,
generan suelos arenosos y presencia por ser los más grandes de toda la
de aguas termales. Los mesorelieves región noroccidental de nuestra
Figura 1. Provincias fisiográficas del área de ampliación del PNN Serranía de Chiribiquete. identificados son: Amazonia.

22 Expediciones científicas en las nuevas áreas del PNN Serranía de Chiribiquete Caracterización biofísica 23
e) Sabanas del Yarí. La Altillanura En general, se puede dividir en: áreas
de la Orinoquia colombiana es un casi planas, principalmente al sur y a
bloque sedimentario levantado al los lados del río Tunia; áreas ondula-
oriente del río Meta (Sabanas del das en la región central y áreas fuer-
Meta y Vichada) y al sur del río Gua- temente onduladas en el extremo
yabero (Sabanas del Yarí). Es un te- norte, donde son comunes los aflora-
rritorio de pendientes suaves, con mientos de materiales petroférricos.
vegetación natural de herbáceas y
bosques de galería, que colinda con Unidades geológicas de la zona de
varios escalones tectónicos que ba- ampliación
jan gradualmente hacia el oriente y
Sector ampliación Norte (Área del
sur, formando una Asociación de Pla- Tunia-Guayabero-Itilla). Afloran prin-
nicies Amazónicas con la Altillanura cipalmente unidades de origen sedi-
y el Cratón, cuya vegetación natural mentario correspondientes a niveles
es de bosques bajos y densos (mo- arcillolíticos y conglomeráticos de la
nodominantes o “brocoliformes”) Formación Caja del Neógeno y depó- A B
que pasan gradualmente a bosques sitos no consolidados del Cuaterna-
típicos amazónicos. rio. En sectores aislados se reportan
rocas del basamento cristalino de
Este gran bloque se extiende, de edad Precámbrica correspondiente
norte a sur, por aproximadamente al Complejo Garzón (SGC 2015). Más
100 km. con amplitud máxima hacia al suroriente se reconocen unidades
el norte. Geológicamente es de edad de origen ígneo de sienita nefelí-
Plio-pleistocénica con sedimentos nica de edad Paleozoica, intrusión
que vinieron de la región andina y que representaría la última etapa de
que fueron levantados por encima magmatismo de lo que sería el basa-
de las demás unidades sedimenta- mento cristalino del Escudo Guaya-
rias del Neógeno en nuestra Amazo- nés (Figura 2).
nia, probablemente formando una
sola unidad con las altillanuras del Sector ampliación Occidente (Área C D
Meta, con un relieve, suelos y ve- Yarí – Ventura – La Tunia). Las uni-
getación tan similares que por esto dades de roca en esta zona corres- Figura 2. A. Mapa geológico del área de ampliación (Gómez et al. 2015), principalmente rocas sedimentarias del
se les ha asignado un carácter neta- ponden principalmente a lodolitas Neógeno de las formaciones Caja (al norte) y Pebas (al occidente), depósitos no consolidados del Cuaternario de
y limolitas del Neógeno localmente origen aluvial y algunas inclusiones de rocas ígneas de la sienita nefelínica al igual que rocas sedimentarias de
mente orinocense. edad Paleozoica afines a las unidades que forman la serranía de Chiribiquete (al sur oriente). B. Colinas de sienita
con fauna de moluscos fósiles de nefelínica, generando formas redondeadas típicas de su meteorización. Esta unidad geológica ígnea es muy antigua
El relieve es un plano con diferentes la Formación Pebas y depósitos no (~557 Ma) y son los únicos afloramientos conocidos en el país. C. La unidad de Cuarzoarenitas al fondo resaltan en el
grados de disección por corrientes consolidados de origen aluvial del paisaje, conformando un relieve montañoso estructural-erosional en rocas sedimentarias. D. Geoformas relacionadas
que forman las cabeceras del río Yarí. Holoceno. con antiguas planicies fluviales y lacustres, que formaron las arenitas y arcillolitas de la Formación Caja y Pebas
durante el Mioceno (~23 Ma). Su relieve es ligeramente ondulado.

24 Expediciones científicas en las nuevas áreas del PNN Serranía de Chiribiquete Caracterización biofísica 25
Plateau: Formaciones Geológicas Singulares de la Formación Caja. Así que sus po-
usualmente un
sibilidades para la vegetación son A B
área extensa de Plateau del Alto Itilla. Entre las
tierra que tiene mayores y por tanto importantes en
coordenadas x=73°12’20” W,
una superficie consideraciones sobre la conectivi-
relativamente
x=72°53’50” W; y=2°4’10” N,
dad biogeográfica. De otra parte, la
plana, levantada y=1°55’45” N, se presenta una uni-
presencia de capas impermeables y
abruptamente dad geológico-morfológica especial
sobre las áreas horizontales con altos contenidos de
–singular- por sus características
adyacentes, por lo limo, que son típicos en suelos deri-
menos por un lado únicas en toda la región norocciden-
vados de la Formación Caja, hace que
(www.merriam- tal amazónica colombiana. Estas ca-
webster.com). estos paisajes presenten fuertes pro-
racterísticas son: es una superficie
blemas de movimientos masivos.
alta (300 a 345 m s.n.m.), muy poco
disectada (casi plana), con una ve- Sector ampliación Occidente (área
getación boscosa diferente a la de Yarí – Ventura – La Tunia). Son sue-
los alrededores; el área boscosa se los viejos, derivados de sedimentos C
corresponde muy precisamente con antiguos, con un grado de evolución
el material parental y los suelos del que los lleva a la clasificación de Ul-
plateau. tisoles. Todos los suelos descritos
En la esquina noroccidental con di- y analizados presentan una igual
rección noroeste-sureste presenta secuencia de texturas, franco-arci-
control estructural y lineamientos llo-arenoso en el horizonte superfi-
secundarios muy marcados de di- cial (A) y Arcilloso en el subyacente
rección noreste-suroeste. Dentro de (B). La acidez (pH) está en el rango
este plateau se forman las cabeceras entre extremadamente ácidos y muy
del río Itilla y forma el límite entre las fuertemente ácidos. La fertilidad na-
cuencas hidrográficas del Guayabero tural es muy baja, conservándose
y el Vaupés (Orinoquia-Amazonia) solo en el delgado horizonte O (Or-
(Figura 3). gánico) superficial.

Inclusiones de suelos arenosos de-


Suelos del área de estudio rivados del Cratón. Derivados de
Sector ampliación Norte (La Tunia la meteorización de las rocas meta-
– Guayabero – Itilla). Los suelos de mórficas y cristalinas del Cratón que
coluvios derivados de la sienita ne- afloran en grandes áreas y que sub-
felínica presentan acumulaciones de yacen algunas veces bajo la Forma-
arcillas pesadas que muestran una ción Caja. En otras áreas se presen-
fertilidad natural no tan baja como tan complejos entre grandes paisajes
la de la mayoría de suelos derivados y es imposible separarlos cartográfi-
Figura 3. A. Gradiente altitudinal en el área del plateau, región Alto Itilla, con alturas desde los 215 a 345
m s.n.m. B. Índice de Posición Topográfica, expresión del nivel de peneplanización y disección. C. Imagen Landsat 8,
combinación 453 (RGB) en donde se observa la correlación entre los patrones de la estructura de la vegetación y el
gradiente altitudinal.

26 Expediciones científicas en las nuevas áreas del PNN Serranía de Chiribiquete Caracterización biofísica 27
camente por lo intrincado de su apa- 2) Ríos Itilla y Unilla, nacen en terre-
rición; esto se debe a los procesos nos de afloramientos del Cratón (pla-
erosivos que han eliminado los ma- nicies estructurales), cruzan rocas
teriales superficiales y los han depo- muy antiguas de edad Precámbrica y
sitado en depresiones o han salido luego vierten sus aguas al Vaupés en
completamente fuera del área. terrenos amazónicos. Sus aguas no
están clasificadas para estos tramos
(posiblemente mixtas entre negras y
Análisis general de los ríos de la claras).
zona
El recorrido de los principales ríos de 3) Los ríos Tunia y Yarí nacen cerca
la zona de ampliación del PNN Serra- de la cordillera, prácticamente en los
nía de Chiribiquete, proporciona los sedimentos del piedemonte; cruzan
las Sabanas del Yarí y luego recorren
materiales que dan contenido a sus
terrenos de sedimentos plio-pleis-
aguas y por tanto sus características
tocénicos, finalmente los derivados
limnológicas principales.
del Cratón y el Paleozoico. Sus aguas
Respecto a las cargas sedimentarias, están en un punto intermedio entre
los paisajes del área soportan cober- “barrosas” y “claras”.
turas nativas muy variadas, así como
4) Los ríos Camuya, Yaya-Ayaya y el
ríos de diferentes colores que indi-
Ajaju, nacen más al oriente, cerca de
can las diferencias principales entre
las Sabanas del Yarí, luego recorren Figura 4. Mapa de ríos de diferentes colores que indican las diferencias principales entre seis tipos de cargas
seis tipos de cargas sedimentarias en sedimentarias en sus aguas.
superficies estructurales que son la
sus aguas (Igac, 1999) ( Figura 4, Sis-
continuación geológica de esas sa-
tema fluvial).
banas, pero en suelos más jóvenes y
1) Río Guayabero, nace en la cordi- con bosques. Finalmente pasan a re- Distancia entre redes de drenaje al Guayabero, la distancia es de 75
correr terrenos derivados del Cratón km (aprox.).
llera Oriental, trae sedimentos de Río Guayabero. Los ríos que drenan
esta y de la Sierra de la Macarena. Es y del Paleozoico. Probablemente de desde la cordillera o la Sierra de la Estos datos reflejan las posibilidades
un río de la Orinoquia, que también “aguas claras”. Macarena, al norte, en terrenos de la de interinfluencias entre los ecosis-
depositó sedimentos en la cuenca Orinoquia, están a menos de siete ki- temas andinos, orinocenses y ama-
5) Ríos pequeños y caños, nacidos
amazónica cuando corrió hacia el lómetros de los ríos que vienen del zónicos, además, de la plataforma
propiamente en la “planicie amazó-
suroriente, probablemente durante sur (Amazonia), separados solamente del Cratón, que los subyace a todos
nica” que corren por terrenos sedi-
el Plio-Pleistoceno, luego, debido a por la llanura aluvial del río Guaya- y que aflora en varios puntos de la
mentarios antiguos y del Cratón; por
levantamientos y plegamientos en ejemplo, Caño Ventura, con aguas in- bero. Desde el corazón del Alto Iti- región.
esta cuenca, debió desviar su curso termedias o mixtas (claras y negras). lla a las Sabanas del Yarí, la distancia
hacia el oriente y norte en algunos
tramos, para romper la barrera de la 6) Finalmente, los más pequeños,
es de 85 km. (aprox.), al PNN Sierra
de la Macarena, 50 km (aprox.), a la Conclusiones
Serranía de San José y salir hacia el que corren por arenas derivadas Sierra de la Macarena 75 km. (aprox.), El proceso de sedimentación general
Orinoco. Es un río típico de “aguas del Cratón, con “aguas negras”; por a la Serranía de Chiribiquete 40 km. en esta zona es antiguo (Terciario) y
barrosas”. ejemplo, el río Tajisa. (aprox.), al río Guayabero 25 km. pudo provenir de ríos anteriores al
(aprox.). Desde el río Tunia o Macaya actual Guayabero, el cual muy posi-

28 Expediciones científicas en las nuevas áreas del PNN Serranía de Chiribiquete Caracterización biofísica 29
Esta nueva blemente drenaba hacia el sur (a la ampliación, junto con afloramientos
generación de
Amazonia) dejando sedimentos cor- únicos en el país de rocas de origen
relieves desencadena
un nuevo sistema dilleranos en la región. Luego por ígneo muy antiguas (~557 Ma) como
hidrográfico, movimientos tectónicos fue obligado la sienita nefelínica de San José del
algunos de ellos a girar hacia el nororiente cortando Guaviare, unidades geológico-geo-
identificados hoy día
las colinas de la Serranía de San José. morfológicas como el Plateau Alto

Mapa
como hotspots de
biodiversidad. Las formas generales de los paisajes Itilla y la presencia de aguas terma-
actuales en la llanura aluvial, han les, configuran elementos claves de
sido producidas, básicamente, por
procesos erosivos generalizados,
singularidad en este sector del terri-
torio colombiano. VEGETACIÓN SINGULAR
por etapas sucesivas, no continuas, y
con diferentes grados de afectación
por neotectonismo local. Referencias El análisis de rasgos pictórico-morfológicos de imágenes satelitales y sobre-
La evolución geológica de la cuen- Gómez, J., Nivia, Á, Montes, N.E., vuelos a baja altura, permiten apoyar a nivel cartográfico la construcción de
ca amazónica es determinante en Almanza, M.F., Alcárcel, F. A., y Madrid, mapas de vegetación y la detección de elementos singulares asociados pro-
la actual configuración del paisaje C.A. (2015). Notas explicativas: bablemente a cambios edáficos o variaciones del paisaje fisiográfico, lo an-
y del sistema hidrográfico del área Mapa Geológico de Colombia. terior en el contexto del área ampliación del PNN Serranía de Chiribiquete.
de interés. La tectónica del basa- En: Gómez, J., y Almanza, M.F.
(Editores), Compilando la geología Como ejemplo podríamos citar, entre otros, la presencia de parches exten-
mento durante el Paleozoico como
de Colombia: Una visión a 2015. sos de bambú (Guadua   sp.) hacia la esquina noroeste del área de conserva-
áreas subsidentes en bloques ha-
Servicio Geológico Colombiano, ción propuesta, los cuales no son conocidos en otras partes de la Amazonia
cia los márgenes del escudo (ICP, Publicaciones Geológicas Especiales colombiana y estarían probablemente asociados con sedimentos andinos
1998; Igac, 1999) y el levantamiento 33: 9–33. provenientes del PNN Serranía de la Macarena. Adicionalmente, terrazas ex-
de los Andes a finales del Cenozoi-
Hoorn, C. and Wesselingh F.P. (Eds). tensas cubiertas por un dosel denso de árboles monodominantes hacia el
co, guiaron el desarrollo de la sedi-
(2010). Amazonia: Landscape and sector del resguardo indígena de Yaguará II; parches lineales de árboles de
mentación y el establecimiento de Species Evolution: A look into the ramificación monopódica de flores amarillas siguiendo el perfil de terrazas y
rasgos topográficos como el Alto de past Wiley-Blackwell Publishing Ltd., en macizos aislados hacia la esquina sureste del área de ampliación; arbus-
Yarí (¿prolongación norte del arco de Oxford, UK.
tos monodomiantes que representan la transición de las Sabanas del Yarí a
Iquitos?). Esta nueva generación de Instituto Geográfico Agustín Codazzi los bosques amazónicos; zonas bajas pantanosas dominadas por parches de
relieves desencadena un nuevo sis- (Igac). (1999). Paisajes Fisiográficos palmas de Mauritia flexuosa,  etc.
tema hidrográfico, algunos de ellos de Orinoquía-Amazonia (ORAM)
identificados hoy día como hotspots Colombia. Análisis Geográficos Nos. Lo anterior permite inferir que variaciones en los datos de imágenes sateli-
de biodiversidad (Hoorn et al., 2010). 27-28. Bogotá. tales (v.g. Landsat) y los patrones de variación del relieve (extraídos de mo-
Servicio Geológico Colombiano (SGC). delos digitales de elevación de alta resolución, i.e. GeoSAR) y las condiciones
Finalmente, la confluencia de tres (2015). Geología de la Plancha 370 edáficas, estarían fuertemente correlacionados con variaciones en los patro-
provincias fisiográficas (Andinia, Ori- La Macarena – Escala 1:100.000. nes de la arquitectura arbórea para la zona del área de ampliación del PNN
noquia y Amazonia) en el área de Memoria explicativa. 99 p. Bogotá. Chiribiquete analizada.

30 Expediciones científicas en las nuevas áreas del PNN Serranía de Chiribiquete Caracterización biofísica 31
Mapa Vegetación singular 33
Mapa Vegetación singular 35
34 Mapa Vegetación singular
Mapa Vegetación singular 39
Caracterización BIOLÓGICA
del área de ampliación

Este trabajo, desarrollado en tres sectores del área de ampliación del Par- Se documentaron
que Nacional Natural Serranía de Chiribiquete, presenta los resultados de 4.854 ejemplares
representantes de
la caracterización biológica base para la sustentación de dicha ampliacion, 1.676 especies,
realizado sobre las cuencas altas de los ríos Tunia, Itilla y Yarí. entre las que se
encuentran cinco
El estudio fue adelantado por investigadores del Instituto Amazónico de In- especies endémicas,
vestigaciones Científicas (Sinchi), el Instituto de Ciencias Naturales de la Uni- 32 posibles
versidad Nacional de Colombia (ICN), la Fundacion para la Conservacion y el especies nuevas
para la ciencia, cerca
Desarrollo Sostenible (FCDS) y la Pontificia Universidad Javeriana (PUJ). Los de 29 especies
inventarios, realizados entre octubre de 2016 y marzo de 2017, estuvieron amenazadas –según
orientados a evaluar los siguientes grupos biológicos: aves, anfibios, reptiles, los criterios de la
mariposas, arácnidos, peces, mamíferos (grandes y medianos) y flora, asocia- UICN–, y 57 nuevos
registros para
dos a diferentes unidades biofísicas definidas previamente. Colombia.

Como resultado de este trabajo de investigación interinstitucional, realizado


en una zona en la cual no existía un solo registro biológico, se documenta-
ron 4.854 ejemplares representantes de 1.676 especies, entre las que se
encuentran cinco especies endémicas, 32 posibles especies nuevas para la
ciencia, cerca de 29 especies amenazadas –según los criterios de la UICN–, y
57 nuevos registros para Colombia.

Áreas de estudio
Río Tunia
La caracterización biológica se realizó en octubre de 2016 en las cabeceras
del río Tunia, municipio de La Macarena, sector Resguardo Yaguara II - Chiri-
biquete, donde las unidades evaluadas por el grupo de flora fueron:

Chiribiquete. Foto: Rodrigo Botero.


Caracterización biológica 41
Unidad EE4: departamento de Ca- nia. Llanura aluvial del caño tribu-
quetá, municipio de San Vicente del tario del río Tunia margen izquierda.
Caguán, río Tunia margen derecha. Bosque de altura media (10-15 m),
Bosque de 20 m, perturbado, abier- abierto, estratos poco diferenciables,
to. Moderada presencia de epífitas sotobosque poco diverso, relieve
y lianas como Bauhinia. Estrato ar- plano. Suelos con 5 cm de hojarasca.
bóreo dominado por Iriartea deltoi- Coordenadas: 1° 37’ 00” N – 73° 19’
dea (Bombona). Sotobosque denso, 01” W. 232 m s.n.m.
diverso, suelos con moderada pre-
sencia de hojarasca, topografía on- Unidad EE5: departamento de Gua-
dulada con pendientes hasta de 45°. viare, municipio de Calamar, río Tunia,
Coordenadas: 1° 37’ 30” N – 73° 44’ margen izquierda, dirección sur de la
00” W. 261 m s.n.m. isla del Sol. Bosque alto de 25-30 m,
denso, abierto, árboles con diámetro
Unidad EV4: departamento de Gua- hasta de 150 cm, alta presencia de
viare, municipio de Calamar, llanura epífitas, relieve plano a ligeramente
aluvial del río Tunia margen izquier- ondulado con pendiente de 5-10°.
da. Bosque abierto de altura media Coordenadas: 1° 38’ 15” N – 73° 26’
(15-20 m), alta presencia de epífitas, 30” W.
principalmente briófitos, y de lianas.
Sotobosque denso y diverso. Topo- Unidad Roja: departamento de Meta,
grafía plana. Coordenadas: 1° 40’ 30” municipio de La Macarena, margen
N – 73° 20’ 28” W. 283 m s.n.m. derecha del caño Peralonso tribu-
tario del río Tunia. Bosque bajo de
Unidad EE1: departamento de Gua-
10-15 m, abierto, alta presencia de
viare, municipio de Calamar, río Tunia
lianas, moderada presencia de epí-
margen izquierda. Bosque de tierra
fitas, árboles con diámetros hasta de
firme, de altura media (20 m), abier-
15 cm. Estratos poco diferenciables,
to, con apariciones de bosque bajo, Río Tunia. Foto: Rodrigo Botero.
topografía plana, suelos con 5 cm de
abierto y mal drenado. Topografía
hojarasca, muy pedregoso y expues-
plana. Coordenadas: 1° 42’ 30” N –
to. Dominancia de emergentes de
73° 18’ 32” W. 280 m s.n.m.
Calophyllum sp. (Clusiaceae). Coor-
Unidad EV5: departamento de Gua- denadas: 1° 45’ 42” N – 73° 33’ 55”
viare, municipio de Calamar, río Tu- W. 300 m s.n.m.

42 Expediciones científicas en las nuevas áreas del PNN Serranía de Chiribiquete


Río Itilla
Los inventarios se adelantaron en Unidad EE7 (La Ilusión): municipio
noviembre de 2016 en las cabeceras de Calamar (Guaviare), río Itilla
del río Itilla, municipio de Calamar margen izquierda. Bosque muy
(departamento de Guaviare). Las uni- abierto de 15 m, con emergentes
dades evaluadas por el grupo fueron: de 20 m, sotobosque denso y poco
EE3, EV4, EE7, Unidad 1 SN y Unidad diverso con abundancia de Aechmea
2 SN (Estas dos últimas no definidas rubiginosa (Bromeliaceae) y Calathea
originalmente en la cartografia de re- sp. (Marantaceae). Terrazas con
ferencia). drenaje de 3 m de profundidad y 2-3
Unidad EE3 (Cubarral aguado): muni- m por encima de la llanura aluvial
cipio de Calamar (Guaviare), vereda del río Itilla. Relieve plano, suelos
Brisas del Itilla. Bosque bajo de 15 a con mucha hojarasca de 5-10 cm de
20 m, con emergentes de 30 m con profundidad. Presencia de especies
Diámetro a la Altura del Pecho (DAP) como Socratea exorrhiza, Iriartea
hasta de 2 m. Llanura aluvial con pe- deltoidea, Minquartia guianensis,
riodos de inundación hasta de tres Jacaranda copaia, Aspidosperma
meses. Sotobosque denso con alta excelsum, Cedrelinga cateniformis y
presencia de Marantaceae (Calathea), Enterolobium schomburgkii. Coor-
con sectores hasta de 2 ha de Bactris denadas 2° 00’ 55” N – 73° 02’ 51”
de 4-5 m. Relieve plano y suelos mal W. 345 m s.n.m.
drenados. Alta presencia de lianas Unidad 2 SN (Última ilusión): muni-
como Strychnos y Bauhinia. Presen- cipio de Calamar (Guaviare), río Iti-
cia de especies como Astrocaryum lla margen izquierda. Bosque de 20
chambira, Euterpe precatoria, Socra- m con emergentes de 25 m, abier-
tea exorrhiza, Iriartea deltoidea, Ceiba to. Sotobosque denso y poco diver-
pentandra y Couroupita guianensis. so, dominado por Aechmea rubigi-
Coordenadas: 1° 57’ 19.7” N – 72° 51’ nosa (Bromeliaceae) y Calathea sp.
47.6” W. 250 m s.n.m. (Marantaceae). Alta presencia de be-
Unidad EV4 (Flora riparia): se reali- jucos como Bauhinia, Doliocarpus y
zó un recorrido a orilla del río Itilla, Pterocarpus. Alto epifitismo. Terreno
Río Apaporis. Foto: Rodrigo Botero. desde el sector Brisas del Itilla has- fuertemente disectado con depre-
ta la Cachivera del diablo donde se siones hasta de 60 m, cimas cortas
encontraban los chorros y era nave- de 20 a 30 m y muy planas, suelos
gable. La flora riparia de los ríos de con poca hojarasca. Presencia de
aguas claras con árboles hasta de Iriartea deltoidea, Oenocarpus bataua,
15 m, tiene la presencia de especies Socratea exorrhiza, Euterpe precatoria,
como Macrolobium acaciifolium, Eu- Attalea butyracea, Oenocarpus minor
terpe precatoria, Socratea exorrhiza, y Cedrela odorata. Coordenadas: 2°
Bixa urucurana, Vitex orinocensis y 02’ 54” N – 73° 04’ 56” W. 325 m s.n.m.
varias especies de lianas y epífitas.

46 Expediciones científicas en las nuevas áreas del PNN Serranía de Chiribiquete Caracterización biológica 47
Río Yarí
La caracterización biológica se plana a levemente ondulada.
adelantó en el mes de marzo de Coordenadas: 01° 06’ 01,3” N
2017 en la cuenca media del río Yarí, – 74° 17’ 11,6” W. 238 m s.n.m.
municipio de San Vicente del Caguán
(Caquetá). Las unidades evaluadas Unidad EE/ES: departamento de
por los diferentes grupos fueron: BT Caquetá, municipio de San Vicente
(Bosque transicional), SN (Sabanas del Caguán, vereda La Tunia, margen
Naturales), EE/ES, EV4, ES72, ES2 izquierda del río Yarí. Bosque alto de
y ES3. De igual manera se visitaron 30-35 m, árboles con DAP hasta de
dos unidades asociadas a claros 60 cm, sotobosque denso y diverso,
naturales como chagras de viento. moderada presencia de lianas,
relieve plano y suelo con mucha
Unidad BT (Bosque transicional): hojarasca. Presencia de especies
municipio de San Vicente del Caguán como: Oenocarpus bataua, Attalea sp.,
(Caquetá), vereda La Tunia, margen Caryocar glabrum, Courtari guianensis,
izquierda del río Yarí. Bosque bajo y Enterolobium schomburgkii, Socratea
abierto (10-15) con dominancia de exorrhiza y Astrocaryum chambira.
individuos con bajo DAP (máximo Coordenadas: 74°3’ 21,24” W y
de 35 cm), sotobosque abierto, 0°54’40, 93” N.
moderada presencia de lianas como
Bauhinia guianensis. Fisiografía plana Unidad EV4: departamento de
con drenaje de 2-3 m de profundidad, Caquetá, municipio de San Vicente
suelo con bastante hojarasca. del Caguán, vereda La Tunia,
Especies presentes como: Socratea corregimiento Ciudad Yarí, margen
exorrhiza, Oenocarpus bacaba con izquierda del río Yarí. Bosque denso
apariciones de Oenocarpus bataua de 25 m con emergentes de 35
y Euterpe precatoria. Coordenadas: m de altura, creciendo en llanura
01° 05’ 31” N – 74° 16’ 30” W. 265 aluvial, con abundancia de Geonoma
m s.n.m. sp., Bactris sp., y Oenocarpus sp.
(milpesillo). Sotobosque muy denso
Unidad SN (Sabanas naturales): con alta presencia de especies
departamento de Caquetá, municipio de palmas, fisiografía plana con
de San Vicente del Caguán, vereda drenajes de 1 m. Presencia de Sabanas del Yarí. Foto: Rodrigo Botero.
La Tunia, corregimiento Ciudad Yarí, especies como: Astrocaryum jauari,
Sabanas del Yarí, parte sur. Sabanas Oxandra mediocris, Euterpe precatoria,
abiertas dominadas por pastos Combretum laxum, Cecropia peltata,
naturales hasta de 1,5 m y matorrales Triplaris americana, Pseudobombax
de latifoliadas como Miconia spp., munguba, Croton castaneifolius,
Hyptis sp., Rethiniphyllum sp., y Oenocarpus bataua y Aspidosperma
arbustos frecuentes de Curatella excelsum. Coordenadas: 0° 42’ 36,6”
americana (Chaparro). Fisiografía N – 74° 00’ 26,0” W. 235 m s.n.m.

50 Expediciones científicas en las nuevas áreas del PNN Serranía de Chiribiquete


Unidad ES72: departamento de Ca- alto de 30 m, moderadamente denso,
quetá, municipio de San Vicente del suelo con alta presencia de hojarasca,
Caguán, vereda La Tunia, corregimien- topografía plana a ligeramente
to Ciudad Yarí, margen izquierda del ondulada, alto epifitismo y de
río Yarí, 15 km dirección sureste del presencia de lianas, árboles con DAP
río. Bosque de altura media (20 m), hasta de 1 m. Especies como: Iriartea
abierto, diverso, pocos árboles con deltoidea, Astrocaryum chambira y
diámetros mayores a 50 cm, topo- Rethiniphyllum sp. Coordenadas: 0°
grafía plana, suelo con alta hojarasca 43’ 42,0” N – 73° 58’ 45,0” W. 234
(20 cm), alto epifitismo y presencia m s.n.m.
de lianas, frecuente presencia de
claros naturales en áreas mal drena- Unidad Chagras de viento: departa-
das con derrumbamiento de árboles mento de Caquetá, municipio de San
(caídos, no tumbados), sin evidencias Vicente del Caguán, vereda La Tunia,
de actividades antrópicas. Especies corregimiento Ciudad Yarí, margen
como: Cedrelinga cateniformis, Cedre- izquierda del río Yarí. Corresponde a
la odorata, Enterolobium schombur- una Chagra de viento con volcamien-
tos de árboles en una misma direc-
gkii, Caryocar glabrum, Oenocarpus
ción (oriente), bosque abierto y bajo
bataua, Clathrotropis macrocarpa y
de 10-15 m, sotobosque muy denso
Pachira quinata. Coordenadas: 0° 43’
con presencia de Cyperaceae (cor-
45” N – 73° 57’ 45” W. 234 m s.n.m.
tadera), Poaceae (carrizo) y dos es-
Unidad ES2: departamento de pecies dominantes en el dosel: Inga
Caquetá, municipio de San Vicente spp. y Cecropia sciadophylla. Fisio-
del Caguán, vereda La Tunia, grafía plana a ondulada levemente
corregimiento Ciudad Yarí, margen mal drenada y con nacimientos de
izquierda del río Yarí, 15 kilómetros agua. Coordenadas: 0° 42’ 12,3” N –
dirección sur este del río. Bosque 73° 59’ 46,2” W. 238 m s.n.m.

Caracterización biológica 53
FLORA DEL ÁREA DE AMPLIACIÓN
del PNN Serranía de Chiribiquete
en las cabeceras de los ríos Tunia, Itilla y Yarí

Introducción
La Amazonia colombiana ha sido ampliamente explorada durante el último Dairon Cárdenas,
Nórida Marín,
siglo; sin embargo, sigue presentando grandes vacíos de información, Wilson Álvaro,
razón por la cual aún persiste el descubrimiento de nuevas especies, así Jorge Contreras
como de novedades corológicas. En este sentido, vale la pena mencionar y Edwin Paky
las importantes colecciones realizadas por Richard Evans Schultes en la
Amazonia nororiental de Colombia, principalmente en Vaupés, las cuales
han proporcionado a la comunidad botánica un invaluable material que
documenta muchos primeros registros en la región y numerosas especies
nuevas para la ciencia.
De otra parte, un gran aporte al conocimiento de la flora guayanesa de
Colombia han sido los estudios de la Fundación Tropenbos en la región de
Araracuara, sobre la cuenca media del río Caquetá, que fueron divulgados
principalmente a través de la serie “Estudios en la Amazonia colombiana”;
entre ellos vale la pena mencionar la “Flórula de la meseta de arenisca
de la comunidad de Monochoa” (Arbeláez y Callejas 1999) y el “Catálogo
preliminar comentado de la flora del Medio Caquetá” (Sánchez 1997).
También existen en Colombia varios trabajos enfocados al estudio de la
flora de lugares específicos como La Ceiba, en Guainía (Prieto 2001); las
reservas naturales nacionales Nukak y Puinawai, en Guaviare y Guainía,
respectivamente (Etter 2001); la Serranía de Taraira, en Vaupés (Rodríguez
1998); la Serranía de Nakén, en Guainía (Córdoba 1995), y la Serranía del
Chiribiquete, entre Caquetá y Guaviare (Cortés et al. 1998).
Así mismo, trabajos adelantados por el Instituto Amazónico de Investigaciones
Científicas Sinchi, contribuyen significativamente al conocimiento de la
flora del Escudo Guayanés en Colombia, entre los cuales se destaca la “Flora
del Escudo Guayanés en Inírida (Guainía, Colombia)” (Cárdenas 2007);

Foto: Rodrigo Botero Flora del área de ampliación 57


Los estudios “Flora de las Formaciones Rocosas En este sentido, los estudios de ve- La determinación taxonómica de los trada. La presencia de especies ame-
de vegetación
de la Serranía de La Lindosa” getación permiten conocer elemen- especímenes se realizó utilizando la nazadas se definió según la Resolu-
permiten conocer
elementos de gran (Cárdenas et al. 2008); y muy tos de gran relevancia para la con- literatura especializada y las colec- ción 1912 de 2017 (MADS 2017),
relevancia para la recientemente “Plantas y Líquenes servación, como son las especies ciones de referencia depositadas en por medio de la cual se establece el
conservación, como del Parque Nacional Natural Serranía con alguna categoría de amenaza, el Herbario Amazónico Colombiano listado de especies silvestres amena-
son las especies con
de Chiribiquete” (Cárdenas et al. especies endémicas, útiles, de dis- (COAH) del Instituto SINCHI. Además, zadas de la diversidad biológica co-
alguna categoría de
amenaza, especies 2018), donde se documentan las tribución restringida o raras, entre se contó con la ayuda de especialis- lombiana. La presencia de especies
endémicas, útiles, 2.138 especies conocidas allí, parte otras. tas en diferentes grupos taxonómicos endémicas y las novedades corológi-
de distribución fundamental para la declaratoria de para la confirmación y/o determina- cas se definieron según el Catálogo
restringida o raras,
Chiribiquete como “Patrimonio Mixto Documentar la diversidad biológica ción de los especímenes. Por último, de Plantas y Líquenes de Colombia
entre otras. en estas áreas protegidas es impor-
de la Humanidad” según la UNESCO. los especímenes fueron depositados (Bernal et al. 2016).
tante si consideramos que la mitad en la colección general del herbario
La Serranía del Chiribiquete repre- de todas las especies de árboles de la COAH del Instituto Sinchi, para que
senta un enclave dentro de la Ama- Amazonia, podrían estar globalmente
Resultados y discusión
cumpla funciones de material de
zonia colombiana, donde los aflo- amenazadas en un futuro cercano; referencia en posteriores investiga-
ramientos rocosos o tepuyes, han sin embargo los parques naturales, ciones y de soporte técnico a la in-
generado condiciones muy extremas reservas y territorios indígenas tie- formación generada en el proyecto. En las 16 unidades geomorfológicas
para la fauna y la flora de la región. nen la capacidad de proteger la ma- muestreadas se documentaron 1450
En Chiribiquete se encuentran los yor parte estas especies, si son ma- La lista de especies recopilada fue registros (colecciones y observacio-
cuatro tipos principales de forma- nejadas apropiadamente (Ter Steege organizada en seis grandes grupos nes) de plantas que corresponden a
ciones vegetales que han sido regis- et al. 2015); en tal sentido el presen- siguiendo el modelo utilizado por 135 familias, distribuidas en 408 gé-
trados para la provincia Pantepui de te documento aporta información Bernal et al. (2016): hepáticas (Mar- neros y 736 especies (Anexo 1). En el
Venezuela: bosques, matorrales, pra- para definir estrategias de manejo chantiophyta), musgos (Bryophyta), cuadro 1 se evidencia el número de
dera o pastizal y la vegetación pio- y conservación del Parque Nacio- helechos y afines (Pteridophyta), angiospermas, gimnospermas, hele-
nera sobre roca dura en sitios planos nal Natural Serranía de Chiribiquete. gimnospermas y angiospermas. Den- chos, musgos y hepáticas reportadas
y en escarpes (Cortés-B. et al. 1998). tro de cada grupo las plantas fueron en el área de estudio.
agrupadas en orden alfabético de
Los niveles más altos de endemismo
Angiospermas y gimnospermas
Metodología
familias, géneros y especies. Para
se encuentran en los matorrales, las las angiospermas se siguió la clasi-
praderas y la vegetación pionera so- ficación de familias del “Angiosperm En total se registraron 637 especies
bre roca dura, donde posiblemente Las colecciones botánicas fueron re- Phylogeny Group” (APG IV 2016). Los de angiospermas y 3 de gimnosper-
la ausencia de suelo y las condicio- colectadas y procesadas siguiendo nombres científicos se verificaron mas. Las familias de angiospermas
nes extremas de los afloramientos las técnicas estándar para la obten- por medio de bases de datos espe- con más diversidad de especies fue
rocosos propiciaron la evolución de ción de especímenes de herbario. cializadas como The Plant List (The Fabaceae y Rubiaceae con 49 espe-
plantas adaptadas a vivir en estos La recolección se realizó mediante Plant List 2010) y Tropicos (Tropicos cies, seguida de Melastomataceae
ambientes. Mientras que en los bos- recorridos lineales de área variable 2016). con 37, Piperaceae con 30, Areca-
ques, la mayoría de las especies tie- en los diferentes ecosistemas (bos- ceae con 27 especies, Moraceae con
nen una distribución muy amplia, en ques de tierra firme, llanura aluvial, Finalmente, se rastrearon las espe- 23, Marantaceae con 18 especies,
algunos casos extendiéndose a la re- sabanas, arbustales y rastrojos). Los cies útiles, amenazadas, endémicas e Araceae, Malvaceae y Orchidaceae
gión andina y chocoana, evento que briofitos se colectaron sobre los sus- introducidas presentes, así como las con 17 especies cada una (Figura 1);
presupone areales de distribución tratos: materia orgánica en descom- novedades corológicas y taxonómi- las cuales contienen aproximada-
continuos, muy antiguos (Cortés y posición, roca, suelo, hojas vivas y cas, y se presenta un espécimen de mente el 30% de las especies tota-
Franco 1997). corteza de árbol. referencia para cada especie regis- les registradas para las 16 unidades.

