Vous êtes sur la page 1sur 3

Johan Fernando López Moyano

426846

La observación correspondiente se realizó el día domingo 04 de Agosto del 2019


a las 9:40 am ubicado en la carrera séptima con calle treinta y nueve (39) en la ciudad de
Bogotá con un clima parcialmente nublado de 12°C cruzan por este sitio varios
ciudadanos como tres personas que a simple vista parecen tener un vínculo familiar, se
trata de una mujer de unos 35 años aproximadamente de contextura delgada, estatura
media, cabello recogido color amarillo, tez blanca y ceño fruncido, sus ojos son pequeños
en el momento que pasa por donde está el observador, su nariz es ancha, su boca delgada
y en ese momento abierta probablemente por el cansancio al que está expuesta por la
práctica de esta actividad física, a pesar de esta condición, la mujer se muestra enérgica
en la caminata mostrando una posición corporal erguida con los brazos a sus costados y
pasos acelerados, viste un sweater color gris con un estampado rosado en el centro de
este, usa un leggins color negro, tenis blancos y junto con ella lleva una mochila de
tamaño mediano color café, en lo que respecta al niño que los acompaña durante esta
caminata, este cuenta con una edad aproximada a los 10 años, su estatura es baja,
contextura delgada, tez blanca, ojos adormecidos, nariz delgada, boca pequeña y cara
redonda, por su expresión tanto facial como corporal, se puede llegar a asumir que se
encuentra cansado ya que muestra una posición encorvada, brazos recogidos ante su
pecho y al parecer sin ánimo de proseguir, aspecto que evidenciamos a partir de su
lenguaje no verbal, viste una chaqueta impermeable color verde de mangas largas que
sobrepasan sus manos presumiblemente por el clima presentado en ese momento, la
chaqueta cuenta con una capota la cual tiene puesta sobre su cabeza, lleva consigo un
pantalón de sudadera color negro con dos rayas rojas en cada costado de sus piernas y
unos tenis color azul oscuro con suela de color vinotinto, se muestra un poco reacio a
tomar la mano del hombre que lo acompaña que por inferencia creemos, hace parte de su
familia, finalmente, se hace referencia precisamente a este hombre que aparentemente
oscila entre los 20 y 25 años de edad, su contextura es gruesa, estatura alta, usa barba
abundante color negro, orejas pequeñas, nariz puntuda y ojos medianos de color oscuro,
viste con una gorra color verde y blanco, lleva consigo una maleta gris con negro que
carga en su espalda haciendo uso de las dos manijas, lleva puesta una camiseta tipo polo
de rayas verdes, blancas y negras y unas bermudas color negro, usa unos tenis grises con
cordones verdes fluorescentes y muestra autoridad sobre el menor anteriormente
mencionado que lleva cogido de la mano izquierda, su expresión facial durante el tiempo
de observación deja en evidencia que al parecer, este se encuentra alerta o atento al posible
cansancio que presenta el niño ya que sus ojos se encuentran abiertos y fijando la atención
Johan Fernando López Moyano
426846

