Vous êtes sur la page 1sur 90

73 Noviembre 2012

Góndolas locales e internacionales exportación de contenedores de alto Valor Agregado


Visión PEA 2010/20: Argentina en el 2020 será líder en la producción de bienes y servi-
cios agroalimentarios y agroindustriales de calidad con valor agregado global, asegurando
la provisión alimentaria nacional y satisfaciendo la demanda internacional en cantidad y
calidad, en un marco de equidad territorial, inclusión social y sustentabilidad ambiental,
económica y social. Promoviendo de esta forma el desarrollo de la nación y sus regiones.

1
Los objetivos del Proyecto Valor Agregado en Origen del INTA son:
∙ Incrementar el volumen de producción agroalimentaria y agroindustrial Argentina, haciendo
crecer el número de productores y empresas.
∙ Aumentar el volumen y el monto de las exportaciones agropecuarias, agroalimentarias y
agroindustriales Argentinas, con énfasis en las producciones de mayor valor agregado en ori-
gen.
∙ Mayor empleo mediante el agregado de valor a la producción agropecuaria en origen.
∙ Aumento de la demanda de mano de obra calificada en origen.
∙ Fomentar la producción de cultivos extensivos y regionales en el interior del país aprovechando
las distintas eco-regiones con fuertes ventajas competitivas, es decir agregando valor en forma
estratégica.
∙ Incrementar la productividad de las CAA (Cadenas Agroalimentarias Argentinas) estimulando
el desarrollo, difusión y adopción de innovaciones tecnológicas en las diferentes CAA.
∙ Lograr el desarrollo de pueblos y ciudades del interior productivo mediante un Estado con
gobiernos locales, provinciales y nacional presente, facilitador, estimulador de la producción y
de la captura de nuevos mercados externos sin descuidar el mercado interno.
∙ Fomentar el desarrollo de redes productivas por cadenas de valor y otras formas de asociativas
(como ser Cooperativas de Nueva Generación).
. Recuperar la competitividad del productor primario (chico y mediano) mediante la integración
vertical en las CAA, en origen hasta las góndolas del mundo.
∙ Generar más de un millón de nuevos puestos de trabajo hacia el 2020, trabajando principal-
mente en los CAA con el INTA PRECOP como coordinador de Redes.
Promover un rol protagónico de las cooperativas agropecuarias en el proceso de agregado de
valor en origen transformándose en cooperativas agroindustriales.
La producción agropecuaria argentina en los últimos 20 años entró en una carrera productivista,
concentrando productos y actores alrededor del puerto de Rosario, lugar desde donde se exporta
con escasos procesos industriales más del 75% de la producción de cereales y oleaginosas que
actualmente ocupan el 85% del área sembrable Argentina.
Alcanzar en el 2020 una producción de 157 M/t es uno de los objetivos del PEA 2010/2020, pero
ese aumento de producción no soluciona los problemas socioeconómicos de todos los habitantes
de Argentina si no se realiza de manera sustentable, con desarrollo estratégico de regiones, de
manera federal, inclusiva, con generación de empleos de calidad, con agregado de valor en origen
a la producción primaria.
Todo esto posicionará en el centro de la escena a uno de los protagonistas principales, que es el
productor agropecuario, mejorando su competitividad, el nivel de vida y edificando un futuro
para las generaciones venideras, una nueva ruralidad con un interior con más ciudades interme‐
dias integradas a la economía nacional, revalorizando la juventud, que la convoque y la integre a
la producción y el crecimiento mediante nuevos puestos de trabajo en origen, educación, salud,
alimentación, vivienda e infraestructura, promoviendo el arraigo de la población rural y el
empleo agroindustrial.
Argentina posee muchas oportunidades y posibilidades de reorientar su rumbo y transformar la
producción agropecuaria actual “exportadora de commodities”, que solo genera crecimiento al
país, a un país “exportador de alimentos elaborados para consumo humano directo” con alta
demanda de empleos de calidad y aumento de renta inclusiva; “un país estratégicamente compe-
titivo, productivo, federal, sustentable y más desarrollado.”
Los argentinos no hemos aprovechado integralmente las riquezas naturales y el rico potencial inte-
lectual para agro-industrializar las materias primas del país, aumentar el valor agregado de nues-
2
tros productos en origen, incrementar significativamente la renta exportable y provocar un
aumento de puestos de trabajo de calidad en el interior del país, con un alto impacto en el desarro-
llo territorial inclusivo.
Es posible desarrollar un modelo de país agroalimentario exportador, donde el Estado favorezca el
desarrollo diversificado y federal con agregado de valor y empleo en origen, con alto protagonis-
mo empresarial de los productores organizados en asociaciones estratégicas, organizados en coo-
perativas de nueva generación, con distribución directa y equitativa de las rentas generadas.
El INTA, al igual que otros organismos públicos, las universidades y las escuelas técnicas, tendrá un
rol estratégico respecto al desarrollo científico-tecnológico y la formación de recursos humanos
capacitados, pero también en la articulación de redes, clústeres y consorcios con una mirada glo-
bal y estrategias claras para abastecer las distintas “góndolas del mundo”, que según estimaciones
de la FAO la demanda de alimentos aumentará en un 70% para el año 2050.
Cualquier análisis de Argentina frente al contexto global de los próximos 40 años indica con clari-
dad una gran posibilidad de crecimiento y desarrollo de nuestro país.
Frente a ello, no se debe perder más tiempo, porque lo que no hagamos los argentinos con nues-
tras riquezas naturales podrán otros “explotarla” y llevarlas para ser transformadas en otros paí-
ses.
Argentina es un país agrícola-ganadero con 40 Millones de habitantes donde la producción agro-
pecuaria ocupa un lugar importante y estratégico dentro de la actual estructura económica (31
Cadenas Agroalimentarias Argentinas (CAA) aportan el 15% del PBI y representan el 48% del total
exportado). Argentina es un país dotado de excelentes condiciones naturales (34 M/ha de área de
siembra y 40 M/ha cultivables/aprovechables con buena temperatura, radiación y agua para reali-
zar excelentes cultivos extensivos, pasturas, cultivos industriales y fruti/horticultura), esto consti-
tuye una ventaja comparativa respecto a otros países, permitiendo producir granos con el menor
costo del mundo, alcanzando los estándares de calidad requeridos por los mercados más exigen-
tes.
Argentina posee el récord de producción de granos per cápita con 2.525 kg/hab.(101,29 M/t de
granos con una población de 40,1 M/hab.). Canadá está en el 2º lugar con 1.889, 4º EE.UU. con
1.591 y 10º Brasil con 733 kg/habitante/año. (Datos: Revista Agro propuesta -2011- a partir de
INDEC – MAGyP, ONU Y USDA). Argentina es el único país en el mundo que posee una hectárea
productiva per cápita. A pesar de lo anteriormente dicho, las 31 Cadenas Agroalimentarias Argen-
tinas generan 39.400 M/U$S de exportación (57% del total nacional), pero solamente 1,87
M/puestos de trabajo directos, lo cual representa el 11% de la población económicamente activa
(17 M/habitantes) según una trabajo realizado por la CEPAL en el 2010.
El desafío está planteado y su ejecución ya ha comenzado. “Mayor valor agregado en origen a la
producción, incremento de puestos de trabajo por hectárea, mayor integración vertical de los pro-
ductores a las cadenas agroalimentarias asociados estratégicamente bajo diferentes formas jurí-
dicas en las diferentes etapas de las mismas.”
Evolución del área cultivada y producción en Argentina
Argentina ha crecido en la producción de granos en los últimos 18 años a razón de 3,4
M/toneladas/año, llegando al 81% de adopción de la siembra directa. Gran parte de este aumento
productivo se dio por la generación y adopción de nuevas tecnologías, pero paralelamente 6 a 7
M/ha dedicadas a la producción pecuaria pasaron a la agricultura. Esto generó menos trabajo/ha,
ya que por ejemplo, tranqueras adentro, la producción lechera demanda 16 veces más trabajo por
hectárea que la producción de soja, acrecentándose más esta diferencia tranqueras afuera.
En los últimos 7 años la economía argentina creció a tasa China, con superávit fiscal, superávit
3
120
"Record
Nacional"101,3

97
100 94 94

84

80
69 71
66 67 76
64
69
60 53 63
59 "Sequia Historica"
44
40
40
42
32 33 33,5 33,9
30,6
27,4 28,5 29,1 28,5
20 23,9 23,3 24,2 24,7 24,9 25,9
17,8 19,4 20,2

comercial, la producción agropecuaria pasó de 70 M/t a 100 M/t, pero existen varias cuentas pen-
2
dientes en cuanto al desarrollo del interior productivo, temas que contempla el PEA 2020.
El dominio del cultivo de la soja, debido a su alta rentabilidad y eficiencia de la mano de obra res-
pecto a los restantes sistemas productivos, trajo aparejado una disminución de trabajo/hectárea y
un fuerte proceso de concentración de la producción. Esto se produjo por la excelente y competiti-
va tecnología aplicada en el sector agrícola y la gran brecha tecnológica entre el sector pecuario y
agrícola argentino, principalmente de carne bovina, carne porcina y leche bovina.

Diferentes grado de adopción de tecnología en la producción agropecuaria Argentina


Adopción de Tecnología por Agricultores (%)

OGM
100 Pesticidas
Inoculantes
80 Siembra Directa
Fertilizantes
60
Silo Bolsas
Agricultura
40 de Precisión

20

1980 1985 1990 1995 2000 2005 2010

Nuevo paradigma tecnológico


Hoy un pool de siembra produce soja empleando sólo 1,6 hs/hombre/ha/año y maíz con 2 hs
hombre/ha/año (además de contar con una estructura financiera muy diferente a la de un pro-
ductor medio). Eso marca un parámetro de demanda laboral promedio 4 veces inferior al pro-
medio empleado hace 12 años atrás.
4
Un productor de 200 ha. hoy tiene que competir con alguien que emplea 320 hs/año para tra-
bajar su campo.

Situación preocupante
El 60% de los granos de la Argentina los producen productores no propietarios de la tierra.
70.000 productores producen soja en el país (58% del área total de área sembrable), de estos
sólo 1.700 productores producen el 50% de la soja argentina.
Pérdida de competitividad de productores primarios frente a otros actores (pooles de siem-
bra), que con 1,6 hs/hombre/ha/año producen 1 ha de soja.

Distribución territorial de la población


Analizando y comparando los censos poblacionales del 2001 con el del 2010, se observa que se
pasó de 36,2 M a 40,1 M, es decir un aumento del 10,6% de la población. Los 24 partidos del Gran
Buenos Aires crecieron el 14,1%, pero representan nada menos que 1,76 M de personas (en su
gran mayoría desocupados).
∙ Córdoba creció en un 7,8%
∙ Santa Fe creció en un 6,7% Menor crecimiento demográfico “Provincias sojeras”
∙ Entre Ríos creció en un 6,7%

∙ Chubut creció en un 22,6% “Mayor crecimiento demográfico alrededor de una


∙ Santa Cruz creció en un 38,4% mayor demanda laboral”
∙ Tierra del Fuego creció en un 24,8%

1,7%
3,1% Argentina es un país de exportaciones primarias, el 75% de
1,4% lo exportado por las 31 cadenas agroalimentarias (CAA)
3,7%
2,6% son commodities y la soja explica más del 50% del
1,0% 2,7%
2,2% valor agroindustrial exportado.
0,9% 2,6% Al exportar commodities e importar conteiners de
1,8% alto valor agregado, la balanza comercial del país es
8,1%
1,1% 8,4%
pobremente positiva, lo cual nos debe ocupar estratégi-
3,2%
camente. El 67% del tonelaje exportado en 2010 fueron gra-
4,4% nos y sus derivados. En conjunto cada tonelada exportada
desde la Argentina rondó los U$S 684 muy lejos de los U$S
0,8% 45,3% 1.844 que costó la tonelada de importación. Por esto en el
1,4% 2010 se exportaron 99,6 M/tn y se importaron 30,6 M/tn con
1,5% un superávit comercial de solo 11.633 M/U$S. Este superávit
debe incrementarse aumentando el valor de la tonelada exporta-
da, Valor Agregado en Origen.
1,2%
Argentina es formadora de precios en harinas vegetales, aceite de soja y
girasol, biodiesel de soja, peras, limones y también es un importante exporta-
dor de granos de maíz, sorgo y trigo. Pero no es un jugador importante en la
0,6% exportación de alimentos terminados con alto valor agregado (proteína
animal o proteína vegetal transformadas en alimento de consumo
humano directo). Esto constituye una oportunidad concreta para
crear empleo de calidad agregando valor a la producción primaria en
0,3% origen. “Valor agregado en forma estratégica (en origen)”.
5
Frente a estas realidades existe un gran desafío para los argentinos mirando al 2020 que es dupli‐
car el valor de las exportaciones.
Las cadenas de agroalimentos (carne bovina, cadena aviar (huevo y carne), carne porcina, lácteos,
trigo y maíz y sus derivados, legumbres, soja y maquinaria agrícola) podrían generar nuevos pues‐
tos directos e indirectos de trabajo; y también nuevos puestos de trabajo por efectos del mayor
ingreso y gastos en la comunidad con miras al 2020.
Algunos ejemplos de agregado de valor y generación de puestos de trabajo indican que la produc-
ción de soja genera hoy en Argentina 1 puesto de trabajo cada 100 ha, mientras que el promedio
de la producciones primarias de proteína vegetal transformada en proteína animal (Carne Bovina,
Leche, Cerdo, Pollo) generan en promedio 9 puestos de trabajo cada 100 ha.

Semáforos amarillos en el actual sistema productivo de la Argentina


Desaparición de productores agropecuarios activos.
Proliferación de productores rentistas, con hijos y nietos sin posibilidad de continuar con la
actividad.
200 ha = 320 hs/hombre/año para producir grano de soja. Alta competitividad de algunos
actores (pooles de siembra) frente a productores pequeños y medianos que tienen menor
escala competitiva.
Indice demográfico negativo en los pueblos agrícolas sin industria (pueblo de viejos).
Ausencia de rotación de cultivos, representando el cultivo de la soja el 56% del área de siem‐
bra total/anual.
Baja reposición de nutrientes en la producción de granos. Sólo se repone el 31% de los
nutrientes que extraen del suelo los cultivos en promedio. En soja, el tema es más preocupan-
te ya que solo se repone el 14%.
Caída de la Materia Orgánica de los suelos, aún con el 81% de adopción de Siembra Directa.
Disminución del stock ganadero (actualmente en proceso de recuperación a partir del
2010/11. 500.000 terneros más en vacunación en el último año).
Estancamiento de la producción de leche (Incremento del 3% anual)
Importación de carne porcina (reactivación del sector).
Industria avícola productora de huevos con techo de colocación de sus productos en el mer‐
cado interno.
Más del 60% del trigo y maíz que se produce en el país se exportan como tal.
Poco desarrollo argentino de la producción de carne de pescado a partir de la Acuicultura.
Formación del clúster del NEA.
Poco desarrollo de la industria metalmecánica Argentina en tecnologías de procesos y agroa‐
limentarias.
Poco desarrollo de bioenergía en origen (biodiesel para autoconsumo, biogas a partir de
efluentes, bio-fertilizantes, energía solar, energía eólica, etc.).
Preocupante distribución de las rentas y del uso de las tierras fértiles en Argentina.
Importación de Maquinaria Agrícola por un valor de 630 M/U$S y exportación por 260
M/U$S, balanza comercial negativa 2,42 a 1 (en el año 2002 la relación era 22,8 a 1), situación
que está en pleno proceso de reconversión hacia balanza comercial positiva en 2015.
Balanza Comercial Nacional de toda la Economía Argentina levemente positiva, exportando
3,25 veces más toneladas de las que se importan. Estimaciones para el año 2012 indican que
rondará los 11.500 millones de dólares positiva.
Bajo grado de desarrollo de la estructura productiva Argentina. Se exporta con bajo valor agre-
gado (700 U$S por tn en promedio, contra 2.000 U$S por tn importada).

6
Fuerte extranjerización del manejo de los insumos (semillas y agroquímicos).
Fuerte extranjerización del complejo agroindustrial y exportador de commodities.
Fuerte proceso de extranjerización de las tierras Argentinas.
Fuerte y agresiva presencia asiática en el mercado de comercio de alimentos en Argentina.
Ausencia de una ley de alquileres que proteja el uso y manejo del suelo productivo.
Productor Agropecuario Argentino muy poco integrado a las Cadenas Agroindustriales.
Productor primario Argentino que participa en el 20 a 30% de las rentas que generan las CAA.
(baja competitividad y alto riesgo de desaparición como productor activo).
Baja cultura de asociativismo en el Productor Primario Argentino (Esta situación se está revir-
tiendo con tendencia a la formación de Cooperativas de Nueva Generación -CNG-).

Oportunidades y posibles medidas orientadas a la transformación de un país primario a un


país productor y exportador de agroalimentos de consumo humano directo con fuerte desa‐
rrollo agroindustrial.
Argentina produce 8 veces más alimentos primarios de lo que requiere para el consumo interno,
es una oportunidad muy favorable en un contexto de demanda global de alimentos, que
aumentará no menos de un 70% en los próximos 40 años, con grandes cambios de dieta, donde
el consumo de carnes mundial crecerá de 32 Kg. a 52 Kg. de carne anual per cápita para el 2050.
Ese cambio de estructura dietaría a futuro deja a la Argentina frente a una oportunidad única de
transformar sus exportaciones primarias de grano o commodities en exportaciones de carne, ali‐
mentos de consumo humano directo y especialities.

Políticas de Estado que favorecen el cambio propuesto:


Leyes laborales mejorables para el empleador y el empleado (eliminar la industria del juicio
que perjudica a todos menos a las empresas del juicio).
Legislaciones tributarias corregibles orientadas hacia el fomento de la creación de nuevos
puestos de trabajo.
Canalización de los recursos del Estado hacia el fomento de la innovación tecnológica.
El PEA2 2020 debe ser dinámico, conservar los macro lineamientos estratégicos, pero recibir
aggiornamiento anual a través de asesores públicos/privados permanentes (por primera vez
en la historia argentina se planifica el sector con mirada larga, de manera participativa y fede-
ral).
Reorientación de las instituciones de ciencia y tecnología (INTA, INTI, CONICET,
UNIVERSIDADES, etc.), hacia la creación de capacidades orientadas al desarrollo de nuevas
tecnologías de productos y procesos, para industrializar y agregar valor a la producción prima-
ria, produciendo alimentos de consumo humano directo.
Contexto que revaloriza el rol de los gobiernos 7 locales, intendentes, legisladores, formando
proyectos regionales, planificando, financiando, interviniendo en las economías regionales,
diversificando la producción y facilitando la captura y el libre acceso a los mercados.
Planificación a nivel local, provincial y nacional de las necesidades de infraestructura para lle-
var adelante proyectos de VAO.
Estado presente en el diseño estratégico de logística habitacional, infraestructura educacional
específica, infraestructura de acceso de rutas, ferrocarriles, electricidad, gas, comunicación y
crédito.
Estado presente en cada proceso como facilitador y acompañador de redes y clústers mejo-
rando el perfil exportador a través de la internacionalización de las empresas.
El Estado favoreciendo el asociativismo estratégico y la formación de Cooperativas de Nueva
Generación (CNG), de lo contrario los pequeños y medianos productores seguirá en riesgo.
“Argentina necesita un buen análisis prospectivo hacia el diseño de un país aggiornado frente a
los nuevas oportunidades de crecimiento del 70% de la demanda mundial de alimentos en los
próximos 40 años”.
En este aspecto, la Argentina, debería orientar la mirada a otros mercados.
El cambio de país agro-exportador de commodities, a exportador de alimentos de consumo
humano directo requiere de un gran desarrollo energético estructural.
En bioenergía es mucho lo que se puede investigar, desarrollar y aplicar en origen.
En la Argentina del futuro, el sector agropecuario debe seguir siendo estratégico en generación
de riquezas, en generación de nuevas empresas, en generación de puestos de trabajo en origen
y también en todo aquello relacionado al crecimiento sustentable con alto impacto en el desa-
rrollo territorial.
Poner en valor nuestras fortalezas y plasmarlas en nuestra marca país.

INTA PRECOP: Mayor valor agregado en origen


En el año 2007/2008 el INTA, a través del proyecto PRECOP, diseñó una estrategia para contribuir
al aumento de agregado de valor a la producción agropecuaria en origen, con una particularidad
muy innovadora de “integrar verticalmente al productor agropecuario en origen a través de
PyMEs asociativas con empresas de competitividad de producto y proceso”. No exclusivamente
será el productor quien lleve adelante todos los procesos de transformación en una determinada
cadena de valor, pero sí debe participar con su trabajo y de la renta que se genere en ella de mane-
ra asociativa.
La idea se expresa en el próximo gráfico esquemático donde se demuestra que la producción pri‐
maria interviene en el 20% de las rentas y aporta el 65% del capital, las empresas de industriali‐
zación primaria, transformación e industrialización de alimentos primarios a consumo humano
directo aportan el 25% de la inversión percibiendo el 40% de las rentas y el último sector de
logística, transporte, cadena de frío, comercio local e internacional, aportando solamente el
10% del capital se quedan con el 40% de la renta.
Este proceso de cambios de paradigmas de los sistemas productivos agropecuarios en Argentina
ya comenzó, existiendo ya varias redes en proceso de formación que están siendo asistidas desde
el INTA y otras instituciones públicas y privadas.
Seguramente será necesaria la formación de clústers que sinergizen este proceso virtuoso y diná-
mico, que permite generar mayor renta, con más y mejor distribución, con nuevos puestos de tra-
bajos genuinos, contribuyendo directamente en el desarrollo del territorio. Los gobiernos locales
tendrán un rol protagónico acompañando y facilitando este cambio de paradigma, pasando de ser
“pueblos primarios” a verdaderos polos de desarrollo agroindustrial.
El trabajo de INTA PRECOP II (PE3 Agregado de Valor en Origen - 2008-2011), se destacó en lograr
una fuerte tarea de concientización del sector sobre la necesidad de invertir en agregar valor en ori-
gen asociativamente mediante empresas Pymes.

8
9
En resumen, el PRECOP III, en especial el Proyecto Específico tiene como objetivo generar
muchos empleos agregando valor a la producción primaria en origen de la siguiente forma:
¿Dónde hacer el valor agregado?
En origen, a no más de 80 km del lugar donde se producen los granos y el forraje.
¿Con quién hacer el valor agregado?
Haciendo eje en el sujeto agrario, o sea el productor/empresario del sector agroalimentario y
agroindustrial, que mediante un comportamiento innovador se integre asociativamente a la
cadena de valor local e internacional, recuperando competitividad mediante la generación de
puestos de trabajo que cubrirá en gran parte con el trabajo propio y los integrantes de su fami-
lia en origen. Recuperación de competitividad a través del trabajo de toda la familia.
¿Cómo hacer el valor agregado en origen?
Mediante un proceso de generación de empresas Pymes en origen de escala competitiva, con la
mejor tecnología e innovación alcanzada, mediante la integración vertical en diferentes cade-
nas agroalimentarias, donde el productor es protagonista de la toma de decisiones y lo hace
generando valor agregado en origen utilizando tecnología apropiada para la escala producti-
va lograda asociativamente. Esta metodología de trabajo se define como Cooperativas de
Nueva Generación (CNG) y posibilita que localmente se integren cadenas agroalimentarias
exitosas, generando puestos de trabajo genuinos que favorecen al arraigo, el sostén de las ten-
dencias socioculturales, la ocupación y desarrollo del territorio.
¿Cuándo hacerlo?
Ahora; no esperar más tiempo para iniciar el estudio de los proyectos más virtuosos para cada
zona, estudios que consideren la posición de la materia prima actual y futura, los requeri-
mientos energéticos, la infraestructura necesaria y la oferta, la relación de apoyo políti-
co/social de las autoridades de la zona, la gestión ambiental, la rentabilidad del presente y
futuro, la demanda potencial de mercado, etc.
¿Con qué aportes/ayudas hacerlo?
Mediante un estado facilitador en los diferentes niveles, a nivel de municipio, gobierno provincial
y nacional, utilizando todas las herramientas del estado y en estrecho contacto con las institu-
ciones de Ciencia y Tecnología (INTA, INTI, Universidades, etc.), empresas reconocidas de acti-
vidad privada y los asesores de reconocida trayectoria.
¿Con qué objetivos realizar el valor agregado de la producción primaria en origen?
Recuperar la competitividad de productor agropecuario frente a nuevos actores de mayor inte-
gración de las cadenas en las que se desempeña hoy el chico y mediano productor agropecua-
rio. El productor integrado a la cadena incrementará su renta por trabajar él junto a su familia
280 días al año, así el valor agregado de la creación de puestos de trabajo queda en origen (ma-
yores puestos de trabajo por hectárea). Alcanzar una nueva ruralidad con más trabajo en ori-
gen, con más productores integrados a la cadena agroalimentaria.
¿Con qué lineamientos se formarán los recursos humanos?
Las políticas activas en la estratégica formación de recursos humanos para un país líder en agroali-
mentos y agroindustria deben ser estudiadas y priorizadas de acuerdo al aprovechamiento
estratégico de ventajas comparativas competitivas de cada área ecológica y el desarrollo de
cada materia prima. Las políticas de formación de recursos humanos deben ser orientadas a
todos los niveles, oficios y habilidades técnicas, los profesionales deberán estar formados en
diferentes áreas temáticas orientadas en su nivel y requerimientos, mediante políticas de

10
estado. Y el principal estudio debe provenir del estado local, el cual será el integrador zonal,
provincial y nacional “descentralizador” de la responsabilidad de capacitación.
¿Con qué destino orientar la producción agroindustrial?
1. Abastecer el mercado interno.
2. Realizar estudios de desarrollo de mercado exterior, dado que Argentina produce materia
prima para alimentar 10 veces la población argentina, teniendo siempre como eje del desa-
rrollo estratégico la captura y consolidación de mercados globales.
Las PyMEs agroindustriales y agroalimentarias deben prepararse para vender alimentos y pro-
cesos, en lugar de esperar que nos vengan a comprar productos que cotizan en Bolsas; tratan-
do de lograr en un mediano plazo, ser formadores de precios en el mercado de los agroali-
mentos.
Las innovaciones agroalimentarias y agroindustriales saldrán del trabajo y el desarrollo de la
ciencia y la tecnología que cada país sea capaz de hacer, nadie será competitivo con productos
y procesos viejos o ya conocidos. Las cadenas agroalimentarias deben ser innovadoras en pro-
ductos y procesos pudiendo garantizar inocuidad de alimentos y procesos, como así también
garantizar la trazabilidad de procesos y productos, como valor agregado estratégico.
“Hay que entrenarse para salir a vender en lugar de esperar que nos vengan a comprar”

OBJETIVOS Y METAS DEL PEA2 “PLAN ESTRATÉGICO AGLOALIMENTARIO Y


AGROINDUSTRIAL PARTICIPATIVO Y FEDERAL 2010/2016/2020”
El modelo de la “Argentina incremental” (Modelo 1) es aquél que habrá de generar desarrollo
siguiendo lo que fue característica de la Argentina histórica: eficiente productora de productos pri-
marios y generadora de saldos exportables, basados esencialmente en la exportación de commo-
dities con poco agregado de valor. Si bien este Modelo se ha ido superando a lo largo del tiempo, y
hoy día la Argentina no sólo es productor y exportador de commodities, sino también de produc-
tos y servicios agroindustriales, bien es sabido que dicho agregado de valor es relativamente bajo
en comparación con lo que sucede en otras economías más desarrolladas del mundo.
El modelo de “Valor agregado con Desarrollo” propone profundizar la tendencia ya iniciada años
pasados en la generación de valor agregado, con fuerte inserción de la Argentina en las cadenas
globales de valor mundiales y, al mismo tiempo, promover que tal generación de valor se desarro-
lle no sólo globalmente sino fundamentalmente en origen, a fin de impulsar un proceso de desa-
rrollo con equidad, todo ello en un marco de sustentabilidad ambiental y territorial. Es a esta pro-
fundización que llamamos el Modelo 2. Como podemos verlo en el gráfico que se presenta a conti-
nuación, Argentina seguirá creciendo aún si seguimos aplicando el Modelo 1; pero para producir
un salto paradigmático, debemos impulsar el Modelo 2. Es este modelo el que nos permite apro-
vechar al máximo las oportunidades que el mundo nos presenta y ofrece.
Exportaciones del Sector Agroalimentario y Agroindustrial
(Miles de Mill. USD) 99,7
100 Modelo 2 ValorAgregado con Desarrollo
90
Efecto
80 PEA2
70 67,2
60
Modelo 1 ‐ Argentina incremental
50
39,4 Fuente: Años 2010-2011: elaboración
40
propia en base a datos del INDEC
30
Años 2012-2020: elaboración propia en
2015
2014
2011

2013
2012

2017

2019
2016

2018
2010

2020

base a datos del Plan Fénix


11
Las exportaciones del Sector Agroalimentario y Agroindustrial para el Modelo 2 se discriminan en
el gráfico siguiente. En el mismo se evidencia que los principales rubros exportadores en relación
con su magnitud, continuarán siendo los vinculados a los productos primarios y las Manufacturas
de Origen Agropecuario (MOA).

