Vous êtes sur la page 1sur 12

De la historia empresarial

a la historia organizacional
Gilberto Betancourt Zarate"

"Dios no puede cambiar el pasado,,.


Los historiadores si..."
Anónimo

Resumen
Es fundamento de la adminisfracion, en su estructura disciplinar, la interacción con oirás ramas del conocimiento Esle articulo centra
si atención en la historia empresarial, disciplina sobre la cual se soportan la administración y otras disciplinas como la historia
económica y la economia, A partir de algunas anotaciones referidas al concepto de historia empresarial (su objeto de estudio y su
cuerpo metodológico) se concluye que esta disciplina aborda realidades relacionadas con la evolución de empresas y empresarios,
sin significar estudios realmente historíeos deja de lado aspectos puramente orgamzacionales y administrativos para centrarse en la
figura del empresario como principal actor económico, y su metodología manifiesta senas tallas que la a leían del método histórico
y la investigación científica Se señalan dos caminos para ta superación de tales situaciones de un lado se registra como modelo la
existencia de la historia comparativa de la empresa (impulsada por Aiired Chañóle/), dada su cercanía a acertados procesos de
investigación hislótica de configuraciones de gestión productiva empresarial en empresas norteamericanas y europeas De olro lado
se plantea el modelo de un nuevo tipo de historia aprehensiva de realidades histórico-organizauonales. que resalte el papel de lodos
sus conformantes y fenómenos y que esle ubicada entre la hislona y la administración

Palabras clave
Historia. Administración hisloria empresarial, historia orgam/acional mterdisciplinanedad

A manera de introducción tructura disciplinar, que en la mayoría de los casos de-

E
nota la interacción interdisciplinar.
l transcurso del tiempo ha demostrado, en todas
las esferas del conocimiento, la creciente apari La administración no es ajena a este fenómeno; in-
ción de ramas especializadas en las diferentes dis- cluso, a menudo se afirma que su interacción con otras
ciplinas, con miras al conocimiento detallado y certero disciplinas es parte del fundamento teórico y disciplinar,
de un objeto de estudio dado. Tales ramas especializa- dadas las enormes complejidades de su objeto de estu-
das demuestran cierto grado de configuración en su es- dio: las organizaciones. Se evidencian entonces dos ti-
pos de contiguraciones indisciplinares: de un lado se
tiene un tipo de configuración de corte pragmático utilita-
rista y técnico, al que recurre la administración para hacer
Esle trabajo se deriva de las principales ideas del trabajo de grado eficaz y eficiente la organización. Estas son configuracio-
Aproximación a la relación entre la historia y la administración (Mennes- que se construyen con disciplinas como la mercado-
ción meritoria) Se agradece de maneta especial el apoyo del tecnia, las finanzas, la ingeniería, las matemáticas, la in-
profesor Eduardo Sáenz Róvner. direclor de dicho trabajo, y de los
profesores José Gabriel Carvaial Orozco y Germán Albeiro Casta- formática, la estadística, entre muchas otras, las cuales
ño, jurados del mismo. Se recibió en septiembre y se aprobó ayudan a conducir la organización hacia esencias
definitivamente en noviembre de 2003 teleológicas. De otro lado se tienen construcciones
* * Egresado del Programa de Administración de Empresas de la interdisciplinares que, antes que promover actuares con-
Universidad Nacional de Colombia. Sede Manizales. con es- cretos en la organización, generan conocimiento, ayudan
tudios de profundizaron en Historia en el Departamento de a la aprehensión de realidades que ocurren en el seno de
Historia de la misma Universidad. Sede Bogotá E-mail
gilberlob/Gimolmail com: gilbenobzríiislarmedia com tal configuración humana, compleja y multifacética, qui-

INNOVAR, revista de ciencias administrativas y sociales. No. 22, julio diciembre de 2003 199
INNOVAR, revista de ciencias administrativas y sociales

zas sin una utilidad pragmática concreta, pero sí con el lución de las empresas y empresarios, centrándose en
valor de apuntar a la comprensión de fenómenos socio- temáticas como el poder, el empresario como conformante
organlzaclonales, Son evidentes configuraciones e de la élite empresarial, su relación con [acciones de la
interacciones de este tipo con la psicología (configuran la burguesía, su papel en el país político y económico, y,
psicología organizacional), la sociología (configuran la en general, el papel del empresario como principal actor
sociología organizacional), el derecho (configuran el de- económico del país o región (Dávila, 1992, p. 10}.
recho administrativo, comercial y laboral), la historia (con- Esto quiere decir que dos son los actores esenciales
figuran en apariencia la historia empresarial), entre otras. sobre los cuales recae la historia empresarial, al estudiar
Resulta trascendental ser conscientes de la existencia la evolución o cambio en función de variables puramente
de tales interacciones, pero es imperativo el análisis y la económicas: el empresario (como actor económico) y la
reflexión sobre el estado de dichas configuraciones empresa (tanto el resultado del proceder o actuar empre-
relaciónales, con miras a determinar el verdadero avance sarial, como su rol económico). El empresario es el pro-
teórico y metodológico para una u otra disciplina, así motor o generador de realidades empresariales, por lo
como para la misma construcción inferdisciplinar. Preci- que su papel se torna trascendental para esta disciplina.
samente es ese el objeto de este artículo, el cual parte de Rsro, ¿qué es en esencia la actividad empresarial? Según
algunas consideraciones generales sobre ¡o que en nues- Thomas Cochran (1974, p. 211), es la actividad delibe-
tro país se denomina historia empresarial. Tales conside- rada (o incluso una secuencia integrada de decisiones)
raciones están centradas en determinar cómo lo que se de un individuo o grupo de individuos asociados, em-
conoce como historia empresarial no conduce al conoci- prendida para iniciar, mantener o ampliar un negocio
miento de esencias organizacionales sino que, por el orientado al beneficio para la producción o distribución
contrario -ante el afán de resaltar las acciones empresa- de bienes y servicios económicos.
riales individuales de uno o varios empresarios y sus El mismo Cochran ofrece una ilustración de la signi-
empresas-, cae en una serie de falencias caracterizadas ficación del término "empresario", en el sentido de ser el
por un alejamiento de la realidad, la verdad y. paradóji- promofor de esas realidades. Acude a! origen del término
camente, la misma historia . Ante esto, y con miras a
1
"empresario", proveniente del vocablo francés
promover un tipo de interacción interdisciplinaria más "entrepreneur", alusivo a los directores de expediciones
conveniente (historia y administración), se señala un tipo militares, que luego se extendió para señalara los contra-
de configuración disciplinar (historia organizacional) que tistas del gobierno (siglo XVIII), para más tarde designar
promueva el conocimiento de esencias reales a quien compraba y/o vendía cosas (mediados siglo
(organizacionales y administrativas) de fenómenos ocu- XVIII), además de aludir al agricultor que arriesgaba capi-
rridos en el seno de la organización. tal (siglo XIX). hasta llegara la definición de Jean B. Say
en 1816 que, según Cochran, caló definitivamente: "Es
La historia empresarial en nuestro el agente que unifica todos los medios de producción y
medio: breve caracterización logra, con el valor de los productos, el restablecimiento
de todo el capital empleado más el valor de los salarlos,
¿Cuáles son las realidades que explora o estudia la his- intereses y rentas que pagan, además de los beneficios
toria empresarial en nuestro medio? Puede anotarse, sin que le pertenecen ... Para tener éxito ha de contar con
muchos preámbulos, que lo considerado como historia discernimiento, perseverancia y cierto conocimiento del
empresarial en nuestro medio corresponde a aquella dis- mundo y de los negocios" (Cochran, 1974, p. 212).
ciplina (rama de la historia económica) que explora el
Es esta una lógica que capta comportamientos im-
•pasado" del actuar empresarial, es decir, estudia la evo-
puestos por el orden socioeconómico imperante y que se
materializa en los principios del capitalismo, que en po-
Estas consideraciones se Casan en conceptuaciones sobre su cos términos se fundamentan en la acumulación de capi-
objeto de estudio y/o realidades de las cuales se ocupa la Historia tales, la iniciativa individual, la reducción del papel del
empresarial, y las principales caractetisticas generales de su
configuración metodológica Algunos estudios locales en el mar- Estado, el espíritu de progreso, espíritu que conduce a
co de la historia empresarial son. Morales (1996). Molina (1998], fines utilitaristas, materialistas, de practicidad inmediata,
Dávila (1986|. Toro y Gaviria (1994). Rodríguez (1996), Ogliastri para la subsistencia de los individuos de forma tal que se
(1990), entre muchos otros. En el mismo sentido, ver también
Dávila (1992 y 1996) Otros trabajos de historia empresarial adecué a esos parámetros provenientes del propio siste-
regional (Viejo Caldas) con estas características son: Ocampo y ma creado por el mismo ser. El empresario o emprende-
Galindo (1989), Mejia y Pimiento (1996), López (1997). Gaviria dor, inmerso en ¡deas positivistas y progresistas, condu-
(2000), Arenas y Ospma (1991). Tovar (1991), entre otros.