58 Expediciones científicas en las nuevas áreas del PNN Serranía de Chiribiquete Flora del área de ampliación 59
Los géneros más diversos fueron
Piper (Piperaceae) y Psychotria (Ru-
biaceae) con 19 especies, seguido
por Miconia (Melastomataceae) con
17, Peperomia (Piperaceae) con 11,
Cuadro 1. Diversidad de familias, géneros y especies Inga (Mimosaceae) con 10, Goepper-
encontradas en las 16 unidades muestreadas.
tia (Marantaceae), Palicourea (Rubia-
Grupo Familia Género Especie ceae) y Phylodendron (Araceae) con
8 especies cada una, Bactris (Are-
Angiospermas 98 345 637
caceae), Ficus (Moraceae) y Protium
Gimnosperma 1 1 3 (Burseraceae) con siete. Estos géne-
Helecho 15 23 53 ros solo abarcan el 17 % de las espe-
Palicourea lasiantha (Rubiaceae). Foto: Jorge Contreras
Hepáticas 6 14 14
cies totales, lo que indica que la ma-
yor parte de los géneros presentes
Musgo 14 25 29
en las unidades están representados
por una o dos especies.

Las gimnospermas reportadas para la


zona de ampliación de Chiribiquete,
corresponden a tres especies de la
familia Zamiaceae: Zamia amazonum,
60
Zamia hymenophyllidia y Zamia ulei.
50
Un aspecto significativo de la com-
Número de especies

posición florística y del número de


40
especies registrado en el área de
30 ampliación es que existen cerca de Erycina cf. pusilla (Orchidaceae). Foto: Jorge Contreras
311 especies no documentadas para
20 el Parque Nacional Natural Serranía
de Chiribiquete, según las 2.138 es-
10 pecies de las “Plantas y Líquenes de
Chiribiquete” (Cárdenas et al. 2017);
0
e e e e e e e e e e e e e e y mucho más significativo si se tie-
cea cea cea cea cea cea cea cea cea cea cea cea cea cea ne en cuenta las 549 especies regis-
ba ia ta ra ca ra ta Ara lva ida na a
yn rse
ra era
Fa Rub oma ipe Are Mo aran a c h n o c p tradas en anteriores publicaciones
st
P
M
M
O
r An po Bu Cy
a A para el Parque Chiribiquete (Estrada
el
M
y Fuertes 1993) y Cortés (1996). Lo
Figura 1. Familias con mayor diversidad de especies.
anterior resalta la importancia en
cuanto al incremento de la represen-
tatividad de especies de Chiribique-
te con la ampliación. Ionopsis utricularioides (Orchidaceae). Foto: Jorge Contreras

60 Expediciones científicas en las nuevas áreas del PNN Serranía de Chiribiquete Flora del área de ampliación 61
Helechos y afines región; el más reciente el de Campos
et al. (2015). 4%
Para los helechos y afines se regis- 2%
tran 53 especies agrupadas en 15 El sustrato en donde se estable-
familias. La familia con mayor núme- cen principalmente las especies de 24 %
ro de especies es Polypodiaceae con briófitos es la corteza de los árboles 49 % Corteza de árbol
13, seguida de Pteridaceae con siete, (49%) (Figura 2.). Este alto porcenta-
Hojas vivas

Aspleniaceae y Selaginellaceae con 21 % Mat. orgánico descompuesto


je de preferencia de sustrato, se debe Roca
seis especies cada una y Cyathea- a que la colonización de cortezas es
Suelo

ceae y Hymenophyllaceae con cua- una adaptación hacia la utilización


tro especies cada una. Los géneros del agua como recurso generalmen-
Asplenium, Microgramma y Selagi- te sobrante en las plantas hospede- Figura 2. Preferencia del sustrato donde se establecen los musgos y
nella son los más diversos con seis ras (Pócs 1982). Los briófitos epífitos
hepáticas en la zona de estudio.
Mollia lepidota (Tiliaceae). Foto: Jorge Contreras
especies, seguido de Adiantum con son importantes porque regulan la
cinco y Cyathea y Trichomanes con humedad, reteniendo el agua lluvia
cuatro especies cada uno. que se traslada por los troncos en Novedades corológicas
épocas de menor suministro hídri-
Entre las especies registradas se en-
Briófitos co, y de manera indirecta participan
contraron 54 nuevos registros para la
en la renovación del dosel, ya que el
De acuerdo a los muestreos realiza- flora de Colombia, los cuales no se
peso excesivo de las comunidades documentan en el Catálogo de Plan-
dos se registran 255 ejemplares, per-
de estas plantas influye directamen- tas y Líquenes de Colombia (Bernal et
tenecientes a 43 especies de briófi-
tos, 29 pertenecen a musgos y 14 a te en la caída de ramas y parte de las al. 2016). Así mismo, se registró una
hepáticas. Las especies de musgos copas. Con ello se facilitan procesos especie nueva para la ciencia: Mouta-
están organizadas en 14 familias y de la dinámica forestal al activar el bea charthacea (Aymard y Campbell);
23 géneros. Las familias con el ma- reciclaje de materia orgánica (Agui- recolectada en el departamento de
yor número de géneros y especies rre y Rangel 2007). Guaviare, municipio de Calamar, río
Dichorisandra hexandra (Commelinaceae). Foto: Jorge Contreras son: Sematophyllaceae (5 géneros Tunia margen izquierda, en un bos-
Se reporta el hallazgo de dos ejem-
– 9 especies), Pilotrichaceae (4–5) e que de tierra firme, de altura media
plares de Frullania nodulosa (Frulla-
Hypnaceae (3-3); las demás familias (20 m), abierto, con apariciones de
niaceae) en la zona de ampliación.
presentan un género y una especie bosque bajo, abierto y mal drenado.
Esta especie, según Gradstein y Uribe
cada una. Los géneros con mayor ri-
(2011), es ampliamente distribuida
queza de especies son: Sematophy-
en tierras bajas de América tropical Especies endémicas
llum y Trichosthelium con 3 especies
y solamente conocida para la Ama- Las especies endémicas son regis-
cada uno. Las especies de hepáticas
zonia, pero sorprendentemente tie- tros muy importantes en el senti-
están agrupadas en seis familias y 14
ne muy pocos registros de colección do de que es responsabilidad ex-
géneros; la familia con el mayor nú-
en los herbarios; por ejemplo, en el clusiva de Colombia protegerlas,
mero de géneros y especies es: Le-
Herbario Amazónico Colombiano dado que no se encuentran en nin-
jeuneaceae (9 géneros - 9 especies).
(COAH), solamente hay seis ejempla- gún otro lugar del mundo y por
(Tabla 1). La familia Lejeuneaceae es
res de esta especie; dos de ellos son tanto deben ser incluidas en un
la más dominante en la Amazonia co-
del área de la presente investigación área con alguna figura de protec-
Aechmea rubiginosa (Bromeliaceae). Foto: Jorge Contreras
lombiana; así lo confirman los estu-
(río Tunia y río Itilla). ción que garantice su conservación.
dios de briófitos realizados para esta

62 Expediciones científicas en las nuevas áreas del PNN Serranía de Chiribiquete Flora del área de ampliación 63
En total se registraron tres especies do las estrategias contempladas en principalmente en zonas abiertas y o alcaloides, susceptibles de ser uti-
endémicas para Colombia: Virola los “Planes de Manejo para la Con- perturbadas (Tropicos, 2017), consi- lizadas a gran escala.
schultesii (Myristicaceae) registrada servación de Especies Amenazadas” derada una las especies más agre-
Tóxicos: especies empleadas como
únicamente en la Amazonia colom- su ocurrencia en el área de estudio sivas y catalogada como especie de
venenos para cacería o que se reco-
biana en los departamentos de aporta elementos para sustentar la alto riesgo de invasión (Cárdenas et
nocen como nocivas para el hombre.
Caquetá y Vaupés; Piper calanyanum importancia de ampliación de Chiri- al. 2011), está invadiendo las Saba-
(Piperaceae) Caquetá y Putumayo y biquete en esta zona. nas del Yarí. Construcción: especies empleadas
Teliostachya petraea (Acanthaceae) en el techado, pisos y amarre de las
en Guaviare. Estos registros son
Especies introducidas Especies útiles viviendas indígenas.
muy importantes en la medida en
Para evaluar el uso de la vegetación Psicotrópicas: especies que produ-
que solo se encuentran en nuestro Las especies introducidas son ca-
se consideraron las categorías utili- cen efectos sobre el sistema nervio-
país. Además de eso, estas especies paces de traspasar barreras geográ-
zadas en la base de datos del Herba- so.
requieren mantener las condiciones ficas, ambientales y de dispersión,
rio Amazónico Colombiano (COAH), De las 189 especies con potenciali-
en las cuales se originó su linaje; provocando desequilibrios ecológi-
las cuales no son mutuamente ex- dades de uso registradas en el área
por tanto, un cambio en su hábitat cos como cambios en la composición
cluyentes. Para este trabajo los colo- de ampliación, el mayor número co-
implicará cambios evolutivos, o de las especies, desplazamiento de
rantes se incluyeron dentro de la ca- rresponde a las utilizadas con fines
simplemente la desaparición de la especies nativas, pérdida de biodi-
tegoría Artesanal. Las categorías son medicinales (83 especies), entre las
especie (Ricklefs 2006). versidad o la posible transmisión de
las siguientes: que se destacan: Couma macrocarpa
enfermedades (Cárdenas et al. 2011).
En la actualidad, las invasiones bio- Alimento: especies del bosque, (pendare) (Jacaranda copaia (chinga-
Especies amenazadas lé), Piper spp. (cordoncillos), Potalia
lógicas son consideradas la segunda usadas como comestibles.
Según la Resolución 1912 de 2017 causa de pérdida de biodiversidad y resinifera (curarina), Urera baccifera
del Ministerio de Ambiente y Desa- Medicinal: incluye especies con pro- (ortiga). Una segunda categoría de
uno de los cinco principales motores
rrollo Sostenible en Colombia se re- piedades curativas y preventivas. uso corresponde a plantas utilizadas
de cambio en el mundo (McNeely
gistran 791 especies amenazadas. 2001). Su impacto es comparable a como alimento (65 especies), dentro
Maderable: especies utilizadas
En este trabajo se han registrado la sobreexplotación de poblaciones de las cuales se encuentran: Euterpe
para la construcción de viviendas
tres: Cedrela odorata (cedro) y Pa- silvestres, la alteración de ciclos bio- precatoria (asaí), Oenocarpus bataua
en la región y madera comercial de
chira quinata (Bombacaceae) que se geoquímicos, al aumento de las con- (mil pesos), Caryocar glabrum (cas-
aserrío.
encuentran en la categoría En Peligro taño), Aechmea rubiginosa (piña de
centraciones atmosféricas de gases
(EN), debido principalmente a la so- Artesanal: especies utilizadas como monte), Manilkara bidentata (balata),
causantes del efecto invernadero y
breexplotación de madera. Cedrela colorantes, fibras para cestería, Theobroma obovatum (cacao) y Re-
a las modificaciones de la cobertura
odorata es una de las especies con pulpa para elaboración artesanal de nealmia alpinia (mata andrea).
vegetal por cambios en el uso de la
mayor demanda en el mundo y Pa- papel, maderas para talla, semillas y
tierra (Cárdenas et al. 2011). Para uso maderable se encuentran
chira quinata principalmente en los recipientes.
63 especies entre las que se desta-
departamentos de Atlántico, Casana- En Colombia existen 274 especies Ornamental: especies potenciales, can: Minquartia guianensis (acapú),
re y Magdalena (Cárdenas y Salinas de plantas introducidas (Cárdenas et empleadas en el ornato y decoración Ceiba pentandra (ceiba), Cedrela odo-
2007; Cárdenas et al., 2015). La es- al. 2010); la mayor cantidad se ha en- de espacios. rata (cedro), Calophyllum brasiliense
pecie Thysananthus amazonicus (Le- contrado en las áreas fragmentadas. (cachicamo), Aspidosperma spp. (cos-
jeuneaceae) está en la categoría Vul- En este ejercicio se encontraron tres Combustible: especies utilizadas
tillo), Cedrelinga cateniformis (acha-
nerable (VU) debido a la destrucción especies introducidas: Angelonia an- como leña y para alumbrado.
po) y diferentes especies de Lecythi-
de su hábitat natural (Linares y Uribe gustifolia, Caladium bicolor e Impera- Industrial: incluye especies con alta daceae, Lauraceae, Myristicaceae,
2002). En este sentido y consideran- ta brasiliensis; esta última, que crece producción de látex, resinas, aceites etc. La categoría Combustible, con

64 Expediciones científicas en las nuevas áreas del PNN Serranía de Chiribiquete Flora del área de ampliación 65
40 especies, dentro de las cuales se of the Colombian Amazon. Caldasia Cárdenas, D., N. Castaño, S. Sua, L. Quin- de Colombia. Universidad Nacional
encuentran: Tapirira guianensis, Bixa 37(1):47-59. tero, M. Bernal, S. Guerrero, L. Ma- de Colombia, Bogotá.
urucurana, Crepidospermum rhoifo- niguaje, L. Rivera, M. Rodríguez, H. Linares, E., y J. Uribe. (2002). Libro Rojo
Cárdenas, D., M. F. González, N. Marín, S.
lium, Goupia glabra, Inga thibaudiana, Arango, A. Vásquez J. Cabrera, A. Gi- de briófitas de Colombia. Colombia:
Sua y J. Betancur. (2018). Plantas y
Pouteria cuspidata y Apeiba aspera. raldo, J. González, A. Mena, C. Gutié- Instituto de Ciencias Naturales, Uni-
líquenes del Parque Nacional Natural
rrez, L. Rivera, M. Morales, L. Pedraza, versidad Nacional de Colombia, Mi-
Serranía de Chiribiquete, Colombia.
Otras categorías que registran menor G. Martínez. (2015). Planes de Mane- nisterio del Medio Ambiente. 170 p.
Colombia Amazónica, 10: 205-234.
número de plantas útiles son: Artesa- jo para la Conservación de Abarco,
Cárdenas, D., N. Castaño-A. y J. Cárdenas- McNeely, J. A., H. A Mooney, L. E. Neville,
nal con 34 especies como, Aspidos- Caoba, Cedro, Palorosa, y Canelo de
Toro. (2011). Plantas introducidas, P. J. Schei y J. K. Waage. (2001). Global
los Andaquíes. Bogotá, Colombia:
perma excelsum, Astrocaryum cham- establecidas e invasoras en Amazonia Strategy on Invasive Alien Species.
Instituto Amazónico de Investigacio-
bira, Socratea exorrhiza, Simarouba Colombiana. Instituto Amazónico de IUCN, Gland, Switzerland and Cam-
nes Científicas Sinchi. 201 p.
amara y Phenakospermum guyannen- Investigaciones Científicas Sinchi. bridge, UK. 50 p.
se. En Ornamental y Construcción se Bogotá, D.C. Colombia. 154 pp. Churchill, S. P. (2016). Bryophyta Pócs, T. (1982). Tropical forest bryo-
agrupan 22 especies para cada cate- (musgos). En: R. Bernal, S. R. Gradstein phytes. En: Smith, A. J. E. (Eds.).
Cárdenas, D., N Castaño y J. Cárdenas. y M. Celis (Eds.).  Catálogo de plantas
goría; Aphelandra acuminata, Episcia Bryophyte Ecology (pp. 59-104). USA:
(2010). Análisis de riesgo de espe- y líquenes de Colombia. Universidad
reptans, Heliconia velutina, Schizaea Cambridge University Press.
cies de plantas introducidas para Co- Nacional de Colombia, Bogotá.
elegans y Euterpe precatoria son es- lombia. Instituto de Investigaciones Ricklefs R. E. (2006). Evolutionary diversi
pecies con potencial ornamental y de Recursos Biológicos Alexander COAH Herbario Amazónico Colombiano, cation and the origin of the diversity-
Aspidosperma excelsum, Minquartia von Humboldt. Bogotá D. C., Colom- Instituto Amazónico de Investiga- environment relationship. Ecology
guianensis, Cedrelinga cateniformis, bia 200 p. ciones Científicas Sinchi. Coleccio- 87: S3–13.
pseudolmedia laevis son utilizadas nes en Línea. Publicado en Internet Ter Steege, H., N. C. A. Pitman, T. J. Ki-
Cárdenas, D. N. Castaño, M. Zubieta, <http://www.sinchi.org.co/coleccio-
en construcción. La categoría Cultu- M. Jaramillo. (2008). Flora de las lleen, W. F. Laurance, C. A. Peres, J. E.
nesbiologicas/index.php?option=- Guevara, R.P. Salomão, C. V. Castilho,
ral cuenta con siete especies: Bixa formaciones rocosas de la Serranía com_herbariov_oc&Itemid=29 I. L. Amaral, F. D. de Almeida Matos,
urucurana, Goupia glabra, Renealmia de La Lindosa. Bogotá, Colombia: Ins-
Gradstein, S. R. (1992). The vanishing L. de Souza Coelho, W. E. Magnusson,
alpinia, Besleria aggregata, Drymonia tituto Amazónico de Investigaciones
tropical rain forest as an environment O. L. Phillips, D. de A. de Lima Filho,
coccinea, Clidemia octona, Cedrelinga Científicas Sinchi. Bogotá, Colombia,
162 pp. for bryophytes and lichens. En: J.W. M. de J. Veiga Carim, M. V. Irume, M.
cateniformis y Psychotria platypoda;
Bates y A. M. Farmer (Eds.), Bryophytes Pires Martins, J.-F. Molino, D. Sabatier,
y la Industrial con cuatro: Manilkara Cárdenas, D. (Ed.). (2007). Flora del and lichens in a changing F. Wittmann, D. Cárdenas et al. Esti-
bidentata, Picramnia sellowii, Uncaria Escudo Guayanés en Inírida (Guainía, environment (pp. 32-256). Oxford, mating the global conservation sta-
guianensis y Micropholis guyanensis. Colombia). Instituto Amazónico de Great Britain: Clarendon Press. tus of more than 15,000 Amazonian
Investigaciones Científicas Sinchi.
Gradstein S. R. y J. Uribe. (2011). A tree species. Science Advances. 1,
Bogotá, Colombia, 186 pp.
synopsis of the Frullaniaceae e1500936 (2015).

Referencias
Cárdenas, D. y N. R. Salinas (Eds.). (2007). (Marchantiophyta) from Colombia. The Plant List. (2010). Versión 1.
Libro rojo de plantas de Colombia. Caldasia 33(2): 367-396. Published on the Internet; <http://
Volumen 4. Especies maderables
Aguirre, J. y Rangel-Ch. J. O. (2007). Gradstein, S. R. y J. Uribe. (2016). Mar- www.theplantlist.org/> [accesado 15
amenazadas: Primera parte. Serie li-
Amenazas a la conservación de las chantiophyta (hepáticas). En: R. de diciembre de 2016]. 
bros rojos de especies amenazadas
especies de musgos y líquenes en de Colombia. Bogotá, Colombia. Ins- Bernal, S.R. Gradstein y M. Celis Tropicos.org. Missouri Botanical Garden.
Colombia, una aproximación inicial. tituto Amazónico de Investigaciones (Eds.). Catálogo de plantas y líquenes (05 de abril de 2016)
Caldasia 29(2):235-262. Científicas Sinchi. Ministerio de Am-
Campos L., H. Ter Steege y J. Uribe. biente, Vivienda y Desarrollo Territo-
(2015). The epiphytic bryophyte flora rial, 232 pp.

66 Expediciones científicas en las nuevas áreas del PNN Serranía de Chiribiquete Flora del área de ampliación 67
Anexo 1 BIXACEAE CANNABACEAE CONNARACEAE
Grupo taxonómico, familia y especies presentes en las 16 unidades muestreadas Bixa urucurana Celtis iguanaea Cnestidium rufescens
Rourea camptoneura
BORAGINACEAE CARYOCARACEAE
ANGIOSPERMAS Cordia bicolor Caryocar glabrum CONVOLVULACEAE
ACANTHACEAE Blepharodon sp. Attalea butyracea Cordia exaltata Caryocar glabrum Dicranostyles holostyla
Aphelandra aurantiaca Couma macrocarpa Attalea insignis Cordia nodosa Maripa paniculata
Aphelandra sp. Himatanthus articulatus Attalea sp. Cordia sp. CELASTRACEAE
Justicia sp. Himatanthus attenuatus Bactris acanthocarpa Hippocratea volubilis COSTACEAE
Lepidagathis alopecuroidea Lacmellea edulis Bactris brongniartii BROMELIACEAE Prionostemma asperum Costus arabicus
Ruellia sp. Mandevilla hirsuta Bactris corossilla Aechmea contracta Salacia sp. Costus chartaceus
Ruellia tubiflora Mandevilla scabra Bactris fissifrons Aechmea nidularioides Tontelea sp. Costus longebracteolatus
Teliostachya petraea Odontadenia macrantha Bactris maraja Aechmea rubiginosa Costus scaber
Trichanthera sp. Tabernaemontana heterophylla Bactris simplicifrons Aechmea sp. CHRYSOBALANACEAE Costus spiralis
Tabernaemontana sananho Bactris sp. Aechmea tillandsioides Couepia macrophylla
ACHARIACEAE Tabernaemontana siphilitica Chamaedorea pauciflora Ananas nanus Hirtella brachystachya CUCURBITACEAE
Mayna odorata Chamaedorea pinnatifrons Bromelia balansae Hirtella bullata Cayaponia ophthalmica
AQUIFOLIACEAE Desmoncus giganteus Guzmania lingulata Hirtella elongata Gurania eriantha
AMARANTHACEAE Ilex sp. Euterpe precatoria Pepinia caricifolia Hirtella pilosissima Gurania rhizantha
Chamissoa altissima Geonoma camana Vriesea dubia Hirtella racemosa Gurania sp.
ARACEAE Geonoma deversa Vriesea heliconioides Hirtella sp.
ANACARDIACEAE Anthurium clavigerum Geonoma maxima Licania hypoleuca CYCLANTHACEAE
Spondias mombin Anthurium eminens Hyospathe elegans BURSERACEAE Parinari montana Asplundia cymbispatha
Tapirira guianensis Anthurium gracile Iriartea deltoidea Crepidospermum goudotianum Parinari parilis Evodianthus funifer
Anthurium kunthii Mauritia flexuosa Crepidospermum rhoifolium Parinari rodolphii Thoracocarpus bissectus
ANNONACEAE Anthurium obtusum Oenocarpus bacaba Dacryodes amplectans Parinari sp.
Anaxagorea phaeocarpa Caladium bicolor Oenocarpus bataua Dacryodes sp. CYPERACEAE
Anaxagorea sp. Heteropsis flexuosa Oenocarpus minor Protium amazonicum CLUSIACEAE Becquerelia cymosa
Annona ambotay Monstera spruceana Socratea exorrhiza Protium calanense Chrysochlamys dependens Calyptrocarya bicolor
Annona edulis Philodendron barrosoanum Protium ferrugineum Clusia cf. leprantha Calyptrocarya glomerulata
Duguetia latifolia Philodendron colombianum ASTERACEAE Protium glabrescens Clusia columnaris Cyperus aggregatus
Duguetia quitarensis Philodendron deflexum Clibadium pentaneuron Protium leptostachyum Clusia grandiflora Cyperus miliifolius
Duguetia spixiana Philodendron elaphoglossoides Condylidium iresinoides Protium robustum Clusia leprantha Cyperus sp.
Guatteria guianensis Philodendron exile Mikania sp. Protium sagotianum Clusia sp. Diplasia karatifolia
Guatteria ucayaliana Philodendron hylaeae Tetragastris panamensis Garcinia acuminata Eleocharis minima
Oxandra mediocris Philodendron linnaei BEGONIACEAE Trattinnickia boliviana Garcinia brasiliensis Hypolytrum longifolium
Xylopia amazonica Philodendron pedatum Begonia glabra Trattinnickia peruviana Hypolytrum strictum
Xylopia benthamii Philodendron wittianum COMBRETACEAE Rhynchospora cariciformis
Xylopia ligustrifolia BIGNONIACEAE CACTACEAE Buchenavia parvifolia Rhynchospora sp.
Xylopia parviflora ARALIACEAE Adenocalymma cladotrichum Pseudorhipsalis amazonica Combretum laxum Scleria cyperina
Dendropanax arboreus Amphilophium pulverulentum Strophocactus wittii Scleria martii
APOCYNACEAE ARECACEAE Bignonia corymbosa COMMELINACEAE
Aspidosperma desmanthum Astrocaryum chambira Fridericia mollis CALOPHYLLACEAE Dichorisandra hexandra DICHAPETALACEAE
Aspidosperma excelsum Astrocaryum gynacanthum Jacaranda copaia Calophyllum brasiliense Dichorisandra ulei Tapura acreana
Aspidosperma rigidum Astrocaryum jauari Marila tomentosa Dichorisandra villosula Tapura amazonica

68 Expediciones científicas en las nuevas áreas del PNN Serranía de Chiribiquete Flora del área de ampliación 69
DILLENIACEAE Eriosema crinitum GOUPIACEAE LECYTHIDACEAE Theobroma obovatum Miconia centrodesma
Curatella americana Hymenaea oblongifolia Goupia glabra Couratari guianensis Theobroma subincanum Miconia dolichorrhyncha
Doliocarpus hispidus Hymenaea reticulata Couroupita guianensis Waltheria glomerata Miconia elata
Neodillenia coussapoana Hymenolobium heterocarpum HAEMODORACEAE Eschweilera andina Miconia fosteri
Tetracera willdenowiana Indigofera suffruticosa Xiphidium caeruleum Eschweilera bracteosa MARANTACEAE Miconia inaequalifolia
Inga brachyrhachis Eschweilera coriacea Calathea crotalifera Miconia nervosa
ELAEOCARPACEAE Inga capitata HELICONIACEAE Eschweilera parviflora Goeppertia altissima Miconia phanerostila
Sloanea porphyrocarpa Inga cylindrica Heliconia acuminata Eschweilera sp. Goeppertia capitata Miconia prasina
Sloanea pubescens Inga heterophylla Heliconia hirsuta Gustavia hexapetala Goeppertia contrafenestra Miconia pterocaulon
Sloanea sp. Inga japurensis Heliconia psittacorum Gustavia poeppigiana Goeppertia fragilis Miconia punctata
Inga longifolia Heliconia spathocircinata Goeppertia inocephala Miconia rufescens
ERYTHROXYLACEAE Inga nobilis Heliconia stricta LINDERNIACEAE Goeppertia latifolia Miconia serrulata
Erythroxylum mucronatum Inga pezizifera Heliconia velutina Lindernia diffusa Goeppertia micans Miconia sp.
Inga sp. Goeppertia variegata Miconia stenostachya
EUPHORBIACEAE Inga thibaudiana HERNANDIACEAE LOGANIACEAE Hylaeanthe unilateralis Miconia tomentosa
Alchornea discolor Machaerium cuspidatum Sparattanthelium sp. Potalia elegans Ischnosiphon arouma Mouriri myrtilloides
Alchornea glandulosa Machaerium macrophyllum Potalia resinifera Ischnosiphon hirsutus Mouriri sp.
Conceveiba guianensis Machaerium multifoliolatum HUMIRIACEAE Strychnos amazonica Ischnosiphon leucophaeus Ossaea cucullata
Croton castaneifolius Machaerium myrianthum Humiriastrum piraparanense Ischnosiphon macarenae Tococa bullifera
Croton matourensis Machaerium sp. LORANTHACEAE Ischnosiphon puberulus Tococa guianensis
Croton trinitatis Macrolobium acaciifolium HYPERICACEAE Oryctanthus alveolatus Monotagma laxum Tococa sp.
Hevea guianensis Mimosa pudica Vismia baccifera Monotagma secundum
Mabea nitida Parkia pendula Vismia cayennensis MALPIGHIACEAE Monotagma spicatum MELIACEAE
Mabea piriri Parkia velutina Bunchosia decussiflora Cedrela odorata
Maprounea guianensis Pseudopiptadenia suaveolens LAMIACEAE Byrsonima concinna MARCGRAVIACEAE Guarea grandifolia
Micrandra siphonioides Senegalia polyphylla Aegiphila moldenkeana Byrsonima crispa Marcgravia pedunculosa Guarea macrophylla
Pausandra trianae Senna silvestris Amasonia campestris Byrsonima spicata Marcgraviastrum mixtum Trichilia quadrijuga
Sapium jenmannii Stryphnodendron microstachyum Hyptis dilatata Tetrapterys calophylla
Swartzia leptopetala Hyptis mutabilis Tetrapterys sp. MELASTOMATACEAE MENISPERMACEAE
FABACEAE Tachigali guianensis Vitex orinocensis Aciotis purpurascens Abuta grandifolia
Aeschynomene pratensis Tachigali sp. Vitex sp. MALVACEAE Bellucia strigosa Abuta imene
Aldina latifolia Tephrosia sessiliflora Apeiba aspera Blakea rosea Abuta pahnii
Bauhinia guianensis Zygia cataractae LAURACEAE Apeiba macropetala Clidemia octona Cissampelos andromorpha
Calliandra tergemina Zygia inaequalis Aiouea grandifolia Ceiba pentandra Clidemia septuplinervia Curarea tecunarum
Cedrelinga cateniformis GENTIANACEAE Aiouea sp. Eriotheca macrophylla Clidemia sp. Orthomene schomburgkii
Centrosema angustifolium Chelonanthus purpurascens Aniba cylindriflora Lueheopsis althaeiflora Graffenrieda limbata Sciadotenia toxifera
Clathrotropis glaucophylla Aniba guianensis Lueheopsis schultesii Henriettea ovata
Clathrotropis macrocarpa GESNERIACEAE Aniba hostmanniana Matisia ochrocalyx Henriettea sp. MORACEAE
Clitoria guianensis Besleria aggregata Aniba sp. Mollia gracilis Leandra chaetodon Brosimum acutifolium
Cynometra marginata Codonanthe sp. Endlicheria krukovii Mollia lepidota Leandra solenifera Brosimum guianense
Deguelia scandens Codonanthopsis crassifolia Nectandra cuspidata Pachira quinata Leandra sp. Brosimum lactescens
Desmodium sp. Drymonia coccinea Ocotea argyrophylla Pseudobombax munguba Maieta guianensis Brosimum longifolium
Dialium guianense Drymonia pendula Ocotea oblonga Sida acuta Maieta poeppigii Clarisia racemosa
Dioclea sp. Episcia reptans Ocotea rhodophylla Sterculia apeibophylla Miconia abbreviata Ficus gomelleira
Enterolobium schomburgkii Sterculia frondosa Miconia albicans Ficus guianensis

