Vous êtes sur la page 1sur 17

UNIVERSIDAD NACIONAL DE CUYO

FACULTAD DE FILOSOFÍA Y LETRAS


DEPARTAMENTO DE LETRAS

Retrato de mi tierra.
Commented [F1]: los títulos no llevan punto.

Antología poética de autores mendocinos y otros.

Por:
Laura Alejandra Elvira
ÍNDICE

Índice………………………………………………………………………………………….pág. 2

Justificación…………………………………………………………………………………..pág. 3

Selección de poemas

 “Los 4 elementos”, de Fernando G. Toledo…………………………………………pág. Commented [F2]: después del título y antes del autor por
normativa va una coma. Los títulos de los poemas van entre
comillas.
8

 “Las dos vendimias”, de Silvina Diana Brengio.……………………………………pág.

 Ajeros de Nora Bruccoleri………………………………………………………...pág. 9

 Presentismo de Hernán Schillagi………………………………………………...pág. 10

 Compadre Nolo de Rubén Vigo………………………………………………….pág. 11

 Oda al Aconcagua de Rubén Vigo……………………………………………….pág.12

 No fui al encuentro de Juan De La Maza……………………………………….pág. 12

 Civilización y Barbarie Juan De La Maza……………………………………….pág. 13

 Me parece de Silvina Diana Brengio……………………………………………..pág.13

 Indiferencia de Gastón Ortiz Bandes…………………………………………..pág. 14

 Que no… de Guillermo de Pósfay……………………………………………….pág. 14

Fuentes y Bibliografía general…………………………………………………………….pág.17

2
Justificación.
Los modos de lectura de la época actual son variados, como también lo son los cambios
sociales, familiares y de índole profesional. Las relaciones que establecen nuestros
jóvenes con su entorno (padres, abuelos, autoridades y pares) han cambiado también,
debido a la incursión de las redes sociales en la comunicación diaria. Con lo cual las
discusiones públicas de temas controversiales, están sometidas a una movilidad
vertiginosa que exige una adaptación permanente.
Por otra parte, el estallido de las redes sociales y la “hipercomunicación” ha causado una
desconexión del adolescente, del joven e inclusive del adulto, del mundo que lo rodea.
Los paisajes naturales, las costumbres que le dan el color local y la calidez a nuestro
“pueblito natal” han dejado de observarse. Todo se mira tras una pantalla, que la mayoría
de las veces no refleja la realidad.
Teniendo en cuenta lo antes expuesto, no es lógico, entonces, pensar que la literatura
siga fiel a sí misma, por lo que también hay que imaginar que necesitamos transformar las
aulas y convertirlas en espacios en los que escuchar, leer, hablar y escribir fluyan de
manera natural y productiva en relación con la lectura de textos literarios.
La selección de estos textos para compartir con nuestros alumnos debe renovarse
constantemente y debe promover, además, la búsqueda, la reflexión, la atención. Es
necesario que la lectura vuelva a ocupar un lugar preponderante en nuestra cultura y
como docentes es nuestra responsabilidad promover espacios en los que nuestros
alumnos se acerquen a la literatura, simplemente para pasar un buen momento.
Pero, ¿qué leemos? Es importante considerar que los textos que elijamos, necesitan ser
significativos para nuestros alumnos, en la medida en que los movilicen a la reflexión y
posibiliten perspectivas diversas de abordaje. Las temáticas deben ser cercanas a sus
experiencias de vida, a su entorno a sus costumbres. Esto significa que no siempre los
textos que trabajemos serán nuestros favoritos, ya que si entendemos la literatura como
algo que posee belleza, también tendremos que considerar que lo que es bello para
nuestros alumnos puede no serlo para nosotros y viceversa. Nuestro objetivo será ante
todo que nuestros alumnos se acerquen a la lectura no por obligación, sino por todas las
demás sensaciones que esta puede causar: curiosidad, felicidad, comicidad, nostalgia,
etc.
¿Por qué no detenernos algunos minutos a compartir con nuestros alumnos una poesía
por el mero hecho de hacerlo? ¿Cómo inspirar pasión por la lectura si no ocupamos un
espacio recreativo para leer por placer y atraer así a nuestros alumnos a un mundo lleno

