Vous êtes sur la page 1sur 10

ACTIVIDADES DE JUEGO DRAMÁTICO

REALIZADAS EN CLASE

ADIVINA LA PALABRA

- Objetivos: - Remarcar la importancia de la comunicación no verbal.


- Desarrollar la capacidad de expresión no verbal (gestos, mímica...)
- Crear un ambiente lúdico.

- Material: Ninguno.

- Participantes: Todo el grupo.

- Desarrollo:

El profesor dice al oído de un alumno (que salga voluntario) una palabra, y el alumno/a
frente al resto de compañeros debe tratar de expresar mediante lenguaje mímico y corporal
la palabra, mientras el resto trata de adivinarla. Únicamente puede afirmar o negar con la
cabeza, pero no puede hablar.

BUSCAR DESENLACES

- Objetivos: Improvisar.

- Participantes: Todo el grupo.

- Accesorios: Ninguno.

- Desarrollo: Dado un planteamiento, hacer improvisaciones con un desenlace distinto


cada vez.

La técnica es aplicable a cualquier texto.

Planteamientos:

a) Un señor intenta durante unos minutos colarse en una larguísima cola del cine.

b) Al entrar en tu piso encuentras un ladrón.

c) El avión en el que viajas está perdiendo altura...

d) Te has quedado encerrado/a en un ascensor con una persona del otro sexo. Os habéis
quedado entre dos pisos. Nadie os puede ver. La avería no la podrán arreglar hasta dentro
de 24 horas.
e) Eres una gitana a la que un señor desconocido te ha ayudado a levantarte.

LAS HORMIGAS

- Objetivos: Desarrollar la concentración y la imaginación.

- Participantes: Todo el grupo.


- Accesorios: Ninguno.

- Desarrollo: El animador pide a los


alumnos que se pongan de rodillas y observen en un punto preciso del suelo las
evoluciones de un pequeño grupo de hormigas: cada uno debe, por turno, evocar ver-
balmente el tipo de actividad de las hormigas (hormiga que encuentra una vecina, que
entra en su hormiguero, que transporta un alimento, que se pelea, que tropieza con un
obstáculo, etcétera).

El animador estimulará la atención, a través de preguntas, cada vez que él sienta que
disminuye. Puede variar el ejercicio en una nueva dirección haciendo de repente que las
hormigas se dispersen en todos los sentidos por la sala y que cada uno tenga como tarea
seguir a una de ellas, o bien que se pongan a trepar por las piernas y que cada uno deba
sentirse cosquilleado e intentar desembarazarse de las intrusas.
El juego dramático y su importancia educativa