Exportaciones del Sector Agroalimentario y Agroindustrial


(Miles de Mill. USD)
100 100
90
80 MIL MILL.
70 U$S
60
Totales 50
40 Fuente: Años 2010-2011:elaboración
MOAs 30
Primarias 20 propia en base a datos del INDEC
10 Años 2012-2020: elaboración propia en
Biocombustibles 0
base a datos del Plan Fénix

2020
2015
2014
2011

2013
2012

2017

2019
2016

2018
2010

Se observa para el Modelo 2 que: Las MOAs pasarán de 22.910 M/U$S en 2010 a 67.020 M/U$S en
2020. Dicho incremento significa que las mismas se triplicarán con respecto al año base (2010). Las
exportaciones primarias, por su parte, crecerán a un ritmo menor que las MOAs, alcanzando los
27.370 M/U$S en el año 2020. Este menor crecimiento se explica por el mayor protagonismo que
adquiere, en las exportaciones del Sector, el procesamiento de la producción primaria y su poste-
rior transformación en productos agroindustriales. El crecimiento de las exportaciones de produc-
tos primarios en 2020 supera en un 80% el valor exportado en 2010.

Exportaciones de MOAs y Primarias


(Miles de Mill. USD)
70 193% de crecimiento de las
67,2
60 exportaciones
50
40
30 27,4 80% de crecimiento de las
MOAs 22,9 exportaciones primarias
Primarias 20 15,2
10
Fuente: Años 2010-2011:elaboración
2020
2015
2014
2011

2013
2012

2017

2019
2016

2018
2010

propia en base a datos del INDEC


Años 2012-2020: elaboración propia en
base a datos del Plan Fénix

Participación de las MOAs y las Primarias en las Exportaciones


Totales del Sector Agroalimentario y Agroindustrial
(Porcentaje)
100
38,5 27 Mayor
80 crecimiento de
las exportaciones
60
agroindustriales
40 61,5 73
20
Fuente: Años 2010-2011:elaboración
0
2010 2020 propia en base a datos del INDEC
Años 2012-2020: elaboración propia en
MOAs y Biocombustibles Primarias base a datos del Plan Fénix

12
A continuación: Análisis y perspectivas al 2020 de diferentes CAA elegidas
para trabajar en el Proyecto PRECOP
VALOR AGREGADO EN LAS
Cadena de las Legumbres CADENAS DE LAS LEGUMBRES
(poroto, arveja y garbanzo)

La cadena de legumbres se compone de distintos actores, donde se destaca el productor agrícola


(eslabón primario) y la industria de selección (eslabón secundario). Luego del proceso de selec-
ción el grano puede tener distintos destinos: exportación como grano seco; transformación en
harina; transformación en conserva, vía procesos varios (terminando en productos enlatados,
envasados, congelados, etc.).
Debido a las particularidades de su proceso productivo las legumbres ocupan más mano de obra
que otros cultivos, tanto en su etapa primaria como secundaria. A diferencia de otros granos, la
comercialización de las legumbres exige al menos un proceso industrial de selección. Dado que se
consumen sin transformación alguna,la calidad, aspecto, color y tamaño son atributos valorados
por el mercado. Esto genera un gran impacto de demanda laboral que implica un fuerte desarrollo
local. En este sentido, la cadena estaría generando aproximadamente 37.000 empleos en todos
sus eslabones.
Argentina no tiene un gran consumo per cápita de legumbre y la producción supera ampliamente
este nivel de consumo por lo que el país coloca mas del 95% de la producción en los mercados
externos, donde los porotos generan el mayor porcentaje de divisas quedando la arveja y garban-
zo en un porcentaje bastante parejo pero mucho menor al de porotos.
Cabe mencionar que 80% del mercado mundial de legumbres se concentra en granos, solo el 20%
consiste en harinas y/o productos industrializados. En el caso particular de la Argentina, la relación
del mercado de legumbres en granos e industrializados es de 90% a 10%.
Prospectivas mirando al 2020:
- Mayor producción primaria, aumentando los volúmenes y calidades de los granos pro-
ducidos.
- Diversificación de variedades, lo que permitiría acceder a nuevos mercados. Actualmen-
te, nuestro país desatiende a un número de naciones que en conjunto representan el
40% de las importaciones mundiales de porotos comunes y el 80% de las de garbanzo y
arvejas respectivamente.
- Promover un mayor consumo interno que morigere los vaivenes de precios y volúmenes
del mercado internacional haciendo más estable la actividad.
- Se estima que los 3 cultivos que integran la cadena de legumbres para el 2020 pueden
crear más de 20.000 nuevos puestos de trabajo de calidad y en origen.
PRODUCCION PRODUCCION DE LEGUMBRES INSUMOS
•SIEMBRA •SEMILLAS
•CICLO •INOCULANTES
• COSECHA TRANSPORTE+ACOPIO+SELECCION •AGROQUIMICOS
•ROTACION LEGUMBRE INV. (CALIBRADO) •MAQUINAS
•SERVICIOS
EXPORTACION •MANO DE OBRA EN ORIGEN
MERCADO
PROCESOS INTERNO CONSUMO ANIMAL
• 97% COMO GRANO SECO INDUSTRIALES
• 1% COMO CONSERVAS Y HARINAS
CONSUMO HUMANO SUPLEMENTO NUTRITIVO
PARA: • BOVINOS
INDUSTRIA MOLINERA INDUSTRIA DEL • GRANO SECO • PORCINOS
• FAINA ENLATADOY ENVASADO • GRANO VERDE • ABEJAS
• BIZCOCHOS • ENLATADO • POLLOS
• NUGGETS • GARBANZO • HARINAS
• PRE PIZZAS • ARVEJAS • PURE DE GARBANZO
• GALLETAS • POROTOS • ARVEJAS CONGELADAS
• TORTAS • LENTEJAS • SOPAS CREMA
• CONFITURAS • CONFITURAS
• FIDEOS • COMPLEMENTOSNUTRITIVOS
13
Tasa prome-
dio anual de
Poroto 2009 2012 2020 crecim. (%)
Cons umo i nterno (ton) 5619 7479 16032 10
Exporta ci ones (ton) 284908 340291 549255 6,1
Producci on (ton) 290527 347985 565287 6,2
Aporte de di vi s a s (mi l es de US$) 211156 257203 494330 8
Va l or bruto de producci on (mi l es de US$) 215321 271997 508758 8,1
Empl eo di recto 33500 35970 43562 2,4
Superfi ci e s embra da (ha ) 278970 299542 363019 2,4
Ga rba nzo
Cons umo i nterno (ton) 2007 2671 5726 10
Exporta ci ones (ton) 17328 30018 129370 20,1
Producci on (ton) 19335 32829,5 135096 19,3
Aporte de di vi s a s (mi l es de US$) 11618 20941 100908 1,7
Va l or bruto de producci on (mi l es de US$) 12964 22966,5 105375 21
Empl eo di recto 1980 2933 8368 14
Superfi ci e s embra da (ha ) 16500 25755 84435 16
Arveja s
Cons umo i nterno (ton) 4013 5341 11450 10
Exporta ci ones (ton) 24498 47733 283433 24,9
Producci on (ton) 28511 53966 294883 23,7
Aporte de di vi s a s (mi l es de US$) 14997 28386,5 155888 23,7
Va l or bruto de producci on (mi l es de US$) 17454 32085 162185 22,5
Empl eo di recto 1800 2590 6805 12,9
Superfi ci e s embra da (ha ) 30000 4933 113416 12,9
Fuente: IERAL 2010

Es importante resaltar que a partir del año 2010 se produjo un fuerte incremento de los volúme-
nes de exportación de arvejas y garbanzos. Esto resulto, en un aumento de los ingresos de divisas.

14
VALOR AGREGADO EN LA
Cadena del Trigo CADENA DEL TRIGO
Comercio exterior de Argentina (2008) Comercio Mundial (2008) Como es conocido, Argentina
posee un sistema productivo de
Derivados harina 4% Derivados harina 37%
grano donde la soja representa el
Harina 14%
56% del área de siembra; y tam-
bién es conocido que el monocul-
tivo de soja provoca caída del
nivel de carbono en el suelo y que
ello sólo se recupera con cultivos
Harina 6% gramíneas, siendo el maíz y el tri-
Trigo 82% Trigo 57% go los cultivos que el mundo más
demanda. El maíz, por ser el grano
forrajero por excelencia y por sus
cualidades para el consumo huma-
Precios FOB en dólares por TN equivalente,
I Cuatrimestre 2010 no directo. Y el trigo, por producir
1600 U$S las harinas de mejor calidad pani-
1397 U$S ficable, pastas, galletitas y bizco-
1400 U$S
1200 U$S chos. Argentina debe mejorar la
1000 U$S sustentabilidad de su sistema pro-
1600 U$S ductivo, y dentro de ese esquema
800 U$S 639 U$S
600 U$S
el trigo es el cereal de invierno
400 U$S 236 U$S
estratégico y Argentina posee con-
223 U$S
200 U$S diciones agroecológicas y tecno-
0 U$S
Producción Molienda Elaboración Elaboración lógicas para producir trigo con
Primaria de trigo de pastas galletitas y alta productividad y bajo costo.
alimenticias biscochos
Claro está que los granos deben
Precios FOB en dólares por TN equivalente, I Cuatrimestre 2010
ser industrializados en origen.
* Se supone una relación de transformación de 0,75 en el caso del
trigo/harina, de 1,3 harina/galletita y de 1 en el caso de harina/pasta. Argentina es un importante pro-
ductor de trigo a nivel mundial,
pero no aprovecha esa materia pri-
ma para obtener productos de
Puestos de trabajo (cada 10.000 t. de trigo)
alto valor agregado, ya que expor-
Producción Primaria + Molienda de trigo ta el 96% de su producción de tri-
+ Elaboración de galletitas y bizcochos go con bajo valor (82% como gra-
553,91
no y 14% como harina) y 4% deri-
Producción Primaria + Molienda de trigo 315,31 vados de harinas transformadas
+ Elaboración de pastas alimenticias en productos elaborados (pastas,
Producción Primaria + Molienda de trigo 239,87 galletas, etc.).
+ Elaboración de panificados
Producción Primaria + Molienda de trigo 30,16
(harina) El precio de la tonelada de produc‐
Producción Primaria tos elaborados como galletas y biz‐
15,6
cochos es 6 veces mayor a la tonela‐
0 200 400 600 da de trigo exportado. La elabora‐
Puestos de trabajo (cada 10.000 t. de trigo) ción de estos productos finales gene‐
promedio campaña 07/08 - 08/09 ra 35 veces más puestos de trabajo
Fuente: INTA Precop, con datos del “IERAL de Fundación Mediterránea” que la producción primaria de trigo.

15
Un ejemplo de agregado de valor en trigo lo constituye Italia, que produce poco trigo, importa gra-
no (6 a7 M/t/año) y en el año 2008 exportó 4.550 M/U$S de pastas y productos de panadería. El
mismo año Argentina exportó 123 M/U$S de pastas y productos de panadería vendiendo como
grano más de la mitad de su producción (6 a 7 M/t).
Afortunadamente en los últimos 2 años en Argentina
comenzaron a producirse inversiones del sector indus-

16
trial, cooperativo y también PyMEs asociativas de productores. Esto indica cambios positivos en la
industria que hace pensar que antes del 2020 Argentina será un país con fuerte exportación de
harina de calidad, pastas alimenticias, galletas y bizcochos, dejando la industria subproductos
para la alimentación animal en origen y también trabajo y divisas para el desarrollo local. En el
2020 Argentina puede estar industrializando el 100% del trigo producido.
Se estima que esta cadena puede demandar 70.800
nuevos puestos de trabajo de calidad y aumentar en
2.400 M/U$S sus exportaciones para el 2020.

17
Cadena de valor de Sorgo
Entre los años 2006 y 2010, en Argentina se duplicó el área de siembra de este cultivo pasando de
0,5 a 1 M/ha. Una parte del área de sorgo (el 20% aproximadamente entre sorgos graníferos, sile-
ros y azucarados) es destinada a la elaboración de silos, y el resto es destinado a la producción de
granos de diferentes calidades y objetivos (consumo animal, uso industrial, bioenergía -etanol-,
molienda seca, molienda húmeda, etc.).

18
Cadena de valor del Girasol
El cultivo de girasol en Argentina posee áreas ecológicas de alta productividad que lo posicionan
como muy competitivo. Es indiscutible que el mayor valor agregado en origen está radicado en su
alto grado de industrialización, aceite crudo y subproducto de la molienda para alimentos balan-
ceados para monogástricos y rumiantes. Pero es evidente que el aceite de girasol, por su calidad,
2
merece ser refinado y envasado en su totalidad dentro del país, y ese será el desafío del PEA 2020
para la CAA del girasol.

19
Cadena del Maíz VALOR AGREGADO EN LA
CADENA DEL MAÍZ
El maíz en Argentina es un cultivo
estratégico porque captura 3
veces más carbono que la soja,
con quien compite por el suelo. En
un esquema productivo de grano
Grano: 190 u$s donde el 56% del área sembrable
es soja y más del 85% se hace en
Copos: 634 u$s
Siembra Directa con cobertura de
residuos, rotar con maíz resulta
estratégico para mejorar las con-
Extruídos: 1.310 u$s diciones físicas del suelo por
mayor acumulación de carbono
en los primeros centímetros de
suelo que mejoran la infiltración
de agua; su capacidad de almace-
+590% +234%
naje y el intercambio gaseoso, en
Fuente: IERAL de Fundación Mediterránea en base a FAO.
definitiva su porosidad.
* Se consideran precios del año 2007 por ser el último dato disponible para
cereales para desayuno. Pero también el maíz posee un sis-
tema radicular que mejora la
Precio de los granos (maíz y soja), versus estructura del suelo en los prime-
productos derivados de su transformación ros 20 cm, sumado a ello su ras-
e industrialización (2009 y 2010, u$s/TN) trojo cubre el suelo disminuyendo
Cuota Hilton (carne vacuna) 12.000 u$s sustancialmente las pérdidas de
Yema en Polvo 4.316u$s agua por evaporación. Todo ello
Huevo en Polvo 3.733u$s implica una mejora del rendi-
Queso Pasta Dura 4.211u$s
miento del cultivo de soja, sem-
Leche en Polvo entera 2.365u$s
Carne aviar (pechuga) 2.357u$s
brado sobre maíz, de 600 kg/ha el
Carne aviar (ave entera) 1.376u$s primer año y 300 kg/ha el segun-
Cortes de cerdo 2.234u$s do año.
Granos de Soja 313u$s
La sustentabilidad del sistema pro-
Granos de Maíz 191u$s
ductivo argentino requiere de un
0u$s 5.000u$s 10.000u$s 15.000u$s
fuerte aumento del área de culti-
Precio en u$s/TN
vos “gramíneas”; el maíz y el sor-
Fuente: INTA Precop, con datos del “IERAL de F. Mediterranea”
go son las gramíneas estivales
estratégicas. También es conoci-
do que el maíz debe mejorar su competitividad, respecto a la soja, y el camino para recuperar su
competitividad es industrializarlo en origen, transformarlo en proteína animal, etanol, jarabe y en
todos los alimentos posibles de consumo humano directo, como por ejemplo maíz para desayu-
nos y otros extruidos como snacks, sin dejar de lado las alternativas de producir alimentos para
mascotas.
Argentina es un importante proveedor de granos a nivel mundial, en particular de maíz y soja, que
son utilizados en la elaboración de alimento para producciones pecuarias a nivel mundial. La
transformación e industrialización que el productor argentino puede darle a sus granos en forma
asociativa en origen y la exportación de productos con valor agregado, le permitiría percibir una
mayor renta y, a nivel nacional, aumentar la obtención de ingresos en divisas multiplicándolos

20
varias veces, como así también una gran cantidad de puestos de trabajo adicionales. La produc-
ción de cereales para desayuno es un simple proceso e incrementa en gran forma el valor de una
tonelada de maíz exportada.
Un ejemplo es Inglaterra que no produce maíz, pero en el año 2011 exportó 591 M/u$s, mientras
que Argentina exportó solo 19,7 M/U$S en cereales para desayuno y más del 60 % como grano sin
industrializar (15,2 M de ton en 2010/2011).
En la campaña 2010/2011 se obtuvieron 22,9 M tn resultando esto una cosecha record gracias al
23,4% de incremento de la superficie sembrada respecto a la campaña anterior.
Durante el año 2011 fueron industrializadas 4,12 M tn maíz (solo un 18% de la producción global
nacional).
Del total industrializado 64% fue destinado a la elaboración de balanceados, el 30,4% ingresó al
proceso de molienda húmeda y el 5,5% se sometió a molienda seca.
Durante el periodo 2005 – 2011 la elaboración de alimentos balanceados fue la forma de indus-
trialización del grano de maíz que más creció (147%), pero en este ultimo año (2011), fue la
molienda seca la que mostró mayor incremento interanual (un aumento del 37% respecto al
2010).
De la molienda seca de maíz pueden obtenerse: Trozos de maíz (cereales para desayuno, copos,
etc.), Sémolas de maíz para expandidos (elaboración de snacks), Sémolas de maíz para cervecería,
Harina de maíz para preparar polenta, Harina fina de maíz (elaboración de panes, galletas y pastas)
y Harina zootécnica (utilizado en alimentación animal). En 2011 la molienda seca demandó
227.500 tn de maíz. La exportación de sus productos derivados totalizó las 485.900 tn con un
ingreso de divisas de 111,6 M/U$S FOB incrementándose 15 veces el volumen exportado del sec-
tor y 17 veces en valor. La molienda húmeda demandó 1,2 M/tn de maíz, y de acuerdo a estimacio-
nes, la misma habría producido alrededor de 1,17 M/tn de derivados. Entre el 2007 y el 2011 el
volumen de productos derivados de la molienda húmeda de maíz se incrementó un 17,8%. En este
último año se produjeron 400 mil/tn de jarabe de maíz de alta frutosa (JMAF), 250 mil/tn de Glu-
ten feed, 150 mil/tn de Glucosa y unas 100 mil/tn de almidón, variando positivamente los incre-
mentos desde el año 2007. Para el 2006 existían alrededor de unos 70 molinos para molienda
seca, en cambio la producción de molienda húmeda se concentraba en sólo seis plantas hacia el
2009, si bien estarían previstas mayores inversiones en dicha área.

Mercado Interno: En el 2011 se registró una notable baja en el volumen de JMAF exportado que
se explicaría en base al mayor consumo requerido por la industrias alimenticias en el mercado
interno.
Exportaciones: La exportaciones de dextrosa, glucosa y almidón de maíz del año 2011 fueron
record para el período 2003 – 2011.
Para el 2020 se estima que la industria de molienda seca y molienda húmeda generará unos
3.305 nuevos puestos de trabajo directos y tendrá un incremento de las exportaciones de 193
M/U$S. La mayor demanda laboral del maíz se generará si el productor aprovecha este excelen‐
te grano forrajero al introducirlo como materia prima principal de un alimento balanceado que
se transformará en carnes, leche y huevo.

Los gráficos siguientes evidencian el aumento de valor de la tonelada exportada al avanzar en la


cadena de maíz (se pueden obtener más de 600 diferentes productos) y cómo se multiplica la
demanda de puestos de trabajo de calidad en origen.
21
Argentina es el segundo
Países exportadores de granos exportador mundial de grano
de maíz (2009/2010) de maíz detrás de Estados Uni-
en miles de toneladas dos (cabe aclarar que Argenti-
Otros; 17.834
na exporta 347 kg de los 527
Argentina; 16.971
kg/habitante/año producidos
(66 %) y Estados Unidos expor-
Brasil;8.623 ta solo 144 kg de los 1.000
kg/habitante año producidos
Argentina
(14 %)).
Brasil
EE.UU.
Otros
EE.UU.; 49.887 A pesar de la gran cantidad de
Fuente: INTA Precop II, con datos del USDA
materia prima que posee para
la producción de carnes,
Países exportadores de carnes de Argentina no es un jugador
bovinos, porcinos, aves y otras especies importante en la exportación
(2010 en millones de toneladas) de las mismas.
Otros; 2,59 Este escenario presenta una
Argentina; 0,91 Brasil; 6,14 gran oportunidad para que el
Brasil productor primario en forma
Australia; 1,75 Estados Unidos asociativa agregue valor a sus
Unión Europea granos en origen, transfor-
Australia mándolos fundamentalmente
Unión Argentina
Europea; 2,45
Otros en proteína animal, en lugar
de ser exportado como grano
Estados Unidos; 5,8 (commodities) para que otros
países lo utilicen (exportación
Fuente: INTA Precop II, con datos de revista Agropropuesta.
de oportunidades).
Diferencias en puestos de trabajo generados El cultivo de maíz es estratégi-
al transformar e industrializar los granos co para Argentina, eso es evi-
de maíz (2008, cada 10.000 t.) dente por todos los motivos
11,3
antes mencionados, pero tam-
(P) Producción de grano y acondicionamiento
(P)+ Molinos de molienda húmeda 27,1 bién resulta estratégico en la
(P)+ Molinos de molienda seca 107,3 producción de carne y leche
(P)+ Granjas de carne aviar, etc. 405,3 bovina, utilizando la planta
(P)+ Tambos y usinas lácteas 668,3 entera como forraje picado
(P)+ Granjas e industria de la carne porcina 715,5 fino almacenado en silo-
1.573,4
(P)+ establecimientos ganaderos bolsas o bunker, para luego for-
bovinos en engorde
0 500 1000 2000 mar parte de una ración TMR
Puestos de trabajo (cada 10.000 t. de maíz) (Ración Totalmente Mezcla-
Fuente: INTA Precop, con datos del “IERAL de F. Mediterranea” da). En Argentina se realizan
unas 800.000 ha de silo de
maíz, que luego son transfor-
madas en carne y leche; siendo hoy también estratégico en los rodeos de cría para la mejor efi-
ciencia de la “fábrica de terneros”.

22
MAÍZ
“CADENA DE VALOR AGREGADO EN ORIGEN”

“Una alternativa rentable y sustentable”

En los últimos años, los productos derivados de la transformación e industralización del maíz in-
crementaron su valor, presentando una gran oportunidad para que el productor primario agre-
gue valor a sus granos en origen en forma asociativa y así dejar de exportar commodities para
que otros países los utilicen (exportación de oportunidades).

Góndolas locales e internacionales Exportación de Contenedores de alto Valor Agregado


R
E
Ovoproductos Alimentos de Alta Gama Chacinados y lácteos Carne (aviar, bovina y porcina)

N
Logística, transporte con cadena de frío y comercio
T local e internacional (con Asociativismo)
A

Y
Ind. Huevo líquido y en polvo Industria Láctea Ind. Frigorífica(bovina,porcina y aviar)

Industrialización de Segundo Orden (con Asociativismo)


S
U
S Prod. Ovina

T Prod. Bovina (leche y carne) P.Carne Porcina Prod. Aviar (huevo y carne) Acuicultura P. Caprina

E Transformación a proteína animal


N
T
A Etanol DDGS Alim. balanceado Jarabe de Maíz Maizena

B
I Snacks de Maíz Copos de Maíz Aceite de Maíz Pisingallo-Pop Corn Harina

L Industrialización de Primer Orden (con Asociativismo)


I
Cultivo capturante de carbono que aporta un gran
D volumen de rastrojo “Clave para SIEMBRA DIRECTA”
Gran sistema radicular, que mejora la estructura física
A del suelo
Más de 600 usos industriales.
D
Grano forrajero por excelencia.
Cultivo de Maíz

23
Fuenter: PRECOP II, Agroindustria en Origen

24
Seca

de molienda

Fuenter: PRECOP II, Agroindustria en Origen

25
Bioetanol en base a Maíz.
Una de las metas de la ley de biocombustibles (Ley 26.093 “Regulación y Promoción para la Pro-
ducción y Uso Sustentables de Biocombustibles”) que nació en el año 2006, es que en el año 2010
todas las naftas del país deberían poseer un 5% de Etanol para reducir las emisiones de CO2 al
medio ambiente, suplantando parte de los combustibles fósil utilizado. Hasta la fecha en el país el
etanol para el corte obligatorio de las naftas proviene en su totalidad de la caña de azúcar, no
alcanzando a cubrir el total de la cantidad de etanol demandado por el país para cumplir con el cor-
te. Para cumplir con la demanda creciente de etanol del país se están realizando proyectos de pro-
ducción de etanol en base a maíz, siendo una buena alternativa para la obtención del etanol anhi-
dro necesario para el corte. De estas plantas de producción de etanol en base a maíz se obtiene un
excelente subproducto proteico (granos destilados), el cual en forma seca puede formar parte de
alimentos balanceados para ser utilizados en las raciones de una gran cantidad de producciones
pecuaria y en forma húmeda sólo puede ser utilizado directamente en las raciones (no en alimen-
tos balanceados), de producciones bovinas de carne y leche, etc.

Proceso de Producción del Etanol.


El etanol se puede obtener de la molienda húmeda o la molienda seca del maíz, este último méto-
do es el más difundido a nivel mundial por ser más económico y eficiente para la obtención de eta-
nol.

Etapas del proceso de producción de etanol por molienda seca:


∙ Molienda: El proceso de molienda seca comienza con la limpieza del grano de maíz (puede ser
sorgo), que una vez limpio pasa a través de los molinos que lo muelen en un polvo fino –harina
de maíz-.
∙ Licuefacción: La harina de maíz se sopla en grandes tanques donde se la mezcla con agua y las
enzimas –alfa amilasa- y pasa a través de las cocinas donde se licueface el almidón. A la mezcla
se le agregan componentes químicos para mantenerla con un pH de 7. En esta etapa se aplica
calor para permitir la licuefacción, en una primera etapa a alta temperatura (120-150ºC) y lue-
go a temperatura más baja (95ºC). Estas altas temperaturas reducen los niveles de bacterias
presentes en el puré o mosto.
∙ Sacarificación: El puré de las cocinas luego es refrescado –a una temperatura levemente deba-
jo del punto de ebullición del agua- y se le agrega una enzima secundaria –glucoamilasa- para
convertir las moléculas del almidón licuado en azúcares fermentables –dextrosa- mediante el
proceso de sacarificación. Las enzimas funcionan como catalizadores para acelerar los cam-
bios químicos.
∙ Fermentación: El etanol es producto de la fermentación. Al puré se le agrega levadura para fer-
mentar los azúcares –cada molécula de glucosa produce dos moléculas de etanol y dos de dió-
xido de carbono- y con ello obtener el etanol y el anhídrido carbónico. Usando un proceso con-
tinuo, el puré fluirá a través de varios fermentadores hasta que fermente completamente.
Otro tipo de proceso es el discontinuo o “de batch” en el que el puré permanece durante la eta-
pa de fermentación en el mismo tanque, siendo este proceso más seguro en caso de que se
infecte un tanque. En este proceso el puré permanece cerca de 48 horas antes que comience el
proceso de destilación. En la fermentación, el etanol conserva mucha de la energía que estaba
originalmente en el azúcar, lo cual explica que el etanol sea un excelente combustible.
∙ Destilación: El puré fermentado, ahora llamado cerveza, contendrá alcohol –cerca del 15%- y
agua –al 85%-, así como todos los sólidos no fermentables del maíz y de la levadura. El puré

26
entonces será bombeado a un flujo continuo, en el sistema de la columna de destilación, don-
de la cerveza se hierve, separándose el alcohol etílico de los sólidos y del agua. El alcohol deja-
rá la columna de destilación con una pureza del 90 al 96%, y el puré de residuo, llamado stilla-
ge, será transferido de la base de la columna para su procesamiento como subproducto.
∙ Deshidratación: El alcohol pasa a través de un sistema que le quita el agua restante. Se utiliza
un tamiz molecular para capturar las moléculas de agua que contiene el etanol al momento de
salir del sistema de destilación. El alcohol puro, sin el agua, se lo denomina alcohol anhidro.
∙ Subproductos: Hay dos subproductos principales del proceso: el CO2 y los granos destilados
en sus distintas presentaciones según pequeñas diferencias en el proceso. El CO2 se obtiene en
grandes cantidades durante la fermentación. Muchas plantas lo recogen, lo limpian de cual-
quier alcohol residual, lo comprimen y lo venden para ser usado como gasificante de las bebi-
das o para congelar carne. Los granos destilados (núcleo del maíz, menos el almidón) puede
ser comercializados secos (DDG) o húmedos (WDG). Este subproducto es rico en proteína,
vitaminas, fibra y grasa, el cual se obtiene del stillage, que al ser centrifugado se le separan los
sólidos suspendidos y disueltos. El jarabe (solutos) es obtenido del agua residual del centrifu-
gado que es rico en sólidos, que pueden ser comercializados juntos o en forma independiente
de los granos destilados. Al incluir el jarabe en los granos destilados el mismo se enriquece en
proteína, grasa y fibra y el producto final es el DDGS o WDGS, según sea vendido seco o Húme-
do, siendo de manera húmeda más perecedero.
∙ Como se hizo referencia anteriormente, el DDGS es el grano destilado seco con el agregado
soluble (jarabe). El producto posee un 90 % de MS, un 28 a 34 % de proteína en base seca. Por
ser una forma de presentación seca, puede ser utilizado como materia prima en la elabora-
ción de alimentos balanceados para la alimentación porcina, aviar, bovina, piscícola, etc. sien-
do un alimento menos perecedero que el WDGS, el cual contiene un mayor porcentaje de
humedad. La calidad de este alimento puede variar mucho, en relación al método de secado,
ya que si el mismo no es el adecuado y se seca con altas temperaturas o se deja el mismo más
tiempo del necesario para secarlo, se puede alterar el contenido y la calidad de la proteína
digestible del DDGS.
∙ El WDGS es un producto que posee entre un 28 y 32 % de proteína en base seca, un 8 a 10 % de
grasa y un 35% de MS siendo un alimento perecedero que mantiene su calidad nutricional por
8 días en épocas calurosa y hasta 15 días en épocas más frías. Este alimento al poseer un alto
contenido de humedad, es excelente para incluir en la ración de bovinos para carne y leche,

Partes intervinientes en el proceso de producción de bioetanol y DDGS.