3
de interrogantes? ¿Por qué no llevar al aula las temáticas que les preocupan o les
interesan y abordarlas a través de la literatura, específicamente de la poesía?
La poesía es una forma de expresión múltiple ya que el mismo tema o motivo puede
suscitar tantas interpretaciones como autores hayan escrito al respecto. La subjetividad
de los versos permite un tratamiento especial que le da una belleza particular a la
composición y su brevedad facilita la lectura compartida en el aula.
Según María Cristina Ramos en Aproximación a la narrativa y a la poesía para niños: Los
pasos descalzos, página 44 dice: Commented [F3]: no señale aquí la página, póngala entre
paréntesis al final del texto citado.

“En la poesía, las palabras nos envuelven y nos liberan en un territorio de impredecibles.
Como una coreografía inesperada, las palabras cotidianas se visten de inesperada luz. Es
la voz de la poesía la que suena a espaldas de nuestra sangre y roza el inicio de la
sonrisa, la instantánea revelación, el fugaz deslumbramiento” Commented [F4]: Cuando es una cita de más de tres renglones,
va con margen especial y sin comillas.

Nuestros jóvenes escuchan poesía a diario, a través de la música que acostumbran a oír.
Podemos considerar esa poesía de calidad o no, pero al final de cuentas si nuestro
objetivo como docentes es que nuestros alumnos se expresen y reflexionen a través de
textos literarios, deberemos al menos considerar que esta puede ser la punta del ovillo y
utilizarla en nuestro favor.
El contacto con lo poético es siempre sorprendente porque nos lleva más allá de lo
conocido y nos revela espacios que amplían nuestro universo, nuestra mirada, nuestra
sensibilidad. Quien se expone a lo poético consigue las conexiones que el texto abre
hacia otros textos, hacia otras sensaciones y contemplaciones. Lo poético lleva la
expectación del lector a un espacio imaginario, a una constelación interior donde las
imágenes y las metáforas erigen su mundo con transparencia sugerente. Con la poesía
jugamos a mostrar el mundo desde una mirada singular que interactúa con la mirada del
lector y la visión de lo cotidiano.
Considerando lo anteriormente expuesto es que se ha realizado una selección de poemas
pensada para un público adolescente y juvenil, teniendo en cuenta varios aspectos: franja
etaria de los alumnos a quienes alcanza la propuesta, es decir alumnos de entre 12 y 18
años, las composiciones contienen un lenguaje medianamente sencillo, sin barroquismos,
que permita al alumno incursionar en el análisis de la temática sin grandes dificultades en Commented [F5]: Deslindar un poco mejor esto. NO todos los
poemas son para jóvenes de 12 años, además si bien hay sencillez
el aspecto lingüístico. Las temáticas elegidas incluyen aspectos relacionados con las en el lenguaje de muchos de los poemas, el trabajo retórico no es
tan sencillo. Por ello, comentar brevemente cuáles podrían ser para
costumbres y formas de vida de los mismos, como por ejemplo el trabajo en las viñas o la estudiantes que inician la adolescencia y cuáles para aquellos que
ya están más maduros.

4
recolección de ajos. Lo cual es interesante para trabajar debido al número significativo de
alumnos que trabajan en las viñas con sus familias y que año tras año comienzan
retrasados el ciclo lectivo porque deben realizar la cosecha. Exaltación de un espacio
geográfico en el que se identifican elementos comunes, que son propios de su vida
cotidiana, como las acequias, el micro, el vino. Temas sociales que los preocupan como la
falta de empatía, la discriminación, el sufrimiento, la ausencia, etc.; en ambientes que son
los que los rodean a diario: las calles con acequias, las veredas de tierra, el micro, etc. La
intención es que las temáticas abordadas y el lenguaje utilizado puedan acercar a los
alumnos a las composiciones líricas. Además el hecho de que los autores seleccionados
son en su mayoría mendocinos, aleja un poco la idea que tienen nuestros alumnos de que
todos los escritores son de antaño, muy alejados de su entorno y probablemente estén
muertos.
Los adolescentes esperan encontrarse siempre con historias sorprendentes, en cualquier
momento y lugar. Ellos admiran la espontaneidad, pero también las actitudes sensibles.
Porque todo su cuerpo y su mente están preparándose para tomar las riendas y avanzar.
Es nuestro deber darles las herramientas para que puedan elegir cómo hacerlo.