Tal y como sostiene Tejerina, el juego es el fundamento de la dramatización, ya


sea por medio cuerpo y/o de la voz, de los títeres, de máscaras, del teatro de
sombras o de luz negra, disfrazados o sin apoyo escénico…
A través de la dramatización nos conocemos a nosotros mismos en relación con
los demás. Cuando el niño representa un personaje diferente a sí mismo, adopta
otro punto de vista, se coloca en el lugar del otro, lo que favorece la empatía.
También el juego dramático tiene un valor terapéutico, ya que mediante la
reconstrucción de situaciones conflictivas, el niño se “libera” de la agresividad,
canalizando los problemas a través del juego. Al mismo tiempo es un medio para
conocer al niño y sus dificultades.
Sin embargo, la dramatización no es únicamente una válvula de escape sino que
es un medio para explorar la realidad y un método de análisis de esta realidad.
El Juego dramático precisa, además, de la cooperación de los niños, del trabajo
en grupo, de la toma de acuerdos, del respeto a las normas y reglas acordadas y,
por lo tanto, de un control sobre sí mismos. Al intentar recrear un tema junto,
tienen que aceptar límites y adaptarse a los deseos y motivaciones de otros
jugadores y experimentar el valor de la negociación y de la cooperación, así como
de la iniciativa.
A su vez, el hecho de re-crear situaciones imaginarias es una forma de desarrollar
el pensamiento abstracto y la creatividad.
Por otra parte, la dramatización o expresión dramática es un instrumento de
capacitación lingüística y constituye un importante medio para estimular a los
niños a hablar y ejercitar la expresión, al tiempo que también ayuda en los
aspectos relacionados con el desarrollo psicomotor.
En conclusión, el Juego dramático favorece el desarrollo integral de la persona,
aunque no debemos olvidar que los juegos de drama son juegos y los niños los
juegan porque les divierte no porque quieran practicar algún comportamiento o
comprender mejor al compañero.
El taller de Juego Dramático agrupa un conjunto de prácticas diversas: juegos de
calentamiento, de conocimiento y desinhibición, tradicionales y cooperativos, de
creatividad y expresión, orales y de dramatización. Estas actividades integran
tanto el desarrollo de habilidades sociales como de expresión: juegos cooperativos
y de integración en el grupo, juegos de roles, improvisaciones, elaboración de
historias, dramatización de cuentos, composición de canciones y ritmos,
confección de disfraces, construcción de máscaras y objetos de escenografía,
pintura de decorados, etc.
Los niños pueden jugar para sí mismos o actuar ante sus compañeros en
representaciones que no pierdan su carácter experimental, bien al descubierto o
con la ayuda de máscaras, oculto tras el teatro de guiñol, a través de la pantalla de
sombras o por medio de la luz negra.
La importancia educativa de la Dramatización reside en que agrupa todos los
recursos expresivos del ser humano. Es completa en cuanto que coordina las
cuatro herramientas que tradicionalmente consideramos básicas para tal fin:
lingüística, corporal, plástica y rítmico-musical, ofrece un lenguaje globalizador.
Podemos programar actividades para el desarrollo de cada aspecto por separado,
aunque habitualmente busquemos la convergencia y la integración de lenguajes.
Enumeramos algunos ejemplos de actividades enmarcadas en cada uno de los
cuatro tipos de lenguajes que trabajamos con la dramatización:
• La expresión lingüística: el lenguaje tiene protagonismo en los juegos orales de
creatividad y expresión, en las improvisaciones, en la elaboración de los diálogos y
guiones teatrales, sin excluir el lenguaje escrito, sobre todo cuando se trata de
cursos superiores. Asimismo se puede trabajar la comprensión y la expresión en
una segunda lengua a través de juegos y actividades similares a las practicadas
en lenguaje materno.
• La expresión corporal: los juegos tradicionales, de calentamiento, de
desinhibición y expresión, las dramatizaciones, etc., nos ayudan a tomar
conciencia de nuestro cuerpo y sus posibilidades, aprendiendo a utilizarlo, tanto
desde el punto de vista motriz como de su capacidad expresiva y creadora.
• La expresión plástica: aporta la base técnica de disfraces, maquillajes,
máscaras, muñecos (títeres, marionetas, siluetas para teatro de sombras y
elementos para luz negra), efectos plásticos escenográficos (la luz y el color),
espacios escénicos y utilería (objetos, mobiliario, telones), etc. Se potencia el uso
imaginativo en la caracterización de personajes y la recreación escénica de
situaciones partiendo de la transformación de los elementos del entorno y el
empleo de los materiales escolares disponibles, así como objetos de desecho.
Respecto a los disfraces, en lugar de los trajes confeccionados por las madres o
comprados, es mucho más creativo utilizar materiales usados con los que se
puede crear un buen disfraz. El mero hecho de usar una prenda normal de forma
desacostumbrada puede resultar sorprendente. La preparación no tiene que
ocupar mucho tiempo, es un apoyo de la ficción y no debe estorbar la dinámica del
juego.