200
ESPACIO ESTUDIANTIL

ce consciente o inconscientemente al fortalecimiento de Estas inconsistencias giran alrededor de cinco as-


las lógicas del sistema de relaciones socioeconómicas pectos: el primero de ellos se relaciona con algunas fallas
imperantes: su conducta obedece a las leyes del libera- en el proceso metodológico de investigación histórica , 1

lismo económico, su actuación está ya determinada por en especial el estudio poco exhaustivo de fuentes secun-
el sistema. La historia empresarial así concebida res- darias, estudio poco cuidadoso de archivos, interpreta-
ponde a las leyes de este tipo de sistema y se ciones provinciales y superfluas, discursos apologéticos,
perfila a corroborar claramente, en lorma reflejo de intereses empresariales y grupales, entre otras . 1

implícita, la naturaleza del sistema, las Este tipo de críticas, según Sáenz, son de la misma
relaciones de los individuos y la naturaleza que las hechas por Charles Bergquist a Orlando
naturaleza de su actuación, Fals Borda, críticas que giran en torno a la separación de
l o empresarial" deno- los estudios históricos de fres postulados básicos del
ta la construcción, man- método histórico: "No se hace una revisión exhaustiva de
tenimiento y expan- la literatura secundaria, no se hace un trabajo juicioso de
sión de una empresa archivos y se fracasa en el intento de establecer
para materializar sus interrelaciones entre diferentes aspectos de la realidad"
fines económicos. (Sáenz. 1995, p. 23).
Su esencia es po-
"Estas críticas, que recibieron amplia difusión en re-
sitivista, progre-
vistas académicas tanfo en Colombia como en Estados
sista, remite a una
Unidos, no deben ser aplicadas únicamente a científicos
¡dea de éxito, de
sociales ajenos a la rigurosidad de los estudios históri-
significación por
cos. De hecho, estas críticas son perfectamente válidas y
su papel, por lo
aplicables a buena parte de lo que se publica como his-
que la idea de em-
toria empresarial en el país" (Sáenz, 1996a, p. 187).
presario induce a
éxito. En consecuen- Dávila lo reconoce para el caso de historias de em-
cia, la historia empre- presarios: "Del análisis de 56 biografías y autobiografías
sarial corresponde a una sobre empresarios en Colombia resulta que, como en el
naturaleza apologética, caso de la historia de empresas, en su mayoría acusan
destinada a mostrar el papel serias deficiencias de método que hacen que su utilidad
del empresario en el medio eco-
nómico: describe el camino de éxito • Véase al respecto. Saenz (1995, pp. 8-30; 1996a, pp. 75-85;
del empresario y los miles de obstáculos 1996b, pp. 182-187) Este autor encuentra un grupo de tallas,
que atraviesa para cumplir sus objetivos. Se evi- como "Desconocimiento de la llteralura secundaria, lo cual los
lleva a dar interpretaciones erróneas o simplemente a contar lo
dencia un enfoque para la historia empresarial puramente que ya se ha escrito Además ignoran totalmente la literatura
utilitarista, pragmático, apologético, distorsionador de la comparativa sobre otros países del coniinenle, lo cual los condu-
realidad, alejado de la verdad y reducido a lo particular, a ce a interpretaciones provinciales y estrechas, internalizan el
lenguaje y la retórica de la empresa o del gremio empresarios
lo casuístico e individualizado. como si éstos fuesen hechos históricos (y no simples discursos
Esta historia empresarial, carente de rigurosidad que pretenden identilicar los intereses de la empresa o del gremio
con ios intereses de la nación entera), tendiendo a volverse en una
científica, está alejada de la verdad, además de conte- apología de su objeto de estudio, tienen un uso limitado y selec-
ner aspectos que en ningún momento apuntan al cono- tivo de luentes primarias lo cual no les permite analizar rigurosa-
cimiento de realidades que se configuran en el seno de mente las telaciones con oíros grupos de empresarios, con las
diferentes clases sociales y con el estado" (Sáenz, 1996b, p.183).
una organización, ni son reflejo de una interacción que
respondaa la lógica de la búsqueda de conocimiento y • (
Véase al respecto, Cipolla (1991). donde hace un análisis deta-
comprensión de fenómenos organizacionales. Como llado y crilico del proceso metodológico propio de la historia
económica, denlro de la cual se considera la historia empresarial
prueba de ese alejamiento de la historia empresarial con
la rigurosidad investigativa, se Identifican comúnmente * Según Sáenz (refiriéndose a obras de Dávila), en algunas de
dichas obras no se hace un estudio exhaustivo de las fuentes
una serie de inconsistencias metodológicas que la ale- secundarias (incluso varias de las que utiliza no son necesaria-
jan, además, del mismo proceso de investigación his- mente las más serias), no realiza un trabajo cuidadoso de archi-
tórica: la historia empresarial en nuestro país se carac- vos, trabajo que quizás le hubiese impedido formular conclusiones
y juicios tan apresurados, y las pocas apreciaciones con alguna
teriza por carecer de estructura teórica y metodológica
lógica ya habían sido presentadas por oíros escrilores en el pasa-
consolidada. do (Sáenz, 1995. pp. 26-27).