Muy interesante la selección y la justificación. Muy bueno el comentario ensayístico en el


que justifica el valor de la poesía y la selección realizada.

4 Elementos
Sugiero colocar el nombre del autor luego del título. No al final.

«Mis padres me engendraron para el juego


Humano de las noches y los días,

5
Para la tierra, el agua, el aire, el fuego…»
Jorge Luis Borges

1/La tierra

El último año que no has vivido


Acaba de terminar:
No hay retórica ni ceremonias,
Y la nueva cuenta regresiva
Te sorprende cuando sostienes,
Casi asqueado, tu propio esqueleto
Sobre la tierra. Las criaturas que amas
Confían en sus rutinas biológicas
Y el mundo externo al que, pareciera, nunca
Vas a pertenecer
Avanza como una cinta de video
A través de la ventana. Respiras
Y crees dejar en cada mínimo gesto
Una muesca. Pero el planeta borra
Con un giro más cualquier evidencia
Y el polvo flota en el cuarto
Igual que una lenta mortaja
Que cubriera con pudor
La obscenidad cadavérica
De ese órgano latente, tu cuerpo.

Afuera el verano
Resquebraja los viñedos,
Afuera hay una verdad de cosas
Que viven, que mueren, que no
Te necesitan.

2/El agua

El surco sudoroso en la frente


No es una ofrenda sino un soborno
De la ceremonia humana. También
Cae una lluvia y adorna el paisaje,
Como si cada partícula evaporada
Formara parte de una fiesta ilegible
En la que se consagra el reinado
De las cosas necesarias para calmar
Esta sed. Ya que es la sed,
Nuestra sed,
La que observa desde lo oscuro
Tanta explosión de nubes
Y sangre y saliva
Y condenas para estos cuerpos arrojados
Al diluvio de las horas.

6
3/El aire

Si ese sonido ahora


Quedara oculto tras la mímesis
De lo desconocido,
Tal vez si el viento que descose
El mantel blanco de la tarde
No perturbara el paisaje,
El silencio habría adormecido
Con su rasposo murmullo transparente
El cristal de tu indolencia.

Pero ese aire tenaz,


Que acecha en el mundo externo
Y esparce el virus de un afuera
Sobre tus objetos previsibles,
Ese viento mancha el cerebelo
Y el miedo rellena los espacios
Con un ritmo quebrado.

Vas entonces cerrando las manos,


Porque con ellas ejecutaste
Los errores, Y aprietas los párpados
Para que ningún sueño se vuelque.
Corre el Zonda, se detiene, es viento,
Y el gusto que sorbe tu lengua
No es nuevo pero sí impreciso.

Ya nada se calla, todo es una estridencia,


Un adentro cerrado, un color no elegido,
Y vas pronunciando las mismas palabras,
Puesto que el temor es una vieja plegaria
Que nunca será atendida.

4/El fuego

Soplas el fósforo,
Lo sacudes,
Lo quitas del orden útil.

La llama domesticada de la cocina


Brinda una certeza
Que a ese delgado trozo de madera
Parece escapársele luego
De su fugaz combustión,
De su breve camino recto.

Lo arrojas,
En un rincón polvoriento yace,
Y mirándolo piensas en la mañana que avanza:
¿Es el día para que tu latido se extinga?

7
¿A quién vas a servirle hoy?
¿Ha estallado ya
Tu cabeza?

Fernando Toledo

Las dos Vendimias

En Mendoza
hay dos vendimias:
una se exporta, la otra se olvida…

Vendimia del hombre pobre,


Vendimia del hombre rico,
las dos festejan lo mismo
pero el festejo es distinto.