ALFA‐AMILASA GLUCO‐AMILASA C O2

VAPOR

MAÍZ MOLINO TANQUE DE TANQUE DE SACARIFICACIÓN TANQUES DE


MEZCLADO LICUEFACCIÓN FERMENTACIÓN

ALCOHOL ALCOHOL BEERWELL


(con remanente
ALTA PUREZA de agua)
SISTEMA DE
ETANOL FILTROS MOLECULARES
DESTILACIÓN
JARABE CONCENTRADO
JARABE
LÍQUIDO
GRANOS SECADORA EVAPORACIÓN / CONDENSACIÓN CENTRÍFUGA
DESTILADOS GRANO HÚMEDO
27
pero se dificulta el uso del mismo para la fabricación de alimentos balanceados para porcinos,
producciones avícolas, etc.

A modo de ejemplo se describen los detalles de un emprendimiento concreto de etanol y sus ante-
cedentes para que los interesados tengan información de cómo en la realidad argentina es posible
llevar adelante este tipo de emprendimientos, desde la búsqueda de información hasta la puesta
en marcha de la planta y el posterior manejo del producto y subproductos. El ejemplo elegido obe-
dece a la buena voluntad y disposición del Ing Agr. Manuel Ron y de los socios del emprendimiento
Bio4 S.A., a quienes estamos plenamente agradecidos desde el Proyecto PRECOP, por permitir
socializar el conocimiento.

Planta de etanol Bio4 S.A.


La planta BIO 4 comenzó a funcionar a mediados de 2012 en la ciudad de Río Cuarto, provincia de
Córdoba. Bio 4 S.A. está constituida por 24 socios (23 productores agropecuarios) que tienen dife-
rente participación accionaria, hay socios que son dueños de un 20% y otros que solo tienen el 1%,
pero en la mesa de directorio los socios opinan de manera igualitaria. Uno de los socios que tiene
mayor participación es la empresa PORTA (socio estratégico por sus antecedentes industriales del
alcohol).

Fundamentos que le dieron fuerza a la idea proyecto Bio 4.


La Ley 26.093 de Biocombustibles que prevé un corte de todas las naftas en nuestro país de un 5
% de Bioetanol y que prioriza la participación de las PYMES para cubrir este volumen de corte,
fue sin dudas uno de los motivos más fuertes a la hora de avanzar con el emprendimiento.
Bio 4 posee el cupo otorgado por la secretaria de energía de la nación para aportar al corte obli-
gatorio de las naftas con 50 millones de litros por año a partir del año 2012. El cupo lo asigna la
Secretaría de Energía, supervisado por el ministerio de planificación.
Existe demanda local, regional y nacional del producto (Corte obligatorio insatisfecho).
Existe un mercado local para el subproducto granos destilado Húmedo con agregado de jarabe
(WDGS), principalmente integrando las raciones de los tambos y el engorde a corral o feed lot,
o sea formando parte de una ración bovina balanceada. El WDGS que comercializara Bio 4 ten-
drá un 35% de MS y una contenido proteico de entre 28 a 32% en base seca.
Existen políticas de incentivo de radicación local, regional y Nacional.
Existe la Materia Prima en la región, Maíz.
Lugar indicado para construir la planta, disponibilidad de insumos energéticos (gas, agua, ener-
gía eléctrica).
Apoyo y aceptación de la comunidad al proyecto.
Mano de obra disponible para llevar adelante el proyecto.

Balance de Masa: Precio por litros/Kg Total


400 lts.de Etanol. $ 4,614 * $1.847
1 t de Maíz 300 Kg. de WDGS $ 234
300 Kg. de CO2.

* Datos tomados de la pág. www.energia3.mecom.gov.ar


La planta posee una capacidad de 600 t por día de molienda de maíz o sea unas unas 214.000 t año.
La relación de beneficio es pasar de una t de maíz que en Rio Cuarto tiene un valor de $ 564 ($ 780
la tonelada - flete - comercialización) a aproximadamente $2.000 (etanol + WDGS), relación 1 a
28
3,5. Son valores brutos, a esto hay que descontarle los costos operativos del proceso, amortización
de equipos, etc. El etanol a diferencia de las naftas no paga el impuesto ITC, lo cual se constituye
en un fuerte subsidio del estado argentino para el desarrollo de los biocombustibles.
Bio 4 posee una capacidad de producción de 250 mil litros de Etanol por día y 180 t de DGS húme-
do/día (65000 t/anuales).
Bio 4 terceriza la comercialización del subproducto (WDGS). El mismo es utilizado para alimenta-
ción de bovinos de carne y leche. Este alimento puede formar parte del 25 a 30% en base
seca de la ración diaria de un bovino. Se calcula que se podría alimentar a 60000 novi-
llos/año con el WDGS que producirá Bio 4. Esta empresa de logística puede llegar con sus
camiones hasta 300 a 350 km alrededor de la planta y se estima que el producto puede tole-
rar sin alteraciones nutricionales unos 10 días en promedio. Entre 7 u 8 días en verano a unos
15 días en invierno sin que pierda calidad el producto. El precio del subproducto esta en un
80 a 85% del valor del Maíz, comparando MS contra MS.
Bio 4 tomó la determinación de no ventear el CO2 a la atmósfera para dar un buen perfil ambien-
tal, pero para embasarlo al producto para la venta hay que filtrarlo y comprimirlo. Los posi-
bles usos son el mercado de las bebidas con gas, los alimentos congelados y los biodigesto-
res, pero el mercado no es tan grande para colocar ese producto.

Demandas de insumos estratégicos en el proceso:


Maíz: La planta demanda unas 214.000 t anuales. No toda la producción de maíz de los socios se
realiza en la zona de influencia de la planta, por lo tanto el maíz es comprado en un radio de
influencia donde sea menor el costo de flete.
El consumo de agua es de 70 mil litros/hora. Se utilizan 6.72 litros de agua por litro de etanol pro-
ducido.
Se consumen 3.500 metros cúbicos de gas por hora. En una hora la planta produce 10.416 litros
de etanol con un consumo de 0.336 m3 de gas por litro de etanol.
La planta demanda una potencia instalada de 2.5 a 3 Megas de electricidad.
La planta cuenta con una capacidad de acopio de 15 días tanto para el maíz como para el etanol.
La salida del subproducto es diaria y con unos 17 camiones de WDGS por día.
El producto que se obtiene es un alcohol hidratado grado 96, y el alcohol que se debe entregar
para el corte es alcohol anhidro (Etanol grado 99,5, o sea que posee 0,5% de agua).
Por decantación luego de la fermentación se separa la torta, que es el futuro WDGS y en el
alcohol quedan sólidos concentrados mezclados con agua (jarabe o solubles) que son separa-
dos del mismo por destilación y que se agregan a la torta, teniendo este jarabe mas materia
seca que la torta y aumentando el contenido de proteína y vitaminas del WDGS final, que de
esa forma es entregado a la empresa que se encarga de la logística de este excelente producto
para la alimentación bovina.

Mano de Obra: Se estima que da 70 empleos directos y unos 105 empleos indirectos aproximada-
mente.
Aporte de capital: La Inversión total estuvo en el orden de los 30 millones de dólares, y la obra fina-
lizó a mediados del 2012. ($ 32.000.000 aportaron los socios, $ 70.000.000 Crédito del Bicentena-
rio. Tasa del 9,9 % fija en pesos, a 5 años con seis meses de gracia y $4.200 000 en concepto de ON
(Obligaciones Negociables) en la Bolsa de Comercio de Córdoba).
El capital instalado por litro de etanol es de 0,4 U$S/litros.

29
Cadena de la Soja
Agregado de valor en origen a la producción de soja
En 2011, de los 18,5 M. de hectáreas, donde se produjeron 49,2 M./t de soja, sólo 1,3
M/hectáreas. ó 4,5 M/t. de grano se consumen en el país como alimento animal u otros destinos.
En cuanto a generación de riquezas, la soja representó nada menos que el 24,8% de los ingresos en
concepto de exportación, pero se lleva el 56% del área de siembra nacional.
La soja es la proteína que quiere el mundo y ofrece un sin número de oportunidades para su
transformación, la debemos producir y exportar industrializada, con alto valor agregado y
muchas horas de trabajo argentino por hectárea.
La renta de la soja puede aumentar significativamente en Argentina y mejorar su distribución en
el interior productivo.
El principal cultivo producido y exportado por Argentina es la soja y es el que menos puestos de
trabajo directos genera por hectárea (alta competitividad), ocupando nada menos que el 56%
del área de siembra total del país.

De un reciente trabajo de CEPAL se desprenden la siguiente información:


CAA de Producción Animal Bovina
CAA SOJA (Carne + Leche), Porcina, Aviar (Huevo
+ Carne).
% del valor de exportaciones
agroalimentarias totales 51% 12%
% de superficie ocupada en hectáreas
56% 18,2%
del área de siembra anual
Puestos de trabajo totales de la CAA 193.994 537.474
% del total de puestos de trabajo
10,3% 28,5%
directos

Dato: La riqueza generada por la soja genera trabajos indirectos por mayor consumo y mayores gas-
tos en la comunidad que en este cuadro no están expresados.

Queda evidente que en Argentina la CAA de soja en los próximos 10 años debe evolucionar en su
sustentabilidad, mejorando su secuencia de cultivos en rotaciones anuales con cultivos gramí-
neas, debe reponer los nutrientes que extraen los granos, que hoy está solo en un 14%, debe tam-
bién mejorar sustancialmente la mano de obra por hectárea generada en origen, dado que hoy es
por lejos el cultivo menos demandante de horas/hombre/ha. Esto se debe solucionar tranqueras
afuera mediante la industrialización en origen de los granos, a través de Pymes asociativas de esca-
la y tecnología competitiva; de allí generar proteínas de calidad para producciones primarias en ori-
gen, productos como aceites comestibles, biodiesel, productos a partir de soja natural, harinas y
expeller, concentrados y aislados de harinas de soja para usos industriales y comestibles, y tam-
bién harinas micronizadas, sémolas, sojas texturizadas para producir, por ejemplo, extensores cár-
nicos y de panificación. Es decir, diferentes procesos industriales en origen que agreguen valor y
generen puestos de trabajo con el consecuente desarrollo local.
El sistema productivo argentino de soja presenta una alta productividad en una extensa área agrí-
cola, posicionando a la Argentina como el tercer país productor de soja del mundo detrás de
EE.UU. y Brasil, con una producción de 49,2 M/tn de soja para la campaña 2010/2011 con valores
de productividad similares a los mejores del mundo. Desde fines del año 2007 se viene trabajando
30
31
32
33
en el INTA en acciones que generen agregado de valor en origen, a través del Proyecto Agregado
de Valor en Origen, Proyecto Específico del PPR PRECOP con activa participación en el proceso del
productor agropecuario, aumentando la renta del mismo y las fuentes laborales en origen con
desarrollo local, en lugar de exportar los granos, harinas y aceite crudo para que otros países le
agreguen valor en destino (exportación de oportunidades).
En el año 2011 la Argentina logró un nuevo record de industrialización de grano de soja. De las 49,2
M/tn de soja producidas durante la campaña 2010/2011, se procesaron 37 M/tn que representa-
ron un 75% del total. El 25% restante (12,2 M/tn) fue utilizada como grano sin procesar, exportán-
dose el 73% del mismo, es decir 8,9 M/tn del total de granos no industrializados.
A partir de la industrialización del poroto de soja, el país obtuvo en 2011, 28,7 M/tn de harina, 7,1
M/tn de aceite y 2,4 M/tn de biodiesel.
De la producción de soja argentina, el 96% se exportó bajo la forma de poroto, harina o pellets,
aceite o biocombustibles. Las exportaciones argentinas del complejo sojero sumaron en 2011 más
de 22.000 millones de dólares de acuerdo con cifras oficiales.
La Argentina es el tercer exportador mundial del grano detrás de Estados Unidos y Brasil, y el pri-
mer proveedor internacional de aceite, harina y biodiesel de soja. Durante el 2011, se enviaron al
exterior 25,5 M/tn de harina de soja, 5,2 M/tn de aceite y 1,67 M/tn de biodiesel. También se pro-
cesan en plantas PYMES, en su mayoría propiedad de productores agropecuarios, granos de soja,
que producen aceite crudo por prensado y proteína entregada en dos formas: como soja integral
extrusada y expeller de soja. Como se observa en la siguiente tabla, con respecto al mercado de
estos últimos productos, el aceite crudo por prensado se comercializa con las grandes refinadoras,
productoras de aceite y biodiesel. El expeller se comercializa, por lo general, en un radio de 50 - 60
km. de la planta procesadora con destino como ración para feedlots, tambos, granjas aviares y por-
cinas, fábricas elaboradoras de alimentos balanceados, productos para consumo humano y un por-
centaje menor se exporta como alimento balanceado, principalmente a Chile con destino pecua-
rio en mezcla de 95 a 97% de expeller y de 3 a 5% de maíz. Las exportaciones a Chile y otros países
podrían aumentar al poner en orden la reglamentación de las plantas y los productos (ex ONCCA y
SENASA) y al estandarizar y estabilizar la composición y la calidad del producto, agrupando volu-
men para exportación (Clúster).
Crecimiento del sector industrial del prensado‐extrusado de soja 2010 y posibilidades concre‐
tas al 2013. (Estimación INTA PRECOP)
Capacidad media de
N° plantas prensado- molienda en tonelada Total de toneladas Puestos de
Año extrusado de soja por planta/día procesadas por año trabajo directos
2007/08 45 24 320.000 330
2010 200 30 1.800.000 1.500
Junio 2011 400 35 4.200.000 2.400
2013 550 45 7.425.000 3.300

Demanda de puestos de trabajo de estas plantas en comparación con la extracción de aceite por
solvente: el sindicato de aceiteros de complejo Rosario tiene 3100 afiliados y es el complejo más
grande en capacidad de molienda de soja del mundo y es el más desarrollado tecnológicamente
del mundo en lo referente a extracción de aceite. La capacidad de molienda diaria de una de sus
plantas supera a la capacidad de molienda anual de una planta PyME típica de extrusado prensado
de soja ubicada en el interior del país.
El 87% de la soja que llega al puerto Rosario para la exportación de poroto de soja, harina y acei‐
te o biodiesel está concentrada en 11 empresas de las cuales 8 (que operan el 72%) son capitales
34
extranjeros, 2 son capitales mixtos y sólo 1 es de origen nacional (información año 2010).
Las plantas de extrusado - prensado que se encuentran en Santa Fe, Buenos Aires y Córdoba
suman 400 que procesan alrededor de 3.5- 4 M/t/año. En su mayoría están formadas por grupos
de productores o son empresas de tipo familiar. La producción de expeler en su mayoría se destina
al mercado interno (producción pecuaria de la región) y demandan 3500-4000 puestos de trabajo.
Es pertinente señalar que la gran mayoría de las plantas se encuentran en las provincias de Bs. As.,
Córdoba y Santa Fe, que en la medida que se alejan del puerto de Rosario la rentabilidad de las mis-
mas aumenta por apropiación del costo del flete. La gran mayoría de las plantas relevadas por el
INTA son Pymes asociativas de hasta 15 productores.
Estos productores asociados para seguir siendo competitivos tienen que progresar verticalmente
en la cadena transformando esa proteína vegetal al formar parte de una ración en proteína animal.

Caracterización de los procesos industriales de la soja


∙ Subproductos Oleaginosos
Se entiende por subproductos oleaginosos a los residuos sólidos resultantes de la extracción
industrial de aceite de granos oleaginosos, obtenidos por presión y/o disolvente provenientes de
la elaboración de mercadería normal, sin el agregado de cuerpos extraños y/o aglutinantes
(SAGPyA).
Clasificación de los subproductos proteicos
Expellers: Son los residuos de elaboración por prensa continua.
Harina de extracción: Son los residuos de la elaboración por disolvente y salvo estipulación
especial no se diferencian por su granulación (fina - en grumos - aglomerados o pedazos).
Pellets: Se denomina a la forma física (comprimidos cilíndricos) de presentación de estos sub-
productos.

Métodos de Extracción de Aceite


El mayor volumen de aceite producido en el país proviene de las grandes plantas de extracción por
solvente, en las cuáles se extrae cerca del 18 a 19% del aceite.

Aceite: 12 – 14% Aceite: 18 – 19%


Extrusión y Prensa Solvente
Expeller: 86 – 88% Harina: 80 – 82%

La semilla, harina, pellet y expeller de soja, a pesar de ser una magnífica fuente de nutrientes, no
pueden ser ingeridos en crudo debido a la presencia de sustancias antinutritivas (inhibidores de
proteasas, ureasas y hemoaglutininas) que afectan negativamente la eficiencia digestiva, pero son
rápidamente reducidas a niveles de seguridad por procesamiento con calor como el extrusado.

Extrusado
El extrusado consiste en someter a un producto (grano o mezcla de granos) a una presión de 15 –
200 atmósferas, en dónde la humedad de éste y la temperatura que se genera por efecto de la pre-
sión, modifican la estructura de sus componentes. Las distintas combinaciones de cada una de las
variables que intervienen en el proceso: presión, humedad y temperatura, determinan un sinnú-

35
mero de productos posibles de obtener. Para el caso de la proteína contenida en el grano de soja, a
determinados valores de presión y con una determinada humedad produce la gelatinización de la
estructura lo cual determina un producto con mayor digestibilidad.
La cocción por extrusado en los últimos años ha ganado popularidad por:
∙ Versatilidad: una gran cantidad de productos, muchos de los cuales no pueden ser producidos
fácilmente mediante otros procesos, son posibles de realizar mediante cambios en la opera-
ción de los extrusores.
∙ Productividad: los extrusores pueden operar continuamente con un alto rendimiento.
∙ Calidad del producto: la cocción por extrusión implica trabajar con altas temperaturas aplica-
das por un período de tiempo corto, manteniendo inalterados así muchos componentes sen-
sibles de un alimento.
∙ Favorable ambientalmente: al tratarse de un proceso de baja humedad, la cocción por extru-
sión no produce efluentes importantes.
∙ Otra de las características que distingue la cocción por extrusión de los demás procesos ali-
mentarios es el uso de temperaturas muy altas, que usualmente oscilan entre los 100 y 180°C.
∙ Los sistemas de masa acuosa son sobrecalentados y el vapor del agua contenido dentro del
extrusor, a alta presión reduce el tiempo de procesado y permite una transformación comple-
ta, de la materia prima en períodos que van de 30 a 120 segundos.
Etapas del Proceso de extrusión‐prensado de soja
∙ La semilla de soja ingresa a una tolva pulmón del molino quebrador de dos rolos, allí es parti-
da en cuatro partes y llevada por transporte hasta el tornillo de extrusión, el cual calienta y
desactiva la semilla por medio de fricción y calor. De allí ingresa a las prensas, las cuales reali-
zan el proceso de prensado separando el aceite del expeller.
∙ El aceite pasa al borrero y luego por bombas, es llevado a los tanques de decantación (previo
agregado de agua), para posteriormente ser almacenado en el tanque de acopio de aceite.
∙ El expeller es transportado hasta un enfriador, para luego poder ser almacenado con la tem-
peratura adecuada.
∙ Se le puede agregar entre el molino quebrador y la extrusora un sistema de aspiración de cás-
caras (al quebrarse la semilla de soja gran parte de la cáscara se separa, se zarandea y se aspi-
ra), aumentando la extracción de aceite y mejorando la cantidad de proteínas en el expeller o
bien realizar el descascarado completo, previo al partido del grano.
Esquema del proceso de extrusión‐prensado de soja.

PRENSA
ACEITE EXPELLER
EXTRUSORA

QUEBRADOR
BORRERO

FILTRO

TANQUE DE GOMAS
DECANTACIÓN SILO DE
ACONDICIONAMIENTO ALMACENAMIENTO
DEL GRANO TANQUE DE
ALMACENAMIENTO
36
Calidad del Grano de Soja
∙ El grano de soja puede tener valores de proteína entre 34 y 46 % dependiendo de las condicio-
nes ambientales y sus características genéticas (según lo observado en los trabajos de: Cordo-
ne et al., 2003; Cuniberti et al., 2000; Herrero et al., 2010; Cuniberti et al., 2010). La cáscara del
grano de soja tiene un contenido de proteína que oscila entre 9 y 11 % y además alto contenido
de fibra.
∙ La cáscara de soja representa un 6 – 7 % del grano, por lo que realizar el descascarado durante
su procesamiento resulta interesante para la obtención de un producto de alta calidad -
expeller de soja- y de esta forma obtener un producto con mayor contenido proteico. (Méndez
2010)
∙ Una de las condiciones para realizar un correcto descascarado (sacarle al grano de soja entre
el 80 – 90% de la cáscara) es tener un grano de soja con 9 % de humedad. (Méndez 2010)
∙ Según Cuniberti et al., 2004, para llegar al 44 % de proteína en expeller de soja se debe partir
al menos con un 40,35 % sss (Soja sobre seco) en grano.

Acondicionamiento del Grano de Soja antes del Proceso de Extrusado‐Prensado


∙ Grano sano: en lo posible sin daños por insectos, enfermedades ni grano verde.
∙ Humedad: 9 %, facilita el descascarado y la extracción de aceite.
∙ Temperatura: ideal entre 40-45 ºC. Temperatura a la cual el proceso es más eficiente en pro-
ductividad y extracción de aceite.
∙ Grano Partido: El grano debe estar partido, no molido. Lo ideal es partido en 4 o 5. Un exceso
de grano partido (molido) disminuye la extracción de aceite y favorece la presencia de restos
en el aceite crudo.
∙ Descascarado.

Efecto de la temperatura sobre la calidad del expeller


∙ El método de extracción del aceite y la calidad de la materia prima son las principales fuentes
de variación en la calidad de los expellers.
∙ Es fundamental un correcto control de la temperatura durante la extracción porque la falta de
cocción, soja cruda, puede causar problemas de salud en monogástricos y rumiantes jóvenes
debido al contenido de factores antinutritivos (factores antitripsínicos, ureasa y lectinas).
∙ Temperaturas excesivamente altas y aplicadas en un tiempo prolongado pueden producir des-
naturalización de proteínas disminuyendo su digestibilidad. En dicha reacción se pierden tam-
bién aminoácidos esenciales como la lisina que es muy sensible al daño por calor (Méndez
2010).

Algunas consideraciones para la producción de Expeller


∙ No alterar las condiciones del expeller luego del enfriado o durante el proceso de enfriado. No
agregar agua o gomas.
∙ Conocer la calidad del producto, fundamentalmente contenido de proteína y actividad ureá-
sica, por cada partida.
∙ Estandarizar calidad realizando segregación del producto.
∙ Respetar las norma de seguridad e higiene durante todo el proceso. Considerar que se está
produciendo un alimento (Méndez, 2010).

37
Harina de soja y expeller en la alimentación animal
Tanto la harina como el expeller son concentrados proteicos utilizados para la formulación de
raciones para alimentar monogástricos y rumiantes, transformándose de esta manera en proteína
animal como leche, huevo, carne porcina, aviar, bovina y de peces.
Si se analiza el consumo mundial por habitante de harina de soja del año 2011, la Argentina utiliza
poco de este producto, solo 22 kg/habitante/año que representan un 3 % de lo producido. Se con-
sume muy poco y exporta casi toda la harina que produce sin agregarle valor a través de la trasfor-
mación en proteína animal.
Como dato relevante está el caso de China que procesó más soja de la que produce. Importa soja,
mucha de la cual proviene de Argentina y consume el 98 % de la harina producida por habitante
(33 kg/habitante/año). La Unión Europea produce menos harina de soja de la que consume (67
kg/habitante/año) con un 311 % de consumo (INTA PRECOP 2011). La Unión Europea es la princi-
pal compradora mundial de harina de soja y es el destino más importante de las exportaciones
argentinas. El crecimiento de estas últimas se explica en gran parte por el fenómeno en Europa de
la enfermedad encefalopatía espongiforme, conocida como de la “vaca loca”, que terminó con la
alimentación del ganado con proteínas de origen animal, reforzando así la demanda de productos
naturales sustitutos como la harina de soja.
Utilización de harina de soja por país.
Kg. Kg. % consumido/ habitante /
País Producido/hab./año Consumido/hab./año producido
Unión Europea 21,4 66,5 311
China 33,6 32,9 98
Estados Unidos 111,8 86,3 77
Brasil 139 68,7 50
Argentina 735 21,7 3
Fuente: INTA PRECOP II, con datos del USDA.
Argentina posee un potencial crecimiento de las producciones pecuarias (bovino, porcino, aviar y
piscicultura pudiendo elevar el consumo por habitante / año rápidamente y el proyecto INTA
PRECOP indica la conveniencia estratégica de que las transformaciones de proteína de soja a pro-
teína animal se realicen en origen.

Características particulares del extrusado


Como consecuencia de la extrusión se genera presión, aspecto que no sólo libera al insumo de los
factores antinutricionales ya descriptos, sino que al independizar a la semilla de la presión a la sali-
da del barril extrusor, causa una rápida expansión de la misma, libera el aceite e incrementa más
rupturas celulares, mejorando la disponibilidad de los nutrientes para los animales. Se constituye
entonces, en un ingrediente versátil para todas las especies de importancia zootécnica económi-
ca, aportando proteína digestible y energía, suficiente contenido de tocoferol para la estabilidad
de los aceites constituyentes, adecuado nivel de ácidos grasos esenciales (linoleico y linolénico) y
excelente palatabilidad (Brauna, 2003).

Dieta complementaria en recría para carne en pasturas tropicales


El suministro de suplemento de soja extrusada a vaquillas permitió obtener mejores resultados
en recría, traducidos en mayor crecimiento del perímetro toráxico, de altura a la cadera y mayor
38
aumento de la condición corporal que las vaquillas control (testigo sin suplementar). También se
obtuvo mayor respuesta en ganancia de peso y mejor conversión aparente que las vaquillas con-
trol y que las suplementadas con soja entera sin procesar (SEN) y soja entera desactivada con
vapor (SED). Estos resultados podrían relacionarse con una mejor utilización de la proteína por
mayor escape ruminal. (INTA E.E.A. Colonia Benítez, 2004).

