Vous êtes sur la page 1sur 2

LAS RELAJACIONES - Capítulos número 1, 2, 3, 4, 5 y 6. - Editorial, Gedisa.

SUZANNE MASSON (falta biografía)

PALABRAS CLAVES: relajación, métodos, signos, síntomas y esquema corporal.

Los métodos globales con punto de partida psicoterapéutico se caracterizan especialmente


por su concepción global de la personalidad humana, utilizando técnicas de relajación cuyo punto
de partida es mental.
Algunos de estos métodos son:
El training autógeno de J.H. Schultz: es un sistema de ejercicios fisiológicos en general del
organismo, que permite todas las realizaciones propias de los estados auténticamente sugestivos. Se
realiza mediante una autohipnosis provocada por modificaciones voluntarias del estado tónico.
Dicho método consta de 6 ejercicios de relajación a través de la concentración. Estos se
realizan de forma sucesiva, incluyendo 6 sectores: los músculos, el sistema vascular, el corazón, la
respiración, los órganos abdominales y la cabeza. “Favorece la regresión y crear entre el paciente y
el terapeuta una relación arcaica en que la transferencia desempeña un papel importante” (Masson,
1985, pág. 33).
Por otro lado, el método Jacobson, intenta alcanzar metas por medio de diferentes
procedimientos. Esta relajación, a través de buscar la calma, la distensión y la disminución de la
ansiedad, puede llegar a liberar problemas afectivos más o menos inconscientes.
Este método propone un orden riguroso y sistemático de progresión, donde se darán 36
instrucciones dirigidas a 36 grupos musculares. El respeto de la progresión es esencial.
El objetivo de dicha relajación, consiste en “conducir al sujeto a que sienta
progresivamente la tensión y después la relajación, detectar las tensiones cada vez menores, y de
esta forma conocer cada vez mejor su cuerpo (…)” (Masson, 1985, pág. 42). Lo mencionado es de
gran importancia para la psicomotricidad, ya que se utilizan diversos elementos de la disciplina, al
tratarse de la construcción del esquema corporal.
A partir de lo expuesto anteriormente, observamos puntos de encuentro y desencuentro.
Respecto a estas últimas, se destacan que en el método de Schultz, se le asigna un valor especial a
las dificultades del paciente, que forman parte de su enfermedad y personalidad. Por lo tanto el
trabajo se apoya en estas dificultades, no se evitan sino que las mismas son analizadas.
Por el contrario Jacobson hace hincapié que su método no se dirige directamente a los
síntomas, por lo que no se privilegia ningún grupo muscular por más que presente una estrecha
relación con los signos clínicos manifestados. Consiguientemente, dicho método le exige al sujeto
una extrema atención y un estado de vigilia muy agudo. De esta manera se manifiesta otra
discrepancia con el método de Schultz, ya que el mismo apunta a la hipnosis y por ende, al plano
inconsciente del sujeto.
Como punto de encuentro entre ambos métodos, se privilegia una formación psicoanalítica
completa y controlada, de manera que el reeducador sea capaz de realizar las diferentes propuestas
de forma competente.