70 Expediciones científicas en las nuevas áreas del PNN Serranía de Chiribiquete Flora del área de ampliación 71
Ficus krukovii OLACACEAE PIPERACEAE Olyra ciliatifolia Geophila repens SALICACEAE
Ficus obtusifolia Heisteria acuminata Peperomia angustata Olyra latifolia Isertia hypoleuca Casearia commersoniana
Ficus piresiana Heisteria ovata Peperomia elongata Olyra longifolia Isertia rosea Casearia javitensis
Ficus sphenophylla Minquartia guianensis Peperomia emarginella Otachyrium versicolor Palicourea acuminata Casearia pitumba
Ficus trigona Peperomia glabella Panicum rudgei Palicourea conferta Hasseltia floribunda
Helicostylis elegans ONAGRACEAE Peperomia macrostachya Pharus latifolius Palicourea lasiantha Laetia sp.
Helicostylis scabra Ludwigia nervosa Peperomia philipsonii Palicourea longiflora Xylosma benthamii
Maquira calophylla Peperomia putumayoensis PODOSTEMACEAE Palicourea lucidula
Maquira coriacea ORCHIDACEAE Peperomia rotundifolia Apinagia sp. Palicourea nigricans SAPINDACEAE
Naucleopsis glabra Acianthera discophylla Peperomia serpens Palicourea subspicata Cupania latifolia
Perebea guianensis Catasetum sp. Peperomia sp. POLYGALACEAE Palicourea triphylla Matayba sp.
Perebea mennegae Dichaea sp. Peperomia uaupesensis Moutabea sp. Psychotria bertieroides Serjania sp.
Perebea xanthochyma Dichaea splitgerberi Piper aduncum Polygala sp. Psychotria borjensis
Pseudolmedia laevigata Dichaea trulla Piper anonifolium Psychotria brachiata SAPOTACEAE
Pseudolmedia laevis Erycina pusilla Piper arboreum POLYGONACEAE Psychotria buchtienii Manilkara bidentata
Trymatococcus amazonicus Koellensteinia graminea Piper brasiliense Coccoloba caracasana Psychotria campyloneura Micropholis guyanensis
Palmorchis puber Piper bredemeyeri Coccoloba excelsa Psychotria capitata Micropholis venulosa
MYRISTICACEAE Polystachya foliosa Piper calanyanum Coccoloba sp. Psychotria gracilenta Pouteria baehniana
Iryanthera crassifolia Scaphyglottis prolifera Piper camiloi Triplaris americana Psychotria hoffmannseggiana Pouteria cuspidata
Iryanthera elliptica Scaphyglottis stellata Piper claudicans Psychotria iodotricha Sarcaulus brasiliensis
Iryanthera laevis Specklinia picta Piper leticianum PRIMULACEAE Psychotria microbotrys
Iryanthera polyneura Sudamerlycaste sp. Piper macerispicum Ardisia guianensis Psychotria officinalis SIMAROUBACEAE
Iryanthera sp. Trichosalpinx orbicularis Piper macrotrichum Clavija ornata Psychotria platypoda Simarouba amara
Osteophloeum platyspermum Vanilla mexicana Piper maranyonense Cybianthus sp. Psychotria poeppigiana
Virola calophylla Vanilla palmarum Piper molliusculum Stylogyne longifolia Psychotria racemosa SIPARUNACEAE
Virola elongata Wullschlaegelia calcarata Piper obliquum Psychotria sacciformis Siparuna decipiens
Virola loretensis Piper obtusilimbum PUTRANJIVACEAE Psychotria sp. Siparuna guianensis
Virola schultesii OROBANCHACEAE Piper poporense Drypetes variabilis Psychotria stenostachya Siparuna macrotepala
Virola sp.1 Escobedia grandiflora Piper sp. Psychotria ulviformis Siparuna sessiliflora
Virola sp.2 Piper subcordulatum ROSACEAE Psychotria variegata
PASSIFLORACEAE Piper variegatum Prunus rotunda Randia armata SMILACACEAE
MYRTACEAE Passiflora sp. Remijia longifolia Smilax longifolia
Calyptranthes speciosa PLANTAGINACEAE RUBIACEAE Rustia thibaudioides Smilax sp.
Myrcia sp. PHYLLANTHACEAE Angelonia angustifolia Alibertia sp. Sabicea amazonensis
NYCTAGINACEAE Amanoa sp. Bertiera guianensis Simira erythroxylon SOLANACEAE
Neea floribunda Discocarpus spruceanus POACEAE Borreria capitata Sipanea hispida Lycianthes sp.
Hieronyma alchorneoides Anthaenantia lanata Calycophyllum megistocaulum Spermacoce sp. Solanum anisophyllum
OCHNACEAE Hieronyma oblonga Axonopus aureus Calycophyllum sp. Tocoyena sp. Solanum barbeyanum
Cespedesia spathulata Phyllanthus caroliniensis Chusquea sp. Capirona decorticans Uncaria guianensis
Ouratea sp. Ichnanthus panicoides Cordiera macrophylla STEMONURACEAE
Ouratea weberbaueri PICRAMNIACEAE Imperata brasiliensis Duroia hirsuta RUTACEAE Discophora guianensis
Sauvagesia erecta Picramnia sellowii Lasiacis divaricata Duroia micrantha Ertela trifolia
Touroulia guianensis Ocellochloa stolonifera Geophila cordifolia Spathelia ulei STRELITZIACEAE
Phenakospermum guyannense

72 Expediciones científicas en las nuevas áreas del PNN Serranía de Chiribiquete Flora del área de ampliación 73
STYRACACEAE GIMNOSPERMA LYCOPODIACEAE HEPÁTICAS BARTRAMIACEAE PHYLLODREPANIACEAE
Styrax guyanensis ZAMIACEAE Palhinhaea cernua THELYPTERIDACEAE Philonotis uncinata Phyllodrepanium falcifolium
Zamia amazonum Thelypteris arborescens BRACHYTHECIACEAE
THEACEAE Zamia hymenophyllidia METAXYACEAE FOSSOMBRONIACEAE Zelometeorium recurvifolium PILOTRICHACEAE
Gordonia fruticosa Zamia ulei Metaxya rostrata Fossombronia porphyrorhiza Callicostella sp.
POLYPODIACEAE CALYMPERACEAE Crossomitrium acuminatum
ULMACEAE PTERIDOPHYTOS y AFINES Campyloneurum phyllitidis FRULLANIACEAE Calymperes lonchophyllum Crossomitrium epiphyllum
Ampelocera edentula ASPLENIACEAE Microgramma megalophylla Frullania nodulosa Calymperes sp. Lepidopillum sp.
Asplenium auritum Microgramma percussa Pilotrichum sp.
URTICACEAE Asplenium juglandifolium Microgramma persicariifolia LEJEUNEACEAE FISSIDENTACEAE
Cecropia membranacea Asplenium pearcei Microgramma reptans Archilejeunea sp. Fissidens sp. SEMATOPHYLLACEAE
Cecropia peltata Asplenium serratum Microgramma tecta Bryopteris diffusa Acroporium pungens
Coussapoa orthoneura Asplenium sp. Microgramma thurnii Ceratolejeunea sp. HYPNACEAE Colobodontium vulpinum
Pilea sp. Asplenium stuebelianum Moranopteris caucana Cyclolejeunea peruviana Ectropothecium leptochaeton Sematophyllum galipense
Pourouma bicolor ATHYRIACEAE Moranopteris taenifolia Lejeunea sp. Rhacopilopsis trinitensis Sematophyllum sp.
Pourouma minor Diplazium centripetale Pecluma hygrometrica Neurolejeunea breutelii Vesicularia vesicularis Sematophyllum subsimplex
Urera baccifera Pleopeltis bombycina Odontolejeunea rhomalea Taxythelium planum
BLECHNACEAE Pleopeltis desvauxii Prionolojeunea sp. LEUCOBRYACEAE Trichosteleum fluviale
VIOLACEAE Salpichlaena thalassica Serpocaulon triseriale Thysananthus amazonicus Leucobryum martianum Trichosteleum papillosum
Calyptrion arboreum Trichosteleum sp.
Leonia cymosa CYATHEACEAE PTERIDACEAE LEPIDOZIACEAE LEUCOMIACEAE
Leonia glycycarpa Cyathea bradei Adiantum cajennense Micropterygium sp. Leucomium strumosum STEREOPHYLLACEAE
Rinorea flavescens Cyathea lasiosora Adiantum latifolium Pilosium chlorophyllum
Rinorea macrocarpa Cyathea lockwoodiana Adiantum petiolatum METZGERIACEAE NECKERACEAE
Rinorea paniculata Cyathea mutica Adiantum tetraphyllum Metzgeria sp. Neckeropsis undulata THUIDIACEAE
Adiantum tomentosum Pelekium cf. involvens
VITACEAE DRYOPTERIDACEAE Hecistopteris pumila MUSGOS OCTOBLEPHARACEAE
Cissus pseudofuliginea Bolbitis semipinnatifida Polytaenium guayanense PLAGIOCHILACEAE Octoblepharum albidum
Elaphoglossum luridum Plagiochila sp.
VOCHYSIACEAE Elaphoglossum raywaense SCHIZAEACEAE
Erisma cf. uncinatum Schizaea elegans
Erisma uncinatum HYMENOPHYLLACEAE
Qualea paraensis Trichomanes ankersii SELAGINELLACEAE
Vochysia saccata Trichomanes elegans Selaginella asperula
Trichomanes hostmannianum Selaginella breweriana
ZINGIBERACEAE Trichomanes pinnatum Selaginella exaltata
Renealmia breviscapa Selaginella fragilis
Renealmia floribunda LINDSAEACEAE Selaginella producta
Renealmia monosperma Lindsaea divaricata Selaginella speciosa
Renealmia nicolaioides Lindsaea guianensis
Renealmia thyrsoidea Lindsaea taeniata TECTARIACEAE
Tectaria panamensis

74 Expediciones científicas en las nuevas áreas del PNN Serranía de Chiribiquete Flora del área de ampliación 75
MAMÍFEROS Natalia Atuesta-Dimian
Joel Ganeden

MEDIANOS Y GRANDES
de las cuencas altas de los ríos Tunia, Itilla y Yarí

Introducción
En años recientes se han realizado evaluaciones que actualizan el listado de La Amazonia es
considerada una
las especies de mamíferos presentes en Colombia, pasando de 492 especies
de las regiones
para el año 2013 (Solari et al. 2013) a 500 especies para el 2014 (Ramírez- más diversas
Chaves y Suárez-Castro 2014) y finalmente a 518 especies para el año 2015 biológicamente,
(Ramírez-Chaves et al. 2016). Esta diversidad sitúa a Colombia en el sexto siendo los bosques
puesto en riqueza de especies de mamíferos a nivel mundial y en el cuarto a tropicales de tierras
bajas donde se
nivel americano, después de Brasil (> 700 especies), México (538 especies) y encuentra la mayor
Perú (> 525 especies) (Ramírez-Chaves et al. 2016). concentración de
especies.
La Amazonia es considerada una de las regiones más diversas biológicamente,
siendo los bosques tropicales de tierras bajas donde se encuentra la mayor
El número de
concentración de especies (Voss y Emmons 1996). De hecho, para Colombia especies de
se ha planteado que el número de especies de mamíferos presentes en la mamíferos
región amazónica representa entre el 30 y el 40% de las especies en el país, presentes en la
región amazónica
llegando a 172 especies en una sola localidad (Rodríguez-Mahecha et al.
representa entre
2006 Montenegro 2007). el 30 y el 40% de
las especies en el
En esta región, como en casi todo el país, los inventarios de mamíferos se país, llegando a 172
han centrado básicamente en el grupo de los quirópteros mientras que los especies en una sola
trabajos en otros grupos han avanzado lentamente. Para mamíferos medianos localidad.
y grandes como felinos y ungulados, particularmente dantas, pecaríes y
venados; se puede afirmar que una de las pocas fuentes de información
disponible son los trabajos en el tema de cacería (Montenegro 2007). Sin
embargo este grupo de mamíferos, además de jugar un papel fundamental
en la subsistencia de las comunidades por su importancia como recurso
alimenticio y a nivel cultural, adquieren relevancia por su papel clave en
procesos ecológicos dentro de ecosistemas boscosos, sea en la dispersión
de semillas y su impacto en la biomasa terrestre del bosque, el control

Foto: Rodrigo Botero. Fauna: Mamíferos 77


poblacional de especies menores mamíferos, la mayoría en la parte a 1 kg, representados por los órde- Obtención de datos Para establecer
o como oferta alimenticia para los baja de la cuenca (Estación Caparú) nes Didelphimorphia (únicamen- cada estación
Para el muestreo de mamíferos me- de fototrampeo
grandes depredadores (Rumiz 2010, mientras que en la parte alta (río Tu- te Didelphis marsupialis), Cingulata, se realizaron
dianos y grandes se ubicaron 51 es-
Peres et al. 2016). Por ende, el nia) no se cuenta con investigaciones Pilosa, Primates, Carnivora, Perisso- búsquedas de
taciones sencillas de fototrampeo: rastros de la fauna
conocimiento sobre la presencia y el en el grupo. dactyla, Artiodactyla, Lagomorpha
20 en la cuenca alta del río Tunia, 15 de interés.
estado poblacional de estas especies, y Rodentia (excepto las familias
En el contexto actual, con la firma e en la cuenca alta del río Itilla y 16 en
que representan cerca del 25% de Cricetidae y Echimyidae).
implementación del acuerdo de paz la cuenca alta del río Yarí. Para esta-
la biodiversidad de mamíferos en
entre el Gobierno Nacional y las Farc- blecer cada estación de fototrampeo
el país, es fundamental ya que su
EP, las áreas aledañas al PNN Serranía se realizaron búsquedas de rastros
importancia ecológica las convierte Área de estudio
de Chiribiquete que previamente de la fauna de interés (huellas, pa-
en especies focales por excelencia El trabajo se desarrolló en los saderos) o la presencia de recursos
se encontraban bajo dominio de la
(Payán y Escudero-Páez 2015). municipios de Calamar y El Retorno clave para mamíferos grandes y me-
insurgencia, quedan expuestas a
Desafortunadamente en el neotró- dinámicas de intervención distintas en el occidente del departamento dianos como pepeaderos y salados.
pico y en la Amazonia son muy y probablemente más intensivas de del Guaviare en las cuencas altas de Las estaciones se distribuyeron en
pocas las localidades muestreadas expansión de la frontera agrícola. los ríos Tunia e Itilla; así como en el hábitats de bosque inundable (BI)
sistemáticamente y de manera sufi- Esta potencial amenaza aunada municipio de San Vicente del Caguán, (18 estaciones, 35%), bosque de tie-
ciente, más aun en sectores de a los preocupantes reportes de departamento del Caquetá, sobre rra firme (TF) (21 estaciones, 41%),
difícil acceso o donde la violencia ha deforestación en los departamentos la cuenca alta del río Yarí (Figura 1), bosque de transición entre sabana
persistido, lo que genera vacíos de de Caquetá, Meta y Guaviare, áreas localizadas al norte y occidente y bosque (BS) (10 estaciones, 20%)
información que impiden elaborar particularmente en los municipios del PNN Serranía de Chiribiquete. y áreas de cananguchales (Mauritia
planes efectivos de conservación de San Vicente del Caguán, La
tanto a escala regional como nacional, Macarena y Calamar (Murcia-García
así como evaluar las estrategias de et al. 2016), enfatiza la necesidad de
conservación ya existentes en la realizar inventarios de biodiversidad
región (Voss y Emmons 1996, Tobler en la zona, para llenar los vacíos de
et al. 2008, Fernández 2011, Solari et información y generar una línea base
al. 2013). que haga factible proponer acciones
adecuadas de conservación. Este
Esta situación se presenta hacia el trabajo presenta los resultados de
nororiente del Caquetá y surocci- un primer inventario de mamíferos
dente del Guaviare, donde a pesar medianos y grandes en tres sectores
de la poca intervención antrópica, localizados al suroccidente del Gua-
producto de la presencia de grupos viare y nororiente del Caquetá, que
armados, tampoco ha sido posible el colindan con el PNN Serranía de
desarrollo de estudios de biodiver- Chiribiquete.
sidad. De acuerdo con Montenegro

Materiales y métodos
(2007) en su diagnóstico del estado
del conocimiento de mamíferos en el
sur de la Amazonia, para estos secto- En el presente estudio se conside-
res que corresponden a la cuenca del ran como mamíferos medianos y Figura 1. Ubicación del área de estudio con delimitación del PNN Serranía de Chiribiquete,
río Apaporis, hasta 2007 se habían grandes a las especies cuyos indivi- antes de la segunda ampliación.
realizado 19 estudios en el tema de duos adultos tienen un peso mayor

78 Expediciones científicas en las nuevas áreas del PNN Serranía de Chiribiquete Fauna: Mamíferos 79
A partir del listado de fleuxosa) localizados sobre sabanas por habitantes y conocedores de la El ordenamiento jerárquico del lis- y grandes, pertenecientes a 16 fami- Para el área
especies se estableció lias y ocho órdenes. Los órdenes evaluada se
(Cg) (dos estaciones, 4%). Ya que se zona, recolectada a través de conver- tado taxonómico presentado sigue
la composición de registraron
la comunidad de ha establecido que el área cubierta saciones informales. la propuesta de Wilson y Reeder Carnivora y Primates aportaron la 30 especies
mamíferos medianos y por el muestreo y el espaciado entre (2005) y de Ramírez-Chaves et al. mayor diversidad específica con ocho de mamíferos
grandes por órdenes y cámaras trampa tienen poco impac- (2016) para Colombia. En los listados y siete especies respectivamente, medianos y grandes,
familias. La diversidad
to sobre los resultados de un inven-
Análisis de datos mientras las familias con mayor pertenecientes a
se incluye información del estado de
se calculó como 16 familias y ocho
riqueza o número de ta-rio (Tobler et al. 2008), las estacio- A partir del listado de especies se amenaza de las especies según IUCN riqueza (diversidad α) corresponden órdenes.
especies encontradas nes de fototrampeo se localizaron estableció la composición de la co- (2017), Ministerio de Ambiente y a Dasypodidae, Felidae, Mustelidae,
en toda el área de con una distancia mínima de 50 me- munidad de mamíferos medianos y Desarrollo Sostenible (2017) y la Atelidae y Cebidae con tres especies
estudio, así como en tros entre sí. grandes por órdenes y familias. La Convención CITES (2017). cada una (Tabla 1).
cada localidad de
muestreo.
diversidad se calculó como riqueza La mayor diversidad de mamíferos
Las fototrampas se ubicaron a una o número de especies encontradas
altura promedio de 40 cm del suelo
y estuvieron activas entre dos y siete
en toda el área de estudio, así como Resultados y discusión medianos y grandes se registró en
la cuenca alta del río Yarí, con 24
en cada localidad de muestreo (di- especies pertenecientes a ocho
noches, con un esfuerzo de muestreo versidad α). Para evaluar la repre- En total las cámaras trampa obtu-
de 114.7 horas/cámara que equivale vieron 3143 fotografías que corres- órdenes y 14 familias; seguida de
sentatividad del inventario se usaron la cuenca alta del río Tunia con
a 244 días de cámaras trampa activas, ponden a 145 detecciones efectivas
curvas de rarefacción elaboradas 17 especies de 12 familias y siete
para un total acumulado de 5851 de mamíferos medianos y grandes.
con el programa en línea iNEXT ordenes; mientras la zona con menor
horas de muestreo: 1699 horas en El 82% de las estaciones de muestreo
(Chao et al. 2016) que permite diversidad corresponde a la cuenca
bosques inundable (BI), 2032 horas realizaron detecciones efectivas de
calcular las diversidades estimadas alta del río Itilla con 15 especies
en bosques de tierra firme (TF), 1837 mamíferos medianos y grandes, en
estandarizando el tamaño de la pertenecientes a 13 familias y 7
horas en bosque de transición entre tanto dos estaciones detectaron ex-
muestra y extrapolando para com- órdenes (Figura 2).
sabana y bosque (BS) y 282 horas en clusivamente especies de aves, las
parar entre muestras incompletas
áreas con cananguchales (Cg). cuales se reportan en el capítulo de
(Chao y Jost 2012). La mayor diversidad en la zona del
inventario de aves.
Adicionalmente, se realizaron cami- río Yarí está relacionada con la he-
Como aproximación a la abundancia Para el área evaluada se registraron terogeneidad de hábitats en el área,
natas de búsqueda, tanto en los de las especies detectadas por las
hábitats donde se ubicaron las 30 especies de mamíferos medianos que abarca desde sabanas y canan-
cámaras trampa se usó un índice de
cámaras trampa como en áreas de
abundancia relativa construido como
sabana, para registrar la presencia de
número de individuos detectados 25
especies de mamíferos medianos y
por especie/esfuerzo total de mues- Rodentia
grandes por medio de avistamientos
treo, entendiendo el esfuerzo de 20
directos y por la presencia de rastros Primates
muestreo como días de cámaras
como huellas y heces. Para completar 15 Pilosa
trampa (Tobler et al. 2008, Díaz-
el listado de especies se incluyeron Perissodactyla
Pulido y Payán-Garrido 2012). Para
los avistamientos ocasionales reali- 10 Didelphimorphia
establecer la abundancia relativa de
zados por otros miembros del equi-
cada especie se usaron únicamente Cingulata
po de trabajo pero únicamente en 5
los datos de detecciones inde- Carnivora
los casos para los cuales se logró
pendientes, las cuales se asumieron Artiodactyla
determinar con certeza la especie en 0
como las detecciones de individuos
cuestión. Río Itilla Río Tunia Río Yarí
de una misma especie por cámara,
Finalmente los listados se comple- separadas por un lapso de mínimo Figura 2. Representación de órdenes de mamíferos medianos y grandes en
mentaron con información aportada 30 minutos. los diferentes sectores de muestreo.

80 Expediciones científicas en las nuevas áreas del PNN Serranía de Chiribiquete Fauna: Mamíferos 81
guchales, donde se distribuye de for- y bosques de tierra firme, donde se Cont. Tabla 1. Listado de especies de mamíferos medianos y grandes en el área propuesta para la ampliación del
ma exclusiva el venado colablanca distribuye de forma exclusiva el chu- PNN Serranía de Chiribiquete. Hábitat: BI= Bosque Inundable; TF= Bosque de Tierra Firme; BS= Bosque de Transición
(Odocoileus cariacou), pasando por ruco (Lagothrix lagothricha); mientras hacia Sabana; S= Sabana; Cg= Cananguchales o Morichales (Mauritia fleuxosa); R= Río; L= Laguna. Amenaza:
LC= Bajo Riesgo; NT= Casi Amenazada; VU= Vulnerable; EN= En Peligro. I= Apéndice I CITES; II= Apéndice II CITES.
bosques de transición entre sabana los demás sectores incluyen un me-
y bosque, hasta bosques inundables nor número de hábitats. Sector Tipo registro AMENAZA
Abund.
Río Río Río Cámara Hábitat
Visual Auditiva Rastro Cacería relativa MADS IUCN CITES
Itilla Tunia Yarí trampa

Tabla 1. Listado de especies de mamíferos medianos y grandes en el área propuesta para la ampliación del PNN Mustelidae
Serranía de Chiribiquete. Hábitat: BI= Bosque Inundable; TF= Bosque de Tierra Firme; BS= Bosque de Transición
Lontra longicaudis     1   X         R VU NT I
hacia Sabana; S= Sabana; Cg= Cananguchales o Morichales (Mauritia fleuxosa); R= Río; L= Laguna. Amenaza:
LC= Bajo Riesgo; NT= Casi Amenazada; VU= Vulnerable; EN= En Peligro. I= Apéndice I CITES; II= Apéndice II CITES. Pteronura brasiliensis 1 1 9   X         R, L EN EN I
Procyonidae                          
Sector Tipo registro AMENAZA
Abund. Potos flavus   E 1   X         BI      
Río Río Río Cámara Hábitat
Visual Auditiva Rastro Cacería relativa MADS IUCN CITES
Itilla Tunia Yarí trampa PERISSODACTYLA                          
DIDELPHIMORPHIA                           Tapiridae                          
Didelphidae                           BI, TF, Cg,
Tapirus terrestris 12 11 10 X X   X   0,135   VU II
Didelphis marsupialis 2   8 X         0,041 BI, Cg, BS   LC   BS, S

CINGULATA                           ARTIODACTYLA                          

Dasypodidae                           Tayassuidae                          

Dasypus sp. 4 1 9 X     X   0,057 TF, BS, Cg       Pecari tajacu 21 3 8 X     X 0,131 BS, TF, Cg   LC II

Dasypus kappleri     1   X         BS   LC   Tayassu pecari E 1* 43 X X   X   0,180 TF, BS, Cg   VU II

Dasypus novemcinctus    1           X   S   LC   Cervidae                          


Priodontes maximus   1*         X     TF EN VU I Mazama sp. 1 1 1 X X   X   0,012 TF, BS      
PILOSA                           Odocoileus cariacou      2   X         S      
Myrmecophagidae                           PRIMATES                          
Myrmecophaga tridactyla     1 X         0,004 TF VU VU II Atelidae                          
Tamandua tetradactyla   2   X         0,008 BI   LC   Alouatta seniculus     12   X X       BI, TF, BS     II
CARNIVORA                           Ateles belzebuth     9   X         BI, TF, BS VU EN II
Carnívoro no identificable§   1   X         0,004 TF      
Lagothrix lagothricha 3 5 9   X         TF   VU II
Felidae                          
Cebidae                          
Puma concolor   2  1 X       X 0,008 BI, S   LC II
Saimiri cassiquiarensis 3   9   X X       BI, TF, BS   LC II
Leopardus pardalis     1 X         0,004 BS   LC I
Cebus albifrons   1   X         0,004 TF   LC II
Leopardus wiedii     2 X         0,008 BS   NT I
Sapajus apella 7 6 10   X         TF, BI   LC II
Leopardus sp.     1*       X     Cg      
Pithecidae                          
Mustelidae                          
Cacajao melanocephalus 1       X         TF NT** NE I
Eira barbara     1 X         0,004 BS   LC  

* Corresponde a la frecuencia de encuentro de rastros, en los casos para los cuales la presencia de la especie fue registrada exclusivamente por medio de rastros. * Corresponde a la frecuencia de encuentro de rastros, en los casos para los cuales la presencia de la especie fue registrada exclusivamente por medio de rastros.
E: Especies registradas exclusivamente por entrevistas a habitantes locales. E: Especies registradas exclusivamente por entrevistas a habitantes locales.
** Según libro rojo de los mamíferos de Colombia (Rodríguez-Mahecha 2006). ** Según libro rojo de los mamíferos de Colombia (Rodríguez-Mahecha 2006).
§ §
Posiblemente corresponde al perro de orejas pequeñas Atelocynus microtis. Posiblemente corresponde al perro de orejas pequeñas Atelocynus microtis.

82 Expediciones científicas en las nuevas áreas del PNN Serranía de Chiribiquete Fauna: Mamíferos 83
Cont. Tabla 1. Listado de especies de mamíferos medianos y grandes en el área propuesta para la ampliación del
PNN Serranía de Chiribiquete. Hábitat: BI= Bosque Inundable; TF= Bosque de Tierra Firme; BS= Bosque de Transición
hacia Sabana; S= Sabana; Cg= Cananguchales o Morichales (Mauritia fleuxosa); R= Río; L= Laguna. Amenaza:
LC= Bajo Riesgo; NT= Casi Amenazada; VU= Vulnerable; EN= En Peligro. I= Apéndice I CITES; II= Apéndice II CITES.

Sector Tipo registro AMENAZA


Abund.
Río Río Río Cámara Hábitat
Visual Auditiva Rastro Cacería relativa MADS IUCN CITES
Itilla Tunia Yarí trampa

RODENTIA                          
Sciuridae                          
Hadrosciurus sp. 1     X         0,004 TF      
Caviidae                          
Hydrochoerus hydrochaeris 4   3   X         BI   LC  
Cuniculidae                           A B
BI, TF, BS,
Cuniculus paca 13 23 8 X X   X   0,180   LC  
Cg
Dasyproctidae                          
BI, TF, Cg,
Dasyprocta fuliginosa 5 5 8 X         0,074   LC  
BS
* Corresponde a la frecuencia de encuentro de rastros, en los casos para los cuales la presencia de la especie fue registrada exclusivamente por medio de rastros.
E: Especies registradas exclusivamente por entrevistas a habitantes locales
** Según libro rojo de los mamíferos de Colombia (Rodríguez-Mahecha 2006)
§
Posiblemente corresponde al perro de orejas pequeñas Atelocynus microtis

Por avistamientos A nivel general, el mayor número pecies de mamíferos medianos y C D


se registraron
de registros e individuos se obtuvo grandes, doce adicionales a las regis-
16 especies de
mamíferos medianos con fototrampeo, que corresponde tradas por fototrampeo, que corres-
y grandes, que al método de muestreo en el que ponden principalmente a primates
corresponden se invirtió mayor esfuerzo. Con cá- (seis especies), especies arborícolas
principalmente a
maras trampa se registraron 204 como Potos flavus y especies ribere-
primates, especies
arborícolas como individuos de 17 especies (Figura ñas como el chigüiro (Hydrochoerus
Potos flavus y 3). Este sistema permite el registro hydrochaeris), el perro de agua
especies ribereñas de especies elusivas y de hábitos (Pteronura brasiliensis) (Figura 4) y la
como el chigüiro
nocturnos, pero limita el muestreo nutria (Lontra longicaudis) observa-
(Hydrochoerus
hydrochaeris), el a especies terrestres, lo que puede das en las playas de los ríos.
perro de agua sesgar el inventario dejando fuera E F
Para el área general de estudio el
(Pteronura grupos importantes de mamíferos
brasiliensis) y la muestreo alcanzó una alta repre-
con hábitos arborícolas como los Figura 3. Algunas especies de mamíferos medianos y grandes registrados en el área de estudio por
nutria (Lontra sentatividad, con el inventario más fototrampeo. A. Pecari tajacu. B. Myrmecophaga tridactyla. C. Tapirus terrestris. D. Mazama sp. E. Puma
longicaudis) primates.
completo en la cuenca alta del río Yarí concolor. F. Cuniculus paca.
observadas en las
playas de los ríos. En este sentido, el inventario se com- (95% de representatividad), mientras
plementó con avistamientos directos la cuenca alta del río Tunia alcanzó
con los cuales se registraron 16 es- una representatividad del 86%.

84 Expediciones científicas en las nuevas áreas del PNN Serranía de Chiribiquete Fauna: Mamíferos 85
A B

Diversidad de especies
C
Número de individuos

Interpolación Extrapolación

Figura 5. Curva de rarefacción comparando la riqueza de mamíferos medianos


y grandes entre las tres localidades muestreadas. Se muestran los valores
observados, su interpolación (línea sólida), su extrapolación (línea punteada)
y el intervalo de confianza del 95% (área sombreada). Cálculos basados en
la abundancia de las especies e intervalos de confianza establecidos por
bootstrap con 50 replicaciones.
Figura 4. Algunas especies de mamíferos medianos y grandes registrados por avistamientos
directos durante recorridos de búsqueda. A. Chigüiros Hydrochoerus hydrochaeris (Foto: Joel
Ganeden). B. Perro de agua Pteronura brasiliensis (Foto: Alexander Urbano). C. Manaos Tayassu
el sector del río Itilla se espera una medianos y grandes, 21 de ellas por
pecari (Foto: Natalia Atuesta).
riqueza de 25 especies. cámaras trampa, incluyendo algunas
especies raras como el perro de ore-
Hasta el momento no se contaba con
Las curvas de rarefacción muestran de 244 días de cámaras activas con jas pequeñas (Atelocynus microtis),
información de la mastofauna me-
que aunque se cuenta con un lo cual se logró una representatividad el perro vinagre (Speothos venaticus) y
diana y grande en el área estudia-
muestreo representativo, en ninguna del 95% y el registro del 81% de el armadillo cola de trapo (Cabassous
da; los únicos trabajos realizados en
de las zonas se alcanza la asíntota, las especies potencialmente presen- unicinctus) (Díaz-Pulido et al. 2017).
áreas cercanas evalúan la diversidad
lo que indica que aún falta registrar tes en la zona, muestra eficiencia Es importante resaltar que el esfuerzo
de mamíferos en Caño Cristales, al
algunas especies que hacen parte de en el inventario rápido y comple- de fototrampeo en el PNN Sierra de
interior del PNN Sierra de la Macare-
estos ensamblajes (Figura 5). mentariedad entre el uso de cámaras la Macarena triplica el esfuerzo del
na con condiciones de hábitat dife-
trampa y recorridos de búsqueda presente trabajo; sin embargo, en las
rentes a las evaluadas en el presente
Se ha estimado que es necesario un para avistamientos y registro de cuencas altas de los ríos Itilla, Tunia
estudio (Díaz-Pulido et al. 2017), y
esfuerzo de al menos 400 cámaras rastros. y Yarí con el esfuerzo invertido se
en la vereda Los Pozos del munici-
activas por día para detectar las registraron 17 especies por cámaras
pio de San Vicente del Cagúan, una
especies comunes, mientras para Con la extrapolación de datos trampa. En nuestro inventario rápido
zona compuesta por fragmentos de
especies raras es necesario un es- se estimó que la diversidad alfa se registraron cinco mamíferos me-
bosque conservado intercalados
fuerzo sustancialmente mayor con esperada para el área total de estudio dianos y grandes no reportados en
con áreas de intervención antrópica
ejemplos de hasta 4815 cámaras alcanza 37 especies de mamíferos el trabajo realizado en el PNN Sierra
(Niño-Reyes y Velásquez-Valencia
activas por día para registrar algunas medianos y grandes, con las mayores de la Macarena, el maicero cabeci-
2016).
especies en tan solo una fotogra- riquezas para los sectores del río Yarí blanco (Cebus albifrons) y el coli-
fía (Tobler et al. 2008, Díaz-Pulido et (35 especies esperadas) y el río Tunia En el PNN Sierra de la Macarena se mocho (Cacajao melanocephalus),
al. 2017). En este sentido, un esfuerzo (35 especies esperadas); mientras en registraron 41 especies de mamíferos especies con distribución al sur de la

