Vous êtes sur la page 1sur 4

eUr808 univenitario8

«EL METODO CIENTIFICO EN


LAS CIENCIAS BIOMEDICAS»
• Curso del profesor Alberto Sols
Sobre «El método científico en las ciencias biomédicas», Alberto Sois,
catedrático de Bioquímica de la Universidad Autónoma de Madrid, im­
partió del 13 al 22 de noviembre pasados en la sede de la Fundación
Juan March, un curso de cuatro lecciones, en las que abordó los si­
guientes temas: «El arte de investigar», «El proceso de la investigación»,
«Publicación y presentación» y «Etica científica».

En la primera conferencia presen­


tó al doctor Sois el catedrático de
Bioquímica y Química Agrícola de la
Universídad Politécnica de Madrid,
Francisco García Olmedo, Secretario
del Departamento de Biología y Cien­
cias Agrarias de la Fundación, quien
calificó al conferenciante como «un
pionero y sembrador que ha hecho
importantes contribuciones en el
campo de la Enzimología y regula­
ción metabólica en una época en la
que en España no sólo se carecía de
medios materiales para investigar, si­
no que faltaba un ambiente y tra­ ALBERTO SOLS necio en Sax fAfican­
dición de investigación científica». El te) en 1917. En 1946 se doctoró en Me­
profesor García Olmedo subrayó la dicina y actuafmente es catedrático de
Bioquímica en fa Facuftad de Medicina de
integración que se da en la persona fa Universidad Autónoma de Madrid y
del doctor Sois de bioquímico y bió­ consejero de número def Consejo Supe­
logo, y afirmó que «su magisterio ha rior de tnvestiqeciones Científicas. Direc­
alcanzado a un gran número de bio­ tor def instituto de Enzimofogía desde
químicos españoles». 1954, ha sido gafardonado, entre otros
Reproducimos seguidamente un re­ premios, con ef Nacionaf de fnvestíga­
sumen del curso del profesor Sois. cion, Cajaf y Juan de fa Cierva. Ha pu­
bficado más de un centenar de trabajos,
en su mayor parte en revístas y mono­
grafías de difusión ínternacionaf.
EL ARTE DE INVESTIGAR
¡

E n las últimas décadas la inves­


tigación ha pasado de fenómeno
las universidades ni en los centros
dedicados a la investigación. Es más,
f
esporádico y marginal respecto a la en gran parte ni siquiera está escrito
sociedad a una actividad muy exten­ en forma sistemática. Esta anomalía
dida y de enorme transcendencia pa­ se debe en parte a que en la prác­
ra el mundo presente y futuro. Los tica el camino que siguen de hecho
éxitos de la investigación moderna los investigadores para su descubri­
tienen en su base el desarrollo a lo miento tiene mucho de arte. Y, como
largo de los últimos tres siglos de un otras artes, se siente y se vive, más
método científico para desentrañar que se especifica, escribe y enseña.
los misterios de la naturaleza. Pues Pero en definitiva, es demasiado fre­
bien, curiosamente, el método cientí­ cuente que los jóvenes que aspiran a
fico no se enseña regularmente ni en la investigación aprendan técnicas

30
concretas mucho más que método samente a «pensar por libre». Y co­
científico, que sólo van pescando por mo interferencias a evitar, cabe des­
ósmosis, a salto de mata y a menu­ tacar la dispersión, el pluriempleo, la
do tras muchos pasos en falso. politización y hasta el afán de publi­
Se puede hablar sobre el método car pronto y mucho.
cientifico desde dos po sicíanes de La investigación es en buena pare
partida muy diferentes: el filósofo de el arte de lo soluble. Hay que tener
!a ciencia y el investigador experimen­ cuidado con las tentaciones de las
tado. Aquí vamos a hablar del mé­ modas y modelos en investigación; y,
todo científico vivido y visto por un por otro lado, es conveniente con
investigador sin ribetes de «filósofo» mucha frecuencia, y en muchos ca­
o Sois, en el sentido formal de la palabra. sos necesaria, la colaboración entre
id, im­ Hay tres componentes importantes en investigadores, vertical u horizontal,
-dacián la investigación: vocación, profesión relación maestro-discípulo o asocia­
los si­ y ocasión. La investigación es una ción de especialidades convergentes,
tcion», vocación más bien poco frecuente dos variantes de complementariedad
(en parte por atrofia producida por que pueden valer como producto,
más que como suma.

