Vous êtes sur la page 1sur 153

Contenido

Introducción ........................................................................................................................................ 4
Antecedentes ...................................................................................................................................... 5
Objetivo General ................................................................................................................................. 6
Justificación ......................................................................................................................................... 7
Descripción .......................................................................................................................................... 8
UNIDAD III. Administración de la Fuerza de Trabajo .......................................................................... 9
3.1. Introducción a la metodología de implantación de procesos de producción. El estudio del
trabajo. ................................................................................................................................................ 9
3.1.1. Implantación del estudio del trabajo. ........................................................................ 12
3.2. Estudio de métodos o ingeniería de métodos. .......................................................................... 14
3.3. Estudio de tiempos y movimientos ........................................................................................... 16
3.3.1. Estudio de movimientos. ....................................................................................... 16
3.3.2. Principios de la economía de movimientos ........................................................ 17
3.3.3. Clasificación de los movimientos ......................................................................... 20
3.3.3.1. Prácticas comunes para optimizar movimientos ....................................... 21
3.3.4. Estudio de micromovimientos.................................................................................... 23
3.4 Diseño de estaciones de trabajo ................................................................................................. 36
3.4.1. El diseño correcto ....................................................................................................... 37
3.4.2. Análisis del puesto de trabajo .................................................................................... 37
3.4.3. Principios de diseño.................................................................................................... 38
3.4.4. Diseño del puesto de trabajo ..................................................................................... 44
3.4.5. Principios del diseño ergonómico de los puestos de trabajo ..................................... 48
3.4.5.1. Principios generales .................................................................................... 49
3.4.5.2. Principios antropométricos y biomecánicos .............................................. 49
3.4.6. Fases del diseño de un puesto de trabajo .................................................................. 50
Postura de pie .......................................................................................................... 53
Postura de pie-sentado ........................................................................................... 54
Postura de sentado .................................................................................................. 55
Planos de trabajo ..................................................................................................... 55
Plano horizontal de trabajo en posición de pie ....................................................... 56
Plano horizontal de trabajo en posición sentado .................................................... 57
Zona de alcance de los miembros superiores ......................................................... 59
Planos de alcance horizontal ................................................................................... 60
Planos de alcance vertical........................................................................................ 61
Alcance tridimensional ............................................................................................ 62
3.4.7. Ajuste correcto de los medios de trabajo .................................................................. 63
3.4.7.1. Superficie horizontal de trabajo: altura, anchura y profundidad ............... 64
3.4.8. Sistema de tiempos predeterminados ....................................................................... 79
Objetivo ................................................................................................................... 79
Concepto.................................................................................................................. 79
3.4.8.1. Medida de Tiempo de los Métodos (MTM)................................................ 80
3.4.8.2. Tablas de datos MTM ................................................................................. 82
3.4.8.3. Sistema Work Factor o Factor de Trabajo (WF). ........................................ 88
3.4.9. Robot Tiempo Movimiento ........................................................................................ 92
3.4.9.1. Análisis del tiempo de ciclo del robot ........................................................ 93
3.4.9.2. Técnica de Secuencia de Operación Maynard (MOST). ............................. 94
3.4.9.3. Tablas de datos MOST ................................................................................ 96
3.4.10. Uso de la Computadora .......................................................................................... 102
3.4.10.1. Aplicaciones Computarizadas de los Sistemas De Tiempos Y Movimientos
Predeterminados (PMTS). ..................................................................................... 102
3.5. Ergonomía ................................................................................................................................ 105
3.5.1. Definición.................................................................................................................. 105
3.5.2. Objetivo .................................................................................................................... 106
3.5.3. Historia de la ergonomía .......................................................................................... 107
3.5.4. Importancia .............................................................................................................. 109
3.5.5. Beneficios de la ergonomía ...................................................................................... 109
3.5.6. Tipos de ergonomía .................................................................................................. 110
3.5.6.1 Ergonomía preventiva ............................................................................... 110
3.5.6.2. Ergonomía correctiva ............................................................................... 110
3.5.7. Principios básicos ..................................................................................................... 112
Puesto de trabajo .................................................................................................. 112
Trabajo realizado sentado ..................................................................................... 114
Diseño de asientos................................................................................................. 116
Puesto de trabajo de pie ....................................................................................... 117
Herramientas manuales ........................................................................................ 119
Controles ............................................................................................................... 120
El trabajo físico pesado .......................................................................................... 121
3.5.8. Relación interdisciplinaria ........................................................................................ 123
La sociología .......................................................................................................... 123
La psicología individual .......................................................................................... 124
La psicología social ................................................................................................ 124
La economía........................................................................................................... 124
3.6. Antropometría.......................................................................................................................... 125
3.6.1. Definición.................................................................................................................. 125
3.6.2. Estudio antropométrico ........................................................................................... 127
3.6.3. Objetivo .................................................................................................................... 128
3.6.4. Importancia .............................................................................................................. 128
3.6.5. Tipos de antropometría ............................................................................................ 128
3.6.5.1. Antropometría estática ............................................................................ 128
3.6.5.2. Antropometría dinámica .......................................................................... 129
3.6.6. Factores antropométricos ........................................................................................ 129
Posición de pie ....................................................................................................... 129
Posición sentado .................................................................................................... 130
3.6.7. Percentiles antropométricos .................................................................................... 131
3.6.8. Diseños ergonómicos antropométricos ................................................................... 132
3.6.8.1. Principio de diseños para extremos ......................................................... 132
3.6.8.2. Principio de diseño para intervalos ajustables ......................................... 133
3.6.8.3. Principio de diseño para el promedio ...................................................... 134
3.7. Seguridad e higiene en el trabajo............................................................................................. 135
3.7.1 Definición de seguridad en el trabajo ...................................................................... 135
3.7.2 Definición de riesgos de trabajo ................................................................................ 136
3.7.3 Definición de accidente ............................................................................................. 137
3.7.3.1 Causas de accidentes: ................................................................................ 138
3.7.3.2 Tipos de accidente ..................................................................................... 139
3.7.4 Definición de Factores que intervienen en un accidente. ......................................... 139
3.7.5 Los factores que pueden propiciar la ocurrencia de la condición o del acto inseguro.
............................................................................................................................................ 142
3.7.6 Definición de higiene en el trabajo ........................................................................... 143
3.7.7. Enfermedad de trabajo ............................................................................................ 144
Algunas de las enfermedades principales en el trabajo. ....................................... 144
3.3.7.1. Tipos de agentes que pueden producir enfermedades en el trabajo ...... 145
3.8. OSHA ........................................................................................................................................ 147
Conclusión ....................................................................................................................................... 149
Bibliografía ...................................................................................................................................... 151
Introducción
Antecedentes
Objetivo General
Justificación
Descripción
Estructuramos la investigación bibliográfica en base a los elementos requeridos
para presentar formalmente dicha investigación, siguiendo el presente orden,
portada, índice, introducción, antecedentes, objetivos, justificación, descripción,
desarrollo de la investigación, parte conclusiva y por ultimo bibliografía. De manera
específica elaboramos la portada con nombre de la institución, investigación
bibliográfica, autores del desarrollo, materia, instructor y fecha; índice que presenta
la organización de la unidad por puntos y sub-puntos; introducción con una visión
general en la administración de la fuerza de trabajo en cuanto a el estudio de
tiempos, movimientos y espacios del equipo y la estación de trabajo; antecedentes
demostrando las raíces de dicha investigación para conocer sus orígenes y
evolución que ha tenido; objetivos generales y específicos de nuestra investigación;
justificación del porque y para que desarrollar dicha unidad junto con lo que nos
aportó; descripción misma de la manera en que estructuramos toda la investigación
bibliográfica y la forma en que la presentamos; desarrollo de la investigación en
base a los subtemas que indica la unidad III “Administración de la fuerza de trabajo”,
incluyendo los temas de Estudio de tiempos y movimientos, Diseño de estaciones
de trabajo, Ergonomía, y por ultimo Seguridad e higiene en el trabajo, excluyendo
el tema de Mano de obra temporal y eventual, cada uno de los temas los
estructuramos con una base en la cual manejamos definición, objetivos,
importancia, antecedentes y tipos de cada uno, esto con la finalidad de que
encontráramos una base sustentada de lo descrito, así como para entender la raíz
de dicho tema para después ejemplificar algunos métodos de aplicación de los
temas donde se puso en práctica el marco teórico; después se encuentra la parte
conclusiva, donde expusimos nuestro análisis al describir cada uno de los temas y
que fue lo entendimos de dichos puntos, así como la manera en que nos
retroalimento los conocimientos de producción en general; y bibliografía donde
recopilamos las fuentes de información de libros y de la web en a que nos basamos
para describir dichos temas, esto para complementar cada uno de los temas y
subtemas, y escoger al mejor autor según nuestra forma de comprender el tema por
su forma de estructurar dicha información.
UNIDAD III. Administración de la Fuerza de Trabajo
3.1. Introducción a la metodología de implantación de
procesos de producción. El estudio del trabajo.
La organización de la producción y sus procesos, a cargo del departamento de
ingeniería de producción en las empresas que lo tienen, debe determinar los medios
y el proceso de producción idóneo para el tipo de producto a obtener, y además
elegir el tipo de disposición del producto de acuerdo con todo cuanto acabamos de
exponer.

Pero es también función, y muy importante, del departamento responsable de la


organización del sistema productivo, determinar y mejorar continuamente los
métodos de trabajo empleados en la implementación del proceso, a fin de optimizar
sus eficiencia y por tanto su productividad, o que nos conduce al llamado “Estudio
del Trabajo” y con ello, según se verá a continuación, al estudio y mejora de métodos
y determinación de los tiempos de producción (medida del trabajo). Vamos a
ocuparnos, brevemente, en este apartado, de la optimización de los métodos
aplicados a la ejecución de los procesos y, por tanto, al estudio del trabajo.

La Oficina Internacional del Trabajo (OIT) en su “INTRODUCCION AL ESTUDIO


DEL TRABAJO”, propone como objetivos del mismo:

El estudio del trabajo, y en particular el Estudio de Métodos y la Medición del


Trabajo, abarca las técnicas que se utilizan para examinar el trabajo humano en
todos sus contextos, y que llevan sistemáticamente a investigar todos los factores
que influyen en la eficiencia y economía de la situación estudiada, con el fin de
efectuar mejoras.

El objetivo directo del estudio del trabajo es, pues, mejorar la productividad del
proceso a través de mejoras en los métodos de trabajo y midiendo los resultados a
través de los tiempos que se emplean en llevar a cabo las actividades del proceso
(medida de trabajo), los cuales, lógicamente, deben minimizarse.

Evidentemente, la primera fuente de eficiencia de la implantación de un proceso es


en la elección del proceso mismo y posteriormente en la disposición del proceso,
aspectos éstos de los que ya nos hemos ocupado. También es una importante
fuente de eficiencia y con importantes posibilidades de mejora, la elección de los
equipos que compondrán el proceso implantado y su posibilidad de actualización
por otros más modernos y eficaces. Ello puede suponer una inversión de capital que
debe amortizarse; la alternativa está en mejorar la organización y métodos, que es
en lo que se centra el estudio del trabajo, es decir, realizada de una inversión en
equipamiento, hacerla lo más eficiente posible con organización y métodos. Por
supuesto, nada impide que se combinen nuevamente ambas cosas cada vez que
se proponga mejorar el rendimiento de los procesos, pero una cosa queda clara: el
estudio de trabajo puede permitir minimizar o incluso substituir las
inversiones precisas para obtener la productividad necesaria de un proceso
de producción.

El estudio y mejora de métodos de trabajo y determinación y reducción de los


tiempos aplicados a la disposición del proceso y a cada una de sus actividades,
suponen la vía de la mejora en la organización y métodos de trabajo, que puede
complementar e incluso substituir adecuadamente a la vía de la inversión. Los
métodos de trabajo implementados deberán traducirse en una productividad, cuya
medida serán los tiempos, que en el estudio de trabajo (durante el cual el proceso
opera sobre el producto), y el tiempo improductivo, en el cual el proceso se halla
detenido.

Los estudios que abarca la mejora de métodos de trabajo se aplican, por supuesto,
al proceso y a cada una de sus actividades, pero pueden y deben extenderse al
personal y su formación y remuneración (para lo cual el estudio de tiempos es un
instrumento valioso), a los materiales y a otros recursos y medios y su control, a la
estandarización y normalización y planificación de la producción y también a la de
las ventas.

Las características de esta vía de estudio y mejora de la productividad de los


procesos de producción son:

 El periodo de tiempo que comporta es en general corto, y su puesta en


funcionamiento suele ser inmediata.
 Su coste es por lo general bajo, contrariamente a la vía de las inversiones.
 La mejora que puede obtenerse es evidentemente limitada pero importante.

El análisis del proceso completo y su distribución en planta y su estudio actividad


por actividad, determinando las mejoras a través de los tiempos, será la forma de
trabajo del estudio de métodos, en la que toda reducción de contenido de trabajo o
tiempo improductivo será un objetivo deseado, eliminando, substituyendo,
invirtiendo, combinando o simplificando actividades del proceso.

El estudio del trabajo, tiene además otros aspectos positivos:

a) Dado que debe analizar paso a paso todas y cada una de las actividades de
un proceso y su disposición, permite obtener una información sistemática y
detallada del mismo, y por supuesto, completa.
b) Dado que se obtienen a través del mismo todos los datos cuantitativos
(tiempos) relativos al proceso y cada una de sus actividades, es una
magnifica base de datos para establecer objetivos, planificaciones,
remuneraciones, incentivos y cualquier tipo de normas acerca del
rendimiento.
c) Es un instrumento muy apreciado por la dirección, por lo completo y
sistemático, y puede ser empleado en cualquier tipo de empresa y por tanto,
de producción (industrial o de servicio). Los problemas de organización y las
deficiencias de gestión, los despilfarros de cualquier tipo, absolutamente todo
quedará al descubierto, utilizando adecuadamente el estudio del trabajo.
Aplicándolo adecuadamente, puede obtenerse incluso la causa real de
cualquier deficiencia. Así, un tiempo excesivo en una operación de un
proceso puede ser debida a su diseño incorrecto, pero también al de otra
operación, de un transporte e incluso a la planificación de un suministro
exterior.
d) El estudio de trabajo aplicado a la mejora de procesos puede tener un efecto
sinérgico, dado que las mejoras pueden reforzarse entre sí en cuanto a
resultados de productividad, o con la obtenida a partir de una nueva inversión
o en relación a las mejoras en el rendimiento del personal. Lo mismo puede
ocurrir con los costes, y no solo para los derivados de la mejora de la
productividad: el efecto puede darse por reducción simultánea de los
derivados de los despilfarros eliminados.

3.1.1. Implantación del estudio del trabajo.


Como se ha visto, la implantación del estudio del trabajo se lleva a cabo a través
del estudio y mejora de métodos y de la medición del trabajo (tiempos). Aunque ya
hemos hecho referencia al papel que desempeñan ambos, veamos cómo define la
OIT estas técnicas:

El estudio de métodos es el registro y examen crítico y sistemático de los modos


existentes y proyectados de llevar a cabo un trabajo, como medio de idear y aplicar
métodos más sencillos y eficaces y de reducir los costos.

La medición del trabajo es la aplicación de técnicas para determinar el tiempo que


invierte un trabajador calificado en llevar a cabo una tarea definida efectuándola
según una norma de ejecución establecida.

Por tanto el estudio de métodos abarca el análisis de los procesos y sus actividades
y la forma de desarrollar las mismas, así como de sus mejorar, siendo a su vez la
medición del trabajo o determinación de los tiempos, la herramienta complementaria
indispensable para conocer el nivel de eficiencia o el grado de mejora obtenida. Sin
embargo, la medición del trabajo puede utilizarse independientemente del estudio
de métodos, para otras finalidades, tales como conocer costes o presupuestar
productos, determinar retribuciones e incentivos, o establecer planes de producción
habida cuenta del tiempo disponible para llevarla a cabo.

La sistemática para la aplicación del estudio de trabajo es la siguiente:


1. Registrar las actividades y sus movimientos y tiempos que componen el
proceso a estudiar, con la utilización de los instrumentos que proporciona el
estudio de métodos y la medición del trabajo para ello.
2. Analizar y criticar cada una de las actividades y movimientos que la
componen que hemos registrado. Las ya citadas acciones de eliminar,
substituir, invertir actividades o movimientos, combinarlos o simplificarlos,
serán los posibles resultados del análisis crítico que conducirán a:
3. Desarrollar el método mejorado, con sus nuevas actividades movimientos y
registrar los nuevos tiempos para los mismos.
4. Implantar el nuevo método, llevando a cabo las acciones complementarias
necesarias (reorganización, formación del personal, etc.).

El objetivo final del estudio de trabajo es mejorar continuamente la productividad; la


medida que se utilizará en todo caso es el tiempo, que se relacionará con la
productividad. Lo habitual es utilizar para ello la hora-hombre y la hora-máquina.

Por otra parte y según ya se ha dicho, el tiempo total que comporta una actividad o
un proceso, se divide en el tiempo productivo o contenido de trabajo (durante el cual
se operar) y el tiempo improductivo (durante el cual se está en espera).

Existe un contenido de trabajo, denominado básico, que está constituido por el


mínimo tiempo irreducible que se necesita en teoría para obtener una unidad de
producción, es decir siguiendo el procedimiento óptimo.

Pero en la práctica, el tiempo empleado es siempre superior por diversas razones,


despilfarros incluidos. Así, el tiempo total de una operación en condiciones reales
se compone de:
• Contenido básico de trabajo
Contenido del • Contenido de trabajo suplementario debido a
trabajo total, deficiencias en el producto.
• Contenido de trabajo suplementario debido a
compuesto de: deficiencias en los métodos de producción.

• Tiempo improductivo debido a deficiencias en


Tiempo la organización y dirección.
improductivo total, • Tiempo improductivo imputable al factor
humano responsable del trabajo.
compuesto por:

3.2. Estudio de métodos o ingeniería de métodos.


El Estudio de Métodos o Ingeniería de Métodos es una de las más importantes
técnicas del Estudio del Trabajo, que se basa en el registro y examen crítico
sistemático de la metodología existente y proyectada utilizada para llevar a cabo un
trabajo u operación. El objetivo fundamental del Estudio de Métodos es el aplicar
métodos más sencillos y eficientes para de esta manera aumentar la productividad
de cualquier sistema productivo.

La evolución del Estudio de Métodos consiste en abarcar en primera instancia lo


general para luego abarcar lo particular, de acuerdo a esto el Estudio de Métodos
debe empezar por lo más general dentro de un sistema productivo, es decir "El
proceso" para luego llegar a lo más particular, es decir "La Operación".

En muchas ocasiones se presentan dudas acerca del orden de la aplicación, tanto


del Estudio de Métodos como de la Medición del Trabajo. En este caso vale la pena
recordar que el Estudio de Métodos se relaciona con la reducción del contenido de
trabajo de una tarea u operación, a su vez que la Medición del Trabajo se relaciona
con la investigación de tiempos improductivos asociados a un método en particular.
Por ende podría deducirse que una de las funciones de la Medición del Trabajo
consiste en formar parte de la etapa de evaluación dentro del algoritmo del Estudio
de Métodos, y esta medición debe realizarse una vez se haya implementado el
Estudio de Métodos; sin embargo, si bien el Estudio de Métodos debe preceder a la
medición del trabajo cuando se fijan las normas de producción, en la práctica
resultará muy útil realizar antes del Estudio de Métodos una de las técnicas de la
Medición del Trabajo, como lo es el muestreo del trabajo.

Si se considera al departamento de producción como el corazón de una empresa


industrial, las actividades de métodos, estudio de tiempos y salarios son el corazón
del grupo de fabricación. Más que en cualquier otra parte, es aquí donde se
determina si un producto va a ser producido de manera competitiva. También es
aquí donde se aplican la iniciativa y el ingenio para desarrollar herramientas,
relaciones hombre-máquina y estaciones de trabajo eficientes para trabajos nuevos
antes de iniciar la producción, asegurando de este modo que el producto pase las
pruebas frente a la fuerte competición. En esta fase es donde se emplea
continuamente la creatividad para mejorar los métodos existentes y afirmar a la
empresa en posición adelantada en su línea de productos. En esta actividad se
puede mantener buenas relaciones laborales mediante el establecimiento de
normas justas de trabajo, o bien, dichas relaciones pueden resultar afectadas
adversamente por la adopción de normas in-equitativas.

Los objetivos principales de la Ingeniería de Métodos son aumentar la productividad


y reducir el costo por unidad, permitiendo así que se logre la mayor producción de
bienes para mayor número de personas. La capacidad para producir más con
menos dará por resultado más trabajo para más personas durante un mayor número
de horas por año.

Los beneficios corolarios de la aplicación de la Ingeniería de Métodos son:

 Minimizan el tiempo requerido para la ejecución de trabajos.


 Conservan los recursos y minimizan los costos especificando los materiales
directos e indirectos más apropiados para la producción de bienes y
servicios.

 Efectúan la producción sin perder de vista la disponibilidad de energéticos o


de la energía.

 Proporcionan un producto que es cada vez más confiable y de alta calidad.

 Maximizan la seguridad, la salud y el bienestar de todos los empleados o


trabajadores.

 Realizan la producción considerando cada vez más la protección necesaria


de las condiciones ambientales.

 Aplican un programa de administración según un alto nivel humano.

3.3. Estudio de tiempos y movimientos


3.3.1. Estudio de movimientos.
Tal como se mencionó en el módulo de Ingeniería de Métodos, La evolución del
Estudio de Métodos consiste en abarcar en primera instancia lo general para luego
abarcar lo particular, de acuerdo a esto el Estudio de Métodos debe empezar por lo
más general dentro de un sistema productivo, es decir "El proceso" para luego llegar
a lo más particular, es decir "La Operación". Por ende, pasamos ahora a estudiar al
operario en su mesa de trabajo, observando sus movimientos, haciendo mucho
énfasis en el análisis del modo en que aplica su esfuerzo, y el grado de fatiga
provocado por su método de trabajo, factores fundamentales en la determinación
de la productividad de las operaciones.

Tal como si se tratará del estudio enfocado en el proceso, es fundamental tener en


cuenta las consideraciones de selección, esta vez claro está, enfocadas en la
operación. Antes de iniciar el estudio detallado de un operario, es importante
comprobar si la tarea es realmente necesaria y si la misma se ejecuta en la forma
adecuada (en cuanto a lugar, sucesión y persona), para ello es sumamente
apropiado aplicar entonces la técnica del interrogatorio.

3.3.2. Principios de la economía de movimientos


Existen varios principios de economía de movimientos, estos fueron abordados
principalmente por Frank Bunker Gilbreth and Lillian Moller Gilbreth, y han sido
posteriormente ampliados por personalidades como el profesor Ralph Barnes. Estos
podrán aplicarse tanto a los trabajos de taller como a los de oficina; aunque no todos
sean aplicables a todas las operaciones, se encontrará en ellos una base o un
código para mejorar el rendimiento y reducir la fatiga de los trabajos manuales.