INNOVAR, revista de ciencias administrativas y sociales. No. 22. julio - diciembre de 2003
INNOVAR, reuisia rie ciencias administrativas y sociales

esté en considerarlas no como trabajos académicos sino co, se presta para ese tipo de campañas" (Sáenz. 1996a,
como una valiosa fuente para el investigador... Hay que p. 183).
señalar además su poca vinculación con las temáticas La historia empresarial, entonces, es un producto del
teóricas que le darían un mayor valor analítico" (Dávila. actuar estratégico del empresario, manifestado en políti-
1996. pp. 116-118}. cas de mercadeo para la promoción de Imagen {good
El segundo problema se relaciona con la formación mil}, el manejo de relaciones comerciales, lo cual re-
de quienes hacen historia empresarial en nuestro medio. sulta ser un absurdo si se tiene en cuenta que el pro-
Pocos son los autores que han trabajado y ducto histórico debe ser consecuencia de
reflexionado sobre la metodología de la his- un actuar científico, propio de las cien-
toria empresarial, a pesar de la existencia cias humanas y sociales, mas no de una
de muchas obras denominadas como his- práctica o estrategia que ayuda a proce-
toria empresarial, en parte porque esta es. sos propios de la lógica mercantil isla, ca-
para muchos, una disciplina relativamente pitalista, competitiva y económica.
joven en América Latina. Además, los tra- Sáenz, basado en Charles Bergqulst
bajos identificados y difundidos como his- sobre algunos postulados fundamentales
toria empresarial son realizados, en muchos del método histórico (dominio exhaustivo
casos, por personas con formación en sociología, perio- de la historiografía del tema por investigar, utilización y
dismo, economía, ingeniería industrial, entre otras, y po- evaluación crítica de fuentes primarias, énfasis en la inter-
cos con formación en historia o historia empresarial o pretación de todos los aspectos del cambio social), se
económica. El mismo profesor Sáenz. sobre tal cuestio- refirió a algunas fallas en la escritura de la historia, afir-
namiento. afirma que en nuestro medio los intentos de mando que gran parte de la historia económica (Inclui-
hacer historia empresarial por parte de personas sin for- da la empresarial), escrita desde la orilla de la econo-
mación en historia (aficionados) es muy común, lo que mía, no tiene en cuenta estos aspectos metodológicos
conduce, lógicamente, a que esas personas caigan en básicos, produciendo resultados de cuestionable cali-
errores metódicos que lastiman la esencia de la historia, dad académica, al utilizar en forma selectiva (general-
en este caso, la esencia de la historia empresarial en sus mente sin explicación alguna) únicamente aquella lite-
relaciones con la historia económica. "Entender el pro- ratura y aquellos documentos que ratificarían de
blema del contexto económico y una formación como his- antemano un conjunto de hipótesis y que comproba-
toriador son claves en la historia empresarial. Un simple rían la universalidad de un modelo: quiere decir, enton-
análisis del entorno (tal como se formula en algunas fa- ces, que se mantendría la defensa de un orden estable-
cultades de administración) y una narrativa espuria serian cido, un orden empresarial exitoso y figurativo (Sáenz.
insuficientes. De ahí que tanto en Europa como en los 1996b. p. 84).
Estados Unidos, hoy día, los especialistas en historia em-
Hoy en día, en las universidades colombianas están
presarial son historiadores profesionales..." (Sáenz,
de moda los estudios contratados, confundiendo la in-
1995, p. 23).
vestigación con las consultorios y las asesorías. Así, en
Eí tercer problema se relaciona con la presencia de buena parte de la historia empresarial, los que pretenden
intencionalidades ocultas en los estudios señalados: du- ser estudios académicos terminan siendo trabajos de re-
rante mucho tiempo, la historia de las empresas ha sido laciones públicas al servicio de empresas y gremios de
escrita o por personas allegadas a estas instituciones o empresarios (Sáenz, 1996b, p. 83).
por periodistas que se convierten en sus propagandistas. El cuarto problema se relaciona con la finalidad utili-
Sin embargo, hoy en día las empresas y asociaciones tarista y pragmática con que se elaboran los estudios de
empresariales recurren al medio académico para que les historia empresarial: una lógica pragmática enmarcada,
presten este servicio. Así mismo, el criterio académico según Dávila, en los parámetros de "guía para el com-
contratado no es el interés científico y la curiosidad del portamiento futuro":
investigador, sino el monto de la remuneración que se
recibe por investigar (Sáenz, 1996a, p. 183). El eje principal que ha guiado el desarrollo del cam-
po de la historia empresarial consiste en la utilidad
"Los empresarios como cualquier otro grupo, tie- de enfocar temas críticos en el estudio de las políti-
nen su lógica en su construcción de imagen y sus cam- cas empresariales a través de una perspectiva histó-
pañas de relaciones públicas. El problema es cuando el rica. La historia empresarial, de empresarios, de sec-
mundo académico, supuestamente autónomo y científi- tores económicos particulares y otros similares,

