Vous êtes sur la page 1sur 7

República Bolivariana de Venezuela

Ministerio del Poder Popular Para la Educación Superior

Micro Misión Simón Rodríguez

PNF-Inglés

DEBERES Y DERECHOS DE LOS


ESTUDIANTES, PADRES Y
REPRESENTANTES, DOCENTES E
INSTITUCIONES EDUCATIVAS

José Rafael González Torrealba

C.I. 19.640.585

Tutor: Engelberth Sequera

Práctica Docente

Agosto, 2018
Existen infinidad de derechos y deberes para los ciudadanos, ejemplos de ellos son: la
salud, la educación entre otros. Se entiende como derecho a la capacidad de los ciudadanos
de exigir lo establecido por la ley, sin descartar a una persona por su raza, género o política.
Cada ciudadano debe conocer cuáles son sus derechos y deberes. Todos y cada una de las
personas tienen derechos sean hombres o mujeres. Todos los derechos son imprescindibles
pero se destacan algunos:

-Protección por parte de los poderes públicos, derecho a un juicio justo.

-Protección judicial y legalidad penal, libertad de expresión.

-Derecho a la educación.

-Derecho a la salud.

Entre los deberes que más destacan están:

-Defender y difundir los derechos humanos como fundamento de la convivencia pacífica.

-Respetar a las autoridades.

-Proteger los recursos naturales y culturales del país.

En tal sentido, hablando de los deberes y derechos que tienen los ciudadanos, se hará
énfasis en el ámbito educativo, específicamente en los deberes y derechos de los
estudiantes, de los padres y representantes, de los docentes y de las instituciones educativas.

Según la Ley Orgánica de la Educación (LOE) se reconocen a los alumnos los


siguientes derechos básicos:

1. A recibir una formación integral que contribuya al pleno desarrollo de su


personalidad.
2. A que se respeten su identidad, integridad y dignidad personales.
3. A que su dedicación, esfuerzo y rendimiento sean valorados y reconocidos con
objetividad.
4. A recibir orientación educativa y profesional.
5. A que se respete su libertad de conciencia, sus convicciones religiosas y sus
convicciones morales, de acuerdo con la Constitución.
6. A la protección contra toda agresión física o moral.
7. A participar en el funcionamiento y en la vida del centro, de conformidad con lo
dispuesto en las normas vigentes.
8. A recibir las ayudas y los apoyos precisos para compensar las carencias y
desventajas de tipo personal, familiar, económico, social y cultural, especialmente
en el caso de presentar necesidades educativas especiales, que impidan o dificulten
el acceso y la permanencia en el sistema educativo.
9. A la protección social, en el ámbito educativo, en los casos de infortunio familiar o
accidente.

Ahora, son deberes básicos de los alumnos:

1. Estudiar y esforzarse para conseguir el máximo desarrollo según sus capacidades.


2. Participar en las actividades formativas y, especialmente, en las escolares y
complementarias.
3. Seguir las directrices del profesorado.
4. Asistir a clase con puntualidad.
5. Participar y colaborar en la mejora de la convivencia escolar y en la consecución de
un adecuado clima de estudio en el centro, respetando el derecho de sus compañeros
a la educación y la autoridad y orientaciones del profesorado.
6. Respetar la libertad de conciencia, las convicciones religiosas y morales, y la
dignidad, integridad e intimidad de todos los miembros de la comunidad educativa.
7. Respetar las normas de organización, convivencia y disciplina del centro educativo,
8. Conservar y hacer un buen uso de las instalaciones del centro y materiales
didácticos.

Según la LOE, los padres o tutores, en relación con la educación de sus hijos o pupilos,
tienen los siguientes derechos:

1. A que reciban una educación, con la máxima garantía de calidad, conforme con los
fines establecidos en la Constitución, en el correspondiente Estatuto de Autonomía y
en las leyes educativas.
2. A escoger centro docente tanto público como distinto de los creados por los poderes
públicos.
3. A que reciban la formación religiosa y moral que esté de acuerdo con sus propias
convicciones.
4. A estar informados sobre el progreso del aprendizaje e integración socio-educativa
de sus hijos.
5. A participar en el proceso de enseñanza y aprendizaje de sus hijos.
6. A participar en la organización, funcionamiento, gobierno y evaluación del centro
educativo, en los términos establecidos en las leyes.
7. A ser oídos en aquellas decisiones que afecten a la orientación académica y
profesional de sus hijos.