Utilización del cuerpo Instalación del puesto de Concepción de


humano trabajo herramienta y equipo
a. ambas manos deben
Deben destinarse sitios
comenzar y terminar Las manos deben liberarse
fijos para toda la
simultáneamente los de todo trabajo que pueda
herramienta y todo el
elementos o divisiones ser realizado en forma
material, a fin de permitir la
básicas de trabajo y no ventajosa mediante un
mejor secuencia de
deben estar inactivas al montacargas o mediante
operaciones y eliminar o
mismo tiempo, excepto un aparato comandado a
reducir los therbligs buscar
durante los periodos de través de pedales.
y seleccionar.
descanso.
b. Los movimientos de las Hay que utilizar depósitos
manos deben ser con alimentación por
De ser posible deben de
simétricos y efectuarse gravedad y entrega por
combinarse dos o más
simultáneamente al caída o deslizamiento para
herramientas en una sola.
alejarse del cuerpo y reducir los tiempos
acercándose a éste. alcanzar y mover;
asimismo, conviene
disponer de expulsores,
siempre que sea posible,
para retirar
automáticamente las
piezas acabadas.
c. Siempre que sea
posible deben Todos los materiales y las
aprovecharse el impulso herramientas deben
o ímpetu físico como ubicarse dentro del De ser posible, deben pre-
ayuda al trabajador y perímetro normal de colocarse las herramientas
reducirse a un mínimo trabajo, tanto en el plano y los materiales.
cuando haya que ser horizontal como en el
contrarrestado mediante vertical.
un esfuerzo muscular.
Conviene proporcionar un
asiento cómodo al Cuando cada dedo ejecuta
d. son preferibles los
operario, en que sea un movimiento particular,
movimientos continuos en
posible tener la altura como en la dactilografía, el
línea recta en vez de los
apropiada para que el esfuerzo debe ser
rectilíneos que impliquen
trabajo pueda llevarse a distribuido según las
cambios de dirección
cabo eficientemente, posibilidades propias de
repentinos y bruscos.
alternando las posiciones cada dedo.
de sentado y de pie.
Las empuñaduras del
género de las que se
utilizan en las manijas y en
los desarmadores deben
ser concebidas de tal forma
e. Deben emplearse el que permitan una
menor número de superficie de contacto
Se debe contar con el
elementos o therbligs y máxima con la mano. Esto
alumbrado, la ventilación y
éstos se deben limitar de es particularmente válido
la temperatura adecuados.
más bajo orden o en el caso de esfuerzos
clasificación posible. importantes. Para los
trabajos pequeños de
ensamble, el mango del
desarmador debe ser más
pequeño en la base que en
la parte superior.
f. Debe procurarse que Deben tenerse en Las palancas, los
todo trabajo que pueda consideración los manerales y los volantes
hacerse con los pies se requisitos visuales o de deben estar situados en
ejecute al mismo tiempo visibilidad en la estación de forma tal que el operador
que el efectuado con las trabajo para reducir al pueda manipularlos con un
manos. Hay que mínimo la fijación de la desplazamiento mínimo de
reconocer que los vista. su cuerpo y con el mejor
movimientos simultáneos rendimiento posible.
de los pies y las manos
son difíciles de realizar.
g. Los dedos cordial y
pulgar son los más
Las herramientas, los
fuertes para el trabajo. El
materiales y los aparatos
índice, el anular y el
de control deben estar
meñique no pueden
situados cerca del
soportar o manejar
operador y frente a él.
cargas considerables por
largo tiempo.
h. Los pies no pueden
accionar pedales
eficientemente cuando el
operario está de pie. Un buen ritmo es esencial
i. Los movimientos de para llevar a cabo suave y
torsión deben realizarse automáticamente una
con los codos operación y el trabajo debe
flexionados. organizarse de manera
j. Para utilizar que permita obtener un
herramientas deben ritmo fácil y natural siempre
usarse las falanges o que sea posible.
segmentos de los dedos,
más cercanos a la palma
la mano.

Áreas de trabajo normal y máxima en el plano horizontal para operadores


hombres y mujeres, (Dimensiones establecidas por Farley).
3.3.3. Clasificación de los movimientos
Según los principios de la economía de movimientos, respecto a la utilización del
cuerpo humano, los movimientos deben corresponder al orden o clasificación más
baja posible, es decir reduciendo al mínimo el esfuerzo empleado en ejecutar cada
acción.

Existe una clasificación de estos movimientos la cual se basa en las partes del
cuerpo que sirven de eje (apoyo) a las partes que se mueven en la ejecución de la
operación, tal como se puede apreciar en el tabulado siguiente:

CLASE PUNTO DE APOYO PARTES DEL CUERPO EMPLEADAS


Clase 1 Nudillos Dedo
Clase 2 Muñeca Mano y Dedos
Clase 3 Codo Antebrazo, Mano y Dedos
Clase 4 Hombro Brazo, Antebrazo, Mano y Dedos
Clase 5 Tronco Torso, Brazo, Antebrazo, Mano y Dedos

Como se puede observar a medida que aumenta la clase de movimiento, las partes
del cuerpo que se emplean se incrementan de forma acumulativa, es decir, que
mientras más baja sea la clase, más movimientos se ahorrarán. Por ende es
evidente que los esfuerzos del especialista (encargado del estudio de movimientos)
se deben enfocar en disponer al lugar, las herramientas y el equipo de manera tal
que la clase de movimientos necesarios para ejecutar la operación sea los más baja
posible.
3.3.3.1. Prácticas comunes para optimizar movimientos
La Oficina Internacional del Trabajo recomienda como buenas prácticas para
optimizar movimientos lo siguiente:

1. Si las dos manos realizan un trabajo análogo, hay que prever una reserva
aparte de materiales o piezas para cada mano.
2. Cuando se utilice la vista para seleccionar el material, éste deberá estar
colocado, siempre que sea posible, de manera que el operario pueda verlo
sin necesidad de mover la cabeza.
3. En lugar de una disposición en un solo arco de círculo (que tenga como eje
del círculo imaginario el centro de la cabeza), es preferible utilizar una
disposición en dos arcos de círculo (que tengan como ejes de los círculos
imaginarios los centros de los hombros respectivos); tal como se podrá
observar en las siguientes

ilustraciones:
4. En la concepción del lugar de trabajo es conveniente que se adopten las
reglas de la ergonomía.
5. La naturaleza y forma del material influyen en su colocación en el lugar de
trabajo. Para la manipulación de las unidades es conveniente idear
mecanismos como el siguiente:
6. Las herramientas manuales deben recogerse alterando al mínimo el ritmo y
simetría de los movimientos. En lo posible, el operario deberá recoger o
depositar la herramienta conforme la mano pasa de una fase del trabajo a la
siguiente, sin hacer un recorrido especial. Las herramientas deben colocarse
en el arco del movimiento, pero no en el camino de algún material que sea
preciso deslizar por el banco de trabajo.
7. Las herramientas deben situarse de modo que sea fácil recogerlas y volverlas
a poner en su lugar; siempre que sea posible volverán a su sitio mediante un
dispositivo automático o aprovechando el movimiento de la mano cuando va
a recoger la pieza siguiente de material.
8. El trabajo terminado debe:
a) dejarse caer en vertederos o deslizaderas;
b) soltarse en una deslizadera cuando la mano inicie el primer movimiento
del ciclo siguiente;
c) colocarse en un recipiente dispuesto de manera tal que los movimientos
de las manos queden reducidos al mínimo;
d) colocarse en un recipiente donde el operario siguiente pueda recogerlo
fácilmente, si se trata de una operación intermedia.
9. Estúdiese siempre la posibilidad de utilizar pedales o palancas de rodilla para
accionar los mecanismos de cierre o graduación o los dispositivos para retirar
el trabajo terminado.

3.3.4. Estudio de micromovimientos.


En ciertas clases de operaciones, existen ciclos muy cortos, regularmente estos
ciclos son muy repetitivos, lo cual constituye una fuente importante de optimización
de la operación, por lo tanto debemos analizar con más detalle para determinar
dónde es posible ahorrar movimientos, esfuerzos y ordenar la sucesión de los
mismos. El estudio de micromovimientos tiene como objetivo dividir la actividad
humana en movimientos o grupos de movimientos llamados therbligs.

El estudio de micromovimientos se ha venido desarrollando desde el siglo XVIII, y


ha sido optimizado por personalidades como Taylor, sin embargo fue el matrimonio
constituido por Frank Bunker Gilbreth y Lillian Moller Gilbreth quienes ampliaron
este trabajo y desarrollaron lo que hoy se conoce como estudio de los
micromovientos, dividiendo el trabajo en 17 movimientos fundamentales a los
cuales denominaron therbligs (su apellido al revés, asumiendo th como una sola
letra).

THERBLIGS EFICIENTES THERBLIGS INEFICIENTES


ALCANZAR AL BUSCAR B
TOMAR T SELECCIONAR S.E
MOVER M INSPECCIONAR I
SOLTAR S.L DEMORA EVITABLE D.E.T
ENSAMBLAR E DEMORA INEVITABLE D.I
DESMONTAR D.E COLOCAR EN POSICIÓN P
USAR U DESCANSAR D.E.S
PREPARAR POSICIÓN P.P SOSTENER S.O
PLANEAR P.L

Las diecisiete divisiones básicas pueden clasificarse en therbligs eficientes (o


efectivos) y en ineficientes (o inefectivos). Los primeros son aquellos que
contribuyen directamente al avance o desarrollo del trabajo. Estos therbligs con
frecuencia pueden reducirse, pero es difícil eliminarlos por completo. Los therbligs
de la segunda categoría no hacen avanzar el trabajo y deben ser eliminados
aplicando los principios del análisis de la operación y del estudio de
movimientos. Una clasificación adicional divide a los elementos de trabajo en
físicos, semi-mentales o mentales, objetivos y de retraso. Idealmente, un centro de
trabajo debe contener sólo therbligs físicos y objetivos.

 Mentales o Semi-mentales: buscar, seleccionar, colocar en posición,


inspeccionar y planear.

 Retardos o dilaciones: retraso evitable, retraso inevitable, descansar y


sostener.

 De naturaleza física o muscular: alcanzar, mover, soltar y pre-colocar en


posición.

 De naturaleza objetiva o concreta: usar, ensamblar y desensamblar.


La División de Investigación y Desarrollo de Administración de la Sociedad para el
Progreso de la Administración (Society for the Advancement of Management) en su
"Glosario de Términos Empleados en Métodos, Estudios de Tiempos e Incentivos
en Salarios", presenta definiciones de los diversos therbligs. Estas definiciones se
incluyen, en parte, en el resumen siguiente:

1. BUSCAR. Es el elemento básico en la operación de localizar un objeto. Es la


parte del ciclo durante la cual los ojos o las manos tratan de encontrar un objeto.
Comienza en el instante en que los ojos se dirigen o mueven en un intento de
localizar un objeto, y termina en el instante en que se fijan en el objeto
encontrado.
Buscar es un therblig que el análisis debe tratar de eliminar siempre. Las
estaciones de trabajo bien planeadas permitan que el trabajo se lleve a cabo
continuamente, de manera que no es preciso que el operario realice este
elemento. Proporcionar el sitio exacto para cada herramienta y cada pieza es el
modo práctico de eliminar el elemento de busca en una estación de trabajo.
Un empleado nuevo, o uno no familiarizado con el trabajo, tiene que efectuar
operaciones de busca periódicamente, hasta desarrollar suficiente habilidad y
acierto.
El analista de movimientos experto se planteará las siguientes preguntas,
tratando de reducir o eliminar el tiempo de buscar:
 ¿Están perfectamente identificados todos los artículos? Tal vez podrían
utilizarse rótulos o colores.
 ¿Es posible emplear recipientes transparentes?
 ¿Una mejor distribución en la estación de trabajo podría eliminar las
búsquedas?
 ¿Se emplea el alumbrado correcto?
 ¿Puede disponerse previamente la colocación de las herramientas y las
piezas?
2. SELECCIONAR. Este es el therblig que se efectúa cuando el operario tiene que
escoger una pieza de entre dos o más semejantes este therblig sigue
generalmente al de buscar y es difícil determinar exactamente un mediante el
método detallado de los micromovimientos cuando termina la busca y empieza
la selección a veces la selección puede existir sin la búsqueda sobre todo
cuando se trata de un ensamblaje selectivo en ese caso suele ir presidida de la
inspección de la selección puede clasificarse también entre los therblig
indeficientes y debe ser eliminada del ciclo de trabajo por una mejor distribución
en la estación de trabajo y un mejor control de las piezas.
Para eliminar este therblig el analista debe preguntarse:
 ¿Son intercambiables las piezas más comunes?
 ¿Pueden estandarizarse las herramientas?
 ¿Se guardan las piezas y los materiales en la misma caja?
 ¿Sería posible emplear un estante o una bandeja (o charola) para facilitar
la colocación de las partes?
3. TOMAR (O ASIR). Este es el movimiento elemental que hace la mano al cerrar
los dedos rodeando una pieza o parte para asirla en una operación. El "tomar"
es un therblig eficiente y, por lo general, no puede ser eliminado, aunque en
muchos casos se puede mejorar. Comienza cuando los dedos de una o de
ambas manos empiezan a cerrarse alrededor de un objeto para tener control de
él, y termina en el instante en que se logra dicho control. El "tomar" casi siempre
va precedido de "alcanzar" y seguido de "mover". Estudios detallados han
demostrado que existen varias formas de asir, algunas de las cuales requieren
tres veces más tiempo que otras. Debe tratarse de reducir al mínimo el número
de operaciones de asimiento durante el ciclo de trabajo, y las piezas a tomar o
coger deben estar dispuestas de manera que pueda emplearse el tiempo más
simple de asir. Esto se logra haciendo que el objeto asuma por si solo una
localización fija, y quede en posición tal que no haya interferencia alguna con la
mesa de trabajo, la caja o los alrededores.
Las siguientes son preguntas de comprobación que podrían ayudar a mejorar
los therbligs "tomar" efectuados durante un ciclo:
 ¿Sería aconsejable que el operario tomara más de un objeto o pieza cada
vez?
 ¿Podría emplearse un asir de contacto en vez de uno de levantar? En
otras palabras, podrían acercarse los objetos resbalando: en lugar de
tener que ser tomados o acarreados?
 ¿Sería factible simplificar la operación de asir piezas pequeñas poniendo
una pestaña a su caja?
 ¿Podrían acercarse a la colocación herramientas o piezas para hacer más
fácil su aislamiento?
 ¿Podrían aprovecharse en el trabajo dispositivos de vació o magnéticos,
dedales de goma o algún otro aditamento?
 ¿Sería posible utilizar un transportador?
 ¿Se ha diseñado la plantilla de manera que la pieza pueda ser tomada
con facilidad al quitarla?
 ¿Sería factible que un operario precolocara una herramienta o la pieza en
trabajo de modo que facilite al siguiente operario la operación de asir?
 ¿Podrían disponerse previamente las herramientas en un soporte
oscilante?
 ¿Puede ser cubierta la superficie del banco de trabajo con una capa de
material esponjoso, de manera que los dedos puedan tener mayor
facilidad para tomar cosas pequeñas?
4. ALCANZAR. El therblig "alcanzar" corresponde al movimiento de una mano
vacía, sin resistencia, hacia un objeto o retirándola de él. La división básica
"alcanzar" se denominaba "transporte en vacío" en la lista original de Gilbreth.
Sin embargo, la mayor parte de los especialistas en métodos aceptan, en la
actualidad, el término más breve. "Alcanzar" principia en el instante en que la
mano se mueve hacia un objeto o sitio, y finaliza en cuanto se detiene el
movimiento al llegar al objeto o al sitio. Este elemento va precedido casi siempre
del de "soltar" y seguido del de "tomar". Es natural que el tiempo requerido para
alcanzar dependa de la distancia recorrida por la mano. Dicho tiempo depende
también, en cierto grado, del tipo de alcance. Como tomar, alcanzar puede
clasificarse como un therblig objetivo y, generalmente, no puede ser eliminado
del ciclo de trabajo. Sin embargo, si puede ser reducido acortando las distancias
requeridas para alcanzar y dando ubicación fija a los objetos. Teniendo presente
este principio fundamental pueden obtenerse estaciones de trabajo en las que
sea mínimo el tiempo de alcanzar.
5. MOVER. Es la división básica que corresponde al movimiento de la mano con
carga. Esta última puede ser en forma de presión. "Mover" se denominó en un
principio "transporte con carga". Este therblig comienza en cuanto la mano con
carga se mueve hacia un sitio o ubicación general, y termina en el instante en
que el movimiento se detiene al llegar a su destino. Mover está precedido casi
siempre de asir y seguido de soltar o de colocar en posición.
El tiempo requerido para mover depende de la distancia, del peso que se mueve
y del tipo de movimiento. Mover es un therblig objetivo y es difícil eliminarlo del
ciclo de trabajo. Con todo, puede reducirse su tiempo de ejecución acortando las
distancias, aligerando la carga o mejorando el tipo de movimiento por medio de
canaletas de gravedad o de transportadores en el punto terminal del movimiento,
de manera que no sea necesario llevar materialmente el objeto que debe
trasladarse a un sitio especifico. La experiencia ha comprobado que las
operaciones de mover o trasladar a una localización general se efectúan más
rápidamente que las de mover a un sitio exacto.
Tanto el therblig "mover" como el "alcanzar" pueden mejorarse preguntando y
respondiendo a las siguientes preguntas:
 ¿Podría eliminarse alguno de estos therbligs?
 ¿Podrían acortarse convenientemente las distancias?
 ¿Se están empleando los mejores medios como transportadores pinzas,
tenazas, etc.?
 ¿Se emplean las partes apropiadas del cuerpo como los dedos, la
muñeca, el antebrazo, el hombro?
 ¿Sería posible utilizar canaletas de gravedad?
 ¿Podrían efectuarse los transportes por equipo mecanizado y aparatos
de pedal?
 ¿Se podría reducir el tiempo efectuando el transpone de los elementos en
mayores cantidades?
 ¿Se incrementa el tiempo debido a la naturaleza del material que se
transporta, o por tener que colocarlo en determinada posición?
 ¿Pueden eliminarse los cambios bruscos de dirección?
6. SOSTENER. Esta es la división básica que tiene lugar cuando una de las dos
manos soporta o ejerce control sobre un objeto, mientras la otra mano ejecuta
trabajo útil. "Sostener" es un therblig ineficiente y puede eliminarse, por lo
general, del ciclo de trabajo, diseñando una plantilla o dispositivo de sujeción
que sostenga la pieza que se trabaja en vez de tener que emplear la mano.
Además, difícilmente es la mano un dispositivo eficiente para sostener, por lo
que el analista de métodos debe estar siempre alerta para evitar que el
"sostener" sea parte de una asignación de trabajo.
El sostener comienza en el instante en que una mano ejerce control sobre el
objeto, y termina en el momento en que la otra completa su trabajo sobre el
mismo. Un ejemplo típico de sostener ocurrirá cuando la mano izquierda
sostiene un perno o un espárrago mientras la otra pone o enrosca una tuerca.
Durante el montaje de perno y tuerca, la mano izquierda estará utilizando el
therblig "sostener".
Este elemento casi siempre puede eliminarse respondiendo a estas preguntas:
 ¿Puede usarse una plantilla mecánica, o bien una prensa o abrazadera,
un pasador, un gancho, una cremallera, un sujetador o el vacío?
 ¿Podría emplearse la fricción?
 ¿Sería factible usar un dispositivo magnético?
 ¿Podrían utilizarse dispositivos de sujeción gemelos?
7. SOLTAR. Este elemento es la división básica que ocurre cuando el operario
abandona el control del objeto. "Soltar" es el therblig que se ejecuta en el más
breve tiempo, y es muy poco lo que puede hacerse para alterar el tiempo en que
se realiza este therblig objetivo.
El "soltar" comienza en el momento en que los dedos empiezan a separarse de
la pieza sostenida, y termina en el instante en que todos los dedos quedan libres
de ella. Este therblig va casi siempre precedido por mover o colocar en posición
y seguido por alcanzar.
Para mejorar o eliminar el tiempo de soltar el analista debe planearse las
siguientes preguntas:
 ¿Puede el soltar llevarse a cabo en tránsito?
 ¿Se podría usar un expulsor mecánico?
 ¿Son adecuadas y de buen tamaño las cajas que deben alojar la pieza
después de soltarla?
 Al terminar el therblig "soltar", ¿quedan las manos en la posición más
ventajosa para el siguiente therblig?
 ¿Podrían soltarse varias piezas al mismo tiempo?
8. COLOCAR EN POSICIÓN. Es el elemento de trabajo que consiste en situar o
colocar un objeto de modo que quede orientado propiamente en un sitio
específico.
El therblig "colocar en posición" tiene efecto como duda o vacilación mientras la
mano, o las manos, tratan de disponer la pieza de modo que el siguiente trabajo
puede ejecutarse con más facilidad, de hecho, colocar en posición puede ser la
combinación de varios movimientos muy rápidos. El situar una pieza en un dado
o matriz sería un ejemplo típico de colocar en posición. Por lo general, este
therblig va precedido de mover y seguido por soltar; principia en cuanto la mano,
o las manos, que controlan el objeto comienzan a manipular, voltear, girar o
deslizar la pieza para orientarla hacia el sitio correcto, y finaliza tan pronto la
mano empiece a alejarse del objeto.
El colocar en posición generalmente puede ser eliminado o mejorado
contestando éstas y otras preguntas de verificación:
 ¿Podrían usarse medios tales como una guía, un embudo, una boquilla,
topes, un soporte oscilante, un pasador de localización, un rebaje, una
chaveta o cuña, señales o marcas piloto, o biseles?
 ¿Sería posible o cambiar las tolerancias?
 ¿Convendría o se podría granetear o avellanar un agujero?
 ¿Sería factible usar una plantilla?
 ¿Están agudizando las rebabas el problema de colocar en posición?
 ¿Podría hacerse que la pieza u objeto situado señale o sirva de marca
piloto?
9. PRECOLOCAR EN POSICIÓN. Este es un elemento de trabajo que consiste en
colocar un objeto en un sitio predeterminado, de manera que pueda tomarse y
ser llevado a la posición en que ha de ser sostenido cuando se necesite.
La precolocación en posición ocurre frecuentemente junto con otros therbligs,
uno de los cuales suele ser mover. Es la división básica que dispone una pieza
de manera que quede en posición conveniente a su llegada. Es difícil medir el
tiempo necesario para este elemento, ya que es un therblig que difícilmente
puede ser aislado. La precolocación se efectúa al alinear un destornillador
mientras se mueve hasta el tornillo que se va a accionar.
Las siguientes preguntas ayudarán al analista a estudiar el therblig de precolocar
en posición:
 ¿Puede utilizarse en la estación de trabajo un dispositivo para sostener
las herramientas en la posición conveniente y con sus manijas hacia
arriba?
 ¿Podrían quedar suspendidas las herramientas?
 ¿Es posible utilizar una guía?
 ¿Es posible emplear alimentación por cartuchos o magazines?
 ¿Podría utilizarse un dispositivo para apilar las piezas?
 ¿Sería factible usar un dispositivo giratorio?
10. INSPECCIONAR. Este therblig es un elemento incluido en la operación para
asegurar una calidad aceptable mediante una verificación regular realizada por
el trabajador que efectúa la operación.
Se lleva a cabo una inspección cuando el fin principal es comparar un objeto
dado con un patrón o estándar. Generalmente no es difícil distinguir cuando se
tiene ese elemento de trabajo, ya que la mirada se fija en el objeto y se nota una
dilación entre movimientos mientras la mente decide entre aceptar o rechazar la
pieza en cuestión. El tiempo necesario para la inspección depende
primariamente de la rigurosidad de la comparación con el estándar, y de lo que
la pieza en cuestión se aparte del mismo. Si un operario tuviera que sacar todas
las canicas azules que hubiese en una caja, perdería muy poco tiempo en decidir
lo que tendría que hacer con una canica roja. Sin embargo, si se hubiera hallado
una canica púrpura habría una vacilación más larga en decidirse a aceptarla o
rechazarla.
El analista podría mejorar el tiempo de este therblig "inspeccionar" como
resultado de la consideración de las siguientes preguntas:
 ¿Podría eliminarse la inspección o combinarla con otra operación o
therblig?
 ¿Se podrían emplear calibres (o calibradores) o pruebas del tipo múltiple?
 ¿Se reduciría el tiempo de inspección por medio de un mejor alumbrado?
 ¿Los objetos que se inspeccionan están a la distancia conveniente de los
ojos del operario?
 ¿Facilitaría la inspección un esquiagrama?
 ¿Tendría aplicación una foto celda u "ojo eléctrico"?
 ¿Justificaría el volumen de la producción una inspección electrónica
automática?
 ¿Facilitaría una lupa la inspección de las piezas pequeñas?
 ¿Está siendo empleado el mejor método de inspección? ¿Se ha pensado
en utilizar luz polarizada, pruebas acústicas, pruebas de funcionamiento
o comportamiento, calibradores de plantillas, etc.?
11. ENSAMBLAR. El elemento "ensamblar" es la división básica que ocurre cuando
se reúnen dos piezas embonantes. Es otro therblig objetivo y puede ser más fácil
mejorarlo que eliminarlo. El ensamblar suele ir precedido de colocar en posición
o mover, y generalmente va seguido de soltar. Comienza en el instante en que
las dos piezas a unir se ponen en contacto, y termina al completarse la unión.
12. DESENSAMBLAR. Este elemento es precisamente lo contrario de ensamblar.
Ocurre cuando se separan piezas embonantes unidas. Esta división básica
generalmente va precedida de asir y suele estar seguida por mover o soltar. El
desensamble es de naturaleza objetiva y las posibilidades de mejoramiento son
más probables que la eliminación del therblig. El desensamble comienza en el
momento en que una o ambas manos tienen control del objeto después de
cogerlo, y termina una vez que finaliza el desensamble, que generalmente lo
evidencia el inicio de mover o soltar.
13. USAR. Este therblig es completamente objetivo y tiene lugar cuando una o las
dos manos controlan un objeto, durante la parte del ciclo en que se ejecuta
trabajo productivo. Cuando las dos manos sostienen una pieza fundida contra
una rueda de esmeril, "usar" será el therblig que indique la acción de ambas
manos. Después de que un destornillador ha sido colocado en la ranura de la
cabeza de un tornillo, el elemento "usar" comenzará en el instante en o que el
tornillo comience a moverse en su alojamiento. La duración de este therblig
depende de la operación, así como de la destreza del operario. El usar se
detecta fácilmente, ya que este therblig hace progresar la operación hacia su
objetivo final.
En el estudio de los tres therbligs objetivos: ensamblar, desensamblar y usar,
deben considerarse las siguientes cuestiones:
 ¿Podría emplearse una plantilla o un dispositivo de sujeción?
 ¿La actividad o clase de trabajo justificaría el uso de equipo
automatizado?
 ¿Sería práctico efectuar el ensamblaje en varias unidades al mismo
tiempo?
 ¿Sería posible usar una herramienta más eficiente?
 ¿Sería factible emplear topes?
 ¿Se opera la herramienta con las alimentaciones y a las velocidades de
mayor eficiencia?
 ¿Debería usarse una herramienta mecanizada o eléctrica?
14. DEMORA (O RETRASO) INEVITABLE. La dilación inevitable es una
interrupción que el operario no puede evitar en la continuidad del trabajo.
Corresponde al tiempo muerto en el ciclo de trabajo experimentado por una o
ambas manos, según la naturaleza del proceso. Por ejemplo, cuando un operario
aplica un taladro con su mano derecha a una pieza colocada en una plantilla,
para la mano izquierda se presentaría un retraso inevitable. Puesto que el
operario no puede controlar las demoras inevitables, su eliminación del ciclo
requiere que el proceso se cambie en alguna forma.
15. DEMORA (O RETRASO) EVITABLE. Todo tiempo muerto que ocurre durante el
ciclo de trabajo y del que sólo el operario es responsable, intencional o no
intencionalmente, se clasifica bajo el nombre de demora o retraso evitable. De
este modo, si un operario sufriese un acceso de tos durante el ciclo de trabajo,
esta suspensión se clasifica como evitable porque normalmente no aparecería
en el ciclo. La mayor parte de los posibles retrasos evitables pueden ser
eliminados por el operario sin cambiar el proceso o el método de hacer el trabajo.
16. PLANEAR. El therblig "planear" es el proceso mental que ocurre cuando el
operario se detiene para determinar la acción a seguir. Planear puede aparecer
en cualquier etapa del ciclo y suele descubrirse fácilmente en forma de una
vacilación o duda, después de haber localizado todos los componentes. Este
therblig es característico de la actuación de los operarios noveles y
generalmente se elimina del ciclo mediante el entrenamiento adecuado de este
personal.
17. DESCANSAR (O HACER ALTO EN EL TRABAJO). Esta clase de retraso
aparece rara vez en un ciclo de trabajo, pero suele aparecer periódicamente
como necesidad que experimenta el operario de reponerse de la fatiga. La
duración del descanso para sobrellevar la fatiga variará, como es natural, según
la clase de trabajo y según las características del operario que lo ejecuta.
Para reducir el número de veces que se presenta el therblig "descansar" el
analista debe considerar:
 ¿Se emplea la mejor clasificación del orden de uso de los músculos?
 ¿Son satisfactorias las condiciones de temperatura, humedad,
ventilación, ruido, luz y otras?
 ¿Tienen la altura conveniente los bancos de trabajo?
 ¿Es posible que el operario se siente y esté de pie alternativamente
mientras trabaja?
 ¿Dispone el operario de una silla cómoda, con la altura adecuada?
 ¿Se emplean medios mecánicos para manejar cargas pesadas?
 ¿Conoce el operario sus necesidades, en promedio, de calorías por día?
El número aproximado de calorías que se requiere para actividades
sedentarias es de 2 400; para trabajo manual ligero 2 700; para labores
de tipo medio, 3 000; para trabajo manual pesado, 3600.