86 Expediciones científicas en las nuevas áreas del PNN Serranía de Chiribiquete Fauna: Mamíferos 87
La riqueza de serranía de la Macarena que pueden terrestris es muy vulnerable a la mono aullador Alouatta seniculus, tos con poblaciones humanas por Dentro de
mamíferos los hallazgos
considerarse netamente amazónicas sobreexplotación dadas sus bajas la marimonda Ateles belzebuth y el competencia por el recurso pesca,
medianos y grandes importantes de
en las cuencas (Defler 2010); y el margay (Leopardus tasas reproductivas (Fragoso 2004, churuco Lagothrix lagothricha, pues además de fragmentación de sus este inventario
altas de los ríos wiedii), el perro de monte (Potos flavus) Fragoso 1991, Bodmer 1995, Parry et tienen un papel fundamental en poblaciones (Rodríguez-Mahecha et se encuentran
Tunia, Itilla y Yarí y la ardilla amazónica (Hadrosciurus al. 2007, Peres 2000b). el mantenimiento de la diversidad al. 2006, Trujillo et al. 2006). Por su Priodontes maximus
prácticamente dobla y Pteronura
sp.), con distribuciones más amplias de plantas y la regeneración de los parte el ocarro (Priodontes maximus)
la riqueza del grupo Por su parte, la abundancia de lapa brasiliensis especies
registrada en áreas pero de hábitos arborícolas que bosques como dispersores efectivos se considera amenazado ya que por categorizadas
(Cuniculus paca) indica baja presión
fragmentadas y con dificultan su detección (Morales- de semillas, ya que pueden dispersar su tamaño es una presa fácil de cazar como en peligro
diferentes grados de cacería, ya que siendo el mamífero
Jiménez et al. 2004). más de la mitad de los frutos (Rodríguez-Mahecha et al. 2006), sin (EN) dentro del
de intervención del más apetecido en la Amazonia suele listado elaborado
endozoocóricos de las plantas de embargo de acuerdo a estudios del
municipio de San La riqueza de mamíferos medianos y presentar menores abundancias en por el Ministerio
Vicente del Caguán. dosel (Nuñez-Iturri y Howe 2007, Instituto Sinchi sobre fauna de uso en de Ambiente
grandes en las cuencas altas de los áreas con aprovechamiento más
Stevenson 2007, Terborgh et al. otros sectores de la Amazonia (Guai- y Desarrollo
ríos Tunia, Itilla y Yarí prácticamente intensivo. La abundancia de la es- Sostenible (2017)
2008, Stevenson 2011). La presencia nía, Vaupés y Vichada), las comunida-
La abundancia de dobla la riqueza del grupo registrada pecie, que sirve de fuente de e incluidas en el
lapa (Cuniculus paca)
en áreas fragmentadas y con dife- alimento para grandes depredadores de estos primates indica un buen des no aprovechan la especie ya que apéndice I de CITES
indica baja presión
rentes grados de intervención del como Puma concolor o Lachesis estado de conservación de los su carne se considera de mal sabor; (2017).
de cacería, ya que
municipio de San Vicente del Caguán, muta, al igual que roedores como bosques estudiados puesto que son por ello vale la pena profundizar en
siendo el mamífero
más apetecido en con 30 especies en el presente Dasyprocta fuliginosa o los cerrillos especies poco resilientes a la pérdida estudios poblacionales y de uso para
Las especies
la Amazonia suele
estudio frente a solo 16 en la vereda Pecari tajacu, probablemente esté de hábitat y dependen de doseles esclarecer el nivel real de amenaza amenazadas
presentar menores bien cerrados (Rodríguez-Bolaños et sobre la especie. categorizadas
abundancias en los Pozos de San Vicente del Caguán relacionada con la facilidad de
al. 2013). como vulnerables
áreas con aprove- (Niño-Reyes y Velásquez-Valencia encuentro de estos depredadores. (VU) corresponden
Las especies amenazadas categori-
chamiento más 2016). Esta diferencia muestra la Una alta disponibilidad de presas al oso palmero
intensivo. Dentro de los hallazgos importantes zadas como vulnerables (VU) co-
importancia de mantener áreas permite el sustento de poblaciones Myrmecophaga
de este inventario se encuentran rresponponden al oso palmero tridactyla, la nutria
conservadas, de bosque continuo de depredadores, mientras que la
Priodontes maximus y Pteronura (Myrmecophaga tridactyla), la nutria Lontra longicaudis y
y con baja presencia humana para disminución de presas se refleja en la marimonda Ateles
brasiliensis especies categorizadas (Lontra longicaudis) y la marimonda
conservar la riqueza de mamíferos poblaciones escasas de depreda- belzebuth.
como en peligro (EN) dentro del (Ateles belzebuth). Estas especies se
medianos y grandes. dores lo que puede generar reac-
listado elaborado por el Ministerio consideran bajo amenaza ya que sus
ciones en cascada en el ecosistema
Los índices de abundancia relativos de Ambiente y Desarrollo Sostenible poblaciones han disminuido en cer-
en general (Rumiz 2010). Así, los
muestran nuevamente la importancia (2017) e incluidas en el apéndice ca de un 30% principalmente por
cambios en presencia y abundancia
del área, con los valores más altos I de CITES (2017). La presencia de pérdida de hábitat en calidad y ex-
de carnívoros repercuten en el
para la lapa (Cuniculus paca), los estas especies, consideradas poco tensión (Rodríguez-Mahecha et al.
incremento de presas, generalmente
manaos (Tayassu pecari), el cerrillo comunes, indica que las áreas eva- 2006). Dadas estas circunstancias
herbívoros y meso-depredadores
(Pecari tajacu) y la danta (Tapirus luadas corresponden a zonas con resulta importante la protección de
(Terborgh y Estes 2010, Terborgh et
terrestris) (Tabla 1), todas especies baja presión antrópica pues las ame- poblaciones saludables como las
al. 2001), mientras el incremento
importantes en la Amazonia dentro nazas más importantes que recaen identificadas en el área de estudio,
de los grandes herbívoros influye
de la cacería de subsistencia. Para la sobre ellas son debidas a su sensibi- particularmente para Ateles belze-
en la diversidad, estructura y
danta, que corresponde a la especie lidad a cambios ambientales y con- buth que corresponde al primate
funcionamiento de los ecosistemas
de mamífero terrestre más grande flictos con humanos. En el caso de amazónico en mayor peligro y cuyo
(Gordon et al. 2004, Rumiz 2010).
del neotrópico, una alta frecuencia los perros de agua (Pteronura brasi- areal de distribución parece menos
de encuentro refleja una población Otras especies de importancia liensis) sus poblaciones fueron so- extenso de lo reportado, teniendo en
de buen tamaño, lo que implica una presentes en la zona corresponden breexplotadas históricamente y en cuenta que sus poblaciones se dis-
baja presión de caza pues Tapirus a los primates atelinos como el la actualidad se presentan conflic- tribuyen en parches y no de manera

88 Expediciones científicas en las nuevas áreas del PNN Serranía de Chiribiquete Fauna: Mamíferos 89
continua, dejando grandes áreas de
bosques donde la especie está au-
y salud de los bosques, ya que al ser
parte de las especies preferidas en
Referencias Díaz-Pulido, A. y Payán-Garrido, E.
(2012). Manual de Fototrampeo: una
sente (Defler 2003, Defler 2010). la cacería son los primeros en desa- Ayure, S, y González-Maya, J.F. (2014). herramienta de investigación para
parecer en ecosistemas perturbados Registro notable del Perro de Orejas la conservación de la biodiversidad
Un hallazgo que vale la pena men- Cortas Atelocynus microtis (Carnivora: en Colombia. Bogotá, D.C.: Instituto
o en zonas de alta frecuencia de ca-
cionar es la detección de un carnívo- Canidae) en el trapecio amazónico, de Investigaciones de Recursos
cería (Ruelas et al. 2016). Es impor-
ro no identificado (señalado en la ta- Colombia. Notas Mastozoológicas Biológicos Alexander von Humboldt
tante mencionar que la guerrilla ha
bla 1), el cual en su determinación se Sociedad Colombiana de Masto- y Panthera Colombia. 32pp.
prohibido la cacería durante mucho
consideró entre las especies poten- zoología 1(1), 6-7.
tiempo y, según relatan los poblado- Fernández, F. (2011). The greatest im-
ciales al perro de orejas pequeñas
res, se caza únicamente de manera Bodmer, R. E. (1995). Managing pediment to the study of biodiversi-
Atelocynus microtis, una de las espe- ty in Colombia. Caldasia 33: iii-v.
esporádica y para alimentación de la Amazonian wildlife: biological
cies menos conocidas de carnívoros
familia. correlates of game choice by
en el mundo, con apenas algunos re- Fragoso, J. M. V. (2004). A long-term
detribalized hunters. Ecological
gistros esporádicos a lo largo de su study of white-lipped peccary
Esta alta abundancia de especies Applications 5: 872-877.
distribución. Para esta rara especie population fluctuation in Northern
sensibles y la baja perturbación
en Colombia se cuenta con pocos CITES. (2017). Apéndices CITES, en Amazonia: anthropogenic vs “natural”
de los ecosistemas boscosos en la
registros y cualquier certeza de su vigor a partir del 4 de abril de 2017. causes. 286-296. En: K. M. Silvius,
zona, pueden verse amenazados por Convention on International Trade in R. E. Bodmer, y J. M. V. Fragoso,
de presencia en la zona es relevante la llegada de nuevos habitantes en Endangered Species of Wild Fauna (Eds.). People in Nature: Wildlife
para esclarecer su distribución al in- el posconflicto; más aún cuando el and Flora. Geneva, Switzerland. Conservation in South and Central
terior de la cuenca amazónica (Ayure área de estudio colinda con dos de Disponible en: https://cites.org/esp/ America. New York: Columbia
y González-Maya 2014, Díaz-Pulido los núcleos donde se concentran las app/appendices.php University Press.
et al. 2017). Además el perro de ore- alertas tempranas de deforestación
jas cortas es una especie de áreas Defler, T. R. (2003). Primates de Colombia. Fragoso, J. M. V. (1991). The effect of
en el país para los dos primeros
conservadas, generalmente encon- Serie Guías tropicales de campo selective logging on Baird´s tapir.
trimestres de 2016; al noroccidente No. 4. Bogotá, D.C.: Conservación
trada lejos de sectores con injeren- Pp. 295-304. En: M. A. Mares, y D.
del Caquetá (Sabanas del Yarí) y Internacional Colombia.
cia humana, lo que muestra el grado J. Schmidly (Eds). Latin American
noroccidente del Guaviare y sur Mammology. Norman, Oklahoma:
de conservación de las zonas estu- del Meta (Marginal de la Selva). De Defler, T. R. (2010). Historia natural de los
diadas. Sin embargo, no fue posible primates colombianos. Actualización University of Oklahoma Press.
hecho durante el trabajo de campo
identificar plenamente la especie de la versión de Guía de campo 4, Gordon, I. J., Hester, A. J. y Marco, F. B.
en la cuenca alta del río Yarí se
partiendo de las fotografías, lo que Primates de Colombia. Bogotá D.C.: (2004). Review: the management
evidenció la llegada masiva de
lleva a recomendar la realización Universidad Nacional de Colombia. of wild large herbivores to meet
nuevos habitantes, quienes desde Facultad de Ciencias. Departamento
de más estudios de fototrampeo, en economic, conservation and environ-
inicios de 2017 han comenzado de Biología.
periodos más largos y abarcando un mental objectives. Journal of Applied
la colonización de la zona con la
área mayor, que permitan establecer Díaz-Pulido, A., Velásquez, T., López, Ecology 41: 1021-1031.
tumba y quema de grandes áreas, lo
con certeza la presencia de la espe- A., Alfonso, J. y Mantilla-Meluk, H. IDEAM. (2016). Lanzamiento cifras
cual puede amenazar las especies
cie en la zona o descartarla definiti- (2017). Mamíferos. Pp. 157-183. de deforestación anual 2015.
sensibles de mamíferos medianos
vamente. En: Lasso C.A. y Morales-Betancourt, Presentación “Sistema de monitoreo
y grandes no solo por pérdida de
M.A. (Eds.) Fauna de caño Cristales, de bosques y carbono” Actualización
De acuerdo con estos resultados hábitat sino por incremento de la Sierra de la Macarena, Meta,
puede afirmarse que la presencia y cacería, además de constituirse en de cifras 2015.
Colombia. Serie editorial fauna
abundancia relativa de mamíferos los primeros intentos de acceder al silvestre neotropical. Bogotá, D.C.: IUCN. (2017). The IUCN Red List of
medianos y grandes, tanto depreda- área de amortiguamiento del PNN Instituto de Investigaciones de Re- Threatened Species. Version 2017-
dores como herbívoros y dispersores Serranía de Chiribiquete. cursos Biológicos Alexander von 2. <http://www.iucnredlist.org>.
de semillas, indica una buena calidad Humboldt. Acceso 07 abril 2017.

90 Expediciones científicas en las nuevas áreas del PNN Serranía de Chiribiquete Fauna: Mamíferos 91
Ministerio de Ambiente y Desarrollo Parry, L., Barlow, J. y Peres. C. A. (2007). Colombiana de Mastozoología 3 (1): Chaves, H. E. y Trujillo, F. (2013).
Sostenible (MADS). (2017). Resolu- Large-vertebrate assemblages of 1-9. Riqueza, endemismo y conservación
ción Número 1912 del 15 de sep- primary and secondary forests in the de los mamíferos de Colombia.
Rodríguez-Bolaños, A., González-Caro,
tiembre de 2017. “Por la cual se Brazilian Amazon. Journal of Tropical Mastozoología Neotropical, 20 (2):
S., Etter, A. y Stevenson, P. R. (2013).
establece el listado de las especies Ecology 23: 653-662. 301-365.
Modelos predictivos de distribución
silvestres amenazadas de la diversi-
Payán, E. y Escudero-Páez, S. (2015). para los micos atelinos (Lagothrix y Stevenson, P.R. (2011). The abundance
dad biológica colombiana continen-
Densidad de jaguares (Panthera Ateles) en Colombia. Pp. 194-216. of large monkeys is positively
tal y marino costera que se en-
onca) y abundancia de grandes En: Defler, T.R., P.R. Stevenson, M.L. associated with the diversity of
cuentran en el territorio nacional, y
mamíferos terrestres en un área no Bueno y D.C. Guzmán-Caro. Primates regenerating plants in Neotropical
se toman otras determinaciones”.
protegida del Amazonas colombiano. colombianos en peligro de extinción. forest. Biotrópica 43: 512-519.
Montenegro, O. L. (2007). Mamíferos En: E. Payán, C. A. Lasso y C. Castaño Bogotá D.C.: Asociación Primatológica Stevenson, P. R. (2007). Estimates of
terrestres del sur de la Amazonia (Eds.). Conservación de grandes Colombiana. the number of seeds dispersed by
colombiana. En: L. E. Ruiz, Diversidad vertebrados en áreas no protegidas Rodríguez-Mahecha J.V., Alberico, M., population of primates in lowland
biológica y cultural del sur de la de Colombia, Venezuela y Brasil. Trujillo, F., Jorgenson, J. (Eds.). 2006. forest in western Amazonia. En:
Amazonia colombiana. Diagnóstico (pp. 225-242). Serie Editorial Fauna Libro Rojo de los Mamíferos de Dennis, A. J., S. E. Schupp, R. J.
(pp. 136-141). Bogotá D.C.: Corpo- Silvestre Neotropical. Bogotá, D.C.: Colombia. Serie Libros Rojos de Green y D.W. Westcott (Eds.). Seed
amazonia, Instituto Humboldt, Insti- Instituto de Investigación de Recur- Especies Amenazadas de Colombia. dispersal: Theory and its application
tuto Sinchi, UAESPNN. sos Biológicos Alexander von Conservación Internacional Colom- in a changing world (pp. 340-362).
Morales-Jiménez, A.L., Sánchez, F., Pove- Humboldt. bia, Ministerio de Ambiente, Vivienda Willingford, United Kingdom: CAB
da, K. y Cadena, A. (2004). Mamíferos y Desarrollo Territorial. Bogotá, International.
Peres, C. A. (2000). Effects of subsistence
terrestres y voladores de Colombia, Colombia, 429 pp.
hunting on vertebrate community Terborgh, J. y Estes, J. (2010). Trophic
Guía de campo. Bogotá, D.C.: Institu-
structure in Amazonian forests. Ruelas, D., Taco, M., Ruelas, C. y Pacheco, cascades: predators, prey and
to de Ciencias Naturales.
Conservation Biology, 14: 240-253. V. (2016). Diversidad de mamíferos changing dynamics of nature. Island
Murcia-García, U., Gualdrón, A. y Londoño, medianos y grandes de la cuenca del Press, Washington. 464 pp.
M. (2016). Monitoreo de los bosques Peres, C. A., Emilio, T., Schietti, J., Desmou-
lière, S.J. M. y Levi, T. (2016). Dispersal río La Novia, Purús. En: J. L. Mena y C. Terborgh, J., G Nuñez-Iturri, N.C.A. Pitman,
y otras coberturas de la Amazonia Germaná (Eds.). Diversidad biológica
limitation induces long-term biomass F.H. Cornejo Valverde, P. Alvarez,V.
Colombiana a escala 1:100.000. del sudeste de la Amazonia peruana:
collapse in overhunted Amazonian Swamy, E. G. Pringle y C.E. T. Paine.
Cambios multitemporales en el
forests. Proceedings of the National avances en la investigación (pp. 148- (2008). Tree recruitment in an empty
periodo 2012 al 2014 y coberturas
Academy of Sciences of the United 171). Consorcio Purús Manu: WWF, forest. Ecology 89(6): 1757–1768
del año 2014. Bogotá, D.C. : Instituto
States of America 13: 892–897. CARE Perú, ProNaturaleza, ProPurús,
Amazónico de Investigaciones Terborgh, J., Lopez, L., Núñez, P., Rao,
Sociedad Zoológica de Fráncfort,
Científicas SINCHI. 187 p. 138. Ramírez-Chaves, H.E. y Suárez-Castro, M., Shahabuddin, G., Orihuela, G.,
ORAU. Lima.
A. F. (2014). Adiciones y cambios a Riveros, M., Ascanio, R., Adler, G. H.
Niño-Reyes, A. y Velásquez-Valencia, A.
la lista de mamíferos de Colombia: Rumiz, D. (2010). Roles ecológicos de y Lambert, T. D. (2001). Ecological
(2016). Diversidad y conservación de
500 especies registradas para el los mamíferos medianos y grandes. Meltdown in Predator-Free Forest
la mastofauna terrestre del municipio
territorio nacional. Mammalogy Notes En: Wallace, R. B., Gómez, H., Porcel, Fragments. Science 294: 1923-1926.
de San Vicente del Caguán, Caquetá,
/ Notas Mastozoológicas Sociedad Z.R., Rumiz, D. I. (Eds.). Distribución,
Colombia. Revista Biodiversidad Tobler, M. W., Carrillo-Percastegui, S. E.,
Colombiana de Mastozoología, 1 (2): ecología y conservación de los
Neotropical 6 (2): 152-161. Leite Pitman, R., Mares, R. y Powell,
31-34. mamíferos medianos y grandes de G. (2008). An Evaluation of Camera
Nuñez-Iturri, G. y Howe, H.F. (2007). Bolivia. Patiño, Santa Cruz de la Traps for Inventorying Large- and
Bushmeat and the fate of trees with Ramírez-Chaves, H.E., Suárez-Castro, A.F., Sierra, Bolivia: Centro de Ecología Medium-Sized Terrestrial Rainforest
seeds dispersed by large primates Gonzalez-Maya, J. F. (2016). Cambios Difusión Simón I. Mammals. Animal Conservation 11
in a lowland rain forest in western recientes a la lista de los mamíferos
Solari, S., Muñoz-Saba, Y., Rodríguez- (3): 169–78. doi:10.1111/j.1469-
Amazonia. Biotropica 39(3): 348– de Colombia. Mammalogy Notes/
Mahecha, J.V., Defler, T. R., Ramírez- 1795.2008.00169.x.
354. Notas Mastozoológicas Sociedad

92 Expediciones científicas en las nuevas áreas del PNN Serranía de Chiribiquete Fauna: Mamíferos 93
Trujillo, F., Botero, J. C. y Carrasquilla, Voss, R. S. y Emmons, L. H. (1996).
M.C. (2006). Perro de agua Pteronura Mammalian diversity in neotropical
brasiliensis. Pp: 133-138 En: J.V. lowland rainforests: a preliminary
Rodríguez-Mahecha, M. Alberico, .F assessment. Bulletin of the American
Trujillo y J. Jorgenson (Eds.). Libro Museum of Natural History New York
Rojo de los Mamíferos de Colombia.
Serie Libros Rojos de Especies
230: 1-115.
Aves de la paz. Esteban Carrillo Chica

La AVIFAUNA
Wilson, D. E. y D. M. Reeder. (2005).
Amenazadas de Colombia, Bogotá Mammals species of the World. A
D.C.: Conservación Internacional taxonomic and geographic reference.
Colombia, Ministerio de Ambiente,
Vivienda y Desarrollo Territorial.
Third edition. The Johns Hopkins
Baltimore, USA: University Press. de los ríos Tunia, Itilla y Yarí y la ampliación
del PNN Serranía de Chiribiquete

Resumen
Entre 2016 y 2017 se realizaron inventarios rápidos de aves en tres secto-
res aledaños al Parque Nacional Natural Serranía de Chiribiquete que hasta
el momento permanecían, desde el punto de vista ornitológico, completa-
mente inexplorados: los ríos Tunia, Itilla y Yarí. En total en las tres localidades
se registraron 340 especies de aves, pertenecientes a 60 familias, de las
cuales 117 no habían sido registradas antes en áreas del Parque. El río Yarí
fue el que presentó mayor registro de especies (225), lo cual puede deberse
al esfuerzo de muestreo y la época del año en que fue hecho el inventario.
En conjunto, en las tres localidades se registraron doce especies con algún
riesgo de extinción, cinco de ellas vulnerables (VU) y siete casi amenazadas
(CA); estas incluyen dos gallinetas, dos paujiles, dos tucanes, dos loros, una
perdiz, una paloma, un águila y un tente. En todas las localidades se registra-
ron casi la totalidad de estas especies, con excepción del río Yarí en donde
solo se observaron ocho. Del total de especies registradas, 17 son migrato-
rias: 14 boreales y tres australes; esto se debió principalmente a la época
de los muestreos, que coincidió con la migración boreal. Los registros de 21
especies representan grandes ampliaciones de su distribución conocida; la
mayoría de estas corresponden a especies con afinidades orinoquenses, lo
que se debe a que para llegar a dos de las áreas de muestreo fue necesario
atravesar extensiones considerables de sabanas; sin embargo, también hubo
un importante número de especies con afinidades andinas que ampliaron su
distribución. En general, la avifauna registrada es muy diversa y bien conser-
vada, y evidencia la importancia de que las tres áreas visitadas queden pro-

94 Expediciones científicas en las nuevas áreas del PNN Serranía de Chiribiquete Fauna: Aves 95
tegidas bajo la categoría de Parque Ante esta situación el gobierno na- Chiribiquete y sus alrededores es una 73° 34´ W y los 1° 43´ N - 73° 31´ W,
Nacional Natural. cional y varias ONG comenzaron a de las menos estudiadas de la Ama- en el municipio de Calamar en el
realizar expediciones a lugares an- zonia colombiana. Además del con- departamento del Guaviare.

Introducción teriormente inexplorados para docu-


mentar su biodiversidad.
flicto armado, la dificultad de acceso
y su ubicación en tres departamen-
2) El río Itilla entre el 5 y el 14 de
noviembre de 2016, entre los 1° 57´
Hace cerca de 60 años, debido a fac- tos diferentes han impedido la reali- N - 72° 50´ W y los 1° 59´ N - 72°
tores como una distribución desigual En este sentido era de particular im- zación de inventarios. De esta mane-
portancia el área noroccidental del 53´ W, en los municipios de Calamar
de la tierra y la falta de espacios de ra, la información disponible sobre el y el Retorno en el departamento del
participación política, en Colombia Parque Nacional Natural Serranía de Parque y sus áreas aledañas provie-
Chiribiquete, el cual se encuentra en Guaviare.
comenzó el conflicto armado. Des- ne de observaciones realizadas en
de entonces, y por varias décadas, la región amazónica conocida como pequeñas áreas y, con excepción de 3) El río Yarí entre el 10 y el 24 de
la violencia hizo imposible acceder el Escudo Guayanés, que cubre una un estudio de largo plazo realizado marzo de 2017, entre los 1° 07 ´N -
a muchos territorios nacionales, lo amplia área del norte de Suraméri- por la Fundación Puerto Rastrojo en 74° 17´ W y los 0° 51´ N - 74° 05´
que hizo que su biodiversidad per- ca, extendiéndose hacia al norte del Chiribiquete, sobre cortos periodos W, en el municipio de San Vicente
maneciera completamente desco- río Caquetá y hacia al oriente de los de tiempo (Stiles et al. 1995, Álvarez del Caguán en el departamento del
nocida, y en muchos casos, paradó- Llanos de Colombia y Venezuela, con et al. 2003, Álvarez y Repizzo 2001). Caquetá.
jicamente protegida y en un muy un área aproximada de 2,5 millones A pesar de sus limitaciones en estos
buen estado de conservación. En el de km2. El Escudo Guayanés es una estudios se han encontrado avifauna Inventario de aves
caso de la Amazonia colombiana, el de las áreas menos pobladas, mejor diversa, además de una nueva espe- El inventario de aves se hizo me-
conocimiento de la avifauna quedó conservadas y más heterogéneas del cie de colibrí, una nueva subespecie diante recorridos de observación
prácticamente restringido a las áreas mundo (Hammond 2005), en la que de atrapamoscas y otra de un semi- y registros auditivos en los princi-
cercanas a las capitales departamen- convergen bosques de tierra firme, llero (Stiles 1995, 1996). pales hábitats presentes en el área
tales (Carrillo Chica et al. 2018, Stiles bosques inundables de aguas blan- de estudio (bosques de tierra firme,
cas y de aguas negras, parches de Con este inventario se busca aportar
y Beckers 2015). bosques secundarios, bosques inun-
bosques de arenas blancas, las saba- información sobre la avifauna de las
áreas de ampliación del PNN Serra- dables, bosques de arenas blancas
Con el paso de los años las enormes nas más grandes de la Amazonia y los
nía de Chiribiquete, que configura un también llamados varillales, sabanas,
pérdidas tanto económicas como so- tepuyes, que son montañas planas de
corredor biológico entre los Andes y ríos y otros hábitats acuáticos), cap-
ciales causadas por el conflicto, lle- baja elevación (Naka 2010, 2012). En
la Amazonia, aportando a la conser- turas con redes de niebla, fototram-
varon a que en el 2011 el gobierno el Escudo se ha encontrado una alta
vación de la biota regional. peo, y en algunos casos grabación de
colombiano estableciera diálogos de diversidad debido al recambio de vocalizaciones (Tabla 1).
paz con la guerrilla de las FARC, que especies que hay entre los diferen-
permitieron la firma del Acuerdo de tes hábitats. Adicionalmente el PNN Los recorridos de observación y re-
Paz en noviembre de 2016, lo cual
dio inicio al “postconflicto”, que per-
Serranía de Chiribiquete reviste es- Métodos gistros auditivos se hicieron a lo
largo de todo el día, entre las 5:30
pecial interés a nivel biogeográfico,
mitía nuevamente la posibilidad de debido a que se ha encontrado que Área de estudio de la mañana y las 5:30 de la tarde,
visitar “todo” el territorio nacional. excepto cuando las condiciones cli-
en él confluyen elementos propios Localidades de muestreo
Sin embargo, la paz también trajo de biotas de la Amazonia, la Orino- máticas no lo permitieron; se trabajó
Para el presente trabajo se hicieron
preocupaciones en términos de con- quia, el Escudo Guayanés y la Región con redes de niebla o se realizaron
tres salidas de campo a diferentes lo-
servación de la biodiversidad y los Andina (Stiles et al. 1995, Stiles y Na- desplazamientos en carro (Tabla 1).
calidades en los departamentos del
recursos naturales, ya que abrió las Durante los periodos de capturas, se
ranajo 2018). Caquetá y el Guaviare:
puertas a la instalación de sistemas hicieron observaciones cuando las
productivos como la ganadería y los A pesar de su importancia biogeográ- 1) El río Tunia entre el 2 y el 14 de tasas de capturas fueron bajas. Las
monocultivos extensivos entre otros. fica, la avifauna del PNN Serranía de octubre de 2016, entre los 1° 40´ N - aves observadas se identificaron con

96 Expediciones científicas en las nuevas áreas del PNN Serranía de Chiribiquete Fauna: Aves 97
Tabla 1. Esfuerzo de muestreo en cada una de las tres localidades en las que se realizó el tas rojas de la Unión Internacional en otras regiones de Colombia como
inventario de aves para la ampliación del PNN Serranía de Chiribiquete. Obs.: Observadores. para la Conservación de la Natura- los Andes, los valles interandinos, el
H: horas.
leza (http://www.iucnredlist.org), y Caribe, la Orinoquia y el Pacífico.
Recorridos Capturas Fototrampeo a nivel nacional en los Libros Rojos
 
de Aves de Colombia (Renjifo et al. Ampliamente distribuidas al oriente
No. No. H/ 2015 y 2016). Para el estatus migra- de los Andes (AO). Cuando las espe-
Localidad No. Obs. H/obs. H/red Total Total
redes cámaras cámara
torio de las especies consultamos la cies se encuentran ampliamente dis-
Tunia 1 70 0 0 0 20 97 1929 Guía de las especies migratorias de tribuidas tanto en la Amazonia como
Itilla 1 76 10 60 600 15 103 1541 la biodiversidad en Colombia. Aves. la Orinoquia colombianas.

Yarí 1 80 10 200 2000 16 149 7299


Vol. 1 (Naranjo et al. 2012), así como Amazónicas (AM). Cuando la distri-
las guías de aves de McMullan et al.
Total   226 20 260 2600 51 349 10769 bución de las aves abarca la región
(2018) y Ayerbe (2018). Las amplia-
amazónica de Colombia. Esta se ex-
ciones de distribución se determi-
tiende aproximadamente desde el
naron a partir de los mapas de dis-
base en los libros Guide to the Birds ras se ubicaron en lugares donde hu- río Guaviare hacia el sur hasta el río
tribución registrados en xeno-canto
of Colombia (McMullan et al., 2014) y biera rastros de interés (huellas, pa- Amazonas, y desde el piedemonte de
(www.xeno-canto.org) y en las guías
Guide to the Birds of North South Ame- saderos), o la presencia de recursos los departamentos de Putumayo, Ca-
rica Vol. 1 y 2 (Restall et al. 2006). clave pepeaderos y salados. de aves de Colombia de McMullan et
quetá y Parte del Meta hacia el orien-
al. (2018) y Ayerbe (20 18).
te hasta la frontera con el Brasil.
Las capturas se hicieron utilizando Para la identificación de las aves
ocho redes de niebla de 12 metros en campo se contó con las guías de Afinidades biogeográficas de la Orinocenses (OR). Cuando la distri-
de longitud y dos redes de 6 metros. campo de las aves de Colombia de
Las redes permanecieron abiertas Hilty y Brown (1986) y McMullan et
avifauna bución de las aves se extiende sobre
la Orinoquia colombiana, desde el
durante las mañanas entre las 5:30 y al. (2014), y la del norte de Suramé- Para evaluar las afinidades biogeo-
río Guaviare hacia el norte hasta la
las 11:00 am, y en algunas ocasiones rica de Restall et al. (2006). La identi- gráficas de los hábitats con las aves
frontera con Venezuela.
hasta las 4:30 pm (Tabla 1). Los in- ficación de las especies fue revisada que se encuentran en ellos se tomó
dividuos capturados se caracteriza- de acuerdo a las dos guías de aves de como base la clasificación de afinida- Migratorias boreales (MB). Especies
ron morfológicamente de acuerdo a: Colombia publicadas en 2018 (Mc- des avifaunísticas utilizada por Stiles que anidan en Norteamérica y pasan
1) culmen expuesto, 2) culmen total, Mullan et al. 2018 y Ayerbe 2018). La y Naranjo (2018), con modificaciones el invierno del norte en Colombia.
3) altura del pico, 4) comisura, 5) tar- taxonomía que se presenta sigue la de acuerdo a los mapas de distribu-
so, 6) longitud del ala, 7) longitud de propuesta de la American Ornitholo- ción de las especies encontradas en Estas especies tienen una distribu-
la cola, y 8) peso. Adicionalmente, se gical Society (Remsen et al. 2018) y las guías de aves de Colombia de Mc- ción amplia, y en muchos casos sus
hicieron observaciones sobre su es- la lista de chequeo de Avendaño et Mullan et al. (2018) y Ayerbe (2018), áreas de invernada no son bien co-
tado reproductivo y el estado de su al. (2017). Para los nombres comunes que incluyen datos más actualizados nocidas.
plumaje. Algunos de los individuos en español se siguió la propuesta que aquellos encontrados en la guía
fueron sacrificados y su piel conser- del Checklist to the Birds of Colombia de aves de Colombia de Hilty y Brown Migratorias australes (MA). Especies
vada y depositada en la Colección de 2009 (Salaman et al. 2009) y la List (1986) o Meyer de Schauensee que anidan al sur de Suramérica y pa-
Ornitología del Instituto de Ciencias of the Birds of Colombia de ProAves (1948–1952). En esta clasificación, san el invierno del sur en Colombia,
Naturales de la Universidad Nacional de 2018 (http://www.proaves.org/ de acuerdo a su distribución en Co- o Colombia está dentro de sus rutas
de Colombia. birds-of-colombia/?lang=en). lombia, las aves se clasifican como: de migración. Estas especies tam-
bién son ampliamente distribuidas,
Para el fototrampeo se ubicaron 60 Para determinar el grado de amena- Ampliamente distribuidas en Colom- pero hay un gran desconocimiento
estaciones de muestreo utilizando za de las especies a nivel mundial bia (AD). Si la especie se encuentra sobre sus áreas de invernada.
cámaras trampa (Tabla 1). Las cáma- se siguió lo propuesto en las lis-

98 Expediciones científicas en las nuevas áreas del PNN Serranía de Chiribiquete Fauna: Aves 99
Resultados guacamayas) y Trochilidae (colibríes).
Las tángaras y los colibríes tienen im-
Picidae

Accipitridae
Riqueza y diversidad portantes relaciones mutualistas de
Ardeidae
En conjunto en las tres localidades dispersión de semillas y polinización
de flores con las plantas, y son esen- Icteridae
se registraron 340 especies de aves
ciales para el mantenimiento de la

Familia
distribuidas en 60 familias (Anexo Trochilidae

1), de las que 117 no habían sido diversidad florística de los bosques Psittacidae
registradas con anterioridad en el y otros ecosistemas amazónicos. Por
Furnariidae
Parque Nacional Natural Serranía de su parte la familia Psittacidae es una
Thraupidae
Chirbiquete. La mayoría de estas es- de las más afectadas a nivel mundial
pecies tienen amplia distribución en por el comercio ilegal de mascotas. Thamnophilidae

Colombia o son amazónicas de tie- Tyrannidae


Vale la pena señalar, además, algunas
rras bajas, pero también incluye al-
diferencias importantes en cuanto a 0 5 10 15 20 25 30 35 40
gunas especies migratorias, andinas
la riqueza de cada familia en las tres
e inclusive guayanesas. El río Yarí fue Número de especies
localidades (Figura 2). Por ejemplo,
donde se registraron más especies
en las Sabanas del Yarí hubo un bajo Figura 1. Número de especies que aportaron a la avifauna local las familias que estuvieron
(225), seguido del río Itilla (206) y el
río Tunia (186); las diferencias en el número de especies de las familias representadas por más de 10 especies en conjunto en los tres inventarios de aves realizados
Thamnophilidae y Furnariidae, lo que en el contexto de la ampliación del PNN Serranía de Chiribiquete.
número de especies entre las loca-
lidades puede estar asociada con el se debe a que en esta localidad las
esfuerzo de muestreo, la época del observaciones se centraron en hábi-
año y el número de hábitats presen- tats de sabana en los que estas fami-
tes en el área de estudio. lias son mucho menos diversas. Por Tyrannidae
el contrario, en este lugar fue donde
En las tres localidades, entre pocas Thamnophilidae
más especies de Thraupidae se re-
familias aportaron la mayor parte de gistraron, probablemente debido a Thraupidae
la diversidad de aves presente en el la presencia de especies asociadas Furnariidae
área de estudio (Figura 1). Dentro de a hábitats de rastrojo. Por su parte
estas vale la pena resaltar a Tyranni- la mayor diversidad de especies de Psittacidae
dae (Atrapamoscas), Thamnophilidae Thamnophilidae y Furnariidae en las Trochilidae
(hormigueros) y Furnariidae (horne- otras dos localidades se debe a la
ros y trepatroncos), que son princi- Icteridae
presencia de grandes bandadas mix-
palmente insectívoras y alcanzan tas de insectívoros de sotobosque y Accipitridae
su mayor diversidad en los bosques de dosel, que son características de Ardeidae
amazónicos de tierras bajas; su ta- los bosques de tierras bajas en buen
xonomía no es muy conocida, y pro- estado de conservación. Adicional- Picidae
bablemente dentro de ellas hay una mente la detección de estas banda- 0 5 10 15 20 25 30
gran diversidad escondida en forma
das me permitió registrar en poco Número de especies
de especies crípticas. También fue-
tiempo un alto número de especies
ron importantes en términos de ri- Yarí Tunia Itilla
de estas familias. La menor diversi-
queza de especies las familias Thrau- dad de Tyrannidae en La Tunia pue-
pidae (tángaras), Psittacidae (loros y Figura 2. Familias que mayor número de especies aportaron a la avifauna
de deberse a que en esta localidad registrada en los inventarios de aves realizados en los ríos Tunia, Itilla y Yarí.

