Vous êtes sur la page 1sur 1

Entorno Social

ANABEL

El entorno social de un individuo, también es llamado contexto social o ambiente social, es la cultura en la que el
individuo fue educado y vive, y abarca a las personas e instituciones con las que el individuo interactúa en forma regular.

El entorno social de un sujeto está formado por sus condiciones de vida y de trabajo, los estudios que ha cursado,
su nivel de ingresos y la comunidad de la que forma parte. Cada uno de estos factores influye en la salud del individuo.

MIGUEL

La interacción puede ser de persona a persona o a través de los medios de comunicación, incluso de forma
anónima, y puede no implicar la igualdad de estatus social. Por lo tanto, el entorno social es un concepto más amplio que
el de la clase social o círculo social.

Sin embargo, las personas con el mismo ambiente social, a menudo, no solo desarrollan un sentido de solidaridad,
sino que también tienden a ayudarse unos a otros, y se congregan en grupos sociales y urbanos, aunque con frecuencia
se piensa en los estilos y patrones similares, aun cuando hay diferencias.

¿Cómo deben ser las relaciones interpersonales?


JUAN

Primero que nada, una relación Interpersonal es una fuerte, profunda o cercana asociación, entre dos o más
personas. Estas asociaciones pueden basarse en emociones y sentimientos, como el amor y el gusto artístico, el interés
por los negocios y por las actividades sociales, las interacciones y formas colaborativas en el hogar, entre otros.

Las relaciones interpersonales tienen lugar en una gran variedad de contextos, como la familia, los grupos de
amigos, el matrimonio, los entornos laborales, los clubes sociales y deportivos, las comunidades religiosas y todo tipo de
contextos donde existan dos o más personas en comunicación.

ANGEL

Para que el objetivo de conseguir y mantener relaciones favorables se cumpla, debes basarlas siempre en el
respeto, debes comunicarte y actuar con sinceridad, y nunca referirte a la otra persona con tono agresivo ni acusador.

Hay que aceptar que las personas somos diferentes, y no tratar de cambiarlas. Si se pone la atención en los
actuares ajenos, tratando de amoldarlos a cómo uno lo desee, no se podrá arribar a buen término en esas relaciones.

GERALDINE

Generar un ambiente constructivo, donde todos se sientan parte, también será de gran ayuda para potenciar las
relaciones. Si se está en un ambiente de trabajo, donde hay personal de muy variadas edades, se debe escuchar a todos,
y no desmerecer opiniones ni ideas por que las haya manifestado un joven o alguien más grande.

Lo imprescindible es contar con una comunicación abierta, sincera y respetuosa. Se debe demostrar una actitud
que inspire confianza en todo sentido, tanto en los dichos como en las acciones que se realizan. De esta manera, la base
con la que se formen las relaciones interpersonales, no podrán ser malas.