202
ESPACIO ESTUDIANTIL

contienen importantes lecciones sobre estrategias y dad de obstáculos y teniendo en cuenta la realidad fisica
prácticas empresariales que reflejan las condiciones como su región, su país, su ubicación, su carácter. Este
del entorno político, económico y social, (Dávila. tipo de discurso es una forma débil de representación de
1991. p. 92) lo histórico, muestra cercanía con la naturaleza de lo lite-
rario y lo ficticio, por la exagerada exaltación de virtudes
Tales estudios están dirigidos a estudiantes de admi-
de los empresarios y empresas, dejando de lado aspec-
nistración y a empresarios, quienes buscan respuestas
tos propios de la realidad, restando objetividad al discur-
prácticas y en muchos casos cursillos con recetas: pre- so y deslegitimando el proceso metodológico propio de
tender que la historia sirva como lección para los ejecu- la historia.
tivos, además de no tener mayor sentido metodológico,
es parte de la tendencia actual de hacer la educación ren- Asi mismo se identificaron otro grupo de fallas-'refe-
table y práctica. Al igual que Barry Suple, Sáenz afirma ridas al proceso específico de investigación histórica, re-
que una historia no profesional tiene el riesgo de terminar lacionadas con el proceso de planteamiento de proble-
en una historia de folleto, la cual combina elogios ilimita- mas y construcción de hipótesis (apologías del empresario
dos con listas cronológicas y especificaciones de pro- y la empresa en términos economicistas), observación
ductos. "El interés por la historia no debería convertirse histórica (tratamiento deficiente del proceso de recopila-
en Colombia en retugio del dtlettante ni en fuente de rece- ción, crítica e interpretación de fuentes) y características
tas para el aspirante a gerente" (Sáenz. 1995. p. 27). discursivas. Estas deficiencias también alejan la historia
empresarial respecto a la propia historia, deslegitiman las
La historia, al igual que otras ciencias sociales y hu-
supuestas interacciones con la administración y la inves-
manas (como la sociología y la filosofía), o como las
tigación en busca de conocimiento. Al mantener la lógica
ciencias naturales, tiene un valor intrínseco, sin que ten-
descriptiva, informativa y de superficialidad en procesos
ga que ser un valor practico que le sirva o deba ser apro-
de comprensión de realidades, ni siquiera se apunta,
bado por los empresarios. Una actitud acertada responde
desde esta óptica, a conocer naturalezas o esencias
a la aproximación a la historia desde los campos del his-
organizacionales y administrativas.
toriador, el economista y el administrador, tratando de
reconstruir e interpretar el pasado a partir del trabajo ex-
haustivo de archivos y del estudio de la literatura secun- La historia comparativa de la
daria existente, sin buscar lecciones y recetas, pues eso empresa: un modelo para
no tiene que ver con el avance científico.
tener en cuenta
El quinto y último problema consiste en el producto
Lo que se conoce como historia empresarial en nuestro
de la supuesta Investigación histórica de lo empresarial,
medio no refleja un proceso metódico histórico claro,
esto es, el discurso (historiografía): Es evidente que el
como tampoco refleja ni aprehende aquellas realidades
discurso ofrecido por la historia empresarial obedece a la
y verdades que se configuran al interior de una organi-
naturaleza descriptiva y narrativa, cuya única esencia y
zación (no solo en una empresa), ni los estados confi-
carácter se sujetan a la descripción de las acciones em-
gurados en su relación con el medio exterior a ella (en-
presariales que llevaron a un determinado sujeto (empre-
lomo). Sin embargo, debe advertirse la existencia de un
sario o empresa) a la obtención de sus fines, que res-
tipo de historia: la historia comparativa de la empresa
ponden a su naturaleza económica. En ese sentido, este
(promovida por Alfred D. Chandier). que refleja realida-
tipo de discurso es de carácter rezagado, pues no hay
des pasadas ocurridas al interior de empresas estado-
intentos de generalización o búsqueda de causalidades a
unq u otro hecho de índole empresarial; un tipo de dis-
curso que, en términos de Aróstegui. es de naturaleza
Véase al respecto. Betancourt (2003). donde (específicamenteen
arcaica y pseudohistórica. Hace parte, posiblemente, del el capítulo tercero) se identifican una serie de características
proceso de evolución de la historia marcado por un de- (entre ellas un conjunlo de tallas que la alejan de la investigación
clive en términos de investigación científica: "Ni la histórica) de lo que se considera en Colombia como historia
historiografía más tosca y metodología más ¡ngenuista, empresarial. Ello desemboca en un análisis comparativo enlre la
hisloriay la historia empresarial, teniendo como punto de referen-
procede hoy a la mera descripción de eventos" (Aróstegui, cia su naturaleza mveslipativa. de donde se deduce entonces que
1995, p. 264). la historia y la historia empresarial, al menos en nuestro medio,
son divergentes (respeclo a esla ultima consideración, véase el
La historia empresarial termina siendo un relato con capitulo Quinto del mismo trabajo).
una secuencia temporal, sujeto a tramas propias de los Véase al respecto, enlre otras obras, Chandier (1962. 1981,
empresarios o empresas en la superación de una infini- 1988. 1996)

INNOVAR, revista de ciencias administrativas y sociales. No. 22. julio - diciembre de 2003 203
INNOVAR, revista de ciencias administrativas y sociales