El algoritmo de optimización de un estudio de micromovimientos es igual a la


secuencia empleada para el estudio de métodos, sin embargo existen variaciones
en las técnicas empleadas para registrar la información, dado que para los
micromovimientos suelen emplearse técnicas como el simograma y el diagrama
bimanual. Sin embargo hoy por hoy la técnica del simograma ha perdido popularidad
con la utilización de la película y el video.
3.4 Diseño de estaciones de trabajo
Aun cuando los avances en tecnología y procesos industriales son considerables,
todavía se encuentra diseño de puestos inadecuados, más aun en este medio
donde el sector industrial está bastante descuidado. Si se observa el trabajo en una
planta manufacturera se encuentra que muchas veces se realizan esfuerzos
innecesarios, tareas repetitivas, en ambientes de trabajo que ocasionan que estas
tareas se desarrollen con dificultad para el trabajador; esto ocurre, porque los
diseñadores de puestos enfocan sus esfuerzos en la eficiencia mecánica y técnica
del proceso productivo más que en las capacidades y limitaciones del hombre que
interactúa con los equipos o los procesos.
Sin duda la actividad más tradicional y conocida del ergónomo es la concepción y
el diseño de los puestos de trabajo, es decir, disponer del arte y la técnica para crear
puestos de trabajo, o sencillamente, disponer de un plan para crear puestos de
trabajo con arreglo a los requerimientos de las personas que lo van a desarrollar.
Su objetivo es la adaptación del espacio de trabajo, de las máquinas y de las
herramientas, a las exigencias de la persona, para facilitar la realización de su tarea
e incrementar su rendimiento. En Ergonomía, el diseño del puesto de trabajo es una
tarea primordial. Se sabe que, en cualquier entorno de trabajo, un puesto de trabajo
bien diseñado no sólo aumenta la salud y el bienestar de los trabajadores, sino
también aumenta la productividad y la calidad de los productos. En el caso contrario,
un puesto mal diseñado puede dar lugar a alteraciones relacionadas con la salud,
reducciones de la calidad del producto y disminución del nivel de productividad.
Hasta hace relativamente poco tiempo, ha habido una falta de conciencia relativa a
la importancia del diseño del puesto de trabajo por parte de los responsables de las
organizaciones, especialmente directores de producción. En la actualidad hay que
destacar la existencia de una tendencia internacional relacionada con el sector
industrial que señala la importancia de los factores ergonómicos en el aumento de
la calidad, en la mayor flexibilidad de la producción y la mejora de gestión del
producto. Si bien el objetivo de este tema es el estudio de los factores físicos del
puesto del trabajo, hay que tener en cuenta que en la práctica el diseño físico del
puesto de trabajo no puede separarse, del resto de los factores. Se definirá el puesto
de trabajo, así como los procedimientos para el diseño físico del puesto de trabajo.
3.4.1. El diseño correcto
En la industria el trabajador ejecuta tareas muy especiales. Para la ejecución de
estas es necesario, en muchos casos, la adopción de posturas agresivas así como
el manejo y transporte de cargas pesadas, esto obliga a una reacción del sistema
músculo esquelético que, en ocasiones, puede resultar en desordenes de tipo físico;
lesiones. Para evitar estas lesiones, que no sólo perjudican al trabajador sino
también a la empresa pues son causa de absentismo y disminución del desempeño,
es necesario diseñar los puestos de trabajo considerando una variable adicional: el
hombre.
Para tratar de ejecutar el diseño correcto será preciso tener en cuenta
consideraciones ergonómicas tales como las que se muestran en la Figura 1.

3.4.2. Análisis del puesto de trabajo


Antes de iniciar el diseño del puesto de trabajo será conveniente examinar los
siguientes aspectos:
 Métodos de trabajo que existen o existirán en el puesto: Proceso de trabajo.
 Dimensiones del o los usuarios del puesto: Condiciones físicas.
 Posturas, movimientos, tiempos y frecuencias: Dimensión del puesto de
trabajo.
 Fuerzas y cadencias que desarrollará el usuario: Condiciones físicas
 Importancia y frecuencia de atención y manipulación de los dispositivos
informativos y controles: Información recibida.
 Regímenes de trabajo y descanso, sus tiempos y horarios: Proceso de
trabajo.
 Carga mental que exige el puesto: Estado psíquico.
 Riesgos efectivos y riesgos potenciales implicados en el puesto: Ambiente
de trabajo.
 Ropas, herramientas y equipos de uso personal: Dimensión del puesto de
trabajo.
 Ambientes visual, acústico, térmico, etc. del entorno: Ambiente de trabajo.
 Otros: Aspecto social.
Una vez que se tiene conocimiento de los aspectos señalados anteriormente se
puede decir que se ha iniciado el proceso que nos conducirá al correcto diseño de
la estación de trabajo.

3.4.3. Principios de diseño


Idear e implementar una estación de trabajo en forma correcta, de manera que evite
el riesgo de lesiones y que por el contrario sea seguro, saludable y productivo es
una tarea difícil. Para lograr este propósito se debe procurar que el puesto sea tan
flexible como sea posible para que pueda adaptarse a diferentes usuarios.
Dado que cada uno tiene peso, estatura, fuerza y dimensiones de segmentos
corporales diferentes. A continuación se presentan once principios para el correcto
diseño de la estación de trabajo:
1. Evitar las cargas estáticas y dinámicas.
Una carga es estática cuando no implica que el músculo se mueva y, por el
contrario, es dinámica cuando el músculo si tiene movimiento, por ejemplo cuando
se sostiene un peso (Carga estática) o cuando se levanta o transporta (carga
dinámica). En ambos casos estas cargas impuestas obligan al cuerpo a generar una
fuerza compensatoria interna para guardar el equilibrio. La distancia entre la fuerza
externa y el centro de gravedad del cuerpo se llama palanca; cuanto mayor es la
palanca mayor será la resistencia interna, la misma que es impuesta a los
ligamentos, tendones y discos de la columna vertebral. El puesto de trabajo muchas
veces requiere de la movilidad de cargas por tanto se debe tratar de sostenerla lo
más cerca del cuerpo como sea posible (ver Figura 2), asimismo, el efectuar un
trabajo industrial requiere, mínimamente, sostener y movilizar una herramienta. Si
se considera que además del peso de la misma un trabajador debe sostener el peso
de su brazo (aproximadamente 4kg) no sólo se recomienda que la herramienta esté
cerca del cuerpo sino, mejor aún, si se puede contar con algún elemento auxiliar
que ayude a contrarrestar el peso de la herramienta.

2. Evitar las posturas fijas e inadecuadas.


Un diseño correcto de la estación de trabajo debe permitir que el usuario pueda
adoptar diferentes posturas tanto mejor si puede alternar entre la posición sentada
como de pie y en movimiento, pues mantener una de estas posiciones durante
largas horas no solo causa fatiga sino también problemas de salud, por ejemplo el
estar de pie produce varices y el estar sentado provoca dolores de espalda. El ancho
o profundidad de la estación de trabajo debe permitir que el trabajador pueda
extender las piernas y moverlas con comodidad cuando lo necesite. Una mala
postura también afecta, así, no conservar una postura erguida sino encorvada
generará esfuerzos internos sobre todo en los discos de la columna vertebral lo que
provocará lesiones en la espalda.
3. Diseñar la altura de trabajo en aproximadamente 5 cm bajo el codo.
Mantener una altura óptima de trabajo cuando hay diferentes usuarios de la estación
de trabajo, puede obtenerse si se considera que la altura de la mesa de trabajo es
regulable o cuando se cuenta con taburetes auxiliares, que pueden colocarse en el
suelo para compensar la altura de los más pequeños.
4. Procurar que la tarea se desarrolle en el área normal de trabajo.
El área normal de trabajo es aquella que se puede generar con el brazo pegado al
cuerpo y haciendo girar el antebrazo teniendo como centro el codo (ver Figura 3).
Esta es el área recomendada para centrar el trabajo pues existe control visual, la
palanca es corta se cuenta con mejor control de los movimientos es decir mayor
rapidez y precisión.

5. Proporcionar apoyo a los segmentos corporales.


Tareas que requieren apoyar codos, antebrazos o muñecas para sostener
herramientas o elementos de trabajo deben contar con soportes acojinados que
proporcionen comodidad y además ayuden a sostener el peso de los brazos,
cuando la tarea requiere que el antebrazo este apoyado, los bordes agudos de la
mesa de trabajo causan gran dolor al operador cuando son expuestos a esta postura
largo tiempo. De igual forma, las piernas nunca deben carecer de un apoyo
adecuado, si el trabajador está de pie, se recomienda que la superficie este cubierta
con tapetes de caucho, corcho o retazos de alfombra a fin de brindar comodidad,
asimismo si el trabajador debe estar sentado dependiendo de la altura del trabajo
las piernas podrían quedar colgando sin tocar el piso, esto debe arreglarse
proporcionando un apoyo que puede ser un objeto por separado, formar parte de la
estación de trabajo o estar unido a la silla.
6. Proporcionar una silla ajustable.
Cuando se incorpora una silla a la estación de trabajo hay que tener en cuenta que
esta debe poder ajustarse a los diferentes tipos de usuarios es decir debe poder
regularse la altura del asiento, el respaldar debe poder moverse vertical y
horizontalmente; el movimiento vertical a fin de proporcionar un apoyo a la región
lumbar del usuario, el segundo para que avance o retroceda según la espalda lo
hace. Si se trata de una silla industrial, esta no debe tener ruedecillas pues puede
provocar actos inseguros a causa de su inestabilidad, tampoco debe contar con un
apoyo para los brazos pues necesitará tener libre movimiento para poder ejecutar
su tarea con comodidad. La Figura 4, muestra un ejemplo de una silla industrial.

7. Proporcionar ropa y calzado apropiados así como accesorios de


seguridad.
La ropa y el calzado son accesorios importantes cuando se observa un puesto de
trabajo por ejemplo en un trabajo de pie se debe contar con un calzado que no sólo
permita la estabilidad sino la comodidad de los pies para retardar la fatiga, en el
caso de trabajar con máquinas se recomienda trabajar con prendas de manga corta
que eviten el ser atrapado por la máquina. En cuanto a accesorios de seguridad
también son implementos que deben ser parte del puesto de trabajo para brindar
seguridad y tranquilidad al trabajador, este principio debe ir de la mano con la
participación del operador tomando conciencia en su propia seguridad.
8. Evitar tareas repetitivas.
Al analizar el contenido de trabajo y detectar operaciones cortas y repetitivas, éstas
deben corregirse inmediatamente, pues, son causas de desórdenes de trauma
acumulado (DTA) que son lesiones que ocurren principalmente en las muñecas,
hombros y región lumbar causadas por acciones repetitivas y sobreesfuerzos, estas
lesiones son graves pues inhabilitan al trabajador de continuar con sus labores, en
ocasiones como en el caso de la lesión en las muñecas pueden perder la capacidad
de aprehensión de la mano. Cuando se presenta DTA inicialmente, el trabajador
puede recuperarse de la molestia con unos días de descanso, pero de continuar
con la repetitividad de la tarea volverá el dolor y con mayor intensidad pues la lesión
es acumulativa.
Para evitar los DTA, se debe procurar mantener posiciones neutrales, es decir
mantener la postura natural de los brazos y manos, sin adoptar posiciones forzadas,
la posición de la columna debe conservar sus curvaturas naturales y evitar los giros
y cambios bruscos de posición. El manejo de cargas debe ser como se indicó en el
principio 1.
9. Establecer lugares fijos para materiales y herramientas.
Realizar una tarea exige 1) planeación y 2) ejecución, para reducir el tiempo de la
primera será conveniente que el trabajador conozca y tenga sus materiales y equipo
a utilizar en un lugar fijo, de esta manera la ejecución de sus movimientos también
será más rápida pues sabrá exactamente la posición donde encontrará tal o cual
herramienta.
10. Proporcionar dispositivos informativos de control adecuados.
Para diseñar o seleccionar un dispositivo informativo o de control hay que tener en
cuenta el tipo de información que se ha de recibir, la importancia de los posibles
errores y sus consecuencias, la frecuencia y el tiempo disponible de reacción, las
posibles interferencias, la altura adecuada y el tamaño de manera que sean de fácil
lectura y compresión por el trabajador, entre otros.
11. Seleccionar y distribuir los controles para que ninguna extremidad se
sobrecargue.
El Centro para el Diseño Universal de la Universidad de Carolina del Norte, recogió
en 1997 los siete principios que todo diseño debería cumplir para ser usado por
todas las personas, al máximo posible, sin adaptaciones o necesidad de un diseño
especializado:
a) Uso Equitativo: El diseño es útil y vendible a personas con diversas
capacidades.
 Proporciona las mismas formas de uso para todos: idénticas cuando sea
posible, equivalentes cuando no.
 Evita segregar o estigmatizar a cualquier usuario.
 Todos los usuarios deben de contar con las mismas garantías de privacidad
y seguridad.
 Que el diseño sea agradable para todos.
b) Uso Flexible: El diseño se acomoda a un amplio rango de preferencias y
habilidades individuales.
 Ofrece opciones en la forma de uso.
 Sirve tanto para los diestros como para los zurdos.
 Facilita al usuario la precisión y exactitud.
 Se adapta al ritmo de uso del usuario.
c) Uso Simple e Intuitivo: El uso del diseño es fácil de entender, sin importar
la experiencia, conocimientos, habilidades del lenguaje o nivel de
concentración del usuario.
 Elimina la complejidad innecesaria.
 Es consistente con la intuición y expectativas del usuario.
 Se acomoda a un rango amplio de grados de alfabetización y
conocimientos del lenguaje.
 Ordena la información de acuerdo a su importancia.
 Proporciona información y retroalimentación eficaces durante y
después de la tarea.
d) Información Perceptible: El diseño transmite la información necesaria de
forma efectiva al usuario, sin importar las condiciones del ambiente o las
capacidades sensoriales del usuario.
 Utiliza diferentes medios (pictóricos, verbales, táctiles) para la
presentación de manera redundante de la información esencial.
 Maximiza la legibilidad de la información esencial.
 Diferencia elementos de manera que puedan ser descritos por sí solos
(por ejemplo que las instrucciones dadas sean fáciles de entender).
 Proporciona compatibilidad con varias técnicas o dispositivos usados
por personas con limitaciones sensoriales.
e) Tolerancia al Error: El diseño minimiza riesgos y consecuencias adversas
de acciones involuntarias o accidentales.
 Ordena los elementos para minimizar el peligro y los errores: los
elementos más usados están más accesibles; los elementos peligrosos
son eliminados, aislados o cubiertos.
 Advierte de los peligros y errores.
 Proporciona características para controlar los fallos.
 Descarta acciones inconscientes en tareas que requieren
concentración.
f) Mínimo Esfuerzo Físico: El diseño puede ser usado de forma cómoda y
eficiente, minimizando la fatiga.
 Permite al usuario mantener una posición neutral de su cuerpo.
 Usa fuerzas de operación razonables.
 Minimiza las acciones repetitivas.
 Minimiza el esfuerzo físico constante.
g) Adecuado Tamaño de Aproximación y Uso: Proporciona un tamaño y
espacio adecuado para el acercamiento, alcance, manipulación y uso,
independientemente del tamaño corporal, postura o movilidad del usuario.
 Proporciona una línea clara de visibilidad hacia los elementos
importantes, para todos los usuarios de pie o sentados.
 Proporciona una forma cómoda de alcanzar todos los componentes,
tanto para los usuarios de pie como sentados.
 Acomoda variantes en el tamaño de la mano y asimiento.
 ƒ Proporciona un espacio adecua- do para el uso de aparatos de
asistencia o personal de ayuda.

3.4.4. Diseño del puesto de trabajo


Entendemos como diseño del puesto la elaboración material de un determinado
puesto de trabajo. Es decir, el conjunto de actividades que se efectúan, entre la
concepción de un puesto de trabajo y su realización. Desde el punto de vista
ergonómico, el desarrollo del diseño físico del puesto de trabajo se basa en la
adecuación del espacio físico de trabajo a los requerimientos cinético-operacionales
de las personas que los ocupan. Para ello es preciso conocer las características
antropométricas y biomecánicas de las personas, así como las características del
espacio de trabajo en su aspecto físico, que incluye máquinas, planos de trabajo,
herramientas, señales etc.

Las características antropométricas y


biomecánicas de las personas, son aquellas
relacionadas con los sistemas antropométricos y
biomecánicos. Los sistemas antropométricos
estudian principalmente el cuerpo humano, su
constitución y sus componentes, así como la relación existente entre sus
dimensiones, el diseño del puesto, las prendas de protección personal y el entorno
laboral. Las dimensiones a medir, denominadas variables antropométricas, pueden
ser estructurales y funcionales. Las variables antropométricas estructurales se
obtienen relacionando puntos de referencia, entre los cuales se miden distancias,
ángulos, perímetros, anchuras y profundidades
(Fig. 1). Las variables antropométricas estructurales son numerosas, pero para el
diseño de un puesto de trabajo solo se deben tener en cuenta las necesarias.
Demos tener presente que las dimensiones estructurales se toman sobre individuos
desnudos, por lo que se preverá un incremento en algunas de ellas y así considerar
la ropa de trabajo que se vaya a utilizar y los equipos de protección individual. Aquí,
de manera genérica, haremos referencia a las variables más utilizadas: de pie,
sentado, y de pie-sentado. Entre las variables antropométricas relacionadas con la
postura de pie, destacamos: talla o estatura; altura del ojo respecto al suelo; altura
del hombro respecto al suelo; altura del codo respecto al suelo; y altura del puño
respecto al suelo. Entre las variables antropométricas relacionadas con la postura
de sentado, destacamos: altura del plano del asiento a vértice; altura del plano del
asiento a los ojos; altura del plano del asiento al hombro; altura del plano del asiento
al codo; altura de la parte inferior del muslo respecto al suelo; altura de la rodilla
respecto al suelo; distancia entre codos; distancia del plano posterior a la pantorrilla;
distancia del plano posterior a la rodilla y altura del muslo. Entre las variables
antropométricas relacionadas con la postura de pie-sentado, destacamos: distancia
de alcance del brazo (al frente, lateral y en altura); distancia de alcance del
antebrazo; anchura de los hombros; anchura de las caderas; longitud del pie y
anchura del pie Todas las variables citadas deben de servir de punto de partida para
todo estudio antropométrico de carácter específico. Cada trabajador nos va a
presentar unas dimensiones antropométricas, lo que representa una gran diversidad
de medidas o tallas y qué nos surja la pregunta ¿para quién diseñamos? La
situación ideal sería poder diseñar el puesto de trabajo de manera individual, pero
solo estaría justificado en casos muy específicos debido sobre todo a los costos y a
la posterior limitación de acceso de otros trabajadores con distintas características
antropométricas. Tampoco debemos diseñar para la media de las personas,
teniendo en cuenta que esta situación también es engañosa, por cuanto estaríamos
eliminando al grupo de personas que están alrededor de los extremos. Este tipo de
diseño solo se utiliza en contadas situaciones, como en el caso de que: la precisión
de la dimensión tenga poca importancia, la frecuencia de uso sea muy baja y/o
cuando otra solución sea muy costosa o técnicamente muy compleja. El diseño para
los extremos nos obliga a tener en cuenta las dimensiones máximas, en los huecos
y en los espacios, y las dimensiones mínimas, en los alcances. Se nos plantearían
situaciones absurdas como tener que diseñar una puerta de 2’5 m de altura
pensando en un trabajador de más de 2’25 m. de estatura. En este sentido,
consideramos razonable el tratamiento estadístico de las dimensiones
estableciendo los percentiles en una curva de Gauss. Debemos hacer un diseño
para los extremos no teniendo en cuenta las dimensiones que queden por debajo
del percentil 5, para los alcances, y las que queden por encima del percentil 95, para
los huecos (Fig. 2).