100 Expediciones científicas en las nuevas áreas del PNN Serranía de Chiribiquete Fauna: Aves 101
los ecosistemas antrópicos, como los siete están Casi Amenazadas (Figura poblaciones podrían verse afectadas las otras las observaciones se cen-
que prefieren muchos atrapamoscas, 3, Tabla 3, ). Dentro de estas hay ga- no sólo por la extracción selectiva de traron en uno sólo uno de estos dos
fueron muy pequeños (poco rastrojo, llinetas, paujiles, tucanes, loros, una individuos sino también por proce- hábitats. Tyrannidae fue la familia
pocas chagras, etc.). perdiz, una paloma, un águila y un sos de fragmentación y deterioro de que más especies aportó a la diversi-
tente. A nivel global las poblaciones hábitat. dad de aves migratorias de la región
La mayoría de las especies encon-
de estas especies están decreciendo, (siete especies), seguida de Scolopa-
tradas en las tres localidades son
con excepción de las de Touit huetii cidae (tres), Cardinalidae y Parulidae
de amplia distribución y se encuen-
que se encuentran estables.
Especies migratorias
(dos cada una).
tran tanto en la Amazonia como en Se registraron 17 especies migrato-
otras áreas de Colombia (Tabla 2). Sin Las gallinetas (Tinamidae), los pau- rias de las cuales 14 son migratorias En términos generales todos las mi-
embargo, la avifauna de las tres lo- jiles (Crax y Mitu), la pérdiz (Odon- boreales y tres son migratorias aus- gratorias, tanto boreales como aus-
calidades de muestreo, en términos thophoridae) y el tente (Psophidae) trales (Figura 4, Tabla 4). El río Yarí trales, tienen amplia distribución y
generales, corresponde a aquella son aves consumidas por las comu- fue donde más migratorias se regis- en Colombia y se les encuentra a lo
propia de las tierras bajas amazóni- nidades locales de la Amazonia, y traron, lo que probablemente obe- largo de todo el territorio nacional.
cas; por el contrario, la cantidad de la presión sobre ellas podría incre- dece a la época en que se visitó la Sin embargo, dentro de estas especies
especies orinocenses, andinas y gua- mentarse si llega a aumentar la co- hay algunas como Calidris melanotos,
localidad, y a que en ella se visitaron
yanesas son pocas, lo que demuestra lonización. Por su parte, los tucanes que es poco común y no ha sido re-
sabanas y bosques mientras que en
que en estas áreas no hay mucho in- (Ramphastidae) y loros (Psittacidae)
tercambio de biotas. De otro lado, el son de las aves más apreciadas como
número de especies migratorias fue mascotas tanto a escala local como A B
considerable, especialmente en el global, lo que podría llevar a que au-
río Yarí, y puede ser mucho mayor si mente el tráfico ilegal de especies a
se continúa haciendo muestreos en medida que aumenta la población
estas localidades abarcando tanto la humana en el área.
época de la migración boreal como la
Todas estas especies se encuentran
de la austral.
asociadas a bosques húmedos tro-
picales en buen estado de conser-
Especies amenazadas vación, aunque hay algunas que to-
Se registraron doce especies que se leran bastante bien la presencia de
C D
encuentran en algún riesgo a la ex- hábitats secundarios y claros relati-
tinción; de acuerdo a las listas rojas vamente grandes como Ramphastos
de la UICN, cinco son Vulnerables y tucanus y Amazona farinosa, y sus

Tabla 2. Número de especies de aves de diferentes afinidades biogeográficas encontradas


en cada una de las tres localidades en la que se realizaron inventarios de biodiversidad. Para
el significado de las siglas ver la sección de Métodos.

Localidad AD AO AM OR AN GUY Mig Total

Tunia 90 29 58 2 0 0 7 186
Figura 3. Cuatro de las especies de aves Casi Amenazadas de extinción que fueron
Itilla 94 39 64 1 1 3 4 206 registradas durante el inventario realizado en el marco de la ampliación del PNN
Serranía de Chirbiquete. A. Tinamus major. B. Mitu tomentosum. C. Psophia crepitans.
Yarí 111 36 63 2 1 0 11 224 D. Spizaetus ornatus.

102 Expediciones científicas en las nuevas áreas del PNN Serranía de Chiribiquete Fauna: Aves 103
A B

Tabla 3. Especies de aves registradas en los inventarios realizados en el marco de la ampliación del Tabla 4. Especies de aves migratorias registradas en las tres localidades en que se hizo el
PNN Serranía de Chiribiquete que se encuentran en algún riesgo a la extinción de acuerdo a la Unión inventario.
Internacional para la Conservación de la Naturaleza UICN. NT: Casi Amenazada. VU: Vulnerable.
Tipo de
Familia Especie Tunia Itilla Yarí
Tendencia migración
Familia Especie UICN Tunia Itilla Yarí
poblacional
Caprimulgidae Chordeiles minor 1     Boreal
Tinamidae Tinamus major NT 1 1 1 Decreciendo Calidris melanotos     1 Boreal

Tinamidae Tinamus guttatus NT 1 1 1 Decreciendo Scolopacidae Actitis macularius 1 1 1 Boreal

Cracidae Crax alector VU 1 1   Decreciendo Tringa solitaria 1     Boreal


C D
Pandionidae Pandion haliaetus     1 Boreal
Cracidae Mitu tomentosum NT 1 1   Decreciendo
Falconidae Falco peregrinus 1     Boreal
Odontophoridae Odontophorus gujanensis NT 1     Decreciendo
Myiodynastes luteiventris     1 Boreal
Columbidae Patagioenas subvinacea VU 1 1 1 Decreciendo
Empidonomus varius     1 Austral
Psophiidae Psophia crepitans NT 1 1 1 Decreciendo Tyrannidae Tyrannus albogularis 1     Austral
Accipitridae Spizaetus ornatus NT 1 1   Decreciendo Tyrannus tyrannus 1   1 Boreal

Ramphastidae Ramphastos tucanus VU 1 1 1 Decreciendo Tyrannus savana 1   1 Austral

Hirundinidae Hirundo rustica     1 Boreal


Ramphastidae Ramphastos vitellinus VU 1 1 1 Decreciendo
Turdidae Catharus ustulatus    1 Boreal
Psittacidae Touit huetii VU   1 1 Estable
Piranga rubra   1   Boreal
Psittacidae Amazona farinosa NT 1 1 1 Decreciendo Cardinalidae
Piranga olivacea     1 Boreal
 Total 11 11 8  
Setophaga petechia   1   Boreal
Parulidae
Setophaga striata   1 1 Boreal

A B E Total 7 4 11  

portada frecuentemente en la región El bajo número de migratorias aus-


amazónica de Colombia. Por el con- trales (tres especies todas perte-
trario, hay unas pocas especies cuya necientes a la familia Tyarnnidae),
distribución en el país es bastante res- puede deberse principalmente a
tringida. Este es el caso de Tyrannus la época en la que se realizaron los
C D
albogularis, que fue registrada en inventarios. En el río Tunia el inven-
las Sabanas del Yarí, del cual solo se tario se hizo en octubre, en el Itilla
tenían registros al sur en el depar- en noviembre y en el Yarí en marzo,
tamento del Amazonas. Igualmente, meses que coinciden con el invierno
del norte del continente, cuando las
Tyrannus savana, cuya distribución
especies migratorias se encuentran
es exclusivamente amazónica, que
en sus áreas de hibernación esca-
fue de las especies más abundan-
Figura 4. Algunas de las especies de aves migratorias registradas durante los inventarios de pando del frío. Por el contrario, du-
aves realizados en los ríos Tunia, Itilla y Yarí. A. Calidris melanotos. B. Empidonomus varius. tes en las sabanas visitadas durante
el inventario realizado en el río Yarí. rante estos meses el hemisferio sur
C. Myiodinastes luteiventris. D. Tyrannus savana. E. Catharus ustulatus.

104 Expediciones científicas en las nuevas áreas del PNN Serranía de Chiribiquete Fauna: Aves 105
Tabla 5. Especies reportadas en los inventarios de aves realizados en el marco de las expediciones para ampliar el
PNN Serranía de Chiribiquete, cuyo registro implica una ampliación de su distribución conocida. En las columnas
de Tipo de Ampliación, las siglas corresponden a las afinidades biogeográficas de las especies. AM: Amazónica.
se encuentra en verano, por lo que la ción es hacia el norte, desde las tie- OR: Orinocense. AN: Andina. GUY: Guayanesa. CB: Cerrando Brecha. No en todos los casos el tipo de ampliación
mayoría de especies migratorias se rras amazónicas de tierras bajas de corresponde a la afinidad biogeográfica de las especies, sino a la región biogeográfica de donde debieron proceder
encuentran al sur de Suramérica, en los departamentos de Amazonas, Ca- los individuos registrados.
sus áreas de anidación. quetá y Putumayo. Debido a la locali-
zación de las áreas en las que se rea- Especie Tunia Itilla Yarí Tipo de ampliación
Ampliaciones de distribución lizaron los inventarios, este tipo de Hacia el noroccidente desde el norte del departamento del
ampliaciones distribucionales eran Mitu salvini     1 Amazonas, donde el límite de su distribución coincidía con el AM
Los registros de 21 de las 340 es- río Caquetá.
pecies representan ampliaciones de las más esperables. Sin embargo, dos
Hacia el suroriente desde el norte del río Guaviare y el sur de
su distribución conocida (Tabla 5), de estas fueron las que más lejos se Burhinus bistriatus 1    
la Macarena.
OR

y la mayoría corresponden a movi- encontraron de su distribución cono-


Syrigma sibilatrix 1 1 1 Hacia el sur desde el norte del río Guaviare. CB
mientos poblacionales desde la Ori- cida, implicando ampliaciones a tra-
Hacia el suroriente desde el norte del río Guaviare y el sur de
noquia hacia las tierras amazónicas vés de largas distancias. De un lado Theristicus caudatus 1   1
la Macarena.
OR

de tierras bajas, como es el caso de Cercomacroides serva, un hormigue- Hacia el suroriente desde el norte del río Guaviare y el sur de
Buteogallus meridionalis 1     OR
Burhinus bistriatus, Buteogallus me- ro que en Colombia solo se conocía la Macarena.
ridiionalis (Figura 5) y Theresticus desde el sur hasta el río Caquetá, y Hacia el oriente desde los Andes, y altitudinal pues estaba re-
Campephilus pollens   1   AN
caudatus, entre otros. La mayoría de Tyrannus alboguaris, un atrapamos- gistrada entre 1300 y 3200 m s.n.m.

estas especies fueron registradas en cas migratorio austral que solo se co- Eupsittula pertinax 1   1 Hacia el sur desde el norte del río Guaviare. OR

los inventarios realizados en los ríos nocía de un área alrededor de Leticia Desde el sur del río Caquetá y el norte del río Guaviare, y hacia
en el departamento del Amazonas. Thamnophilus doliatus     1 el oriente desde las tierras bajas cerca de los Andes en Putu- CB
la Tunia y Yarí, a los cuales se llega mayo y Caquetá.
atravesando grandes extensiones de Otras dos ampliaciones grandes de Ampliación grande hacia el norte desde el sur del río Caquetá
sabanas, por lo que su presencia en distribución fueron las de Ammonas- Cercomacroides serva   1   AM
y desde el norte del río Putumayo.
el área no es de sorprenderse; cinco tes pelzelni (un hormiguero) y Pla-
de estas especies tenían distribución Hacia el occidente desde el medio del Vaupés y el oriente del
tyrinchus platyrhynchos (un atrapa- Ammonastes pelzelni   1   GUY
Guainía.
andina, y su registro en las áreas en moscas) característicos de bosques Philydor erythrocercum 1   1 Hacia el oriente desde la sierra de la Macarena. AM
las que se realizaron los inventarios de arenas blancas donde son raras
implica no sólo una ampliación dis- Hacia el oriente desde el piedemonte de Putumayo y parte de
y poco comunes; estas dos especies Rhynchocyclus fulvipectus     1 Caquetá, y altitudinal pues había sido registrada entre 400 y AN
tribucional desde el piedemonte tienen afinidad biogeográfica guaya- 2000 m s.n.m.
amazónico hacia el oriente, sino tam- nesa, y en el país hasta el momento Platyrinchus platyrhynchos   1   Hacia el occidente desde el oriente del Vaupés. GUY
bién en varios casos una ampliación solo habían sido registradas en los Hacia el oriente desde los Andes, y altitudinal pues había sido
altitudinal desde las tierras “altas” departamentos de Vaupés y Vichada.
Myiodynastes chrysocephalus     1
registrado entre 1000 y 3000 m s.n.m.
AN
de las cordilleras hacia los planos de Hacia el noroccidente desde el norte del departamento del
Finalmente hay otras cuatro espe- Tyrannus albogularis 1     AM
inundación de estos ríos amazóni- Amazonas en el río Caquetá.
cos. Este es el caso de Campephilus cies cuya distribución tenía forma de Cryptopipo holochlora     1 Hacia el oriente desde el piedemonte de Meta y Caquetá. AN
pollens, Rhynchocyclus fulvipectus y “herradura”, abarcando áreas de las
Desde el sur del río Putumayo y el norte del río Guaviare, y
Myiodinastes chrysocephalus, cuya tierras amazónicas de tierras bajas, Tityra inquisitor     1
hacia el oriente desde la tierras bajas de Meta y Caquetá.
CB

distribución ascendía hasta los 2.000 el piedemonte amazónico y la Orino- Hacia el nororiente desde las tierras bajas cerca de los Andes
Microbates cinereiventris   1   AN
y 3.000 m s.n.m. Vale la pena señalar quia; esta ampliación es pequeña, y en Putumayo y un pedacito de Caquetá.
que ninguna de estas especies fue cierra brechas geográficas en los re- Ammodramus humeralis   1   Hacia el sur desde el norte del río Guaviare. OR
registrada en el río Tunia. gistros que se tenían de estas espe- Sturnella magna     1 Hacia el sur desde el norte del río Guaviare. OR
cies hasta el momento. Hacia el sur desde el norte del río Guaviare y hacia el oriente
Por su parte para cuatro de estas es- Sturnella militaris 1     CB
desde las tierras bajas de Caquetá y Meta.
pecies la extensión de su distribu-
Total 8 7 11 AM: 4; OR: 6; AN: 5; GUY:2; CB: 4

106 Expediciones científicas en las nuevas áreas del PNN Serranía de Chiribiquete Fauna: Aves 107
A B Adicionalmente hay varias de las es- Evidencias reproductivas
pecies registradas que no se encuen-
Durante el inventario se registra-
tran en peligro, pero que podrían lle-
ron evidencias reproductivas de 25
gar a estarlo si aumenta sobre ellas
especies de aves (Tabla 6). Son de
la presión de cacería. Este es el caso
resaltar los registros reproductivos
de dos gallinetas (Crypturellus), dos de Penelope jaqcuaqu, Mitu salvinii,
pavas (Penelope y Pipile) y un paujil Buteogallus sp., Ciccaba cf huhula,
(Mitu), que forman parte de las espe- que son especies características de
cies más perseguidas por su carne. bosques en buen estado de conser-
En el caso de las pavas y el paujil, se vación. Adicionalmente Penelope ja-
C D E
ha encontrado que hay rápidas dis- quaqu y Mitu salvini, pueden verse
minuciones poblacionales o inclusi- afectados por presión de cacería. Por
ve extinciones locales a medida que su parte la reproducción de Pheugo-
aumenta la población humana. pedius coraya es muy desconocida.

Tabla 6. Especies que se encontraron con evidencias reproductivas durante la


realización del inventario.
Figura 5. Especies cuyo registro durante los inventarios de aves realizados en los ríos Tunia, Itilla
y Yarí implican una ampliación de su distribución conocida. A. Burhinus bistriatus. B. Syrigma Familia Especie Evidencia Mes
sibilatrix. C. Buteogallus meridionalis. D. Eupsittula pertinax. E. Sturnella militaris.
Penelope jacquaqu Pichones Nov
Cracidae 
Mitu salvinii Pichones Mar
Especies útiles de artesanías, la tenencia de masco-
Ardeidae Tigrisoma lineatum Juveniles Nov
tas y la preparación de medicinas.
En Colombia hay reportes de uso de Accipitridae Buteogallus sp. Juveniles Oct
75 de las especies registradas en los Diez de las doce especies amenaza-
Rallidae Porphyrio martinicus Pichones Ago
inventarios de aves realizados en los das que se registraron en el inven-
ríos Tunia, Itilla y Yarí, y de otras 53 tario (Tabla 2), son las que tienen Columbidae Patagioenas cayennensis Anidando Ago
que no son utilizadas en Colombia, mayor presión de cacería en las di- Strigidae Ciccaba cf. huhula Pichones Oct
pero sí en otros países de la cuenca ferentes localidades amazónicas. Las
Trochilidae Phaethornis ruber Lek Nov
amazónica. Dentro de estas se tienen gallinetas (Tinamidae), los paujiles
especies como las gallinetas y los (Cracidae), la perdiz (O. gujanensis) Falconidae Daptrrius ater Juveniles Ago
paujiles que forman parte importante y el tente (Psophidae), aportan una Eupsittula pertinax Anidando Ago
de la dieta de las comunidades loca- importante proporción de la proteína
Psittacidae  Pionites melanocephalus Anidando Mar
les, así como tángaras y colibríes que aviar de la dieta de las comunidades
solo son cazados muy ocasionalmen- locales. Los tucanes (Ramphastidae) Ara severus Anidando Ago

te. Todas las especies sirven para sa- y los loros (Psittacidae) son impor- Thamnophilidae Willisornis poecilinotus Parche de cría Mar
tisfacer necesidades alimenticias de tantes como mascotas, para la ela-
Manacus manacus Lek Ago
las comunidades, pero a muchas de boración de artesanías y para el co-
ellas también se les dan otros usos in- mercio de animales, y también son Pipridae  Ceratopipra erythrocephala Lek; Parche de cría Oct, Nov, Mar

cluyendo el comercio, la elaboración ocasionalmente consumidos. Lepidothrix coronata Lek, Juveniles Oct, Nov, Mar

108 Expediciones científicas en las nuevas áreas del PNN Serranía de Chiribiquete Fauna: Aves 109
Discusión Guayanés, la Orinoquia y la región
andina. Esto es similar a lo encontra-
Familia Especie Evidencia Mes
En las tres expediciones realizadas do en las otras localidades del PNN
Machaeropterus regulus Parche de cría Mar entre el 2016 y el 2017 a los ríos Serranía de Chiribiquete en las que
Troglodytidae Pheugopedius coraya Material para nido Mar Tunia, Itilla y Yarí, se registraron 117 se han hecho inventarios de aves
especies de aves que no fueron re- (Stiles y Naranjo 2018, Álvarez et al.
Hirundinidae Atticora fasciata Anidando Oct
portadas en los listados de Álvarez et 2003, Stiles et al. 1995), así como en
Turdus nudigenis Juveniles Ago al. (2003) ni Stiles y Naranjo (2018). otras áreas del Escudo Guayanés que
Turdidae 
Turdus ignobilis Anidando Mar
Con la ampliación del PNN Serranía se encuentran en buen estado de
de Chirbiquete estas 117 especies conservación como el PNN Yaigoje
Psarocolius angustifrons Anidando Mar se agregaron a la lista de aves que – Apaporis (Stiles 2010) o las reser-
Psarocolius decumanus Anidando Mar se encuentran en esta área protegi- vas nacionales naturales Puinawai y
Icteridae  da, con lo cual su avifauna conocida Nukak (Álvarez y Repizzo 2001). Sin
Cacicus cela Anidando Mar
estaría compuesta por 498 especies embargo, en los inventarios de los
Cacicus haemorrhous Anidando Mar de aves, pertenecientes a 62 fami- ríos Tunia, Itilla y Yarí las especies de
lias. Muchas de estas especies son amplia distribución fueron las más
propias de ecosistemas secundarios representativas, debido principal-
A C como chagras y rastrojos, que fue- mente a que en estas expediciones
ron poco abundantes en las áreas se registraron un mayor número de
del Parque en las que Álvarez et al. especies asociadas a hábitats antró-
y Stiles y Naranjo hicieron sus ob- picos, como por ejemplo muchas tor-
servaciones. Adicionalmente en esta tolitas o el alcaraván, las cuales por
lista hay varias especies caracterís- esto mismo se encuentran a lo largo
ticas de las sabanas, que fueron há- de todo el país, así como especies
bitats comunes en la periferia de las asociadas a ríos y ambientes acuá-
tres localidades muestreadas, y no ticos que también se encuentran en
de sabanas con matorrales caracte- otras áreas de Colombia. Por el con-
B D
rísticas de las zonas de tepuyes o de trario, el número de especies con afi-
bosques de arenas blancas, como las nidad guayanesa fue menor que en
que muestrearon los investigadores los inventarios de aves realizados en
mencionados. Igualmente, en esta el PNN Serranía de Chiribiquete. Esto
lista hay una buena representación no es extraño si se tiene en cuenta
de aves asociadas a hábitats acuáti- que las tres expediciones de las que
cos que no fueron muestreados por trata este artículo fueron realizadas
Stiles y Naranjo (2018). en sectores mucho más occidentales,
en los que prácticamente no había
La avifauna de las tres localidades presencia de hábitats típicos de esta
de estudio está compuesta principal- región, como los tepuyes y los bos-
Figura 6. Tres de las especies de las que se encontraron evidencias reproductivas mente por especies de amplia distri- ques de arenas blancas.
durante los inventarios de aves realizados en los rios Tunia, Itilla y Yarí. A y B. bución y con distribución de la pla-
Nido y huevo de Patagioenas cayennensis. C. Ara severus anidando en tronco
hueco de una palma de chontaduro. D. Nido de Eupsittula pertinax. nicie amazónica, y en mucho menor En términos generales, la compo-
proporción por especies del Escudo sición de la avifauna en cuanto al

110 Expediciones científicas en las nuevas áreas del PNN Serranía de Chiribiquete Fauna: Aves 111
porcentaje de especies que aportó especies de Ardeidae (garzas), Psitta- son comercializadas en el mercado otras áreas de la Amazonia brasilera
cada familia a la riqueza total de aves cidae (loros y guacamayas), Thraupi- de mascotas o de artesanías, además y ecuatoriana, donde se ha encontra-
fue similar en las tres localidades, en dae (tángaras) e Icteridae (mochileros de ser dependientes de bosques en do que son las que primero desapa-
comparación a la de otras áreas de y arrendajos), que fueron registrados buen estado de conservación. Estas recen aún ante regímenes de distur-
Chiribiquete (Álvarez et al. 2003, Sti- en este trabajo, lo que se debe a que especies podrían verse afectadas bio relativamente bajos (Stouffer et
les y Naranjo 2018). Por ejemplo, en en los ríos Tunia, Itilla y Yarí hubo negativamente por los procesos de al. 2011, Strattford y Stouffer 1999).
todas las localidades las familias más mayor proporción de rastrojos y bor- colonización que podrían darse en la La mayoría de estas especies son in-
diversas fueron Tyrannidae, Tham- des de bosque, así como de hábitats zona luego de la firma de los acuer- sectívoras y muchas forman banda-
nophilidae, Thraupidae, Furnariidae y acuáticos, que en los otros inventa- dos de paz; estos, sin lugar a duda, das mixtas de sotobosque o de dosel
Trochilidae; sin embargo, vale la pena rios. aumentarían la presión de cacería en las que se reúnen individuos de
notar algunas diferencias en relación sobre sus poblaciones y traería con- diferentes especies, por lo que su ex-
a las especies registradas de estas y De la misma manera, en este trabajo sigo deforestación y pérdida de há- tinción local también podría afectar a
de otras familias. Álvarez et al. regis- se registran nueve especies de aves bitat. Adicionalmente, en el área hay otras especies con las que se asocia.
traron mayor número de especies de migratorias que no habían sido re- al menos otras cuatro especies de la En los inventarios de los ríos Tunia,
Tyrannidae, Thamnophilidae y Furna- portadas con anterioridad en el área familia Cracidae, que es una de las Itilla y Yarí se registraron 33 especies
riidae, que seguramente obedece a del PNN Serranía de Chiribiquete; más amenazadas a nivel global, algu- de estas familias que no habían sido
que su trabajo abarcó un periodo de siete de estas especies son migrato- nas de las cuales han registrado dis- registradas en otras localidades del
tiempo mucho mayor. Por el contra- rias boreales y dos son migratorias minuciones poblacionales o inclusi- Parque en las que se han realizado
rio, los inventarios de Stiles y Naranjo australes. Con estas nueve especies ve extinciones locales a medida que inventarios de avifauna.
fueron los que menos especies re- el número de migratorias que se co- aumenta la densidad humana; así
gistraron de estas familias, lo que se nocen con Chirbiquete como área de mismo hay un alto número de águi- En conclusión, la avifauna registra-
debió a la poca extensión de los bos- paso o de hibernación ascendería a las, loros y guacamayas que están in- da durante las expediciones a los
ques de tierra firme y la ausencia de 35. Sin embargo, este número debe cluidas en los Apéndices CITES pues ríos Tunia, Itilla y Yarí incluye varias
bosques inundables que son donde ser mayor, ya que seguramente hay su comercio podría poner en riesgo especies cuya conservación es im-
estas son más diversas. más aves migratorias australes que la salud de sus poblaciones. portante. Dentro de estas hay varias,
llegan al Parque pero que no han especies migratorias que requieren
De otro lado, Álvarez et al. (2003) re- sido registradas pues la mayoría de Es importante resaltar que en las tres de los ecosistemas que se encuen-
portaron dos familias que no fueron inventarios han sido realizados du- localidades de estudio la mayor par- tran en estas zonas como áreas de
registradas ni en este estudio ni por rante los últimos meses del año que te de la avifauna está compuesta por hibernación o como parte de sus ru-
Stiles: Steatornithidae y Conopopha- es cuando llegan a nuestro país las especies de las familias Thamnophi- tas migratorias, y especies con altos
gidae. Por el contrario, en las locali- migratorias procedentes del norte lidae, Furnariidae y Tyrannidae, que requerimientos de hábitat que de-
dades de estudio se registraron cinco del continente. son de las más desconocidas taxo- penden del mantenimiento de gran-
especies, de cinco familias, que no nómicamente y dentro de las cuales des extensiones de cobertura bosco-
fueron reportadas por Álvarez et al. De otro lado, en las tres localidades puede haber escondida una gran di- sa en buen estado de conservación.
ni por Stiles. Dos de estas familias de muestreo se registró un importan- versidad en forma de especies críp- De esta forma estos resultados apo-
son características de hábitats de sa- te número de especies amenazadas ticas que aún no han sido descritas. yan la inclusión de las tres áreas de
bana: Burhinidae y Charadriidae, dos y casi amenazadas de extinción, las Gran parte de las especies de estas muestreo dentro del sistema nacio-
de ambientes pantanosos: Opistho- cuales ya habían sido reportadas en familias están asociadas a bosques nal de áreas protegidas de Colombia,
comidae y Anhimidae, y una de río otras localidades del Parque (Álvarez en buen estado de conservación, y y en este caso como una ampliación
pero que puede realizar movimientos et al. 2003, Stiles y Naranjo 2018), pueden verse fuertemente afectadas del Parque Nacional Natural Serranía
estacionales: Laridae. Otra diferencia muchas de las cuales forman parte de por procesos de fragmentación y de- de Chiribiquete.
interesante es el mayor número de la dieta de las comunidades locales y forestación, así como ha sucedido en

112 Expediciones científicas en las nuevas áreas del PNN Serranía de Chiribiquete Fauna: Aves 113
Tabla 7. Número de especies por familia reportado en este trabajo y en los trabajos Cont. Tabla 7. Número de especies por familia reportado en este trabajo y en los
publicados sobre la avifauna de otras localidades del Parque Nacional Natural trabajos publicados sobre la avifauna de otras localidades del Parque Nacional
Serranía de Chiribiquete. Natural Serranía de Chiribiquete.