Participación del expeller en la ración según tipo de producción


Rumiantes:
Producción bovina de leche: se puede utilizar aproximadamente un 6% de expeller de soja en
base seca de la ración.
Producción bovina de carne (feed lot): se puede utilizar aproximadamente entre un 8 a 15 %
de expeller de soja en base seca de la ración.

Monogástricos:
Producción porcina de carne: se puede utilizar aproximadamente entre un 24 a 30 % de expe-
ller de soja en base seca de la ración.
Producción aviar de huevo: se puede utilizar aproximadamente entre un 10 a 15 % de expeller
de soja en base seca de la ración.
Producción aviar de carne: se puede utilizar aproximadamente entre un 10 a 20 % de expeller
de soja en base seca de la ración.
El porcentaje de utilización dentro de cada producción depende de la categoría y el tipo de dieta
formulada. Por estas razones es que la soja, y más específicamente la harina y el expeller, se utili-
zan como fuentes proteicas en las raciones pecuarias de todo el mundo, presentando una gran
oportunidad para que el productor agropecuario argentino procese en origen los granos de soja
en forma asociativa (de esta manera se lograría escala y eficiencia), obteniendo aceite y expeller;
para continuar luego con la transformación del expeller junto al maíz y/o sorgo en proteína animal
(leche, carne y huevo), ya que producir los granos le otorga ventajas competitivas a nivel local e
internacional (países que importan y utilizan nuestros granos).

Agregado de valor en la Cadena de la Soja en la producción de Biocombustibles


El aceite obtenido a partir del grano de soja, a través de procesos de prensado y/o extracción, pue-
de ser utilizado como combustible directamente llamado bio-oil (completamente biodegradable)
o bien, seguir el proceso del refinado y ser utilizado para la producción de biodiesel por medio de
un proceso llamado transesterificación. En dicho proceso se facilita la reacción del lípido normal-
mente mediante un grupo alcalino obteniéndose glicerina además de biodiesel. En ciertos casos,
previamente a la transesterificación se realiza un pre-tratamiento de las materias primas, basado
en la esterificación de los lípidos, el cual tiene como finalidad el convertir los mismos en ésteres.
(BOZA, S. y A. SAUCEDO A. 2011)
La industria del biodiesel en Argentina tuvo un constante crecimiento desde el año 2006, cuando
aumentó 24 veces su capacidad instalada, pasando de 130.000 t a 3.400.000 actuales. Así nuestro
país se ubica tercero en capacidad instalada a nivel mundial, siendo el 4° productor mundial de bio-
diesel y el 1° exportador mundial de este biocombustible en el año 2010. (L HIBA, J. 2011). La parti-
cularidad de esta capacidad instalada es que el promedio de la producción de las plantas fue en
2011 igual a 110.000 t, siendo el más grande a nivel mundial y el 80% de la misma se encuentra en
la provincia de Santa Fe. Existen en el país 30 plantas de biodiesel, y 15 son las empresas encarga-
das del total de la exportación de biodiesel . (CADER 2011).
39
En los últimos cuatro años la producción de este biocombutible creció 240%, al pasar de 712.000
toneladas en 2008 a 2,40 millones de toneladas en 2011. Como puede verse, la producción de bio-
diesel en Argentina se incrementó un 33,7% en 2011 con respecto a 2010. En cuanto a la capaci‐
dad instalada nacional para la producción de biodiesel actualmente ronda los 3,4 M/tn anuales.
No obstante, la misma está siendo utilizada en un 76% por lo que habría un margen para producir
una mayor cantidad de este biocombustible. (Banco Central República Argentina).
De los 2,45 M/tn de biodiesel producidas durante el año 2011, se exportaron 1,7 millones de tone-
ladas consumiéndose en el mercado interno las 0,75 M/tn restantes. El volúmen de exportación
alcanzado significó un incremento del 23% respecto al 2010 (MAGYP).
El consumo interno de biodiesel se incrementó en un 50% desde 2009 a 2011 dando un gran salto
a partir de que en julio del 2010 la secretaria de energía amplió el corte obligatorio de combusti-
bles fósiles con biocombustibles del 5 (B5) al 7% (B7) en lo que respecta al gasoil. Para octubre de
2012 el corte obligatorio con biodiesel estaría alcanzando el 10% disminuyendo la necesidad de
importar combustibles fósiles y la emisión de GEI.
En relación al bio-oil en la Argentina, la ciudad de Villa María provincia de Córdoba, está en estudio
de instalación de la primera planta generadora de energía eléctrica por medio de aceites crudos,
principalmente de soja, que como se mencionó anteriormente a diferencia del biodiesel, el bio-oil
es totalmente degradable. En un principio se va a generar 50 Megavatios/hora consumiendo 150 t
diarias de aceite y en un futuro se va a ampliar a 180 t diarias llegando a producir picos de 70 mega-
vatios/hora. Esta tecnología es bien conocida en el continente Europeo pero en América este es el
primer caso. (Gentille, O).
Las plantas de extrusión-prensado muelen pequeños volúmenes de soja y por lo tanto se obtienen
pequeños volúmenes de aceite en comparación con las grandes aceiteras de extracción por sol-
vente. Por tal motivo, la producción de aceite refinado o biodiesel a través del aceite crudo desgo-
mado, obtenido en plantas de extrusión-prensado de soja, sería posible si se encara este proyecto
en forma asociativa entre estas mismas plantas, como lo muestra el diagrama siguiente, propues-
to por el INTA PRECOP.
Como se ve en el diagrama, la propuesta no termina en la obtención de expeller, aceite y biodiesel,
sino que continúa con el aprovechamiento del expeller para producciones pecuarias, aprovechan-
do al máximo los efluentes de las mismas y de las industrias a través de la generación de biogás y
biofertilizantes, haciendo las producciones sustentables ambiental y económicamente, ya que
todo se aprovecha al máximo para potenciar la competitividad. El Biodiesel puede ser usado para
autoconsumo por los productores para sus maquinarias, vehículos, etc. Luego de la transforma-
ción en proteína animal, la cadena de transformación continúa y se completa en origen hasta lle-
gar a la góndola.
Modelo asociativo para Biodiesel de Soja.
Glicerina cruda de calidad para alimentación animal
A=Plantas de aceite y expeller de
Soja: Expeller A A 30 a 120 toneladas/día
Aceite
B=Planta de biodiesel asociativa con aprobación
A B‐C de la Secretaría de Energía
A
C=Plantas de bio-oil para generación de
A A energía eléctrica

Leche Huevo Carne Porcina Carne Aviar Carne vacuna

Industria Láctea Ovoproducto Frigorífico-Comercialización de Carne y Subproductos

Efluentes Biodigestor Biogas Biofertilizante

40
Integración vertical con asociativismo estratégico
Las integraciones verticales en forma asociativa de los productores agropecuarios, en las cadenas
de valor, son un modelo clave para llevar a cabo un cambio a nivel país y pasar de ser un importan-
te proveedor de materias primas al mundo, a ser un importante país proveedor global de alimen-
tos.
El gran interés por estos nuevos modelos asociativos se explica primero, porque pueden propor-
cionar el incremento de competitividad del productor mediante la integración vertical en la cade-
na con; eficiencia, escala, poder de negociación y el acceso a un mercado que de otro modo no exis-
tiría para él, y segundo, porque representan una alternativa para aumentar la competencia local
del producto.
Dentro de las formas asociativas sugeridas por el INTA PRECOP III, se encuentran las ya conocidas
PYMES y las Cooperativas de Nueva Generación (CNG), las cuales difieren en algunos aspectos de
las cooperativas tradicionales.
Mientras que el sistema cooperativo tradicional prioriza la concentración primaria de productos y
servicios a sus asociados, este nuevo modelo de CNG centra sus objetivos en captar crecientes
ingresos mediante el agregado de valor a sus productos y en pagar dividendos a sus propietarios
(socios‐accionistas).
Las CNG reúnen los principios básicos de las cooperativas, sin embargo, hay un cambio sutil que
mueve las CNG más hacia el modelo de las Empresas privadas de inversión (EPI). Con énfasis en el
socio como un inversionista (como un accionista de una empresa privada común).
En algunos casos éstas pueden abarcar la cadena agroalimentaria hasta el nivel de consumidor o
venta al por menor. El proceso comienza, por ejemplo, con una decisión de productores de cons-
truir una planta para procesar su producción; el dinero se obtiene entre los miembros (socios)
para financiar la planta, también se utiliza el endeudamiento (crédito) y en algunos casos acciones
de miembros secundarios.
La capacidad total de la planta está relacionada a la cantidad de socios, quienes están obligados a
entregar cierta cantidad de su producción a la cooperativa. Cuando la capacidad de la planta se
completa, se cierra la entrada de socios a la cooperativa.
Dichas cooperativas son más agresivas que las tradicionales en el sentido de que buscan agregar
valor a la producción de sus socios procesándola localmente, creando puestos de trabajo en su
región y fortaleciendo la comunidad local (desarrollo territorial con inclusión social).
Uno de los factores claves para el éxito de este modelo cooperativo es, la existencia de políticas de
estado (local, provincial y nacional) que sustenten la formación de esta nueva generación de coo-
perativas; y las instituciones financieras dispuestas a financiar cooperativas.
Dentro del ambiente que rodeó su formación en otros países, fue el énfasis por un cambio de la cul-
tura empresarial tendiente a ir más allá de la tranquera de la explotación agropecuaria, y esto fue
fuertemente apoyado por organizaciones claves como el gobierno, y fue aplicado por productores
dispuestos a tomar los riesgos con su tiempo, con su dinero y con sus productos.
Este factor de "ir más allá de la tranquera de la explotación agropecuaria" es lo que hoy está ocu-
rriendo en nuestro país. El productor está dejando de ser un productor primario para transformar-
se en un industrial, participando de manera integrada en la cadena de valor.
Como conclusiones generales, se puede destacar que los modelos desarrollados en Estados Uni-
dos y Canadá son copiados por casos que están desarrollándose en la Argentina y otros países.
Este modelo constituye una nueva herramienta para el desarrollo de economías rurales. Esta nue-
va visión del sistema cooperativo es crecer más allá del negocio cooperativo agrícola tradicional.
41
En este modelo se integra la producción de granos con precisión y sustentabilidad, continuando en la industrialización
primaria y transformación con trazabilidad en carne porcina y huevos, y su posterior procesamiento y transporte hasta
llegar a las góndolas locales e internacionales.

En las siguientes infografias propuestas por el INTA PRECOP, se describen las etapas de produc-
ción dentro de las cadenas de proteínas animales, marcando las ventajas del productor asociado
en cada etapa de la producción, respecto al productor que se mantiene solo (no asociado).
42
Cadena de producción de huevo
(Productor solo o asociado)
Alternativas de crecimiento y desarrollo.
VALOR AGREGADO
EN LA CADENA
AVIAR DE HUEVO
Modelo Asociativo
La producción de gra-
nos transformados en
huevos y el transporte y
distribución en su lugar
de consumo a 70 km de
distancia genera 27,7
veces más puestos de
trabajo que la produc-
ción de la misma canti-
dad de grano (soja y
maíz) vendida en el
puerto a 300 km de dis-
tancia.
La producción de hue-
vo en Argentina tiene
un techo de demanda,
pero la industrializa-
ción del huevo para la
obtención de distintos
ovoproductos en polvo
posee una demanda
mundial sin límites. La
cámara del sector está
trabajando para hacer
de esta oportunidad
una realidad en el corto
plazo; el INTA está con-
tribuyendo.
Se estima que desde
2010 hasta 2020 la
cadena aviar de huevo
generará 21.000 nue‐
vos puestos de trabajo
de calidad y 40,3
M/U$S de incremento
de exportaciones, lo
que equivale a 32% y
210% de aumento, res‐
pectivamente.

43
Cadena de carne aviar
(Productor solo o asociado)
Alternativas de crecimiento y desarrollo. VALOR AGREGADO A
LA CADENA AVIAR
DE CARNE
Modelo Asociativo
H a sta e l a ñ o 2 0 0 1
Argentina importó car-
ne aviar. Con un déficit
de 26.000 toneladas en
el año 1997 se empezó
a revertir la situación,
llegando al año 2009
con 222.000 toneladas
de superávit comercial.
Mediante un acertado
funcionamiento de la
cadena aviar el creci-
miento del sector fue
Compra
muy bueno, pero el
desafío es crecer a un
ritmo superior e inte-
grar al negocio a los pro-
ductores primarios de
granos en forma aso-
ciativa y llegar a las gón-
dolas del mundo.
Entre los años 2010 y
2020 se estima que la
cadena aviar de carne
generará nuevos pues‐
tos de trabajo de cali‐
dad, con un incremen‐
to de 2114 M/U$S en la
exportación, lo que
equivale a un 657%.

44
Cadena de carne porcina
(Productor solo o asociado)
Alternativas de crecimiento y desarrollo. VALOR AGREGADO
EN LA CADENA
PORCINA
Modelo Asociativo
La intensificación estra-
tégica de la producción
con integración vertical
de los productores de
granos en la cadena
industrial y comercial
porcina permitirá satis-
facer el mercado inter-
no y llegar al externo
con productos innova-
dores y denominación
de origen. Comparati-
vamente, una tonelada
de salame de Oncativo
cuesta lo mismo que
una tonelada de auto
mediano $110.000
aproximadamente).
La transformación de
los granos (maíz, soja y
sorgo) en carne de cer-
do aumenta casi 10
veces el valor de la tone-
lada exportada.
Para el 2020 se estima
que la cadena porcina
aumentará en
517.000t la produc‐
ción, un incremento
del 169%. Las exporta‐
ciones se incrementa‐
rán en 235.234 t, signi‐
ficando esto un 4275%
(en 2011 fueron
5.377t) y el valor de las
mismas en un 6186%.

45
Transformación de alimento (granos) a carne porcina, con posterior industrialización de la
misma a productos de góndola.
Incrementos de valor en la cadena Porcina (junio del 2012)

Salazón de bondiola 80000 $

Corte fresco de bondiola 35000 $

11104 $ $ por producto


Capon vivo equivalente.
Alimento a base de grano 4599 $
0$ 50000 $ 100000 $
FUENTE: INTA PRECOP, con datos de CAICHA (Camara Argen na de Chacinados y afines)

Aún cuando el consumo per cápita anual de carne porcina de Argentina es bajo (8 kg) comparado
con el promedio mundial de 15,9 kg/hab/año, y sumamente inferior al de otros países (Gráfico 1),
en el año 2011 el país importo 55 mil tn de carne de cerdo. La meta del país al 2020 es aumentar el
consumo per cápita anual de 8 a 12,9 kg, incrementando la transformación de sus granos a carne
de cerdo con posterior industrialización de la misma, para satisfacer la demanda interna, sustituir
importaciones y exportar los excedentes (Gráfico 2). Esta transformación e industrialización
puede realizarla el productor agropecuario en forma asociativa y en origen, la cual le permitiría
percibir una mayor renta, y a nivel país incrementar la obtención de ingresos en divisas con gene-
ración de puestos de trabajo locales contribuyendo al desarrollo del interior productivo.
Grafico1: Consumo mundial de carne de cerdo 2011 Grafico 2: Producción y consumo de cerdo Argentina 2010‐
2020
Hong Kong 70,3 kg
Belarús 43,0 kg
UE 41,8 kg
900000
China 38,0 kg
Taiwán 36,0 kg 800000
Suiza 33,1 kg 700000
Corea del Sur 31,8 kg
600000
Noruega 25,5 kg
Canadá 23,1 kg 500000
Chile 22,8 kg 400000
Rusia 22,8 kg 300000
Australia 22,3 kg
Nueva Zelanda 200000
21,2 kg
Vietnam 21,0 kg 100000
Japón 19,3 kg 0
prom/mundial 15,9 kg 2010
México 15,7 kg 2020
Brasil Producción país en tn
15,1 kg Consumo país en tn
Argen na 8,6 kg
0,0 kg 20,0 kg 40,0 kg 60,0 kg 80,0 kg FUENTE: INTA PRECOP ,con datos del Ministerio de
consumo en kg/habitante agricultura, ganaderÍa y pesca de la nación y PEA 2020.
FUENTE: INTA PRECOP, con datos del USDA

Existen oportunidades en el mercado externo para la carne porcina, siendo la carne más consumi-
da en el mundo (no incluye pescado), hay países que poseen un alto consumo de cerdo con una
muy baja producción. Además las proyecciones Los principales importadores de carne de cerdo 2011
de crecimiento del consumo de carne porcina 1400 1254 en miles de tn
2010-2020 indican un índice de incremento 1200 1000 945
758 640
anual de 1,8% para el total mundial, el cual 800
600
594
482 364
corresponde un 0.7 % a países desarrollados y 400
200
204 175 125 119
2,4 % para países en vía de desarrollo. Esto signi- 0
Japón

EEUU
Rusia
China

Canadá

Australia

Ucrania
México
Hong Kong

Belarus
Corea del Sur

ficara aumentar el consumo actual mundial de


carne de cerdo al 2020 en 20 millones de tn.
Fuente: INTA PRECOP con datos del USDA
46
Cadena láctea
(Productor solo o asociado)
Alternativas de crecimiento y desarrollo. VALOR AGREGADO
EN LA PRODUCCIÓN
LÁCTEA
Modelo Asociativo
La producción de leche
“tranqueras adentro”
genera 16 veces más
puestos de trabajo por
hectárea que la pro-
ducción de soja vendi-
da como grano al puer-
to. Tranqueras afuera
la diferencia es mayor.
Para el 2020 la cadena
láctea tendrá un fuerte
proceso de intensifica-
ción estratégica de la
producción mediante
el aumento de la pro-
ductividad individual
por vientre y el aumen-
to del rodeo lechero
nacional.
Esto será con participa-
ción del productor agrí-
cola primario, median-
te la transformación
estratégica de sus gra-
nos y forrajes en la
cadena láctea.
La Producción mundial
es de 600 M/ton de
leche fluida. De estos
600 M/ton menos de
400 llegan a la indus-
tria. Dentro de los pro-
ductos industriales y
en particular en Améri-
ca Latina, el gran pro-
ducto lácteo es el que-
so (el 45% de la pro-
ducción mundial de
leche industrializada
va a queso). Le siguen

47
en importancia las leches en polvo entera y descremada. La tasa de crecimiento mundial de pro-
ducción de leche es del 2,5 % anual, pero la producción sudamericana está creciendo a una tasa
mayor.
El principal productor sudamericano es Brasil con 32 M/tn , luego Argentina con 11,5 M/tn,
Colombia con 8 M/tn, Ecuador con 6 M/tn, Uruguay unos 2.000 M de litros y Paraguay con unos
700.000 litros/año. Toda América latina, incluido México produce el 14% de la leche del mundo y
América del Norte el 16%.
El mercado mundial es de 50 M/tn, o sea casi 5 veces la producción de Argentina, pero se nos ha ins-
talado a los argentinos que el comercio internacional de leche es marginal, residual e insignifican-
te, no siendo esto así. Argentina exporta el 20 % de toda la leche que industrializa, con lo cual es
muy importante este mercado para nuestro país.
En el mercado mundial, Nueva Zelanda tiene el 27%, la Unión Europea el 20% (años atrás el más
importante), Australia también es importante pero sufrió muchas sequías continuas y cayó su par-
ticipación.
Estados Unidos hasta hace 3 años era un exportador marginal, ahora tiene un rol importante dado
su sistema de producción moderno y de gran tamaño y hoy exporta el 15% de lo que produce, casi
una Argentina completa.
En el comercio internacional es necesario ofrecer productos de calidad y además se necesita gran
capacidad de negociación, ya que hay barreras de accesos dadas por impuestos o bien por medi-
das no arancelarias como barreras sanitarias, embalaje, rotulación, etc. Hay que trabajar en trata-
dos de libre comercio, negociaciones bilaterales entre países o bien entre regiones que impliquen
remoción o acuerdo ante esas barreras.
Argentina tiene un superávit de 3.000 millones de litros de los 11.500 millones de litros que produ-
ce, los cuales hay que colocarlos en el exterior.
Es muy importante trabajar en la industrialización y en nuevas gestiones de mercado ya que la
argentina tiene como meta incrementar su producción de lácteos utilizando mayor cantidad de
sus granos, generando excedentes(Grafico 1) , los cuales serán exportados aumentando así la ren-
ta al productor primario de granos integrado verticalmente en forma asociativa en la cadena lác-
tea y a nivel país aumentara la obtención de ingresos en divisas con generación de puestos de tra-
bajo locales con desarrollo territorial.
Gráfico 1: Producción y consumo de leche Argen na 2010-2020 (incluye lácteos derivados)

20000
15000
10000 Consumo en Millones de litros
5000 Producción en Millones de litros

0
2010
2020
FUENTE: INTA PRECOP, con datos del Ministerio de Agricultura, ganadería y pesca de la nación y del PEA 2020.

Los principales mercados que se proyectan como grandes importadores y consumidores de pro-
ductos lácteos son los asiáticos, dado que 8 países de ese continente consumen el 30% de los lác-
teos del mundo. Existe un gran potencial en el mercado internacional de productos lácteos, en don-
de el continente asiático será el motor del consumo de lácteos, ya que al 2019 India incrementara

48
su consumo de lácteos en 45 M de tn, China en 36 M de tn y el resto de Asia en 19 M de tn. A estos
hay que sumar Argelia, principal demandante de leche en polvo actual y además a México, Rusia y
Venezuela que van a continuar con la tendencia de demanda actual hasta el 2020.
Este potencial mercado ya se avizora en el rápido crecimiento del comercio exterior de productos
lácteos que ha tenido China en los últimos años, que en el 2011 importó 906 mil toneladas de pro-
ductos lácteos, de las cuales 450 mil fueron de leche en polvo.
Importaciones de lácteos de China (en 10.000 tn)

100 91
80 75
60
60
26 32 35 35
32 30 35
40 22 20
20 10
0
1999
2000
2001
2002
2003
2004
2005
2006
2007
2008
2009
2010
2011
Fuente: Dirección general de ganadería del Ministerio de Agricultura de China

Hay que mejorar la infraestructura de las empresas industrializadoras de la leche. Trabajar en la


idea de productores que se asocien para industrializar y poder manejar mejor la leche fluida para
partir de una materia prima de calidad y trabajar para exportar.
El aumento de la renta también es muy importante en la medida que se agrega valor a la produc-
ción primaria. Por ejemplo: En la cadena láctea el agregado de valor de un queso duro Reggianito,
partiendo de alimento en base a grano y balanceado para producir un litro de leche cuyo costo es
de 0,63 $/kg se pasa a 1,55 $/lt que es el valor de la leche cruda que cobra el productor. Luego con
13 litros de esa leche puedo obtener un queso duro cuyo valor es de 35 $/kg, lográndose un valor
relativo del litro de leche de 2,69 $/lt. Pero este incremento de valor se puede potenciar más si el
mismo queso es fraccionado y colocado en la góndola, alcanzando un valor de 103 $/kg. Así se lle-
ga a aumentar 1.158 % el valor del costo de los kilogramos de alimento que se utilizaron para obte-
ner los litros de leche y 411 % de incremento de valor si se parte del valor de los litros de leche que
cobra el productor en tambo.
Transformación de alimento (granos) a leche bovina, con posterior industrialización de la mis‐
ma a productos lácteos de góndola.
Incrementos de valor en la cadena Láctea

queso (Camembert) 128,8 $


fraccionado
un cartón con lts. de alimento 97,5 $
a base de leche, café y cacao
queso duro (REGGIANITO) 79,2 $
fraccionado
queso semiduro (HOLANDA) 66,8 $
fraccionado
queso duro (SARDO) 66,0 $
fraccionado
queso blando (CREMOSO/CUARTIROLO) 55,9 $
fraccionado
queso (MOZZARELLA) 55,0 $
fraccionado

$ 10 L. de leche 15,5 $ $ por


producto
equivalente
Alimento a base de grano y balanceado 6,3 $

0,0 $ 200,0 $
FUENTE: INTA PRECOP, con datos de la subsecretaría de Lechería.
49
Cadena de la carne bovina
(Productor solo o asociado)
Alternativas de crecimiento y desarrollo. VA LO R AG R EG A D O
EN LA CADENA DE LA
CARNE BOVINA
Modelo Asociativo
La cadena de la carne
bovina sufrió una caída
en el stock ganadero
del 2007 al 2010 por
una tasa de extracción
superior al promedio
histórico (25%). Esto
condujo a un aumento
de la producción de car-
ne del 2007 al 2009 de
3,217 M/t a 3,403 M/t.
El consumo per cápita
subió de 60 kg hasta 68
kg en ese período. La
corrección de precios a
fines de 2009/10 puso
fin a la liquidación de
vientres incentivando a
los productores a inver-
tir, retener vientres e
incorporar tecnología
ya que la brecha exis-
tente da un amplio mar-
gen de mejora. Frente a
ello existe un escena‐
rio posible mirando al
2020 muy alentador,
con un aumento en: el
stock, la inversión y
retención de vientres,
la aplicación de tecno‐
logía en cría, recría e
invernada, una fuerte
intensificación del
engorde a corral, un
aumento del precio
interno de la carne, un
incremento de la inver‐
sión en frigoríficos, un
crecimiento de la
exportación.

50
Como dato alentador se puede mencionar que por primera vez en mucho tiempo hay más terne-
ros en vacunación (500.000 terneros más que el año anterior), esto se reflejará en mayor produc-
ción de carne vacuna en 2013/14, pero la recuperación ya comenzó. Esta mayor producción de car-
ne vacuna en 2013/14 se contractará en el mercado interno con un crecimiento del consumo de
pollo y cerdo, y será allí cuando aparecerá la necesidad de exportar, siendo beneficioso eso para la
producción primaria, para la industria frigorífica y para el estado, por exportar valor agregado, per-
cibiendo muchos dólares que mejorarán la balanza comercial.
En definitiva, la ganadería bovina, la industria de carne vacuna de exportación, se encuentra fren-
te a un panorama excelente mirando al 2014/15/20 y eso implica la necesidad de elaborar proyec-
tos de inversiones estratégicas y salir a posicionar las carnes argentinas al mundo junto a organis-
mos protagónicos del sector como el IPCVA y el MAGyP, como así también Cancillería, apoyados
con el Know how del INTA y el INTI en todo aquello referente a garantizar la calidad de las carnes
argentinas.

Fuente: IERAL de Fundación Mediterránea, sobre la base de datos del SENASA, IPCVA y MINAGRI

Fuente: IERAL de Fundación Mediterránea, sobre la base de datos del SENASA, IPCVA y MINAGRI

51
Se estima que para el 2020 las exportaciones de carne serán de 800.000 toneladas por un valor
de 2.810 M/U$S, generando un saldo positivo en la creación de 40.000 nuevos puestos de traba‐
jo. Estos se distribuirán con 14.900 en la cadena de producción primaria, 7.500 en frigoríficos,
10.800 en curtiembres y manufactura del cuero y 6.600 en transporte y distribución, más empleos
indirectos. La idea es trabajar estratégicamente en la captura de nuevos mercados para la carne
argentina, como ser: Japón, Corea del Sur, Sudáfrica, Egipto, sin abandonar los mercados ya exis-
tentes.

Visión del PEA al 2020 en la cadena de la carne bovina


El PEA pronostica un aumento en el stock de cabezas de ganado bovino de 49 a 54 millones. Cabe
destacar que, si bien este incremento no genera el stock de ganado bovino existente en épocas
pasadas (aproximadamente 60 millones de cabezas en el año 1977), la eficiencia en la gestión pro-
ductiva habrá de generar mayor tonelaje de carne sin comprometer el desarrollo de otras produc-
ciones ni aspectos ambiéntales y sociales. Esto se traduce en un incremento de la faena como
expresión de rendimiento de producción de carne bovina para el 2020.
El aumento a 112,7 kg/hab/año en el consumo de proteína animal está basado en un cambio en la
composición de la dieta de carnes, manteniéndose el consumo de carne bovina en 56 kg/hab/año
y aumentando el consumo de carne aviar a 42 kg/hab/año, de carne porcina a 12,9 kg/hab/año y
de carne ovina a 1,8 kg/hab/año, acompañando de esta forma la tendencia mundial de consumo.
Al mantener el consumo de carne bovina y aumentar la producción de la misma, se estima un
aumento de las exportaciones de MOAs vinculadas al complejo de carne bovino.
En este modelo se integra la producción de granos y pasturas con precisión y sustentabilidad, continuando en la in-
dustrialización primaria y transformación con trazabilidad en carne bovina y aviar, y su posterior procesamiento y
transporte hasta llegar a las góndolas locales e internacionales.

