Vous êtes sur la page 1sur 6

3.2.

TEOREMAS DE DINI 63

3.2. Teoremas de Dini


Definición 3.11. Sea X un espacio métrico y {fn } una sucesión en C(X). Decimos que la
sucesión {fn } es monótona en n si para todo x ∈ X se cumple fn (x) ≤ fn+1 (x), n ≥ 1, o bien
para todo x ∈ X se cumple fn+1 (x) ≤ fn (x), n ≥ 1.

Teorema 3.12 (Dini). Sea X un espacio métrico compacto y {fn } una sucesión de funciones
monótona en C(X) que converge puntualmente a una función continua f ∈ C(X). Luego la
convergencia es uniforme.

Demostración. Sin pérdida de generalidad supondremos que para todo x ∈ X, fn+1 (x) ≤
fn (x). Sea ε > 0. Para cada n definimos el abierto

An := {x ∈ X : fn (x) < f (x) + ε}.


S
Notemos que An ⊂ An+1 . Además, la convergencia puntual de fn a f implica que X = n∈N An .
Luego, por la compacidad de X, existe un N tal que
N
[
X= Ak .
k=1

Entonces X = AN y
fn (x) − f (x) < ε,
para todo x ∈ X, si n ≥ N . Por otra parte, es obvio que f (x) ≤ fn (x) para todo x ∈ X y n.
Por lo tanto, fn → f uniformemente.

Ejemplo. En este ejemplo presentaremos una sucesión de funciones mónotonas definidas en


un compacto, que no converge uniformemente a ninguna función continua.

Consideremos el espacio métrico compacto


X = [0, 1] con la métrica inducida por (R, | · |)
y la sucesión de funciones continuas fn (x) =
1 − xn . Esta es una sucesión monótona con
fn (x) ≤ fn+1 (x) para todo x ∈ [0, 1] y n.
Además, esta sucesión converge puntualmente
en [0, 1] a una función discontinua

1 si 0 ≤ x < 1
f (x) =
0 si x = 1

Luego, la sucesión {fn } no converge uniformemente a ninguna función real continua definida
sobre [0, 1].

Teorema 3.13 (Dini). Sea {fn } una sucesión en C[0, 1] con todos sus términos funciones
monótonas. Supongamos que fn converge puntualmente a una función f ∈ C[0, 1]. Luego la
convergencia es uniforme.

Demostración. Sea ε > 0, luego existe δ > 0 tal que


ε
|f (x) − f (y)| < si |x − y| < δ
32
64 CAPÍTULO 3. CONVERGENCIA UNIFORME

Sea 0 =: x1 < x2 < · · · < xm := 1 una partición de [0, 1] tal que |xi+1 − xi | < δ/2 para
1 ≤ i ≤ m − 1. Notemos que existe un natural N tal que
ε
sup |fn (xi ) − f (xi )| < si n ≥ N
1≤i≤m 32

Por otra parte, para cada i = 1, 2, . . . m − 1 tenemos

|fn (xi ) − fn (xi+1 )| ≤ |fn (xi ) − f (xi )| + |f (xi ) − f (xi+1 )| + |f (xi+1 ) − fn (xi+1 )|
ε
< si n ≥ N
3
Sea x ∈ [0, 1], luego x está en un intervalo de la forma [xi , xi+1 ]. Como las fn son monótonas
tenemos que |fn (x) − fn (xi )| < ε/3, cuando n ≥ N . Luego

|fn (x) − f (x)| ≤ |fn (x) − fn (xi )| + |fn (xi ) − f (xi )| + |f (xi ) − f (x)| < ε

si n ≥ N y x ∈ [xi , xi+1 ]. Por lo tanto, la sucesión {fn } converge a f uniformemente en


[0, 1].

3.3. Teorema de Arzela-Ascoli


En esta sección estableceremos condiciones fácilmente verificables en algunos casos, que
implican que una collección de funciones continuas es un conjunto compacto en la métrica
uniforme.

Definición 3.14. Diremos que un espacio métrico es separable si tiene un subconjunto denso
numerable.

Ejercicio. Sea (X, ρ) un espacio métrico. Pruebe que X es separable si y sólo si tiene una base
numerable.

Lema 3.15. Todo espacio métrico X compacto es separable.