a) Juego dramático: La expresión dramática que surge más temprano


en el hombre es el juego, ya que es la actividad más simple. Para
comprobar esto basta con echar a rodar nuestra maquinaria de la
memoria y nos ubiquemos entre los tres, cuatro cinco y seis años de edad,
donde explorando nuestro medio, solíamos imitar las acciones y
características de las personas mas cercanas a nosotros (padres, tíos,
abuelos, etc.). Pues bien hemos tocado un ejemplo bastante cercano a
nosotros mismos, si no fuera así observemos detenidamente a los niños y
así podréis darnos la razón. Estas situaciones por su carácter de corto
tiempo complacen a los niños y ellos gozan al hacerlo, estas formas de
repetir no significan necesariamente un ensayo ni mucho menos una
actuación teatral. Las actividades de los niños debe ser aprovechada para
iniciar un proceso educativo a través del arte dramático.
Es necesario entender que hay juego dramático cuando alguien se expresa
ante los demás con deleite, a través de gestos y la palabra. Por ejemplo:
– Escenas en el mercado, los niños cuentan como ayudan a su mamá.
– Visitas al médico .
Lo importante es que los alumnos respondan al primer impulso.
b) Ejercicio dramático: Los ejercicios dramáticos son acciones
mecanizadas que se realizan repetidamente para vencer una dificultad
especifica o ganar una habilidad dramática determinada.
A través de los ejercicios se puede desarrollar los medios de expresión,
tenemos ejercicios de atención, concentración, de sensibilidad, etc.
Podremos decir a los estudiantes por ejemplo que perciban todos los rutas
que existen en el salón de clases, en todo el colegio, y después los de la
calle.
Otro ejercicio sería que utilicen la letra ” A A” expresando que se quiere
algo, luego que se esta triste, quejándose, chismeando, etc.
Otro ejemplo es: colocar a los alumnos formando un círculo y que uno
diga una palabra cualquiera, el que le sigue repite la palabra que dijo su
compañero y agrega otra, el tercer alumno repetirá la palabra del primero
y del segundo y agregará una tercera palabra, el cuarto repetirá las tres
palabras sin equivocarse y agregará otra y así sucesivamente. Los alumnos
deben trabajar con mucha atención para que puedan fijar en su memoria
cada una de las palabras.
Es bueno trabajar con “tareas” que los niños realizarán si se equivocan a
estas tareas algunos profesores les denominan “castigos” “sentencias”
pero es más recomendable trabajar con tareas, para que el alumno no
tenga objeciones al hacerlo, las tareas puede darlas el profesor o el
compañero, ejemplo : que cante, que imite a un loco, al director, etc.
c) Improvisaciones: Es la creación de una escena dramática donde
determinados personajes dialogan de manera espontánea, como
consecuencia de un estimulo determinado, por ejemplo una palabra o
situación, una música, personajes, objetos, temas o narraciones.
Las improvisaciones pueden ser hechas con pantomima, títeres, con
diálogo hablado o cantado.
Por ejemplo:
Se pide a los alumnos que narren un cuento, mito o leyenda de su
comunidad, se escucha a todos y el cuento que más les haya gustado es
representado en escenas breves.
d) Pantomima: Es el arte de comunicar ideas, a través de movimientos
y actitudes expresivas del cuerpo. Encontramos en la pantomima un valor
formativo enorme, ya que estimula la imaginación, la sensibilidad, obliga
a la concentración, y agudiza el sentido de la percepción. Para hacer
pantomima es necesario recordar emociones: como hacemos cuando
tenemos cólera, cuando estamos tristes, cuando estamos asustados, etc.
Se necesita observar en detalle las acciones que van a reproducirse
mímicamente; el tamaño, peso, y forma real de lo que se imaginara
manipular.
La pantomima como técnica de expresión sincera y espontánea permite al
niño expresarse adecuadamente de todo lo que siente.
e) Títeres. Pueden ser usados dentro de un programa educativo de dos
maneras: como espectáculo o la actividad de extensión artística, a la que
el niño asiste como espectador, o como una actividad formativa que
ejecuta el niño o el adulto dentro de un aula de clase.
La actividad con títeres es altamente formativa, pues enriquece la
imaginación, la expresividad, y ejercida la agilidad mental.
Por otra parte la improvisación que realizan los niños con títeres
confeccionados por ellos mismos, constituyen una actividad dramática
creativa altamente formativa, por que la confección misma del títere
ofrece la oportunidad de desarrollar la sensibilidad estética, así como
habilidades manuales. La manipulación del títere da la oportunidad de
trabajo por control mental, ya que la mente tiene que controlar los dedos
de manera que pueda “operar” como ella desea, manifiesta Ada Bullón.
f) El drama creativo: Consiste en la improvisación de una obra
dramática corta (ya no una escena). Es la dramatización espontánea,
improvisada inmediatamente a una motivación determinada; es todo un