unidenses. realidades directamente relacionadas con pro- sos de producción y de distribución en las complejas
cesos de gestión productiva, por lo que podría afirmarse economías modernas pueden ser hechos responsables
es una historia de gestión de la producción de las em- de sus acciones, acciones que tienen consecuencias
presas, un poco lejana de verdaderos procesos admi- trascendentales" (Chandier, 1977, p, 676).
nistrativos y organizacionales generales. Gracias al modo de proceder histórico comparativo
La historia comparativa se puede definir como un de Chandier se pueden apreciar una sene de conceptos
tipo de historia que se encarga de tratar realidades de que nutren el conocimiento de realidades administrati-
objetos de estudio Individuales, para luego avanzar ha- vas y organizacionales (empresariales), nacidas a partir
cia paralelos y sacar de ellos los elementos comunes, de la historicidad de la empresa productora y
tratando de establecer generalizaciones. Constituye una distribuidora de bienes y servicios, la cual cambia de
manera de explorar realidades históricas de objetos de un estado tradicional, familiar y de tamaño pequeño y
estudio diferentes pero sujetos a comparación. Es un simple a una empresa de tamaño grande, compleja, in-
modo de análisis propio de tas ciencias, tomado por la dustrial, multidivisional, multifuncional y multiproducto.
historia para la exploración de realidades históricas de Este nuevo tipo de configuración basa su actuar en la
la empresa. presencia en su seno de una clase o grupo de directi-
Este tipo de historia no se detiene en individualidades vos que realizan la función básica de administrar o co-
y avanza hacia el establecimiento de generalizaciones, ordinar, esto es, poner en marcha la empresa (habilida-
superando por sí el carácter narrativo del discurso; con- des organizativas), configurando la lógica y surgimiento
figura un proceder que representa la misma lógica de la del capitalismo gerencial en Estados Unidos. La vida
búsqueda de conocimiento científico bajo esquemas Ini- organizacional responde más a esta institución (admi-
ciales de comparación para el lanzamiento y deducción nistración y directivos), que a las propias fuerzas del
de generalizaciones. Al parecer, es un modo de proceder mercado (tal y como lo había indicado Adam Smlth).
histórico en el afán de incursionar en realidades Bajo la perspectiva chandleriana se legitima el papel de
organizacionales que, según el papel, extensión y parti- la administración como promotora del cambio en la mis-
cularidades propias de cada organización, permiten cuan- ma empresa y en la economía.
do menos la detección de su complejidad, dejando o Sin duda alguna, es un tipo de historia que genera
superando el carácter casuístico si no de la historia, sí de conocimiento de realidades de la empresa y de las mis-
las realidades organizacionales. Sin duda alguna, supera mas prácticas administrativas. Debe observarse que ta-
el modo de proceder característico de aquello que en les estudios están concentrados en el funcionamiento
nuestro medio se denomina historia empresarial de las empresas, de carácter productivo industrial, pro-
(individualizada y particular). pio de la época de la industrialización en los Estados
Chandier afirma que la historia comparativa permite Unidos. Su modo de proceder desde esta esfera res-
el análisis de decisiones significantes, complejas, even- ponde entonces a la denominada gestión de la produc-
tos que no son todos fuera del contexto. "No es usada ción y su papel en la economía de dicho país. Legitima,
para ilustrar generalizaciones, ellos son los datos de los además, el papel significativo de la clase direcfiva (altos
cuales las generalizaciones son derivadas". El hecho ejecutivos, gerentes, supervisores), como hacedores de
de identificar estados individuales no trae adheridos los la historia de la empresa, sin embargo, deja de lado el
objetos comparables; estos se deben abstraer mediante papel del funcionarlo operativo, nutriendo entonces el
el juicio analítico (Chandier, 1962, p. 7), El enfoque carácter de la historia de los de arriba. Pareciera que la
comparado es, con seguridad, el apropiado para un tra- historia empresarial estuviera supeditada al análisis de
bajo continuado sobre la historia de la empresa comer- la clase empresarial, denominada aquí clase directiva;
cial moderna. La descripción y el análisis de la historia pero es de entender que al hablar en términos de reali-
de la nueva institución y de los métodos con los que ha dades organizacionales, quien toma papel configuratlvo
llevado a cabo sus funciones básicas en las diferentes es el hombre organizacional, involucrando entonces a
naciones, puede contribuir a definir las exigencias todos los conformantes de la organización, pues todos
organizativas de las economías modernas y a revelar las ellos constituyen y configuran las realidades acaecidas
forma en que las actitudes culturales, los valores, las allí, independientemente de la naturaleza de la organiza-
ideologías, los sistemas políticos y la estructura social ción. Es un tipo de historia que incita a proceder de la
les afectan "Pueden señalar hasta qué punto los directi- misma manera en toda la gama de organizaciones confi-
vos especializados, que deben administrar los proce- guradas en nuestro medio hasta estos días.

204
ESPACIO ESTUDIANTIL

Hacia la historia aprehensiva de ca, cambiante. En el seno de esa configuración social


realidades organizacionales: la se encuentra un tipo de hombre, claro está, humano,
pero ocupante de un rol enmarcado en el esquema de
historia organizacional
hombre organizacional.
Ya se ha señalado cómo la historia empresarial en
Se puede afirmar -entrando a relacionar- que un
nuestro medio se caracteriza por poseer en su meto-
estado social es el conjunto de estructuras y relaciones
dología una serie de inconsistencias que la alejan de
sociales inscritas en el tiempo. La organización, como
la misma historia, de la verdad, de la rigurosidad cien- formación social, constituye una forma específica des-
tífica y de procesos de interacción disciplinar. La his- prendida de la sociedad, es y hace parte de ella (para las
toria comparativa de la empresa, a pesar de superar teorías estructuralista y funcionalista la sociedad está com-
tales inconsistencias, se torna un poco alejada de puesta o es llamada sociedad de organizaciones); una
interacciones ideales que acerquen la historia a la ad- organización posee estructura y tiene en ella un sistema
ministración. Ante esto se plantea un modelo de his- de relaciones configuradas por la esencia administrativa.
toria empresarial que insista en dicha Interacción bajo Es decir, ella tiene estado, estado social que para este
bases científicas e históricas sólidas, y que apunte ai caso se configura como estado socioorganizacional. Lo
conocimiento de realidades y naturaleza organizacional administrativo radica en llevar el estado socio-
y administrativa. organizacional con objeto de estudio planteado a estado
Pero entonces, ¿qué realidades se deben captar como socioorganizacional con objeto programado ideal. Ello le
reflejo de una interacción histórica y administrativa disci- garantiza su supervivencia, su subsistencia. La adminis-
plinar y que a su vez permitan descubrir esencias de la tración promueve el cambio de estados socio-
organización y la administración? Se deben captar reali- organizacionales, regula sus movimientos con la mirada
dades histórico -organizacionales. Esta realidad histó-
7
en el futuro.
rica es inherente a toda la humanidad, a su naturaleza
La administración, centrada en el futuro y parte del
social, por lo que lo histórico se convierte en una cua-
presente, da a conocer su carácter instrumental y utilita-
lidad natural del ser. La realidad administrativa, de otro
rio, pues siempre está dirigida a llegar a futuros planea-
lado, se halla en las organizaciones, producto de la le-
dos, ideales y hasta virtuales (ver figura 1).
gitimación de su administración, lo que la hace dinámi-

Figura 1
Historia y administración: Dinámica histórico-organizacional

T I E M PO

Estado Estado Estado


• socioorganizacional socioorganizacional • socioorganizacional

HISTORIA ADMON.
DURACION - CAMBIO- DURACION- CAMBIO- DURACION- CAMBIO - DURACION

FUERZAS ENTORNO T

políticas, sociales, económicas, culturales...


ESPACIO
Fuente; Betaraurt (2003, p. 31 a).

Se entiende la realidad histórica como el movimiento de los esta-


dos sociales, la presencia de cambio y duración en los estados
sociales (Aróstegui, 1995, p. 203!