A modo de ejemplo de lo que acabamos de exponer, presentamos un estudio


realizado por el United States Public Health Service (Servicio de Sanidad Pública
de los Estados Unidos) sobre un conjunto representativo de 6672 hombre y mujeres
adultas (entre los 18 y 79 años): En la figura nº 3 aparecen las características
antropométricas medidas y en la tabla nº 1 los datos de cada una de ellas, más el
peso, expresados en los percentiles 5, 50 y 95. Es conveniente recordar que la
mayoría de las mediciones varían según la edad.
Las variables antropométricas funcionales se toman a partir de las posiciones del
cuerpo resultantes del movimiento y son, probablemente, mucho más útiles para la
mayoría de los problemas del diseño. Por ejemplo, el alcance del brazo además de
su longitud resulta afectado por el movimiento del hombro, la rotación parcial del
tronco, la posible curvatura de la espalda y la función de la mano. En la figura núm.
4 podemos observar la diferencia en la aplicación de las variables antropométricas
estructurales del cuerpo en comparación con las funcionales en el contexto del
diseño de una cabina de un vehículo.

3.4.5. Principios del diseño ergonómico de los puestos de trabajo


Desde el punto de vista de la Ergonomía, el diseño del puesto de trabajo lo podemos
llevar acabo siguiendo: la norma UNE 81-425-91, que recoge las recomendaciones
de la norma ISO 6385 "Principios ergonómicos a considerar en el proyecto de los
sistemas de trabajo"; y el procedimiento establecido en la norma UNE-EN 614-
"Seguridad en máquinas. Principios de diseño ergonómico". En este sentido y con
la finalidad de estudiar los principios del diseño ergonómico de los puestos de
trabajo, los clasificamos en: principios generales, principios antropométricos y
biomecánicos y principios relacionados con el espacio de trabajo.

3.4.5.1. Principios generales


Los principios generales del diseño ergonómico de los puestos de trabajo son el
origen o razones fundamentales en las que se basa esta técnica. Estos principios,
punto de partida de todo diseño, ayudan a lograr un sistema de trabajo más seguro,
confortable y productivo. Entre los principios generales destacan los siguientes:

 Considerar siempre a las personas en relación con el espacio de trabajo.


 Dar prioridad a las personas respecto al espacio de trabajo.
 Dirigir, siempre, el estudio del espacio de trabajo a aumentar la seguridad, el
bienestar y la eficiencia.
 Facilitar la evolución de la técnica.
 Evaluar el diseño realizado según los requerimientos de las personas.

3.4.5.2. Principios antropométricos y biomecánicos


Respecto a los principios antropométricos y biomecánicos del diseño ergonómico
de los pues- tos de trabajo, destacamos los siguientes:

 Tener en cuenta siempre las dimensiones estáticas y dinámicas, y recordar


que varían de una persona a otro. La edad, el sexo, la raza, y el nivel social,
influyen en las medidas antropométricas.
 Evitar cualquier posición inclinada o anormal del cuerpo, que ponga en
tensión ciertos músculos o que moleste a la circulación de la sangre.
 Considerar los límites normales de trabajo para los miembros superiores e
inferiores extendidos y flexionados de una persona con dimensiones, que
estén incluidas entre el percentil 5 y 95.
 Tener en cuenta para la manipulación de piezas y materiales, además del
punto anterior, la frecuencia de alcance y el peso.
 Evitar el mantener los brazos (o las piernas) en posturas estáticas y por
encima, en el caso de los brazos, del nivel del corazón.
 Mover los brazos alternativamente o simétricamente, ya que el movimiento
de un solo brazo exige un esfuerzo estático de la musculatura del torso.

3.4.5.3. Principios relacionados con el espacio de trabajo

El espacio de trabajo humano puede abarcar muchas situaciones físicas diferentes.


Puesto que aquí no podemos abarcar todas, establecemos los siguientes principios
relacionados con el espacio de trabajo:

 La altura del plano de trabajo (mesa, pupitre, máquinas, etc.) debe elegirse
de tal modo que la parte alta del cuerpo esté ligeramente inclinada hacia
delante. Considerando como punto medio, la altura de los codos.
 La distancia entre el objeto los ojos debe definirse según la dificultad visual
que presente la tarea.
 Las palancas, botones, llaves, útiles, etc., deben disponerse de modo que los
movimientos más frecuentes puedan efectuarse cerca del cuerpo, y que sólo
los movimientos que no exijan precisión ni un gran esfuerzo puedan
ejecutarse lejos de ellas.
 Las condiciones de seguridad del espacio de trabajo (máquinas, equipos
útiles, etc.), deben cumplir las normas de seguridad, es decir, deben ser
seguras cumpliendo con las normas legales y/o técnicamente reconocidas
(dispositivos de protección necesarios, instalaciones eléctricamente seguras,
etc.)

3.4.6. Fases del diseño de un puesto de trabajo


En el diseño de los puestos de trabajo, considerando la gran variedad de tareas que
se pueden realizar, los medios con que se ejecutan, y las diferencias individuales
de las personas, se haría muy difícil fijar un diseño idóneo, si no se considerasen
una serie de estándares mínimos que lo condicionan. Cualquier diseño de un puesto
de trabajo, debe contemplar dichos estándares. Basándonos en las características
anteriormente expuestas, en la legislación existente (Directivas y Reales Decretos)
y en concreto, en las normas de carácter técnico reconocidas (ISO, EN, UNE),
vamos a definir los aspectos o estándares que debe considerar un ergónomo para
realizar el diseño de un puesto de trabajo:
 Postura y posición de trabajo.
 Planos de trabajo.
 Zona de alcance de los miembros superiores.
 Ajuste correcto de los medios de trabajo.
 Optimización de la disposición de los medios de trabajo.
 Planificación correcta de los métodos de trabajo.
 Condiciones de seguridad del espacio de trabajo.
 Campos visuales.

A continuación se desarrollarán cada una de las fases de diseño de un puesto de


trabajo, siempre teniendo en cuenta que el trabajo se debe concebir de manera que
tienda a evitar todo esfuerzo inútil o excesivo de los músculos, las articulaciones,
ligamentos y de los aparatos circulatorio y respiratorio. Postura y posición de trabajo.

La postura se define como la disposición espacial de todos los segmentos


corporales cabeza, columna, brazos, piernas, etc. Existen dos tipos de postura: la
estática y la dinámica. La postura estática es aquella en la que se mantienen los
ángulos relativos entre distintos segmentos corporales. La postura dinámica es la
composición alternada y secuencial de distintas posturas estáticas.

Cualquier postura lleva consigo un esfuerzo músculo-esquelético generalizado, que


supone una mayor o menor carga postural (gasto energético). Los esfuerzos
musculares puestos en juego se deben situar en límites fisiológicos satisfactorios.
Los movimientos corporales deberán seguir un ritmo natural. Posturas, esfuerzos
musculares y movimientos se deberán armonizar entre ellos. Desde el punto de
vista ergonómico, el estudio para conseguir la conjunción entre una adecuada
postura, la distancia del trabajador y cualquier punto de su campo de acción, está
en función de tres elementos:

 El tamaño de los detalles a observar.


 Las zonas de alcance óptimas, altura del plano de trabajo, holgura para los
miembros inferiores.
 Los esfuerzos a aportar en los puntos a alcanzar o en los objetos a manipular
(piezas a producir o controlar útiles de mano o instrumentos de medida, etc.).

La armonía entre estos tres elementos es la que determinará la buena postura del
trabajador. Según el tipo de trabajo hay que priorizar uno u otro de los elementos.
Por ejemplo, en los trabajos de producción se considerarían los dos últimos
elementos. El término "posición de trabajo" se utiliza para definir posturas
singulares, tales como de pie, sentado, agachado, etc. Las posiciones más
estudiadas, por ser las más habituales, son de pie, sentado y una composición de
ambas, de pie-sentado, posición muy utilizada, sobre todo en tipos de trabajo con
necesidad de que la persona esté erguida, pero que debido a la gran permanencia
del trabajador en ella, es necesario que éste pueda descansar.

La norma AENOR 35104, presenta las líneas para una correcta elección de la
posición de una persona en una tarea determinada (tabla 2), y recoge los diferentes
parámetros a considerar: tipo de puesto, grado de manipulación de cargas, etc. En
las dos posiciones más utilizadas, de pie y sentado, existen ventajas e
inconvenientes, hecho que algunas veces no facilita la determinación de la posición
idónea del trabajo. Aunque hay que recordar que al ser la posición sentada más
estable, y por tanto, con menor gasto energético, el 75% de los puestos de trabajo
actuales se diseñan para esta posición. Sin embargo, esta posición genera
tensiones en la columna y mala circulación al nivel de los muslos, principalmente
por el mal diseño del asiento, al obligar a las personas a mantener posturas flexiona-
das y presión sobre los muslos. En este árbol de decisiones, se define una posición
de trabajo de pie-sentado, como la de mayor flexibilidad postural. Esta posición es
muy recomendable ya que permite un cambio de postura durante el trabajo, sin
entorpecer una buena ejecución en trabajos que exigirían desplazamientos laterales
o torsiones, con manipulación de cargas ligeras o medias.

Postura de pie
La postura de pie, aunque tiene el inconveniente de un
mayor gasto energético, es la más adecuada cuando
se deben realizar esfuerzos. Además se diseñará el
puesto de trabajo de pie cuando se requieran alcances
de 15 cm. por encima del plano de trabajo, alcances
frontales de más de 40 cm. y alcances frecuentes por
debajo del plano del asiento. En la figura núm. 5 vemos
unas probables dimensiones de diseño.

La postura en bipedestación, estática y rígida aumenta la tensión de los elementos


posteriores de la columna vertebral. Para evitar que sean estas estructuras las que
se encuentren sometidas a carga continuamente y disminuir la tensión se busca un
apoyo para la espalda y/o se provoca cierta flexión de la cadera, con el fin de inclinar
la pelvis y disminuir la lordosis lumbar. Para
conseguir esto colocamos un apoyo de 15
cm. de altura para, de forma alternante,
colocar los pies y obtener una flexión de 15º
de la articulación de la cadera. Cuando el
objeto que tenemos que manipular se
encuentra por debajo de la altura de la mano
o cuando se sitúa demasiado lejos frente al
cuerpo, se debe adoptar la postura de pie
con una ligera flexión del tronco. Tratando
de evitar una flexión excesiva de la columna vertebral, el trabajador debe poder
acercarse a la superficie de trabajo, siendo necesario un espacio suficiente para los
pies, que debe tener 15 cm. de profundidad, 15 cm. de altura y 50 cm. de anchura
(figura núm. 6).

La realización repetida de alcances muy bajos o por detrás del cuerpo constituye un
factor de riesgo para el desarrollo de una lesión.

Postura de pie-sentado
Consideraremos indistintamente puesto de trabajo de pie-sentado o sentado de pie
y de pie con apoyo. Siendo el puesto indicado cuando el trabajador, para el
desempeño de sus funciones, pueda permanecer sentado y tenga que levantarse
con una frecuencia superior a 10 veces por hora. En este puesto es necesario
disponer de un apoyo, bien para apoyar los dos pies a la vez, evitando que los
mismos queden colgando, bien para apoyar un pie y el otro en el suelo (nunca
colgando), teniendo que alternarse en el apoyo con el otro pie (figura núm. 7). Como
se observa en la figura núm. 7, la silla será más alta de lo habitual, para reducir el
esfuerzo de sentarse y levantarse; su base será amplia (al menos de 45 cm. de
diámetro) y estará lastrada, para descender el centro de gravedad, evitando, así, el
riesgo de inestabilidad y que se produzcan caídas; y, para realizar los cambios de
posición y facilitar aproximarse al puesto, tendrá cinco ruedas, que opongan cierta
resistencia y sean auto bloqueables.
Postura de sentado
La postura sentada es la posición corporal más frecuente en los países
industrializados, teniendo en cuenta el número de horas que pasamos sentados a
lo largo del día en el puesto de trabajo y en los medios de transporte. La posición
sentada se considera la menos
penosa dentro de las posiciones
normales. Pero aun así, esta
posición llega a ser incómoda si
se mantiene durante largo
tiempo, agravándose si se
mantiene en postura (ángulo) y
con elementos adicionales
(mesa, silla, etc.) inadecuados.
Es la postura más estable, requiere menor gasto de energía y produce menor fatiga.
Solamente utiliza del 3 al 5 % más de energía, en relación con la posición de
decúbito (acostado), mientras que la posición de pie gasta del 8 al 10% más, el
trabajo de rodillas gasta del 10 al 14% más y si el trabajo es con el tronco doblado
hacia delante gasta del 50 al 60% más que acostado. Por esto, el 75% de los
puestos de trabajo se idean para estar sentados. La postura sentada proporciona
estabilidad para realizar tareas que requieran movimientos precisos de las manos y
operaciones de control con los pies. Al estar sentados disminuye el centro de
gravedad del cuerpo respecto a la postura de pie y aumenta la base de apoyo,
incluyendo los pies, el trasero, parte de los muslos y la proyección en el suelo de la
superficie del respaldo. Todo ello mejora la estabilidad global y, por tanto, la
capacidad para realizar tareas de precisión. Sin embargo, en la postura sentada, la
movilidad, el alcance y la capacidad de aplicar fuerza en tareas de control manual
son menor que estando de pie.

Planos de trabajo
Dentro del espacio de trabajo o área tridimensional que envuelve a un trabajador, la
mayor parte de las actividades se realizan en la superficie o plano horizontal de
trabajo. El plano horizontal de trabajo está determinado, principalmente, por dos
tipos de dimensiones: la altura del plano y las zonas de alcance óptimo.

Plano horizontal de trabajo en posición de pie


Diferentes investigaciones y la experiencia demuestran que, para una tarea que
debe realizarse de pie, la superficie de trabajo normalmente debe estar un poco por
debajo de la altura del codo. Tendremos que tener en cuenta que: las tareas que
requieran un grado moderado de fuerza y precisión, se situarán entre 50 y 100 mm.
Por debajo del codo; las tareas de manipulación delicadas (incluida la escritura), se
situarán entre 50 y 100 mm. Por encima del codo; las tareas de manipulación
pesadas (en particular en las que se realiza presión), se situarán entre 100 y 200
mm. Por debajo de la altura del codo; las tareas que conllevan levantar y transportar
pesos, se colocarán entre la altura de los nudillos y la altura del codo; y que para
las tareas que requieran control manual, se situarán entre la altura del codo y la
altura del hombro. La naturaleza de la actividad influye y determina la altura de la
superficie de trabajo respecto al suelo. Así lo reflejan las normas propuestas por
Ayoub (tabla núm. 3).

Para determinar la altura del plano de trabajo, en posición de pie, se aplican los
criterios de Gradjean (figura núm.
8). Estos mediante valores
medios proporcionan, las alturas
adecuadas de planos de trabajo,
en función de medidas
antropométricas de altura media,
tiendo en con- sideración el tipo
de trabajo, de precisión, poco
penoso y penoso. Si tomamos como ejemplo un trabajador de 1’70 m., con tareas
poco penosas el plano de trabajo debe situarse a 98 cm.; en tareas de precisión,
según los requerimientos, se elevará entre 10 y 20 cm.; si la tarea es de fuerza, se
bajará 10 cm. y si la fuerza a ejercer es importante, el descenso será de 20 cm. Si
existe la posibilidad de que el plano de trabajo (mesa, mostrador, etc.) sea
desplazado en altura o sea flexible, un buen diseño incluirá, dentro de esta
flexibilidad, el 90% de la muestra de la población. Como principio de todo lo anterior,
se podría decir que el plano horizontal de trabajo o superficie que contiene los
instrumentos u objetos que deben utilizarse continuamente, debe- ría tener una
altura tal, que los brazos pudieran colgar de una forma relativamente natural, con
una posición relajada del hombro y manteniéndose el antebrazo, aproximadamente,
horizontal o ligeramente inclinado hacia abajo, principalmente en tareas normales.
No obstante, las combinaciones de estos factores hacen muy difícil diseñar un plano
de trabajo fijo que sea perfectamente amoldable a un gran número de personas de
todos los tamaños. En realidad, siempre que sea posible, el problema se simplifica
mucho si se prevén algunas características ajustables, como son la altura del plano
de trabajo, la altura del asiento o la posición del pie, mediante adaptadores.

Plano horizontal de trabajo en posición sentado


En este caso, la altura del plano o superficie de trabajo (mesa, banco de trabajo,
etc.) está relacionada con: el trabajo en posición sentada, con la naturaleza de la
tarea, con la altura del asiento, con el espesor de la superficie de trabajo y con el
grosor del muslo (figura núm. 9). En este tipo de trabajo, la distancia entre el plano
de trabajo y el asiento determina la postura a adoptar. Los pies se deben poder
acomodar fácilmente con un apoyo adecuado.
La altura se dispondrá de tal forma que el brazo esté vertical y el antebrazo
horizontal, formando ángulo recto en el
codo, aproximadamente entre 60 y 80
cm. cuando se puede modificar. Esta
posición evita el disconfort de muñecas
y manos, por cuanto previene posturas
extremas. Si la altura del plano no es
ajustable, la misma se situará entre 60
y 72 cm. Para evitar lesiones en
espalda y hombros, un buen diseño
contempla los ángulos de confort de Wisner y una separación de los brazos entre
5º y 25º, lo que es primordial si el trabajo se realiza en posición fundamentalmente
fija (trabajo en cadena). En relación a la naturaleza de la tarea, la altura del plano
de trabajo va a variar en función de los requerimientos de mayor o menor precisión,
de la fuerza o presión que se tenga que realizar y de la libertad de movimiento que
permita dicha tarea. En la figura núm. 10 vemos las alturas recomendadas.

Relativo a la altura de los pupitres, Bex defiende una reducción de la altura de los
mismos hasta 68’5 cm. Sin embargo, sería más correcto que la altura fuese
ajustable entre 58 y 76 cm. En general, para conseguir una situación satisfactoria
respecto a la superficie de trabajo, se tenderá a mantener el antebrazo en posición
horizontal o ligeramente inclinado hacia abajo, cualquiera que sea la posición de
trabajo.
Zona de alcance de los miembros superiores
Uno de los aspectos biomecánicos-antropométricos más importante, es el alcance
óptimo de los miembros superiores, ya que una disposición de los elementos dentro
de la denominada área de trabajo (zona delimitada por el arco horizontal y vertical
del alcance del brazo), permitirá realizar, con menos esfuerzo, los diferentes
movimientos de manipulación requeridos, evitando los movimientos forzados que
impliquen a la larga patologías corporales. Cualquiera que sea el plano de trabajo,
se debe considerar, principalmente, tres parámetros:

 Alcance máximo de la mano (con una postura estirada del brazo).


 Alcance óptimo de la mano (con una postura flexionada de brazo).
 Alcance con ambas manos (área adecuada de ambas manos).

Estos arcos circulares varían según los sujetos considerados (percentiles, sexo,
etc.). Su aplicación, permite determinar la idoneidad o no, de la colocación de los
medios físicos de trabajo (máquinas de escribir, material manipulado, etc.). Su
determinación sirve para disminuir lo más posible las patologías músculo-
esqueléticas del trabajador.

Las dimensiones de alcance en una


actividad normal que requiera
operaciones sobre el plano
horizontal o sobre el plano vertical,
se determinarán en función de las
personas de menor esta- tura, es
decir, con los percentiles más bajos
(hombres y mujeres comprendidos
en el percentil 5). El espacio de
alcance conveniente es aquel en el
que un objeto puede ser alcanzado
de forma fácil, sin tener que efectuar movimientos indebidos. Entendemos por
alcance normal cuando, si se efectúan movimientos con los brazos, tomamos como
punto fijo la articulación del hombro y como radio la posición de agarre cuando el
brazo está extendido. El alcance de confort viene definido por aquella zona en la
que, con los codos flexionados, se realiza un arco de 90º enfrente de nosotros. Esta
zona es en la que se trabaja con mayor fuerza y eficiencia. Debemos tener presente
que las áreas óptimas se reducen con las necesidades de precisión, fuerza y
cadencia (figura núm. 11).

Planos de alcance horizontal


Farley definió los planos de alcance para el hombre medio. Estudios que miden el
esfuerzo muscular, por consumo de oxígeno y por electromiografía, demuestran que
el esfuerzo es menor si el trabajo es dentro del área normal de Farley. En el área
máxima de trabajo, al encontrarse el brazo extendido se generan momentos de
fuerza en el hombro, dando lugar a tendinitis y bursitis en el mismo (tabla núm. 4).

Basándose en mediciones sobre 30 sujetos, Barnes propuso los arcos que definen
el área normal, siendo esta el área que puede alcanzarse con una extensión del
antebrazo y manteniendo la parte superior del brazo en suposición normal natural,
y el área máxima, entendiendo como tal el área que puede alcanzarse al extender
el brazo a partir del hombro (figura núm. 12-A). Teniendo en cuenta la dinámica del
codo, Squires propone un perfil diferente, que vemos sobreimpresionada en la figura
núm. 12-B.
En la figura núm. 12-B observamos los arcos y los alcances con las dimensiones
óptimas recomendadas para hombres y mujeres comprendidos en el percentil 5.

Tichauer ha demostrado que, al trabajar sobre un plano horizontal, el menor


consumo energético se consigue cuando el hombro está a 10º de separación.

Planos de alcance vertical


Las dimensiones en el plano vertical también tendrán que ajustarse a las personas
de menor estatura, es decir las comprendidas en el percentil 5, tanto en hombres
como en mujeres. En la figura núm. 13 observamos los arcos, los alcances y las
dimensiones para una actividad normal que requiera
operaciones sobre el plano vertical. En este plano, la
postura de trabajo óptima es aquella en la que el objeto se
encuentra a la altura del codo. En la práctica no solo
debemos conocer el alcance al que se va a situar el objeto
en el espacio sino también cómo, cuánto y dónde se va a
utilizar el mismo.

Alcance tridimensional
La identificación tridimensional de un punto o de un objeto concreto se establece
en relación a los ejes de ordenadas (y), abscisas (x) y altura (z) (figura núm. 14).

Las áreas funcionales del espacio tridimensional de las personas se obtienen de la


combinación dinámica del plano horizontal, vertical y diagonal. El espacio en el que
se desenvuelven las tareas de un trabajador, McCoormick lo denomina "envoltura
del espacio de trabajo”. Esta envoltura deberá diseñarse teniendo en cuenta las
tareas a realizar, su precisión, su penosidad y, naturalmente, las características
antropométricas del trabajador. Como ejemplo proponemos el estudio realizado con
personal de la United States Air Force, en el que, según Kennedy, vemos la
distribución física utilizada en un estudio tridimensional que rodea a sujetos
sentados, en el que el alcance de agarre se midió en diferentes posiciones en
relación al nivel de referencia del asiento (NRA) y cada 15º alrededor del sujeto
(figura núm. 15).

El agarre manual es muy diferente según el objeto a manipular y la orientación de


la mano tampoco es única, sino diversa (supina, prona, invertida y según los ángulos
específicos que queramos contemplar). Teniendo en cuenta estos dos aspectos, en
el espacio tridimensional de manipulación, se describe una zona común a todos los
movimientos de la
mano que,
probablemente, es
la zona óptima de
manipulación,
según Dempster,
representadas por
las zonas
sombreadas de la
figura núm. 17. En
muchas ocasiones
las tareas se
realizan en espacios restringidos o dificultosos por la pos- tura o por la falta de
espacio para la movilidad y manipulación. Para determinados espacios restringidos,
Rigby, Cooper y Spickard, presentan algunos valores antropométricos dinámicos
mínimos, a los que se añaden de 10 a 15 cm. por la ropa de trabajo y en algunos
casos hasta 25 cm. (por ejemplo en una escotilla espacial). En la figura núm. 18
observamos estas dimensiones (en pulgadas a la izquierda y en cm. a la derecha,
de menor a mayor en sentido vertical).