Álvarez et al. Stiles y Naranajo Álvarez et al. Stiles y Naranajo


Familia Este trabajo Familia Este trabajo
2003 2018 2003 2018
Tinamidae 5 7 4 Galbulidae 5 6 1

Anhimidae 1     Bucconidae 6 9 3
Anatidae 1 2 1 Capitonidae 2 2 1
Cracidae 6 6 4 Ramphastidae 6 7 3
Odontophoridae 2 1  
Picidae 11 10 4
Columbidae 7 5 6
Falconidae 9 7 3
Cuculidae 4 5 2
Psittacidae 15 13 8
Steatornithidae   1  
Thamnophilidae 33 41 16
Nyctibiidae 3 2  
Conopophagidae   1  
Caprimulgidae 4 3 5
Apodidae 4 3 4 Grallaridae 1 1  

Trochilidae 13 17 12 Formicariidae 1 2 1

Opisthocomidae 1     Furnariidae 22 24 7
Psophiidae 1 1 1 Tyrannidae 35 43 18
Rallidae 2 2 1 Cotingidae 3 6 4
Heliornithidae 1 1  
Pipridae 6 8 4
Charadriidae 1    
Tityridae 7 5  
Burhinidae 1    
Pipritidae 1 1  
Scolopacidae 3 2 1
Vireonidae 2 5 2
Laridae 1    
Corvidae 1 1 1
Eurypygidae 1 1 1
Phalacrocoracidae 1 1   Hirundinidae 6 7 6

Anhingidae 1 1   Troglodytidae 6 5 2

Ardeidae 11 8 6 Polioptilidae 1 1 1
Threskiornithidae 3 1   Turdidae 4 6 4
Cathartidae 4 3 4 Mimidae 1 1 1
Pandionidae 1 1   Thraupidae 25 23 12
Accipitridae 11 10 4
Emberizidae 1 2 2
Strigidae 4 4 4
Cardinalidae 3 5 1
Trogonidae 3 7 2 Parulidae 2 4 1
Alcedinidae 5 4 5 Icteridae 13 6 4
Momotidae 2 1 2 Fringillidae 2 3 1

114 Expediciones científicas en las nuevas áreas del PNN Serranía de Chiribiquete Fauna: Aves 115
Agradecimientos Álvarez, R., A. M. Umaña, G.D. Mejía, J.
Cajiao, P. von Hildebran y F. Gast.
habitat within the Amazonian
rainforest. Journal of Tropical Ecology
Naka, L.N., C.L. Bechtoldt, L.M. Pinto
Henriques y R.T. Brumfield. (2012).
Agradezco a todas las personas del (2003). Aves del Parque Nacional 12(3): 419-425 The role of physical barriers in the
resguardo Yaguara II que nos acom- Natural Chiribiquete, Amazonia- location of avian suture zones in the
Diaz, M., F.G. Stiles y J. L. Tellería. La
pañaron en las expediciones a los Provincia de la Guyana, Colombia. Guiana shield, northern Amazonia.
comunidad de aves en un gran claro
ríos Tunia y Yarí, y en particular a Biota Colombiana 4(1): 49-63 The American Naturalist 179(4):
permanente de la selva amazónica:
aquellos que ayudaron con los in- Avendaño, J. E., C. I. Bohórquez, L. E115-E132.
La Sierra de Chiribiquete (Colombia).
ventarios de aves, soportando largas Rosselli, D. Arzuza-Buelvas, F. A. Ardeola 42 (2): 191-200 Naka, L.N., M. Cohn-Haft, A. Whittaker,
jornadas de campo, al igual que a las Estela, A. M. Cuervo, F. G. Stiles y L. J. Mazar Barnett y M. de Fátima
M. Renjifo. (2017). Lista de chequeo Hilty, S. L. y Brown, W. L. (2001). Guía
personas que colaboraron durante el Torres. (2007). Avian biogeography
de las aves de Colombia: Una síntesis de las Aves de Colombia. Princeton
inventario de aves realizado en el río of Amazonian flooded forests in the
del estado del conocimiento desde University Press.
Itilla. A la Fundación para la Conser- Rio Branco basin, Brazil. The Wilson
Hilty & Brown (1986). Ornitología Lemke T.O. y P.E. Gertler. 1978. Recent Journal of Ornithology 119(3): 439-
vación y el Desarrollo Sostenible por
Colombiana 16: eA01-1 a 83. observations on the birds of the 449.
financiar estas expediciones; al Ins-
Ayerbe Quiñones, F. (2018). Guía Sierra de la Macarena, Colombia.
tituto Amazónico de Investigaciones Naka, L.N., M. Cohn-Haft, F. Mallet-
ilustrada de la avifauna colombiana. A Condor 80(1): 453-455
Científicas SInchi, particularmente a Rodrigues, M.P.D. Santos y M. de
Dairon Cárdenas, coordinador de la Field Guide to the Birds of Colombia. López-O. J. P., E. Carrillo Chica y W. A. Fátima Torres. (2006). The avifauna
World Conservation Society. 458 p. Ramírez Riaño. (2018). Aves. En: of the Brazilian state of Roraima: bird
línea de investigación en Biodiversi-
dad y Recursos Naturales, y Mariela Bierregard, R.O. y T.E. Lovejoy. 1989. Vriesendorp C., N. Pitman, D. Alvira distribution and biogeography in the
Osorno, coordinadora del Grupo de Effects of forest fragmentation Reyes, A. Salazar Molano, R. Botero Rio Branco basin. Revista Brasileira de
on Amazonian understory bird García, A. Arciniegas, L. de Souza, Á. Ornitologia 14(3): 197-238.
Fauna, por haber aceptado participar
communities. Acta Amazónica 19: del Campo, D. F. Stotz, T. Wachter, Naranjo, L. G. (2014). Aves de la Estrella
en las expediciones y por la oportu-
215-241. A. Ravikumar y J. Peplinski (Eds). Fluvial Inírida. En: Trujillo F., J.S.
nidad de participar en las mismas. A
Colombia: La Lindosa, Capricho, Usma y C. Lasso (Eds.). Biodiversidad
todos los investigadores con los que Blake, E.R. 1962. Birds of the Sierra
Cerritos. Rapid Biological and Social de la Estrella Fluvial Inírida. WWF
compartimos en campo, por su cola- Macarena, Eastern Colombia.
Inventories Report 29. The Field Colombia, CDA, Fundación Omacha,
boración y compañerismo. Fieldiana, 44(11): 69-112
Museum, Chicago. Instituto de Investigación de
Carrillo Chica, E., A. Gallardo, L. R. Peña
McMullan, M. y Donegan, T. (2014). Recursos Biológicos Alexander von
Referencias
Báez, Y. Torres Polanco, Á. Mayorga,
Field guide to the birds of Colombia. Humboldt. Colombia. Bogotá D.C.
H. Durán, X. Capera, M. Restrepo,
Fundación ProAves de Colombia. 328 p.
Acosta, J., V. Setina, J. Mahecha, J. García, & L. F. Jaramillo. 2018. Aves en
Y. Barbosa, F. Hernández, D. Vesga, áreas de influencia aeroportuaria McMullan, M, T. Donegan, G. Pantoja- Naranjo, L. G. y J. D. Amaya, D. Eusse-
C. Trujillo, L. Castañeda, D. Melo y – Amazonia colombiana. Guía de Peña, T. Tuncer Navarro, A Bartels y T. González y Y. Cifuentes (Eds.). (2012).
A. Anacona. (2015). Municipio de campo de la avifauna registrada en Ellery. 2018. Field Guide to the Birds Guía de las especies migratorias de la
San José del Guaviare (Amazonia los aeropuertos al sur de Colombia. of Colombia. Bogotá D.C.: Rey Naranjo biodiversidad en Colombia. Aves. Vol.
colombiana) Avifauna del Humedal [fieldguides.fieldmuseum.org] Editores. 1. Bogotá, D.C.: Ministerio de Medio
San José. Field Museum Field Guide [1007] versión 1 4/2018 Ambiente y Desarrollo Sostenible.
707. Naka, L. N. (2010). The role of physical
Carrillo Chica, E., M. A. Portura y L. F. and ecological barriers in the Peres C. A. (2001). Synergistics effects
Álvarez R. y A. Repizzo. (2001). Aves. Jaramillo. En prensa. La avifauna del of subsistence hunting and habitat
Puinawai y Nukak. En: Etter, A. (Ed.). diversification process of birds in the
departamento del Vaupés, escudo Guianan shield, northern Amazonia. fragmentation on Amazonian forest
Puinawai y Nukak. Caracterización
Guayanés, Amazonia colombiana. Dissertation submited in partial vertebrates. Conservation Biology
ecológica general de dos reservas
Revista Colombia Amazónica. fulfillment of the requirements for 15(6): 1490-1505
nacionales naturales de la Amazonia
col ombi ana. Idead e. B ogot á , Díaz, M. y J. L. Telleria. 1996. Granivorous the degree of Doctor of Philosophy. Pinto-Gómez, A., J.P. López-Ordóñez y
Colombia. 382 p. birds in a stable and isolated open Louisiana State University O.H. Marín-Gómez. (2014). Guaviare,

116 Expediciones científicas en las nuevas áreas del PNN Serranía de Chiribiquete Fauna: Aves 117
Colombia Aves de San José del e Instituto de Investigación de Amazonas, Colombia. Revista de la Understory Bird Communities in
Guaviare. Chicago Field Museum Recursos Biológicos Alexander von Academia Colombiana de Ciencias Amazonian Rainforest Fragments:
Guide 550. Humboldt. 34(132): 381-390 Species Turnover through 25
Ramírez Riaño; W.A., R. Carrillo López Stiles, F. G. y J. Beckers. (2015). Un Years Post- Isolation in Recovering
Renjifo, L. M., A. M. Amaya-Villarreal,
y J.D. Melo Duarte. (2015). Guía de inventario de las aves de la región Landscapes. PLOS ONE 6(6): 1-11.
J. Burbano-Girón y J. Velásquez-
campo de las aves del norte del Tibatá. (2014). Libro Rojo de Aves de Inírida, Guainía, Colombia. Strattford, J. A. y P.C. Stouffer. (1999).
Guaviare. Field Museum Field Guide de Colombia Volumen II: especies Ornitología Colombiana 15: e19-e50
Local extinctions of terrestrial
665. acuáticas de ecosistemas abiertos y Stiles, F.G., J. L. Telleria y M. Díaz. (1995). insectivorous birds in a fragmented
secos, tierras altas del Darién, Sierra Observaciones sobre la composición, landscape near Manaus, Brazil.
Renjifo, L. M. Franco-Maya, A.M., Amaya-
Nevada de Santa Marta e insulares. ecología, y zoogeografía de la Conservation Biology 13(6): 1416-
Espinel, J. D., Kattan, G. López-
Editorial Pontificia Universidad avifauna de la Sierra de Chiribiquete, 1423.
Lanús, B. (2002). Libro Rojo de Aves
Javeriana e Instituto de Investigación Caquetá, Colombia. Caldasia 17 (82-
de Colombia, de la Serie de libro Telleria, J. L. y M. Diaz. (1995). Avian nest
de Recursos Biológicos Alexander 85): 481-500.
rojos de especies amenazadas de predation in a large natural gap of
von Humboldt. Stiles, F. G. y L. G. Naranjo. (2018). La
Colombia. Instituto de Investigación the Amazonian rainforest. Journal of
de Recursos Biológicos Alexander Restall, R., C. Rodner y M. Lentino. (2006). avifauna del Parque Nacional Natural
Chiribiquete: resultados de tres Field Ornithology 66(3): 343-351.
von Humboldt y Ministerio de Birds of Northern South America An
Identification Guide. Volume 1. Yale expediciones recientes a sectores Willson, S. K. (2004). Obligate Army-Ant-
Ambiente, Bogotá, Colombia.
Universtiy Press. New Haven London. previamente inexplorados. Revista following Birds: A study of Ecology,
Renjifo, L. M., Gómez, M. F., Velásquez, 880 p. Colombia Amazónica 10: 141-160. Spatial movement Patterns, and
J., Amaya-Villareal, A. M. Kattan, G. Restall, R., C. Rodner y M. Lentino. (2006.) Stouffer, P. C., E. I. Johnson, R. O. Behavior in Amazonian Peru. 55:
Amaya-Espinel, J. D. Burbano-Girón, Birds of Northern South America Bierregaard y T.E. Lovejoy. (2011). 1-67.
J. (2016). Libro rojo de las Aves de An Identification Guide. Vol. 1. Yale
Colombia. Bogotá, D.C.: Editorial Universtiy Press. New Haven London.
Pontificia Universidad Javeriana, 656 p.
Instituto de Investigación de Anexo 1. Especies de aves registradas en las tres localidades en las que se realizó el inventario.
Rodríguez-Mahecha y J. Hernández-
Recursos Biológicos Alexander von Aer: Aéreo, especies como los vencejos que generalmente se ven sobrevolando los hábitats. Sab:
Camacho4. (2002). Loros de Colombia.
Humboldt. 466 pp. Sabanas y Matorrales. Var: Varillales. BTF: Bosques de Tierra Firme. BI: Bosques Inundables. BS.
Conservation International Tropical
Remsen, J. V., Jr., J. I. Areta, C. D. Cadena, S. Field Guide Series. Conservación Bosques Secundarios. * Especies Migratorias Boreales. ** Especies Mgratorias Australes.
Claramunt, A. Jaramillo, J. F. Pacheco, J. Internacional Colombia. Bogotá. 478 p.
Pérez-Emán, M. B. Robbins, F. G. Stiles, Stiles, F. G. (1995). Dos nuevas   Localidad Hábitat
D. F. Stotz, and K. J. Zimmer. Version subespecies de aves de la Serranía
(2016). A classification of the bird del Chiribiquete, departamento Familia/Especie Tunia Itilla Yarí Aer Sab Var BTF Río BI BS
species of South America. American del Caquetá, Colombia. Lozania 66 Tinamidae (5)      
Ornithologists’ Union. http:// (Separata): 1- 16.
www.museum.lsu.edu/~Remsen/ Tinamus major 1 1 1   X X  
Stiles, F.G. (1996. A new species of
SACCBaseline.htm
emerald hummingbird (Trochilidae, Tinamus guttatus 1 1 1   X  
Renjifo, L. M., M. F. Gómez, J. Velásquez- Chlorostilbon) from Sierra de
Chiribiquete, southeastern Colombia, Crypturellus cinereus 1 1 1   X  
Tibatá, A. M. Amaya-Villarreal, G.
H. Kattan, J. D. Amaya-Espinel y J. with a review of the C. mellisugus Crypturellus undulatus 1     X  
Burbano-Girón. (2014). Libro Rojo complex. The Wilson Bulletin 108(1):
1-27. Crypturellus variegatus 1 1   X  
de Aves de Colombia Volumen I:
Bosques húmedos de los Andes y la Stiles, F.G. (2010). La avifauna de Anhimidae (1)      
costa Pacífica. Bogotá, D.C.: Editorial la parte media del río Apaporis,
Anhima cornuta 1     X
Pontificia Universidad Javeriana departamentos de Vaupés y

118 Expediciones científicas en las nuevas áreas del PNN Serranía de Chiribiquete Fauna: Aves 119
  Localidad Hábitat   Localidad Hábitat

Familia/Especie Tunia Itilla Yarí Aer Sab Var BTF Río BI BS Familia/Especie Tunia Itilla Yarí Aer Sab Var BTF Río BI BS

Anatidae (1)       Caprimulgidae (4)      

Cairina moschata 1 1   X   Chordeiles minor* 1     X  

Cracidae (6)       Nyctipolus nigrescen 1 1 1   X X  

Penelope jacquacu 1 1 1   X   Nyctidromus albicollis 1     X  

Pipile cumanensis 1 1 1   X   Hydropsalis climacocerca 1 1   X  

Ortalis guttata 1 1 1   X Apodidae (4)      

Streptoprocne zonaris 1 X X  
Crax alector 1 1     X  
Chaetura brachyura 1 1 X  
Mitu tomentosum 1 1     X X  
Tachornis squamata 1 1 X  
Mitu salvini 1   X X  
Panyptila cayennensis 1   X  
Odontophoridae (2)      
Trochilidae (13)      
Colinus cristatus 1   X  
Threnetes leucurus 1 1     X  
Odontophorus gujanensis 1     X  
Phaethornis atrimentalis 1     X  
Columbidae (7)      
Phaethornis ruber 1 1 1   X  
Patagioenas cayennensis 1 1 1   X  
Phaethornis hispidus 1     X  
Patagioenas plumbea 1 1 1   X  
Phaethornis bourcieri 1 1   X X  
Patagioenas subvinacea 1 1 1   X  
Phaethornis malaris 1 1 1   X  
Geotrygon montana 1 1 1   X X  
Heliothryx auritus 1   X  
Leptotila rufaxilla 1 1 1   X X  
Anthracothorax nigricollis 1 1   X
Columbina minuta 1 1     X  
Heliomaster longirostris 1 1   X  
Columbina talpacoti 1 1     X
Campylopterus largipennis 1 1 1   X  
Cuculidae (4)      
Thalurania furcata 1 1 1   X  
Crotophaga major 1 1 1   X  
Amazilia fimbriata 1     X
Crotophaga ani 1 1 1   X Chrysuronia oenone 1 1   X  
Coccycua minuta 1 1 1   X X   Opisthocomidae (1)      
Piaya cayana 1 1 1   X X   Opisthocomus hoazin 1 1 1   X  
Nyctibiidae (3)       Psophiidae (1)      

Nyctibius grandis 1     X Psophia crepitans 1 1 1   X  

Nyctibius aethereus 1     X   Rallidae (2)      

Nyctibius griseus 1 1 1   X X   Aramides cajaneus 1 1   X  

120 Expediciones científicas en las nuevas áreas del PNN Serranía de Chiribiquete Fauna: Aves 121
  Localidad Hábitat   Localidad Hábitat

Familia/Especie Tunia Itilla Yarí Aer Sab Var BTF Río BI BS Familia/Especie Tunia Itilla Yarí Aer Sab Var BTF Río BI BS

Rallidae (2) Ardeidae (11)

Porphyrio flavirostris 1     X   Egretta thula 1   X  

Heliornithidae (1)       Egretta caerulea 1   X  

Heliornis fulica 1 1     X   Threskiornithidae (3)      

Charadriidae (1)       Mesembrinibis cayennensis 1 1   X X  

Vanellus chilensis 1 1 1   X X Phimosus infuscatus 1 1   X  

Burhinidae (1)       Theristicus caudatus 1 1   X  

Burhinus bistriatus 1     X   Cathartidae (4)      

Scolopacidae (3)       Cathartes aura 1   X X  

Calidris melanotos* 1   X   Cathartes melambrotus 1 1 1 X X  

Actitis macularius* 1 1 1   X   Coragyps atratus 1 1 1   X  

Tringa solitaria* 1     X   Sarcoramphus papa 1 X X  

Laridae (1)       Pandionidae (1)      

Phaetusa simplex 1   X   Pandion haliaetus* 1 X X  

Eurypygidae (1)       Accipitridae (11)      

Eurypyga helias 1 1   X   Leptodon cayanensis 1 1   X  

Phalacrocoracidae (1)       Elanoides forficatus 1 X X X  

Phalacrocorax brasilianus 1 1   X   Spizaetus ornatus 1 1     X  

Anhingidae (1)       Harpagus bidentatus 1   X  

Anhinga anhinga 1 1 1   X   Ictinia plumbea 1   X  

Ardeidae (11)       Geranospiza caerulescens 1   X X  

Tigrisoma lineatum 1 1     x   Buteogallus schistaceus 1 1   X X  

Cochlearius cochlearius 1   X   Buteogallus meridionalis 1     X  

Nycticorax nycticorax 1   X   Buteogallus urubitinga 1 1 1 X  

Butorides striata 1 1 1   X   Rupornis magnirostris 1 1 1   X  

Bubulcus ibis 1 1   X   Buteo albonotatus 1   X  

Ardea cocoi 1 1 1   X   Strigidae (4)      

Ardea alba 1 1   X   Megascops choliba 1 1   X X  

Syrigma sibilatrix 1 1 1   X X   Megascops watsonii 1 1   X  

Pilherodius pileatus 1 1 1   X   Ciccaba huhula 1     X  

122 Expediciones científicas en las nuevas áreas del PNN Serranía de Chiribiquete Fauna: Aves 123
  Localidad Hábitat   Localidad Hábitat

Familia/Especie Tunia Itilla Yarí Aer Sab Var BTF Río BI BS Familia/Especie Tunia Itilla Yarí Aer Sab Var BTF Río BI BS

Strigidae (4) Capitonidae (2)

Glaucidium brasilianum 1     X   Capito auratus 1   X  

Trogonidae (3)       Ramphastidae (6)      

Trogon melanurus 1     X   Ramphastos tucanus 1 1 1   X  

Trogon viridis 1 1     X   Ramphastos vitellinus 1 1 1   X  

Trogon collaris 1     X   Selenidera reinwardtii 1     X  

Alcedinidae (5)       Pteroglossus inscriptus 1     X

Megaceryle torquata 1 1 1   X   Pteroglossus castanotis 1 1   X  

Chloroceryle amazona 1 1 1   X   Pteroglossus pluricinctus 1 1   X  

Chloroceryle americana 1 1 1   X   Picidae (11)      

Chloroceryle inda 1 1 1   X X   Picumnus lafresnayi 1     X  

Chloroceryle aenea 1     X   Melanerpes cruentatus 1 1     X X

Momotidae (2)       Veniliornis affinis 1 1     X  

Baryphtengus martii 1   X   Piculus flavigula 1 1   X  

Momotus momota 1 1 1   X   Piculus chrysochloros 1   X  

Galbulidae (5)       Colaptes punctigula 1     X  

Galbalcyrhynchus leucotis 1   X   Celeus elegans 1   X  

Brachygalba lugubris 1   X   Dryocopus lineatus 1     X X  

Galbula albirostris 1 1   X   Campephilus pollens 1     X  

Galbula tombacea 1     X   Campephilus rubricollis 1 1   X  

Galbula dea 1 1   X   Campephilus melanoleucos 1 1 1   X  

Bucconidae (6)       Falconidae (9)      

Bucco macrodactylus 1   X   Herpetotheres cachinnans 1     X  

Bucco capensis 1     X   Micrastur gilvicollis 1     X  

Monasa nigrifrons 1 1 1   X X Caracara cheriway 1 1 1   X  

Monasa morphoeus 1   X   Ibycter americanus 1 1     X  

Monasa flavirostris 1 1   X X Daptrius ater 1 1   X  

Chelidoptera tenebrosa 1 1 1   X X   Milvago chimachima 1 1     X  

Capitonidae (2)       Falco sparverius 1   X  

Capito aurovirens 1 1 1   X X Falco rufigularis 1 1 1 X X  

124 Expediciones científicas en las nuevas áreas del PNN Serranía de Chiribiquete Fauna: Aves 125
  Localidad Hábitat   Localidad Hábitat

Familia/Especie Tunia Itilla Yarí Aer Sab Var BTF Río BI BS Familia/Especie Tunia Itilla Yarí Aer Sab Var BTF Río BI BS

Falconidae (9) Thamnophilidae (33)

Falco peregrinus* 1     X   Epinecrophylla haematonota 1 1     X  

Psittacidae (15)       Epinecrophylla ornata 1 1 1   X  

Touit huetii 1 1   X   Epinecrophylla erythrura 1 1   X  

Brotogeris cyanoptera 1 1   X   Myrmotherula axillaris 1 1 1   X  

Pionus menstruus 1 1   X   Myrmotherula longipennis 1 1 1   X  

Amazona farinosa 1 1 1 X X X   Myrmotherula menetriesii 1 1     X  

Amazona amazonica 1 1     X   Hypocnemis peruviana 1 1 1   X X X  

Forpus modestus 1 1 1   X   Cercomacroides tyrannina 1     X  

Pionites melanocephalus 1 1 1   X X   Cercomacroides serva 1     X  

Deroptyus accipitrinus 1     X   Cercomacra cinerascens 1 1   X  

Pyrrhura melanura 1 1 1   X   Myrmoborus leucophrys 1     X  

Eupsittula pertinax 1 1   X   Myrmoborus myotherinus 1 1 1   X  

Orthopsittaca manilatus 1   X   Hypocnemoides melanopogon 1 1 1   X  

Ara ararauna 1 1 X   Sclateria naevia 1     X  

Ara macao 1 1 1 X X X   Myrmelastes schistaceus 1 1   X  

Ara severus 1 1 1 X   Myrmelastes leucostigma 1 1     X  

Psittacara leucophthalmus 1 1     X Ammonastes pelzelni 1     X  

Thamnophilidae (33)       Pithys albifrons 1   X  

Cymbilaimus lineatus 1 1     X   Gymnopithys leucaspis 1 1   X  

Thamnophilus doliatus 1   X   Hylophylax naevius 1 1 1   X  

Thamnophilus schistaceus 1 1     X   Hylophylax punctulatus 1 1     X  

Thamnophilus murinus 1     X   Willisorinis poecilinotus 1 1   X  

Thamnophilus amazonicus 1 1 1   X X   Grallaridae (1)      

Megastictus margaritatus 1 1   X   Myrmothera campanisona 1     X  

Neoctantes niger 1     X   Formicariidae (1)      

Thamnomanes ardesiacus 1 1 1   X   Formicarius colma 1   X  

Thamnomanes caesius 1   X   Furnariidae (22)      

Isleria hauxwelli 1 1 1   X   Sclerurus rufigularis 1     X  

Pygiptila stellaris 1 1   X   Sittasomus griseicapillus 1     X  

126 Expediciones científicas en las nuevas áreas del PNN Serranía de Chiribiquete Fauna: Aves 127
  Localidad Hábitat   Localidad Hábitat

Familia/Especie Tunia Itilla Yarí Aer Sab Var BTF Río BI BS Familia/Especie Tunia Itilla Yarí Aer Sab Var BTF Río BI BS

Furnariidae (22) Tyrannidae (35)

Dendrocincla merula 1 1 1   X   Tolmomyias poliocephalus 1     X  

Dendrocincla fuliginosa 1 1 1   X   Platyrinchus coronatus 1     X  

Glyphorynchus spirurus 1 1 1   X X   Platyrinchus platyrhynchos 1     X  

Dendrexetastes rufigula 1     X   Terenotriccus erythrurus 1 1 1   X  

Nasica longirostris 1     X   Cnemotriccus fuscatus 1   X  

Dendrocolaptes certhia 1   X   Ochthornis littoralis 1 1 1   X  

Xiphocolaptes promeropirhynchus 1   X   Myiozetetes cayanensis 1 1   X X  

Xiphorhynchus obsoletus 1 1 1   X   Myiozetetes similis 1 1   X  

Xiphorhynchus ocellatus 1     X   Myiozetetes granadensis 1     X  

Xiphorhynchus elegans 1 1     X X   Pitangus sulphuratus 1 1 1   X X  

Xiphorhynchus guttatus 1 1 1   X   Pitangus lictor 1   X  

Dendroplex picus 1     X X   Conopias parvus 1     X  

Campylorhamphus procurvoides 1   X   Myiodynastes chrysocephalus 1   X  

Xenops minutus 1 1   X X   Myiodynastes luteiventris* 1   X

Philydor erythrocercum 1 1   X   Myiodynastes maculatus 1 1   X  

Philydor erythropterum 1   X   Megarynchus pitangua 1 1   X  

Philydor pyrrhodes 1     X   Empidonomus varius** 1   X  

Automolus rufipileatus cf 1     X   Tyrannus albogularis** 1     X  

Automolus ochrolaemus 1 1 1   X   Tyrannus melancholicus 1 1 1   X X X  

Automolus subulatus 1 1   X   Tyrannus tyrannus* 1 1   X  

Tyrannidae (35)       Tyrannus savana** 1 1   X  

Tyrannulus elatus 1 1   X   Rhytipterna simplex 1 1     X  

Myiopagis gaimardii 1 1   X   Myiarchus ferox 1 1   X X X  

Elaenia chiriquensis 1 1   X   Ramphotrigon megacephalum 1   X  

Mionectes oleagineus 1 1 1   X X   Ramphotrigon ruficauda 1 1 1   X X  

Leptopogon amaurocephalus 1   X X   Attila cinnamomeus 1     X  

Myiornis ecaudatus 1 1     X   Attila citriniventris 1 1   X X  

Lophotriccus vitiosus 1     X   Cotingidae (3)      

Rhynchocyclus fulvipectus 1   X   Querula purpurata 1     X  

128 Expediciones científicas en las nuevas áreas del PNN Serranía de Chiribiquete Fauna: Aves 129
  Localidad Hábitat   Localidad Hábitat

Familia/Especie Tunia Itilla Yarí Aer Sab Var BTF Río BI BS Familia/Especie Tunia Itilla Yarí Aer Sab Var BTF Río BI BS

Cotingidae (3) Hirundinidae (6)

Cephalopterus ornatus 1 1 1 X X   Tachycineta albiventer 1 1   X  

Lipaugus vociferans 1 1 1   X   Hirundo rustica* 1 X  

Pipridae (6)       Troglodytidae (6)      

Tyranneutes stolzmanni 1     X   Troglodytes aedon 1 1 1   X X

Cryptopipo holochlora 1   X   Campylorhynchus turdinus 1     X

Lepidothrix coronata 1 1 1   X   Pheugopedius coraya 1 1 1   X X  

Machaeropterus regulus 1 1   X   Cantorchilus leucotis 1 1     X  

Dixiphia pipra 1     X   Henicorhina leucosticta 1 1     X  

Ceratopipra erythrocephala 1 1 1   X   Cyphorhinus arada 1   X  

Tityridae (7)       Polioptilidae (1)      

Tityra inquisitor 1   X   Microbates cinereiventris 1     X  

Tityra cayana 1 1 1   X   Turdidae (4)      

Schiffornis major 1     X   Catharus ustulatus* 1   X X  

Schiffornis turdina 1   X   Turdus hauxwelli arthuri 1 1   X  

Laniocera hypopyrra 1 1     X X   Turdus lawrencii 1   X  

Iodopleura isabellae 1     X   Turdus ignobilis 1   X  

Pachyramphus castaneus 1     X   Mimidae (1)      

Incertae sedis (1)       Mimus gilvus 1 1     X  

Piprites chloris 1     X   Thraupidae (25)      

Vireonidae (2)       Chlorophanes spiza 1 1     X  

Pachysylvia hypoxantha 1 1     X   Volatinia jacarina 1 1   X  

Vireo olivaceus 1 1     X   Tachyphonus cristatus 1   X  

Corvidae (1)       Tachyphonus surinamus 1 1   X  

Cyanocorax violaceus 1 1 1   X X   Tachyphonus luctuosus 1     X  

Hirundinidae (6)       Ramphocelus carbo 1 1     X X  

Atticora fasciata 1 1 1   X   Cyanerpes caeruleus 1 1   X  

Stelgidopteryx ruficollis 1 X   Cyanerpes cyaneus 1 1   X  

Progne tapera 1     X   Dacnis albiventris 1 1   X  

Progne chalybea 1     X   Dacnis flaviventer 1     X  

130 Expediciones científicas en las nuevas áreas del PNN Serranía de Chiribiquete Fauna: Aves 131
  Localidad Hábitat   Localidad Hábitat

Familia/Especie Tunia Itilla Yarí Aer Sab Var BTF Río BI BS Familia/Especie Tunia Itilla Yarí Aer Sab Var BTF Río BI BS

Icteridae (12)

Dacnis cayana 1     X   Cacicus solitarius 1   X  

Sporophila angolensis 1     X   Cacicus cela 1 1 1 X X  

Saltator maximus 1 1   X   Cacicus haemorrhous 1   X X  

Paroaria gularis 1 1   X   Icterus croconotus 1   X  

Schistochlamys melanopis 1   X   Icterus cayanensis 1   X  

Cissopis leverianus 1     X   Molothrus oryzivorus 1   X  

Tangara nigrocincta 1 1     X   Molothrus bonariensis 1     X  

Tangara mexicana 1   X Sturnella magna 1   X  

Tangara chilensis 1 1     X   Sturnella militaris 1     X  

Tangara velia 1 1   X   Fringillidae (2)      

Tangara callophrys 1   X   Euphonia xanthogaster 1   X  

Tangara schrankii 1   X   Euphonia rufiventris 1 1   X  

Thraupis episcopus 1 1 1   X X Total 186 206 224              

Thraupis palmarum 1 1   X X

Ixothraupis xanthogastra 1     X  

Emberizidae (1)      

Ammodramus humeralis 1     X  

Cardinalidae (3)      

Piranga rubra* 1     X  

Piranga olivacea* 1   X  

Cyanoloxia cyanoides 1   X  

Parulidae (2)      

Setophaga petechia* 1     X  

Setophaga striata* 1 1   X  

Icteridae (12)      

Psarocolius angustifrons 1 1 1   X  

Psarocolius viridis 1   X X  

Psarocolius decumanus 1   X  

Psarocolius bifasciatus 1 1   X  

132 Expediciones científicas en las nuevas áreas del PNN Serranía de Chiribiquete Fauna: Aves 133
PECES asociados a sistemas acuáticos Alexander Urbano-Bonilla1,
Javier A. Maldonado-Ocampo1

del río Yarí, Amazonia colombiana


y Edgar E. Herrera-Collazos1

Resumen
Actualmente no existe un listado, ni registros confiables depositados en co- En la cuenca amazó-
lecciones biológicas de la ictiofauna presente en la cuenca del río Yarí. Con el nica la variedad
de características
fin de aportar al conocimiento de los peces de dicha cuenca, el muestreo se geológicas y
realizó en siete días efectivos de trabajo de campo en seis puntos. La colecta ambientales ha
de los peces se hizo mediante la combinación de diferentes artes de pesca favorecido la
(líneas de mano, redes de arrastre y de espera). Se colectaron 50 taxones dife- diversificación íctica,
encontrándose
rentes (45 especies y cinco géneros), cinco órdenes y 14 familias. Se registran alrededor de 2.258
por primera vez para la cuenca del Amazonas en Colombia Bryconella palli- especies de peces
difrons y Serrapinnus sp.; se encontró una especie endémica (Centromochlus primarios de agua
altae), dos migratorias (Tetragonopterus argenteus y Ageneiosus inermis) y 15 dulce.

especies requieren de revisión taxonómica detallada, dado que son posibles


nuevos registros para la Amazonia colombiana o pueden ser especies nuevas
para la ciencia; 29 taxones solo están presentes en la cuenca del Amazonas
y 21 son compartidos entre Amazonas y Orinoco. Estos resultados fueron un
insumo más para la ampliación del PNN Serranía de Chiribiquete, declarado
por la Unesco como Patrimonio de la Humanidad.

Introducción
Con menos del 1% de la superficie global, los ecosistemas de agua dulce
albergan un tercio de las especies de vertebrados (Balian et al. 2008). En
América del Sur la cuenca amazónica, con cerca de 7 millones de km2, es el
mayor sistema fluvial interconectado, y además es considerada como una de
las regiones más biodiversas del planeta (Mittermeier et al. 2000, Junk et al.
2007, Ruíz y Valencia 2007). En esta cuenca la variedad de características
geológicas y ambientales ha favorecido la diversificación íctica (Albert

1. Laboratorio de Ictiología, Unidad de Ecología y Sistemática (UNESIS), Departamento de Biología,


Facultad de Ciencias, Pontificia Universidad Javeriana, Carrera 7 N° 43-82, Bogotá, D.C., Colombia.

Fauna: Peces 135


En los últimos y Crampton 2010), encontrándose últimos cuatro años y como resulta- de su trayecto presenta diferentes El muestreo de peces se realizó en
años el número de
alrededor de 2258 especies de do de la firma del Acuerdo de paz, se tipos de vegetación asociados: bos- siete días efectivos de campo (del 14
especies de peces
registradas se ha peces primarios de agua dulce (www. han podido realizar inventarios rápi- ques altos, bajos y aluviales, herba- al 20 de marzo de 2017), en seis es-
incrementado amazon-fish.org). De esta riqueza, dos de peces en zonas inexploradas zales-arbustales, y sabanas; registra taciones de muestreo (Figura 1); de
en la media que para la cuenca del Amazonas en de las cuencas del Apaporis, Vaupés una humedad relativa entre 86-89%, estas, una corresponde a la transi-
se avanza en
territorio colombiano a la fecha se y Caquetá. Resultado de estas expe- temperaturas entre 25 y 26ºC, eva- ción entre el canal principal-caño de
exploraciones
científicas en registra un total de 710 especies, diciones se siguen sumando nuevos poración entre 1113-1370mm y pre- tierra firme (Figura 2A), un morichal
esta zona lo que hace que sea considerada registros para esta zona, lo que la cipitación entre 3668-5415mm; el (Figura 2C), dos son caños de tierra
la zona hidrográfica con mayor sigue ratificando como la que ma- régimen de lluvias es de tipo unimo- firme y dos lagunas (Figura 2B; Figu-
De las 1512
riqueza de especies en Colombia yor riqueza de peces registra en Co- dal, con lluvias de marzo a noviembre ra 2D); la pesca se hizo mediante la
especies de (DonNascimiento et al. 2018). lombia (DoNascimiento et al. 2018), (Rudas-Lleras 2009). Al originarse combinación de líneas de mano (Fi-
peces presentes y su número sigue en aumento con en la llanura amazónica es un río de gura 2E), red de arrastre (Figura 2F), y
en Colombia, En la Amazonia colombiana, los ríos
la actualización de la base de datos aguas negras (Naranjo 2017); el cau- redes de espera (Figura 2G). En cam-
la cuenca del Guainía-Negro, Vaupés, Apaporis,
Amazonas
de peces dulceacuícolas para toda ce es de patrón meándrico, y como po cada especie fue fotografiada en
Caquetá, Putumayo y Amazonas son
exhibe la de la cuenca amazónica, que registra resultado de su alta dinámica fluvial vivo para el registro de la coloración
las cuencas principales que drenan
mayor diver- aproximadamente 497 especies que muchos de estos “meandros” se en- natural (Figura 2H). Posteriormente,
sidad de peces la Zona Hidrogeográfica de la Ama-
corresponden a la cuenca del río Ca- cuentran abandonados o inactivos se tomó una muestra de tejido para
de agua dulce zonia-ZHA (Ideam 2004). En los últi-
(710 spp.: 47%) .
quetá (www.amazon-fish.org). Para el (Vargas-Cuervo 2017). análisis moleculares adicionales, los
mos años el número de especies de
caso específico del río Yarí, aunque
peces registradas se ha incrementa-
no existe un listado publicado y va-
do en la media que se avanza en ex-
lidado en bases de datos nacionales
ploraciones científicas lideradas por
(http://datos.biodiversidad.co/) exis-
el Instituto Sinchi (cuenca alta del
ten 95 registros cuya identificación
Caquetá, y río Apaporis), la Universi-
taxonómica debe ser confirmada. En
dad Javeriana (cuenca alta del Vau-
este sentido, el presente trabajo re-
pés: ríos Itilla y Unilla; cuenca alta
gistra la ictiofauna colectada en di-
del Caguán: río Pato y cuenca alta
ferentes ambientes acuáticos asocia-
del Caquetá), el Field Museum y Uni-
dos a la cuenca alta del río Yarí, con
versidad Javeriana (cuenca baja del
base en un inventario rápido para el
Caguán) y la Universidad Nacional
periodo de aguas altas, con taxono-
de Colombia (cuenca del Apaporis:
mía actualizada y acertada.
ríos Ajajú y Tunia).
De las 710 especies presentes en la
ZH del Amazonas, la mayoría de regis-
tros provienen de los municipios de
Metodología
Leticia, Puerto Nariño, Puerto Leguí- El río Yarí se encuentra al sur y su-
zamo, La Pedrera, Mocoa y Florencia, roeste del PNN Serranía de Chiribi-
donde hasta hace pocos años se con- quete; con una longitud de 620 km2,
centró el estudio de los peces (Bo- nace al norte del departamento del
gotá-Gregory y Maldonado-Ocampo Caquetá y desemboca al sureste en
2006, Galvis et al. 2007, Urbano-Bo- el río Caquetá, frontera con el de- Figura. 1. Estaciones de muestreo de peces en sistemas asociados al río Yarí (círculos
fucsia). Sitios de muestreo existentes para Colombia, cuenca Caquetá (círculos en
nilla et al. 2014). No obstante, en los partamento del Amazonas; a lo largo amarillo).