INNOVAR, revista de ciencias administrativas y sociales. No. 22, jolio - diciembre de 2003 205
INNOVAR, revista de ciencias administrativas y sociales

La administración presente en la organización es ge- nutriente de la historia sesgada y propositiva de "los de


neradora de cambios: la historia intenta aprehender esa arriba" y quizas acientificafcí/ác/ro /),
serie de cambios que ocurren por la inscripción en el Cada nivel configurado en la organización es objeto
tiempo pasado. A los cambios regulados por la misma de prácticas organizacionales y administrativas diferen-
administración se les suele denominar "evolución", cam- tes, que vienen a configurar de manera concreta la
bios que ella misma promueve bajo la lógica de progre- historicidad de cada componente. Esto es, cada nivel
so, siempre evitando o tratando de reparar la variación organizacional se centra o hace rutinarios ciertos proce-
natural de crecimiento y decrecimiento. Se genera movi- dimientos propios del proceso administrativo y otras prác-
miento por la interacción de componentes internos de la ticas del mismo tipo (v. gr., toma decisional), por lo que
organización, es decir, por la interacción de configuracio- el cambio de estados de las prácticas administrativas se
nes básicas estructurales y operacionales (como finan- relaciona en forma más íntima con cada nivel
zas, mercadeo, administración), por la marcha del proce- organizacional y sus interrelaciones. Es el caso del nivel
so administrativo y por la interacción de cada uno de los directivo alto, en cuyo seno se configuran actividades de
niveles organizacionales y administrativos. planeación, determinación de políticas, dirección y con-
Toda la organización en sus diferentes dimensiones, trol; en un nivel directivo medio se concentran activida-
componentes y niveles tiene historia, movilidad y des de coordinación y supervisión, y en el nivel operati-
significancia. El individuo como tal (nivel Individual) tie- vo, las labores de ejecución.
ne historicidad: los diferentes grupos configurados en el El conocimiento de estas variables legitima la exis-
seno de la organización como deparlamentos, seccio- tencia organizacional y la exploración más acertada de
nes, grupos formales, grupos informales (nivel grupal) sus realidades en todas las dimensiones. La captación de
tienen historicidad, y la organización como un todo tiene estos procedimientos también permitirá corroborar sí esas
historicidad. Se evocan entonces las nociones de conductas se asimilan a los principios administrativos y
sistemicldad y sinergia, admitiendo que el sistema y en qué difieren. La historia permite captar ese proceso
sus componentes tienen movilidad e historicidad, y fundamental de introducción de la administración (o la
que se alcanzan grados superiores de comprensión, mano visible, en términos chandlerianos) en la organiza-
al conocer, Interpretar e interrelacíonar el proceso his- ción, ver cómo la administración da dinámica a la organi-
tórico de cada una de sus partes, avanzando a confi- zación. Dar vida a la organización es un fenómeno natu-
guraciones colectivas y luego sinérgicas (la organiza- ral y propio de ésta, pues si a algo se le capta su historia,
ción como un sistema). es posible que también tenga un fin, evento de las orga-
En ese proceso de conocimiento de la historicidad nizaciones sobre el cual no se escribe: las razones de la
de los componentes son de ayuda los niveles adminis- muerte organizacional también son parte de su
trativos u organizacionales comúnmente conocidos en la historicidad, lo que en términos administrativos consisti-
organización: el nivel administrativo alto (gerentes, grupo ría en las razones de fracaso o quiebra.
directivo) tiene historicidad o proceso histórico particular, Es la búsqueda de una historia que abarque mucho
el grupo directivo de nivel medio (supervisores, gerentes de la temporalidad total: pasado y parte presente de la
medios) tiene historicidad y el nivel operativo (operarios) empresa. Asi, la organización se halla Inscrita en sus tres
tiene historicidad. Todos ellos hacen parte de la organiza- dimensiones: tiempo, espacio y sociedad (organización).
ción, con la misma Importancia relativa, pues si faltara Mediante la historia se deben aprehender las dinámicas
alguno de estos grupos, la organización dificilmente po- recurrentes y las dinámicas transformadoras que se dan
dría configurarse en términos orgánicos y teíeológicos. en el seno de la organización.
La realidad es que lo que se conoce como estudios de
¿Cómo captar esas realidades h i s t ó r i c o -
historia empresarial enseñan la dinámica individualizada
organlzacionales? ¿Cómo detectar los cambios de estado
del sujeto emprendedor, empresario o propietario de la
socioorganizacionales? Mediante un cuerpo metódico 3

empresa, dejando de lado el papel Igualmente valioso de


propio de la historia en el proceso de investigación de lo
los demás componentes organizacionales (cuerpo direc-
verdaderamente histórico (que tiene sus fundamentos en
tivo alto, cuerpo directivo medio, nivel operativo). El em-
el proceso de investigación de las ciencias sociales),
presario es el foco de atención de esa llamada historia
empresarial; ni siquiera es objeto de análisis como com-
ponente de una organización, sino únicamente como Véase al respecto Betancourt (2003). El capitulo quinto de este
creador de ella. Sin duda alguna es un tipo de historia trabajo, entre otros aspectos, analiza de manera detallada esta
configuración metodológica propia para la historia organizacional.

206
ESPACIO ESTUDIANTIL

Historicidad en la organización

VARIABLES LO QUE DENOTA DINÁMICA HISTÓRICA


Niveles organizacionales Alto, medio, operativo
Proceso administrativo Planeación Pronóstico, objetivo, estrategia, programas.
presupuestos, procedimientos
Organización Estructura, relaciones, puestos, requerimientos
Integración Selección, orientación, entrenamiento, desarrollo
Dirección Delegación, motivación, coordinación,
solución de problemas, cambio
Control Sistemas de información, estándares, medición,
manuales, normas, indicadores
Recursos organizacionales Tecnológicos, de información, financieros, físicos,
económicos, humanos
Recursos humanos Reclutamiento, selección, contratación, inducción,
capacitación, adiestramiento, estímulos,
condiciones de trabajo, salarios, etc.
Producción Adquisiciones, almacenamiento, materia prima,
maquinaria, mobiliario, herramientas y equipos,
proveedores, suministros, control de existencias.
Índices de rendimiento, productos, envases, líneas,
instalaciones, etc.
Operaciones de la organización Finanzas Manejo, estructura y control de presupuestos,
y departamentos manejo de fondos, ingresos, egresos, patrimonio,
Impuestos, pagos, depósitos, créditos, inversiones,
sistema de información, sistema de costeo,
balances
Mercadeo Producto, precio, plaza, promoción, canales de
distribución, publicidad, inversiones, resultados,
campañas
Estructural Objetivos, políticas, funciones, actividades,
y administrativo división del trabajo, departamentalización,
delegación de autoridad, organigrama,
cultura organizacional, estilos de negociación,
estilos de dirección, modelos administrativos o
prácticas organizacionales
Niveles organizacionales Alto, medio y operativo
Prácticas o modelos Planeación estratégica, benchmarking, enfoque de calidad
administrativos utilizados total, outsoursing. fusiones, adquisición, modelo multinacional,
gestión por procesos, Indicadores de gestión, administración por
objetivos, alianza estratégica, prospectivas, etc.
Configuración relaciones Gobierno, competencia, consumidores, acreedores,
interinstitucionales proveedores, alianzas, Iglesia, sociedad, economía, etc.
Fuenla: BWancoul (2D03. p. 331).