-
el ambiente desfavorable de nuestros
sistemas educativos). Es también una
profesión, ya relativamente frecuen­
te (llámense los que deben cultivarla EL PROCESO DE LA
investigadores o profesores). Y es una INVESTIGACION
ocasión bastante frecuente: tesina, te­
sis doctorales, hallazgos más o menos Toda investigación de alguna en­
inesperados en el curso de una vida vergadura es un largo proceso que
profesional inteligente y despierta. requiere una estrategia y una táctica
En la vocación de investigar la cua­ experimental. Ante todo es muy im­
lidad más importante puede definirse portante plantear buenas preguntas y

11

como la curiosidad científica deporti­ plantearlas bien. Y en investigación


va: el afán instintivo de descubrir por biológica, es frecuentemente muy im­
uno mismo enigmas de la naturaleza; portante la ayuda de la teleologia, la
grandes o pequeños, pero enigmas. aceptación del principio de que en los
(Aticen­ Cualidades complementarias impor­ seres vivos casi todo está para algo.
en Me­ tantes son el entusiasmo, la capaci­ El planteamiento de una investiga­
ático de dad de concentración, la imaginación ción debe atender al largo y al corto
1icú7a de oportunamente contrapesada por el plazo en las distintas etapas. Tanto
l1adrid y para proyectar una tesis como para
io Supe­ espíritu crítico y la dedicación eficaz
motivada por la conjunción de curio­ solicitar una ayuda de investigación,
s. Direc­
o para embarcarse en la persecución
'a desde sidad y ambición. Con ese algo difi­
de un gran objetivo, es importante
tre otros cil de definir que se llama creativi­
nvesttqa- dad, y que depende de una combina­ una cuidadosa planificación a largo
Ha ou­ ción de varios de los factores men­ plazo. En Estados Unidos se consi­
trabajos, cionados. dera normal dedicar varias semanas
y mono- a la planificación concreta de un pro­
La creatividad tiene mucho de in­
nata. El margen de diferenciación de yecto; aunque luego, sobre la mar­
unos científicos a otros varía grande­ cha, haya que reajustar muchas co­
mente, bastante más que la simple in­ sas. Porque el proceso de la investi­
centros teligencia y por supuesto que la for­ gación implica en sucesión proyectar,
Es más, mación. Ahora bien, la capacidad in­ planear, experimentar, analizar críti­
i escrito dividual innata se puede ahogar casi camente los resultados, replantear,
inornalia siempre completamente; el secreto es volver a experimentar, etc ... , hasta
la prác­ buscar eficazmente condiciones favo­ llegar a conclusiones. Pensar y expe­
le hecho rables para su libre desarrollo y evi­ rimentar deben estar íntimamente im­
íescubri­ tar las interferencias que son incom­ bricados en el proceso de la investi­
Y, como patibles con ella. Entre la primeras gación, aunque el mayor énfasis en
ive, más destaca lo que se ha designado como uno u otro camino puede variar gran­
enseña. «el arte del pensamiento creador»: demente según la personalidad del in­
iado fre­ sesiones más bien cortas de pensa­ vestigador y la naturaleza del objetivo.
ispiran a miento concentrado al margen del Hay que ponerse en guardia contra
técnicas trabajo ordinarío, dedicándose inten- el grave peligro de prejuzgar o pedir