3.4.7. Ajuste correcto de los medios de trabajo


Al ser la postura sentada la más frecuente y la tendencia a que se siga
incrementando, nos referiremos en este apartado al ajuste correcto de la superficie
horizontal de trabajo, del espacio libre debajo del plano (mesa) de trabajo, y las
características de la silla de trabajo.
3.4.7.1. Superficie horizontal de trabajo: altura, anchura y profundidad
Hemos desarrollado en apartados anteriores de este capítulo lo referente a la altura
del plano horizontal de trabajo. Debemos recordar que la altura de la superficie de
trabajo debe ser como mínimo aquella que permita establecer la posición óptima:
muslos horizontales, piernas verticales, hombros relajados, brazo y antebrazo
formando ángulo recto en el codo, o el antebrazo inclinado ligeramente hacia abajo.
En lo que respecta a la anchura y profundidad de la superficie, estas deberán
presentar unas dimensiones suficientes que permitan realizar cómodamente la
tarea, y la flexibilidad en la colocación de los medios de trabajo. Cómo mínimo la
anchura será la correspondiente a la medida entre codos del hombre percentil 95,
es decir 51 cm. (tabla núm. 1). La profundidad será cómo mínimo aquella que
permita colocar a una distancia de visualización correcta los medios que se precisen
(por ejemplo: pantallas, medios visuales, etc.). Freudenthal y cols. comprobaron que
dando 10º de inclinación al plano horizontal de trabajo se conseguía disminuir la
flexión anterior del tronco de 26º a 18’2º, la flexión del cuello disminuía de 38’5º a
29’6º y el momento de fuerza a nivel L5 – S1 disminuía en un 29%. La tendencia a
deslizarse de los objetos no era significativa Los tableros que conformen el plano
de trabajo deben de carecer de aristas y esquinas agudas con el fin de evitar
lesiones o molestias al trabajador. El radio de curvatura de las aristas debe ser igual
o mayor a 2 mm y el de las esquinas igual o mayor a 3 mm. Espacio libre debajo de
la mesa de trabajo: anchura, profundidad y altura Cuando en un puesto de trabajo
se precisa que sea determinado un espacio suficiente para los miembros inferiores
(holgura para trabajos sentados, accionamientos de pedales, etc.), la dimensión
mínima de la anchura será de 60 cm., debe ser la correspondiente a la anchura de
los muslos, más un margen de movimiento tal, que permita el desplazamiento fácil
del asiento a través de él. La profundidad por su parte será aproximadamente de 60
cm., y podemos determinarla por dos distancias:

 Al nivel de las rodillas: el mínimo es de 40 % de la medida del glúteo a las


rodillas.
 A nivel del suelo: el mínimo es el 75 % de la suma de la medida del glúteo +
la medida de la pierna más la medida de la altura al hueco poplíteo por el
seno del ángulo que forma la pierna con la vertical más la medida del pie.

La altura se dispondrá de tal forma que deje libre la movilidad de los muslos y en
postura sedente será como mínimo de 60 cm. Todas estas medidas óptimas son las
que corresponderían al percentil 95 de los hombres, pertenecientes a la población
laboral.

Características del asiento

La silla como elemento de trabajo, hoy fundamental, tiene que cumplir las
expectativas de confort y utilidad funcional en cuanto a su influencia sobre los
rendimientos de los trabajado- res en el desarrollo de sus actividades laborales. El
asiento, tiene como parte integrante de los medios de un puesto de trabajo, la
función de asegurar un soporte estable y confortable a la postura sedente del
usuario del puesto. La silla debe permitirle al usuario mantener firmemente los pies
en el suelo y que la rodilla forme un ángulo de 90º (es decir, el asiento tendrá la
altura del hueco poplíteo), sin
que se produzca presión en
los muslos, manteniendo la
columna vertebral recta y
posibilitándole el libre
movimiento. El soporte debe
ser estable y absorber la
energía del impacto al
sentarse. Sólo en los casos,
que la altura poplítea sea
menor que la altura del asiento, los pies se apoyarán en un reposapiés.

En el diseño antropométrico de la silla, teniendo en cuenta que pueda ser ajustable,


nos guiaremos por las recomendaciones de la norma DIN 4551, como vemos en la
figura núm. 19.
El asiento además, responderá a las características generales siguientes:

 La altura del asiento, será regulable, entre los percentiles 5 y 95 de la


población usuaria.
 La anchura de la base del asiento, permitirá la adecuación de los usuarios
con anchura de caderas en el percentil 95, teniendo presente la posibilidad
de la presencia de apoyabrazos.
 La profundidad debe ser suficiente pero inferior a la longitud del muslo, para
que el borde del asiento (redondeado) no presione la parte posterior de las
piernas.
 La base de apoyo del asiento debe garantizar estabilidad y por ello dispondrá
de cinco patas con ruedas para permitir el movimiento, y con una longitud por
lo menos igual al radio aproximado del asiento.
 El respaldo debe tener una suave convexidad para proporcionar apoyo a la
zona lumbar (L3 y L5).
 Por principio, el asiento debe permitir cierta movilidad y cambios de postura.
 Debe presentar la posibilidad de regular los grados de inclinación acorde con
los requerimientos de la tarea.
 Los ajustes de todas las regulaciones deben ser seguros y fáciles de
accionar.

La altura del asiento en su parte delantera no debe ser superior a la altura poplítea.
Remitiéndonos a la tabla núm. 1, veremos que, en un percentil 5, la altura es para
hombres de 39 cm. y para mujeres de 36 cm. Al no tener todos los individuos las
mismas dimensiones, para evitar problemas lumbares (posición convexa en vez de
cóncava de la columna lumbar, figura núm. 20), Grandjean y cols. Recomiendan 43
cm. de altura para el asiento fijo. Siempre que sea factible se diseñará asiento
ajustable entre la altura de 36 cm. (percentil 5 para mujeres) y 49 cm. (percentil 90
para hombres).
En términos generales la anchura del asiento debe ser la más indicada para
personas gruesas (percentil 95 para hombres), según la tabla núm. 1, 45 cm.
Teniendo en cuenta la presencia del apoyabrazos, la anchura de la silla como
mínimo debe ser de 50 cm. Es necesario el uso de apoyabrazos, ya que sirve de
apoyo tanto al levantarse como al sentarse, permite descargar el peso de los brazos,
lo que contribuye a disminuir la presión en el disco intervertebral. Sus dimensiones
se ajustarán para que pase con facilidad por debajo de la mesa y permita el
acercamiento a la misma, o hacerlos cortos para que no choquen con ella al
acercarse al plano de trabajo. La profundidad debe ser la más indicada para
personas pequeñas (percentil 5 para mujeres),
según la tabla núm. 1, la longitud nalga-
poplíteo es de 43 cm. Pero la profundidad del
asiento debe ser inferior a esta longitud, con el
fin de que se pueda utilizar eficazmente el
respaldo sin que el borde del asiento presione
la pared posterior de las piernas; el borde
anterior debe ser redondeado, para evitar que
presione en los muslos. Así, se recomienda
que la profundidad del asiento sea entre 38 y
42 cm. Para sillas de uso múltiple, Grandjean
y cols. Recomiendan que la anchura no sea inferior a 40 cm. y que la profundidad
no supere los 43 cm. El asiento duro, sin acolchar, no debe tener formas acusadas
ni relieves marcados. Se puede aceptar una ligera depresión en la zona de las
nalgas, a no más de 10 cm. del respaldo, con cierta elevación en la parte posterior
del asiento y siendo
plano en la zona de los
muslos. Además, la
parte delantera del
asiento debe elevarse
ligeramente. Se facilita
así un buen apoyo para
la pelvis, evitando la
retroversión pélvica, y un apoyo correcto en el respaldo. (Figura núm. 21) El
respaldo tendrá una altura mínima de 28 cm., formará un ángulo de 100º con la
horizontal, será cóncavo en la sección horizontal y convexo, a nivel lumbar, en el
plano sagital, para adaptarse mejor a la forma de la espalda, evitando una postura
de cifosis y un incremento de presión en la parte anterior de los discos
intervertebrales (figura núm. 22). Para facilitar el cambio de postura y disminuir el
trabajo estático de la columna vertebral, el respaldo debe ser reclinable. Si se inclina
la espalda hacia atrás, la máxima concavidad lumbar desciende. Para que se
mantenga una correcta relación entre el saliente del respaldo y la columna lumbar,
debe inclinarse el respaldo hacia delante hasta alcanzar un ángulo de 78º con la
horizontal y el asiento debe formar un ángulo de 12º por debajo de la horizontal. Al
reclinarse hacia atrás, el respaldo debe llegar hasta 128º y el asiento formar un
ángulo de 5º por encima de la horizontal. Esto demuestra que, si queremos evitar la
rotación pélvica y prevenir que la columna lumbar se sitúe en cifosis, el respaldo y
el asiento se deben mover al mismo tiempo (figura núm. 23).

Diversos estudios demuestran que las personas se encuentran más confortables


cuando su peso recae fundamentalmente sobre las tuberosidades isquiáticas
(estructuras óseas) recubiertas por los tejidos blandos de las nalgas. Según Rebiffé,
en la figura núm. 24 observamos las curvas de presión de una distribución
confortable del peso sobre las nalgas, que va disminuyendo desde los 90 gr/cm2
(máxima presión) en las tuberosidades isquiáticas, hasta 10 gr/cm2 en las curvas
periféricas.

Si la presión es excesiva y prolongada puede aparecer entumecimiento y dolor. Para


evitar o eliminar estos síntomas es necesario cambiar de postura y aconsejable un
ligero acolchonamiento de las superficies de apoyo. Si la silla es demasiado baja
respecto al plano del suelo, se produce un exceso de peso en las tuberosidades
isquiáticas y puede dar lugar a los síntomas referidos (figura núm. 25).
Si está demasiado alta, se produce la compresión en el hueco poplíteo (figura núm.
25). Como consecuencia se producen
problemas circulatorios en las piernas,
para evitarlo, es necesario utilizar
reposapiés. La altura del reposapiés será
regulable entre 5 y 25 cm, con una
anchura mínima de 45 cm, una
profundidad de 35 cm y su inclinación
será ajustable entre 5 y 15º con la horizontal (figura núm. 26).

El uso particular de los asientos determina los aspectos específicos de los mismos.
Dada su versatilidad, como
ejemplo, veremos a continuación
las características del asiento de
oficina, las sillas de uso múltiple,
la silla Mandal y la silla Kneeling.
Sobre los asientos de oficina, en
función de su comodidad,
Burandt y Grandjean proponen el
asiento que ilustra la figura núm.
27, en la que además vemos la
relación entre las dimensiones del asiento ajustable con la altura del plano de
trabajo.

En relación con las sillas de uso múltiple, el estudio llevado a cabo por Grandjean y
cols. Determina que los perfiles de las dos sillas más confortables sean los que
observamos en la figura núm. 28, donde vemos las características recomendadas
para su diseño, incluyendo una capa de espuma de 2 a 4 cm que recubre todo el
asiento.
El nuevo concepto de diseño
de las sillas incorpora que el
asiento se incline hacia
delante. Desde el punto de
vista ergonómico no se ha
demostrado que sea más
eficaz y confortable que la
silla tradicional. La silla
Mandal es más alta de lo
normal, el asiento puede
inclinarse entre 15º y 20º, por
lo que permite minimizar la
flexión de caderas y columna
lumbar si hay que inclinarse
sobre la mesa y permite
acercarse más al plano de trabajo. Por el contrario, es más inestable, puede
aumentar la lordosis, aumenta el peso sobre las piernas y la ropa tiende a subirse
(figura núm. 29). La silla Kneeling tiene el asiento inclinado 30º y un apoyo
acolchado para las rodillas y no tiene respaldo (figura núm. 30). La postura es
relativamente fija, es difícil entrar y salir de ella y el ángulo al que obliga a rodillas,
tobillos y dedos es incómodo.
Optimización de la disposición de los medios de trabajo No podemos tratar de forma
intensiva los muchísimos aspectos de los factores humanos de la distribución del
espacio y el entorno, veremos los más reseñables. Al tratar de organizar y diseñar
tridimensionalmente un puesto de trabajo se deben tener en cuenta las
características de las personas que van a utilizarlo, apoyándonos en la
antropometría y en la biomecánica, para determinar el volumen estático y el
volumen funcional de trabajo, y los medios de trabajo que se encontrarán en él, para
determinar su ubicación, número, etc.

Los pasos a seguir para determinar la flexibilidad en la organización de los


elementos de un puesto, podrían ser los siguientes:

 Tener en cuenta la frecuencia de utilización de los elementos, su peso y su


tamaño • Distribución de manera que posibilite el trabajar con ambas manos.
 Ubicar los elementos al alcance óptimo de la mano, preferentemente los de
mayor frecuencia de manipulación, los más pesados, o de tamaño o forma
incómodos.
 Mantener, en general, las distancias de toma y utilización tan cortas como
sea posible. Siendo la distancia de toma y utilización, las distancias de
alcance óptimo de la mano para agarre y manipulación de objetos,
respectivamente.

Además, no debemos olvidar que, desde el punto de vista funcional, el arco estará
determinado por el brazo dominante como radio, teniendo como centro la
articulación del hombro y que, en la combinación de las tres dimensiones, el
volumen máximo se obtiene como una semiesfera (figura núm. 31).
Existen diversos
"componentes" (medios
de trabajo) que han de
situarse dentro del
sistema y/o ayuda.
Cualquier componente
tiene, por lo general, una
situación óptima desde la
que llevar a cabo su
finalidad. Lo ideal sería
que estos componentes
desde el diseño del
puesto de trabajo ocupasen el lugar óptimo, pero en ocasiones no es posible y hay
que establecer prioridades. A la hora de diseñar el lugar óptimo para los
componentes tendremos en cuenta los principios de la importancia operacional, la
frecuencia de uso, la agrupación funcional y la secuencia de uso del componente,
estableciendo además lo concerniente a la situación general del componente y a la
distribución específica de los mismos. En un estudio sobre controles militares
estándar, aplicando diferentes distribuciones de los principios anteriores, Fowler y
cols., demuestran una superioridad del principio de secuencia de uso, que permite
disminuir el tiempo de la operación y cometer menos errores. En todo caso, el
ergónomo diseñador, basándose en su experiencia, análisis y consulta (entre- vistas
o cuestionarios a personal experimentado), tiene que establecer las prioridades en
la distribución de los principios anteriores, para decidir donde situar los
componentes, buscando el confort y la producción del trabajador, así como la
calidad del producto. Por otra parte, será necesario establecer las relaciones
operacionales entre los trabajadores y entre estos y los componentes. Estas
relaciones pueden ser comunicativas (visuales, auditivas o táctiles), de control y de
movimientos (de los ojos, de manos o pies y del cuerpo). Sin embargo, para hallar
una distribución razonablemente óptima de los componentes, teniendo en cuenta
las consideraciones expuestas, se aplican métodos como la simulación física, la
programación lineal (método estadístico) u otros métodos cuantitativos más
sofisticados. En la distribución específica, además de la secuencia de uso y de la
funcionalidad, el ergónomo dispondrá el espacio entre los componentes. Los
componentes se agrupan específica- mente basándose en las secuencias comunes
de uso, de tal modo que se facilite el proceso secuencial. Cuando no existen
secuencias comunes, los componentes deben agruparse en base a la funcionalidad,
quedando claramente indicado mediante bandas, colores, etc. En cuanto al
espaciamiento de los componentes deben basarse en factores antropométricos y
biomecánicos. Chapanis, después del estudio de diversos componentes presenta
una lista de distancias recomendadas que vemos en la figura núm. 32.

Concretamente respecto a la disposición de los cajones, se tendrá en consideración


el espacio mínimo para el movimiento lateral de las piernas, que sean accesibles y
que se puedan manipular sin exigir un esfuerzo de inclinación lateral excesivo.
Serán de apertura suave y disponer de asas lo más altas posibles (figura núm. 33)
Planificación correcta de los métodos de
trabajo Para una correcta planificación,
se deberá tener en cuenta que: debe
evitarse las posturas de trabajo, para
extremidades superiores, por encima de
la altura del corazón y las posturas
estáticas. Las posturas de trabajo con
extremidades superiores por encima de
la altura del corazón, son una carga para la circulación, pues disminuyen el flujo de
sangre y originan un bajo rendimiento. Las posturas estáticas son aquellas en la
que el esfuerzo muscular es mínimo y las contracciones musculares son escasas.
Estas posturas reducen el flujo de sangre en los músculos, originando fatiga
muscular y bajo rendimiento.
Campos visuales. El ergónomo, al considerar los campos visuales, debe evitar en
lo posible los movimientos de cabeza y reducir al mínimo el movimiento de los ojos
del trabajador, procurando que los objetos se encuentren dentro del campo visual
óptimo y a la misma distancia. Para ello, tendrá en cuenta el ángulo visual del
trabajador considerado en el plano vertical y horizontal (visión lateral) y la
minuciosidad y precisión del trabajo que realiza. En el plano vertical, para un área
de visión confortable de trabajo, el ángulo de visión optimo es de 15º con respecto
a la horizontal (figura núm. 34). Las tareas en este valor angular pueden
mantenerse durante largos
periodos de tiempo sin ocasionar
fatiga visual. Cuando el objeto se
sitúa por encima de la línea
horizontal o por debajo de bajo de
45º y se mantiene fija la mirada, se
produce fatiga postural,
fundamentalmente al nivel de
nuca y hombros.

En el plano horizontal, la visión


lateral del trabajador (sin
movimiento de la cabeza) tiene
unos valores de confortabilidad de
15º con respecto a la línea media
vertical, es lo que se conoce como
campo visual primario (figura núm.
34). El campo visual óptimo o sin
movimiento de la cabeza ni de los
ojos, está definido por un ángulo visual de 30º. El campo visual máximo con
movimiento de los ojos pero sin movimiento de la cabeza, está definido por un
ángulo visual de 60º o 70º, según el plano.
La minuciosidad y precisión requieren un plano más próximo a los ojos: Para
trabajos de gran minuciosidad, como el montaje de pequeños elementos, oscila
entre 15 y 25 cm. En un trabajo Minucioso, como coser, oscila entre 25 y 35 cm. En
el trabajo normal, por ejemplo leer, oscila entre 35 y 50 cm. Y, para trabajos de poca
demanda visual, como empaquetar, 50 cm. Recordemos la relación entre la altura
del plano de trabajo y la distancia de acomodación visual, si ésta se encuentra
reducida, aunque la altura del plano sea la correcta, el trabajador se verá obligado
a flexionar el cuello. Así mismo, la iluminación adecuada es fundamental (ver confort
visual en el capítulo de condiciones ambientales).

Condiciones de seguridad del espacio de trabajo En este factor se incluyen aquellos


aspectos, que debiendo estar presentes en una actividad pueden causar daños a
los trabajadores, al encontrarse, fuera de norma o inadecuada. Entre otros,
tenemos, a las máquinas, a los equipos, a los útiles, a las instalaciones eléctricas,
los cuales deben cumplir las normas legales y/o técnicamente reconocidas. Pero
además, debemos considerar aquellas características de "seguridad ergonómica"
que incluidas en el diseño proporcionan un "bienestar seguro" como son: adecuada
distribución de accionamientos y mandos; dimensiones ergonómicas del espacio de
trabajo. De una manera general, existen una serie de condiciones de seguridad
ergonómica que deben tenerse en cuenta:

 Disposición espacial idónea y segura de elementos, como: accionamientos,


mandos, señales, etc.
 Equipos, instalaciones, herramientas, etc., ergonómicamente seguros. •
Garantía de zonas de paso tránsito (distancias entre elementos del
mobiliario, entre el mobiliario y las paredes, etc.) que deben ser suficientes
en número y dimensión, para eliminar lo más posible el riesgo de golpes,
facilitando el acceso de los usuarios a sus puestos, así como su evacuación
si fuese necesario.
 Adecuación del espacio para satisfacer por lo menos los requerimientos
legales establecidos.
 El mobiliario debe ser seguro y ergonómico, sin aristas y con cantos
redondeados.
 Mantenimiento de un buen orden y limpieza.
 Otros factores específicos de cada diseño (medios especiales, fases de
estudio de cargas psicofísicas, etc.).

En esta fase se recogen todos aquellos estudios específicos que caracterizan de


una forma concreta el puesto de trabajo, y que no se encuentran incluidos en las
fases anteriores, como serían: Adaptabilidad a las personas de los equipos y medios
de trabajo necesarios para desarrollar la actividad.

DISEÑO DE TABLEROS DE MANDO Y CABINAS DE VEHÍCULOS

Los tableros de mando, son utilizados por operadores de diversos tipos de sistemas,
incluyen displays y controles. Según Van Cott y Kinkade, las características de
diseño recomendadas para operadores que trabajen sentados, correspondiéndose
con trabajadores del percentil 5 y 95 se ilustran en la figura núm. 35.

En el diseño de las cabinas de vehículos prestaremos especial atención al campo


visual que puede contemplarse desde la posición del conductor, a las necesidades
de manos y pies para poder ejecutar el control, a la altura del asiento, su
profundidad, al ángulo del respaldo y al espacio entre pierna y rodilla. La figura núm.
36 recoge las características de diseño recomendadas por Van Cott y Kinkad para
cabinas de vehículos y para percentiles 5 y 95.

3.4.8. Sistema de tiempos predeterminados


Objetivo
Aplicar los sistemas de tiempos predeterminados para obtenerle tiempo estándar
Concepto
Existen varios métodos disponibles para determinar los estándares de tiempo. Los
métodos tradicionales son:

a. Estudio de tiempos con cronometro.


b. Registros históricos.
c. Expectativas razonables.
d. Muestreo del trabajo.
e. Desarrollo de datos tipos y estándar.
f. Tiempos predeterminados.
Se afirma que hay diferentes grados de confiabilidad y exactitud para todos ellos.
Por lo general, los tiempos predeterminados se reconocen como los más
importantes desde el punto de vista de especificación de los métodos y la exactitud.
Estos son promedios generales y no están garantizados para cualquier compañía
individual o tipo de operaciones.
Los sistemas bien conocidos de tiempos y movimientos predeterminados son:
a. Análisis de Tiempos y Movimientos (Motion Time Análisis, MTA)
b. Factor Trabajo (Work Factor, WF)
c. Estudio de Tiempos y Movimientos Básicos (Basic Motion Time Study, BMT)
d. Medición de Tiempos de Métodos (Methods Time Measurement, MTM)
e. Sistema de Análisis Universal (Universal Analyzing System, UAS)
f. Técnicas de Secuencia de Operación Maynard (Maynard’s Operation
Séquense Techniques, MOST)
g. Análisis de Micromovimientos (Micro Motion Análisis, MICRO)
h. Arreglo Modular de Estándares de Tiempos Predeterminados (Modular
Arrangement of PTS, MODAPTS)
i. Análisis de Macromovimientos (Macro Motion Análisis, MACRO
Estos sistemas están generalmente disponibles al público, otros sistemas de
distribución restringida son:
1) Estándares de Tiempos Elementales de Westen Electric’s (Elemental
Time Standards, ETS)
2) Sistema de General Electric:
i. Estándares de Tiempos y Movimientos Engstrom (Motion Time
Standards, MTS)
ii. Tiempos y Movimientos Dimensiónales (Dimensional Motion
Times, DTM).

3.4.8.1. Medida de Tiempo de los Métodos (MTM).


De las técnicas de medición de trabajo, la de MTM es bastante aceptada en
industrias grandes y con un grado de desarrollo alto. Su particularidad más
importante es su precisión, dado que no requiere evaluar el nivel de calificación de
la actuación (velocidad).

El procedimiento de la medición de tiempo de los métodos puede definirse como


sigue: “La medición de los tiempos de los métodos Es un procedimiento por el cual
se analiza cualquier operación manual o método en los movimientos básicos
necesarios para llevarla a cabo y asigna a cada movimiento un estándar de tiempo
predeterminado el cual es detallado por la naturaleza del movimiento y las
condiciones bajo las cuales se realiza”.
El objetivo primario del sistema MTM es mejorar los métodos de la operación. El
trabajo de métodos es, con frecuencia, una corrección de algún método previo
establecido por un trabajador, supervisor o ingeniero. Sin embargo el sistema MTM
establece los métodos con exactitud, antes del inicio de la producción y determina
los tiempos correctos y los movimientos de las operaciones. Debido a que la mayor
parte de los operarios ponen objeciones a los cambios, es de inestimable valor
establecer los métodos correctos desde el principio.

Descripción del Método MTM.

Para analizar un movimiento o método manual determinado, toma en cuenta los


movimientos básicos de éste y los valoriza en TMU.

Pasos a seguir en el análisis de una operación con el MTM.

a. Determinar los movimientos básicos con los que se compone una operación
manual.

b. Definir las variables que afectan al movimiento u operación en estudio.

c. Buscar en las tablas correspondientes a cada elemento básico.

d. Sumar los valores obtenidos en las tablas.

Básicamente el MTM se reduce a lo anterior, aunque la dificultad se presenta en el


momento de identificar claramente los movimientos básicos para cada operación,
por lo que será necesario tener las bases teóricas bien conocidas y adquirir la
habilidad necesaria para identificar estos movimientos mediante la práctica.

