Vous êtes sur la page 1sur 9

Célula

La célula es la unidad fundamental de los seres vivos que contiene todo el material necesario para mantener los
procesos vitales como crecimiento, nutrición y reproducción. Se encuentra en variedad de formas, tamaños y funciones.

Las células se clasifican en células procariotas y eucariotas. Las células procariotas se caracterizan por no tener un núcleo
definido en su interior, mientras que las células eucariotas poseen su contenido nuclear dentro de una membrana.

Los
procariontes tienen su material genético disperso en el citoplasma. Los eucariontes poseen núcleo, donde se encuentra
el material genético de la célula.

Existen organismos como las bacterias y los protozoarios constituidos por una célula (organismos unicelulares). Los
organismos multicelulares o pluricelulares más complejos se encuentran constituidos por una mayor cantidad y diversidad
de células.

Se cree que todas las células evolucionaron de un progenitor común, ya que todas poseen estructuras y moléculas
similares.

Estructura de las células

En las células en general se pueden distinguir distintas estructuras con el microscopio óptico: núcleo, membrana
citoplasmática y citoplasma.

Núcleo celular

El núcleo celular está rodeado por una envoltura nuclear, contiene el material genético de las células eucariotas. Es el
centro de comando de las células eucarióticas. En las células procariotas no existe núcleo, por lo que el material genético
está disperso.

Membrana plasmática

La membrana plasmática es una barrera con permeabilidad selectiva, o sea, regula la entrada y salida de material de la
célula y además recibe la información proveniente del exterior celular. Por la membrana plasmática entran nutrientes,
agua y oxígeno, y salen dióxido de carbono y otras sustancias.

Citoplasma
El citoplasma es el interior de la célula entre el núcleo y la membrana plasmática. Aquí se encuentra la maquinaria de
producción y mantenimiento de la célula. Está constituido por un material gelatinoso llamado hialoplasma.

Organelos del citoplasma

En el citoplasma se encuentran estructuras membranosas conocidas como organelos. Los organelos son los responsables
por diversas actividades celulares, tales como almacenamiento, digestión, respiración celular, síntesis de material y
excreción, es decir, son los responsables del mantenimiento de la vida celular.

Entre los organelos podemos destacar:

 Mitocondrias: es la fábrica de energía de las células. Aquí se efectúa la respiración celular y se produce la energía
que requiere la célula para sus actividades.

 Ribosomas: son el centro de producción de las proteínas. Son los organelos fundamentales para el crecimiento y
la regeneración celular.

 Retículo endoplasmático: formado por una vasta red de canales y bolsas membranosas aplanadas llamadas
cisternas. Existen dos tipos de retículo endoplasmático: rugoso y liso. Cuando se encuentran ribosomas en la cara
externa del retículo endoplasmático, se dice que es retículo endoplasmático rugoso y en él se sintetizan proteínas
de membrana y proteínas secretoras. En el retículo endoplasmático liso se sintetizan los lípidos.

 Aparato de Golgi: es el centro de distribución de la célula, encargado de clasificar, etiquetar, empaquetar y


distribuir proteínas y lípidos en vesículas secretoras. También produce los lisosomas.

 Lisosomas: son los encargados de la digestión intracelular.

 Peroxisomas: organelos responsables por la oxidación de ácidos grasos y la degradación de peróxido de


hidrógeno.

 Centriolos: estructuras cilíndricas que participan en la división celular.

 Vacuolas: vesículas, pequeñas bolsas que almacenan y transportan enzimas e iones.

 Cloroplastos: organelos responsables por la fotosíntesis en las células vegetales.

En todas las células, tanto animales como vegetales, la estabilidad estructural y el movimiento de las células está
determinado por una armazón interna conformada por el citoesqueleto.