Una lleva los elogios,


los discursos, los aplausos,
los vinos al extranjero.
La otra se queda en los surcos
con la alpargata en el suelo.

Una viaja por el mundo,


se muestra y es un monumento,
llena de sabor las bocas
en copas de largo cuello.
La otra tiene gusto a poco,
duerme en galpones de hierro,
cuida hijos sin escuela,
se acuesta en tachos de tiempo.
No tiene reinas que brillen,
ni banderines, ni cetro,
el granizo es su elemento,
sus párpados frenan soles.
Es escarcha en los rincones,
tiene brazos de sarmientos.
No debe mostrarse al mundo,
su vida pasa en silencio.
Espera un Dios generoso
que le redima el costado.

Vendimia del hombre pobre,


Vendimia del otro lado:
ambas festejan cosechas
pero es diferente el pago.

Silvina Diana Brengio

Ajeros

8
A cortar la calle
Compañeros
a levantar la voz,
al Paro,
porque a Nosotros
ya no nos echa nadie.
Hemos aprendido
vértebra a vértebra
golpeada
a defender nuestra dignidad.
Las Mujeres,
nuestras Compañeras
fueron las primeras
en concebir la impaciencia
y el valor
en pos de nuestros derechos
y nos quedamos en nuestro lugar
a describir el abuso
a acabarlo,
sin sospechar la cobardía
la alevosía de la orden.
Cómo imaginar una jueza
Del maltrato
y “servidores del orden”
que disparan la asfixia,
el castigo
a embarazadas, niños
y demás indefensos
que dormitaban
en la alta noche
cuidando la nobleza
de la cooperación,
el vivir sin bala
de la injusticia
entrampada
mientras empacamos
la riqueza
que no nutre a nuestros Hijos.
Somos los saludables dientes
con que la boca de este mundo
sustenta de sentido
a cada habitante de la Historia.
Somos trabajadores del Ajo
por nuestras manos
llega a sus ansias
el generoso alimento de la tierra.
Somos Ajeros
y por ello cómplices de la entereza
porque el ajo es fuerza vegetal

9
que nos aclara la conciencia
y aunque los patrones negrean nuestro destino,
la intensidad cabeza a cabeza
nos convence que debemos seguir
apretando los dientes
para que la sabrosura de la Vida
se sirva en nuestras mesas,
en la de todos.

Nora Bruccoleri

Presentismo

la calle sube hasta la cordillera


hoy el micro decide pasar de largo
y aplastar las sombras que somos
ciudad de alfombras
que nombra a gusto su humillación

el trabajo dignifica papeles bajo el brazo


y el otro aferrado al pasamanos
que no alcanza no
al sueldo a los intereses de las cuotas
“señor los primeros asiento
para ancianos embarazadas”
y el ciego aprovechador
que silba una zamba para no chocar

“la próxima” digo


(como si la cima
no te hubiera alcanzado)

“eh me bajo aquí


salto miren que me tiro”
pero
todos ven hacia adelante
hacia los peluches sonrientes
hacia las obligaciones
de un día más que se desprende
del almanaque.

Hernán Schillagi

Compadre Nolo
De qué habla el punteo
Cuando el pan se hospeda
en la mesa,
cuando el parralito y la hijuela,
allá a fuera,
seducen a la tierra
que resigna silencio.

10
La guitarra sabe,
se acurruca en la pierna,
sus huesos horizonte,
su tonada desafiante, que es nuestra,
llama al zorzal, llama a la piedra,
el hombre, digno emblema en el tiempo
es sendero de todos y comienza.

Las notas se anidan madera adentro,


el dedo firme se tensa,
hay algo del Nolo en la tarde,
viene desde la altura,
como el agua de riego,
como las palabras
abriendo compuertas.
La cuerda, dice y dice,
dice gente,
nombra al pueblo
a la veredita de tierra,
cuando encallan remolinos
en la huella,
despierta al sauce
y nombra a la acequia.

Donde hay ollas y voces,


donde hay miradas austeras,
donde la sopaipilla danza
en sartenes de Magda,
siempre está el Nolo
que tiene piel de cueca,
que es una roca
siempre habrá Nolos y Magdas
y con ellos,
canto y letra.