A continuación se dan las conversiones más utilizadas para los TMU:

1 TMU = 0.00001 Horas

1 TMU = 0.0006 Minutos

1 TMU = 0.036 Segundos

1 Hora = 100 000 TMU

1 Minuto = 1667 TMU


1 Segundo = 27.8 TMU

3.4.8.2. Tablas de datos MTM


Tabla I -Alcanzar – AL
Distancia Tiempo (TMU) Mano en
Recorrida movimient
(pulg.) o
A B CoD E A B Caso y descripción
½ o menor 2.0 2.0 2.0 2.0 1.6 1.6 A Alcanzar un objeto en
1 2.5 2.5 3.6 2.4 2.3 2.3 localización fija, o un objeto en la
2 4.0 4.0 5.9 3.8 3.5 2.7 otra mano o sobre el que
3 5.3 5.3 7.3 5.3 4.5 3.6 descansa la otra mano.
4 6.1 6.4 8.4 6.8 4.9 4.3
5 6.5 7.8 9.4 7.4 5.3 5.0 B Alcanzar un solo objeto en una
6 7.0 8.6 10.1 8.0 5.7 5.7 localización que puede variar

7 7.4 9.3 10.8 8.7 6.1 6.5 poco de un ciclo a otro.

8 7.9 10.1 11.5 9.3 6.5 7.2


9 8.3 10.8 12.2 9.9 6.9 7.9 C Alcanzar un objeto mezclado

10 8.7 11.5 12.9 10.5 7.3 8.6 con otros en un grupo, de modo

12 9.6 12.9 14.2 11.8 8.1 10.1 que ocurren buscar y seleccionar.

14 10.5 14.4 15.6 13.0 8.9 11.5


D Alcanzar un objeto muy
16 11.4 15.8 17.0 14.2 9.7 12.9
pequeño o que requiere agarrar
18 12.3 17.2 18.4 15.5 10.5 14.4
con precisión.
20 13.1 18.6 19.8 16.7 11.3 15.8
22 14.0 20.1 21.2 18.0 12.1 17.3
E Alcanzar una localización
24 14.9 21.5 22.5 19.2 12.9 18.8
indefinida para poner la mano en
26 15.8 22.9 23.9 20.4 13.7 20.2
posición para equilibrar el cuerpo
28 16.7 24.4 25.3 21.7 14.5 21.7
o para el movimiento siguiente o
30 17.5 25.8 26.7 22.9 15.3 23.2
donde no estorbe.
Tabla II – Mover – M
Distancia Tiempo tmu Suplemento por peso
recorrida A B C Mano Peso fact tmu
(pulg.) en (lb) or const Caso y descripción
mov. hasta .
B
½ o menor 2.0 2.0 2.0 1.7 2.5 0 0 A Mover objeto a la
1 2.5 2.9 3.4 2.3 otra mano.
2 3.6 4.6 5.2 2.9
3 4.9 5.7 6.7 3.6 7.5 1.06 2.2
4 6.1 6.9 8.0 4.3
5 7.3 8.0 9.2 5.0 12.5 1.11 3.9
6 8.1 8.9 10.3 5.7
7 8.9 9.7 11.1 6.5 17.5 1.17 5.6
8 9.7 10. 11.8 7.2 B mover objeto a una
6 localización
9 10.5 11. 12.7 7.9 22.5 1.22 7.4 aproximada o
5 indefinida.
10 11.3 12. 13.5 8.6
2
12 12.9 13. 15.2 10.0 27.5 1.28 9.1
4
14 14.4 14. 16.9 11.4
6 C mover objeto a una
16 16.0 15. 18.7 12.8 32.5 1.33 10.8 localización exacta.
8
18 17.6 17. 20.4 14.2
0
20 19.2 18. 22.1 15.6 37.5 1.39 12.5
2
22 20.8 19. 23.8 17.0
4
24 22.4 20. 25.5 18.4 42.5 1.44 14.3
6
26 24.0 21. 27.3 19.8
8
28 25.5 23. 29.0 21.2 47.5 15.0 16.0
1
30 27.1 24. 30.7 22.7
3

Tabla III – Girar y aplicar presión – T & AP


Tiempo en TMU para grados de giro
Peso 30° 45° 60° 75° 90° 105° 120° 135° 150° 165° 180°

Pequeño - 2.8 3.5 4.1 4.8 5.4 6.1 6.8 7.4 8.1 8.7 9.4
0 a 2 lb.
Mediano – 4.4 5.5 6.5 7.5 8.5 9.6 10.6 11.6 12.7 13.7 14.8
2.1 A 10
lb.

Grande – 8.4 10.5 12.3 8.5 16.2 18.3 20.4 22.2 24.3 26.1 28.2
10.1 a 35
lb.

Aplicar presión, caso A – 10.6 TMU, aplicar presión, caso B – 16.2 TMU
Tabla IV – Agarrar, tomar -G
Caso Tiempo Descripción
1A 2.0 Agarrar, para recoger – objeto pequeño, mediano o grande,
fácil de tomar.
1B 3.5
Objeto muy pequeño o sobre una superficie plana.
1 C1 7.3
Interferencia con agarrar en la base y un lado de un objeto
1 C2 8.7 casi cilíndrico. Diámetro mayor ½ “.
Inferencia con agarrar en la base y un lado de un objeto casi
1C3 10.8 cilíndrico. Diámetro de ¼ “ a ½ “.
Inferencia con agarrar en la base y un lado de un objeto casi
2 5.6 cilíndrico. Diámetro menor que ¼ “.

3 5.6 Agarre de nuevo.

4A 7.3 Agarrar para trasladar.


Objeto mezclado con otros por lo que ocurren alcanzar y
4 9.1 seleccionar. Mayor que 1 “ x 1” x 1”.
B Objeto mezclado con otros por lo que ocurren alcanzar y
4C 12.9 seleccionar. De 1/4
Objeto mezclado con otros por lo que ocurren alcanzar y
5 0 seleccionar. Menor que ¼ “ x ¼” x 1/8.

Agarre de contacto, deslizamiento o agarre de gancho.

Tabla V – posicionar * - P

Clase de ajuste Simetría De fácil De difícil


manejo manejo
S 5.6 11.2
1-Holgado no requiere presión SS 9.1 14.7
NS 10.4 16.0
S 16.2 21.8
2-Estrecho requiere presión ligera SS 19.7 25.3
NS 21.0 26.6
S 43.0 48.6
3- Exacto requiere presión SS 46.5 52.1
intensa NS 47.8 53.4

* Distancia de mover hasta que enganche – 1” o menos.

Tabla V – posicionar * - P

Clase de ajuste Simetría De fácil De difícil


manejo manejo
S 5.6 11.2
1-Holgado no requiere presión SS 9.1 14.7
NS 10.4 16.0
S 16.2 21.8
2-Estrecho requiere presión ligera SS 19.7 25.3
NS 21.0 26.6
S 43.0 48.6
3- Exacto requiere presión SS 46.5 52.1
intensa NS 47.8 53.4

Tabla VII – Desenganchar – D


Clase de ajuste Manejo Manejo
fácil difícil
1-Holgado; esfuerzo muy ligero, se mezcla con mover 4.0 5.7
subsecuente
2-Estrecho; esfuerzo normal, retroceso ligero 7.5 11.8
3-Apretado; esfuerzo considerable, retroceso manual 22.9 34.7
muy notorio

Tabla VI – Soltar- RL
Caso Tiempo Descripción
(TMU)
1 2.0 Soltar normal abriendo los dedos como movimiento
independiente.
2 0 Soltar de contacto.

Tabla VIII – Tiempo de recorrido del ojo y enfoque – ET &EF


Tiempo de recorrido del ojo = 15.2 x T / D TMU, con un valor máximo de 20
TMU

Donde T = distancia entre los puntos límite de recorrido del ojo,


D = distancia perpendicular desde el ojo hasta la línea de recorrido T.

Tiempo de enfoque del ojo = 7.3 TMU.


3.4.8.3. Sistema Work Factor o Factor de Trabajo (WF).
Durante los años de 1935 y 1936 un grupo de ingenieros de estudios de tiempos
estaban trabajando en el desarrolla de una fórmula de troquelado de “segunda
operación” para ser utilizadas en el establecimiento de tasas de trabajo para
punzonar, formar y hacer otros tipos de operaciones de troquelado siguientes a las
del metal original a ser trabajado. Se registró información de tallada y completa
para cada movimiento de trabajo involucrado en las operaciones. Estos datos
consistían en información tal como la distancia del movimiento, el miembro del
cuerpo utilizado, el peso o resistencias involucradas y el tamaño y tipo de
herramientas, plantillas y accesorios necesarios. Después de varios meses de
trabajo en la fórmula de la segunda operación, se volvió evidente que el tipo de
datos reunidos podía aplicarse a muchas operaciones. Esto llevo a una ampliación
de proyecto a otros tipos de operaciones de fabricación. Se estudiaron y registraron
cientos de diferentes tipos de movimientos de trabajo.
El sistema Work-Factor ha alcanzado flexibilidad desarrollando tres diferentes
procedimientos de aplicación, dependiendo de los objetivos del análisis y de la
exactitud requerida. Estos procedimientos son las técnicas Detailed, Ready y Brief.
Cada sistema es autosuficiente, y no depende de sistemas de más alto o más bajo
nivel. Sin embargo, los sistemas completamente compatibles pueden ser
combinados. Además, una cuarta técnica, Mento-Factor, proporciona estándares
precisos para actividad mental.

Sistema Work-Factor detallado.

En la técnica se reconocen las siguientes variables que influyen en el tiempo


necesario para realizar una tarea:

a. La parte del cuerpo que realiza el movimiento

b. La distancia que se mueve

c. El peso que se lleva

d. El control manual

Tiempos de movimiento por Work-Factor en elementos corporales:

a. Dedos de la mano

b. Brazo

c. Giro de antebrazo

d. Tronco

e. Pie

f. Pierna

La siguiente es una lista de los puntos en los que la distancia debe medirse para los
diversos elementos o partes del cuerpo:

Elemento corporal punto de medición


a. Dedo o mano punta del dedo

b. Brazo nudillos

c. Antebrazo nudillo

d. Tronco hombro

e. Pie dedo

f. Pierna tobillo

g. Cabeza nariz

El control manual es la variable más difícil de cuantificar, el sistema Work-Factor


establece en la mayoría de los casos, en los movimientos de trabajo se pueden
considerar que interviene uno o más de los siguientes cuatro tipos:

a. Factor de trabajo para detención definida

b. Factor de trabajo para control direccional

c. Factor de trabajo para cuidado o precaución

d. Factor de trabajo par cambio de dirección

Un factor de trabajo se ha definido como el índice del tiempo adicional requerido


sobre el tiempo básico. Es una unidad para identificar el efecto de las variables
control manual y peso.

El sistema Work-Factor divide a todas las tareas en ocho elementos estándares de


trabajo que son:

1. Trasladar

a. Alcanzar

b. Mover

2. Asir
a. Asir simple

b. Asir Manipulativo

c. Asir complejo

d. Asir especial

Los objetos a tomar o asir se clasifican como sigue:

a. Objetos cilíndricos o prismáticos

b. Objetos planos y delgados

c. Objetos gruesos de forma irregular

3. Pre-colocar

4. Ensamblar

a. Tamaño del recibidor

b. Tamaño o dimensiones del entrador

c. Relación de tamaños

d. Tipo del recibidor

5. Usar

6. Desensamblar

7. Proceso mental

8. Soltar

a. Soltar de contacto

b. Soltar por gravedad

c. Soltar por destrabe


3.4.9. Robot Tiempo Movimiento
La robótica se ha caracterizado por el desarrollo de sistemas cada vez más flexibles,
versátiles y polivalentes, mediante la utilización de nuevas estructuras mecánicas y
de nuevos métodos de control y percepción.

La robótica se define como el conjunto de conocimientos teóricos y prácticos que


permiten concebir, realizar y automatizar sistemas basados en estructuras
mecánicas, poli articuladas, dotados de un determinado grabado de “inteligencia” y
destinados a la producción industrial o a la sustitución del hombre en muy diversas
tareas.

Básicamente, la robótica se ocupa de todo lo concerniente a los robots, lo cual


incluye el control de motores, mecanismos automáticos, neumáticos, sensores, y
sistemas de cómputo, así un robot es:

El robot, como manipulador reprogramable y multifuncional, puede trabajar de forma


continua y con flexible. El cambio de herramienta o dispositivo especializado y la
facilidad de variar el movimiento a realizar permiten que, al incorporar al robot en el
proceso productivo, sea posible y rentable la automatización en procesos que
trabajan con series más reducidas y gamas más variadas de productos.

Un manipulador multifuncional y reprogramable, diseñado para mover materiales,


piezas, herramientas o dispositivos especiales, mediante movimientos programados
y variables que permiten llevar a cabo diversas tareas. En general el robot cuenta
con atributos que le permiten que sea versátil.

Los movimientos del robot pueden dividirse en dos categorías generales:


movimientos de brazo-cuerpo y movimientos de la muñeca. Los movimientos de
articulaciones individuales asociados con estas dos categorías se denominan por el
término “grados de libertad”, y un robot industrial típico está dotado de cuatro o seis
grados de liberta, que por lo general corresponden a los movimientos de cintura,
hombro, codo y muñeca.
Algunos robots deben sostener o manipular algunos objetos y para ello emplean
dispositivos denominados de manera general medios de agarre. El más común es
la mano mecánica llamada en inglés “gripper” y derivada de la mano humana.

El movimiento de la muñeca está diseñado para


permitir al robot industrial orientar adecuadamente el
efector final con respecto a la tarea a realizar. La
muñeca suele disponer de hasta tres grados de
libertad que son el giro, la elevación y la desviación
de la muñeca.

Lo anterior hace que un robot tenga diversidad de campos de aplicación en el sector


industrial, contribuyendo al aumento de la productividad.

Los robots industriales estas disponibles en una amplia de tamaños, formas y


configuraciones geométricas como son:

a. Configuración Polar. Utiliza coordenadas polares para especificar cualquier


posición en términos de una rotación sobre su base, un ángulo de elevación
y una extensión lineal del brazo.

b. Configuración Cilíndrica. Sustituye un movimiento lineal por un rotacional


sobre su base, con los que se obtiene un medio de trabajo en forma de
cilindro.

c. Configuración de Coordenadas Cartesianas. Posee tres movimientos


lineales y su nombre proviene de las coordenadas cartesianas, las cuales
son más adecuadas para describir la posición y movimiento del brazo, los
robots cartesianos a veces reciben el nombre de XYZ, donde las letras
representan los tres ejes del movimiento.

d. Configuración de Brazo Articulado. Utiliza únicamente articulaciones


rotacionales para conseguir cualquier posición y por eso es el más versátil.

3.4.9.1. Análisis del tiempo de ciclo del robot


La cantidad de tiempo necesitado para el ciclo de trabajo es una consideración
importante en la planificación de la célula de trabajo. El tiempo de ciclo determina la
tasa de producción para la tarea, que es un factor significante en el éxito económico
de la instalación del robot.

En el caso de trabajos efectuados por un operario humano, el tiempo necesitado


para realizar el ciclo se determinaría por uno de algunas de las técnicas de medida
de trabajos.

Una de estas técnicas de medida de trabajo se llama MTM (por métodos de tiempo
de medida). Con el MTM, el ciclo de trabajo se divide en sus elementos de
movimientos básicos y valores de tiempo estándar se asignan a cada uno de ellos
para construir el tiempo del ciclo total. Los valores de tiempo estándar previamente
han sido compilados estudiando elementos y analizando los factores que
determinan el tiempo necesitado para efectuar los elementos.

Por ejemplo el tiempo necesitado por un operario humano para transportar un objeto
de un lugar a otro depende de factores tales como el peso del objeto, la distancia a
la que se mueve el objeto, y la precisión con la cual se posiciona el objeto al final
del movimiento.

Un enfoque similar al MTM ha sido desarrollado por Nof y Lechtham en la


universidad de Purdue para analizar los tiempos de ciclo de trabajo del robot. El
método, llamado RTM (por Robot Tiempo y Movimiento), es útil para estimar la
cantidad de tiempo necesitada para cumplir un cierto ciclo de trabajo antes de
preparar la estación y de programar al robot.

Esto permitiría a un ingeniero de aplicaciones comparar métodos alternativos de


efectuar una tarea de robot particular. Incluso se podría utilizar como una ayuda
para seleccionar el mejor robot para una aplicación dada comparando el rendimiento
de los diferentes candidatos sobre el ciclo de trabajo dado.

3.4.9.2. Técnica de Secuencia de Operación Maynard (MOST).


La técnica de secuencia de operación Maynard fue creada por la división sueca de
H. B. Maynard and Company, Inc. en el periodo de 1967 – 1972. Se introdujo en
Estados Unidos en 1974. El desarrollo de MOST fue una extensa revisión de los
datos del MTM, este estudio demostró que existían similitudes en la secuencia de
los movimientos definidos por el MTM siempre que se manipulaba cualquier objeto.
Se encontró que la misma secuencia general de movimientos requería el mismo
conjunto de movimientos básicos.
El descubrimiento de este fenómeno hizo que surgieran preguntas sobre esta
tendencia de que los movimientos caigan en la misma secuencia general pudiera
ser utilizada para crear una nueva manera para analizar los métodos y medir los
tiempos de las operaciones. En varios de los años siguientes se verifico que el
movimiento de los objetos tendía a seguir, en forma consistente, ciertos patrones
repetitivos, tales como alcanzar, asir, mover y colocar. Esta tendencia proporciono
las bases para que el desarrollo de modelos de secuencia usados en MOST. Estos
patrones generales encontrados en el movimiento de un objeto se identificaron y
arreglaron como una secuencia de eventos (o subactividades).
El sistema de medición de trabajo MOST es aplicable a cualquier longitud de ciclo
y repetitividad, mientras haya variaciones en el patrón de movimientos de un ciclo
a otro. El sistema MOST emplea un pequeño número de niveles seleccionados de
secuencia de actividades fijas, las cuales cubren prácticamente todos los aspectos
de la actividad manual.

Las diferencias entre los niveles son lo multiplicadores. En todos los niveles se
aplican números de índices idénticos.

Los multiplicadores son los siguientes:

a. Modelos de secuencia básica (MOST básico) = multiplicador 10


b. Grúas de puente y camionetas de ruedas = multiplicador 100
c. Preparación de trabajo y similares = multiplicador 1000
3.4.9.3. Tablas de datos MOST
ABG ABP A MOVIMIENTO GENERAL
GET PUT REGRESO
A B G P
ÍNDICE ÍNDICE
DIST. DE Movimiento del Lograr Posiciona-
X 10 X 10
ACCIÓN cuerpo control miento
Sin posiciona-
2 pulg. Sin movimiento
0 miento sostener, 0
(5 CM) del cuerpo
lanzar
Dentro
Dejar a un lado
1 del 1
ajuste holgado
alcance
Sentado sin Ajuste holgado sin
ajustes ver
1-2 De pie sin ajustes Colocar sin
3 3
pasos Doblarse y ajustes
levantarse Colocar con
50 % ocurrencias presión ligera
Colocar con
posicionamiento
doble
Posicionar con
cuidado

Posicionar con
precisión
Posicionar sin ver
3-4 Doblarse y Posicionar
6 6
pasos levantarse obstruido
Posicionar con
mucha presión
Posicionar con
movimientos
intermedios.
5-7 Sentarse, o
10 10
pasos ponerse de pie
Doblarse y
sentarse subirse,
8-10
16 bajarse de pie y 16
pasos
doblarse pasar
por la puerta

ABG MXI A MOVIMIENTO CONTROLADO


Get Mover /actuar Regresar
ÍNDICE M X I ÍNDICE
X 10 Movimiento TIEMPO DE ALINEACIÓN X 10
controlado PROCESO
seg. min.
hr.
Empujar /jalar /girar
Manivela

0 Sin acción Sin Sin tiempo de Sin alinear 0


acción proceso
1 Empujar 0.5 .01 .0001h Alinear a 1 1
/jalar /girar s min punto
 12 pulg.
(30 cm)
empujar
/oprimir
botón
empujar o
jalar
interruptor
girar perilla
3 Empujar 1 rev. 1.5 .02 .0004 Alinear a 2 3
/jalar /girar s min h puntos  4 pulg.
 12 pulg. (10 cm)
(30 cm)
Empujar
/jalar con
resistencia
Sentarse
Ponerse de
pie
Empujar
/jalar con
alto control
Empujar/
jalar 2
etapas
 24 pulg.
total
6 Empujar/ 2-3 2.5 .04 .0007 Alinear a 2 6
jalar 2 rev. s min h puntos  4 pulg.
etapas (10 cm)
12 in (30
cm)
Empujar/
jalar 2
etapas
 24 pulg.
Total
Empujar con
1 o 2 pasos
10 Empujar/ 4-6 4.5 .07 .0012 10
jalar con 3 o rev. s min h
4 pasos
Empujar con
3 o 5 pasos
16 Empujar con 7-11 7.0 .11 .0019 Alinear con 16
6 a 9 pasos. rev. s min h precisión

ACCIÓN DE LA DISTANCIA TIEMPO DE PROCESO (X)


Indix Pasos Dist. (ft) Dist. (m) Indix Segundos
24 11-15 38 12 1
32 16-20 50 15 3
42 21-26 65 20 6
54 27-33 83 25 10
67 34-40 100 30
81 41-49 123 38
96 50-57 143 44
113 58-67 168 51
131 68-78 195 59
152 79-90 225 69
173 91-102 255 78
196 103-115 288 88
220 116-128 320 98
245 129-142 355 108
270 143-158 395 120
300 159-174 435 133
330 175-191 478 146

ATKFVLVPTA GRÚA MANUAL


T L V
K
A Transporte de F Mov. P
ÍNDIC Pasos hasta Vert. ÍNDIC
Enganchar y
E X 10 distanci 2 ton. Pies (m). Objeto Pulg. Colocació E X 10
desengancha
a acción Vaci Cargad libre (cm) n
r
ó o
Sin
Sin
cambio 9
3 2 cambio de 3
de (20)
dirección
dirección
Con un
Alinear
cambio 15
6 4 con una 6
de (40)
mano
dirección
Con
doble Alinear
5 5 30
10 7 cambio con dos 10
(1.5) (15) (75)
de manos
dirección
Con uno
o más
Alinear y y
cambios 45
13 12 colocar
16 10 de (115 16
(4) (3.5) con un
dirección )
ajuste
, cuidado
en el
manejo o
al aplicar
presión.
Alinear y
Gancho 60
20 16 colocar
24 15 Simple o (150 24
(6) (5.5) con varios
doble )
ajustes
Alinear y
colocar
30 26 con varios
32 20 Expulsión 32
(9) (8) ajustes y
aplicar
presión.
40 35
42 26 42
(12) (10)

50 45
54 33 54
(15) (13)

ABG ABP  ABP A USO DE HERRAMIENTAS


GET PUT usar Dejar herr. Regresar

F L
Asegurar Aflojar

Adició Acci- Índic


n Acción muñeca Acción brazo on ex
dedos herra 10
Despla Despla
Mover Mover Desar
voltear -zar o Gol- -zar o Gol-
Girar Palan- Girar palan- -
Índice abanic- pear abanic- pear
ca ca mador
X 10 ar ar
Mano
Llave
Desar- Llave Llav
de
Dedos mador, Llave de e de Llave
tuerca
, matra- de tuercas Mano Matarc tuer- de Mano Llave
s,
dessar ca, tuercas , llave marti- ay cas, tuercas mar- meca-
llave
- llave , llave allen, llo dedos 2 ,2 tillo nica
allen
mador de allen matra- ma- manos
matra-
tuerca ca nos
ca
s
1 1 - - - 1 - - - - - - 1
¼”
3 2 1 1 1 3 1 - 1 - 1 (6mm 3
)
1”
6 3 3 2 3 6 2 1 - 1 3 (25 6
mm)
10 8 5 3 5 10 4 - 2 2 5 10

16 16 9 5 8 16 6 3 3 3 8 16

24 25 13 8 11 23 9 6 4 5 12 24

32 35 17 10 30 12 8 5 16 32

42 47 23 13 39 15 11 8 21 42
54 61 29 17 50 20 15 10 27 54

3.4.10. Uso de la Computadora


3.4.10.1. Aplicaciones Computarizadas de los Sistemas De Tiempos Y
Movimientos Predeterminados (PMTS).
El uso de estándares de trabajo computarizados simplifica enormemente el costo
involucrado en el establecimiento de los estándares. Sin
embargo, se requieren estándares de trabajo al día como una
buena base de un buen programa de estándares
computarizados. Los estándares de los tiempos
predeterminados son una forma más efectivas de conseguir
estándares de trabajo computarizados confiables y
consistentes.
En tanto que los sistemas de tiempos y movimientos predeterminados (PMTS) han
existido desde alrededor de 1920, las aplicaciones de los PMTS asistidos por
computadora, comenzaron a principios de los setentas. Muchos sistemas se han
creado para usarse en PC o microcomputadoras desde a mediados de los ochenta.
El objetivo de esta presentación va dirigido a:

a. Revisar las ventajas de utilizar los PMTS computarizados.


b. Explicar lo que hay que buscar en un sistema.
c. Crear criterios de selección.
Algunos vendedores hacen hincapié en que una versión en computadora de un
PMTS da un estándar planeado y que, por lo tanto, está bien y es correcto. Cuando
a un vendedor se le presiona de que como puede saber uno de que es un buen
método y recuerda las fallas de ingeniería, responde que esto depende del
conocimiento de la ingeniería industrial del analista.