Demostración. Recordemos que como X es compacto, es totalmente acotado. Luego, para


cada n ∈ N existen mn puntos x1 , . . . , xmn tales que la unión de las bolas abiertas centradas
en ellos de radio 1/n es todo el espacio X. Si definimos An := {x1 , x2 , . . . , xmn , entonces

[
D= An
k=1

es denso y numerable en X.

Ejercicio. Considere una familia F de funciones equicontinuas definidas en un compacto X.


Demuestre que F es una colección uniformemente equicontinua.

Lema 3.16. Sean (X, ρ) e (Y, σ) espacios métricos con Y completo. Sea {fn } una sucesión en
C(X, Y ). Supongamos que {fn : n ∈ N} es equicontinua y además que existe un subconjunto
D ⊂ X denso tal que fn (x) converge si x ∈ D. Luego existe una función f ∈ C(X, Y ) tal que
fn (x) converge puntualmente en X a f , y la convergencia es uniforme en compactos.
3.3. TEOREMA DE ARZELA-ASCOLI 65

Demostración. Deberemos partir probando la existencia de la función f , para ello probare-


mos que dado x ∈ X la sucesión fn (x) es de Cauchy en Y . Sea ε > 0 y x ∈ X, entonces existe
δ > 0 tal que
ε
sup σ(fn (x), fn (y)) < si ρ(x, y) < δ (3.4)
n 3

Como D es denso en X, existe y ∈ D tal que ρ(x, y) < δ y

σ(fn (x), fm (x)) ≤ 2 sup σ(fn (x), fn (y)) + σ(fn (y), fm (y)) < ε
n

para n, m suficientemente grandes, ya que fn (y) converge. Luego, para cada x ∈ X la sucesión
fn (x) es de Cauchy y, por la completud del espacio Y , podemos definir

f (x) = lı́m fn (x).


n→∞

Ahora, si queremos probar la continuidad de f en x ∈ X notemos que para cada y ∈ B(x, δ)


existe un natural N tal que
ε ε
σ(f (x), fn (x)) < y σ(f (y), fn (y)) < , para todo n ≥ N.
3 3
Luego, de la ecuación (3.4), tenemos que

σ(f (x), f (y)) ≤ σ(f (x), fn (x)) + sup σ(fn (x), fn (y)) + σ(fn (y), f (y)) < ε
n

si ρ(x, y) < δ. De donde se concluye la continuidad de f en X.


Finalmente, nos falta demostrar que la convergencia es uniforme en compactos. Sea K un
compacto en X. Luego para cada δ > 0 existen x1 , x2 , . . . , xr ∈ K tales que
r
[ r
[
K⊂ B(xi , δ/2) ⊂ B(xi , δ/2).
i=1 i=1

Definamos Ki := K ∩ B(xi , δ/2). Ahora sea ε > 0. Por el ejercicio anterior sabemos que la
colección F es uniformemente equicontinua en K. Luego podemos elegir δ > 0 de modo que
supn σ(fn (x), fn (xi )) < ε/3 cuando x ∈ Ki . Además supondremos, ocupando la continuidad de
f , que σ(f (x), f (xi )) < ε/3 si x ∈ Ki Por lo tanto, de la convergencia fn (xi ) → f (xi ), vemos
que para cada x ∈ Ki existe un natural Ni (que depende sólo de i) tal que

σ(fn (x), f (x)) ≤ sup σ(fn (x), fn (xi )) + σ(fn (xi ), f (xi )) + σ(f (xi ), f (x)) < ε,
n
Sr
para cada n ≥ Ni . Como K = i=1 Ki tendremos que para n suficientemente grande

sup σ(fn (x), f (x)) = máx sup σ(fn (x), f (x)) < ε.
x∈K 1≤i≤r x∈Ki

de donde se concluye la convergencia uniforme en compactos.

Lema 3.17. Sea D un conjunto numerable e (Y, σ) un espacio métrico. Sea {fn } una sucesión
de funciones de D en Y , tales que {fn (x) : n ∈ N} es compacto en Y , para todo x ∈ D. Luego
existe una subsucesión fnk tal que para cada x ∈ D, fnk converge.
66 CAPÍTULO 3. CONVERGENCIA UNIFORME

Demostración. Sea D = {xk : k ∈ N}. Como {fn (x) : n ∈ N} es compacto, para cada
x ∈ D, luego fn (x1 ) tiene una subsucesión convergente fn1,k (x1 ). Para fn1,k (x2 ) existe una sub-
sucesión convergente fn2,k (x2 ). Inductivamente fnj−1,k (xj ) tiene una subsucesión convergente
fnj,k (xj ). Luego, para cada x ∈ D la subsucesión fnk,k converge.