31
ciertos resultados, lo que puede em­ ratura cientítIca es un problema acu­
pujar a un colaborador -o al propio ciante, ante el cual hay que «espabi­
investigador- a seguir pistas falsas y larse o quedar desbordado»; ya que
tragarse pseudoevidencias en favor de otra manera, y mucho más que en
del prejuicio. Algunos grandes inves­ tiempo de Ortega, «en vez de estudiar
tigadores se guian por el instinto, para vivir», «el hombre va a tener
«sin hacer planes», pero sólo algunos que vivir para estudiar». El creciente
genios triunfan así: la mayoría de los volumen de revistas científicas origi­
que optan por este camino simple­ nales hace cada vez más importante
mente fracasan. A veces surgen pro­ el utilizar vías de acceso que acorten
blemas entre la persecución de un el esfuerzo manteniéndolo dentro de
gran objetivo y la necesidad de pro­ limites razonables. Estas vías van des­
ducir algo para obtener medios. En de los libros (enciclopedias, mono­
este caso es recomendable lo que pue­ grafias, simposios y textos), revisio­
de defínirse como «el arte de nadar ... nes (sistemáticas, seriadas o sueltas),
y guardar la ropa», dedicando algún abstracts y otros servicios de infor­
tiempo y esfuerzo a algún producto mación con modernas tecnologías in­
concreto sobre la marcha de las in­ cluyendo en particular los servicios
vestigaciones a largo plazo hacia el personalizados dependientes de gran­
gran objetivo. des bancos de datos computerizados.
Se recomienda muy especialmente También es importante tener en cuen­
el método de las múltiples hipótesis ta lo que se llama a veces «colegios
de trabajo, muy bien formulado por invisibles»: redes indefinidas de in­
Chamberlin hace cerca de un siglo y formación en áreas científicas más o
muy armonizable con la gran tesis menos concretas a través de «pre­
moderna de Popper, el filósofo del prints», cartas, teléfono y viajes de
método científico: que las hipótesis científicos. De cara al futuro, los jó­
deben ser formuladas en términos venes que quieran seguir una carrera
que se puedan eliminar experimental­ científica deben estar muy abiertos al
mente si no fueran correctas. En ge­ desarrollo de nuevas tecnologias para
neral, las supuestas «demostraciones» la localización de la información.
son más bien apoyos por ser «consis­ En cuanto a idiomas, hay que tener
tentes con». Los experimentos real­ en cuenta que bastante más del 90
mente cruciales son los que permiten por 100 de lo realmente importante
decidir de una vez entre grandes al­ en ciencia original se publica en in­
ternativas. glés. La evaluación de trabajos es el
segundo gran problema, dadas las
enormes diferencias de calidad entre
PUBLICACION y
las publicaciones; y es un problema
PRESENTACION
que a escala personal requiere el des­
arrollo de un «sentido» para evaluar
Hay actualmente una auténtica ex­ los trabajos que a uno le puedan
plosión de información científica -se afectar. En la publicación de los ele­
publican unas cien mil revistas más mentos de una investigación, hay cin­
o menos científicas, aunque menos co cuestiones capitales: qué, cuándo,
del 10 por 100 tienen significación dónde, cómo (y quiénes). Es altamen­
sustancial en el progreso científico, te recomendable, y muy común en los
y la mitad de ellas afectan a las cien­ medios científicos desarrollados, el
cias biomédicas- que, doblándose ca­ pedir una crítica del manuscrito a
da aproximadamente una década, uno o dos colegas; y después, reto­
acarrea problemas que se van agra­ cado si ha lugar, enviar el manuscri­
vando con el tiempo. Hacen falta re­ to a la revista escogida y esperar a
planteamientos radicales, generales y recibir las críticas editoriales si las hu­
particulares. Entre los últimos, para biere, que casi siempre pueden mejo­
el desarrollo de las ciencias biomédi­ rar el trabajo.
cas en España, convendría mucho la En el mundo científico es muy fre­
creación de una gran Biblioteca Na­ cuente que los resultados potencial­
cional de Ciencias Biomédicas. mente significativos se presenten en
Para los que necesiten estar al día reuniones científicas, antes o después
en algo, la sobreabundancia de lite­ de la publicación. La presentación de