52
Caracterización de enmiendas orgánicas de los sistemas
pecuarios
Contenido de fosforo y nitrógeno, valores totales en Kg cada 1000 kg de estiércol* de la pro‐
vincia de Entre Ríos, Argentina.
ESTIERCOL FOSFORO NITROGENO
PONEDORA 15 30
PARRILLERO 9 25
FEED – LOT 7,5 18,5
CERDO (litros x 1000) 3 3

* Valores determinados en Materia Seca.

Tipo de explotación
Parámetro Unidad
Engorde Maternidad Ciclo cerrado
Materia Seca % 8,5 3,2 5,2
N total Kg/m3 5,9 3,4 4,3

P2O5 Kg/m3 5,3 1,8 3,2

Valores de MS, N y P2O5 en el estiércol de cerdo que se utilizan en España.


La tabla anterior muestra los valores de los diferentes sistemas y etapas de producción porcina de
España, en la que se ven variaciones de acuerdo al tipo de explotación, pero en general todos
poseen mayor concentración de P y N que en Argentina. Una de las causas de la diferencia en con-
centración entre los mismos puede ser que los valores de la primer tabla, son de sistemas produc-
tivos de la zona de Entre Ríos, en donde no hay limitantes hídricas en cantidad y calidad, por lo que
aparentemente el manejo del agua en estos sistemas no es tan eficiente como en España, en don-
de se presta especial atención a la eficiencia en el manejo del agua, haciendo foco en la concentra-
ción de nutrientes de las enmiendas orgánicas.
Kilos de estiércol para equiparar el contenido de
fósforo (P) y nitrógeno (N) en los fertilizantes.

FERTILIZANTES PONEDORA PARRILLERO FEED LOT CERDO

P en 100 Kg de SPT 1300 2200 2700 6700


N en 100 Kg de UREA 1500 1800 2500 15000

∙ Valores en Materia seca para los sólidos.


Contenido frecuente de humedad de los efluentes*.

ESTIERCOL RANGO DE HUMEDAD (%)


PONEDORA 40 - 80
PARRILLERO 25 - 50
FEED ‐ LOT 10 - 20
CERDOS 95 - 99

53
∙ Comentarios:
Ponedora: valor más alto en galpón automático.
Parrillero: determinaciones en otoño. En verano los valores aumentarían por humedad de los
aspersores.
Feed – lot: valor muy variable por precipitaciones.

Cantidad de estiércol para suplir los requerimientos de fosforo (P) y nitrógeno (N) en tonela‐
das/ha.

PONEDORA* PARRILLERO* FEED LOT* CERDO**


CULTIVOS
P N P N P N P N
TRIGO (40 qq/ha) 1,2 3,5 2 4,2 2,4 5,7 5,9 35,2
MAIZ (90 qq/ha) 2,1 5,8 3,5 7 4,2 9,3 10,5 57,6
SORGO (70 qq/ha) 1,8 6,1 3 7,3 3,5 9,9 9 61
GIRASOL (30 qq/ha) 2 3,6 3,3 4,3 3,9 5,8 9,8 35,5
SOJA 1° (35 qq/ha) 1,4 3,9 2,4 4,6 2,9 6,3 7,2 38,6
SOJA 2° (25 qq/ha) 1 2,8 1,7 3,3 2,1 4,5 5,2 27,6
*Valores en materia seca
** Cerdo valores por mil litros
Requerimiento de N para Soja: se considera 50 % del total.

Recomendaciones Generales:
- Para estimar la cantidad de nutrientes que se aportan con
el estiércol o enmienda se debe considerar su contenido
de humedad.
- Evitar la compactación en condiciones de falta de piso; pro-
curar la utilización de neumáticos de baja presión y ade-
cuar la carga de las tolvas (carga parcial) en condiciones
adversas.
- El esparcido se ve afectado por el contenido de humedad
de las enmiendas. Puede optarse por el pasaje posterior
de una rastra de discos superficial, para mejorar la uni-
formidad ya facilitar la incorporación al suelo.
- Una mayor anticipación en la aplicación permitirá un
mayor aprovechamiento por el cultivo a implantar.
- Los datos aportados en las tablas son valores promedios o
indicativos y que varían en función del la edad y tipo de
animal, sistema de manejo, tiempo de almacenamiento
y época del año.

54
Cadena de la Acuicultura
Producción comercial Acuícola y Piscícola.
Se entiende como Acuicultura Comercial la producción de
organismos acuáticos (vegetales y animales) a través de
cultivos efectuados bajo condiciones controladas, bus-
cando la rentabilidad y sustentabilidad del sistema. Es una
de las alternativas de optimización del recurso agua (dul-
ce o salada) en la generación de proteínas de alto valor bio-
lógico.
La piscicultura, como rama derivada de la acuicultura,
hace referencia particularmente a la cría controlada de
peces en estanques, ejerciendo particular esfuerzo sobre la reproducción, alimentación y creci-
miento, cuyo proceso abarca desde el manejo de reproductores, la obtención de larvas, la recría
tanto de alevines y juveniles, hasta la etapa de engorde o terminación, para lograr un producto
apto para su comercialización.
Los estanques son recintos de agua poco profundos utilizados para el cultivo controlado de peces
e instalados de tal forma que puedan ser de fácil y total vaciado. La localización de los estanques
exige ciertas condiciones favorables referidas al suelo, al agua y a los servicios complementarios.

Acuicultura en la Argentina
En Argentina va a ser muy difícil el desarrollo de la acuicultura marina, ya que no posee un frente
marino con fiordos marítimos (como lo posee Chile), dificultándose así el uso de jaulas marítimas.
Sí presenta una gran posibilidad para desarrollarse la Piscicultura de agua dulce, que es la que real-
mente tiene mayor futuro dentro de estas dos ramas.
En la Argentina la piscicultura de agua dulce tiene un potencial enorme por la variedad de especies
que se pueden producir en diferentes zonas (por ejemplo: Pacú, Tilapia, Trucha, etc). Además en la
actualidad existe una necesidad de tener muy controlados los cultivos para lograr una disminu-
ción del riesgo de predación, producción orgánica, trazabilidad y control sanitario, que se logra
con mayor factibilidad en agua dulce que en las aguas marinas.
Para lograr una acuicultura sustentable se deben manejar correctamente los recursos más impor-
tantes de la producción (recurso alimenticio y el uso del agua). La producción acuícola intensiva
permite un manejo más eficiente de estos recursos y Argentina posee una gran oportunidad en
este sistema de producción.
A causa de la sobre explotación, la actividad pesquera viene sufriendo un franco retroceso de su
producción, lo que provocó en los últimos años que se triplicara el precio de la harina y el aceite de
pescado (usado como alimento de la acuicultura). Además, en la actualidad no es sustentable
matar un pez para alimentar a otro pez, es un concepto de poca eficiencia.
El punto más importante en todo esto es el aumento del uso de harinas de origen vegetal, como
sustituto de la harina y el aceite de pescado en la alimentación. La soja (más algún aminoácido
como lisina y metionina que básicamente es la gran falencia en la soja) ya representa entre un 15 y
un 35 % de las raciones para piscicultura.
En cuanto al uso del agua hay que tener en cuenta que existen competencias con otros usos huma-
nos (riegos, generación de energía, etc.) y existen más restricciones al uso de ambientes naturales

55
(como se hacía históricamente en embalses y ríos), por lo que se disminuye la disponibilidad de
lugares adecuados para el desarrollo de la acuicultura. Esto es una gran oportunidad para la zona
agropecuaria de la Argentina que cuenta con un gran porcentaje de suelos aptos para construc-
ción de estanques, con cantidad y calidad de recursos hídricos y con bajos niveles de contamina-
ción acuática (alta en otros países). En algunas regiones del país donde los terrenos son de escaso
aprovechamiento agronómico, con el desarrollo de la piscicultura intensiva o semi-intensiva y un
manejo eficiente estas tierras aumentan su rentabilidad. Además, se puede aprovechar la alter-
nancia de la piscicultura con ciertas producciones de cultivos (por ejemplo: arroz).

¿Cuáles son las características biológicas y operativas de este sistema acuícola?


En la acuicultura se trabaja con animales hectotermos, esto significa que no regulan su temperatu-
ra corporal, teniendo la misma temperatura corporal que la del medio que habitan; por lo cual no
gastan energía en termoregularse, lo que marca una gran diferencia con respecto a los mamíferos.
La eficiencia de conversión en acuicultura va desde 1,1 kg a 1,5 kg de alimento para obtener 1 kg de
pescado (bovinos 5: 1; cerdos 2,7: 1; aves 1,8:1)

Tabla de exigencia de energía digestible (ED= para aves, cerdos y peces) (Sperandio 2004)

Clase Animales Kcal ED/Kg


Aves 3100 a 3250
Cerdos 3200 a 3300
Peces Omnivoros 2600 a 2900
Peces Carnivoros 2900 a 3100

El peso especifico de estos animales es similar al del medio que los rodea, con lo cual no forma
grandes estructuras óseas (tienen un espinazo y solo algunos tienen espinas), ya que no necesita
su estructura ósea para pelear contra la gravedad, esto constituye un mayor porcentaje de asigna-
ción de la energía ingerida con destino a formación de carne.
Una característica operativa es que en acuicultura se trabaja con hectáreas cúbicas (estanques)
pudiendo llegar a duplicar o triplicar el área de cultivo (para esto es necesario invertir en excava-
ción).
Teniendo en cuenta la creciente demanda de alimento a nivel mundial y la necesidad de lograrlo
con el menor uso de agua posible, es importante remarcar que la acuicultura tiene un aprovecha-
miento racional del agua, ya que la producción no consume agua, solo exporta uno de los paráme-
tros físicos-químicos que es el oxigeno, recuperándolo rápidamente cuando el agua no se encuen-
tra con otro organismo que tome oxígeno.

Clúster Piscícola del NEA


El INTA, a través de su módulo “Desarrollo y difusión de la Piscicultura”, viene coordinando la red
de un clúster piscícola en el Noreste Argentino, con instituciones relacionadas en el tema (INTI,
universidades, gobiernos provinciales y municipales, Subsecretaría de Agricultura Familiar,
PROSAP, institutos de investigación, escuelas agrotécnicas, la Dirección Nacional de Acuicultu‐
ra del Ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca de la Nación), para fortalecer el desarrollo de
la piscicultura continental de agua dulce. Este será el puntapié inicial para que próximamente se
desarrolle un Proyecto Específico Nacional de Piscicultura.

56
El desarrollo de una piscicultura intensiva, o semi-intensiva, puede constituirse en una importante
demanda de alimentos balanceados derivados de los granos producidos en el país, contemplando
la cadena integral de valor desde la producción primaria hasta llegar a la góndola con productos
derivados de los peces.
En estas provincias del NEA la piscicultura se está constituyendo en una alternativa de diversifica-
ción y complementación de los sistemas productivos tradicionales (yerba mate, té, tabaco, arroz,
forestales, ganadería, etc.)

Estado mundial de la Pesca (captura) y la Acuicultura (cultivo).


La pesca de captura y la acuicultura suministraron al mundo unos 148,5 M/t de pescado en el
2010. De ellos, 128 M/t se destinaron al consumo y proporcionaron un suministro per cápita apa-
rente aproximado de 18,6 kg (equivalente en peso vivo). La acuicultura generó el 46,7 % del sumi-
nistro total de pescado comestible. (FAO 2010)
En el año 2010 los países en desarrollo, particularmente China, Tailandia y Vietnam, confirmaron
su importancia fundamental como proveedores de los mercados mundiales con más del 50%
(54.000 M/U$S) de todas las exportaciones pesqueras en términos de valor, y más del 60% en can-
tidad (peso vivo). FAO.
EEUU , Japón y la Unión Europea son los principales mercados, representando aproximadamente
el 67% del valor total de las importaciones en el 2010. EEUU es el mayor importador del mundo de
pescado y productos pesqueros: en 2010 sus importaciones se valoraron en 15.496 M/U$S.
Los productos obtenidos a partir de la acuicultura constituyen una proporción cada vez mayor del
comercio internacional total de productos de pescados con especies como los camarones, las gam-
bas, el salmón, los moluscos, la tilapia, el pez gato, la lubina y el sargo. (FAO)
Asia ha conservado su puesto de dominio de la producción acuícola mundial, generando el 88,9 %
de la producción acuícola global en cantidad, y el 79,8 % en valor en 2009. Particularmente China,
generó en el 2010 el 61,4 % de la producción acuícola mundial en cantidad y el 51,9 % en valor en el
mismo año (FAO).

¿El por qué de la actividad de los cultivos acuáticos?


Cada vez hay menos lugar para pescar industrialmente en el planeta (Universidad de British
Columbia de Canadá - Departamento de Pesquería), ya que la tasa de reproducción del recurso
natural no compenza la tasa de extracción . Esto está provocando la extinción de las especies de
más demanda selectiva y es allí donde aparece la Acuicultura, que es la fuente de alimento que
más ha crecido en los últimos 20 años, a una tasa promedio anual de 9,2 % aproximadamente. La
FAO estima que el ritmo de expansión crecerá con el aumento de explotación en América Latina y
África (algo que ya está ocurriendo en mayor medida en America Latina que en África).

Captura vs. Acuicultura


Proyección de suministro de pescado para consumo humano procedente de la acuicultura y la pes-
ca de captura; demanda de pescado para consumo humano y los aumentos de población. En el
gráfico de la página siguiente, la línea amarilla en el año 2015 representa el punto en que el ali-
mento de pescado suministrado por la acuicultura se proyecta que igualará al suministrado por la
pesca de captura, sin embargo hemos llegado a esa marca en el año 2010. La proyección asume
volúmenes constantes de carne de pescado por la producción de peces de captura en los próximos
años.
57
Consumo per cápita (kg) de alimento de pescado originado de la acuicultura y la pesca
de captura, proyectado 1970 - 2035
18.0
16.0
14.0
12.0
10.0
8.0
6.0
4.0
2.0
0.0
1980

1985

1990

1995

2000

2005

2020

2025

2030

2035
2010

2015
1970

1975

Las tendencias del mercado


La tendencia del mercado mundial señalaría un aumento en la demanda de los productos pesque-
ros en los próximos deceños. El consumo mundial de EEUU, la Unión Europea y Japón está mar-
cando una gran diferencia; el mercado del BRIC (Brasil, Rusia, India y China) viene aumentando su
poder adquisitivo de compra en la economía mundial y tiene 3.000 millones de habitantes con un
alto consumo per cápita de pescados.

Utilización y elaboración del pescado


Al ser un producto altamente perecedero, el pescado tiene necesidades específicas y una capaci-
dad notable para ser elaborado. Las múltiples opciones disponibles para preparar el pescado per-
miten muchas maneras diferentes de presentación, lo que lo convierte en un producto alimenticio
muy versátil.
Suele distribuirse vivo, fresco, refrigerado, congelado, sometido a tratamiento térmico, fermenta-
do, seco, ahumado, salado, encurtido, hervido, frito, liofilizado, picado, en polvo o enlatado, o
como combinación de dos o más de estas formas. No obstante, el pescado puede conservarse
mediante muchos otros métodos.
En 2010 cerca del 81 % (128,3 M/t) de la producción mundial de pescado se destinó al consumo,
mientras que el resto (20,2 M/t) se destinó a fines no alimentarios. El 75 % de la producción mun-
dial de pescado destinada a fines no alimentarios (15 M/t) se redujo a harina y aceite de pescado;
las 5,1 M/t restantes se emplearon principalmente para fines ornamentales, piscícolas (peces
pequeños, alevines, etc.), para cebo, para usos farmacéuticos y como materia prima para la ali-
mentación directa en la acuicultura, el ganado y los animales de peletería.
En 2010 el 40,5 % (60,2 M/t) de la producción mundial de pescado se comercializó en forma fresca,
mientras que el 45,9 % (68,1 M/t) de pescado se congeló, curó o elaboró de otro modo para el con-
sumo humano directo.(FAO)
Dentro de la producción acuícola mundial Argentina representa solo el 0,005 %, con 2.900 t anua-
les (Dirección de Acuicultura de la Secretaria de Pesca y Acuicultura).

58
Cadena de la maquinaria agrícola
Valor agregado en la cadena de la maquinaria agrícola y agropartes argentina
El sector está representado en Argentina por unas 850 Pymes de más de 10 empleados y menos de
600. Las mismas se distribuyen de la siguiente manera: 45% en la provincia de Santa Fe, 33% en Cór-
doba, 12% en Buenos Aires y el 10% restante en otras provincias. Solo 120 terminales facturan el
40% del mercado. Las Pymes agropartistas totalizan un numero de 290 que son responsables del
35 al 40% de la facturación. Existen Pymes de agricultura de precisión en una cantidad de 17 que
son de alta complejidad. El sector genera a nivel nacional 90.000 empleos

Evolución en millones de dólares de inversión en Maquinaria Agrícola en el Mercado interno en


los úl mos 17 años. Par cipación de la Industria Nacional
5
1600 6
1450
1350 1380
1400 1300
1230 4
1200 3
1 1090
998
1000 913 7
812 823 850 850 820
820
800 750 750
2 725
664
548 550 493
600 497 450 490
456 450
406 340
400 290 273 247 225
200

0
1197 1998 1999 2000 2001 2002 2003 2004 2005 2006 2007 2008 2009 2010 2011 2012*
Total de venta de la industria Nacional Total Mercado interno *Es mación

Fuente: INTA Manfredi


Referencias:
1.- Buen precio de la soja (10% de Siembra Directa).
2.- Baja rentabilidad agropecuaria. Paridad cambiaria 1 a 1. 50% fábricas en problemas.
3.- Fuerte recuperación de la rentabilidad agropecuaria. Paridad cambiaria 4 a 1, aumento de la
producción.
4.- Sequía extrema caída de 97 a 63 M/t de 47 a 32 M/t de soja.
5.- Recuperación de la producción 54,5 M/t soja y 95 M/t totales. Buen precio internacional, crédi-
to del BNA para la industria nacional y mejora de los créditos de la Banca Privada.
6.- Record de producción de grano 101,3 M/t, conjuntamente con un record de precio internacio-
nal de commoditties.
7.- Efecto sequía, campaña 2011/12, 20% menos de producción.

El objetivo es lograr un mejor y mayor desarrollo de la industria nacional, con mayor trabajo genui-
no local, esto es posible con mayor desarrollo tecnológico innovativo de la maquinaria que se
fabrique en Argentina.

59
Evolución del mercado de máquinas y agropartes argentinos en los últimos 8 años
El mercado de la maquinaria agrícola desde el 2002 en adelante presentó una evolución muy favo-
rable, pero existe todavía algunas materias pendientes, por ejemplo la balanza comercial del sec-
tor que todavía es negativa en 370 M/U$S, siendo ésta 2,42 a 1 desfavorable. Sin embargo, en el
año 2002 era 11,1 a 1 negativa, lo que significó una mejora en los últimos 9 años. Si bien las expor-
taciones crecieron en forma importante (10,3 a 260 M/U$S un 2424% de incremento), todavía se
importan el 77% de las cosechadoras, el 70% de los tractores, el 95% de las picadoras autopropul-
sadas y el 10% de las pulverizadoras que consume el mercado nacional. Otro parámetro importan-
te para remarcar es que en el 2002 sólo 15 empresas exportaron y en el 2011 fueron
más de 100 las empresas, que vendieron maquinaria o agropartes al exte-
rior. Los puestos de trabajo aumentaron un 177% en 9 años, llegando
en 2011 a ser 90.000 las personas empleadas dentro de las fábri-
cas y en empresas part-time proveedoras de partes no exclusi-
vas. Un importante producto de este avance fue la consolida-
ción de una Red Público/Privada conformada por Cámaras,
instituciones, gobiernos nacionales, provinciales y locales,
entre otros.
Esta realidad del mercado deja un fuerte trabajo de desa-
rrollo y crecimiento industrial que requiere de fuertes
inversiones, para la fabricación nacional de cosechado-
ras y tractores en el país.
Una mirada comparativa con la industria de maquinaria
agrícola brasilera y americana nos indica que hace 10 años
Brasil exportaba lo mismo que Argentina hoy, o sea 268
M/U$S. Actualmente Brasil exporta 1.867 M/U$S, es decir
que Brasil en 10 años tuvo un aumento del 594% en sus expor-
taciones de maquinaria agrícola, pero Argentina en el mismo tiem-
po (10 años) pasó de 10,3 a 260 M/U$S, o sea que el incremento de las
exportaciones fue de 2424%. Brasil exporta maquinaria agrícola 7 veces
más que Argentina, y EE.UU. 28 veces más.
Argentina puede y debe crecer en exportaciones, en sustitución de importaciones, en internacio-
nalización de empresas, en inversiones estratégicas, en desarrollo tecnológico, en políticas activas
de promoción. Argentina dispone de condiciones generales para exportar 1000 M/U$S en el año
2020 y crecer en 780 M/U$S en el mercado interno por sustitución de importaciones. Eso equi‐
valdría a un aumento de 27.500 puestos de trabajo de calidad y otro tanto indirectos con miras al
2020. Estos índices alentadores del sector de la maquinaria agrícola y agropartes mirando al 2020,
con sustitución de importaciones, con aumento del mercado interno, con balanza comercial posi-
AÑO 2002 2011 2012 2014 2020
Mercado total del país M/U$S 340 1.450 1.300 1.750 2.230
Venta Producción Nacional M/U$S (mercado interno) 225 810 800 1.250 1.360
Importaciones M/U$S 115 630 500 500 600
Exportaciones M/U$S 10,3 260 260 350 1.000
Balanza Comercial M/U$S -104,7 -370 -240 -150 +400
Puestos de trabajo genuinos directos más indirectos 35.000 90.000 90.000 95.000 117.500
Facturación total del Mercado Interno, 255 1.080 1.060 1.600 2.630
M. Nacional más Exportaciones (M/U$S)
Can dad de países donde se exporta 12 32 30 30 35
Can dad de empresas que exportan 15 100 95 100 150
60
tiva de 400 M/U$S, mirando al 2020 con 27.500 nuevos puestos de trabajo directos/indirectos,
están fundamentados en la base de las políticas activas que se están implementando desde el
Ministerio de Industria, firmando convenios de radicación, como es el caso de Case/New Holland
(Córdoba), John Deere (Rosario), AGCO (Rosario), Claas (Oncativo, Córdoba); Valmant, Valley
(Bs.As., equipos de riego); y también convenios de ampliación de producción de tractores y cose-
chadoras de fabricantes locales como Pauny (Las Varillas, Córdoba), Metalfor (Marcos Juárez y
Noetinger, Córdoba), Apache (Las Parejas, Santa Fe), Vassalli Fabril (Firmat, Santa Fe), entre otros.
Todo indica que Argentina podrá lograr las metas propuestas para el 2020 y hacer un importante
aporte al valor agregado de las exportaciones agroindustriales y biodiesel, ya que se espera que
para el año 2020 el mercado interno de la maquinaria agrícola y agropartes, hoy de 1.450 M/U$S,
alcance una cifra superior a los 2230 M/U$S, con exportaciones de 1000 M/U$S e importaciones
de 600 M/U$S, es decir con una balanza comercial positiva de 400 M/U$S y una facturación total
(mercado interno y exportaciones) de las empresas radicadas en Argentina de 2.630 M/U$S, o sea
143% más que en 2011.
Como Argentina en el 2020 producirá 9 veces más alimentos de los que consume, 9 de cada 10
dólares facturados en el mercado interno se exportarán mediante el valor agregado de haberlo
producido con máquinas producidas en Argentina, y con trabajo argentino. Como ejemplo, cuan-
do se exporte una tonelada de carne vacuna llevará incluido en el costo una parte del tractor
argentino, sembradora argentina, corta-hileradora argentina, rotoenfardadora argentina, mixer
argentino, ordeñadora argentina, etc, etc.; como así también todas las máquinas del frigorífico
argentino y la cadena de frío. Mucho trabajo argentino en cada tonelada de carne exportada.
En resumen, la maquinaria agrícola y agropartes de Argentina está frente a la oportunidad históri-
ca de transformarse y crecer definitivamente, evolucionando en el grado de internacionalización
de las empresas PyMEs radicadas estratégicamente en el interior productivo, donde hoy se
requiere agregar valor, generar puestos de trabajo, y con ello generar el desarrollo local con inclu-
sión social.
La maquinaria agrícola y agropartes deben avanzar hacia la mayor producción de máquinas de pro-
cesos agroalimentarios en origen. La formación de clústers, cámaras provinciales y nacionales,
todas con sus respectivos planes estratégicos a 10 años, será la clave para aportar necesidades con-
cretas para que la Cámara Argentina de Fabricantes de Maquinaria Agrícola (CAFMA) sea quien
canalice la demanda de infraestructura, de producción y comunicación, las mejoras en las legisla-
ciones laborales, los requerimientos de aportes tecnológicos y capacidades de recurso humano,
los requerimientos de soporte financiero, las normativas y ayudas para favorecer las exportacio-
nes, entre otras.
Al esquema se lo ve de la siguiente manera:
Futuro Plan Estratégico de CAFMA 2020.
Cámaras Provinciales integrantes:
ASIMA (Santa Fe) AFAMAC (Córdoba) MAGRIBA (Buenos Aires)

Asociación Santafesina de Asociación de Fabricantes de Maquinaria Agrícola de Buenos Aires


Industria de Maquinaria Agrícola Maquinaria Agrícola de Córdoba

+ CIDETER + CECMA

Entidad nacional:CAFMA (Cámara Argentina de Fabricantes de Maquinaria Agrícola)

61
Aportes institucionales:
∙ INTA: Know how de diseño agronómico, uso y prestaciones de las máquinas, innovaciones.
Formación de recurso humano. Exportación de Know how de tecnología de procesos produc-
tivos diferenciados como Siembra Directa, Silo-bolsa, Agricultura de Precisión.
∙ INTI: Know how de procesos constructivos y normativos. Formación de recurso humano.
∙ IRAM: Normativas en general, y en particular seguridad para el operador.
∙ CIDETER (Centro de Investigación y Desarrollo Técnico Regional). Formación de recurso huma-
no en diseño y producción innovativa.
∙ CONICET: Diseño de alta complejidad. Innovación estratégica.
∙ Ministerio de Industria: Innovación y políticas públicas del sector; desarrollo de nuevos mer-
cados.
∙ Ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca (MAGyP). Estrategia de desarrollo del mercado
interno y nuevos mercados.
∙ Cancillería (Fundación Exportar). Desarrollo de nuevos mercados y normativas de transaccio-
nes comerciales. Estrategias socio-políticas. Misiones al exterior y misiones cruzadas.
∙ Banco oficial (BNA) y provinciales; bancos privados: Políticas crediticias para favorecer la ven-
ta en mercados nacionales y extranjeros. Asistencia financiera para inversiones en tecnología
de proceso e infraestructura.
∙ Ministerio de Educación: Formación de recurso humano. Universidades y escuelas técnicas
orientadas a la formación de recurso humano de nivel oficio y técnico.
∙ Ministerio de Planificación Federal: Obras de infraestructura estratégicas, puertos, aeropuer-
tos, rutas, trenes de carga, salida al pacífico, gas y electricidad, combustibles, etc.
Otros: Exp Agro, Agro Activa, Agro Show Room, Proyecto INTA PRECOP y Agricultura de Preci-
sión, Sociedad Rural Argentina, Canal Rural, Sembrando Federal, etc.

Cadena de la Metalmecánica
Comercio exterior de la “Maquinaria de Producción Alimenticia” (MPA)
Argentina posee una participación en las importaciones totales de maquinaria de producción ali-
menticia mayor que en las exportaciones, dado que posee una balanza comercial deficitaria, que
sólo se atenuó de manera importante con la crisis 2001-2002, dado que internamente la maquina-
ria importada se hizo costosa, sumado a que la actividad estaba muy deprimida. En 2009 el saldo
comercial alcanzo un rojo de U$S 438 millones, siendo algo menor al alcanzado en 2008, que mos-
tro un déficit de U$S 642 millones.

Evolución del comercio exterior argentino en MPA


Millones de U$S
1000
Saldo
800
Impos
600 Expos
400
200
0
-200
-400
-600
-800
1996 1997 1998 1999 2000 2001 2002 2003 2004 2005 2006 2007 2008 2009

62
Grupos de Maquinaria de Producción Alimenticia según posición neta de la Argentina (2009)
Continuando con el análisis del comercio exterior argentino, pero individualmente para cada gru-
po de MPA, se obtuvieron los siguientes saldos netos (negativos y positivos) como se indican en
los próximos gráficos.

