Vous êtes sur la page 1sur 4
TEMA 5 EL JAZZ ARCAICO. EL ESTILO NEW ORLEANS CURSO DE HISTORIA DEL JAZZ 2016-2017

TEMA 5 EL JAZZ ARCAICO. EL ESTILO NEW ORLEANS CURSO DE HISTORIA DEL JAZZ

2016-2017

ENRIC VÁZQUEZ

1. LA CIUDAD DE NEW ORLEANS

La Ciudad fue fundada en 1718 por los franceses, con el nombre de Nouvelle Orleans en un lugar elegido por su abertura al Golfo de México, la protección de un dique natural y la posibilidad de controlar el valle del rio Mississippi. En 1763 tras la victoria inglesa en la Guerra de los Siete Años, la ciudad pasó a manos españolas en compensación de la pérdida de Florida que se la quedaron los ingleses.

La mayor parte de la arquitectura colonial que puede verse en el French Quartier es en realidad obra española. En 1795 Francia y España firmaron un tratado por el que España cedió la ciudad y toda la Luisiana y en 1803, tras un corto período francés, Napoleón la vendió a los EE.UU. Durante el siglo 19 se convirtió en un puerto muy importante y la ciudad creció, siendo poblada por blancos norteamericanos, franceses y españoles, esclavos africanos, africanos libertos y “creole de couleur”, fruto de relaciones entre las poblaciones blanca y negra.

El comercio del algodón, el descubrimiento del gas natural de los pantanos del bayou, y la construcción de uno de los primeros ferrocarriles de los EEUU, acabaron de convertir el puerto en uno de los más prósperos del país y en consecuencia una presa codiciada por el ejército de la Unión, que la conquisto sin lucha muy pronto en el curso de la Guerra Civil. Ello significó la conservación de su patrimonio arquitectónico colonial.

En 1890 existía un fuerte núcleo franco-parlante, hasta el extremo que los negros del bayou se consideraban a sí mismos franceses. Los creole de couleur a menudo no hablaban inglés y la mayor parte de la población que no hablaba francés, en cambio lo entendía perfectamente. En el bayou nació en los año 20 del siglo 20 la música llamada zydeco, que deriva del blues y del folklore francés.

2. EL HOMBRE NEGRO LIBRE EN NEW ORLEANS La inseguridad de la vida rural y

2. EL HOMBRE NEGRO LIBRE EN NEW ORLEANS

La inseguridad de la vida rural y sus neurosis derivadas de la confrontación con una libertad limitada, se manifiestan en el blues rural, pero la ciudad crea ante todo unas condiciones para el reencuentro negro tras la desbandada de la abolición de la esclavitud. La esclavitud disuelve la familia africana, la diáspora de la abolición disuelve el grupo esclavo. La ciudad permite el nacimiento de la nueva familia y del sentido de grupo. Se afianza la necesidad de la profesión y las bandas ofrecen la profesión musical como una de las mejores para el antiguo esclavo y sus descendientes. Los músicos negros actuarán en bandas de barrio de cualquier tipo de asociación, pero siempre segregadas. Pese a una administración de la ciudad sujeta a las consecuencias de la victoria de la Unión, se seguirá aplicando el “iguales pero separados”, reforzado por la decisión de la Corte Suprema de 1895 llamada “Atlanta Compromise” que convertía en ley el criterio derivado del discurso de Booker T. Washington aplicándolo en el caso “Plessy contra Ferguson”. El escritor Eldridge Cleaver lo decía bien claro en 1960 resumiendo una situación de ley y luego “de facto” de tan larga duración:

“Somos sujetos coloniales en una colonia descentralizada, dispersos dentro del país madre blanco en enclaves llamados comunidades negras, ghettos negros”.

Muchas familias negras ven en la profesión musical casi la única salida digna y dedican todo el esfuerzo económico en comprar instrumentos y conseguir enseñanza musical para sus hijos. Las primeras manifestaciones musicales de este período arcaico representan, en primer lugar, una ruptura obligada por las circunstancias con la tradición africana en su aspecto global. El nuevo mundo musical en el que vive el hombre negro aporta elementos diferentes, que son adoptados y favorecen el nacimiento de una música que tiene un pasado africano, pero que adopta elementos de la música de Occidente. La música de las bandas de New Orleans tiene algunos puntos comunes con la música africana, pero se ha “prestado” instrumentos, sistema tonal y no poca melodía y armonía de la música occidental.