32
a acu­ resultados debe ser una comunica­ entre tanto, la atenuación de los pa­
spabi­ ción, no un soltar el rollo. Hay que triotismos, la desintegración de las
'a que preparar un resumen informativo, en familias y las espadas de Damocles
que en inglés si es una reunión internacional. que pesan ahora sobre la humanidad
.tudiar Hay actualmente dos formas básicas tienden a inclinar a las actitudes
tener de presentación de comunicaciones. -conscientes o inconscientes- de
eciente La clásica oral, generalmente apoya­ «después de mi, el diluvio». Pues
origi­ da por diapositivas, y la moderna bien, los científicos podemos y debe­
irtante -y cada vez más interesante- pre­ mos ponernos en vanguardia en la
.corten sentación en paneles (o «posters») . muy necesitada reacción para salvar
.tro de el futuro. A políticos y científicos
in des­ debería pedírseles atención perma­
mano­ ETIeA CIENTIFICA nente y justificación frecuente en tér­
'evisio­ minos del futuro, de sus actuaciones
ieltas), No hay un código escrito de la éti­ y decisiones importantes.
infor­ ca básica del científico, pero existen En particular, el progreso de las
~ías in­ unas reglas del juego consistentes en ciencias biomédicas plantea una se­
.rvicios una serie de convenios tácitos; unos rie de problemas éticos específicos.
: gran­ de la gran comunidad cientifica inter­ Entre ellos cabe destacar el control
izados. nacional, y otros de ámbito local. El de la población (en una Tierra que
1 cuen­ mandamiento básico es: nada antes se está sobresaturando), el aborto te­
olegios que la verdad real, el conocimiento rapéutico (con el planteamiento agu­
de in­ de la naturaleza. El investigador de­ dizado por la amniocentesis), la eu­
más o be ante todo buscarla, el docente de­ tanasia (frente a las artificiales pro­
: «pre­ be casi ante todo enseñarla y el cien­ longaciones de vidas vegetativas), la
ajes de tífico en general debe siempre defen­ eugenesia (cuando la nueva biologia
los jó­ derla. El pecado imperdonable en in­ está abriendo posibilidades de mejo­
carrera vestigación cientifica es la falsifica­ rar nuestro caudal genético), la inge­
ertos al ción de resultados. La tentación es niería genética (con la revolución del
as para frecuente, y a veces muy grande. DNA recombinante), la ingeniería fe­
m. Durante mucho tiempo la ética notípica (con el aldabonazo de las
le tener científica terminaba dentro de la pro­ fertilizaciones in vitro), y la guerra
del 90 pia comunidad de los científicos. Ya biológica (potencial). En definitiva, el
iortante no. El mundo actual depende, tanto impacto de la «nueva biología» so­
en in­ de la ciencia, para bien o para mal, bre el hombre es tan grande que ha­
os es el que los cientificos tienen ya una muy ce prever la inevitabilidad, e incluso
das las seria responsabilidad social. Ante to­ la conveniencia de una muy impor­
Id entre do los investigadores deben tener en tante evolución de la moral. La evo­
-oblema cuenta que en el conjunto de sus lución es una de las leyes más básicas
: el des­ investigaciones la sociedad -que di­ de la biologia. Y la moral no puede
evaluar recta o indirectamente sostienen la estar al margen de ella. La ciencia de
puedan inmensa mayoría de ellas- tiene de­ hoy quizá no dicte la ética de maña­
los ele­ recho a esperar relevancia, y los in­ na, pero al menos la teñirá inten­
hay cin­ vestigadores tienen el deber de procu­ samente. La selección natural arrin­
cuándo, rarla. conaría a los que se empeñasen obs­
iltarnen­ Pero hay más. La ciencia del siglo tinadamente en mantener una moral
.n en los XX ha abierto la auténtica caja de inmutable en un mundo esencialmen­
idos, el r Pandora al descubrir poderes capaces te mutable y ahora hipermutable.
scrito a de aniquilar la especie humana. La Los científicos en general, y los
:s, reto­ generación anterior, en la década de biólogos en particular, ya no pode­
ianuscri­ [os cuarenta, descubrió la moviliza­ mos estar en una torre de marfil.
sperar a ción a voluntad de la energía atómi­ Debemos relevancia para la sociedad.
:i las hu­ ca. La generación actual está descu­ Y como mensaje general, diría que la
:n mejo­ briendo las bases para un posible ar­ investigación científica buena, para
senal de auténticas bombas biológi­ todo el que tenga un fondo de voca­
muy fre­ cas, menos ruidosas, pero quizá más ción, es un camino abierto a grandes
otencial­ dificiles de controlar que las nuclea­ satisfacciones intelectuales y poten­
-nten en res. Y, en general, las modernas tec­ cialmente muy útil. Aunque pueda
después nologias están llevando a la humani­ estar mal remunerado y hasta más
ación de dad en una carrera vertiginosa. Y, bien poco estimado.

33