INNOVAR, rei/ista de ciencias administrativas y sociales. No. 22, julio diciembre de 2003 207
INNOVAR, revista de ciencias administrativas y sociales

acompañado de los lincamientos propios del enfoque narrativos, pero sí arguméntales, que den cuenta en for-
histórico propuesto por Alfred Chandier para la historia ma objetiva de un determinado fenómeno o realidad
comparativa de la empresa. De esta manera se propone organizacional. Este discurso es el reflejo del modo
una metodología integral compuesta por procedimientos, "como se posee", qué estructuras se configuran, cómoy
como planteamiento de problemas (según preguntas de por qué, por lo que aquí se apunta a un tipo de discurso
investigación que responden al interés cientificista), iden- científico y explicativo, producto de la actuación
tificación de estados o configuraciones organizacionales investígativa rigurosa. Por lanío debe tener, como conse-
presentes (acompañada de revisión bibliográfica secun- cuencia de las explicaciones comparativas infernas, pro-
daria), realización del proceso de observación histórica" posiciones y argumentos serios sobre las divergencias y
(búsqueda, selección, crítica -fiabilidad y adecuación- convergencias configuradas entre los diferentes compo-
de fuentes históricas, abordaje hermenéutico en la cons- nentes de la organización, así como las razones de su
trucción de explicaciones y elaboración discursiva, todo configuración o estado configurado.
ello como constituyente de un proceso de investigación y De acuerdo con las preguntas de investigación y las
análisis a un nivel un tanto individualizado (Fase I), que hipótesis iniciales planteadas, se puede decidir extender
se supera con un análisis comparativo (Fase II) com- el proceso de Investigación a un análisis comparativo
puesto por la determinación de aspectos susceptibles de externo ¡nterorganizacional, que a pesar de significar gran-
comparación inter e intraorganizacional, análisis des esfuerzos temporales e invesiigativos, sin duda con-
relacional, construcción de generalizaciones o conceptos tribuye al conocimiento mediante la construcción de ge-
y elaboración discursiva argumentativa y explicativa. Sin neralizaciones, de conceptuaciones comparativas
duda alguna, desde esta perspectiva se apunta hacia el diferenciales y comunes.
conocimiento v e r í d i c o de realidades concretas
La construcción discursiva debe ofrecer respuestas
organizacionales y administrativas (cuadro 2).
argumentadas a interrogantes básicos como el porqué de
¿Cuál debe ser el producto de ese proceso de inves- un determinado estado organizacional, el porqué de sus
tigación o conocimiento de realidades histórico- variaciones, la interacción entre sus componentes (diná-
organizacionales? Un discurso histórico que contenga, mica estructurai-funcional), la interacción con el medio
en esencia, proposiciones en forma de argumentación y (entorno político, económico, social, religioso, cultural,
descripción (discurso integral), sin caer en excesos etc.), la naturaleza de la administración o prácticas admi-
nistrativas, sus estado y cambios, las actitudes de todos
los miembros de la organización, el ciclo de vida real
En el archivo institucional se encuentran una serie de luenles de
organizacional en contextos como el nuestro. Debe dar
utilidad trascendental para el proceso de investigación de lo his-
tórico. Estas son susceptibles de clasificación, según diversos cuenta de una serle de particularidades únicas acaecidas
criterios, consistentes en fuentes primarias e intencionales cultu- en el seno de las organizaciones de nuestro medio, el
rales ¡archivo: cartas u oficios, memorandos, informes de ges- papel no sólo de la clase directiva en nuestro medio, sino
tión, reportes, artículos, informe de actividades, documentos
variados, normativídad. registros de actividades, políticas gene- en la misma organización y el papel de los demás miem-
rales, planes o programas, misión, visión, objetivos, planes de bros de la organización.
acción, comunicados. Balance de estado. Estado de pérdidas y
ganancias, libros de contabilidad, libros y actas comerciales, Esta naturaleza obliga a que el tipo de discurso para
indicadores de gestión. índices, estadísticas (producción, pre- la historia organizacional supere lo meramente narrativo y
cios, ventas, utilidades, estimativos), manuales de funciones y descriptivo y avance hacia argumentos sólidos que sus-
procedimientos, listas, nóminas, sistema de información, publi-
cidad, folletos, balance social, good mil, organigrama funcional y
tenten las comparaciones y las generalizaciones. Debe
estructural, contratos, cronogramas de actividades, constancias, contener todo ello en forma argumentada por medio de
certificaciones, diagnósticos, agendas de trabajo, directorio inter- proposiciones sobre la realidad (statemenl) y fuentes bien
no, etc.); fuentes secundarias intencionales culturales (artículos tratadas como prueba de que lo que se dice de la realidad
escritos por personas aienas a la organización, prensa, periódi-
cos, leyes o medidas del gobierno, panfletos, documentación his- son proposiciones correctas.
tórica de organismos estatales, archivo histórico de la nación, Resulta claro cómo una disciplina aparentemente
documentales, programas o material audiovisual, reportajes pe-
riodísticos, instituciones con las que interaclúa. ele); fuentes configurada posee una serie de inconsistencias y fallos
primarias no intencionales (recursos: construcciones físicas, ins- que la alejan totalmente de una rama del conocimiento
talaciones, plantas, maquinarias, elementos varios, tecnología, caracterizada por la rigurosidad ¡nvestigativa y la verdad.
información, símbolos, emblemas, productos de la empresa, etc.),
fuentes secundarias no intencionales (distinciones, premiaciones,
Es tarea tanto de historiadores como de administradores
esculturas, normas de calidad (ISO), normas generales naciona- (científicos) iniciar acciones académicas interdisciplinares
les e internacionales) grupales que confluyan, desde cada perspectiva, al co-

208
ESPACIO ESTUDIANTIL

HS3I Configuración metódica básica de la historia organizacional

FASES SECUENCIA COMPONENTE METÓDICO


1 Planteamiento del problema, preguntas investigación
2 Identificación estado organizacional presente

Revisión critica de bibliografía relacionada

3 Observación histónca:
1
- Búsqueda de fuentes históricas
ANÁLISIS
INDIVIDUAL - Crítica de fuentes históricas
ORGANIZACIONAL -Análisis de fiabilidad