Diferencia entre células animales y vegetales

En las células vegetales existe, en el exterior de la membrana plasmática, una pared celular, compuesta de celulosa. Las
células vegetales contienen una o más vacuolas gigantes que son los sitios de almacenamiento de agua, iones y nutrientes.
En los cloroplastos se encuentra la clorofila que absorbe la luz en el proceso de fotosíntesis.
Organelos y sus funciones en las células animales y vegetales

Organelo Funciones Animal Vegetal

Mitocondria Respiración celular; generación de energía. Presente Presente

Ribosoma Síntesis de proteína. Presente Presente

Retículo endoplasmático Síntesis y transporte de proteínas. Presente Presente

Aparato de Golgi Procesamiento de proteínas; síntesis de azúcares y lípidos. Presente Presente

Lisosomas Digestión intracelular. Presente Presente

Peroxisomas Oxidación de ácidos grasos. Presente Presente

Centriolos División celular. Presente Presente

Vacuola Almacenamiento y transporte. Presente Presente

Cloroplastos Fotosínteis. Ausente Presente

Pared celular Estructura y estabilidad. Ausente Presente


La célula animal es la unidad básica de construcción de los organismos animales. Es un tipo de célula eucarionte, al igual
que las células vegetales, esto significa que tiene núcleo, membrana plasmática y citoplasma.

Características de la célula animal

Son células de tipo eucarionte, es decir, su contenido genético está encerrado en una estructura membranosa llamada
núcleo.

Tienen formas y tamaños variables.

No poseen pared celular, a diferencia de las células vegetales.

Poseen organelos que son compartimentos con membrana dentro de la célula, con funciones específicas.

Poseen centriolo, centrosoma y lisosomas, que no se encuentran en la célula vegetal.

Obtienen los nutrientes desde el exterior.

Estructuras básicas de la célula animal

La célula animal está fundamentalmente compuesta por una membrana plasmática, un núcleo y un citoplasma.
Membrana plasmática

membrana plasmática

La membrana plasmática envuelve al núcleo y a los organelos en el citoplasma de la célula animal.

La membrana plasmática es la cubierta externa de la célula, a través de la cual se establece contacto con el medio exterior.
Está formada por dos láminas de lípidos, o bicapa lipídica, y proteínas de membrana. Los lípidos más abundantes son los
fosfolípidos y el colesterol.

Las proteínas permiten el paso de compuestos del exterior al interior de la célula, y viceversa. También existen proteínas
en la membrana llamadas receptores. Estas reconocen compuestos fuera de la célula y activan señales dentro de esta,
provocando respuestas específicas.

Entre las funciones de la membrana plasmática están:

la regulación del transporte de sustancias: agua e iones (como sodio, cloro y potasio), moléculas orgánicas (como
hormonas), y gases (como oxígeno y dióxido de carbono), y

el reconocimiento de sustancias en el exterior por medio de los receptores, para así enviar señales al interior celular.

Núcleo y nucleolo

nucleo

El núcleo y sus diferentes componentes.

El núcleo es la parte de la célula que almacena la información genética en forma de ácido desoxirribonucleico o ADN. Está
delimitado por la envoltura nuclear, que es una membrana doble, con aberturas o poros nucleares, por donde entran y
salen compuestos. El líquido interior donde flotan los compuestos nucleares es el nucleoplasma.
El núcleo es el centro de control y reproducción de la célula. El ADN está unido a proteínas y forma la cromatina. A partir
del ADN se obtiene la información para el funcionamiento de la célula.

En el núcleo se encuentra una región donde se concentra la cromatina y el ácido ribonucleico (ARN). Esta región recibe el
nombre de nucleolo y es el centro de producción de los ribosomas.

Citoplasma

El citoplasma es el medio acuoso-gelatinoso donde ocurre la mayoría de las actividades celulares. Está compuesto por
agua, sales, iones y proteínas y comprende aproximadamente 70% del volumen de la célula.

En el citoplasma también se encuentran los filamentos que forman el citoesqueleto, que es el armazón que le da forma a
la célula.

El citoplasma comprende el espacio por donde se mueven los componentes celulares.