Saldos positivos de la balanza comercial

Grupos de MPA según posición neta de Argentina (2009)


Máquinas para industria azucarera 3,3%

Máquinas para industria cervecera 5,1%

Máquinas para tratamiento de hortalizas 35,8%

Máquinas para industria cárnica 55,9%

0,0% 20,0% 40,5% 60,0%


Fuente: IERAL de Fundación Mediterránea sobre la base de UN-COMTRADE

Saldos negativos de la balanza comercial

Grupos de MPA según posición neta de Argentina (2009)


Máquinas para extracción de grasas o aceites 0,1%
Máquinas para confitería, cacao o chocolate 0,2%
Básculas y balanzas diversas 0,6%
Máquinas para limpiezas y secado de envases 1,5%
Hornos y sus partes 1,9%
Máquinas para panadería, pastelería, galletería o pastas 2,3%
Otras maquinarias y partes diversas 3,2%
Máquinas para tratam. de líquidos (Filtrar, depurar, bombear) 9,6%
Máquinas envasadoras 11,3%
Máquinas de calentamiento diversas 14,8%
Calderas, aparatos auxiliares y sus partes 26,5%
Máquinas de refrigeración 28,0%
0,0% 10,0% 20,0% 30,0%
Fuente: IERAL de Fundación Mediterránea sobre la base de un COMTRADE

Este proceso de cambio propuesto por el INTA PRECOP III hacia el Agregado de Valor en Origen a
la producción agropecuaria argentina, será el motor que traccione el crecimiento de las industrias
ya existentes y la generación de nuevas industrias que fabrican maquinaria para el procesamiento
de alimentos en Argentina. Esto mejorará la balanza comercial en este rubro y generará muchos
puestos de trabajo en forma directa e indirecta.

63
Conclusiones a modo de resumen.
La soja extrusada‐prensada (expeler) es un excelente componente proteico en las dietas de
rumiantes y monogástricos.
Esta oferta de expeler de soja tracciona y traccionará aún más las industrializaciones paralelas del
maíz y del sorgo, relacionado a la proliferación de plantas de elaboración de alimento balanceado
animal para cada producción pecuaria o avícola, relacionada a una fuerte inversión en la cadena
de transformación de proteína vegetal a proteína animal estipulando una evolución prospectiva
del sector pecuario de la siguiente manera:
versión
El cuadro prospectivo optimista
indica un moderado PRODUCCIÓN/AÑO 2008 2009 2013 2015 2015
aumento en la pro- Carne Aviar Pollo (x 1.000 t ) 1.400 1.500 1.810 1.950 2.000
ducción de carne vacu- Huevo (Millones unidades) 8.700 9.000 12.830 15.164 15.500
Carne Bovina (x 1.000 t ) 3.112 3.403 * 2.900 3.100 3.200
na debido a la necesi-
Carne Porcina (x 1.000 t) 276 287 421,5 498,5 552
dad biológica de Leche Bovina (Millones litros) 9.800 10.100 12.820 14.3 00 14.800
recomponer el stock
* Alta producción de carne en el 2009 por fuerte liquidación del stock
bovino, (poner en mar- Fuente: INTA PRECOP – Junio 2011
cha a full la fabrica-
ción de terneros). 2010 = 2,6 Millones de toneladas. Lo mismo se presenta en la producción porci-
na; factores de reproducción y genética, sumado a las fuertes inversiones en infraestructura, indi-
can un trabajo de reconversión productiva, el cual se está iniciando en Argentina.
Si bien está claro técnicamente que este es el rumbo correcto, todo cambio de orientación produc-
tiva genera resistencia y años para ser adoptado. La demanda de carne global en los próximos 40
años indica fuertes aumentos dado que el consumo pasará de 32 Kg de carne/per-cápita/anual
actual, a 52 Kg de carne/per-cápita/anual con un incremento de la población mundial actual de
7.000 millones, a 8.000 millones en el 2030 y a 9.500 millones para el año 2050. Estos incrementos
y una evolución en la dieta indican un crecimiento del 70% de la demanda de alimentos para los
próximos 40 años.
Los estudios indican que la demanda de la carne vacuna se va a concentrar en Asia Pacífico en un
55%, en América Latina en un 25%, en Europa un 9%, en EEUU 8% y un 3% el resto del mundo. La
demanda mundial de carne vacuna ha crecido y lo seguirá haciendo por encima de la dinámica de
la oferta; y Brasil, Argentina, Uruguay, Paraguay (si soluciona los problemas sanitarios), EEUU y
Europa serán potenciales proveedores.
Argentina es el país que el mundo mira como ideal para “fabricar” proteína animal porque parte
de materia prima excedentaria localmente de excelente calidad (maíz, soja, sorgo, alfalfa, pastu-
ras megatérmicas), a un costo dolarizado un 50% más bajo que cualquier importador de destino.
Esta realidad indica que si estos cambios de paradigmas productivos no lo realizamos los argenti-
nos, vendrán extranjeros a realizarlo.
El proceso de extranjerización de la producción pecua‐
ria y agroalimentaria ya comenzó y la cuenta regresiva Estimaciones de consumo de carne
indica la necesidad de tomar decisiones estratégicas e global en M/t:
inversiones productivas urgentes. 2008 2010 2013
Bovina 65 67 69
Argentina al producir más carne aviar, porcina y de pesca-
Aviar 93 100 108
do (Acuicultura), generará mayor oferta de carnes alter-
Porcina 101 107 112
nativas a la bovina, satisfaciendo la demanda Argentina Pescado 87 97 129
de carnes disminuyendo el consumo de carne vacuna. Ovina 12
Esto permitirá un salto importante en las exportaciones Total 346 383 418
Fuente: Estimacion de FAO.
64
de carne vacuna de “altísimo valor agregado”, llegando a una exportación en el 2020 de u$s6.878
millones .
Estos procesos de industrialización de los granos en productos balanceados, generarán valor agre-
gado al transformarlos en carnes, huevo y leche (proteína animal), para finalizar en alimentos de
consumo humano directo; estos procesos transformadores de granos en proteína animal, en ori-
gen, generarán nuevos puestos de trabajo directos e indirectos en el interior del país; y si los multi-
plicamos por puestos de trabajo indirectos en actividades comerciales (servicio, educación, justi-
cia, salud, etc) por mayores ingresos y gastos en la comunidad, por cada puesto de trabajo directo
del sector, se genera 1,7 puestos de trabajo adicionales en la comunidad.
Brasil y EE.UU. pueden ser modelos a imitar, donde los productores pequeños y medianos se aso-
ciaron (CNG) y diversificaron con su producción, se integraron verticalmente, aprovecharon su
capacidad de trabajo como herramienta de competitividad.
El proyecto tiene como objetivo social mantener competitivo y con trabajo pleno a los producto-
res que puede ser primarios en granos y forrajes, transformador, industrializador de primer y
segundo orden e intervenir en la comercialización hasta las góndolas del mundo.
Las cadenas seleccionadas y analizadas son, en las que interviene el Proyecto de INTA PRECOP y
representan una buena muestra del potencial del interior productivo. Todas disponen de impor-
tantes mercados en el mundo para colocar la producción.
Si Argentina logra capturar una mayor proporción de esos mercados, podría generar nuevos pues-
tos de trabajo competitivos, productivos y federales.
Bioenergía y Agroalimentos, oportunidad para el productor
agropecuario argentino.
Cambios de paradigmas globales y locales que generan oportunidades de
negocios en el sector agroindustrial y agroalimentario argentino.
Valor Agregado en Origen – Producción de Energía Renovable en Origen.

Bioenergía en origen – Generación y reinversión de renta en aprovechamiento de subproductos


como alimento balanceado en dietas de producciones pecuarias en origen. Proteína animal
transformada en alimento humano de consumo directo, mercado interno y exportación. Del
campo a las góndolas del mundo con participación directa del productor primario integrado en
Cooperativas de Nueva Generación. Agregado de valor y horas/hombre a través del trabajo de
270 días/año de la familia rural. Desarrollo local y regional. “industrializar la ruralidad”.

Introducción:
Dentro de los objetivos y metas del PEA2 2020 – “Plan Estratégico Agroalimentario y
Agroindustrial participativo y federal 2010/20”, la superficie sembrada, plantada y cultivada de
grano pasara de 33 M/ha a 42 M/ha, es decir que se espera un incremento del 27 % para el área
considerada y de un 38 % en la superficie cosechada, pasando de 27,8 M/ha a 38,5 M/ha. Si
además consideramos el aumento de productividad proyectada en los principales cultivos (14 %
en Soja, 44 % en Girasol, 24 % en Maíz y 21 % en Trigo) el aumento de producción total de granos
del país, por mayor superficie y productividad de la misma, evolucionara de 100 a 157 M/t, es decir
un incremento del 57 %.
Por otra parte el PEA2 estima un aumento de la producción pecuaria de carne al año 2020 del 46 %
en bovino, 88 % en el complejo avícola, 193 % en el complejo porcino y del 40 % en el complejo
ovino. A su vez el consumo de carne interno pasara de 99,5 a 112 Kg/hab/año. En la producción
bovina de leche el incremento de producción esperado para el mismo periodo es de un 76 %.
Los cambios de producción y productividad mencionados se pretenden realizar bajo principios de
desarrollo sustentable. Sera necesario para el mismo una fuerte participación en las diferentes
cadenas de valor del productor agropecuario primario, integrándose a las mismas mediante la
creación de empresas Pymes agroindustriales y agroalimentarias localizadas en origen, es decir
donde se producen las materias primas. La metodología más favorable será la de asociativismo
participativo y equitativo, bajo la forma de Pymes o cooperativas de nueva generación (CNG).
Argentina producirá en el año 2020 alimentos o materias primas para alimentar a 600
M/habitante, por lo que tendrá un saldo exportable equivalente de 550 M/raciones de alimentos.
Lo importante será, satisfacer en tiempo y forma el mercado interno y además que el incremento
en la producción sea acompañado de un aumento de al menos el doble el valor de la tonelada de
alimentos exportada, a partir de una mayor transformación e industrialización de las materias
primas (granos en origen). De este modo será factible incrementar el valor promedio del total de
los productos exportados del país, que en el año 2011 apenas superó los 700 U$S/t, mientras que
el valor de la tonelada promedio importada de ese mismo año fue de 2000 U$S/t. Este aumento de
valor se pretende realizar en origen con equidad de generación y distribución de renta,
recuperando el pleno empleo del productor agropecuario de 270 días al año, incorporando toda
la familia a las empresas pymes, agregando valor y horas de trabajo por hectárea en origen. De
esta forma será posible alcanzar el desarrollo integral de las regiones del interior productivo.
Por otro lado, este proceso permitirá elevar las exportaciones del sector Agroalimentario y
Agroindustrial de 40.000 a 100.000 M/U$S teniendo como particularidad que las Manufacturas

66
de Origen Agropecuario (MOA) serán las protagonistas principales al pasar de 22.910 a 67.020
M/U$S, evidenciando un crecimiento porcentual de 193 % para el año 2020. También se estima
que las exportaciones de producción primaria de materia prima del sector aumenten de 15.171 a
27.370 M/U$S, lo que representaría un aumento del 80 % del valor exportado respecto al año
2010.
El PEA2 2020, también prevé que se aumentara en un 317 % las exportaciones de biocombustibles
pasando de 1.277 (2009) a 5.320 M/U$S para el año 2020, en su mayor proporción representado
por el biodiesel de soja.
2
La Argentina Agroalimentaria y Agroindustrial proyectada por el PEA 2020, requerirá de una gran
disponibilidad energética en origen. Será necesario por lo tanto realizar inversiones estructurales
de generación y suministro, lo que muchas veces demandara el aprovechamiento de fuentes de
energías no convencionales, como la bioenergía u otras energías renovables (eólica, solar, etc.).
Ante esa realidad, en un país como Argentina donde se dispone de biomasa vegetal a valores muy
competitivos, aparecen grandes oportunidades para el desarrollo de la “Bioenergía en Origen”.
Esto motiva al “Proyecto Valor Agregado en Origen INTA PRECOP” a buscar soluciones y
alternativas de generación de bioenergía mediante empresas integradas por productores
agropecuarios, quienes producen actualmente la biomasa, para que sean los beneficiarios de
estas oportunidades de negocio. Estas además generaran mayor trabajo local y una mejor
distribución de la renta que puede ser reinvertida en la creación de otras empresas
agroindustriales asociativas (pymes y CNG) de escala y tecnología competitiva en origen.
Argentina si bien dispone de una capacidad de generación de energía eléctrica de 28.000 MW, el
sistema actual de red interconectada tiene una capacidad máxima de distribución de
aproximadamente 23.000 MW, debido a las bajas inversiones realizadas por las empresas
privatizadas en los últimos años. Además existen muchos lugares del interior del país donde las
redes no pueden ofrecer la energía eléctrica necesaria para el crecimiento industrial y
agroindustrial en origen. Esto constituye una oportunidad para la bioenergía y para la
cogeneración de electricidad en origen a precios no competitivos comparados al KW de red, pero
a un precio razonable utilizando buena tecnología y valorando el costo de oportunidad estratégico
del desarrollo agroindustrial y agroalimentario regional del territorio.
Si bien Argentina posee una de las redes de gasoductos más importante de Sudamérica, existen
muchos lugares del interior productivo donde no se suministra correctamente con gas de red a la
población local, mas aun si se piensa en la radicación de plantas agroindustriales como por
ejemplo una fábrica de etanol en base maíz que posee alto consumo de gas. Existe en origen la
posibilidad de generar gas metano en cantidades industriales a partir de biomasa vegetal
competitiva. Al igual que sucede en el caso de la generación de electricidad con fuentes
alternativa, el precio no es competitivo comparado con precio del gas de red, pero es un precio
razonable si se evalúa el costo de oportunidad del desarrollo estratégico del Valor Agregado en
Origen de la producción agropecuaria Argentina.
El objetivo principal de este trabajo es el de evaluar alternativas bioenergéticas en origen,
contribuyendo al estudio y difusión de las mismas, para en el corto plazo evolucionar en la
temática y disponerla como una oportunidad de negocio estratégico para mejorar la
competitividad del productor agropecuario argentino en origen y además acercar información
de este factor estratégico del desarrollo regional que pretende el PEA2 2020.
En todos estos avances estructurales del desarrollo regional del interior productivo la figura más
importante y el papel más estratégico lo tendrán las 2.172 intendencias y consejos deliberantes
del interior del país. Estos tendrán que diagramar sus pueblos y ciudades pensando en parques
Industriales y Agroalimentarios sustentables, provistos de energía suficiente (electricidad y gas).

67
Además se deberá contemplar la estructura urbanística necesaria como los son: el acceso a las
comunicaciones, rutas, ferrocarriles, salidas a las vías exportables, aeropuertos cercanos, etc.
Otro punto a considerar es el futuro crecimiento de la población debido a una mayor demanda de
mano de obra capacitada con educación y especializada en oficios técnicos.
El intendente y su concejo deliberante deben pensar el desarrollo local y regional con mirada larga
(2030) y tener como meta satisfacer estructuralmente los requerimientos privados de
emprendimientos de valor agregado en origen. Esto generará rentas y pleno empleo, dos
componentes que aseguran los aportes tributarios para lograr las inversiones estructurales
locales necesarias. Las intendencias que quedaran en la historia como positivas y de alto impacto,
serán aquellas que logren en su gestión la mayor cantidad de empleo genuino y sustentable en la
región.
Antecedentes:
En los últimos 15 años se produjeron cambios de paradigma en el sector productor de alimentos a
nivel global que fueron ocasionados, entre otras cosas, por la realidad que marcó el aumento del
valor del petróleo y los commodities. En ese período el barril de petróleo aumentó 5,2 veces su
valor en dólares, mientras que la soja y el maíz aumentaron 2 y 2,3 veces su valor respectivamente
(comparación promedio campañas 97/2000 y 2009/2012) . Sumado a esto entre el año 2010 y
2011, la Argentina pasó de ser un país de balanza comercial energética positiva a negativa, ya que
se produjo a nivel local un fuerte incremento de la demanda energética por una mayor actividad
económica con recuperación del salario real y el nivel de ocupación. Esta mayor demanda
energética, como se mencionara anteriormente, no se vio compensada por un incremento en la
oferta debido a un estancamiento de inversiones en exploración y red de distribución de energía
por parte de las empresas privatizadas, que si bien anunciaron descubrimiento de petróleo, no
invirtieron en extracción y suministro.
Frente a estas realidades de aumento global desproporcionado del valor de la energía en relación
al valor de los commodities agroalimentarios, Argentina necesita entre otras cosas aggiornarse y
entrar en el negocio de la energía renovable (eólica, solar, hidráulica, bioenergía). Dentro de la
bioenergía se encuentran las diferentes alternativas de oferta de biomasa (caña de azúcar, grano
de maíz, grano de sorgo, grano de soja, planta entera de maíz, planta entera de sorgos azucarados
y forrajeros, desechos de producciones pecuarias, etc.) Porque Bioenergía? Porque Argentina es
un país tremendamente excedentario en biomasa, que produce materia prima para alimentar a
400 M/habitantes en el mundo. En cambio presenta una balanza comercial energética negativa,
con déficit en la distribución de electricidad y gas, al menos para satisfacer el fuerte incremento de
2
energía de red que demandara el desarrollo del PEA 2020 con un crecimiento de 193 % de las
exportaciones de MOA al 2020, teniendo como eje el agregado de valor en origen.
La realidad y paradigmas actuales alientan la producción de bioenergías y potencian la
producción ganadera a partir de los diferentes subproductos de estas producciones de
biocombustibles. 1
Dentro de las bioenergías más utilizadas a nivel mundial se encuentran el bioetanol y el biodiesel.

1
El biodiesel reemplaza en parte al gasoil y es utilizado en cortes en diferentes porcentajes, siendo el aceite de soja y de colza las
materias primas más empleadas para su producción. El bioetanol es generado a partir de la fermentación de azúcares y almidones de:
caña de azúcar, grano de maíz, sorgo y trigo, o planta entera de maíz y sorgo en procesos ligninocelulósicos más complejos.
Entre los biocombustibles el bioetanol es por lejos el más utilizado a nivel mundial. Brasil y Estados Unidos son los dos principales países
generadores de este biocombustible a partir de caña de azúcar (unas 5 ó 6 M/ha) y a partir del grano de maíz (unas 12 a 13 M/ha),
respectivamente. Este alcohol es utilizado puro o en distintas proporciones con naftas sin muchas modificaciones de los motores
nafteros convencionales, o en motores flex que funcionan con diferentes porcentajes de mezclas. La sustitución de las naftas por etanol
es importante a nivel mundial, se estima más del 20 % en Brasil, en los Estados Unidos desde mediados de 2012 es de 15% y más del 5 %
en la Unión Europea. Esto regula en parte a la baja el precio del petróleo y por otro lado reduce la quema de combustible fósil
contaminante.

68
Otra alternativa de producción de bioenergía es la producción de biogás a partir de desechos de
animales de producciones pecuarias (porcina, bovina, aviar, etc.), que pueden fermentarse en
biorreactores de alta eficiencia de generación de gas metano. También puede producirse biogás
mediante la alimentación de los biorreactores con silo de cereales de planta entera picado fino,
una metodología que Alemania utiliza empleando 0,7 M/ha de maíz de alta productividad
(aproximadamente el 6% del área productiva nacional y el 28% del maíz producido en el 2011). En
ese país el proceso consiste en producir metano, purificarlo e introducirlo en la red de gas natural,
o bien transformarlo en electricidad y calor con motores endotérmicos, siendo este último el
sistema más adoptado. Es pertinente aclarar que en este sistema, con 1 hectárea de maíz picado
3
fino de 48 t de MV (materia verde) se generan aproximadamente unos 8.700 m de biogás, o su
3
equivalente a 6.000 m de gas natural, que transformados en energía eléctrica equivalen a 16 MW.
En los automotores ya se aprovecha el biogás y se han desarrollado líneas de colectivos urbanos
que funcionan con biometano y también tractores con motores híbridos gasoil/metano que
funcionan con este biocombustible.
La bioenergía también engloba la producción de energía eléctrica utilizando el aceite crudo
desgomado como combustible en motores Multiflex de gran potencia.2
En relación a este cambio de paradigma que propone el escenario de la bioenergía a nivel mundial
y a la realidad energética del país, en Argentina la Secretaría de Energía de la Nación otorgó cupos
para proveer al corte obligatorio de las naftas a una gran cantidad de plantas productoras de
etanol a partir de caña de azúcar (algunas en funcionamiento y otras en etapa de construcción).
Además recientemente se otorgaron cupos a un gran número de plantas de etanol en base a grano
de maíz para que aporten al corte obligatorio a las naftas argentinas para cumplir con el objetivo
del 5% según la ley de biocombustibles que rige desde el año 2010.
Si bien MAIZAR (2009) estimó que para el año 2017, Argentina destinará 10 M/t de grano de maíz
para la producción de etanol y su subproducto DDGS, el proyecto INTA PRECOP tiene
estimaciones más conservadoras que prevén para el año 2020 una molienda de grano de maíz con
destino a etanol de 6 M/t aproximadamente.
Estimaciones de base firme de inversiones, indican que en el año 2014 en la provincia de Córdoba
se destinarán más de 1,2 M/t de maíz a tal fin, lo que representa la producción de 200.000 ha de
este cultivo, contribuyendo así a la rotación de los suelos (soja/maíz) y mejorando de esta manera
la sustentabilidad del sistema. A esta actividad la desarrollarán 8 plantas, cuya capacidad de
molienda anual de maíz va desde los 100.000 a 350.000 toneladas. En muchos casos al aporte del
maíz y el gerenciamiento de las plantas lo hacen productores agropecuarios asociados en
Sociedades Anónimas, o bien Cooperativas ya consolidadas, como en el caso de ACA por ejemplo.
En el norte de la provincia de Santa Fe, en la localidad de Avellaneda, se está construyendo una
planta productora de etanol en base a grano de sorgo y de maíz, pero al ser una zona que no posee
la cantidad de gas que necesitan estas plantas, las calderas funcionarán con leña de la región y
aserrín de quebracho que es un subproducto de la industria maderera. La misma comenzará a
funcionar a fines del 2012. En Entre Ríos se acaba de anunciar un proyecto de producción de
etanol y alimentos balanceados en base a maíz y soja de 250.000 toneladas de grano por año y 83
millones de litros al año de etanol. En la provincia de San Luis también existe una planta de etanol

La producción de biocombustibles estimada por la FAO para el 2019/20 se ubica en 200.020 Millones de litros (158.850 M/lts de etanol
y 41.150 M/lts de biodiesel), cifra importante pero que solo sustituirá el 3,4 % del uso de combustibles fósiles en el planeta para el año
estimado.
2 En Argentina, una empresa checa junto a ENARSA desarrollarán en la ciudad de Villa María, Provincia de Córdoba, una planta
generadora de electricidad, para introducir a la red interconectada 53 Megavatios (MW) en base a motores Multiflex, marca Wärshilä,
los que consumirán diariamente una gran cantidad de aceite de soja desgomado. Además estos motores podrán funcionar
alternativamente con gas natural.

69
proyectada en base a grano de maíz.
2
Los objetivos y metas propuestos en el Plan Estratégico Agroalimentario y Agroindustrial (PEA
2020) implican un crecimiento en la producción de granos, pero el incremento del valor de las
exportaciones estimado será fundamentalmente provocado por la transformación agroindustrial
y agroalimentaria de los granos y forrajes en origen. Esto ocurrirá mediante la aparición de pymes
asociativas y CNG, donde los productores puedan “ocupar” su familia fuera de la tranquera de
su establecimiento, integrarse verticalmente y darle valor agregado a su capacidad de trabajo e
ingenio innovador en origen. Todo ello tendrá una fuerte demanda energética en origen, que no
solo implica producirla, sino también ofrecerla en los lugares donde el desarrollo territorial lo
requiera, es decir “energía útil”. La “producción de energía en origen” es un término que cada
día se asociara mas al del “valor agregado en origen” porque van de la mano y constituye una
excelente alternativa para el productor agropecuario argentino.
Es evidente que las concreción de las metas y objetivos del PEA2 2020 presentan dificultades para
realizarse de manera sustentable importando energía (gas, fueloil, gasoil y hasta en algunos
lugares energía eléctrica, por carecer de red de distribución). Afortunadamente el PEA2 2020 no es
un plan descolgado de los desafíos al 2020 del Ministerio de Planificación Federal, Inversión
Pública y Servicios, y de las Secretarias que dependen las obras de infraestructura, energía e
industria, ya que se conoce que estos temas formaron parte de la agenda diaria, esperando en el
corto plazo inversiones publico/privadas que se requieren para el desarrollo estructural de un país
industrial y agroalimentario.
Argentina debe crecer de manera armónica y sustentable, y dentro de ello, la energía renovable y
la bioenergía tienen un papel protagónico, al igual que las comunicaciones, las rutas, los
ferrocarriles, las líneas marítimas y los puertos.
La provisión sustentable de energía en todo el territorio y el negocio que eso implica debe ser una
política de Estado direccionada, no resultando conveniente ni estratégico el dominio de capitales
multinacionales que solo persiguen fines económicos. La disponibilidad de energía implica
habilitar regiones al desarrollo económico con equidad y eso solo el Estado lo realizará a través de
legislaciones democráticas estratégicas, donde lo social, lo ambiental y los recursos naturales sean
priorizados y no negociables.
Por todo esto, frente a los actuales paradigmas, el concepto de “valor agregado en origen”
implica disponibilidad de energía (gas, electricidad, combustible) que en muchos casos podrá
ser producida en origen, siendo la biomasa una alternativa que con la tecnología actual y el valor
del petróleo, hacen posible, rentable y estratégica la “bioenergía en origen”.