136 Expediciones científicas en las nuevas áreas del PNN Serranía de Chiribiquete Fauna: Peces 137
A B

cuales fueron almacenados en eta- cifras y datos se presentan con base Se registraron 50
taxones (45 iden-
nol al 95%. Todos los peces fueron en cálculos realizados tomando úni-
tificados a nivel de
preservados en formaldehído (10%), camente el material depositado en la especie y cinco a
y una vez separados se pasaron a Colección de Peces del MPUJ. nivel de género),
etanol (75%). La identificación se pertenecientes a
cinco órdenes y 14
hizo hasta el nivel de especie (en
familias. El orden
la mayoría de los casos), mediante
el uso de claves taxonómicas (p.ej:
Resultados y discusión Characiformes (38
spp.; 76%), y dentro
C D Queiroz et al. 2013), revisión biblio- Se registraron 50 taxones (45 identi- de este, la familia
Characidae (25
gráfica, comparación con material de ficados a nivel de especie y 5 a nivel
spp.) son los más
referencia y consulta con expertos. de género), pertenecientes a cinco representativos
órdenes y 14 familias (disponible en en los diferentes
El material colectado, lavado, fijado ambientes
línea a través de: doi.org/10.15472/
en formol y preservado en alcohol muestreados.
pmkjw1). El orden Characiformes (38
(75%), se depositó en la Colección
spp.; 76%), y dentro de este, la fami-
de Peces del Museo Javeriano de
lia Characidae (25 spp.) son los más
Historia Natural Lorenzo Uribe Uri-
representativos en los diferentes
be S. J. (MPUJ) y la Colección Ictio-
ambientes muestreados; los demás
lógica de la Amazonia Colombiana
taxones tienen entre una y tres es-
E F (CIACOL). El listado sigue el sistema
pecies (Tabla 1). Este estudio regis-
de clasificación propuesto en la lista
tra por primera vez para Colombia
de peces de agua dulce de Colombia
las especies: Bryconella pallidifrons
(DoNascimiento et al. 2018). Se usó
(Figura 3A) y Serrapinnus sp. (Figura
el índice de similitud de Jaccard (Ij),
3B). Además, se encontró una espe-
para cuantificar el grado de semejan-
cie endémica (Centromochlus altae:
za entre los ambientes estudiados. A
Figura 3C) y dos migratorias (Tetra-
cada una de las especies le fueron
gonopterus argenteus [Figura 3D], y
asignadas las categorías definidas
Ageneiosus inermis); 15 especies de
como migratorias (Usma et al. 2013);
diferentes géneros (Hemigrammus,
tipo de uso y categoría de amenaza
Hyphessobrycon, Moenkhausia, Phe-
G H nacional (DoNascimiento et al. 2018).
nacogaster, Serrapinnus, Characidium,
La información de los peces colecta- Bujurquina, Anablepsoides, Rhamdia y
dos se sistematizó mediante la estan- Pseudopimelodus) requieren de revi-
darización y adecuación de los datos sión taxonómica detallada, dado que
al estándar DarwinCore, para su pos- pueden ser nuevos registros para la
terior publicación a través del portal Amazonia colombiana o nuevos para
de datos del Sistema de Información la ciencia; del total de las especies,
sobre Biodiversidad de Colombia 29 taxones están presentes única-
(SiB Colombia) el cual es un nodo co- mente en la cuenca del Amazonas y
lombiano de la Infraestructura Mun- 21 son compartidos entre Amazonas
Figura 2. A. Transición canal principal/caño de tierra firme. B. Caño de tierra firme. C. Morichal-Cananguchal. D. dial de Información en Biodiversidad y Orinoco.
Laguna. E. Líneas de mano. F. Redes de arrastre. G. Redes de espera. H. Pez fotografiado en vivo. (GBIF, por sus siglas en inglés). Las

138 Expediciones científicas en las nuevas áreas del PNN Serranía de Chiribiquete Fauna: Peces 139
Tabla 1. Número y porcentaje de familias, géneros y especies para cada uno de los 2017). Naturalmente, la composi- presentes en este sector del río Yarí Los hábitats
órdenes en el río Yarí. ción y abundancia de peces está in- con seguridad se incrementarán en disponibles para
los peces en la
fluenciada por variables geológicas y la medida que se pueda desarrollar cuenca del río
Orden Familia % Géneros % Especies % climáticas ―geomorfología, clima y expediciones a mayor escala tanto Yarí son muy
química del agua― (Winemiller et al. temporal como espacial. Además de heterogéneos,
Characiformes 6 46,2 23 67,6 38 76,0 condición que
2008, Reis et al. 2016). En este senti- esto, dan pautas para direccionar es- puede estar
Siluriformes 5 38,5 7 20,6 7 14,0 do, para el periodo de aguas altas, los tudios de taxonomía e historia natu- definiendo la
sitios de estudio son muy diferentes ral, pesquerías, sistemática, biogeo- presencia de peces
Cichliformes 1 7,7 2 5,9 3 6,0 únicos asociados a
en composición (Figura 4: Jaccard < grafía y genética. Los ecosistemas
estos ambientes.
Clupeiformes 1 7,7 1 2,9 1 2.0 0,1; coph. Corr.: 0,77) y estructura de acuáticos estudiados (p. ej. lagunas,
la comunidad de peces (Figura 5). morichales, y caños de tierra firme),
Cyprinodontiformes 1 7,7 1 2,9 1 2,0
además de ser frágiles (Galvis et al.
Total 14 100 34 100 50 100 Los peces dulceacuícolas exhiben 2006), proveen alimento y sirven
rangos de distribución geográficos como áreas de refugio y reproduc-
amplios, y también se restringen a ción de los peces (Winemiller et al.
Análisis regiones y cuencas específicas (Reis 2008). La información acá generada
filogenéticos y
A B et al. 2016). En este sentido, los há- es fundamental para desarrollar ac-
biogeográficos bitats disponibles para los peces en
revelan que
ciones de manejo y conservación in
procesos de
la cuenca del río Yarí son muy hete- situ de este tipo ecosistemas y de las
especiación rogéneos, condición que puede es-
alopátrica por tar definiendo la presencia de peces
aislamiento

ICT_4

ICT_1
ICT_5

ICT_3

ICT_2

ICT_6
únicos asociados a estos ambientes.
y captura de
cabeceras,
Un elevado número de especies ex- 1,0
favorecieron la C D clusivas (25 spp: 49%), fueron en-
diversificación de contrados en caños de tierra firme, 0,9
algunos grupos morichal-cananguchal y lagunas
de peces (p. ej. 0,8
Characiformes y
asociadas al Yarí. Aunque como ya
Siluriformes) en fue mencionado la composición de 0,7
varias regiones peces presentes en una cuenca o río

Similitud
de la cuenca del particular depende de factores tanto 0,6
Amazonas.
históricos como ecológicos, la com- 0,5
Figura 3. A. Bryconella pallidifrons (sardina). B. Serrapinnus sp. (sardina). C. Centromochlus altae. posición registrada en la realización
D. Tetragonopterus argenteus. de inventarios íctios rápidos, como 0,4
el presente, aspectos metodológicos
0,3
(p.ej. unidad de muestreo, artes de
Análisis filogenéticos y biogeográfi- cuenca del Amazonas (Albert y Reis pesca) y ambientales (p.ej. periodo 0,2
cos revelan que procesos de espe- 2011), por lo cual igualmente son climático, lluvias) pueden influenciar
ciación alopátrica por aislamiento y grupos que se consideran dominan- la composición de peces registrados 0,1
captura de cabeceras, favorecieron te en sistemas hídricos de la ZHA (Karr et al. 1986; Jaramillo-Villa y Ca-
la diversificación de algunos grupos (Galvis et al. 2006, Bogotá-Gregory y ramaschi 2008). Figura 4. Valores del índice de similitud de Jaccard (Ij): ICT-1
de peces (p. ej. Characiformes y Silu- Maldonado-Ocampo 2006, Urbano- Transición Canal principal/caño de tierra firme; ICT-2 Morichal-
Lo anterior nos lleva a mencionar que Cananguchal; ICT-3/4 Caños de tierra firme; ICT-5/6 Sistemas de
riformes) en varias regiones de la Bonilla et al. 2014, Mojica et al.
es claro que el número de especies Lagunas.

140 Expediciones científicas en las nuevas áreas del PNN Serranía de Chiribiquete Fauna: Peces 141
del megacorredor Picachos-Tinigua- A. (2018). Lista de especies de
Sierra de la Macarena-Chiribiquete, peces de agua dulce de Colombia/
a través de mecanismos de coope- Checklist of the freshwater fishes
ración interinstitucional. of Colombia. v2.10. Asociación
Colombiana de Ictiólogos. Dataset/
Checklist. https://t.co/kvL3FY3AiM

Referencias
Galvis G., J. I. Mojica, S. R. Duque, C.
Castellanos, P. Sánchez-Duarte, M.
Albert, J. S. y Crampton, W. G. R. (2010). Arce, A. Gutiérrez, L. F. Jiménez, M.
The geography and ecology of Santos, S. Vejarano, F. Arbeláez, E.
diversification in Neotropical Prieto, M. Leiva. (2006). Peces del
freshwaters. Nature Education Medio Amazonas, Región de Leticia.
Knowledge, 1(10), 13. Serie de Guías Tropicales de Campo
Figura 5. Riqueza y abundancia en cada uno de ambientes evaluados: ICT-1 No, 5. Conservación Internacional.
Transición Canal principal/caño de tierra firme; ICT-2 Morichal-Cananguchal; ICT- Albert, J. S. y Reis, R. (Eds.). (2011). Bogotá, Colombia, 548 pp.
3/4 Caños de tierra firme; ICT-5/6 Sistemas de Lagunas. Historical biogeography of Neotro-
pical freshwater fishes. Univ of Galvis G., P. Sánchez, L. Mesa, Y. López,
California Press. M. A. Gutiérrez, A. Gutiérrez, M. Leyva,
especies (p.ej. migratorias, endémi- hábitat (Clerici et al. 2018); estas ac-
C. Castellanos. (2007b). Peces de la
cas y amenazadas). En consecuencia, tividades antrópicas están afectan- Balian, E. V., Segers, H., Martens, K. y
Amazonia colombiana con énfasis en
identificar ciertas especies y ecosis- do las poblaciones ícticas (compo- Lévéque, C. (2007). The freshwater
especies de interés ornamental. Eds.
temas como “posibles” objetos de sición y estructura), y funcionalidad animal diversity assessment: an
A. I. Sanabria-Ochoa, P. Victoria-Daza,
de cuencas amazónicas (Castello et overview of the results. Pp. 627-
conservación (OdC), ha demostrado I. C. Beltrán. Ministerio de Agricultura
637. En: Freshwater Animal Diversity
ser una herramienta efectiva para la al. 2013). En este sentido, a nivel es- y Desarrollo Rural, INCODER,
Assessment. Springer, Dordrecht.
implementación de estrategias inte- pecífico en las cuencas alta (p.ej. río Universidad Nacional de Colombia -
grales de conservación en otras áreas Cuenamí), media y baja del Yarí, el co- Bogotá-Gregory J. D. y Maldonado-Oc- Departamento de Biología - Instituto
de la Amazonia colombiana (Portoca- nocimiento que se tiene de los peces ampo J. A. (2006). Peces de la zona de Ciencias Naturales, Instituto
es deficiente, y aún así, estos resulta- hidrogeográfica de la Amazonia, Co- Sinchi. Bogotá, Colombia, 489 pp.
rrero-Aya y Cowx 2016).
lombia. Biota Colombiana 7(1): 55-94.
dos permiten señalar que en los sis- Ideam (Instituto de Hidrología, Meteoro-
Dentro y alrededor de los Parques temas acuáticos muestreados, viven Castello, L., McGrath, D. G., Hess, L. L.,
logía y Estudios Ambientales). 2004.
Nacionales Naturales de Colombia, especies de peces únicas o con carac- Coe, M. T., Lefebvre, P. A., Petry, P., ... y
Guía técnico-científica para la orde-
la falta de gobernanza del Estado, terísticas especiales (endémicas, mi- Arantes, C. C. (2013). The vulnerability
nación y manejo de cuencas hidro-
durante décadas llevó a iniciar pro- of Amazon freshwater ecosystems.
gratorias y amenazadas); además, las gráficas en Colombia (Decreto 1729
cesos de colonización y de expan- Conservation Letters, 6(4): 217-229.
especies aquí registradas fueron un de 2002). Bogotá, Colombia. 100 pp.
sión de la frontera agrícola, así como insumo más en la ampliación del PNN Clerici, N., Salazar, C., Pardo-Díaz, C.,
Jiggins, C. D., Richardson, J. E. y Jaramillo-Villa, U. y Caramaschi, É. P.
también a explotar estas tierras para Serranía de Chiribiquete, declarado
Linares, M. (2018). Peace in Colombia (2008). Índices de integridade bióti-
el cultivo de coca por parte de gru- recientemente como Patrimonio de
is a critical moment for Neotropical ca usando peixes de água doce: uso
pos al margen de la ley (p.ej. cuen- la Humanidad por la Unesco.
connectivity and conservation: nas regiões tropical e subtropical.
ca del río Yarí, ahora incluida en la Finalmente, a nivel general se requiere Oecologia Brasiliensis, 12(3): 7.
Save the northern Andes–Amazon
ampliación del PNN Serranía de Chi- medidas urgentes de monitoreo biodiversity bridge. Conservation
ribiquete). Actualmente el megaco- espacial y temporal ―genes, espe- Maldonado-Ocampo, J. A., Vari, R. P. y
Letters, e12594.
rredor Picachos-Tinigua-Sierra de la cies, poblaciones, comunidades, Usma, J. S. (2008). Checklist of the
DoNascimiento, C., Herrera-Collazos, freshwater fishes of Colombia. Biota
Macarena-Chiribiquete es objeto de hábitats e interrelaciones― de los eco-
E. E. y Maldonado-Ocampo, J. Colombiana, 9(2): 143-237.
la deforestación y fragmentación del sistemas “acuáticos y terrestres”

142 Expediciones científicas en las nuevas áreas del PNN Serranía de Chiribiquete Fauna: Peces 143
Mittermeier, R., P. Robles-Gil y C. Mitter- E. Sánchez, E. Tabares, A. Prieto, J.C.
meier. (2000). Pp. 109-140. En: Me- Arias, R. Gómez, D. Castellanos, P.
gadiversidad: los países biológica- García y L. Rodríguez (Eds). 2007. Di-
mente más ricos del mundo. Mexico: versidad biológica y cultural del sur

ANFIBIOS Y REPTILES
Cemex. de la Amazonia colombiana – Diag-
Mariela Osorno Muñoz,
nóstico. Corpoamazonia, Instituto
Mojica, J. I., Taphorn, D. y Martínez, C. José Rancés Caicedo-Portilla

de los bosques de las cuencas altas


Humboldt, Instituto Sinchi, UAESP- y Doris L. Gutiérrez-Lamus
(2017). Peces de la serranía de Chi-
NN, Bogotá D.C. – Colombia. 636 p.
ribiquete, Amazonia colombiana:
lista preliminar. Expediciones 2015,
2016 y 2017. Revista Colombia Ama-
Urbano-Bonilla, A., Mojica, J. I., Agude-
lo-Córdoba, E. y Maldonado-Ocam-
de los ríos Itilla, Tunia y Yarí
zónica, 10: 161-176. po, J. A. (2014). Diversidad Íctica
Portocarrero-Aya, M. y Cowx, I. G. (2016). del Sistema de Lagos de Tarapoto,
Conservation of freshwater biodi- Amazonía Colombiana. Pp 158. En:
versity in key areas of the Colom-
bian Amazon. Aquatic Conservation:
Trujillo, F. y Duque, S. (Eds.). Los Hu-
medales de Tarapoto: aportes al co- Introducción
Marine and Freshwater Ecosystems, nocimiento sobre su biodiversidad y
Este capítulo se ocupa de la herpetofauna encontrada en el área de am- El área de estudio
26(2): 350-363. uso. Serie humedales de la Amazo-
nía y Orinoquia. Fundación Omacha,
pliación del Parque Nacional Natural Serranía de Chiribiquete (PNNSCH), representa crucial
importancia para
Queiroz, L. J., Torrente-Vilara, G., Masa- Corpoamazonía, Universidad Nacio- ubicada en el borde norte del PNN ya existente, en los departamentos del
cualquier grupo
haru-O, W. M., Pires, T. S., Zuanon, J. nal Sede Leticia. 400 p. Guaviare y Caquetá. La información aquí consignada aportó a la decisión de biológico por varias
y Rodrigues da Costa Doria, C. (Eds.) ampliación del PNNSCH hasta una extensión total de 4.268.095 ha (Resolu- razones,una de ellas
(2013). Peixes do rio Madeira. Vol. I. Usma J.S., F. Villa-Navarro., C. A. Lasso, ción 1256 del 10 de julio de 2018). es que allí confluyen
Dialeto, São Paulo, pp. 213–395. F. Castro, P. T. Zúñiga-Upegui, C. Ci- elementos de los
pamocha, A. Ortega-Lara, R. E. Ajia- El área de estudio representa crucial importancia para cualquier grupo bio- Andes, la Amazonia, la
Reis, R. E., Albert, J. S., Di Dario, F., co, H. Ramírez-Gil, L. F. Jiménez, J. A. lógico por varias razones: es una región de confluencia de dos unidades Orinoquia y la Guyana.
Mincarone, M. M., Petry, P. y Rocha, Maldonado- Ocampo, J. Muñoz y J. T. biogeográficas, Napo que abarca el sudoeste de Colombia y su Amazonia
L. A. (2016). Fish biodiversity and Suárez. (2013). Peces dulce acuíco- occidental e Imerí que abarca la Amazonia oriental y la provincia (Región)
conservation in South America. las de Colombia. Pp. 79-128. En: Za- biogeográfica de la Guyana en su porción más occidental (Morrone 2002,
Journal of Fish Biology, 89(1): 12-47. pata, L. A. y J. S. Usma (Eds.). Guía de Haffer 1969); allí confluyen elementos de los Andes, la Amazonia, la Orino-
Rudas-Lleras, A. (2009). Unidades eco- las especies migratorias de la biodi- quia y la Guyana y los procesos ecológicos que sustenta esta continuidad
geográficas y su relación con la di- versidad en Colombia. Peces. Vol. 2.
se han soportado en el buen estado de conservación de los ecosistemas allí
versidad vegetal de la Amazonia co- Ministerio de Ambiente y Desarrollo
presentes (Cárdenas et al. 2017, Suárez-Mayorga y Lynch 2017). El país no
lombiana/Ecogeographical units and Sostenible / WWF-Colombia. Bogo-
contaba con información biológica previa de esta zona, principalmente por
its relation to plant diversity of the tá, D.C.
el conflicto armado; los registros de la biota asociada a los bosques de la
colombian amazon (Doctoral disser-
Winemiller, K. O., Agostinho, A. A. y Ca- planicie amazónica al norte de Chiribiquete permiten comprender mejor la
tation, Universidad Nacional de Co-
ramaschi, E. P. (2008). Fish ecology distribución de las especies encontradas tanto en la serranía de Chiribiquete
lombia). 147p.
in tropical streams. Pp. 107-146. En: como en la Serranía de La Lindosa, en el límite norte del departamento del
Ruíz, S. y M. Valencia. (2007). Contex- D. Dudgeon (Ed.) Aquatic Ecology, Guaviare, y su relación con los elementos de la Orinoquia.
tualización del sur de la Amazonia Tropical Stream Ecology.   Cambridge,
colombiana. Pp. 31- 34. En: Ruíz, S.L., MA: Academic Press. El área había sido explorada principalmente en el norte del departamen-
to del Guaviare, en alrededores de San José del Guaviare, y poca infor-
mación había sido publicada. Ayala (1986) documentó nueve especies
de lagartos que obedecen a registros generales, sin localidades precisas;
más recientemente se describieron y se ampliaron distribuciones de al-

144 Expediciones científicas en las nuevas áreas del PNN Serranía de Chiribiquete Fauna: Anfibios y reptiles 145
gunos reptiles de la Serranía de La Chiribiquete, en los departamentos ción restringida (endémicas) o para que para anfibios, la tasa de descrip- Actualmente, de
aquellas de baja abundancia o ra- ción de especies ha sido muy alta en acuerdo con los
Lindosa y zonas aledañas (Medina- de Guaviare y Caquetá, los resulta-
datos de IUCN
Rangel y Calderón 2013, Murphy y dos de la herpetofauna presentados ras (Gaston 1994, Raphael y Marcot los últimos años; por ejemplo, en el (2017), el 42%
Jowers 2013, Köhler y Kieckbusch aquí constituyen entonces los pri- 2007), el impacto se incrementa en 2008 se tenían 8734 especies y para (32-55%) de los
2014, Calderón-Espinosa y Medi- meros registros. zonas con elevadas tasas de transfor- el 2016 ya habían 10450 (Uetz et al. anfibios de mundo
mación y de las cuales tenemos un se encuentra en
na-Rangel 2016). En anfibios se ha- 2016), es decir que en un lapso de
La zona requiere de la mayor aten- alguna categoría
bían reportado 17 especies (Fou- conocimiento muy incipiente de la ocho años la diversidad conocida de de amenaza.
quette y Pyburn 1972, Nelson 1973, ción, no solamente por su importan- biodiversidad. En estas condiciones, este grupo ha aumentó en un 16,4%.
Zweifel y Myers 1989, Heyer 1994, cia biogeográfica y ecológica sino la evaluación del riesgo de extinción
Nieto 1999, Acosta-Galvis 2000, Ly- por el incremento en la deforesta- de especies para las listas oficiales Para toda la cuenca amazónica, en
nch 1982, Lynch 2006, Acosta-Galvis ción a partir del Acuerdo de paz con (Lista Roja de Especies Amenazadas el 2002 se reportaban 378 espe-
2017). Recientemente se documen- la guerrilla de las Fuerzas Armadas de la Unión Internacional para la Con- cies de reptiles y 427 de anfibios
tó la herpetofauna en la Sierra de la Revolucionarias de Colombia - Ejér- servación de la Naturaleza - IUCN), es (Mittermeier et al. 2003); Jungfer et
Macarena, específicamente en Caño cito del Pueblo (FARC-EP). Según el siempre un ejercicio tardío y sin re- al. (2013) estiman que la panamazo-
Cristales, departamento del Meta, Sistema de Monitoreo de Bosques y percusiones reales en la conserva- nia aloja alrededor del 16% de las
donde se reportan 24 especies de Carbono (SMBYC) (Ideam 2017), los ción de los taxones. especies de anfibios del mundo, es
anfibios y 27 de reptiles (Barrientos núcleos de mayor deforestación del decir algo más de 1000 especies.
et al. 2017) mientras que en tres lo- país se presentan en los municipios Los anfibios son el grupo que, en Su diversidad ha sido subestimada
calidades del departamento de Gua- de San Vicente del Caguán, Cartage- proporción, presenta más especies por varios factores, entre los que se
viare (La Lindosa, Capricho y Cerritos) na del Chairá, Calamar, San José del en categoría de amenaza global (To- cuentan: grandes áreas inexploradas
se reportan 30 especies de anfibios Guaviare, La Macarena, el resguardo ranza et al. 2016). Actualmente, de desde una perspectiva taxonómica y
y 56 de reptiles (Mueses-Cisneros y indígena Nukak Maku, en inmediacio- acuerdo con los datos de la IUCN especies designadas sin vouchers o
Caicedo-Portilla, 2018). nes del PNN Tinigua y en PNN Cor- (2017), el 42% (32-55%) de los an- con tipos perdidos o destruidos, lo
dillera de los Picachos. La elimina- fibios del mundo se encuentra en que dificulta la asignación de nue-
En los últimos años se incrementa- ción total del hábitat, el incremento alguna categoría de amenaza (CR, vas especies; también se presume
ron las colecciones herpetológicas en fragmentación y el aumento de EN, VU); es un grupo en constante un número importante de especies
de la Serranía de La Lindosa y zo- la relación de borde al norte de la crecimiento del cual se siguen des- crípticas. Para algunos anfibios y
nas aledañas, y estas reposan en el Amazonia es la mayor amenaza para cribiendo especies a una tasa anual reptiles se han cuestionado distri-
Instituto de Ciencias Naturales de la la biodiversidad y la continuidad de del 2%, lo cual implicaría que algu- buciones muy amplias y varios es-
Universidad Nacional de Colombia los procesos ecológicos. Estudios de nas de ellas son descritas y nomi- tudios muestran que las especies
y en el Instituto Sinchi. Del departa- los efectos de la fragmentación a lo nadas ya con algún tipo de riesgo. existentes alojan más de una espe-
mento del Caquetá, específicamente largo de 35 años, en diversas esca- En 1985, el primer análisis global cie con distribuciones más restrin-
de la cuenca del río Yarí, se cuenta las y biomas han demostrado que del número de especies de anfibios gidas (Bergmann y Russell 2007,
con menos información. Suárez y esta reduce la biodiversidad entre daba cuenta de 4000; ya en el 2008 Jungfer et al. 2013, Murphy y Jowers
Lynch (2017) reportaron reciente- el 13 y el 75%, afecta las funciones se registraban más de 6300 (Wake y 2013). Patrones similares han sido
mente un listado muy consolidado, de los ecosistemas en la medida que Vredenburg 2008) y hoy el American encontrados en aves (Milá, et al.
58 especies de reptiles y 43 de an- reduce biomasa y altera los ciclos Museum of Natural History reporta 2012) y mamíferos (Pavan et al.
fibios, principalmente de las mese- biogeoquímicos (Haddad et al. 2015). 7923 especies (Frost 2018). 2012).
tas y de los bosques de tierras bajas
del sur del PNNSCH, correspondiente Si bien la transformación del hábi- Según la IUCN (2017) 1185 taxones Es evidente entonces la necesidad
a la primera ampliación del parque. tat tiene impactos diferenciales en de reptiles se encuentran bajo algún de continuar haciendo esfuerzos
De los bosques y sabanas al nor- las especies y son mayores para las grado de amenaza, es decir el 11% para documentar la biota amazóni-
te y noroccidente de la Serranía de especies que tienen área de distribu- de la diversidad del grupo, y al igual ca, entender mejor sus patrones de

146 Expediciones científicas en las nuevas áreas del PNN Serranía de Chiribiquete Fauna: Anfibios y reptiles 147
distribución, descifrar la diversidad En marzo de 2017, en el departa- sas de tela para su posterior identi- Análisis de datos
críptica, clarificar endemismos, de- mento del Caquetá, municipio San ficación en el campamento; las ser-
Se tomó el número de especies en-
terminar especies poco conocidas y Vicente del Caguán, se adelantó el pientes fueron capturadas por medio
contradas como la riqueza (diversi-
evaluar especies amenazadas, ade- inventario sobre la margen izquierda de ganchos y pinzas herpetológicas.
Se recolectaron ejemplares voucher dad Alfa) y el número de individuos
más, de aportar la información para del río Yarí. Se hicieron muestreos en
de cada localidad asegurando con- de cada especie como indicativo de
diseñar estrategias de conservación bosques de transición con las saba-
tar, en lo posible, con ejemplares su abundancia. Para estimar la repre-
que aseguren el flujo genético de nas (con ausencia marcada del soto-
adultos. A todos los ejemplares re- sentatividad de los inventarios de
las poblaciones silvestres, como la bosque y suelo sin hojarasca) y en
colectados se les describió el patrón anfibios, se realizaron curvas de ra-
creación de áreas protegidas. Pero bosques con estratificación comple-
sin duda, actualmente el mayor reto de coloración y los datos habituales refracción ya que el método compa-
ta y abundante hojarasca en el suelo. ra el número de especies cuando las
al que estamos enfrentados es lograr de hábitat, microhábitat y coorde-
frenar la deforestación en el borde nadas. La mayor parte de los ejem- muestras difieren en tamaño y esti-
nororiental de la Amazonia colombia- plares fueron fotografiados; adicio- ma la riqueza de especies en función
Métodos de muestreo nalmente, a algunos ejemplares se del tamaño de muestra más pequeño
na, que se duplicó en extensión en-
tre el 2016 y el 2017 (Ideam 2017). Para efectuar la búsqueda, captura les tomaron muestras de tejido para (Gotelli y Colwell 2001). La repre-
u observación de anfibios y reptiles, posteriores estudios a nivel molecu- sentatividad, cobertura del mues-
se realizaron recorridos utilizando el lar. Los anfibios recolectados fueron treo y algunas inferencias en cuanto

Metodología método de búsqueda libre por en-


cuentro visual al azar (Crump y Scott
sacrificados con una sobredosis de
cloretona; los anfibios más grandes
a la estructura de la comunidad se
evaluaron con el programa en línea
(p. ej. Leptodactylus) y los reptiles, iNEXT (Chao et al. 2016) utilizando el
Área de muestreo 1994, Guyer y Donnelly 2012). Los
fueron sacrificados por medio de
muestreos se realizaron principal- estimador de representatividad del
En el mes de octubre del 2016 se una inyección cardiaca de roxicaina
mente en la noche por su efectividad muestreo sugerido por Chao y Jost
adelantó un primer inventario en el 1%, posteriormente fueron fijados
para encontrar tanto animales noc- (2012). Como complemento se cal-
departamento de Guaviare, municipio en formaldehído al 10% y etiqueta- culó la riqueza α esperada con el es-
de Calamar; este se realizó sobre turnos como diurnos (Von May et al. dos. Después de 15 días de fijación timador no paramétrico Chao-1 utili-
ambas márgenes del río Tunia y en la 2010; Lieberman, 1986; Pearman et en formaldehído, fueron lavados con zando el programa PAST versión 3.14
margen izquierda del Caño Peralonso. al. 1995). agua en el laboratorio y preservados (Hammer et al. 2001).
En noviembre de ese mismo año, en alcohol al 70%.
se realizó un segundo inventario en Se hicieron búsquedas en hojaras- Las diferencias en cuanto a la com-
este departamento, esta vez sobre ca, en la vegetación de los estratos La nomenclatura de algunas especies
posición de anfibios en cada loca-
la margen derecha del río Itilla en la rasante y sotobosque aproximada- sigue la taxonomía de anfibios
lidad muestreada se cuantificaron
vereda Brisas del Itilla, también per- mente hasta los 3 metros de altura, propuesta por Frost (2018). Para
utilizando el índice de similitud de
en la vegetación de borde de caños serpientes se sigue la taxonomía
teneciente al municipio de Calamar, Jaccard (Jaccard 1912), que con-
y ríos, en el suelo y la vegetación de presentada por Wallach et al. (2014)
y en la vereda La Cristalina, en el siste en la proporción de especies
a nivel genérico, para las familias
municipio el Retorno. Tanto en inme- áreas pantanosas, en pozos o lagu- compartidas entre dos sitios (Krebs
de este grupo y el de los lagartos
diaciones del río Tunia y su afluente nas dentro del bosque, entre la bio- 1994). Para los reptiles, dado el limi-
seguimos a Pyron et al. (2013), para
el caño Peralonso como en inmedia- masa acumulada, entre escombros tado número de especies en cada lo-
las tortugas y cocodrilos a Páez
ciones del río Itilla, se hicieron los de construcciones, en madrigueras y calidad de muestreo, se realizó una
et al. (2012). Todos los individuos
muestreos en bosques de tierra fir- en el suelo del borde de quebradas curva de rarefracción regional, es de-
recolectados se encuentran deposi-
me de pendiente plana o ligeramen- y caños. cir, se incluyeron todos los registros
tados en la colección herpetológica
te ondulada, en bosques de la lla- de las tres localidades muestrea-
del Instituto Sinchi en las sedes
nura aluvial, bosques intervenidos y Los individuos fueron capturados das como una sola para evidenciar
de Bogotá (Sinchi-A) y de Leticia
bosques sin intervención. manualmente y depositados en bol- (Sinchi-R). la representatividad del inventario.