proceso creativo.
En el drama creativo no hay memorización de texto, los participantes se
expresan oral y corporalmente, manifiestan lo que siente e imaginan con
toda libertad. Se puede emplear como motivaciones: la música,
narraciones, cuentos, mitos, leyendas, etc.
g) Danza creativa: es la creación improvisada de movimientos y
desplazamiento rítmicos, en respuesta a una motivación externa como los
sonidos, o a una motivación interna, como ideas y sentimientos. Es una
actividad que se realiza dentro del aula, con fines formativos,
exclusivamente sin público.
h) Teatro: Es la actividad dramática más completa y compleja. Consiste
en la presentación de toda una obra dramática y , por lo tanto de la
representación de conflictos humanos, frente al público.
i) Drama Terapéutico: Las posibilidades del arte dramático para
evidenciar problemas emocionales y sociales han dado lugar a la creación
de actividades dramáticas que se realizan con fines terapéuticos. Nos
referimos al psicodrama, sociodrama, y al rol dramático. Cada una de
estas actividades persigue objetivos diferentes:
* El Psicodrama es un tratamiento psiquiátrico. Consiste en una
sesión de drama creativo mediante la cual se propicia que el conflicto de
conducta o la dificultad emocional individual de un paciente aflore en tal
forma, que puedan precisarse las raíces del problema. Con el psicodrama
se puede ayudar a niños con desventajas físicas, a retardados mentales y a
niños con disturbios emocionales, siempre y cuando esta técnica sea
manejada por un Psicólogo o Psiquiatra competente y con fina
sensibilidad.
* El Sociodrama es una técnica de dinámica grupal. Consiste en
propiciar dramatizaciones espontáneas, problematizadoras, con el
objetivo de detectar el por qué de una situación conflictiva de un
determinado grupo y tratar de solucionarla. El sociodrama puede ser
conducido por un Sociólogo, un Psicólogo social o un educador que
hubiera propiciado estudios en esta dinámica.
* El Rol dramático. Este término tiene dos connotaciones: principalmente
rol dramático es el rol que un niño asume en una dramatización; en
segundo lugar, “rol dramático” es el término que se refiere al instrumento
usado por Psicólogos o educadores terapeutas para hacer evidente una
interpelación inadecuada y para motivar el deseo de corregirla.
El rol dramático consiste en propiciar que un niño, o un adulto, o un
grupo asuman determinados roles con la finalidad de vivencial lo que
sienten las personas que en la vida real tienen dichos roles; se espera que
de esta manera se tome conciencia de la necesidad de reorientar
positivamente las interrelaciones, optando por cambios positivos de
actitud y trato comprensivo, sensibles a los sentimientos de otros, aclara
la profesora Ada Bullón, en su libro Educación Artística, 1,989.
Juego dramático en pequeños grupos, especialmente en el momento del
Juego en sectores o Juego Trabajo. En este caso, un área de la sala
(generalmente el rincón de dramatizaciones o de la casita) está ambientado y
recibe un pequeño grupo de niños que interpreta los roles que habilitan los
objetos y juguetes disponibles.
Juego dramático como juego teatral. Llamado generalmente dramatización
es una representación sobre un fragmento de un cuento, una canción, una
escena histórica o cotidiana en la que los niños interpretan personajes según la
dirección dada por la selección realizada. Por ejemplo, si es una dramatización
de un fragmento de un cuento, los niños interpretarán uno de sus personajes y
una escena elegida. Generalmente la dramatización se acompaña del “disfraz”
propio de la interpretación de personajes de ficción (nos disfrazamos de “El
Zorro”, “Princesas”, etc.). La diferencia con los otros tipos de juego está dado
en que el interés del niño está en “interpretar dramáticamente” un personaje,
modelarlo o desfilarlo. Es un juego más cercano a la imitación que a lo
simbólico y se realiza expresamente frente a los otros, los espectadores.

¿Qué aprenden los niños durante el Juego dramático? Los niños aprenden
acerca de:
 La situación social que se está representando.
Los roles y sus rasgos.
 Los problemas y conflictos propios de dichos roles.
 Las actitudes que las personas asumen en el marco de determinadas
situaciones.
 La búsqueda conjunta de posibles soluciones.
 La interacción lingüística y la creación de una trama compartida.
La reelaboración de experiencias personales.
A continuación presentaremos la planificación del Proyectos como uno de los
modelos posibles en base al que los docentes pueden diseñar otros que versen
sobre temas diversos. Como señalamos, el contenido del Juego dramático
puede surgir de situaciones de la vida cotidiana o de la fantasía. En este caso,
hemos elegido el mundo de la fantasía. Especialmente el que aparece nutrido
por los cuentos maravillosos. Los personajes a interpretar serán hadas, brujas,
duendes, ogros, princesas