sobre él al igual que su rostro que muestra una notable desviación hacia el lugar donde se
encuentra el pequeño, siguiendo este orden de observación.
Hacia las 10:18 del mismo día y con similares condiciones climáticas pero un
cielo notablemente más despejado y 13°C lo que indica un aumento en la temperatura a
comparación de la primera observación realizada. Se puede observar como sobre el andén
de la carrera séptima con calle 37 frente a un edificio de ladrillos, rejas negras y ventanas
grandes se encuentran transitando en dos bicicletas dos personas, la primera corresponde
a una mujer que aparentemente oscila entre la edad de unos 25 a 30 años, esta mujer viste
un sweater color blanco con la capota reposando en la parte superior de su espalda, una
blusa que sobresale a la altura de sus glúteos de color azul, un leggins color negro y tenis
color blanco, la bicicleta en la que se transporta es de color negro y su casco de protección
combina el color blanco y negro, su contextura corporal es delgada, cabello castaño,
mejillas ruborizadas quizás por el esfuerzo que demanda la actividad física que está
realizando, su rostro es alargado su mentón termina en punta y su nariz es redondeada, su
color de piel es blanco, su expresión facial nos deja demostrado al menos a nivel de
lenguaje no verbal que aquella mujer se encuentra en estado de alerta frente al camino ya
que tiene su atención visual localizada al frente del camino entre otras cosas porque a su
delantera se encuentra un menor de edad, probablemente se trate de un miembro de su
familia, por el panorama observacional permitio presumir que mantienen una relación
madre e hijo, el niño que la acompaña, también se transporta en una bicicleta, por su
apariencia física creemos que posee una edad entre los 6 y los 8 años, por su postura
corporal y expresión facial podríamos pensar que se encuentra con un buen estado de
ánimo, su rostro posee una forma redondeada, nariz pequeña, labios delgados, manos
pequeñas, cuerpo menudo y baja estatura viste un sweater gris, pantalón azul oscuro y
tenis color blanco, usa un casco azul claro y coderas de color negro.
Hacía las 10: 25 am del día inicialmente descrito y con nuevamente 12°C, pasan
por el sitio de observación transportándose en tres bicicletas cuatro personas que por su
apariencia se creyó que se trata de una familia conformada por tres menores de edad una
señora y un señor, el señor se transportaba en una bicicleta de gran tamaño color negra,
lo particular era que en la parte trasera de la misma se encontraba un pequeño niño
aproximadamente de unos cinco años de edad, el niño iba ubicado en una silla gris
especial para este tipo de transporte, vestía una camiseta manga larga ceñida al cuerpo y
un chaleco reflector color verde, un casco rojo claro, cabello rubio, rostro redondo, ojos
pequeños, boca rojiza y pequeña, mejillas ruborizadas y nariz delgada, frente a la
Johan Fernando López Moyano
426846

expresión facial del menor se podría pensar que este se siente incómodo puesto que su
ceño es fruncido y su rostro muestra desagrado, en cuanto al hombre señalado al inicio
de este tercer caso que comparte la bicicleta con el menor se puede decir que viste un
pantalón de sudadera azul oscuro ceñido a sus piernas, tenis color rojo intenso, chaqueta
gruesa color negro, gorra negra y encima de ella un casco protector color rojo, su posición
es erguida, manos rectas frente al volante, rostro firme enfocando su atención al frente de
la vía, aparente seriedad, posee dentro de sus características físicas una nariz grande,
mentón alargado, rostro delgado y ojos pequeños, su contextura es gruesa, aunque se
encuentra sentado creo que se trata de un hombre alto y robusto, sus piernas son delgadas
y sus brazos largos, es un hombre de tez blanca, cabello oscuro y manos alargadas, al lado
izquierdo de este hombre se encuentra pequeña niña de temprana edad oscilando entre los
seis u ocho años de edad su cuerpo es delgado y pequeño, su rostro posee facciones
delicadas y delgadas, su boca es color rosado pequeña, nariz pequeña su pequeña cabeza
se encuentra recubierta por un casco fucsia y en lo que respecta a su expresión facial, la
niña parece entusiasmada durante la realización de la actividad ya que muestra una gran
sonrisa y ojos agigantados lo que nos permitirá evidenciar su emoción, esta pequeña viste
un pantalón color verde oscuro, un chaleco reflector color verde al igual que el primer
menor descrito, sus mangas dejan en evidencia una chaqueta de color azul oscuro y en
cuanto a la cicla en la que se moviliza, esta es rosada con blanco y posee una pequeña
canasta en la parte delantera, a su lado una mujer de contextura gruesa, espalda ancha,
estatura media, tez morena, cabello negro oscuro y recogido se transporta en una cicla
color blanco, sus gestos permiten concluir a nivel visual que se encuentra a gusto
realizando esta actividad su sonrisa es amplia, sus mejillas se encuentran engrandecidas
y en lo que respecta a su mirada, se concluyo que aquella señora se encontraba alerta ante
la que creemos podría ser su hija tal vez por su corta edad ya que mantenía como foco de
atención a la pequeña y sus ojos se mantenían bastante abiertos aunque mostrando gestos
de confianza al observar a la niña.