Rubén Vigo

Oda al Aconcagua

Tu eres esencial
soldado de intemperies,
tu eres esencial
andamio de estrellas,
mangrullo del Cóndor,
faro del Universo.

Montada tu silueta nocturna


en las vértebras de América
guarda soledades y vestigios
antiguos.

11
Aconcagua,
bandera de piedra,
estandarte del agua,
hermano del sendero
y del viento

Rubén Vigo

No fui al encuentro

No fui al encuentro
Me detuvo una mesa sin pan
una esquina sosteniendo humo
un pupitre sin alumno
añosos cuerpos mirando al suelo
una nueva pared de chapas
estrellas recogiendo cartones
una misa apócrifa
una larga fila de Hospital público
un pegamento absorbiendo niños
una lágrima despedida del trabajo
un apellido recibiendo dinero sin sudarlo
una humillación de rostros por otro rostro
golpes de uniforme
nieblas exógenas sobrevolando mi bandera
…..
No fui al encuentro,
Y me volví al pueblo!

Juan De La Maza

Civilización y barbarie

Salvajes….
en la oscuridad del soborno
Corrompen promesas y juramentos.
Sus burbujas de lujo
los aíslan de los hacedores de
pan.
Sus ambiciones
no poseen códigos de culpa.
Las veinticuatro horas tienen adicción monetaria.
Manejan,
el puñetazo a la necesidad,
la insensibilidad ante el desamparo,
el contubernio sobre lo público,

12
Mientras los salvajes solo piensan
en derrochar recursos planetarios,
los civilizados,
pensamos en lo solidario.

Juan De La Maza

Me parece

Me parece que soy tu semejante,


en la piel, en el canto, en el zapato;
un calco diminuto de la vida
que nos arrolla de afuera para adentro…
Arrastro cárceles, balcones, cementerios,
jardines verdes y planicies mansas
dedos de cal, silencios de ceniza,
ojos de adobe que miran y se alejan…
Me reconozco siempre en tu vestido,
en el retrato que te lleva entera,
en esa petición de mar abierto,
en tu mirada cálida de acequia
y en las muecas que cuentas al espejo…

cuando duermo y reviso cada hora,


cada paso en silencio, cada mano
tendida de los otros a la mía,
comprendo que yo soy tu semejante.

Silvina Diana Brengio

Indiferencia

que esta luna, sobre el mendigo


que lame en un plato vacío
su sombra, desuelle esta ventana
que oculta, más abajo
o detrás, todo podrido
porque adentro, en la mortaja
de mi sombra un mismo mimo
nos aúlla.

Gastón Ortiz Bandes

Que no…

que no tengo para comer


que apenas si como
que los niños comen menos de lo que crecen

13
leen menos de lo que oyen
hablan menos de lo que piensan
que es fácil enfermarse y muy difícil curarse
que drogan a los pobres con drogas baratas
que drogan a los ricos con drogas caras
que drogan con televisión
con fútbol
con teléfonos
con mentiras
con espanto
con terror
que quiero ser alto y musculoso
que quiero ser flaca y tetona
que quiero tener ese auto cuando hay miles a pie
que quiero esa ropa que es mejor que mi piel
que dependemos de un jefe
dependemos de un líder
dependemos de un sueldo
que los delincuentes te envían a las cárceles
que se apropian lo de todos
y te prohiben lo de ellos
que opinan y no dejan opinar
que la mentira es millonaria y la verdad mendiga
que mi abuelo se quejó
y mi padre se queja
y yo me quejo viviendo en jaque
y dejo mis quejas de testamento
que el esfuerzo de todos es para unos
y trabajo
trabajo
trabajo
creyendo digno el único día que hace mi sueldo
y el resto del mes trabajo
trabajo
trabajo
trabajo en mi contra
(todos para uno y ninguno para todos)
que el de adelante tiene mal olor
y el de al lado feo aliento
y el de atrás es mala persona
y entonces vamos separados en este laberinto
cuya única salida está hecha para que pase una multitud
y ningún hombre solitario
que qué vas a hacer
que no podés hacer nada
que para eso están los demás
que por suerte vos...
que siempre fue así
que es así
que así será
que tengo un hijo