Organelos de la célula animal

Para cumplir las diferentes funciones, la célula animal presenta diferentes organelos y estructuras.

Ribosomas

El ribosoma es uno de los organelos de la célula que no posee membrana. Está compuesto por proteínas y ARN y se forma
en el nucléolo dentro del núcleo. Presenta dos partes o subunidades: una subunidad mayor o 60S, y una subunidad menor
o 40S.

El ribosoma es la fábrica de producción de proteínas. Entre las subunidades mayor y menor se acoplan el ARN mensajero,
el ARN de transferencia y los aminoácidos para formar las cadenas de polipéptidos.

El ribosoma de las células animales está formado por dos subunidades: 60S y 40S.

Retículo endoplasmático

reticulo endoplasmatico

Existen dos tipos de retículo endoplasmático: liso y rugoso.

El retículo endoplasmático es un sistema de membranas formado por sacos y vesículas que se encuentra adyacente al
núcleo. El interior o espacio central recibe el nombre de lumen.

El retículo endoplasmático rugoso recibe este nombre por la presencia de ribosomas en su cara externa. Su principal
función es la síntesis y empaquetamiento de proteínas.

En el retículo endoplasmático liso se produce la síntesis de los lípidos de las membranas. En las células musculares existe
un retículo endoplasmático liso llamado retículo sarcoplasmático, que es donde se almacena el calcio necesario para la
contracción muscular.

Aparato de Golgi

El aparato de Golgi tiene aspecto de globos apilados unos sobre otros.


En el aparato de Golgi se clasifican y empaquetan los materiales que se producen en el retículo endoplasmático. Las
vesículas provenientes del retículo endoplasmático se fusionan en la cara cis del aparato de Golgi y allí depositan el
material que transportan.

En el lumen del aparato de Golgi se modifican o "adornan" las proteínas y los lípidos; de esta forma se identifican, clasifican
y son encaminadas a su sitio de destino. Salen por la cara trans del aparato de Golgi encerradas en vesículas secretorias.

Mitocondria

Estructura de la mitocondria.

La mitocondria es el organelo responsable de la producción de energía en la célula animal, a partir de la glucosa y otras
moléculas. La energía química de las células se encuentra en forma de adenosina trifosfato o ATP.

La mitocondria está compuesta por dos membranas: interna y externa. La membrana interna se pliega al interior formando
las crestas mitocondriales.

La mitocondria posee su propio ADN y ribosomas para la síntesis de proteínas específicas. Posiblemente se originaron a
partir de una bacteria que fue tragada por una célula eucariota.

Centrosoma

El centrosoma es la zona de la célula animal donde se producen los microtúbulos. Se encuentra en el citoplasma en una
región cercana al núcleo. Aquí se forman los centriolos, que están presentes únicamente en la célula animal.

Los centriolos tienen forma cilíndrica y están conformados por nueve tripletes de microtúbulos.

El centrosoma es la zona donde se localizan los centriolos en el citoplasma.

Lisosoma

Los lisosomas son vesículas o sacos de membrana que se producen en el aparato de Golgi. Son uno de los organelos
característicos de la célula animal, pues no se encuentran en la células vegetales. Contienen compuestos que degradan o
digieren diversos materiales.

Dentro de los lisosomas están presentes enzimas que actúan en medio ácido y rompen las proteínas, los ácidos nucleicos,
los polisacáridos y los lípidos que ya no son necesarios para la célula. Se podría decir que los lisosomas son los procesadores
de la "basura" intracelular.

Una vez que los lisosomas han actuado, la célula puede reciclar los aminoácidos, nucleótidos y otros elementos para la
construcción de nuevos materiales celulares.

Los lisosomas también participan en la destrucción de agentes invasores, especialmente en las células del sistema inmune,
que están a cargo de la defensa del organismo.

El lisosoma contiene en su interior material para la digestión intracelular.