Biodiesel
La industria de bioenergía más desarrollada en Argentina es la del biodiesel en base a aceite de
soja. Argentina posee actualmente 30 plantas de biodiesel, la mayoría ubicadas en la provincia de
Santa Fe, especialmente en los alrededores del puerto de Rosario, pero existen también plantas
ubicadas en otras 7 provincias (Buenos Aires, Neuquén, San Luis, Salta, Chaco, Santiago del Estero
y Córdoba). La capacidad instalada de las plantas generadoras de biodiesel argentino alcanza una
producción de 3,4 M/t/año. La producción del 2011 fue de 2,4 M/t, con una exportación del 70 %
(1,7M/t) y un consumo interno del orden del 30 % (750.000 t).
Paralelamente se está generando el paso del corte obligatorio del gasoil argentino del 7 % (b7) al
10 % (b10), ya que los ensayos realizados indican que se puede pasar sin problemas al corte del
b10 (10 % biodiesel y 90 % gasoil), lo que significaría unas 386.000 toneladas más al consumo
actual. Además se está estudiando la implementación de un combustible con mezcla de hasta el

70
20 % para uso agrícola (b20 agrícola), esto podría demandar internamente unas 300.000
toneladas adicionales de biodiesel. Otro posible destino del biodiesel puede ser la generación de
electricidad mediante motores multiflex, según lo contempla el plan GENREN del gobierno
nacional.
Estas futuras demandas de uso de biodiesel podrían elevar el consumo interno de biodiesel de
750.000 t/año actual a 1.750.000 t/año en los próximos 2 años, manteniendo 1.800.000 t de
exportación (con altos % al continente europeo). Así se elevaría la producción de biodiesel
argentino a 3.550.000 t, lo que equivale a la ocupación del 99 % de la capacidad instalada y
proyectada de biodiesel en Argentina para fines del año 2012.
Argentina actualmente es el 4º productor y principal exportador de biodiesel del mundo y al
mismo tiempo es importador de gasoil, por lo tanto el consumo interno del biodiesel enfrenta una
gran posibilidad de incrementarse. Además se sabe que el biodiesel es un recurso necesario para
3
mejorar la calidad del gasoil (lubricidad), siendo muy demandado globalmente . Por otro lado, si se
analiza el tema desde el punto de vista ambiental y se consideran las nuevas exigencias
internacionales frente a la huella del carbono en los sistemas de producción y exportación de
alimentos y biocombustibles (comúnmente traducidas en barreras paraarancelarias), el hecho de
importar combustible fósiles y al mismo tiempo exportar combustible renovables, hoy se
presenta como una situación que al menos debe analizarse, aun frente a una teórica ecuación
económica favorable.
Durante el año 2011 Argentina destinó el 34 % de la producción local de aceite de soja a biodiesel
(2,4 M/t), quedando un saldo de aceite de 4,7 M/t (66 %). Pero si consideramos la producción total
de grano de soja en Argentina, el biodiesel representó el 24 % del equivalente potencial de aceite
de soja total producido (de procesarse todos los granos). La diferencia entre la producción efectiva
y potencial de aceite esta dado por la exportación de grano no procesado (cerca del 20 %) y por el
consumo interno del grano de soja procesado en las plantas de prensado – extrusado que extraen
menos aceite al poroto de soja, quedando como un remanente que aporta energía a la soja
extrusada-prensada. Existe por lo tanto un gran potencial de incremento en la producción
nacional de biodiesel dada por la transformación del grano hoy exportado sin valor agregado y
del aceite de soja que hoy se comercializa como tal (aceite crudo).
El país cuenta ya con más de 400 plantas Pymes de extrusado – prensado de soja que extraen 12 a
13 % de aceite al grano (con el posible destino a biodiesel o a aceite refinado, para avanzar en la
cadena de valor), y obtienen un 87 % de subproducto proteico de excelente calidad nutritiva (soja
extrusada-prensada), ya que este proceso de extrusado aumenta la digestibilidad de los
alimentos. Además en los bovinos de carne el extrusado de la soja posiblemente mejore la
utilización de la proteína por mayor escape ruminal (INTA E.E.A. Colonia Benítez, 2004).
El biodiesel, como posible destino del aceite de estas plantas, está respaldado por la ley 26.093
(Biocombustibles) que prioriza la participación de los productores agropecuarios y de las Pymes
como éstas en el negocio bioenergético. Esto se vio reflejado durante el año 2011, en el cual las
Pymes (prod. menor a 50.000 ton/año) destinaron al corte interno el 86,36% de su producción,
logrando un 100% de aceptación de los volúmenes ofrecidos por estas a tal fin. En cambio para el

3
La Comunidad Europea para el año 2020 ha establecido el objetivo de que el 20 % de su consumo global de energía provenga de
fuentes de energías renovables. Esto se ve reflejado en el aumento de 500.000 t en la demanda europea de biodiesel para el año 2012,
totalizando 12,5 M/t para dicho año. Del total del biodiesel que importa Europa en los años anteriores Argentina proveyó el 55 %,
Indonesia el 40 % (aceite de palma), y otros el 5 %. Europa produce biodiesel a partir de aceite de colza y no resulta competitivo en
precio, frente al aceite de soja argentino. Además se sabe que la colza compite directamente por la tierra con el trigo que en Europa
posee un alto valor agregado.
En el período 2011/12 Estados Unidos elevará el consumo de biodiesel a 1,6 M/t, mercado en el que hoy la Cancillería Argentina está
trabajando para recuperarlo, ya que fue uno de los principales destinos de las exportaciones de biodiesel argentino y hoy se encuentra
momentáneamente cerrado por barreras paraarancelarias.
71
mismo año las grandes empresas (prod. mayor a de 50.000 Ton/año) destinaron sólo el 34% de su
producción.
Estos destinos que puede seguir en la cadena de valor el aceite crudo desgomado de las pymes
aceiteras, les otorgan a las mismas una mayor capacidad competitiva al incrementar la renta final
de la tonelada de soja procesada. El asociativismo se presenta como una herramienta necesaria
para posibilitar la participación de los productores agropecuarios y de las plantas Pymes de
extrusado‐prensado, en proyectos de producción de biodiesel y refinado de aceite. De este
modo se logra reunir los capitales y volúmenes de aceite necesarios para invertir y generar
emprendimientos competitivos por escala y mejor tecnología de procesos.
Además, en un futuro cercano el aceite de soja desgomado será también una fuente energética
para otros usos (Proyecto Villa María de generación de electricidad), o bien para la generación de
electricidad de uso industrial privado.
La idea está enfocada en que por ejemplo: 15 plantas Pymes, que en conjunto procesen 150.000
litros/día de aceite de soja, instalen asociativamente una planta productora de biodiesel en origen
para proveer al cupo interno de corte del gasoil.
Como se puede ver, las bioenergías en el mundo y en Argentina son posibles oportunidades de
negocios que merecen ser analizadas por el productor (de biomasa). La idea es trabajar para que
esas oportunidades sean adoptadas, con todos los beneficios socioeconómicos que ello
representa. Generación, aprovechamiento y reinversión de la renta generada por el agregado
de valor en origen.

Bioetanol
En Argentina desde el año 2010 la ley 26.093 sobre el “régimen de regulación y promoción para la
producción y el uso sustentable de biocombustibles “establece que todos los combustibles
líquidos deberán ser mezclados con biocombustibles en un porcentaje de un 5% como mínimo. En
el caso del Bioetanol a 2 años de que está en marcha la ley, no se ha podido cumplir con el corte del
5% de las naftas a nivel país, llegando a cumplirse la demanda solo en un 35% en promedio entre
los años 2010 y 2011 debido a un aumento del precio internacional del azúcar y por ende un
incumplimiento de los cupos otorgados a los ingenios azucareros para que sean los proveedores
del etanol.
La demanda insatisfecha por los productores cañeros dejó una puerta abierta para la producción
de etanol a partir de cereales almidonosos, generándose proyectos, demandas y otorgamientos
de cupos para la producción de etanol en base a grano de maíz principalmente. Como ejemplo de
esto en el año 2014, solamente en la provincia de Córdoba se superarán los 1,2 M/Tn de maíz
molido con destino a este biocombustible.
En la ciudad de Córdoba desde febrero del 2012 está funcionando una planta para producir
Alcohol de consumo humano en base a maíz, con tecnología parecida a la de producción de
bioetanol en base cereales. La planta es de la empresa Porta Hermanos S.A. y fue desarrollada por
ellos mismos. Esta empresa se constituyó en el único proveedor de esta tecnología con desarrollo
nacional.
Las plantas de Bioetanol que se van a poner en Córdoba son la de BIO 4 en Río Cuarto, la de ACA en
Villa María, la de BLD en Leones, la de Bunge y AGD (PRO MAÍZ) en Alejandro Roca, la de
AGROCTANOS en La Carlota y se está planeando poner uno al norte de Córdoba cerca de la
localidad de Chalacea. En el resto del país se está terminando la de Vicentín en Avellaneda
provincia de Santa Fe (principalmente en base a Sorgo) y además se habla de una planta en Las
Lajitas en la provincia de Salta y Otra en Villa Mercedes Provincia de San Luis. Desde principios del
mes de septiembre comenzó a producir la primera planta de Bioetanol en base a Maíz en el país,

72
que es la de BIO4 en la localidad de Río IV y además tiene la particularidad que la misma fue
consolidada por la asociación de 24 productores agropecuarios y un socio estratégico, Porta
Hermanos S.A. que es proveedor de la tecnología. Como ejemplo de valor agregado al Maíz
produciendo este biocombustible, el valor de la tonelada transformada de maíz será de
aproximadamente $ 2.000 (Etanol + WDGS), muy distinto al que obtendrían estos productores si
comercializan el mismo en el puerto de Rosario a unos 380 kilómetros en promedio, que podrían
percibir $ 564 por esa tonelada de maíz (Datos Septiembre 2012).
Esta nueva producción de etanol de maíz en Córdoba producirá en el 2014 unos 480.000 m³ de
etanol y 360.000 toneladas de DGS en base seca (Granos Destilados con Soluto). El residuo de la
destilación del maíz que en base seca contiene un 28 a 32 % de proteína, 6 a 7 % de almidón y 10 a
12 % de aceite o grasa. Este producto, al igual que el expeller de soja, será destinado en gran parte
a consumo interno para producción aviar, porcina y bovina, pero también existen muchos
mercados globales que demandan este producto (commodities).
En Estados Unidos, un 64 % del DGS es seco (DDGS - 10 % de humedad) y un 36 % es húmedo
(WDGS - 65 a 70 % de humedad); la diferencia entre ambos productos es el agua que contienen y
el nivel de conservación. En el caso del DDGS, con menos del 12 % de humedad su conservación es
de 4 meses y resulta fácil formular y manejar raciones para las distintas producciones pecuarias,
mientras que en el WDGS con 65 % de agua la conservación está en el orden de 8 a 15 días,
dependiendo de la temperatura, requiriéndose experiencia para formular raciones en bovinos,
presentando dificultades para el uso en raciones de cerdos y aves.
Estados Unidos, el mayor productor de etanol en base a grano de maíz del mundo, produjo en la
temporada 2010/11 aproximadamente 38 M/t de DGS, con un consumo interno de 30,3 M/t y una
exportación del 20,31 %, es decir de 7,72 M/t. Por razones de costos en Estados Unidos el DGS
reemplaza en gran medida al uso del grano de maíz y también a la harina y expeller de soja en las
raciones pecuarias. El uso en cerdos fue de 4,5 M/t, en aves 2,1 M/t, en carne bovina 11,5 M/t, en
leche 11,8 M/t y otros 0,38 M/t. El principal importador de DDGS de Estados Unidos es China, le
siguen América Central y el Norte de África.
Frente a todo el potencial desarrollo de explotaciones pecuarias ubicadas estratégicamente en un
radio de 150 kilómetros alrededor de las plantas de etanol de maíz, el proyecto PRECOP Agregado
de Valor en Origen de INTA, realizo una búsqueda bibliográfica, viajo y realizo consultas técnicas
para conocer y facilitar el mejor aprovechamiento del (DGS) residuo del grano de maíz destilado
para etanol. De este trabajo, por el momento y hasta que se cuente con mejor información y
experiencias locales se puede aconsejar los niveles de uso del DDGS en las diferentes dietas
animales.
Algunos trabajos de investigación de Estados Unidos aconsejan diferentes niveles de inclusión de
DDGS en las dietas animales, como se detalla en la siguiente tabla.
Entre el 70 y el 80 % de las producciones de cerdo de Estados Unidos están utilizando DDGS en la
ración. Dentro de estas producciones el 80 a 85 % de las dietas de crecimiento y finalización lo
incorporan entre un 10 y un 40 %. En las categorías mencionadas se puede incluir hasta el 40 % de
la dieta sin problemas nutricionales, pero con algunos problemas de calidad de carne (grasa
blanda y baja firmeza de abdomen) fundamentalmente en la etapa de terminación. Por lo tanto la
recomendación para la misma es no excederse del 20 % de DDGS en la dieta. Según esta última
recomendación, una tonelada de DDGS podría formar parte de la ración de aproximadamente
1.640 cerdos en etapa de terminación (según el consumo promedio diario de cerdos de 55 a 105
kg de peso vivo).
En aves no existen condicionamientos al uso del mismo hasta un 10 % de inclusión en la ración de
ponedoras y pollos de engorde, pero al superar este valor, llegando a los valores máximos

73
Diferentes niveles de inclusión de DDGS en las dietas animales.
Porcentaje
máximo
Producción pecuaria principales y otros usos de DDGS en la
dieta
Cerdos de iniciación 30 %
Cerdos en crecimiento y terminación 20 %
Cerdas en gestación 50 %
Porcino
Cerdas de reposición 20 %
Cerdas en lactación 20 %

Gallinas ponedoras 20 %
Aviar Pollos de engorde 24 %
Vaca lechera en lactancia 20 %
Bovino Rodeo Lechero en recría 40 %
Ganado de carne (Feed Lot) 40 %
Ovejas 25 %
Cabras 20 %
Caballos 20 %
Otros Conejos 20 %
Perros cachorros 10 %
Perros adultos 25 %
Fuente: Universidad de Minnesota, 2011 y Consejo de granos de los Estados Unidos, 2008.

recomendados en la tabla, se debe hacer un buen ajuste de aminoácidos y energía en la ración.


En ganado lechero se lo incluye sin problemas hasta en un 20 % de la materia seca (MS) de la
ración, sin efectos sobre la grasa y proteína de la leche, es decir entre 4,5 a 6 kg/día. De esta
manera, una tonelada de DDGS podría ser parte de las raciones de 170 a 220 vacas en ordeñe
aproximadamente.
En ganado de carne (Feed Lot), se lo incluye normalmente hasta un 40 % en la MS de la ración
reemplazando al maíz. Según estas recomendaciones, una tonelada de DDGS podría ser parte de
las raciones de 270 novillos en engorde de 300 kg de peso vivo o de 200 novillos de 400 kg
aproximadamente.
A modo de ejemplos se mencionan raciones que utilizan DDGS en los Estados Unidos para la cría y
recría en bovinos de carne:
Fuente: Universidad de Minnesota, 2011.

Categoría ganado DDGS Otros


Vacas lactando 3,18 kg 10,43 Kg de Heno
Vacas secas 3,18 kg 8,16 kg de Heno
Vacas lactando 2,27 kg 19,9 kg silo de Maíz
Vaquillonas en crecimiento 1,36 kg 21,27 kg silo de Maíz

El DDGS también se está utilizando en la acuicultura mundial, siendo esta una producción con
grandes posibilidades de desarrollo en nuestro país. Está probado en muchas especies, pero
donde tiene mayor porcentaje de uso en la dieta es en la producción de tilapia, donde se puede
llegar hasta el 82 %. También se utiliza en la producción de langostinos de ríos (hasta un 40 %),
74
bagres (hasta 30 %), truchas (22,5 %) y salmón (10 %). Los valores mencionados anteriormente son
los máximos recomendados, debiendo emplearse una buena suplementación de las raciones con
lisina y triptófano sintéticos.
Es importante valorar y evaluar estas alternativas de uso del DDGS en Argentina, dado que estos
datos fueron extraídos de trabajos de la Universidad de Minnesota (www.ddgs.umn.edu) y de un
manual de uso del DDGS del Consejo de Granos de Estados Unidos (www.grains.org). El desarrollo
territorial (pecuario, económico, comercial, estructural, etc.) que generaron las plantas de etanol
en Estados Unidos se replicará en Argentina, con la diferencia que el maíz argentino tiene mayor
rendimiento industrial en etanol (Laboratorio de Calidad, Alimentos, Suelos y Agua INTA
Pergamino) y también calidad nutricional. Por ende el DDGS podría variar un poco su
composición.
Los nuevos estudios de Estados Unidos (USDA, Octubre de 2011) indican que el DDGS puede
sustituir cada vez más maíz y harina de soja en las raciones alimenticias de lo que se pensaba o
sabía hasta el momento.
El grano de maíz y la harina de soja son excelentes materias primas utilizadas a nivel mundial en la
formulación de raciones pecuarias. A pesar de esto en EEUU en la campaña 2010/11 fueron
reemplazadas 35,3 M/t de alimento pecuario (grano de maíz 28,6 M/t y harina de soja 6,7 M/t) por
29,1 M/t de DDGS, ya que ha sido la fuente energética y proteica más competitiva en precio en el
mercado mundial. Es decir que una tonelada de DDGS reemplazó en volumen a 1,21 toneladas de
alimento (grano de maíz y harina de soja).
De cada tonelada de maíz en la producción de etanol por molienda seca se obtienen
aproximadamente 300 kg de DGS, 300 kg CO2 y 400 litros de etanol. El DDGS contiene la misma o
más energía que el maíz, pero contiene menos proteína que la harina de soja; además el DDGS
posee concentraciones superiores de calcio, fósforo y azufre que el maíz.
4
Tendencias futuras: DDGS de bajo aceite .
Como se comentó anteriormente de acuerdo a lo proyectado, en Argentina en el 2014 habrá de 8 a
10 plantas productoras de etanol de maíz, la mayoría en la provincia de Córdoba, convirtiéndose
esta misma en la provincia de mayor producción de etanol en base a maíz.
El negocio del aprovechamiento en origen del DDGS será muy estratégico para continuar en la
cadena de agregado de valor del maíz mediante actividades pecuarias que mejoran su
rentabilidad al obtener a precio competitivo un alimento de alta calidad nutricional. El DDGS aun
no tiene precio en Argentina, pero se estima que será aproximadamente entre un 85 a 95 % del
valor del maíz. Para dar un ejemplo, Iowa uno de los estados de mayor producción de maíz de
Estados Unidos, en la campaña 2004/05 no producía leche e importaba la misma de estados
vecinos. A raíz de la gran cantidad de plantas de etanol de maíz que se establecieron en Iowa y la
disponibilidad de granos destilados con flete a costo reducido, los socios de las plantas se
transformaron en lecheros y luego de 5 años no solo abastecen al estado de Iowa con leche, sino
que también pasaron a ser proveedores de otros estados. En el año 2010 Iowa produjo también el
25 % de los cerdos del país y representó el 20 % del valor de exportación de los Estados Unidos,
siendo este país el principal exportador mundial de carne porcina con el 34 % (2,2 M/t) del
4
Una evolución experimentada por las plantas de etanol en Estados Unidos es la incorporación en el proceso de un sistema de extracción
de aceite, que antes salía de las plantas formando parte de los granos destilados. En la actualidad, 90 de las 200 plantas de Estados
Unidos producen DDGS de bajo aceite y para mediados del 2012 se estima que serán 105 las que producirán este nuevo tipo de DDGS
de bajo aceite. Este alimento tiene mayor porcentaje de proteína cruda y mayores niveles de aminoácidos, siendo positivo para la
alimentación de animales monogástricos (aves y cerdos); mientras que el ganado lechero es capaz de tolerar más proporciones de
DDGS en la dieta, gracias al menor nivel de grasa en los DDGS de bajo aceite. El aceite de maíz extraído en las plantas de etanol es no
alimentario; a pesar de esto en los últimos tiempos ha incrementado su valor de mercado y hace muy rentable la adopción de estos
nuevos equipos en las plantas para extraer los mismos.
75
volumen de mercado.
Esto también debe ocurrir en Argentina, el negocio de la bioenergía debe complementarse con el
agregado de valor al residuo alimenticio DGS seco y/o húmedo para producción animal, esto
generará mayor trabajo por hectárea cultivada, mayor renta local, mayor desarrollo del territorio
productivo de granos, que como se sabe hoy solo genera crecimiento económico para pocos y
renta tributaria para el estado que luego es devuelta como coparticipación federal pero no
siempre eso significa movimiento económico en origen con desarrollo.

Números orientativos de una planta típica de etanol de industria nacional:


3
Producción diaria y anual de etanol: 250.000 litros/día - 82.500 m /año
Producción diaria y anual de DDGS: 190 t/día y 62.700 t/año
Consumo de maíz diario y anual: 640 t/día – 211.200 t/año
Consumo de electricidad por tonelada de maíz procesado: 131,57 KW
Consumo de gas por tonelada de maíz procesado hasta WDGS: 80 m3
3
Consumo de gas por tonelada de maíz procesado hasta DDGS: 117,48 m
Consumo de agua por litro de etanol producido: 6,4 litros

El principal costo de producción es el maíz y representa el 66 % de los costos por litro de etanol
producido.
Seguramente la evolución de la oferta de expeller de soja en origen y de DGS superará el ritmo de
demanda de las producciones pecuarias del país, pero ese destino y objetivo debe quedar bien en
claro al iniciar la sociedad y construcción de una planta de este tipo. Existe un gran mercado que
demanda alimentos balanceados para producciones pecuarias y para mascotas en el mundo,
también existe un amplio mercado para el expeller de soja y para el DDGS, no solo China, Europa,
América Central, Norte y Sur de África requieren estos productos, sino también algunos países
limítrofes del cono sur, además de Rusia, Ucrania y Kazajstán, que requieren estos alimentos
concentrados. Por lo tanto el desarrollo de este tipo de plantas requiere de estudios de mercado
de estos productos, trabajo que será necesario realizarlo con una integración publico/privada,
donde se puede normalizar y controlar la calidad nutricional y la inocuidad del DDGS y el expeller
para exportación.

Energía eléctrica a partir de fuentes renovables


Como se mencionara anteriormente, Argentina posee una balanza comercial energética
deficitaria. Dentro de este balance, la energía eléctrica si bien es producida en cantidad suficiente
en Argentina, se posee una problemática estructural en el país en la distribución de la misma,
debido en primer lugar a la falta de inversión de las empresas privadas concesionadas y en
segundo término, al crecimiento acelerado de la demanda actual, además de la que se
incrementará en el futuro. Sumado esto al objetivo de reemplazar parte de la energía
convencional por energía renovable, el estado mediante políticas activas estimula la participación
privada en el negocio de la energía eléctrica a partir de leyes, decretos y el acompañamiento
crediticio.
La Ley Nacional 26.190 (Fomento al uso de energía renovable), declara de interés nacional la
generación de energía eléctrica a partir de fuentes renovables, como así también la investigación
para el desarrollo tecnológico y fabricación de equipos con esa finalidad. La citada ley establece
una remuneración adicional de $ 15 por MW (megavatio) sobre el precio del mercado mayorista.
El objetivo de la ley es lograr una contribución de las fuentes renovables que alcance el 8 % del
consumo de energía eléctrica nacional para el 2016. Simultáneamente a la reglamentación de
esta Ley se ha lanzado en mayo de 2009 el Programa de Generación Eléctrica Utilizando Fuentes
76
de Energías Renovables (GENREN). Se llamó a licitación de un total de 1.015 MW a través de la
estatal ENARSA y del Ministerio de Planificación Federal, Inversión Pública y Servicios. En junio del
2010 tuvo lugar la adjudicación del GENREN correspondiendo: 754 MW a generación eólica,
110,4 MW a térmica con biocombustibles, 20 MW a solar fotovoltaica y 10,6 MW a pequeños
aprovechamientos hidroeléctricos; totalizando 895 MW. Los MW restantes para llegar a los 1.000
MW proyectados originariamente, se están licitando en forma gradual e incorporando nuevos
cupos a la oferta global.
El GENREN se presenta hoy como una oportunidad para la actividad privada. El programa
contempla que, ENARSA, el ente regulador del mercado eléctrico, compra la energía eléctrica
proveniente de los adjudicatarios de la licitación para entregarla a CAMMESA, la compañía
administradora del mercado mayorista eléctrico, las operaciones están garantizadas a precio
constante en dólares por el lapso de 15 años. Los módulos licitados deben ser mayores que 1 MW
hasta un máximo de 50 MW y las ofertas deben contener componentes locales en proporción
adecuada en cada caso. Las empresas extranjeras deben asociarse con una compañía local para
poder licitar.
Los proyectos de energía eléctrica generados a partir de energía eólica absorbieron gran parte del
total licitado y esto se debe al gran potencial que la actividad posee en nuestro país. Argentina
cuenta con un importante recurso eólico, principalmente en la Patagonia, pero también en
grandes extensiones del resto del país. Cerca del 70 % de su territorio posee vientos cuya
velocidad media anual medida a 50 metros de altura sobre el nivel del suelo supera los 6 m/s. La
experiencia mundial indica que con vientos medios superiores a 5 m/s es factible el uso del recurso
eólico para la generación eléctrica.
Hasta la fecha se encuentran instaladas más de 130 MW de energía eólica, y en construcción un
gran número de parques y plantas productoras de energía eléctrica en base a fuentes renovables.
El precio que ENARSA paga (126 U$S/MW) alcanza en algunos casos cuatro veces el valor
mayorista actual que la compañía paga por la energía eléctrica generada en el país por los
métodos tradicionales, y aun así este sobre precio sigue siendo conveniente para el país ante la
opción de importación de energía que hoy se realiza desde países vecinos. Esto permite además al
país, no solo ampliar la capacidad eléctrica instalada, sino también solucionar en parte el
problema de la distribución y transporte mencionado, dada la distribución de los proyectos
licitados en diferentes puntos del país. Al mismo tiempo Argentina logra de este modo sustituir
parte de la energía de fuentes no renovables con alternativas que aportan al cuidado del medio
ambiente.
Van apareciendo también en distintos puntos del país casos interesantes de producción de
electricidad a partir de biomasa o biocombustibles. Un ejemplo interesante es el proyecto
mencionado anteriormente que se llevara a cabo en la ciudad de Villa María, provincia de
Córdoba, que prevé la producción de 53 MW/h a partir de aceite de soja o biodiesel. Esta ciudad
posee hoy 88.000 habitantes con una demanda de energía eléctrica de 32 MW/h.
En los últimos tiempos, se han originado un gran número de nuevos proyectos de generación
eléctrica a partir de fuentes renovables que esperan la licitación de nuevos cupos. Aun así, el
objetivo de alcanzar el 8 % de sustitución de las energías tradicionales, genera un margen que
permite prever que este negocio seguirá contando con el estimulo de un estado demandante de
dichas energías, asegurándose un gran futuro para las inversiones en energía renovable en
Argentina.

77
Bioenergías vs Alimentos? O bien Alimentos con valor agregado en origen y Bioenergía
estratégica en origen. Modelo Argentino. Proyecto INTA PRECOP VAO.
El mundo se plantea este interrogante frente a la falta de alimentos que enfrentan algunas
regiones del planeta, donde 1.000 millones de personas no pueden acceder a comida suficiente.
De esos 1.000 millones de personas que sufren inseguridad alimentaria, 200 millones están
raquíticos (Foro Económica de Davos 2012 - Programa Mundial de Alimentos). Las estadísticas
indican que la demanda de alimentos para el año 2050 será un 70 % superior a la actual, en un
marco en que el cambio climático será responsable para dicho año de una reducción de entre el 20
y el 40 % del rendimiento potencial agrícola a nivel global. Las limitantes de la producción serán el
consumo de agua, las emisiones de dióxido de carbono, la disponibilidad de tierra y de energías
alternativas a la predominante que sigue siendo de origen fósil (contaminante).
No obstante a pesar de la reducción que generaría el cambio climático se esperan incrementos en
productividad y superficie en donde la producción granaría mundial se estima que crecería de
2.601 M/t (promedio de campaña entre 2007/09) a 3.074 M/t para el ciclo 2019/20, lo que
representaría un incremento del 18,2 % en 10 años, que proyectados al 2050, deja como desafío
un gran aumento de la producción global de alimentos. En la misma línea según la FAO la
producción mundial de aceite vegetales pasaría de 132 M/t en 2007/09 a 182 M/t en el 2019/20,
con un incremento del 38,6 %. Pero Argentina está muy lejos de los aumentos globales en
producción de granos ya que según lo proyectado por el PEA2 2020, se planifica triplicar el
porcentaje de incremento de producción global en el mismo periodo, al estimar que el país
producirá un 57 % mas, pasando de los 100 M/t a los 157 M/t la producción de grano total para el
año 2020. De esta manera Argentina será un país que contribuirá positivamente a la oferta de
alimentos globales en los próximos 10 años y esto lo eximiría de la discusión Alimento vs
Bioenergía.
El potencial de producción de maíz para la campaña 2011/12 se estimaba en 30 M/t, pero debido
al déficit hídrico que se vivió en la misma, fue de unos 21 M/t. De acuerdo a las proyecciones del
2
PEA para el año 2020, la producción nacional de maíz superaría los 40 M/t, con un aumento de
productividad del 33 %, y las estimaciones indican que Argentina puede en el 2020 moler 6 M/t de
maíz para producir etanol o sea el 15 % de su producción proyectada. Este porcentaje estará muy
lejos de los valores actuales de molienda para etanol de Estados Unidos que con más de 130 M/t
representa cerca del 40% de su producción total. Por otro lado las principales empresa de genética
y biotecnología de maíz, junto al aporte de universidades y otros centro de investigación de
Estados Unidos, proyectan casi duplicar el rendimiento promedio de producción de maíz en dicho
país, pasando de los 10.000 Kg/ha actuales a cerca de 20.000 Kg/ha promedio para el año 2030.
Hoy la mas demandante y muy eficiente cadena aviar de carne argentina consume solo 3,4 M/t de
2
maíz y para el año 2020 según las metas de producción propuestas en el PEA , su consumo se
proyecta en 5,43 M/t (ver cuadro) con un incremento de demanda de 59,7 %. Además la
producción de etanol solo extrae el almidón del maíz quedando el DDGS que como se indico
anteriormente puede ser utilizado en la producción de carne aviar hasta en un 24 % en la dieta.
Es difícil pensar que a futuro existan posibilidades de falta de provisión a la demanda interna de
grano de maíz, aun si se logran alcanzar los más ambiciosos objetivos de progresos en la
agroindustria nacional, cuando el país exporta actualmente el 67 % (13,7 M/t de maíz) de su
producción como grano (promedio campaña 2006/2010). Tomando los 40 M/t de maíz
proyectadas por el PEA2 y según estimaciones del PRECOP III con base principal en las metas
propuestas por el mismo, la demanda interna del maíz alcanzará los 22,71 M/t considerando la
suma de las producciones: aviar de carne y huevo, de leche y carne bovina, productos de molienda
seca y húmeda de maíz, la carne porcina y la producción de etanol para dicho año. Asegurándose
78
de esta manera la provisión interna de grano de maíz e incluso quedando un saldo exportable de
17,29 M/toneladas que es superior al actual.
Producción y consumo de maíz del año 2010 y estimaciones al 2020
AÑO AÑO
2010 2020
Producción de Maíz ( M /t) 22,5 40
Aviar de Carne 2,89 5,43
Cerdo 0,64 1,63
(M/t) Maíz de consumo

Carne Bovina 1,32 1,66


Leche Bovina 1,25 2,20
Aviar de Huevo 0,99 1,47
Molienda Húmeda 1,07 3,32
Molienda Seca 0,49 1
Etanol 0 6
Saldo Exportable como grano de Maíz 13,85 17,29
2
Fuente: Estimaciones INTA PRECOP con datos del PEA , IERAL de Fundación Mediterránea,
ONCCA, y Ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca de la Nación.