El analista, por lo tanto, debe de estar consciente de los métodos y haberse


capacitado en la aplicación de los PMTS antes de usarlos en una computadora. Si
el analista no puede producir un buen método o análisis manual, la computadora no
lo hará, esto es, basura entera, basura sale (BEBS). El análisis de los PMTS debe
utilizarse para crear buenos métodos en lugar de usarlos solo para determinar el
tiempo de una operación.

El requisito para que un estándar sea aceptable es que tenga una exactitud de más
menos 10% con un nivel de confiabilidad del 90%. Los estudios de los tiempos con
cronometro, los datos estándar y los PMTS, cuando se aplica en forma correcta,
consigue o excede este requisito. Sin embargo es más fácil considerar que se
aplique el PMTS de la forma correcta.

Estos requisitos tienden a conseguirse automáticamente con los PMTS. Los


métodos deben documentarse para que los estándares de PMTS puedan
establecerse de manera correcta.

Los sistemas computarizados más comunes están basados en la familia MTM,


MOST y más recientemente MODAPS. En este caso dos o más compañías
diferentes han creado aplicaciones computarizadas de los PMTS de cada uno de
los sistemas de tiempos predeterminados mencionados anteriormente.

Ventajas de los PMTS computarizados.

Existen dos tipos de PMTS computarizados: aquellos sistemas que solo conciernen
a los PMTS y los que integran a los PMTS en la base de datos de la compañía. Un
ejemplo del primer tipo es Taskmaster y ejemplos del segundo tipo son FAST,
MOST, 4M y EASY, alguno de los cuales requieren más de un módulo para trabajar
es decir un desembolso extra.

Aunque hay diferentes ventajas de los PMTS computarizados sobre la versión


manual, la principal de ellas se puede dar cuando se integran en la base de datos
de la compañía.

Los estándares se actualizan en forma automática al tiempo que la edición se


está llevando a cabo por medio de un procedimiento especial de actualización para
todas las operaciones.

Existen tres tipos distinto para el enfoque del análisis:


a. MOST. Utiliza una distribución del lugar de trabajo e indica los lugares para
las partes herramientas y demás, las distancias entre los lugares y otra
información. El analista está basado en el lugar de trabajo y la estructura de
la oración: nombres (objetos), verbos y preposiciones. El tiempo se calcula
mediante el uso de la información de la distribución del lugar de trabajo y la
sintaxis de la oración.
b. La mayoría de los otros métodos usan símbolos de movimientos, tales como
P310 – 2 (4M), PC2 (MTM – 2), V3 (MODAPTS) y una descripción de la
operación. Si se puede dibujar la distribución del lugar de trabajo, se usa
como una guía pero no es parte integral de los cálculos del sistema.
c. Algunos sistemas tales como EASE (MTM – 2), utiliza solo el símbolo sin
descripciones. En este caso uno tiene que haber usado las rutinas y tiene
que tener conocimiento del proceso de
modo que pueda saber las descripciones
que deben ser. Adicionalmente el analista
debe tomar decisiones respecto de cómo
deberán ser calculado solo movimientos
simultáneos, esto es, si es que los
movimientos pueden ejecutarse en forma
simultanea o si se necesita algún ajuste. MOST es el único programa que
ha utilizado la distribución de lugar de trabajo como parte integral del análisis
y parece que un nuevo sistema llamado MODCAD sigue el mismo sistema.
Estudio de tiempo con cronometro

Es la técnica más común para establecer los estándares de tiempo en el área de


manufactura, por ser la que tiene base científica.

Las descripciones matemáticas de los dos métodos se


expresan en base 100 y base 60 respectivamente, de
modo que 15 segundos es igual a 0.25 minutos. Los
cronómetros miden desde centésimas de minuto a
milésimas de minuto en cronómetros digitales.
Además el estudio de tiempos puede apoyarse cámaras de video digital con
cronometro incorporado.

3.5. Ergonomía
3.5.1. Definición
El término ergonomía proviene de:

Ergo= trabajo

Nomos= leyes naturales

Se define ERGONOMÍA como el estudio de la interacción de las personas con sus


actividades, equipo, herramientas y el ambiente físico para mejorar la calidad, la
productividad, la seguridad y la salud en los lugares de trabajo.

Las definiciones más significativas que han ido apareciendo son: la más clásica de
todas es la de Murrell (1965): "la Ergonomía es el estudio del ser humano en
su ambiente laboral"; para Singlenton (1969), es el estudio de la
"interacción entre el hombre y las condiciones ambientales"; según Grandjean
(1969), considera que Ergonomía es "el estudio del comportamiento del hombre en
su trabajo"; para Faverge (1970), "es el análisis de los procesos industriales
centrado en los hombres que aseguran su funcionamiento"; Montmollin (1970),
escribe que "es una tecnología de las comunicaciones dentro de
los sistemas hombres-máquinas"; para Cazamian (1973), "la Ergonomía es el
estudio multidisciplinar del trabajo humano que pretende descubrir sus leyes para
formular mejor sus reglas"; y para Wisner (1973) "la Ergonomía es el conjunto de
conocimientos científicos relativos al hombre y necesarios para concebir útiles,
máquinas y dispositivos que puedan ser utilizados con la
máxima eficacia, seguridad y confort".

Como definición de ergonomía industrial “el estudio sistemático de la relación entre


los trabajadores y su estación de trabajo. Mediante la aplicación de información
sobre las características humanas (físicas, mentales, posibilidades y limitaciones)
al diseño de las estaciones de trabajo, buscando adaptarse a los operarios, para
garantizar que las operaciones se desarrollen con seguridad, comodidad, sin
errores, sin fatiga excesiva y que el resultado sea un trabajo más efectivo y eficiente”

3.5.2. Objetivo
La ergonomía es una disciplina científico-técnica y de diseño que estudia
integralmente al hombre (o a grupo de hombres) en su marco de actuación
relacionado con el manejo de equipos y máquinas, dentro de un ambiente laboral
especifico, y que busca la optimización de los tres sistemas (hombre-máquina-
entorno), para lo cual elabora métodos de estudio del individuo, de la técnica y de
la organización del trabajo.

El objetivo principal de la ergonomía, es la actividad concreta del hombre aplicado


al trabajo utilizando medios técnicos; su objetivo de investigación es el sistema
hombre-máquina-entorno.

El valor de la ergonomía radica en su nivel de síntesis de los aspectos humanos y


técnicos. Ello presume una actuación de dos direcciones:

Análisis de las exigencias presentadas por el hombre a las máquinas y su


funcionamiento.

Análisis de las exigencias presentadas por la maquina (o técnica) al hombre y las


condiciones de su actuación.

Estas dos direcciones están interrelacionadas y las soluciones óptimas se


encuentran por lo general en su empalme, lo que lleva a concretar las
recomendaciones de la antropología, la psicología la sociología y la seguridad, y a
no tomar soluciones aisladas.

La seguridad de la maquina es una característica integral de las siguientes


propiedades de las maquinas: facilidad de mantenimiento, facilidad de asimilación
y habitabilidad. Las primeras tres características definen la propiedad orgánica de
la máquina, incluida y concatenada con el tipo de actividad humana; la cuarta
caracteriza la aproximación de las condiciones de funcionamiento a los parámetros
biológicos del medio ambiente en el que actúa el individuo.

La productividad es el resultado de la confluencia racional de los elementos, medios


y procedimientos que intervienen en el trabajo, con resultados eficientes y eficaces
que se traducen en una mayor rentabilidad, menores costos, mayor motivación
personal, mejor calidad y excelente clima laboral. En términos generales, es la
relación positiva de insumos-productos en la cual la ergonomía participa mejorando
ampliamente dicha relación.

3.5.3. Historia de la ergonomía


En el siglo XIX, con el descubrimiento de la máquina de vapor, la interacción
hombre-máquina estaba supedita absolutamente a la experiencia; hoy en día no se
puede basar dicha interacción solamente en el sentido común, la intuición o la
experiencia.

El termino ergonomía fue propuesto por el naturalista polaco Woitej Yastermbowski


en 1857 en su estudio “Ensayos de ergonomía o ciencia del trabajo”, basado en
leyes objetivas de la ciencia sobre la naturaleza, en el cual se proponían construir
un modelo de la actividad laboral humana.

Frederick Taylor da los primeros pasos en el estudio de la actividad laboral con su


obre “Organización científica del trabajo”, donde aplica el diseño de instrumentos
elementales de trabajo, tales como palas de diferentes formas y dimensiones.

A finales del siglo XIX y principios del siglo XX, Alemania, Estados Unidos de
América y otros países organizaron seminarios sobre la influencia que ejerce el
proceso laboral y el entorno industrial sobre el organismo humano.
Durante la primera guerra mundial el trabajo en las fábricas de armamento y
municiones, cuyos turnos sobrepasaban las catorce horas de duración, trajo sobre
tensión y fatiga a los trabajadores, lo que acarreo gran cantidad de accidentes. En
Inglaterra, grupos ingenieros, psicólogos, sociólogos y médicos trabajaron en
común durante y después de la guerra, interesándose especialmente por problemas
de la postura laboral y el uso de la música funcional o ambiental.

Inglaterra

Con el advenimiento de la Segunda Guerra Mundial puede considerarse que en el


mundo occidental surge la ergonomía como disciplina ya formada el 12 de julio de
1949 (Sociedad de Investigación Ergonómica). En esta fecha se conforma un grupo
interdisciplinario interesado en los problemas laborales humanos. El 16 de febrero
de 1950 se adopta el término ergonomía, dando lugar a su bautizo definitivo. Todo
lo anterior se dio como consecuencia del esfuerzo excesivo y del estrés de la batalla,
de la complejidad técnica de los nuevos equipos de guerra, por lo que era necesario
adaptar el trabajo al hombre, esto es, diseñar un equipo en función de la capacidad
y limitaciones del individuo.

Entre 1963 y 1964 se formula en Inglaterra la tesis del enfoque sistémico en la


ergonomía, cuyo máximo representante fue W. Singleton.

Estados Unidos

En 1938, en el Bell Telephone Laboratories se creó un laboratorio para el estudio


de los factores humanos. En 1957 surgió la Sociedad de Factores Humanos, que
difunde los conocimientos y la nueva profesión que en Europa se denomina
"ergonomía”. Actualmente desde 1970 se forman cuadros especializados en el
ámbito de doctorado, inclusive en más de 40 institutos y universidades del país.

Japón

En 1921, K. Tanaka publica su libro Ingeniería Humana. En 1964 se funda la


Sociedad Ergonómica de Investigación Científica Japonesa. En 1970 se publican
10 manuales de ergonomía para la preparación de los estudiantes.
En 1961 se fundó la Asociación Ergonómica Internacional, con más de 30 países
miembros. Como disciplina independiente en los países socialistas, la ergonomía
empezó a desarrollarse en los años 50 con base en la mecanización y
automatización de la producción.

3.5.4. Importancia
La importancia de la ergonomía es promover la salud y el bienestar, reducir los
accidentes y mejorar la productividad de las empresas. Para muchos países en
desarrollo, los problemas ergonómicos no figuran como tema prioritario que tengan
que solucionar en forma inmediata en materia de salud y seguridad, pero el número
es grande y cada vez mayor de trabajadores a los que afecta. Este es un tema no
superado y en el que la ergonomía tiene aún mucho que aportar, ya que se puede
reducir riesgos de problemas músculo-esqueléticos, fatiga y accidentes, si se
mejora la organización del trabajo y se adaptan herramientas y accesorios a sus
características. Sin embargo, no basta sólo con esto, sino que también se requiere
considerar otros aspectos tales como alimentación, provisión de elementos de
seguridad adecuados, capacitación y exigencias de rendimiento que no sobrepasen
límites recomendables de esfuerzo físico. La adaptación ergonómica de los trabajos
manuales no es fácil, pero con estudios sistemáticos se puede ir motivando a los
empresarios para introducir cambios simples que incrementan el bienestar de sus
trabajadores. Si entienden la importancia de la ergonomía, los trabajadores pueden
empezar a mejorar su situación laboral, sobre todo si la dirección comprende las
relaciones que hay entre la productividad y unas buenas condiciones ergonómicas.

3.5.5. Beneficios de la ergonomía


 Disminución de riesgo de lesiones
 Disminución de errores / rehacer
 Disminución de riesgos ergonómicos
 Disminución de enfermedades profesionales
 Disminución de días de trabajo perdidos
 Disminución de Ausentismo Laboral
 Disminución de la rotación de personal
 Disminución de los tiempos de ciclo
 Aumento de la tasa de producción
 Aumento de la eficiencia
 Aumento de la productividad
 Aumento de los estándares de producción
 Aumento de un buen clima organizacional
 Simplifica las tareas o actividades

3.5.6. Tipos de ergonomía


3.5.6.1 Ergonomía preventiva
También conocida como ergonomía de diseño, tiene vinculación directa con la
modernización de los equipos y sistemas existentes y el diseño de nuevos
elementos. Presupone, entre otras cosas:

 Acumulación de datos sobre factor humano.


 Investigación sobre las diversas formas de la actividad humana.
 Conocimiento sobre los métodos para su análisis y formalización.
 Descubrimiento de los factores determinantes de su eficacia.
 Conocimiento de los factores que inciden en la actividad humana.

Lo anterior permite optimizar el sistema hombre-máquina, evitando así dar pautas


ergonómicas “tipo receta”, la limitación a la creatividad y humanización de la
máquina y, por ende, la mecanización del individuo.

3.5.6.2. Ergonomía correctiva


Desempeña un papel muy importante en la obtención de resultados positivos en el
factor actividad; presupone, entre otras tareas:

 La optimización de cada actividad tomando en cuenta, en forma consecutiva,


los factores psicológicos, fisiológicos, higiénicos, de seguridad, etc.
 Integración de cada uno de los modelos unidimensionales, reduciendo a un
común denominador los resultados proporcionados por cada ciencia que
estudia el trabajo.
 Influencia positiva en la práctica del diseño y reestructuración del mismo.
 Contribución a la acumulación de datos sobre el trabajo.

Sin embargo, teniendo como objetivo principal el análisis ergonómico y productivo


de la empresa, el estudio de la ergonomía debe centrarse en el sistema hombre-
máquina-entorno.

Cuando se habla de hombres (factor humano), maquinas (factor técnico) y ambiente


(factor sociotécnico) no se les puede tratar en forma independiente y dar soluciones
independientes; por el contrario, se debe procurar encontrar las condiciones
concretas de su interacción a través del sistema hombre-máquina-entorno
integrado. Por supuesto, para ello debe echarse mano de los conocimientos
fundamentales que proporciona cada disciplina. Cuando se habla en termino
integrado de que la ergonomía es el estudio de los factores humanos, se está
refiriendo por amplitud a las cualidades sistemáticas del conjunto, cuyo factor
esencial es el individuo; en otras palabras, el resultado de la integración es un todo
de características comunes que está por encima de las características individuales
de los factores.

Al tratar las características y cualidades de cada uno de los elementos hombre-


máquina-entorno, las características individuales de cada uno de ellos vienen a ser
características secundarias; así, por ejemplo, las características naturales del
medio, las características técnicas del equipo y las características sociofuncionales
del individuo se plasman en un todo único, que es el que debe proporcionar las
características primarias del sistema.

La ergonomía no maneja simplemente datos, propiedades y características sobre


los tres elementos (Higiénicos, fisiológicos, técnicos, ecológicos, psicosociales)
obtenidos de sus respectivas disciplinas, sino de dichos datos se trasforman en
cualidades sistemáticas a través de una serie de criterios de evaluación tanto
técnicos como socioeconómicos, estableciendo entre ellos la debida interrelación a
través de vínculos funcionales.
El concepto sobre factores humanos, responde a la integración de los subsistemas
y a cierta superposición de índice iniciales, y representa los vínculos funcionales
fijos o dinámicos entre los elementos componentes del sistema hombre-máquina.

3.5.7. Principios básicos


Puesto de trabajo
El diseño de una puesto de trabajo es uno de los tópicos en donde la ergonomía es
aplicada, puesto que por pequeños que sean los cambios ergonómicos pueden
mejorar considerablemente la comodidad, la salud, la seguridad y la productividad
del trabajador.

Es importante que el puesto de trabajo esté bien diseñado para evitar enfermedades
relacionadas con condiciones laborales deficientes, así como para asegurar que el
trabajo sea productivo. Hay que diseñar todo puesto de trabajo teniendo en cuenta
al trabajador y la tarea que va a realizar a fin de que ésta se lleve a cabo
cómodamente, sin problemas y eficientemente.
Si el puesto de trabajo está diseñado adecuadamente, el trabajador podrá mantener
una postura corporal correcta y cómoda, lo cual es importante porque una postura
laboral incómoda puede ocasionar múltiples problemas, entre otros:
 Lesiones en la espalda.
 Problemas de circulación en las piernas.

Las principales causas de esos problemas son:

 Asientos mal diseñados.


 Permanecer en pie durante mucho tiempo.
 Tener que alargar demasiado los brazos para alcanzar los objetos.
 Una iluminación insuficiente que obliga al trabajador a acercarse
demasiado a las piezas.

A continuación figuran algunos principios básicos de ergonomía para el diseño de


los puestos de trabajo. Una norma general es considerar la información que se
tenga acerca del cuerpo del trabajador, por ejemplo, su altura, al escoger y ajustar
los lugares de trabajo. Sobre todo, deben ajustarse los puestos de trabajo para que
el trabajador esté cómodo.

 Altura de la cabeza. Debe haber espacio suficiente para que quepan los
trabajadores más altos. Los objetos que haya que contemplar deben estar a
la altura de los ojos o un poco más abajo porque la gente tiende a mirar algo
hacia abajo.
 Altura de los hombros. Los paneles de control deben estar situados entre los
hombros y la cintura. Evitar colocar por encima de los hombros objetos o
controles que se utilicen a menudo.
 Alcance de los brazos. Los objetos deben estar situados lo más cerca posible
al alcance del brazo para evitar tener que extender demasiado los brazos
para alcanzarlos o sacarlos. Colocar los objetos necesarios para trabajar de
manera que el trabajador más alto no tenga que encorvarse para alcanzarlos.
Mantener los materiales y herramientas de uso frecuente cerca del cuerpo y
frente a él.
 Altura del codo. Ajustar la superficie de trabajo para que esté a la altura del
codo o algo inferior para la mayoría de las tareas generales.
 Altura de la mano. Cuidar de que los objetos que haya que levantar estén a
una altura situada entre la mano y los hombros.
 Longitud de las piernas. Ajustar la altura del asiento a la longitud de las
piernas y a la altura de la superficie de trabajo. Dejar espacio para poder
estirar las piernas, con sitio suficiente para unas piernas largas. Facilitar un
escabel ajustable para los pies, para que las piernas no cuelguen y el
trabajador pueda cambiar de posición el cuerpo.
 Tamaño de las manos. Las asas, las agarraderas y los mangos deben
ajustarse a las manos. Hacen falta asas pequeñas para manos pequeñas y
mayores para manos mayores. Dejar espacio de trabajo bastante para las
manos más grandes.
 Tamaño del cuerpo. Dejar espacio suficiente en el puesto de trabajo para los
trabajadores de mayor tamaño.

Trabajo realizado sentado


La postura sentada es la posición de trabajo más confortable, ya que ayuda a reducir
la fatiga corporal, disminuye el gasto de energía e incrementa la estabilidad y la
precisión en las acciones desarrolladas. Sin embargo, esta postura también puede
resultar perjudicial para la salud si no se tienen en cuenta los elementos que
intervienen en la realización del trabajo, principalmente, la silla y la mesa o el plano
de trabajo y si no se dispone de la posibilidad de cambiar de posición de vez en
cuando.

Las consecuencias de mantener una postura de trabajo sentada inadecuada son:


molestias cervicales, abdominales, trastornos en la zona lumbar de la espalda y
alteraciones del sistema circulatorio y nervioso que afectan, principalmente, a las
piernas. Tanto en actividades del sector servicios como en el industrial muchas
personas realizan su trabajo sentadas, por lo que es conveniente considerar los
principales requisitos ergonómicos que deben reunir el asiento y el plano de trabajo,
con el fin de lograr posturas confortables durante periodos de tiempo más o menos
prolongados.
A continuación, se hace referencia a estas condiciones básicas y aunque la posición
sentado es la forma más cómoda de trabajar, mantener esta postura durante mucho
tiempo puede llegar a resultar molesto. Por lo tanto, es aconsejable alternar la
postura sentada con la de pie y, a ser posible, caminar.

Principios básicos para el diseño de puestos en posición sentado:

 La altura del asiento de la silla debe ser regulable (adaptable a las


distintas tipologías físicas de las personas). La ideal es la que permite que
la persona se siente con los pies planos sobre el suelo y los muslos en
posición horizontal con respecto al cuerpo o formando un ángulo entre 90
y 110 grados.
 La altura correcta del asiento es muy importante, ya que si ésta es
excesiva se produce una compresión en la cara inferior de los muslos; si
el asiento es demasiado bajo, el área de contacto se reduce
exclusivamente al glúteo (las piernas quedan dobladas hacia arriba
cerrando el ángulo formado por los muslos y el cuerpo) provocando
compresión vascular y nerviosa.
 El espaldar de la silla debe ser regulable en altura y ángulo de inclinación
(adaptable a las distintas tipologías físicas de las personas). La función
del espaldar es facilitar soporte a la región lumbar de la espalda, por lo
que debe disponer de un acolchado que ayude a mantener la curvatura
de la columna vertebral en esta zona. El respaldo conviene que llegue,
como mínimo, hasta la parte media de la espalda, debajo de los
omoplatos y no debe ser demasiado ancho en su parte superior para no
restar movilidad a los brazos.
 Las sillas deben ser estables; su base de apoyo estará formada por cinco
patas con ruedas. Es importante que las sillas puedan girar y desplazarse,
de modo que se pueda acceder con facilidad a los elementos cercanos a
la mesa de trabajo y se eviten los esfuerzos innecesarios.
 El material de revestimiento del asiento de la silla es recomendable que
sea de tejido transpirable y flexible y que tenga un acolchonamiento de
20mm de espesor, como mínimo. El material de la tapicería y el del
revestimiento interior tienen que permitir una buena disipación de la
humedad y del calor. Así mismo, conviene evitar los materiales
deslizantes.
 Los mandos que regulan las dimensiones de la silla se deben poder
manipular de forma fácil y segura mientras la persona está sentada en
ella.
 Los apoyabrazos son recomendables para dar apoyo y descanso a los
hombros y a los brazos, aunque su función principal es facilitar los
cambios de posturas y las acciones de sentarse y levantarse de la silla.
 El asiento de la silla debe tener una superficie casi plana y el borde
delantero redondeado para evitar la compresión en la parte inferior de los
muslos.
 Mantener una correcta posición de trabajo que permita que el tronco esté
erguido frente al plano de trabajo y lo más cerca posible del mismo,
manteniendo un ángulo de codos y de rodillas de alrededor de los 90
grados. La cabeza y el cuello deben estar lo más rectos posible.
 El uso de apoyapiés permite el ajuste correcto de silla-mesa cuando la
altura de la silla no es regulable.
 El plano de trabajo debe situarse teniendo en cuenta las características
de la tarea y a las medidas antropométricas de las personas. La altura de
la superficie de trabajo debe estar relacionada con la altura del asiento, el
espesor de la superficie de trabajo y el grosor del muslo.