Peroxisomas

Los peroxisomas son vesículas de membrana simple, esto es, con una sola capa de lípidos. Su nombre se debe a la
producción de peróxido de hidrógeno o agua oxigenada, como la conocemos comúnmente.

Estos organelos son importantes en la eliminación de toxinas intracelulares y en la oxidación de los ácidos grasos. Las
células del hígado son especialmente ricas en peroxisomas.

Flagelos y cilios

Los flagelos son estructuras parecidas a pequeños látigos que se encuentran en la parte externa de la membrana
plasmática. Permiten el movimiento de ciertas células, como los espermatozoides y algunos protozoarios.
Los cilios son estructuras más cortas, como pelos, que también sirven para mover la célula o para mover sustancias lejos
de la célula, como en el las vías respiratorias.

El flagelo es una estructura que permite el movimiento de la célula.

Funciones básicas de la célula animal

Cada célula animal cumple ciertas funciones básicas como son la respiración celular, el metabolismo y la división celular.

Respiración celular

El proceso por el cual la célula capta oxígeno del exterior y expulsa dióxido de carbono del interior se conoce como
respiración celular.

La célula animal, a diferencia de la célula vegetal, no puede captar dióxido de carbono para producir nuevos compuestos,
como azúcares.

Metabolismo celular

Son todas las reacciones químicas que se llevan a cabo dentro de la célula. Esto incluye la síntesis (anabolismo) y la
degradación (catabolismo) de sustancias.

División celular

Las células se reproducen por mitosis o meiosis para dar origen a nuevas células. Para dividirse, cada célula sufre una serie
de transformaciones a través de su ciclo celular.

Las células se multiplican por el proceso de mitosis.

Funciones específicas de la célula animal

Dentro de los organismos multicelulares existen células con funciones específicas; esto se logra gracias a la diferenciación
celular.

Defensa

Existen en los animales células que se encargan de la protección contra agentes invasores, como bacterias o virus. Las
células del sistema inmunológico, como los glóbulos blancos y los macrófagos, patrullan el cuerpo en busca de patógenos
para eliminarlos.

Un macrófago captura a una bacteria y la destruye.

Movimiento

celulas musculares

Las células musculares lisas realizan el movimiento en el tubo digestivo.

Las células musculares son células especializadas en la contracción y relajación. Al actuar de forma coordinada, permiten
el movimiento.
Las células musculares lisas producen el movimiento de los órganos internos, como el tubo digestivo, mientras que las
células cardíacas producen el movimiento del corazón.

Soporte

El esqueleto de los vertebrados y el exoesqueleto de los invertebrados se arma gracias a unas células especializadas, que
dan estructura y forma al animal.

Reproducción sexual

Los gametos o células sexuales, a diferencia de las células somáticas, tienen la mitad de la carga genética. Cuando un
gameto masculino se combina con un gameto femenino se forma el cigoto, que dará origen a un nuevo individuo de esa
especie.

Ejemplos de célula animal

Existen una gran diversidad de células en los animales, con formas, tamaños y funciones diferentes. Veamos ejemplos de
células con características especiales.

Huevo

Los huevos de las aves son un tipo de célula especial.

Los huevos son probablemente de las células más grandes en el reino animal. El huevo de una avestruz puede llegar a
pesar 1,5 kg.

Cuando un huevo es fertilizado, dará origen a un nuevo animal en las condiciones apropiadas.

Neurona

Las neuronas son las células especializadas del sistema nervioso. Están diseñadas para recibir la información, transformarla
en señales eléctricas y transmitirla por señales químicas, todo dentro de una red de otras neuronas.

Las neuronas forman una red de intercomunicación nerviosa.

Glóbulos rojos

Los glóbulos rojos son células que perdieron su núcleo.

Los glóbulos rojos o eritrocitos son las células responsables del transporte de oxígeno desde los pulmones hasta los tejidos,
y del dióxido de carbono desde los tejidos hasta los pulmones.

Los glóbulos rojos viajan en la sangre por los vasos sanguíneos, repartiéndose por todo el cuerpo, para llegar a todas las
células.