Asimismo, como primeros responsables de la educación de sus hijos o pupilos, les


corresponde:
1. Adoptar las medidas necesarias, o solicitar la ayuda correspondiente en caso de
dificultad, para que sus hijos o pupilos cursen los niveles obligatorios de la
educación y asistan regularmente a clase.
2. Proporcionar, en la medida de sus disponibilidades, los recursos y las condiciones
necesarias para el progreso escolar.
3. Estimularles para que lleven a cabo las actividades de estudio que se les
encomienden.
4. Participar de manera activa en las actividades que se establezcan en virtud de los
compromisos educativos que los centros establezcan con las familias, para mejorar
el rendimiento de sus hijos.
5. Conocer, participar y apoyar la evolución de su proceso educativo, en colaboración
con los profesores y los centros.
6. Respetar y hacer respetar las normas establecidas por el centro.
7. Fomentar el respeto por todos los componentes de la comunidad educativa.

Según el Reglamento del Ejercicio de la Profesión docente, son deberes del personal
docente:

1. Observar una conducta ajustada a la ética profesional, a la moral, a las buenas


costumbres y a los principios establecidos en la Constitución y leyes de la
República.
2. Cumplir las actividades docentes conforme a los planes de estudios y desarrollar la
totalidad de los objetivos, contenidos y actividades, establecidos en los programas
oficiales, de acuerdo con las previsiones de las autoridades competentes, dentro del
calendario escolar y de su horario de trabajo, conforme a las disposiciones legales
vigentes.
3. Planificar el trabajo docente y rendir oportunamente la información que le sea
requerida.
4. Cumplir con las disposiciones de carácter pedagógico, técnico, administrativo y
jurídico que dicten las autoridades educativas.
5. Cumplir con las actividades de evaluación.
6. Cumplir con eficacia las exigencias técnicas relativas a los procesos de
planeamiento, programación, dirección de las actividades de aprendizaje,
evaluación y demás aspectos de la enseñanza-aprendizaje.
7. Asistir a todos los actos académicos y de trabajo en general para los cuales sea
formalmente convocado dentro de su horario de trabajo.
8. Orientar y asesorar a la comunidad educativa en la cual ejerce sus actividades
docentes.
9. Contribuir a la elevación del nivel ético, científico, humanístico, técnico y cultural
de los miembros de la institución en la cual trabaja.
10. Integrar las juntas, comisiones o jurados de concursos, calificación de servicio de
docentes y trabajos de ascenso, para los cuales fuera designado por las autoridades
competentes.
11. Dispensar a los superiores jerárquicos, subordinados, alumnos, padres o
representantes y demás miembros de la comunidad educativa, el respeto y trato
afable, acordes con la investidura docente.
12. Velar por el buen uso y mantenimiento de los ambientes de trabajo y de materiales,
y de los equipos utilizados en el cumplimiento de sus labores.
13. Coadyuvar eficazmente en el mantenimiento del orden institucional, la disciplina y
el comportamiento de la comunidad educativa.
14. Promover todo tipo de acciones y campañas para la conservación de los recursos
naturales y del ambiente.
15. Los demás que se establezcan en normas legales y reglamentarias.

Según el mismo Reglamento, son derechos del personal docente:

1. Desempeñar funciones docentes con carácter de ordinario o interino.


2. Participar en los concursos de méritos para ingresar como docente ordinario.
3. Disfrutar de un ambiente de trabajo acorde con su función docente.
4. Estar informado acerca de todas las actividades educativas, científicas, sociales,
culturales y deportivas, planificadas o en ejecución en el ámbito de su comunidad
educativa.
5. Percibir puntualmente las remuneraciones correspondientes a los cargos que
desempeñen, de acuerdo con el sistema de remuneración establecido.
6. Disfrutar de un sistema de previsión y asistencia social que garantice mejores
condiciones de vida para él y sus familiares.
7. Participar efectivamente en la planificación, ejecución y evaluación de las
actividades de la comunidad educativa.
8. Justificar las razones por las cuales no pudo asistir a sus labores. A tal efecto, si no
pudiere solicitar el permiso respectivo con anticipación, deberá presentar el
justificativo correspondiente dentro de los quince 15 días hábiles siguientes a la
fecha de inasistencia.
9. Los demás que se establezcan en normas legales y reglamentarias.

Deberes de las Instituciones Educativas.