Teorema 3.18 (Arzela-Ascoli). Sean (X, ρ) e (Y, σ) espacios métricos, con X separable e
Y completo. Sea F ⊂ C(X, Y ) una familia equicontinua en X. Además suponemos que para
cada x ∈ X, la clausura de {f (x) : f ∈ F} es compacta en Y . Luego, toda sucesión {fn } en
F tiene una subsucesión {fnk } que converge puntualmente a una función f ∈ C(X, Y ) y la
convergencia es uniforme en cada compacto de X.

Demostración. Sea {fn } una sucesión en F y D ⊂ X denso y numerable. Por el Lema 3.17
existe una subsucesión fnk que converge para cada x ∈ D. Luego, del Lema 3.16 tendremos
que la sucesión fnk converge puntualmente en X a una función continua f , y uniformemente
en compactos de X.

Corolario 3.19. Sean (X, ρ) e (Y, σ) espacios métricos, con X compacto e Y completo. Sea
F ⊂ C(X, Y ). Luego F es compacto en C(X, Y ) si y sólo si se cumplen las siguientes condi-
ciones:

(i) F es equicontinua en X, y

(ii) para todo x ∈ X, {f (x) : f ∈ F} es compacto en Y .

Demostración. Comenzaremos suponiendo que (i) y (ii) son ciertos. Para ello será necesario
probar que F es equicontinua y que {f (x) : f ∈ F} = {f (x) : f ∈ F }, pues, de ser ası́, por el
Teorema de Arzela-Ascoli tendremos inmediatamente que F es compacto, considerando que X
es compacto y separable. En pocas palabras, la compacidad de F se debe a que si {fn } es una
sucesión en F , luego existe una subsucesión {fnk } que converge uniformemente en compactos
de X a una función f ∈ C(X, Y ). Como X es compacto, entonces fnk → f uniformemente en
X y tendremos que f ∈ F.
Sea ε > 0, entonces existe δ > 0 tal que

sup σ(f (x), f (y)) < ε cuando ρ(x, y) < δ


f ∈F

Sea g ∈ F , entonces existe una sucesión {gn } en F que converge uniformemente a g. Luego,

σ(g(x), g(y)) ≤ 2 sup σ(g(x), gn (x)) + sup σ(f (x), f (y))


x∈X f ∈F

y haciendo tender n al infinito tendremos que

σ(g(x), g(y)) ≤ sup σ(f (x), f (y)) < ε cuando ρ(x, y) < δ
f ∈F

de donde se concluye que F es una familia equicontinua de funciones, si F lo es.


Ahora bien, es claro que {f (x) : f ∈ F} ⊂ {f (x) : f ∈ F }. Sea g ∈ F y {gn } ⊂ F que converge
uniformemente a g. Luego, para cada x ∈ X tenemos que

{gn (x)} ⊂ {f (x) : f ∈ F} =⇒ g(x) ∈ {f (x) : f ∈ F}


3.3. TEOREMA DE ARZELA-ASCOLI 67

de donde se obtiene la igualdad entre {f (x) : f ∈ F} y {f (x) : f ∈ F}. Por lo tanto, F es un


subconjunto compacto de C(X, Y ).
Recı́procamente, para cada x ∈ X definamos Tx : F → Y dada por

Tx (f ) = f (x)

podemos notar que para todo ε > 0 existe un δ > 0 (que en este caso δ = ε) tal que

σ(Tx (f ), Tx (g)) < ε cuando sup σ(f (x), g(x)) < δ


x∈X

luego, para cada x ∈ X la aplicación Tx es continua. Entonces,

Tx (F) = {f (x) : f ∈ F}

es compacto en Y , dada la continuidad de Tx . En particular tendremos que {f (x) : f ∈ F} es


compacto en Y , y tenemos probado (ii).
Finalmente, sea ε > 0, luego existen f1 , f2 , . . . , fn ∈ F tales que
n
[
F⊂ B(fi , 3ε )
i=1

y definamos los conjuntos compactos de C(X, Y ) dados por Ki = F ∩ B(fi , 3ε ). Claramente la


unión de los Ki , 1 ≤ i ≤ n, es todo F. Sea x ∈ X, luego para cada f ∈ Ki , 1 ≤ i ≤ n, se tiene
que

