Vous êtes sur la page 1sur 3

TEMA: DISCRIMINACIÓN EN LOS PROCESOS DE SELECCIÓN

DEL PERSONAL

Delimitación: Discriminación de la mujer en el proceso de selección de personal para


cargos directivos dentro de las organizaciones peruanas en la actualidad.

Pregunta de investigación:
¿Cuáles son los factores que influyen en la discriminación de la mujer en el proceso de
selección del personal para cargos directivos dentro de las organizaciones peruanas en la
actualidad?

Objetivos:
 Conocer los factores que influyen en la discriminación de la mujer en el proceso
de selección del personal para cargos directivos dentro de las organizaciones
peruanas en la actualidad.
 Describir los factores que influyen en la discriminación de la mujer en el proceso
de selección del personal para cargos directivos dentro de las organizaciones
peruanas en la actualidad.
 Analizar los factores que influyen en la discriminación de la mujer en el proceso
de selección del personal para cargos directivos dentro de las organizaciones
peruanas en la actualidad.

Antecedentes:

Desde los tiempos de la revolución industrial por la mayor demanda por mano de obra
barata, esencialmente para la manufactura, permitieron y promovieron que la mujer y los
niños de sectores populares se incorporaran al trabajo productivo a cambio de una menor
remuneración en comparación con la del hombre, a pesar de que realizaban la misma
actividad y en las mismas condiciones. Los industriales y los empresarios de esa época
encontraron en la oferta de mano de obra barata la forma más conveniente de reducir sus
costos y, por lo tanto, de ser más competitivos en el mercado. Barnés (1955) precisa que:
“En Inglaterra durante la primera mitad del siglo XIX, con la expansión de las
factorías se incorpora gran cantidad de mano de obra; y por primera vez las
mujeres y niños fueron empleados, en gran escala fuera de sus hogares, durante
un número excesivo de horas. Se estima que tres cuartas partes de los trabajadores
de las fábricas de algodón eran mujeres y niños. Las mujeres no estaban en
condiciones de pedir los mismos jornales que los hombres ni luchar contra las
condiciones repulsivas del trabajo. Por tanto fueron explotadas y oprimidas.”
De este modo la mujer comienza a realizar una doble jornada de trabajo: el trabajo
doméstico no remunerado y el trabajo social remunerado. La modernización capitalista
logró incorporarla en el trabajo social fuera del hogar, pero tratando de adjudicarle
actividades productivas consideradas “típicamente femeninas” tales como la preparación
de alimentos y la fabricación de textiles, lo cual no es otra cosa que una extensión de la
actividad doméstica.
Durante los años de las Grandes Guerras, se produjo una incorporación mayor de la mujer
en las fábricas, ya que la mano de obra masculina fue reclutada por el ejército.
Al empezar la etapa de información, desde los 50’ la demanda por oficinistas hombres y
principalmente por mujeres fue cada vez mayor. Este fenómeno fue generalizado desde
los países desarrollados hasta los de menor progreso.
En la actualidad La crianza de los hijos ya no es la única labor femenina, la educación de
la de ser una meta exclusiva del hombre, pues la mujer también tiene acceso a ella, y su
función biológica como reproductora no la excluye del mercado de trabajo aunque sí la
puede limitar. Y aún existen ciertos prejuicios socioculturales que limitan su plena
participación, en igualdad de condiciones, en el mercado de trabajo.
Como consecuencia de lo mencionado en lo anterior, aunque persiste la manera de ver a
la mujer en el rol de ama de casa y madre, existe una visión moderna que observa a la
mujer que le otorga una doble jornada, convirtiéndola en una productora social con
capacidad de generar sus propios ingresos, sin descuidar sus funciones conferidas por la
naturaleza. Y se aclara que esta última dependerá de los factores socio-culturales,
demográficos, económicos, legales y educacionales que posea y cultive cada región.
REFERENCIAS:

 Barnes, H. (1955). Historia de la economía del mundo occidental. México


DF: Ediciones Hispano Americana.
 Rosario, K. (1992) Problemáticas de la mujer peruana en el campo laboral:
un ensayo bibliográfico .Lima: Centro de investigación de la Universidad del
Pacífico.
 Elías L. y Garavito C. (1994) La mujer en el mercado de trabajo. Lima:
Asociación Laboral para el desarrollo ADEC-ATC.
 Ministerio de la Mujer y Desarrollo Social (2005) Plan nacional de igualdad
de oportunidades entre mujeres y varones 2006-2010. Lima: Autor.
 Paredes P. y Tello G. (s.f) Los trabajo de las mujeres Lima, 1980-1987. Lima:
ADEC- ATC Asociación laboral para el desarrollo.}
 Chilo Núñez, Ada Olga (1984) Bachiller. La condición Actual de la Mujer en
la Legislación Laboral Peruana. Universidad de San Martin de Porres. Lima.