Obligación ética fundamental de los establecimientos educativos. Las instituciones de


educación primaria y secundaria, públicas y privadas, tendrán la obligación fundamental de
garantizar a los niños, niñas y adolescentes el pleno respeto a su dignidad, vida, integridad
física y moral dentro de la convivencia escolar. Para tal efecto, deberán:
1. Formar a los niños, niñas y adolescentes en el respeto por los valores fundamentales
de la dignidad humana, los Derechos Humanos, la aceptación, la tolerancia hacia las
diferencias entre personas. Para ello deberán inculcar un trato respetuoso y
considerado hacia los demás, especialmente hacia quienes presentan discapacidades,
especial vulnerabilidad o capacidades sobresalientes.
2. Proteger eficazmente a los niños, niñas y adolescentes contra toda forma de
maltrato, agresión física o sicológica, humillación, discriminación o burla de parte
de los demás compañeros y de los profesores.
3. Establecer en sus reglamentos los mecanismos adecuados de carácter disuasivo,
correctivo y reeducativo para impedir la agresión física o psicológica, los
comportamientos de burla, desprecio y humillación hacia niños y adolescentes con
dificultades en el aprendizaje, en el lenguaje o hacia niños y adolescentes con
capacidades sobresalientes o especiales.

Obligaciones complementarias de las instituciones educativas. Los directivos y docentes de


los establecimientos académicos y la comunidad educativa en general pondrán en marcha
mecanismos para:

1. Comprobar la inscripción del registro civil de nacimiento.


2. Establecer la detección oportuna y el apoyo y la orientación en casos de
malnutrición, maltrato, abandono, abuso sexual, violencia intrafamiliar, y
explotación económica y laboral, las formas contemporáneas de servidumbre y
esclavitud, incluidas las peores formas de trabajo infantil.
3. Comprobar la afiliación de los estudiantes a un régimen de salud.
4. Garantizar a los niños, niñas y adolescentes el pleno respeto a su dignidad, vida,
integridad física y moral dentro de la convivencia escolar.
5. Proteger eficazmente a los niños, niñas y adolescentes contra toda forma de
maltrato, agresión física o psicológica, humillación, discriminación o burla de parte
de los demás compañeros o profesores.
6. Establecer en sus reglamentos los mecanismos adecuados de carácter disuasivo,
correctivo y reeducativo para impedir la agresión física o psicológica, los
comportamientos de burla, desprecio y humillación hacia los niños, niñas y
adolescentes con dificultades de aprendizaje, en el lenguaje o hacia niños o
adolescentes con capacidades sobresalientes o especiales.
7. Prevenir el tráfico y consumo de todo tipo de sustancias psicoactivas que producen
dependencia dentro de las instalaciones educativas y solicitar a las autoridades
competentes acciones efectivas contra el tráfico, venta y consumo alrededor de las
instalaciones educativas.
8. Coordinar los apoyos pedagógicos, terapéuticos y tecnológicos necesarios para el
acceso y la integración educativa del niño, niña o adolescente con discapacidad.
9. Reportar a las autoridades competentes, las situaciones de abuso, maltrato o peores
formas de trabajo infantil detectadas en niños, niñas y adolescentes.
10. Orientar a la comunidad educativa para la formación en la salud sexual y
reproductiva y la vida en pareja.

Todas las personas, independientemente de la edad, el origen, la cultura y de cualquier otra


circunstancia, tienen unos derechos que se deben respetar. Igualmente todos, del más
pequeño al más mayor, tienen también unos deberes que cumplir. Tanto los derechos como
los deberes son necesarios para vivir en sociedad y para convivir bien con los demás.

Cada derecho lleva aparejados unos deberes y unas responsabilidades. Así, por ejemplo,
como niños y jóvenes, tienen reconocido el derecho a la educación, pero este derecho
comporta, al mismo tiempo, un deber y una responsabilidad para ustedes: el deber de ir a la
escuela y la responsabilidad de estudiar. Otro ejemplo de que nuestros derechos piden
nuestro compromiso es que tienen derecho a no ser agredidos y, por lo tanto, también el
deber de no agredir a los otros. Y aún otro: tienen derecho a la salud y, por lo tanto, el deber
de ir al médico, de tomar los medicamentos, de no actuar poniendo en peligro la salud:
comiendo inadecuadamente, haciendo actividades en las que te puedes hacer daño o puedes
hacer daño a los otros y perjudicar su salud.

Por lo tanto, si queremos que los derechos de las personas de nuestro entorno sean
respetados, tenemos el deber de no vulnerar estos derechos. Si queremos que el lugar donde
vivimos sea agradable, tenemos que respetarlo, tanto como si fuese sólo nuestro o como si
fuese de todos.