MEIOSIS

Proceso de división celular, propio de las células reproductoras, en el que se reduce a la mitad el número de cromosomas.

MITOSIS

Proceso de reproducción de una célula que consiste, fundamentalmente, en la división longitudinal de los cromosomas y
en la división del núcleo y del citoplasma; como resultado se constituyen dos células hijas con el mismo número de
cromosomas y la misma información genética que la célula madre.

CROMOSOMA Orgánulo en forma de filamento que se halla en el interior del núcleo de una célula eucariota y que
contiene el material genético; el número de cromosomas es constante para las células de una misma especie.
"las células somáticas de un ser humano contienen 46 cromosomas"
Qué son Células somáticas:
Las células somáticas son aquellas que se encargan de la formación de los tejidos y los órganos en los seres vivos
pluricelulares.
Derivan de las células madres durante el desarrollo embrionario, por ello experimentan un proceso de proliferación,
diferenciación y apoptosis, por lo que estas células logran diferenciarse y cumplir funciones específicas.
Las células somáticas son las más numerosas en los organismos. Cualquier célula del cuerpo puede ser somática
exceptuando las células germinales o gametos, es decir, espermatozoides y óvulos. Las células germinales son diferentes
debido a la meiosis.

Las células somáticas son diploides y poseen información genética en su núcleo. En los seres humanos, están compuestas
por 23 pares de cromosomas, lo que es igual a 46 cromosomas.
Por lo tanto, todas comparten el mismo material genético que se obtiene durante la fecundación: 50% de la madre y 50%
del padre.

Asimismo, las células somáticas pueden multiplicarse y mantener la misma información genética, pero solo un número
limitado de veces hasta que son reemplazadas por nuevas células. De allí que su principal función sea asegurar el buen
funcionamiento del organismo.

En ocasiones se producen mutaciones de estas células, las cuales pueden conllevar a diversos tipos de cáncer.

Características de las células somáticas


A continuación, se presentan las principales características de las células somáticas.

 En su núcleo poseen información genética.


 Son células diploides, es decir, contienen el doble de los cromosomas de la especie. Para el Homo sapiens, 23 pares de
cromosomas, lo que es igual a 46 cromosomas.
 Su forma y tamaño varían según su función y el sistema al que pertenezca.
 Pueden formar nuevo tejido a través de la división celular.
 De manera limitada se pueden multiplicar y mantener la misma información genética.
 Regulan el buen funcionamiento del sistema donde se encuentran.
 Estas células no tienen la función ni participan en la producción de nuevas células diferentes a ellas mismas.
Vea también Célula.

Ejemplos de células somáticas


Las neuronas son un tipo de célula somática de vital importancia en el sistema nervioso.:
 Células epiteliales: son aquellas que forman un tejido que conforman la piel y las mucosas.
 Neuronas: células que conforman el tejido cerebral, de la médula espinal y de las terminaciones nerviosas.
 Células musculares: las que conforman los músculos.
 Eritrocitos: también conocidos como glóbulos rojos, son aquellas células que están provistas de hemoglobina y
transportan oxígeno.
 Leucocitos: también conocidos como glóbulos blancos, son células que protegen el organismo de agentes externos, por lo
que forman parte del sistema inmunológico.
 Células óseas: incluyen los osteoblastos (formación ósea), los osteoclastos (reabsorción de calcio en los huesos y
cartílagos) y los osteocitos (regeneración de los huesos).
 Células hepáticas: se encargan de la detoxificación de compuestos y drogas que llegan al torrente sanguíneo, producen las
proteinas encargadas del proceso de coagulación y, producen los ácidos y sales biliares que permiten la absorción de
lípidos y grasas en el intestino.
 Células intestinales: también conocidas como enterocitos, son aquellas que se encargan de la absorción de nutrientes y
agua a partir de los alimentos a lo largo del intestino delgado e intestino grueso.