148 Expediciones científicas en las nuevas áreas del PNN Serranía de Chiribiquete Fauna: Anfibios y reptiles 149
Debido al tamaño pequeño de la que en Itilla fue de 19 y en Yarí Tabla 1. Lista de especies de anfibios registrados en bosques de las cuencas altas de los ríos
muestra y a las abundancias bajas de 27 especies. No se registraron Tunia, Itilla y Yarí.

dentro del grupo de reptiles, los aná- salamandras (Caudata) ni cecilias LOCALIDAD
lisis de este grupo son de tipo cuali- (Gymnophiona). FAMILIA ESPECIE
Tunia Itilla Yarí
tativo. Aromobatidae Allobates trilineatus X
Las curvas de rarefracción (Figura
Con el fin de facilitar la presentación 1) indican que a los ensamblajes de Chaunus marinus X X X
de los resultados y la discusión de los anfibios de Tunia, Itilla y Yarí reporta- Amazophrynella minuta X
mismos, en adelante nos referiremos dos aquí, aún les faltan especies por Rhaebo guttatus X X
a las localidades muestreadas de la registrar. Los muestreos en Tunia e Bufonidae Rhinella ceratophrys X
siguiente manera: Tunia, se refiere Itilla, entre octubre y noviembre del
R. dapsilis X
al sector del río Tunia y el caño Pe- 2016, fueron en la época húmeda.
R. sp. 1 X
ralonso en el municipio de Calamar, No así el muestreo de Yarí (marzo), en
el cual solo se registraron lluvias du- R. sp. 2 X X X
Guaviare; Itilla, haciendo referencia
al sector de bosque ubicado sobre el rante los últimos días de muestreo. Pristimantis “ockendeni” X
Craugastoridae
margen derecho del río Itilla en los P. vilarsi X X  
En general, la representatividad del
municipios de Calamar y El Retorno; Boana boans X X  
muestreo fue superior al 90% en
Yarí, es el área muestreada en el mu- B. sp. 1 X    
todas las localidades muestreadas,
nicipio de San Vicente del Caguán, B. calcarata cf.   X  
en Itilla 92,1%, en Yarí 96,3% y en
en el departamento de Caquetá.
La Tunia 96,13%. De igual manera, B. cinerascens X   X
el estimador no paramétrico Chao-1 B. lanciformis X X X
calcula que para la zona debe haber
Resultados y discusión
B. maculateralis X   X
52,5 especies de este grupo taxo- B. punctatus X    
nómico, lo cual indica que con los
Dendropsophus mathiassoni X    
Anfibios muestreos realizados se logró regis-
D. parviceps X X X
trar el 91,4% de las especies espe-
Con un esfuerzo de muestreo de D. riveroi X    
radas.
180 horas/hombre en Tunia, 136
D. sarayacuensis X   X
horas/hombre en el sector de Itilla Estos estimativos son apenas una in-
Hylidae D. sp.     X
y 168 horas/hombre en el sector dicación de la necesidad de mayor
denominado Yarí, se recolectaron Osteocephalus leprieurii X X X
esfuerzo por caracterizar la rique-
534 anfibios y 84 reptiles. za de anfibios del área de estudio. O. planiceps X   X

La riqueza de anfibios en el área Esta riqueza aumentará considera- O. taurinus X X X


de estudio fue de 47 especies blemente, probablemente más allá Scinax blairi     X
distribuidas en 9 familias. Como de la cifra del estimador, una vez S. complejo ruber X X  
es típico en bosques tropicales de se evalúen hábitats y microhábitats S. cruentommus cf.     X
tierras bajas, la familia Hylidae fue adicionales como el dosel del bos-
S. garbei X X X
la más diversa con 19 especies en la que, oquedades altas en troncos,
S. sp. X   X
Tunia, 9 en Itilla y 16 en Yarí (Tabla 1). manto de raicillas bajo la hojarasca,
La riqueza de anfibios en Tunia fue interior del suelo y pozos temporales S. wandae X   X
de 33 especies de anuros, mientras en otra época del año. Trachycephalus coriaceus X   X
T. resinifictrix X X  

150 Expediciones científicas en las nuevas áreas del PNN Serranía de Chiribiquete Fauna: Anfibios y reptiles 151
Cont. Tabla 1. Lista de especies de anfibios registrados en bosques de las cuencas altas de los
ríos Tunia, Itilla y Yarí.

Diversidad de especies
LOCALIDAD
FAMILIA ESPECIE
Tunia Itilla Yarí
Engystomops petersi   X  
L. knudseni     X
L. pentadactylus X    
Leptodactylidae L. rhodomystax     X
L. validus X   X
Lithodytes lineatus   X  
Pseudopaludicola boliviana     X Número de individuos
Microhylidae Chiasmocleis bassleri X X  
Interpolación Extrapolación
Phyllomedusa tarsius X X
Phyllomedusidae
P. vaillantii X X
Pipidae Pipa snethlageae     X
Ranidae Lithobates palmipes   X  
Riqueza 47 33 19 27 Figura 1. Curva de rarefracción (línea continua) comparando la riqueza de especies
de anfibios entre las diferentes localidades muestreadas, su extrapolación (línea
Chao-1 52,5 37 23,2 30,5 punteada) representa el número de especies esperadas para un número dado de
individuos observados basado en un bootstrap con 50 iteraciones.
Un estudio que permite inferir una son Dendropsophus parviceps, Boana
riqueza mayor en esta área es el de calcarata cf., Pristimantis vilarsi,

Diversidad de especies
Osorno et al. (2011), llevado a cabo Rhinella sp. 2 y Boana boans. En La
en el departamento del Caquetá, al Tunia son D. parviceps, Leptodactylus
norte del río Caquetá, desde el muni- validus, Boana sp. 1 y Scinax wandae.
cipio de Solano hasta el de Florencia, Por otro lado, en Yarí, nueve especies
en el cual se registraron 63 especies son las dominantes, Osteocephalus
de anfibios en bosques bien conser- planiceps, Pseudopaludicola boliviana,
vados y en fragmentos de diferentes O. leprieurii, Rhinella sp. 2, Dendropsophus
tamaños. Los bosques referidos se sarayacuensis, Rhaebo guttatus, Scinax
ubican al suroccidente de las locali- wandae y O. taurinus.
dades de Itilla, La Tunia y Yarí. Número de individuos
En cada ensamble estudiado las es-
Los ensamblajes de especies en las pecies dominantes son diferentes, Interpolación Extrapolación
tres localidades de estudio no son con excepción de: D. parviceps que
homogéneos (Figura 2). Por ejemplo, se encontró reproductivamente acti-
en Itilla las cinco especies dominan- va sobre la vegetación que rodeaba
tes (abarcan el 50% de los indivi- grandes charcos dentro los bosques
duos que conforman el ensamblaje) tanto de La Tunia, como de Itilla;
Figura 2. Curva de rarefacción (línea continua), extrapolación (línea punteada) para
la cobertura de los muestreos con sus respectivos intervalos de confianza del 95%
(área sombreada, basado en un bootstrap con 50 iteraciones).

152 Expediciones científicas en las nuevas áreas del PNN Serranía de Chiribiquete Fauna: Anfibios y reptiles 153
S. wandae, abundante en los bosques Tabla 2. Valores de riqueza beta para cada reportada para Venezuela, Guyana, Pristimantis vilarsi es una especie Pristimantis vilarsi
inundables tanto en Tunia como en pareja de ensambles de anfibios presentes Guayana Francesa, Brasil, Surinam y con gran variabilidad de morfos, ra- es una especie con
en las localidades estudiadas. gran variabilidad
Yarí y Osteocephalus taurinus, que las islas de Trinidad y Tobago, entre 0 zón por la cual se han utilizado va- de morfos, razón
aunque se recolectó en igual número Jaccard La Tunia Itilla y 360 m s.n.m (De Sá et al. 2014, He- riedad de nombres para designarla. por la cual se han
en todas las localidades, domina en yer y Heyer 2012) y reportado para Se distribuye en bosques de tierras utilizado variedad
Itilla 0,3684 --
de nombres para
el ensamblaje del río Yarí. Colombia por Acosta y De Sá (2018). bajas al sur de Venezuela, la Amazo- designarla.
Yarí 0,4285 0,2105
En la colección del Instituto Sinchi nia colombiana, el noreste de Perú y Se distribuye
El índice de similitud de Jaccard
reposan individuos del departamen- el norte de Brasil. Se encuentra en la en bosques de
(Tabla 2) muestra que los ensambla-
vados, al igual que P. boliviana. Esta to del Guainía recolectados sobre la noche sobre vegetación baja, en el tierras bajas al
jes con una diversidad beta baja y sur de Venezuela,
última también ha sido registrada hojarasca, cerca de cuerpos de agua suelo, cerca o lejos del agua y duran-
por lo tanto con mayor similitud son la Amazonia
por el Instituto Sinchi en bosques dentro del bosque. te el día entre la hojarasca del bosque colombiana, el
Tunia-Yarí (j=0,4285) con 18 espe- en otras localidades de la Amazonia (Barrio-Amorós y Molina 2006). Ha noreste de Perú
cies compartidas y Tunia-Itilla (j= como la Serranía de La Lindosa en el Otras especies con distribución en el y el norte de Brasil.
sido registrada en los departamentos
0,3684) con 14 especies en común, departamento del Guaviare y en los oriente de Colombia y en la zona de de Vaupés, Guainía y Vichada, en el
mientras que los ensamblajes con departamentos de Guainía y Vaupés, estudio son Osteocephalus leprieurii, área de estudio se colectó en Tunia
mayor disimilitud son los de Yarí vs. tal como la reporta Lynch (2006), en Pristimantis vilarsi, Rhinella sp. 1 y e Itilla, en esta última localidad se
Itilla (j= 0,2105) con tan solo 9 espe- regiones del este de Colombia. Es Rhinella sp. 2. O. leprieurii (Figura 3A) encontró con mucha frecuencia en
cies compartidas. Si bien estas dos probable que las especies difieran es una especie descrita de la Guyana, horas del día en construcciones de
localidades son las más distantes en- en abundancias en los distintos há- registrada en la Guyana francesa, madera a la orilla del río Itilla.
tre sí, el menor esfuerzo relativo rea- bitats, aspecto que no ha sido eva- Surinam, Guyana de Venezuela, norte
lizado en Itilla también puede estar luado, sin embargo, ante la falta de del Brasil (Jungfer y Höld 2002) y Ejemplares de la especie Rhinella sp. 1
sesgando este resultado. datos completos de la distribución Mato Grosso, 1400 km. al sureste se obtuvieron solamente en el río
de la especies en la Amazonia es in- del río Vaupés, estado de Amazonas, Yarí, en un bosque de tierra firme con
Las especies de anfibios encontradas
cierta la asignación de algunos taxa a Brasil (Santana et al. 2008). Lynch y abundante hojarasca; también han
en Tunia, Itilla y Yarí, también tienen
hábitats particulares. Vargas-Ramírez (2000) la reportaron sido colectados en Vaupés, en bos-
alguna correspondencia con elemen-
en Guainía y en los inventarios del ques de tierra firme sobre el Caño Yi.
tos de la Orinoquia, con la vertiente Lynch (2006) reportó para la región
Instituto Sinchi también ha sido Un ejemplar juvenil también fue co-
amazónica de los Andes y con ele- de Villavicencio, la cual incluye el
registrada en ese departamento. Los lectado en bosques bien conserva-
mentos registrados en el oriente de piedemonte en alturas inferiores
ejemplares de Guainía tienen un dos de la Serranía de La Lindosa so-
la Amazonia. Pedroza-Banda et al. a los 1000 m, áreas abiertas y bos-
color ventral amarillo que coincide bre suelo rocoso (Mueses-Cisneros
(2014), reportan un total de 46 espe- ques, 49 especies de anfibios in-
con la descripción del material y Caicedo-Portilla 2017). Individuos
cies de anfibios en el departamento cluidas tres cecilias y una salaman-
tipo (Jungfer y Höld 2002). Los de la especie Rhinella sp. 2 también
de Casanare, Orinoquia colombiana, dra. Dicho inventario comparte 14
ejemplares adultos colectados en han sido colectados por el Instituto
e incluyen información de piede- especies, típicas de tierras bajas, con
Guaviare, tienen un vientre más Sinchi en Vichada y Guainía, asocia-
monte, sabanas naturales y bosques lo reportado en Tunia, Itilla y Yarí;
crema. No se encontraron cantando, dos a bosques de la llanura aluvial,
de galería. Según los autores, Scinax nueve especies de la familia Hylidae,
probablemente aún no estaban en cantando, en época reproductiva, so-
blairi, S. wandae y Pseudopaludicola cuatro de la familia Leptodactylidae,
época reproductiva que es cuando se bre la vegetación que sobresale del
boliviana habitan en las sabanas na- un microhylido y Lithobates palmipes.
tornan más amarillos ventralmente. agua. Individuos de esta especie han
turales de los Llanos Orientales.
Las coincidencias con elementos O. leprieurii es una especie poli- sido registrados también en el orien-
Sin embargo, en este inventario, reportados para la Guyana también mórfica, pero posiblemente com- te de Colombia por el Instituto de
S. blairi y S. wandae se encontraron son varias. Se encontró en la zona prende varias especies (Jungfer y Ciencias Naturales (com. pers. John
dentro de bosques muy bien conser- Leptodactylus validus (Figura 3B), Höld 2002). Lynch), y quizás corresponda a la

154 Expediciones científicas en las nuevas áreas del PNN Serranía de Chiribiquete Fauna: Anfibios y reptiles 155
especie denominada Bufo thyphonius Este resultado donde se registra La riqueza de
anfibios encontrada
en Lynch y Vargas-Ramírez (2000). una mayor riqueza de serpientes
en los bosques
Una revisión amplia de las coleccio- que de lagartos, también se ha asociados a los
nes permitirá entender mejor la dis- encontrado en otros trabajos que se ríos Tunia, Itilla y
tribución de estas dos especies del han realizado en la región amazónica Yarí tiene especial
importancia por el
género Rhinella. (p. ej. Duellman 1978, Dixon y Soini
desconocimiento
1986, Duellman 2005). Esto obedece que a la fecha se
Finalmente, en Tunia, itilla y Yarí
a una mayor segregación estructural tenía de esta área
es notable la presencia de Rhaebo de la Amazonia
A B de hábitat en serpientes que en
guttatus, Rhinella dapsilis (Figura 3G) colombiana.
lagartos (Dixon y Soini 1986), ya
y Rhinella ceratophrys, especies de
que las serpientes cuentan con más
bufónidos asociados a bosques de Se encontraron
especies que se adaptan a diferentes 35 especies de
la llanura aluvial y de tierra firme en
hábitats que los lagartos. reptiles distribuidas
muy buen estado de conservación.
en 13 familias,
Además, se encontraron cuatro La localidad con mayor número de se registraron
especies no descritas: dos especies especies fue La Tunia con 18 espe- 18 especies de
del género Rhinella, una especie cies (50%), seguida de Itilla y Yarí serpientes, 13 de
lagartos, dos de
del género Scinax y una especie del que presentan una riqueza de 13 es- cocodrílidos y dos
género Dendropsophus. pecies en cada sitio (36,1% en c/u) tortugas.
C D
(Tabla 3). De las 35 especies de rep-
La riqueza de anfibios encontrada en
tiles reportadas en el presente estu-
los bosques asociados a los ríos Tunia,
dio, 28 (80,5%) son únicas de una
Itilla y Yarí tiene especial importancia
localidad, la localidad con mayor nú-
por el desconocimiento que a la fecha
mero de especies únicas es La Tunia
se tenía de esta área de la Amazonia
con doce especies, seguida del río
colombiana. No se registran especies
Yarí con nueve especies, y por último
amenazadas (según el libro rojo de
se encuentra la localidad de Itilla con
anfibios de Colombia, la resolución
ocho especies (Tabla 3).
1912 del 2017 del Ministerio de
E F Ambiente y Desarrollo Sostenible, El estimador no paramétrico Chao 1
ni para la IUCN), ni endémicas, sin indica que se esperarían 55,4 espe-
embargo, la cantidad de registros cies en toda la zona de estudio, lo
notables amerita mayor estudio pero que muestra el estimador Chao 1 se
sobre todo mayores acciones de puede ver reflejado en la curva de
conservación del hábitat. rarefracción, la cual está lejos de al-
canzar la asíntota (Figura 4). Es decir,
en el presente inventario se registró el
Reptiles 65% de las especies que se espera-
Se encontraron 35 especies de rían para esta región. Los resultados
G H reptiles distribuidas en 13 familias, denotan que se requiere un mayor es-
se registraron 18 especies de ser- fuerzo de muestreo, en distintas épo-
Figura 3. Especies de anfibios registradas en el área de estudio: A. Osteocephalus leprieurii.
pientes, 13 de lagartos, dos de cro- cas climáticas, para aproximarse me-
B. Leptodactylus validus. C. Trachycephalus coriaceus. D. Dendropsophus sarayacuensis. E. Phyllomedusa
vaillantii. F. Phyllomedusa tarsius. G. Rhinella dapsilis. H. Dendropsophus parviceps (Fotos: M. Osorno). codílidos y dos tortugas (Tabla 3). jor a la riqueza de reptiles de la zona.

156 Expediciones científicas en las nuevas áreas del PNN Serranía de Chiribiquete Fauna: Anfibios y reptiles 157
Tabla 3. Lista de especies de reptiles registrados en bosques de las cuencas altas de los ríos Cont. Tabla 3. Lista de especies de reptiles registrados en bosques de las cuencas altas de los En el presente
Tunia, Itilla y Yarí. ríos Tunia, Itilla y Yarí. inventario se
registró el
Localidad Localidad 65% de las especies
Familia Especie Familia Especie que se esperarían
La Tunia Itilla Yarí La Tunia Itilla Yarí para esta región. Los
ORDEN CROCODYILIA resultados denotan
ORDEN SQUAMATA (SAURIA)
que se requiere
Anolis ortonii   X  Caiman crocodilus X X un mayor esfuerzo
Alligatoridae
    Paleosuchus trigonatus X   de muestreo, en
A. fuscoauratus X
distintas épocas
Dactyloidae A. punctatus   X   ORDEN TESTUDINES
climáticas, para
A. scypheus   X   Phrynops geoffroanus X aproximarse mejor
Chelidae a la riqueza de
A. transversalis     X Platemys platycephala X  
reptiles de la zona.
Cercosaura argulus   X   Riqueza 15 14 13
Gymnophthalmidae
Loxopholis parietale X     La familia con
Hoplocercidae Enyalioides laticeps X X   mayor riqueza es
Los lagartos Anolis ortonii, A. tropicales de esta región (Duellman Colubridae sensu
Iguanidae Iguana iguana X     punctatus, A. transversalis, Loxopholis 1978, Dixon y Soini 1986, Duellman lato con trece
Gonatodes humeralis X   X parietale, Enyalioides laticeps y las 2005). Lo anterior se puede deber a especies (37,1%),
Sphaerodactylidae seguida por los
Gonatodes riveroi   X   serpientes Atractus punctiventris, aspectos de su biología, ya que mu- lagartos de la
Kentropix pelviceps     X Dipsas pavonina y Lachesis muta, así chas especies de reptiles son crípti- familia Dactyloidae
Teiidae como la tortuga Platemys platicephala cas, no vocalizan como los anuros y con cinco (14,3%),
Tupinambis teguixin X    
son especies que se encuentran al tienen mayor velocidad de despla- las cuales
ORDEN SQUAMATA (SERPIENTES) zamiento, lo que hace más difícil su representan un
interior o en el borde de los bosques
poco más del 50%
Typhlopidae Typhlops reticulatus     X (Avila-Pires 1995, Campbell y Lamar captura y registro dentro de cual- de las especies del
Boidae Corallus hortulanus   X X 2004, De La Ossa et al. 2012, Lynch y quier inventario biológico rápido presente inventario;
Atractus punctiventris X Passos 2015), el resto de taxones se (Gagliardi-Urrutia et al. 2015). Por el resto de familias
lo anterior, los reptiles requieren de contienen entre una
Chironius fuscus X pueden encontrar tanto en bosques
y dos especies.
como en zonas abiertas. un mayor esfuerzo de captura para
C. scurrulus X X
poder alcanzar una lista cercana a la
Dipsas pavonina X La familia con mayor riqueza es Colu- composición de especies de una lo-
Helicops angulatus X X bridae sensu lato con trece especies calidad. Así mismo, se deberían tra-
Imantodes cenchoa X (37,1%), seguida por los lagartos bajar hábitats que son difíciles de
de la familia Dactyloidae con cinco muestrear como el dosel del bosque
Colubridae sensu lato Leptodeira annulata X
(14,3%), las cuales representan un y el manto de raicillas bajo la hoja-
Leptophis ahaetulla X
poco más del 50% de las especies rasca, esto permitiría completar la
Liophis typhlus X del presente inventario; el resto de lista de reptiles del área.
Mastigodryas boddaerti X familias contienen entre una y dos
Ninia atrata X especies (Figura 5). La totalidad de los reptiles registrados
en este trabajo, incluso las especies
Oxyrhopus vanidicus X
Los resultados concuerdan con lo más comunes, son importantes, ya
Siphlophis compressus X X X
encontrado en muchos estudios rea- que el país no contaba, hasta la
Elapidae Micrurus surinamensis X   lizados en la Amazonia, donde la ri- fecha, con información biológica de
Bothrops atrox X   queza de anfibios es mayor que la esta región del noroccidente de la
Viperidae
Lachesis muta X   de reptiles en los bosques húmedos Amazonia colombiana.

158 Expediciones científicas en las nuevas áreas del PNN Serranía de Chiribiquete Fauna: Anfibios y reptiles 159
La serpiente Atractus punctiventris venenosa de amplia distribución al
es una especie conocida únicamen- este de Los Andes (Campbell y La-
te del piedemonte de la cordillera mar 2004), aunque muy pobremen-
Oriental de Colombia, entre 400- te representada en las colecciones
500 m de altitud, lo que quiere de- del país. Se tienen registros de la
Diversidad de especies

cir que es endémica para la región Serranía de La Lindosa, en el nor-


cisandina de Colombia. En coleccio- te del departamento del Guaviare
nes, la especie está representada (Mueses-Cisneros y Caicedo-Portilla
por sólo cinco ejemplares, los cuales 2017); el instituto Sinchi tiene regis-
han sido recolectados en un lapso tros de la vereda Las Verdes en Belén
de 80 años, por lo que se considera de los Andaquíes, Caquetá; del corre-
como una especie rara (Lynch y Pas- gimiento de Tarapacá y de los alrede-
sos 2015, Passos et al. 2016). La es- dores de Leticia en el departamento
Número de individuos pecie está catalogada según los pa- del Amazonas. L. muta se puede con-
Interpolación Extrapolación rámetros de la IUCN como En Peligro siderar como indicadora de la cali-
(EN) y según la segunda edición del dad de hábitat, ya que es una espe-
Libro Rojo de reptiles de Colombia cie que prefiere zonas boscosas bien
Figura 4. Curva de rarefracción (línea continua) de reptiles para la totalidad del (Lynch y Passos 2015). conservadas, ocasionalmente puede
área inventariada, su extrapolación (línea punteada) representa el número de encontrarse en regiones que han
especies esperadas para un número dado de individuos observados basado en Las principales causas de amenaza sido recientemente deforestadas o
un bootstrap con 50 replicaciones.
para esta especie son la tala de los en el borde de bosques primarios.
bosques y la quema de potreros en En zonas que han sido transformadas
época seca; estas dos amenazas cau- en potreros o cultivos, la especie no
san impactos en el subsuelo, compac- se registra (Campbell y Lamar 2004).
tando la tierra y propiciando cambios Probablemente la limitante sea la
14 bruscos en el microclima (tempera- abundancia de presas adecuadas ya
12 tura y humedad), lo cual es perjudi- que la especie se alimenta princi-
Número de especies

10 cial para una especie de serpiente palmente de pequeños y medianos


8 tan pequeña y de hábitos minadores mamíferos. El hallazgo de esta es-
(Lynch y Passos 2015). El registro pecie en Tunia indica nuevamente
6
en Tunia amplía considerablemen- el buen estado de conservación de
4 te la distribución de esta especie. los bosques y en consecuencia la
2 La nueva localidad corresponde a potencialidad de presas; el Instituto
0 un bosque en muy buen estado de Sinchi ha adelantado inventarios en
conservación, lo cual significa una varias localidades de la Amazonia, en
oc dae

ha Igu ae

ac ae

ae

lo e
e

br ae

El s.l

pe e
Ch ae

ae

ae
ae

ph da

da

a
d
od nid

lid

id

rid

Al elid

id
ae

paortunidad para la conservación de


ph oid

bosques bien conservados pero con


i
ci

Ty eii

pi

Co Boi
Ho alm

ap

or
ty

id
er

T
no yl

at

esta especie, ya que el hábitat, en la


Vi

presión de caza por parte de las co-


m act

th

lig
lu
pl
D

er

mayor parte de ladistribución antes munidades locales y en dichas zonas


Sp

conocida, se encuentra muy trans- la especie no ha sido registrada aún.


Gy

Figura 5. Familias y especies de reptiles registradas en LaTunia, Itilla y Yarí.


formada.
Los registros de la serpiente cara-
Otra serpiente cuyo registro es im- colera Dipsas pavonina son muy
portante es Lachesis muta, serpiente significativos para las colecciones

160 Expediciones científicas en las nuevas áreas del PNN Serranía de Chiribiquete Fauna: Anfibios y reptiles 161
colombianas. Aunque es una ser- Este lagarto es una especie que
A B
piente de amplia distribución a tra- habita los estratos altos del bosque,
vés de la cuenca amazónica y el flan- en o cerca del dosel (Duellman
co oriental de la cordillera de Los 1978, Dixon y Soini 1986). Este
Andes, desde Venezuela hasta Bo- Anolis, al parecer no tolera cambios
livia (Peters 1960, Roze 1966, Har- en la composición del bosque y
vey y Embert 2008), la especie había desaparece de zonas que han sido
sido reportada para Colombia (Peters deforestadas, se puede considerar
1960), a partir de dos ejemplares, como un elemento de bosques bien
uno proveniente del municipio de conservados.
Orito en el departamento del Putu- C D
Vale la pena mencionar la
mayo depositado en la colección del
abundancia de crocodílidos dentro
Instituto Alexander von Humboldt y
de las tres localidades estudiadas.
otro, de la comunidad de La Ceiba, en
En los ríos Itilla y Yarí se pudieron
el departamento del Guainía que se
contar más de 15 ejemplares de
encuentra en el Instituto de Ciencias
los denominados cachirres (Caiman
Naturales (ICN) de la Universidad crocodilus y Paleosuchus trigonatus)
Nacional de Colombia. Con los tres en un tramo de 1 km. de longitud
ejemplares capturados en este in- aproximadamente. En ambos ríos
ventario, aumenta a cinco el número fue notoria la mansedumbre de
de especímenes conocidos para Co- estos animales, lo cual, junto a su E F
lombia y el registro de este taxón en abundancia, es un indicativo del
la región noroccidental de la Amazo- buen estado de las poblaciones
nia colombiana. debido probablemente a una presión
La presencia de las serpientes de caza muy baja.
Liophis typhlus en la localidad de Finalmente, el área de estudio, por
Itilla, de Ninia atrata en La Tunia y de sus connotaciones en el conflicto
Mastigodryas boddaerti en las sabanas armado colombiano había sido
cercanas al río Yarí, son de gran impor- una de las menos estudiadas, pero
tancia por ser registros nuevos en esta también menos transformadas. Sin G H
región del país que ayudan a enten- embargo, una consecuencia actual,
der los patrones de distribución de directa del Acuerdo de paz, ha sido
taxones de amplia distribución, pero
una devastadora transformación del
que en la región amazónica colom-
hábitat para cientos de especies, lo
biana presentan pocas localidades
cual convoca de manera urgente no
o parecen raras (p. ej. M. boddaerti).
solamente a su documentación sino
El lagarto Anolis transversalis se a la puesta en marcha de estrategias
encuentra distribuido al noroccidente de conservación que preserven los
de la cuenca amazónica, en Colombia, bosques y sabanas. Cabe recordar Figura 6. Especies de reptiles registrados en el área de estudio: A. Lachesis muta. B. Atractus
Ecuador, Perú y los estados de Acre y que cada especie constituye un punctiventris. C. Liophis typhlus. D. Dipsas pavonina. E. Enyalioides laticeps. F. Gonatodes humeralis
Rondonia de Brasil (Avila Pires 1995). patrimonio insustituible en su (Fotos: M. Osorno). G. Paleosuchus palpebrosus (Foto: J. R. Caicedo). H. Phrynops geoffroanus (Foto:
N. Atuesta).

162 Expediciones científicas en las nuevas áreas del PNN Serranía de Chiribiquete Fauna: Anfibios y reptiles 163
lugar de distribución, incluso, cada Cristales, Sierra de la Macarena, User’s Guide published at: http:// Duellman, W. E. 2005. Cusco amazonico:
población alberga en su genoma la Meta, Colombia. Serie Editorial chao.stat.nthu.edu.tw/wordpress/ The lives of amphibians and reptiles
información de millones de años Fauna Silvestre Neotropical. Bogotá, software_download/ in an Amazonian rainforest. Kansas:
de evolución o de adaptaciones al D.C.: Instituto de Investigación de Crump, M. L. y N. J. Scott. 1994. Visual Comstock Publishing Associates, The
Recursos Biológicos Alexander von encounter surveys. Pp. 84-92. University of Kansas Lawrence.
medio que ocupa (Moreno 2001).
Humboldt. En: Heyer, W. R., Donnelly, M. A.,
Además, es innegable el potencial Fouquette, M. J., Jr. y W. F. Pyburn. 1972.
que la riqueza biológica y el estado Barrio-Amorós, C. y Molina C. R. 2006. McDiarmid, R. W., Hayek, L. C. y A new Colombian treefrog of the
de la biodiversidad pueden brindar A new Eleutherodactylus (Anura, Foster, M. S. (eds.). Measuring and Hyla rubra complex. Herpetologica
Brachycephalidae) from the Venezu- monitoring biological diversity, 28: 176-181.
a las comunidades locales como
elan Guayana, and redescription of standard methods for amphibians.
alternativas productivas distintas a Smithsonian Institution Press,
Frost, D. R. 2018. Amphibian Species
Eleutherodactylus vilarsi (Melin). Zoo-
los modelos que han transformado la taxa 1302: 1–20. Washington, DC. of the World: an Online Reference.
Amazonia. Versión 6.0. Electronic Database
Bergmann, P. J. Y A. P. Russell. 2007. De La Ossa, J., R. Bernhard y A. De La Ossa- accessible at http://research.amnh.
Systematics and biogeography of the Lacayo. 2012. Platemys platicephala org/herpetology/amphibia/index.
widespread Neotropical geckonid (Schneider 1792). Pp. 261-265. En:
Referencias
html. New York: American Museum of
genus ThecadacTylus (Squamata), Páez, V. P., M. A. Morales-Betancourt, Natural History.
with the description of a new species. C. A. Lasso, O. V. Castaño-Mora y B.
Acosta Galvis, A. R. 2000. Ranas, Sala- Zoological Journal of the Linnaean C. Bock (Editores). 2012. V. Biología Gagliardi-Urrutia, G., M. Iglesias y P. J.
mandras y Caecilias (Tetrapoda: Am- Society 149: 339-370. y conservación de las tortugas Venegas. 2015. Anfibios y reptiles/
phibia) de Colombia. Biota Colombia- continentales de Colombia. Serie Amphibians and reptiles. Pp. 117–
na 1(3): 289-319. Calderón-Espinosa, M. L. y G. F. Medina- 125, 436–445 y 297–305. En: N.
Editorial Recursos Hidrobiológicos
Rangel. 2016. A new Lepidoblepharis Pitman, C. Vriesendorp, L. Rivera
Acosta Galvis, A. R. 2017. Lista de los y Pesqueros Continentales de
lizard (Squamata: Sphaerodactylidae)
Colombia. Bogotá, D. C.: Instituto de Chávez, T. Wachter, D. Alvira Reyes,
Anfibios de Colombia: Referencia en from the Colombian Guyana shield.
línea V.07.2017.0 (fecha de acceso Investigación de Recursos Biológicos Á. del Campo, G. Gagliardi-Urrutia, D.
Zootaxa 4067 (2): 215-232.
10/11/2017). Disponible en http:// Alexander von Humboldt. Rivera González, L. Trevejo, D. Rivera
Campbell, J. A. y W. W. Lamar. 2004. The González y S. Heilpern (Eds.). Perú:
www.batrachia.com; Batrachia, Villa De Sá, R. O., Grant, T. Camargo, A. Heyer,
Venomous Reptiles of the Western Tapiche-Blanco. Rapid Biological
de Leyva, Boyacá, Colombia. W. R., Ponssa, M. L. y Stanley, E. 2014.
Hemisphere. Comstock Publishing/ and Social Inventories Report 27.
Systematics of the Neotropical Ge-
Acosta, A. R. y R. O. de Sá. 2018. Lepto- Cornell University Press, Ithaca and Chicago: The Field Museum.
nus Leptodactylus Fitzinger, 1826
dactylus validus Garman 1888 in Co- London. Vol. 1+2. 870 pp.
(Anura: Leptodactylidae): Phylogeny, Gaston, K.J. 1994. Rarity. Chapman y
lombia: distribution and indentifica-
Cárdenas, D., M. F. González, N. Marín, the Relevance of Non-molecular Ev- Hall, London, UK, 201p.
tion. Zookeys 737: 113-123.
S. Sua y J. Betancur. 2017. Plantas y idence, and Species Accounts. South
Gotelli, N. J. y R. K. Colwell. 2001.
Avila-Pires, T. C. S. 1995. Lizards of líquenes del Parque Nacional Natural American Journal of Herpetology, 9
Quantifying biodiversity: procedures
Brazilian Amazonia. Zoologische Serranía de Chiribiquete, Colombia. (Special Issue 1): S1–S128.
and pitfalls in the measurement
Verhandelingen 299: 1-706. Revista Colombia Amazónica 10:
Dixon, J. R. y P. Soini. 1986. The reptiles and comparison of species richness.
205-234
Ayala, S. C. 1986. Saurios de Colombia: of the upper Amazon Basin, Iquitos Ecology letters (4): 379-391.
lista actualizada y distribución de Chao, A. y Jost, L. 2012. Coverage-based region, Peru. 2nd revised edition, 2
Guyer, C. y M. A. Donnelly. 2012.
ejemplares colombianos en los mu- rarefaction and extrapolation: stan- parts combined into one. Wisconsin:
Visual encounter surveys. En: R. W.
seos. Caldasia 15 (71-75): 555-575. dardizing samples by completeness Milwaukee Public Museum. 154 pp.
McDiarmid, M. S. Foster, C. Guyer, J. W.
rather than size.  Ecology  93: 2533-
Barrientos, L.S., Morales-Betancourt, M. Duellman, W. E. 1978. The biology Gibbons y N. Chernoff (eds.). Reptile
2547.
A., Lasso, C. A, Torres, G. y P. Herrera. of an equatorial herpetofauna in Biodiversity Standard Methods for
2017. Anfibios y Reptiles. Pp 97- Chao, A., Ma, K. H. y Hsieh, T. C. Amazonian Ecuador. Miscellaneous Inventorying and Monitoring, pp.
123. En: Lasso, C. A. y M. A. Morales- 2016. iNEXT (iNterpolation and Publications of the University of 218–220. University of California
Betancourt (Eds.). III Fauna de Caño EXTrapolation) Online. Program and Kansas 65:1-352. Press, USA.

164 Expediciones científicas en las nuevas áreas del PNN Serranía de Chiribiquete Fauna: Anfibios y reptiles 165
Haddad, N. M., Brudvig, L. A., Clobert, J., IUCN 2018. The IUCN Red List of Lynch, J. D. y M. A Vargas-Ramírez. geográfico de América Latina y el
Davies, K. F., Gonzalez, A., Holt, R. D., Threatened Species. Versión 2000. Lista preliminar de anuros del Caribe. En: C. Costa, S. A. Vanin, J. M.
Lovejoy, T. T., Sextron, J. O., Austin, M. P., 2018-1. http://www.iucnredlist. departamento del Guainía, Colombia. Lobo y A. Melic (Eds.). Proyecto de Red
Collins, C. D., Cook, W. M., Damschen, org. Consultado el 05 de julio de Revista de la Academia Colombiana Iberoamericana de Biogeografía y
E. I., Ewer, R. M., Foster, B. L. Jenkins, 2018. de Ciencias Exactas Físicas y Naturales Entomología Sistemática PrIBES
C. N., King, A. J. Laurence, W. F., Levey, 24 (93): 579-589. 2