-Análisis de adecuación

4 Interpretación y explicación

5 Construcción discursiva

6 Contrastación

7 Determinación de aspectos comparativos organizacionales


II 8 Análisis relaciona!
ANÁLISIS
9 Construcción de generalizaciones
COMPARATIVO
ORGANIZACIONAL 10 Construcción discurso integral
11 Contrastación de generalizaciones
Fueffle: Belancourl (20D3. p. 334)

nocimiento mutuo de cada disciplina. De esta manera, a la política. Pero en ningún momento se consideran
seguramente se apuntaría no solo a la construcción de ¡nteractuantes con la administración (aunque se piense
conocimientos, sino a la relevancia de aspectos huma- en ello).
no-organizacionales que permitan la legitimación del ser Ante tales rasgos, se ha intentado construir un mo-
como sujeto de conocimiento en aspectos delo o iniciar un estilo de acción tendiente a que a partir
organizacionales, administrativos y, ante todo, humanos, de la administración y como parte de su esencia (la
¡nterdisciplinariedad) se configuren una serie de relacio-
A manera de conclusión nes que contribuyan al objetivo primordial de conocer
esencias, al conocimiento y comprensión de realidades
El hecho de que hoy en día se puedan identificar un humano-organizacionales y administrativas, respondien-
sinnúmero de especialidades o ramificaciones del cono- do asi a cuestionamientos fundamentales (qué, por qué,
cimiento no es plena garantía de generación de conoci- cómo y cuándo las organizaciones).
mientos que se constituyan en un verdadero avance para
la humanidad. Tal es el caso de la historia empresarial, Así, resulta trascendental reconstruir los
disciplina en la que. a pesar de sugerir cierto grado de parámetros de una disciplina como la historia empresa-
interdisciplínariedad, se observan ciertos rasgos que la rial (historia organizacional) sustentada en, de un lado, la
alejan aun de la misma historia (por inconsistencias me- interacción disciplinar entre la historia y la administra-
tódicas fundamentales), cayendo en un discurso más ción, y de otro, la convergencia en el tratamiento de va-
cercano a la literatura y a la ficción que a lo verdadera- riables puramente organizacionales y administrativas des-
mente cientificista e investigativo. Aún no son claros los de una perspectiva tiisioricista, legitimando por tanto el
terrenos de Interacción disciplinar: algunos la conside- conocimiento de esencias propias de la administración,
ran más cercana a la economía, otros, a la sociología o la organización y el mismo ser como ocupante de rol
(como parte de la organización).

INNOVAR, revista de ciencias administrativas y sociales. No. 22, julio • diciembre de 2003 209
INNOVAR, revista de ciencias administrativas y sociales

Referencias bibliográficas (comp.) (1996). Empresa e historia en América Lati-


na: Un balance historiográiico. Bogotá: Conciencias - TM.
Aróstegui. J. (1995). La investigación histórica: Teoría y método.
Barcelona: Critica. Hidy, R. (1974). Historia de la emptesa. En Shllls. D. Enciclopedia
Internacional de Ciencias Sociales. (Vol. 5, p. 446-451).
Bergquist, C. (1988-1989) En nombre de la historia: Una crítica Madrid: Aguilar.
disciplinaria de la historia doble de la costa de Orlando Fals
Borda. En Anuario colombiano de historia social y de taLanglois, C. y Seignobos, C. (1913). Introducción a los esludios
cultura, !f>/Y(pp. 205-240). Bogotá: Universidad Nacio- históricos. (Traducido de la cuarta edición francesa). Ma-
nal de Colombia. Facultad de Ciencias Humanas. drid: Daniel Jorro.

Betancourt, G. (2002). Aproximación a la relación entre la historia Morales, H. (1996). A puro puíso. Santafé de Bogotá: Círculo de
y ¡a administración. Manízales: Universidad Nacional de Lectores.
Colombia, Facultad de Ciencias y Administración. Progra- Molina, L.F. (1998). Empresarios colombianos del siglo XIX. Bo-
ma de Administración de Empresas. gotá: El Áncora Editores.
Cipolla, C.M. (1991). Entre la historia y ta economía: Introducción Ogliasiri, E. (1990). Cien años de cerveza Bavaria Bogotá: Univer-
a la historia económica. Barcelona: Critica. sidad de los Andes.
Cochran, t (1974). Actividad empresarial. En Stiills, D. Enciclo- Rodríguez, 0. (1996). Interés gremial y regulación estatal. La for-
pedia Internacional de Ciencias Sociales (pp. 211-213). mación de la Federación Nacional de Comerciantes 1945¬
Madrid: Aguilar, 1970. En Anuario Colombiano de Historia Social y de la
Chandier, A. 0%2).Slrategyandsiructure:Chaptersinthehistory Cultura. (Vol. 23, pp. 171-218), Bogotá: Universidad Na-
o! the industrial enterprise. Massachusetls: Massactiusetts cional de Colombia.
Institute of Technology Cambridge. Sáenz R.. E. (1991). Perliles de empresas y empresarios en Co-
(1981). Gobierno vs. negocios: Perspectiva históri- lombia: 1946-1950. Monografía seriada 26, Bogotá: Univer-
ca. Perspectivas Económicas, 36,12-14. sidad de los Andes,

(1988). La mano visible. La revolución en la dirección (1993). La ofensiva empresarial: Industriales, poiili-
de la empresa norteamericana. (Traducción de Ángeles cos y violencia en los años cuarenta en Colombia. Bogotá:
Conde). España: Ministerio de Trabajo y Seguridad Social. Tetcer mundo - Unlandes.
(Original publicado en 1977). (1995). Ideologías empresariales y la Investigación
(1996). Escaía y diversificación. Zaragoza: Prensas en las facultades de administración en Colombia: Respues-
Universitarias de Zaragoza (Original publicado en 1988). ta al reporte de la misión de ciencia y tecnología. Innovar, 5,
pp. 8-30.
Dávila, C. (1985). Teorías organizacionales y administración: Enfo-
que crítico. Bogotá: McGraw-Hill Interamericana. S.A. (1996a), Clío y Hades: Algunas reflexiones sobre la
historia y la economía. Innovar, 7, pp. 75-85.
(1986). El empresariado colombiano: Una perspecti-
va histórica. Bogotá: Pontificia Universidad Javeriana. (1996ó). A propósito de la nueva historia empresarial
en Colombia: Invitación al debate, innovar, 8, pp. 182-187.
(1991) . Ensayos sobre la educación en administra-
ción en Colombia. Monografía seriada 24. Bogotá: Universi- ^ (comp.) (1997). Lecturas criticas de administración.
dad de los Andes. Bogotá: Universidad Nacional de Colombia - Siglo del Hom-
bre.
(1992) . Historia empresarial de Colombia: Esludios,
problemas y perspectivas. Monografía seriada 20. Bogotá: Toro, C. y Gaviria, J, (1994). Compañía colombiana de tabacos
Universidad de los Andes, Facultad de Administración. S.A. 75 años de progreso y servicio. Medellín: FAES.
Reimpresión.

210