σ(f (x), f (y)) ≤ 2 sup σ(f (x), fi (x)) + σ(fi (x), fi (y)) < ε cuando ρ(x, y) < δi
x∈X

dada la continuidad de las fi , 1 ≤ i ≤ n. Entonces, para obtener la equicontinuidad de la


familia F notemos que

sup σ(f (x), f (y)) ≤ sup σ(f (x), f (y)) = máx sup σ(f (x), f (y)) < ε
f ∈F 1≤i≤n f ∈Ki
f ∈F

cuando ρ(x, y) < δ, con δ = mı́n1≤i≤n δi . Por lo tanto, la familia F es equicontinua y concluimos
la prueba de (i).

Ejemplo. El siguiente ejemplo muestra que la compacidad del espacio métrico X no es super-
flua en el corolario anterior. Sea X = Y = R con la métrica usual, y sea fn una sucesión de
funciones continuas dadas por

si x ∈ [n, n + 12 ]

 2(x − n)
fn (x) = −2(x − (n + 1)) si x ∈ [n + 12 , n + 1]
0 en otro caso

Claramente la familia F = {fn : n ∈ N} dos puntos, y por lo tanto su clausura es el


es una familia equicontinua tal que para ca- mismo conjunto.
da x ∈ R el conjunto {fn (x) : n ∈ N}
tiene clausura compacta. En general, para ca-
da x ∈ R estos conjuntos constan de a lo más
68 CAPÍTULO 3. CONVERGENCIA UNIFORME

Podemos notar que para cada x ∈ R la sucesión fn (x) → 0, cuando n → ∞, que es una función
continua. Pero la convergencia con es uniforme, ya que

sup |fn (x)| = 1


x∈R

En cambio si nos restringiéramos a conjuntos compactos de R, por el Teorema de Arzela-Ascoli,


la sucesión fn convergerı́a uniformemente a 0.
Finalizamos esta sección con el siguiente resultado existencial para ecuaciones diferenciales
ordinarias.
Teorema 3.20. ( Peano). Sean t0 , y0 ∈ R y a, b reales positivos. Considere una función real
f (t, y) continua y acotada en

R := {(t, x) : t0 ≤ t ≤ t0 + a, |y − y0 | ≤ b}.

Sea M una cota para |f (t, y)| en R y α = mı́n{a, b/M }. Luego la ecuación,
 ′
y = f (t, y)
y(t0 ) = y0
tiene una solución y = y(t) en [t0 , t0 , α].
Demostración. Sea δ tal que 0 < δ < b/M . Ahora, consideremos la función definida en
[t0 − δ, t0 ],

y0 (t) := y0 + (t − t0 )f (t0 , y0 ).
Notemos que ella satisface y0 (t0 ) = y0 , y0′ (t) = f (t0 , y0 ), |y0′ (t)| ≤ M y |y0 (t) − y0 | ≤ b.
Recursivamente, definimos para cada ǫ tal que 0 < ǫ < δ la función yǫ (t) definida en [t0 −δ, t0 +α]
por yǫ (t) = y0 (t) en [t0 − δ, t0 ] y
Z t
yε (t) = y0 + f (s, yε (s − ε))ds,
t0
para t en [t0 , t0 + α]. Notemos que |yǫ (t) − y0 | ≤ b para t ∈ [t0 , t0 + α]. Ademas, para cada h, t
tales que [t, t + h] ⊂ [t0 , t0 + α] tenemos que

|yǫ (t + h) − yǫ (t)| ≤ hM.


Por lo tanto, la colección de funciones {yǫ (t) : 0 < ǫ < δ} es una colección equicontinua definida
en un compacto. Por el teorema de Arzela-Ascoli, la sucesión yn := y1/n tiene una subsucesión
ynk que converge uniformemente a alguna función y∞ en C[t0 , t0 + α]. Por la uniformidad de
la convergencia vemos fácilmente que la función y∞ soluciona la ecuación.