Aclaración: Según las estimaciones de aumento de producción y aumento de las diferentes


demandas industriales y pecuarias de maíz en Argentina para el año 2020, manteniendo los
actuales saldos exportables de grano de maíz, existiría aun un margen para moler de 9,44 M/t de
maíz para la producción de etanol, es decir existen datos favorables para analizar.
Lo que se debería hacer con el grano de maíz en Argentina es agregarle valor de diferentes formas
y la mejor y más sustentable es transformándolo en carne bovina, leche, pollo, cerdo y carne de
pescado en origen, aprovechando todas las posibilidades que ofrece la industrialización de este
grano en origen (más de 600 productos) y también extraerle el almidón en origen al 15 % de la
producción para producir energía estratégica para el país. Además no debemos olvidar que el
principal negocio primario del agro argentino es la producción de soja, pero para que este cultivo
sea sustentable del punto de vista de los recurso naturales (suelo), se debe producir en rotación
con cultivos gramíneas y el maíz es el cultivo que mas raíces y carbono superficial aporta, por lo
tanto la tendencia lógica en la producción agropecuaria Argentina indica un importante aumento
del área de siembra de maíz u otras gramíneas como el sorgo, el trigo, la cebada, etc.
Está claro que el aceite de colza de Europa y el aceite de soja de Estados Unidos, Brasil y Argentina
que se destina para uso bioenergético, se resta al aceite de uso alimenticio comestible global. Del
mismo modo, los 8 M/ha de caña de azúcar que en Brasil se destinan a etanol, reducen el azúcar
disponible para consumo humano. También el almidón del maíz (130 M/t de grano) que Estados
Unidos destina a uso bioenergético (etanol) y el almidón de trigo usado en Canadá para el mismo
fin, es energía que deja de estar disponible para uso animal y/o humano.
No obstante, muchos analistas coinciden en que el problema global de la correcta alimentación de
la población mundial no está en la falta de producción de alimentos, sino en la equidad de la
distribución y ahí es donde más se debe trabajar y revisar algunas ecuaciones macro que hacen
pensar y reflexionar globalmente si se están haciendo bien las cosas. Es evidente que el uso de
materia prima alimenticia para la producción de biocombustibles provoca algún impacto en el
precio de los alimentos, pero también es evidente que el precio de esas materias primas (cereales
y oleaginosas) en promedio no supera el 15 al 35 % del valor de los alimentos en góndola. Este
aumento del precio de los alimentos en góndola perjudica a los sectores más humildes, en que la

79
proporción del gasto en alimentos es alta, pero por otro lado globalmente también existen países
pobres que se benefician con el aumento del precio de los alimentos, por ejemplo Indonesia país
donde el incremento del uso de la palma y del aceite significa un mayor ingreso de divisas y una
mayor distribución dado que la producción de palma requiere de muchas horas de trabajo por
hectárea.
Además del problema de la distribución, los analistas indican que 4 de cada 10 toneladas de
alimentos producidos se pierden y no llegan al consumidor final por falta de infraestructura que
garanticen buenas condiciones de almacenamiento, transporte y distribución en los países en
desarrollo.
Por tal motivo, no debemos concentrarnos solo en aumentar a nivel global la producción para
suplir la futura demanda de alimentos, sino también en incrementar el agregado de valor a la
producción y disminuir pérdidas en la transformación en toda la cadena de valor. Estos dos
cambios permitirán hacer más rentables las etapas posteriores a la cosecha, es decir la de
transporte, almacenamiento, procesamiento y distribución, en las que gran parte de la
producción se malogra por falta de transformación y perdidas. Si a este agregado de valor lo
realizan los productores agropecuarios en origen, se reducen los intermediarios y costos de
comercialización que afectan el precio final de los alimentos.
Otro aspecto a tener en cuenta es que para producir alimentos también se necesita rentabilidad.
No se conoce país en el mundo que produzca alimentos a pérdida, salvo que sea un país
petrolero, pero la realidad indica que esos países son deficitarios de alimentos. Las tierras globales
para producir sustentablemente son limitadas, el cambio climático amenaza con más
temperatura y menos lluvias en varias zonas productoras, el agua dulce para producir es limitante
y compite con el agua potable de consumo humano y animal. Es por esto que la mayor producción
vendrá de la mano de la tecnología de manejo de los cultivos, fundamentalmente de los factores
que mejoren la eficiencia del uso del agua como la “Siembra Directa”, los sistemas de riego por
goteo, riegos extensivos más eficientes, la biotecnología, la nanotecnología, el uso de la
ciberagronomía, y eso requiere mayores inversiones, investigaciones y recursos, lo cual indica que
será difícil invertir en producir alimentos si no resulta rentable.
Hoy la producción, industrialización y transporte de los alimentos están directamente
relacionados a los precios de los combustibles y la energía (eléctrica o gas), ya que la matriz
energética mundial funciona en su gran mayoría con energía fósil, que a su vez aporta al
desequilibrio climático a través de las emisiones de gases de efecto invernadero.
Como se comento anteriormente en los últimos 15 años, el barril de petróleo aumentó 5,2 veces
su valor en dólares, mientras que la soja y el maíz aumentaron 2 y 2,3 veces su valor
respectivamente (Comparación promedio de campañas 1997 al 2000 y 2009 al 2012). Resulta muy
raro que este dato no sea muchas veces incluido en el análisis socioeconómico de la discusión
global, Alimentos vs Biocombustibles.
Alimentos baratos con energía fósil cara es una ecuación global que no cierra, por lo menos para
los próximos 20 años. La energía nuclear, luego del desastre ocurrido en el 2011 en Japón,
representa una alternativa de energía no confiable. Alemania para el 2022 cerrará sus 17 plantas
de energía nuclear (de las cuales ya lleva cerradas 8), y aspira a tener un 20 % de energía renovable
en dicho año.
Producir energía a partir de biomasa vegetal con ecuación energética positiva y poca
contaminación en los procesos industriales (bajas emisiones en sus plantas, poca contaminación
de aguas de uso humano y/o animal), parece ser una alternativa de corto plazo para no depender
solamente de una energía contaminante como la energía fósil, cualquiera sea su fuente.
Al mismo tiempo, es fundamental valorar cuánto cuesta realmente producir cada alimento con

80
garantía de inocuidad (ya que esta condición es innegociable); cuánto cuesta industrializar esa
materia prima, cuánto cuesta almacenarla y transportarla correctamente, y cuál es el costo de
ponerla al alcance de los consumidores globales; Qué proporción del costo del producto
representa la cadena de intermediación y comercialización (Ej.: el marketing y el envase muchas
veces de fantasía que pagan los consumidores). De este modo discriminar cuánto de esa renta
queda verdaderamente en manos de los productores primarios, cuánto en los industrializadores
de primer y segundo orden, y cuánto queda en los transportistas y los comerciantes finales, que
como se sabe están constituidos en grandes cadenas de supermercados.
Diferentes análisis indican un nivel de intermediación excesivo, improductivo, globalizado y
corporativo que encarecen innecesariamente los alimentos, haciendo difícil el acceso a los
mismos a muchas personas en el mundo. En muchos casos su valor sustitutivo equivalente en
una feria franca es hasta un 70 % menor del que normalmente se encuentra en un
supermercado, donde se paga la marca, el envase y la ganancia de una cadena pesada que se
queda con una renta exagerada por kilogramo de alimento y muchas veces lo único que aporta es
incremento de precio.
No es cierto que el petróleo se acaba en este siglo, lo que se acaba es la posibilidad de utilizarlo
sustentablemente en una población que crecerá alrededor de 150.000 personas por día promedio
al 2050, con su creciente demanda de alimentos y energía. Es que el mundo se mueve
energéticamente con petróleo fósil y para producir petróleo e invertir en el negocio se requiere
rentabilidad, pero esa rentabilidad debe estar acorde a lo que el mundo puede pagar por un barril
de petróleo. ¿Alguien se pregunta cuántos automóviles, aires acondicionados y equipos de
calefacción se incorporan al mundo diariamente?
Los Biocombustibles no serán la solución del problema energético mundial, cubrirán una etapa
de transición hacia otras fuentes de energía, indicando los expertos que este periodo puede
durar entre 30 y 50 años. Es decir que durante este periodo utilizaremos parte de nuestra
materia prima alimenticia para suplementar la energía fósil y al mismo tiempo iremos
cambiando nuestros motores de combustión interna por motores eléctricos, quedando en claro
que mirando a futuro la fuente de energía del planeta no será ni de origen fósil (petróleo), ni los
biocombustibles.
Las estimaciones de la producción de biocombustibles a nivel global para el año 2020 solo
representaran comparativamente el 3,4 % del uso de energía fósil del planeta. Los datos de
aumento del 18,2 % estimado para el año 2020 de la producción de granos global en relación al
123,7 % del aumento de la producción global de Biocombustibles para el mismo periodo según la
FAO, merece al menos un estudio de impacto que en este trabajo solo se refieren parcialmente,
pero está claro que si los análisis están cargados de influencias comerciales y políticas, resulta
difícil tomar posición.
En este contexto existen países desarrollados como es el caso de los Estados Unidos que poseen
características particulares que merecen ser analizadas. Estados Unidos es un productor
excedentario de alimentos aun destinando un gran porcentaje de su producción de maíz para la
producción de bioetanol, por lo tanto cada habitante de aquel país produce más alimento del que
consume. Este excedente de alimentos sumado a un alto poder adquisitivo llevo a más del 50 % de
su población a un problema de obesidad crónica a partir de una dieta desbalanceada en base a
grasas y energía, conformadas en mayor proporción por comidas rápidas que como se sabe tiene
un desperdicio de al menos el 40 %. A pesar de ser el líder en producción de bioetanol en base a
grano de maíz, son deficitarios en energía ya que más de la mitad de su población derrocha la
energía eléctrica, el gas natural y los combustibles por: sobre refrigeración en verano y sobre
calefacción en invierno, y además transportándose con automóviles pesados en forma individual

81
con motores de alto consumo de combustible y altas emisiones al medio ambiente. Estados
Unidos con el 4,3 % de la población mundial emite más del 23 % de los gases invernaderos
globales y además se niega a firmar el protocolo de KYOTO de emisiones controladas. El consumo
de energía per cápita de los habitantes de Estados Unidos al menos triplica a la media global.
Frente a estas reflexiones el problema de energía y alimento en el mundo posee un análisis más
profundo que el mero hecho de lo que ocurre en los mercados bursátiles, existiendo razones socio
políticas que hacen más complejo dicho análisis por todo lo que implican los intereses económicos
sobre los intereses sociales como por ejemplo el derecho de alimentación, o un planeta limpio de
contaminaciones peligrosas para la salud y el funcionamiento normal de las variables climáticas.
Es evidente que se requiere la búsqueda de un equilibrio donde los que más tengan sedan parte de
los recursos que consumen en exceso, muchas veces en forma contaminante y generando
problemas sociales, hacia los que menos tienen y así se pueda acceder razonablemente a los
alimentos y energía con respeto por el ambiente. No existen dos planeta tierra, existe uno solo y
lo debemos cuidar globalmente.
Es también para analizar si el problema de la utilización de alimentos para la obtención de energía
en los próximos 40 años, no se soluciona produciendo más alimentos, invirtiendo en tecnología
de producción y reemplazando la energía fósil por biocombustibles. Por otro lado el reemplazo
total de las energías fósiles por otras fuentes energéticas alternativas aun en etapa de desarrollo,
será muy costoso en el mediano plazo y será difícil que los países petroleros de la OPEC resignen
ganancias, abriendo un periodo de tiempo transitorio favorable a la producción y utilización de
biocombustibles.
Tampoco se debe esperar que los países productores de alimentos generen los mismos a perdida.
No existen empresas agropecuarias agroalimentarias que puedan trabajar sin ganancias. Los
ambientalistas y el resto de los analistas productivistas deberán entender que se debe buscar un
equilibrio entre el uso de tecnologías estratégicas que permiten producir alimentos con alta
productividad, menores costos y con la preservación de los recursos renovables del ambiente, y lo
económicamente factible de hacer.
Ese equilibrio se debería buscar a partir de la transferencia de conocimientos tecnológicos de
producción, tales como la “Siembra Directa”. A partir de esta se llevan adelante producciones de
cultivos sin labranza, con cobertura de residuos, que pueden producir una tonelada de alimento
con importante reducción del agua utilizada (entre 15 a 20 % menos) y también con menos
consumo de combustible (un 40 % menos) respecto a la siembra mediante labranza convencional.
Esta tecnología, adicionada a los efectos beneficiosos logrados por la Biotecnología en diferentes
cultivos al evitar competencia con malezas y la afección directa de insectos y enfermedades,
puede lograr incrementos en productividad muy importantes con alta eficiencia en la utilización
de los recursos.
Globalmente no resulta inteligente resignar productividad en la producción de alimentos. No
obstante, la productividad no deberá lograrse a costa de la inocuidad de los alimentos (algo
innegociable), ni tampoco sacrificando los recurso naturales y el medio ambiente. Tampoco se
puede producir usando los recursos escasos (agua y energía) de manera ineficiente
desaprovechando las tecnologías que han demostrado eficiencia, en el uso del agua, el recurso
suelo, la radiación y del combustible por menor mecanización (Hp/ha).
Existen ambientalistas que trabajan científicamente en forma eficiente en el cuidado del medio
ambiente, con un sentido analítico equilibrado, por lo que son respetados y valorados, pero
existen también aquellos ambientalistas que se oponen a todo desarrollo productivo sin análisis
convincentes y sin ofrecer alternativas viables respecto de lo que se oponen y algunas veces sin
pensar que el mundo en el 2050 necesitara producir un 70 % más de alimentos en un planeta

82
escaso de agua potable, escaso de agua de uso agrícola, escaso de energía y escaso de espacios
fotosintetisables que transformen la energía solar en biomasa vegetal. En estos aspectos existen
en Argentina opiniones que crean y defienden corrientes extremas que no ayudan a la búsqueda
de una solución a la discusión actual de “Alimentos vs Bioenergía”, dejando muy lejos el
razonamiento lógico de “Alimentos + Bioenergía Estratégica en Origen”, siendo que esta última
incrementara la eficiencia productiva de Alimentos en Origen.
No obstante, es lógico esperar que en el mundo, todo tendera hacia un equilibrio razonable donde
los científicos, los tecnólogos y los ambientalistas encuentren una forma de producir alimentos de
manera sustentable y que esa tendencia se replique en la Argentina, donde como se sabe cada
argentino produce el equivalente de 10 raciones diarias de alimentos que se aportan a la provisión
global de alimento. Argentina es productivamente un país limpio y energéticamente es un país
neutro.

Argentina en este contexto global


En el mundo más del 30 % de los alimentos se comercializan en ferias francas, allí los mismos son
adquiridos en promedio a menos del 50 % del valor de un alimento de marca en góndola. Este
mercado se abre como una nueva oportunidad para los productores argentinos a partir de la
industrialización de su materia prima en origen y ofreciendo alimentos con la debida inocuidad y
control de calidad, y sin los costos del marketing y la intermediación que dichos mercados no están
dispuestos a pagar.
En todos estos análisis de alimento, medio ambiente, posibilidad de acceso, posibilidad de
producción de acuerdo a la demanda, existe también una corriente ambientalista que considerar,
porque la preservación del ambiente productivo y los recursos naturales deben siempre ser muy
bien analizados dentro de un marco lógico de que la productividad depende del acceso a las
nuevas tecnologías y estas deben permitir generar renta con equidad de distribución. En este
contexto, el rol del estado como promotor y facilitador resulta fundamental.
2
A partir del PEA 2020, el estado pretende el desarrollo territorial y el mejoramiento del nivel de
2
vida de los productores al industrializar la ruralidad. Para que el PEA 2020 aterrice en el territorio
con grandes posibilidades de éxito, será estratégico el rol de los 2.172 intendentes de Argentina,
bregando por el ordenamiento territorial con accesos a rutas, medios de comunicación, gas,
electricidad, educación con oficios y carreras relacionadas a la demanda laboral que la ecoregión
indique como más favorable para su desarrollo.
Seguramente hace unos años nadie pensó que en Argentina se pudiera llevar adelante una
exposición de más de 100 días, como lo fue “Tecnópolis”, tampoco que se pudiera proyectar el
sector industrial y agroalimentario mirando al 2020 con metas y objetivos concretos, y que se
pudiera también lograr la creación de una “Subsecretaría de Valor Agregado e Innovación
Tecnológica”.
Seguramente hace 3 o 4 años las más venturosas prospectivas no pensaban que se pudieran haber
generado 400 plantas pymes de extrusado - prensado de grano de soja, distribuidas en 5 o 6
provincias productoras, que muchas de estas plantas ya estén avanzando en la generación de
alimentos balanceados específicos, o que otras estén ya llegando a las góndolas regionales y
algunos clúster ya exportando. Quién hubiera pensado que en el año 2014, según lo proyectado,
Córdoba contará con más de 8 plantas produciendo etanol, DDGS, WDGS y aceite de maíz en
algunos casos; y que Santa Fe, Entre Ríos y San Luis tuvieron sus plantas de etanol de grano de maíz
y sorgo en algunos casos.
Argentina por su realidad energética actual tenderá en los próximos años a los valores de la
energía internacional y eso originará algunos inconvenientes de libre acceso que el Estado debe

83
atender, pero también generara muchas oportunidades de buenos negocios a partir de la
bioenergía, dado que se parte de una materia prima en origen a un precio dolarizado sumamente
inferior a la de otros países del mundo que deben pagar impuestos, derechos de exportación y
fletes en el país de origen y de destino por la misma. Además los proyectos nacionales de
bioenergía reciben beneficios (cupos, precios, exención impositiva, etc.), fundamentalmente los
de productores agropecuarios y pymes, como se menciona en la Ley 26.093, ya que juega a favor
del país el pagar por la energía a empresas locales generando movimiento económico local en
forma directa e indirecta y el disminuir la importación de energía a un precio elevado por pago de
impuestos, derechos de exportación y fletes en el país de origen y en destino. Cuando se exportan
granos o commodities con bajo valor agregado se está exportando agua dulce, nutrientes del
suelo y muchas posibilidades de trabajo genuino en origen.
Producir bioetanol y biodiesel en Argentina es y será un buen negocio para los que lo hagan y para
todos los argentinos. El valor agregado de la bioenergía debe darse en origen, dado que el mayor
uso de estos productos se dará en el mercado interno; y si se realiza en origen garantiza la equidad
distributiva, el mejoramiento de la renta generada por los productores y la generación de salida
laboral estratégica en origen. Además a partir de los subproductos se generará la propia actividad
industrial y la utilización estratégica para la alimentación animal de las diferentes producciones
pecuarias. Todo esto ocurrirá de manera intensiva con uso racional de los efluentes para
producción de biogás (metano) y biofertilizante o fertilizante orgánico que serán devueltos de
donde se extrajo el maíz, la soja y otros cultivos energéticos.
Los granos argentinos por fin están encontrando el camino virtuoso del agregado de valor en
origen. La bioenergía y la transformación de los subproductos industriales en proteína animal
indican hoy un buen camino de las inversiones productivas.
Alimento y bioenergía son dos productos asociados a la eficiencia de la fotosíntesis y esto está
relacionado con avances en genética y manejo, siendo estratégico innovar en agricultura de
precisión, manejo de cultivos e insumos por ambiente, biotecnología y riego complementario,
entre otros factores productivos.
Los productores primarios argentinos se encuentran en un momento decisivo de su futuro, existe
a partir de su materia prima, granos y forrajes, una gran cantidad de negocios agroalimentarios y
bioenergéticos. Para entrar exitosamente a esos negocios es necesario tener proyectos y estudios
de factibilidad que integren conocimientos interdisciplinarios y también recursos que pueden ser
factibles de conseguir con la ayuda del Estado y la capacidad de endeudamiento. Estos proyectos
también requieren de cierta escala lo que indica que es difícil o casi imposible para un productor
medio hacerlo solo, por lo tanto necesita del asociativismo participativo que hoy se indica como
la constitución de sociedades anónimas con manejo cooperativo, o sea Cooperativas de Nueva
Generación, el mejor modelo de las cooperativas del estado de Paraná, Brasil.
El desarrollo de las familias rurales, aseguran la industrialización de la ruralidad y esto asegura el
desarrollo local y regional sustentable que pretendemos todos los argentinos.

INTA PRECOP: “Mayor valor agregado en origen”


En el año 2007/2008 el INTA, a través del proyecto PRECOP, diseñó una estrategia para contribuir
al aumento de agregado de valor a la producción agropecuaria en origen, con la particularidad
innovadora de “integrar verticalmente al productor agropecuario en origen a través de pymes
asociativas y CNG (cooperativas de nueva generación) con competitividad de producto y
proceso.
En las cadenas agroalimentarias la producción primaria de granos o de proteína animal aportan
el 65% del capital y perciben solo el 20% de las rentas de la misma, las empresas de

84
industrialización primaria, transformación e industrialización de segundo orden aportan el 25%
de la inversión percibiendo el 40% de las rentas, y el último sector de logística, transporte,
cadena de frío, comercio local e internacional, aportando solamente el 10% del capital, se queda
con el 40% de la renta.
El INTA PRECOP, a través de una fuerte tarea de concientización sobre la necesidad de invertir en
agregar valor en origen asociativamente mediante pymes y CNG, impulso el comienzo de un
proceso de cambios de paradigmas de los sistemas productivos agropecuarios en Argentina,
existiendo varias redes en proceso de formación que están siendo asistidas desde el INTA y otras
instituciones públicas y privadas. Seguramente será necesaria la formación de clústers que
sinergizen este proceso virtuoso y dinámico, que permite generar mayor renta, con más y mejor
distribución, con nuevos puestos de trabajos genuinos, contribuyendo directamente al desarrollo
local y regional del territorio productivo.
Esta idea se expresa en el siguiente gráfico esquemático en el que se exponen algunos de los
posibles destinos de la producción agropecuaria argentina para su agregado de valor a través de la
industrialización y/o transformación en leche, huevo, carne (porcina, bovina, aviar y peces) y
bioenergías en origen. También se observa en el mismo el desarrollo del territorial del interior del
país que genera el proceso de Agroindustrialización en Origen, proyectado en parques
Agroindustriales, Agroalimentarios y de “Energía Renovables/Bioenergía estratégica en Origen”,
siendo este último quien retroalimenta a los dos primeros.
Esta orientación del trabajo posiciona al proyecto INTA PRECOP VAO (Valor Agregado en Origen)
2
como participante y colaborador directo para el logro de las metas y objetivos del PEA 2020, que
incluye como figura estratégica la participación de los 2172 intendentes del interior del país
quienes en todo momento serán los motivadores y facilitadores del desarrollo agroindustrial y
agroalimentario que se desea realizar, “INDUSTRIALIZAR LA RURALIDAD”.

85
86
El INTA PRECOP VAO tiene como objetivo generar mucho empleo e incrementar las rentas,
agregando valor a la producción primaria en origen a no más de 80 km del lugar donde se
producen los granos y el forraje, haciendo eje en el sujeto agrario, es decir el productor
agropecuario/empresario integrado asociativamente a la cadena de valor agroalimentaria y
agroindustrial local e internacional. Esto le permitirá recuperar la competitividad con el trabajo
propio y el de su familia en origen, donde el productor sea el protagonista de la toma de
decisiones.
Esta integración asociativa se lograra mediante pymes y CNG en origen, de escala competitiva, con
la mejor tecnología e innovación alcanzada gracias a dicho asociativismo. Gran parte del marco de
agregado de valor a la producción agropecuaria con un alto componente industrial, solo será
posible a través de la generación de “energía renovable/bioenergía en origen estratégica”,
siendo este el pilar fundamental que sostendrá y desencadenara el fin principal que es el
“Desarrollo en origen del interior productivo”.
El momento es ahora, no hay que esperar más tiempo para iniciar el estudio de los proyectos más
virtuosos para cada zona, estudios que consideren la posición de la materia prima actual y futura,
los requerimientos energéticos, la infraestructura necesaria y la oferta, la relación de apoyo
político/social de las autoridades de la zona, la gestión ambiental, la rentabilidad del presente y
futuro, la demanda potencial de mercado, etc. El estado debe ser el facilitador, a nivel de
municipio, gobierno provincial y nacional, utilizando todas las herramientas del mismo, en
estrecho contacto con las instituciones de Ciencia y Tecnología (INTA, INTI, Universidades, etc.),
empresas reconocidas de la actividad privada y los asesores de reconocida trayectoria.
Se deben estudiar y priorizar políticas activas de formación de recursos humanos estratégicos
para un país líder en agroalimentos y agroindustrias, distribuyendo las capacitaciones especificas
en cada formación de acuerdo al nivel de estudio (secundario técnico, terciario y universitario) y a
las ventajas comparativas y competitivas de cada área ecológica del país para el desarrollo de cada
materia prima. Una vez generado este cambio de paradigma se podrá abastecer de alimento el
mercado interno y realizar estudios de desarrollo de mercado exterior, dado que Argentina
produce materia prima para alimentar 10 veces su población nacional, teniendo siempre como
eje del desarrollo estratégico la captura y consolidación de mercados globales. Para ello se debe
entrenar a las pymes y CNG, agroindustriales y agroalimentarias para vender alimentos y
procesos, innovadores, inocuos, con trazabilidad y según los requerimientos de los mercados, en
lugar de esperar que nos vengan a comprar productos que cotizan en bolsa.
Actualmente existen oportunidades de negocios como lo son las ferias francas, que proveen
diariamente de alimento a más del 30 % de la población del planeta y representan un buen
mercado en el que el productor agropecuario resulta competitivo si se asocia verticalmente en la
cadena agroalimentaria para ofrecer alimentos elaborados con inocuidad, calidad y sin los costos
de marketing y la excesiva intermediación que dichos mercados no están dispuestos a pagar. Se
debe fijar como meta en el mediano plazo lograr ser formadores de precios en el mercado de los
agroalimentos.
Autores: Proyecto de
Ing. Agr. (M.Sc.) Mario Bragachini (INTA EEA Manfredi) Valor Agregado en Origen
Ing. Agr. (Ph.D.) Cristiano Casini (INTA EEA Manfredi) INTA PRECOP
Ing. Agr. Alejandro Saavedra (INTA AER Justiniano Posse)
Ing. Agr. José Méndez (INTA AER Totoras)
Ing. Agr. Ricardo De Carli (INTA AER Crespo)
Ing. Agr. Enrique Behr (INTA AER Crespo)
Ing. Agr. Lisandro Errasquin (INTA Justiniano Posse)
Ing. Agr. Fernando Ustarroz (INTA EEA Manfredi)
Ing. Agr. Marcos Bragachini (INTA EEA Manfredi)
INTA PRECOP: INTA EEA Manfredi,
Ing. Agr. Gastón Urrets Zavalía (INTA EEA Manfredi) Ruta Nac. 9, Km 636, (5988) Manfredi, Cba. Arg.
Lic. Emilio Forquera (INTA EEA Manfredi) Tel. 03572- 493039 /053/058
Ing. Agr. Matia Alladio (INTA Justiniano Posse) precop@correo.inta.gov.ar
Prensa y comunicación: Mauro Bianco Gaido www.cosechaypostcosecha.org
Unidades de INTA
participantes del Proyecto Nacional
de Eficiencia de Cosecha, Postcosecha y Agregado de Valor en Origen

Consulte en la web www.cosechaypostcosecha.org