En los primeros tiempos no hay solistas, domina el sentido de sonoridad del grupo. Las marching bands de New Orleans se distinguen de otras, en general blancas, por su ritmo con sincopas distintas de las europeas, sincopas africanas. Un solo tambor con el “african beat” movía a

toda la banda. Poco a poco las marching bands fueron haciéndose fijas en salas de

toda la banda. Poco a poco las marching bands fueron haciéndose fijas en salas de baile, añadiéndoseles el piano y así nació la orquesta típica del estilo neworleans.

Las músicas que influyeron a los hombres que crearon el jazz, aparte de los propios elementos

africanos, fueron los cánticos, las canciones populares, los bailes y las marchas militares anglo- sajonas y francesas y muy en segundo término españolas. Los negros de idéntico origen pero en

las Antillas bajo dominación española o en Brasil,

influencias de otras músicas distintas y tuvieron elementos africanos más perceptibles.

crearon bajo distintas condiciones y las

Los primeros temas de las marching bands no fueron blues, sino marchas, polkas, etc. Poco más tarde, y ya en bandas fijas, estas músicas colisionan con el blues y sus elementos bien negros y también con el ragtime. Este es el nacimiento del jazz arcaico.

EJEMPLO DE MUSICA DE MARCHING BAND

La Zenith Brass Band, reconstruida en 1946 por algunos de sus antiguos miembros nos muestran un ejemplo típico: Salutation March.

Perduraran las marchas de funeral: Pasacalle de ida al cementerio/Entierro/Regreso a la ciudad

Jazz Funeral por la Magnificent Seventh’s Brass Band

EJEMPLO DE PRIMER JAZZ

La Tuxedo Jazz Band, reconstruida en 1954, nos ofrece High Society, ya con un solo del célebre Alphonse Picou (cl).

En New Orleans los hombres negros descubren poco a poco la competitividad. Cualquier actividad permite poner a prueba la fuerza personal y económica, Danny Barker escribe:

“cualquiera en New Orleans, que era una ciudad muy competitiva, debía tener la reputación de ser el mejor. Aparece la necesidad de distinguirse dentro del grupo, de tener un sonido propio y “mejor”. En el contraste entre el trabajo de trompeta, trombón, clarinete, aparece una jerarquía que da la primacía al trompeta, coloca luego al clarinete y finalmente al trombón. Los solos seguirán este orden de importancia. Al principio son solo solos de tp., con contra cantos,

luego se le permitirá el solo al clarinete y mucho más tarde al trombón. Con

luego se le permitirá el solo al clarinete y mucho más tarde al trombón. Con el paso a las actuaciones en locales fijos, barcos del Mississippi se les incorpora el piano.

3. LA FORMA DE HACER MÚSICA DE NEW ORLEANS

Entre el rag del pianista Jelly Roll Morton y las proezas solistas del corneta leyenda Buddy Bolden, se inscribieron los clarinetes de Alphonse Picou y Sidney Bechet y el trombón de Kid Ory. A ellos se fueron juntando los cornetas Natty Dominique, Manuel Perez, King Oliver y un largo etc de músicos de diversos instrumentos que fueron creando la manera de hacer de New Orleans.

Sidney Bechet fue el primer músico prodigio del jazz. Conservando los rasgos originales pero abandonando el cariz folklórico, Bechet partió para Chicago en 1917 y en 1919 ya estaba en Londres y luego en Paris. Su lirismo, su swing y su habilidad técnica sedujeron a toda Europa y difundieron el jazz.

Ver DVD Sidney Bechet

BIBLIOGRAFIA

Sidran, Ben. Black Talk, Da Capo, New York (1971) Williams,J.J.P., Une Anthropologie du Jazz, CNRS Ed, Paris (2010) Schuller,G., Early Jazz, University Press, New York (1968)