14
que tengo un alma
que tengo miedo
que ya vamos a estar mejor
que vamos a estar bien
que vamos a estar igual
que vamos a estar
que deseás comprar lo que no necesitás
quiero eso porque lo vi en la pantalla
canto eso porque lo oí en la radio
digo eso porque lo leí en el diario
pienso eso porque no me enseñaron a pensar
que lo importante es el amor
y los chicos que no lo tienen carecen de importancia
que hay vida en otro planeta aunque mueran los de acá
que yo no me meto y me quedo afuera
que vos no te metés y te quedás afuera
que el otro se mete y lo sacan de este mundo
que funcione y entonces me sumo
que allá ellos
que acá ellos
y en todas partes ellos
nos invadieron sin tocarnos
que dios es bueno
es justo
y también existe,
que iré al cielo
aunque puede estar alambrado como la tierra
que yo soy más importante que tu
yo soy más importante que el
yo soy más importante que nosotros
yo soy más importante que vosotros
yo soy más importante que ellos
soy más feliz si compro
soy más feliz si uso
soy más feliz si no soy
que no me toquen el bolsillo
que debo el dinero que me robaron
y no tengo para pagar lo que me quitan
que sacamos el olor pero no la basura
que matan y los asesinos sonríen en el cementerio
que el patroncito me caga y le limpio el culo
que mi vida va parar a un banco suizo donde nadie cuenta la pobreza
que lo importante está adentro
allí hay que cambiar mientras muchos no tienen dónde esconderse
que soy pacifista y mientras los muertos no sean por bomba considero que hay paz
que la princesa tuvo un romance y la vecina es una puta
que el artista está alcoholizado y mi amigo es un borracho
que el nene rico se equivocó y mi hijo es un delincuente
que el policía cumplió su deber y el malviviente es un asesino
que el blanco sonríe y el negro no tiene dientes
que ajustan el cinturón pero no las sotanas

15
que gano en lata y pago en oro
que nuestros ahorros son deudas
que la industria se importa
que mi única tierra la llevo en las uñas
que las malvinas son argentinas
y argentina no se sabe de quién es
que entierran a los negros y se llevan el petróleo
que sacan el gas y nos dejan la mierda
que encierran el agua y nos dejan la sed
que talan un bosque y muestran el arbustito que plantaron
que protesto y soy violento
que me defiendo y soy terrorista
que me dejo y soy buen ciudadano
que esto se termina
que esto recién empieza
que no nos alcanzarán las montañas para sepultarlos.

Guillermo de Pósfay

Fuentes
Subsecretaría de Planeamiento de la Calidad Educativa. Dirección de Planeamiento y
Evaluación Educativa. Dirección General de Escuelas. La ruptura del silencio: Poesía
mendocina contemporánea. Compilada por: Basile, J. y Starkman, D. (libro de distribución Commented [F6]: los subtitulos también van en cursiva.
gratuita). Faltan los datos editoriales.
<http://emmagunst.blogspot.com/2014/02/guillermo-de-posfay-que-no.html> (Consultado:
22 oct. 2018) Tiene título el blog? Colocarlo.
Toledo, Fernando G. Mortal en la noche: Los 4 elementos. Córdoba, Argentina: Alción
Editora, 2013.

Bibliografía General
Andricaín, Sergio; Rodríguez, Antonio O. Escuela y poesía: ¿Y qué hago con el poema? Formatted: Highlight
Buenos Aires: Lugar Editorial, 2009.
Marsimian, Silvina. Sobrelecturas: Leer con adolescentes. Buenos Aires: Aique Grupo Formatted: Highlight
Editor, 2017.

16
Ramos, María Cristina. Aproximación a la narrativa y a la poesía para niños: Los pasos Formatted: Highlight
descalzos. Buenos Aires: Lugar Editorial, 2012.

17

Centres d'intérêt liés