Diseño de asientos
El diseño de asientos de trabajo está condicionado a las características de la
actividad laboral, al uso prolongado o breve, a evitar enfermedades profesionales y
disminuir la tensión y fatiga musculares. El diseño de asientos obedece a ciertos
requerimientos y principios:

Requisitos de diseño:

 Favorece la disminución del trabajo estático del sistema muscular.


 Facilitar el cambio de postura del cuerpo.
 Evitar la presión sobre los ritmos cardiovasculares y respiratorios.
 Contemplar la movilidad y rotación del asiento para impedir costosos
desplazamientos a pie.
 Contemplar los parámetros reguladores de altura, inclinación y respaldo
de asiento.
 Considerar los intereses de comodidad, flexibilidad y seguridad.
 Utilizar asientos rígidos para usos no mayores de 10 minutos.
 Considerar materiales de construcción suaves y cómodos.

Principios de diseños:

 Las dimensiones de asiento deben ser acordes con las dimensiones


antropométricas; a ello se suma el incremento por ropa y calzado. Aquí
se toma en cuenta la altura, ancho, profundidad, ángulo del asiento, altura
y ancho del respaldo, ángulos de respaldo, altura del descanso para el
brazo, terminado y tapizado. En todos los aspectos se considera si se
trata de asiento de trabajo o de descanso.
 El asiento debe estar diseñado para dar seguridad, apoyo, estabilidad y
flexibilidad al usuario.
 Las condiciones de acabado, así como el respaldo que debe tener el
asiento de trabajo, deben contemplar la distribución de las presiones del
peso del cuerpo las primeras, y reducir el estrés y el lumbago del segundo.

Puesto de trabajo de pie


Siempre que sea posible se debe evitar permanecer de pie trabajando durante
largos períodos de tiempo. Esta posición puede provocar dolores de espalda,
inflamación de las piernas, problemas de circulación sanguínea, lesiones en los pies
y cansancio muscular. A continuación figuran algunas directrices que se deben
seguir si no se puede evitar el trabajo de pie:
 Facilitar al trabajador un asiento o taburete para que pueda sentarse a
intervalos periódicos.
 Los trabajadores deben poder trabajar con los brazos a lo largo del cuerpo
y sin tener que flexionarse ni girar la espalda excesivamente.
 La superficie de trabajo debe ser ajustable a las distintas alturas de los
trabajadores y las distintas tareas que deban realizar.
 Si la superficie de trabajo no es ajustable, hay que facilitar un pedestal
para elevar la superficie de trabajo a los trabajadores más altos. A los más
bajos, se les debe facilitar una plataforma para elevar su altura de trabajo.
 El piso debe estar limpio, liso y no ser resbaladizo.
 Los trabajadores deben llevar zapatos cómodos y tacón bajo cuando
trabajen de pie.
 Debe haber espacio suficiente para las rodillas a fin de que el trabajador
pueda cambiar de postura mientras trabaja.
 El trabajador no debe tener que estirarse para realizar sus tareas.

Al determinar la altura adecuada de la superficie de trabajo, es importante tener en


cuenta los factores siguientes:

 La altura de los codos del trabajador.


 El tipo de trabajo que habrá de desarrollar.
 El tamaño del producto con el que se trabajará.
 Las herramientas y el equipo que se utilizaran.

Hay que seguir estas normas para que el cuerpo adopte una buena posición si hay
que trabajar de pie:

 Estar frente al producto o la máquina.


 Mantener el cuerpo próximo al producto de la máquina.
 Mover los pies para orientarse en otra dirección en lugar de girar la
espalda o los hombros.
La altura óptima de la superficie de trabajo depende naturaleza del trabajo. Para
trabajo de precisión, la altura de la superficie de trabajo debe ser de 0 a 10 cm. por
encima del codo, lo cual sirve de soporte reduciendo las cargas estáticas en los
hombros.

Para trabajo ligero, la altura de la superficie de trabajo debe de ser de 0 a 10 cm.


por abajo del codo para materiales y herramientas pequeñas.

Para trabajo pesado, la altura de la superficie de trabajo debe ser de 10 a 20 cm.


abajo del codo para permitir un buen trabajo muscular de la extremidad superior.

Herramientas manuales
Hay que diseñar las herramientas manuales conforme a prescripciones
ergonómicas. Unas herramientas manuales mal diseñadas, o que no se ajustan al
trabajador o a la tarea a realizar, pueden tener consecuencias negativas en la salud
y disminuir la productividad del trabajador. Para evitar problemas de salud y
mantener la productividad del trabajador, las herramientas manuales deben ser
diseñadas de manera que se adapten tanto a la persona como a la tarea. Unas
herramientas bien diseñadas pueden contribuir a que se adopten posiciones y
movimientos correctos y aumentar la productividad. Siga las siguientes normas al
seleccionar las herramientas manuales:

 Evite adquirir herramientas manuales de mala calidad.


 Escoja herramientas que permitan al trabajador emplear los músculos
más grandes de los hombros, los brazos y las piernas, en lugar de los
músculos más pequeños de las muñecas y los dedos.
 Evite sujetar una herramienta continuamente levantando los brazos o
tener agarrada una herramienta pesada. Unas herramientas bien
diseñadas permiten al trabajador mantener los codos cerca del cuerpo
para evitar daños en los hombros o brazos. Además, si las herramientas
han sido bien diseñadas, el trabajador no tendrá que doblar las muñecas,
agacharse ni girarse.
 Escoja asas y mangos lo bastante grandes como para ajustarse a toda la
mano; de esa manera disminuirá toda presión incómoda en la palma de
la mano o en las articulaciones de los dedos y la mano.
 No utilice herramientas que tengan huecos en los que puedan quedar
atrapados los dedos o la piel.
 Utilice herramientas de doble mango o asa, por ejemplo tijeras, pinzas o
cortadoras. La distancia no debe ser tal que la mano tenga que hacer un
esfuerzo excesivo.
 No elija herramientas que tengan asas perfiladas; se ajustan sólo a un
tamaño de mano y hacen presión sobre las manos si no son del tamaño
adecuado.
 Haga que las herramientas manuales sean fáciles de agarrar. Las asas
deben llevar además un buen aislamiento eléctrico y no tener ningún
borde ni espinas cortantes. Recubra las asas con plástico para que no
resbalen.
 Evite utilizar herramientas que obliguen a la muñeca a curvarse o adoptar
una posición extraña. Diseñe las herramientas para que sean ellas las
que se curven, no la muñeca.
 Elija herramientas que tengan un peso bien equilibrado y cuide de que se
utilicen en la posición correcta.
 Controle que las herramientas se mantienen adecuadamente.
 Las herramientas deben ajustarse a los trabajadores zurdos o diestros.

Controles
Los conmutadores, las palancas y los botones y manillas de control también tienen
que ser diseñados teniendo presentes al trabajador y la tarea que habrá de realizar.
A continuación figuran algunas normas con miras al diseño de los controles:

 Los conmutadores, las palancas y los botones y manillas de control deben


estar fácilmente al alcance del operador de una máquina que se halle en
una posición normal, tanto de pie como sentado. Esto es especialmente
importante si hay que utilizar los controles con frecuencia.
 Seleccione los controles adecuados a la tarea que haya que realizar. Así,
por ejemplo, elija controles manuales para operaciones de precisión o de
velocidad elevada, y, en cambio, controles de pie, por ejemplo pedales,
para operaciones que exijan más fuerza. Un operador no debe utilizar dos
o más pedales.
 Diseñe o rediseñe los controles para las operaciones que exijan el uso de
las dos manos.
 Los disparadores deben ser manejados con varios dedos, no sólo con
uno.
 Es importante que se distinga con claridad entre los controles de
emergencia y los que se utilizan para operaciones normales. Se puede
efectuar esa distinción mediante una separación material, códigos de
colores, etiquetas claramente redactadas o protecciones de la máquina.
 Diseñe los controles de manera que se evite la puesta en marcha
accidental. Se puede hacer espaciándolos adecuadamente, haciendo que
ofrezcan la adecuada resistencia, poniendo cavidades o protecciones.
 Es importante que los procedimientos para hacer funcionar los controles
se puedan entender fácilmente utilizando el sentido común. Las
reacciones del sentido común pueden diferir según los países y habrá que
tener en cuenta esas diferencias, sobre todo cuando haya que trabajar
con equipo importado.

El trabajo físico pesado


El trabajo manual debe ser diseñado correctamente para que los trabajadores no
se agoten ni contraigan una tensión muscular, sobre todo en la espalda. La
realización de un trabajo físico pesado durante mucho tiempo hace aumentar el
ritmo de la respiración y el ritmo cardíaco. Si un trabajador no está en buenas
condiciones físicas, es probable que se canse fácilmente al efectuar un trabajo físico
pesado. Siempre que sea posible, es útil utilizar energía mecánica para efectuar los
trabajos pesados. Esto no quiere decir que los empleadores deban sustituir a los
trabajadores por máquinas, sino que los trabajadores utilicen máquinas para
efectuar las tareas más arduas. La energía mecánica disminuye los riesgos para el
trabajador y al mismo tiempo proporciona más oportunidades laborales a personas
con menos fuerza física. Aplique las siguientes normas para diseñar puestos de
trabajo que exijan una labor física pesada:

 El trabajo pesado no debe superar la capacidad de cada trabajador.


 El trabajo físico pesado debe alternar a lo largo de la jornada, en intervalos
periódicos, con un trabajo más ligero.

Para el diseño de un trabajo físico pesado se debe considerar:

El peso de la carga.

 Con qué frecuencia debe levantar el trabajador la carga.


 La distancia de la carga respecto del trabajador que debe levantarla.
 La forma de la carga.
 El tiempo necesario para efectuar la tarea.

Al levantar cargas:

 Disminuir el peso de la carga.


 Reempaquetar la carga para disminuir el tamaño.
 Disminuir el número de objetos que se llevan de una vez.
 Asignar más personas para levantar cargas pesadas extraordinarias.

Manipulación de carga:

 Modificar el tamaño y la forma de la carga para que el centro de gravedad


esté más próximo a la persona que la levanta.
 Almacenar la carga a la altura de las caderas para que el trabajador no
tenga que agacharse.
 Utilizar medios mecánicos para levantar la carga por lo menos a la altura
de las caderas.
 Utilizar más de una persona o un instrumento mecánico para mover la
carga.
 Arrastrar o hacer rodar la carga con instrumentos de manipulación como
carretillas, sogas o eslingas.
 Hacer recaer el peso de la carga en las partes más sólidas del organismo
utilizando ganchos, bandas o correas.

Almacenamiento para movilización de cargas pesadas:

 Utilizar repisas, estanterías o plataformas de carga que estén a una altura


adecuada.
 Cargar las tarimas de manera que los artículos pesados estén en torno a
los bordes de la tarima, no en el centro; de esta manera, el peso estará
distribuido por igual en la tarima. Ahora bien, hay que tener cuidado de
que los artículos no se caigan con facilidad de la tarima y lesionen a
alguien.

3.5.8. Relación interdisciplinaria


La ergonomía como disciplina busca el estudio integral del hombre en el marco de
sus actividades con las máquinas y el entorno: tratando de perfeccionar la actividad
laboral, recurre a los conceptos y aportes de otras ciencias, como las ciencias
sociales, las ciencias naturales y las ciencias técnicas. En su formación final recorre
todo un proceso de integración con la actividad científica y la actividad experimental
o práctica, lo que permite hacer mención de:

 Ciencias básicas de apoyo a la ergonomía.


 Ciencias incorporadas a las investigaciones ergonómicas.
 La ergonomía como actividad científico-practica.

Principales relaciones:
La sociología
Asume el papel rector en el estudio integral al considerar los factores y estímulos
motivantes en relación con el trabajo, al visualizar los aspectos sociales de la
organización racional del trabajo y al llevar a cabo el estudio del binomio hombre-
máquina. Al tomar en cuenta el enfoque sociológico, la ergonomía considera
objetivamente la actividad laboral en relación estrecha con la actividad del sujeto,
buscando la correlación de sus intereses y los de la sociedad o grupo social al que
pertenece; considera el entorno en el que se desenvuelve el sujeto y su invidencia
en su actividad dentro de la empresa, y analiza y conjuga el medio ambiente interno
del trabajo con el medio ambiente externo del desarrollo humano.

La psicología individual
Proporciona a la ergonomía un primer punto de partida, que es el conocimiento del
ser humano con base en el análisis de la personalidad y en función de sus
componentes intrínsecos: temperamento, carácter, conducta, motivaciones e
integración del yo. El estudio de dichos factores ayuda a comprender la actuación
de los individuos de acuerdo con su perfil mesodérmico, endodérmico o
ectodérmico, para su aplicación racional y segura a actividades que se
correlacionan con tales perfiles.

La psicología social
Estudia el comportamiento del individuo en el marco de un grupo, y a su vez analiza
las características psicológicas grupales; ello permite a la ergonomía reconocer al
individuo en toda su dimensión de relaciones psicosociales. La teoría de la
mediatización sobre el estudio de la actividad relacionada con las relaciones mutuas
en el grupo facilita el diseño ergonómico de la actividad laboral de los grupos

La economía.
También proporciona a la ergonomía al determinar básicamente resultados
laborales eficientes. Así, la economía, a través de su análisis del trabajo busca entre
otras cosas productividad laboral, que se traduce en rentabilidad, utilización eficaz
del factor humano a través de una racionalización y organización económica del
trabajo.

Por lo tanto, para obtener dichos resultados la economía debe apoyarse en los
principios ergonómicos; igualmente, la ergonomía debe apoyarse en la eficiencia
socioeconómica de los métodos económicos.
Entre otras disciplinas como:

 Fisiología o anatomía del hombre


 Estudio de tiempos y movimientos
 Seguridad industrial
 Sistemotecnia
 Investigación de operaciones
 Teoría general de sistemas
 Cibernética
 Desarrollo organizacional

3.6. Antropometría
3.6.1. Definición
Del griego antropos (Humano) y métricos (Medida). Esta ciencia se ocupa del
dimensionamiento del cuerpo humano, Desde el punto de vista ergonómico, es
estudiar el dimensionamiento del cuerpo humano para adaptar la máquina y el
ambiente de trabajo a las dimensiones del trabajador, por ejemplo: altura y tamaño
de la puerta, dimensión de las extremidades inferiores y dimensión del volante y de
los asientos de un coche. Etc.

Los tipos de datos antropométricos que requiere el ergónomo se reducen a dos:

 Datos antropométricos estructurales. Dimensiones en estado estático, por


ejemplo: talla, peso, longitud, ancho, circunferencia del cuerpo, etc.
 Datos antropométricos dinámicos. Dimensiones en estado de
funcionamiento, por ejemplo: estirar un brazo para alcanzar algo.

Para efecto de análisis existen tabulaciones y estudios como la Escala Humana,


que contiene seis series de dimensiones corporales; no obstante, es recomendable,
dada la variabilidad dimensional de la población, recopilar datos y expresarlos
estadísticamente en percentiles, que indica la cantidad de población con medidas
que se encuentran en ese tamaño o debajo de él. Por ejemplo, el diseño de un
asiento se hará considerando el percentil quincuagésimo (50), o sea el promedio de
ancho de cadera del universo muestreado, al cual se sumaría un porcentaje
considerando el grosor de la ropa. Así, el promedio general de la gente podría
utilizar dicho asiento.

Las diferencias genéticas dadas por las diferencias de razas, así como las
diferencias por sexo, costumbres y actividades, proporcionan las bases de toda
investigación antropométrica que facilite un estudio ergonómico racional, No es
dable usar coches para una raza cuyo promedio es de 1.80 m en coches para una
raza cuyo promedio es de 1.60 m. Por lo tanto, deben tomarse en cuenta los
siguientes aspectos para el diseño ergonómico desde el punto de vista
antropométrico:

 Raza. Configuración morfológica y genética de cada raza existente.


 Edad. La estatura y las dimensiones del cuerpo varían generalmente según
la edad, alcanzando su crecimiento total a los 20 años para el hombre y a los
17 para la mujer, en tanto que en la tercera edad el cuerpo humano tiende a
reducirse.
 Sexo. En conjunto, el hombre es de mayores dimensiones que la mujer, de
mayor tamaño en promedio, sobre todo en extremidades, en caja torácica,
manos, puños, mulecas, en tanto que la mujer es más ancha en lo que
respecta al pecho, a la circunferencia de la cadera y de los muslos, Durante
el embarazo las medidas cambian sobre todo en la profundidad abdominal,
la cual pasa de 164 a 290 mm aproximadamente.
 Actividad. La actividad manual desarrolla mucho más las medidas
antropométricas del trabajador que la actividad simplemente académica; por
su parte, las actividades de tipo sedentario incrementan las medidas de
ciertas partes del cuerpo (Abdomen y muslos).
 Nación-cultura. El aspecto ergonómico se debe tener en cuenta desde el
punto de vista de mercado, para lo cual deben conocerse las diferentes
cultural y nacionalidades con sus características propias; así por ejemplo,
para propósitos de diseño se deben considerar la estatura y las dimensiones
del anglosajón, que son muy diferentes a las del latinoamericano medio, al
igual que sus preferencias.
 Tendencias históricas. Se ha observado que las nuevas generaciones
tienden a una estatura promedio mayor, debido quizás al avance de la
medicina y de las condiciones de vida. Un ejemplo es la comparación
promedio entre los soldados de Estados Unidos de la primera y la segunda
guerras mundiales; estos eran 3 cm más altos y 6 kg más pesados que
aquellos.

3.6.2. Estudio antropométrico


Para un diseño ergonómico es necesario realizar un estudio antropométrico, ya que
este proporcionará las medidas para el diseño y se debe analizar con mucho
cuidado el tipo de medidas a tomar y el error admisible, ya que la precisión y él
número total de medidas guarda relación con la viabilidad económica del estudio.
Para la realización de las mediciones antropométricas es necesario cumplir con
ciertas condiciones:

 Durante la medición el sujeto debe usar poca ropa y nada en la cabeza y


pies.
 La superficie del piso y asiento debe ser plano y horizontal.
 Se debe medir ambos lados del cuerpo.
 Utilizar antropómetros (miden distancias lineales), calibradores (miden
anchos y profundidades de segmentos del cuerpo), cámara fotográfica y
tablero.
 Para el pecho y otras medidas que se vean afectadas por la respiración es
recomendable que sean tomadas durante respiración liviana.

Las medidas en el estudio antropométrico serán todas aquellas que se precisen


para un objetivo concreto.

En el diseño antropométrico se pueden encontrar tres diferentes situaciones que


son, el diseño para una persona específica, para un grupo de personas y/o para una
población numerosa.
La probabilidad que en una población se repitan las mismas medidas en diferentes
segmentos del cuerpo y rangos de movimiento de distintas articulaciones, es muy
poca, por lo cual hay que hacer divisiones en lo que se necesita medir, y esto va a
ser indicado por la necesidad específica del elemento a diseñar y el grupo de
población a quién va dirigido.

La situación geográfica como la raza y sexo, la situación socioeconómica como la


alimentación y la edad, son algunos de los factores que predisponen cambios
genéticos importantes que afectan la complexión física de la población global.

3.6.3. Objetivo
Diseñar los puestos de trabajo, aplicación de los métodos físico-científicos al ser
humano para el desarrollo de los estándares de diseño, para los requerimientos
específicos y para la evaluación de los diseños de ingeniería, modelos a escala,
productos manufacturados, con el fin de asegurar la adecuación de estos productos
a la población del usuario pretendida.

3.6.4. Importancia
La importancia de la antropometría radica en que es imposible diseñar una estación
ergonómicamente aceptable en la cual se va a desempeñar una labor o acción de
trabajo sin tomar en cuenta las características físicas del cuerpo humano, así como
sus limitantes, proporcionadas por los estudios antropométricos.

3.6.5. Tipos de antropometría


3.6.5.1. Antropometría estática
La antropometría estática puede proporcionar una gran cantidad de información
sobre el movimiento si se ha elegido un conjunto adecuado de variables. Sin
embargo, cuando los movimientos son complicados y se desea realizar un buen
ajuste con el entorno industrial, como sucede con la mayoría de las interfaces
usuario-máquina y persona vehículo, es necesario realizar un análisis preciso delas
posturas y los movimientos. Esto puede hacerse por medio de simulaciones
adecuadas, que permiten el trazado de las líneas de alcance, o de fotografías. En
este último caso, una cámara equipada con una lente telescópica y una varilla
antropométrica, colocada en el plano sagital del sujeto, permiten realizar fotografías
estandarizadas con poca distorsión de la imagen. Pequeñas etiquetasen las
articulaciones del sujeto permiten el seguimiento exacto de los movimientos.

Otra forma de estudiar los movimientos es establecer los cambios posturales de


acuerdo con una serie de planos horizontales y verticales que pasan a través delas
articulaciones. Nuevamente, con el uso de modelos humanos informatizados y los
sistemas de diseño asistido por ordenador (CAD), es posible incluir la antropometría
dinámica en el diseño del lugar de trabajo ergonómico.

3.6.5.2. Antropometría dinámica


La antropometría dinámica parte del análisis de la biomecánica de los movimientos
(de los desplazamientos de segmentos del cuerpo cuando efectúa alguna
actividad), al realizar algún diseño de puesto de trabajo para una tarea específica.

El análisis o estudio de los movimientos es una labor difícil en el desarrollo


ergonómico del estudio del trabajo y la seguridad e higiene industrial, ya que, no
sólo se tienen en cuenta los factores antropométricos y dimensionales, sino todos
los tipos de movimientos que se pueden experimentar en el desarrollo de una
laboral.

El correcto análisis dinámico de una tarea es analizar y entender los movimientos


que posee y definirlos correctamente a través de los nombres bien definidos. Dichos
nombres son los técnicamente definidos de uso cotidiano (deben ser conocidos y
reconocida fácilmente la acción que identifican).

3.6.6. Factores antropométricos


Posición de pie
Los talones deben estar unidos y el cuerpo perpendicular al suelo, recostando los
glúteos y la espalda a un plano imaginario perpendicular al suelo; los brazos
descansando verticalmente a ambos lados del cuerpo con las manos extendidas,
con los hombros relajados, sin hundir el pecho y la cabeza de tal forma que pase
tangencialmente un plano imaginario por el borde superior del conducto auditivo
externo y por el pliegue del parpado inferior del ojo. Se modificará la posición de los
brazos según sea necesario para hacer las mediciones que así lo requieran.
Factores:

 Peso
 Estatura
 Alcance vertical
 Altura de ojos
 Altura de hombre
 Altura de codos
 Alcance máximo vertical
 Altura espina iliaca
 Altura rodilla
 Alcance máximo con agarre
 Alcance máximo sin agarre
 Alcance máximo lateral
 Alcance mínimo con agarre
 Alcance mínimo sin agarre

Posición sentado
Los muslos deben que estar en posición horizontal formando ángulo de 90° con la
piernas y el tronco, estando el individuo sentado con ambos pies apoyados de forma
plana sobre el suelo y el borde anterior del asiento no ejerciendo presión en la cara
posterior del muslo. Las pantorrillas y los talones unidos, recostando los glúteos y
la espalda a un plano imaginario perpendicular al suelo.

Factores:

 Altura cabeza-asiento
 Altura poplítea
 Distancia sacro-poplítea
 Altura muslo-asiento
 Altura muslo-suelo
 Altura rodilla-suelo
 Altura codo-asiento
 Altura ojos-asiento
 Altura hombros-asiento
 Altura subescapular
 Altura cresta iliaca
 Altura vertical
 Anchura de hombros
 Anchura bideltoidea
 Anchura codo-codo
 Anchura cadera sentado
 Longitud sacro-rodilla

3.6.7. Percentiles antropométricos


Se define como percentil, en su aceptación antropométrica, el valor del recorrido de
una variable, bajo el cual se encuentra una proporción determinada de la población.
Por ejemplo si en la variable estatura el percentil 5 (P5) es de 165 cm. significa que
el 5% de la población considerada mide menos de 165 cm. y el 95% restante mide
más de 165 cm. Para calcular el valor de una medida en un percentil determinado,
se requiere conocer la desviación estándar y la media de la población, y aplicar la
siguiente fórmula:

Dónde:

 P: Será la medida del percentil en centímetros, o sea el intervalo dónde se


incluye el porcentaje de la población o muestra.
 X: Media o promedio de los datos.
 σ: Desviación estándar de los datos.
 Ζα: Grado de confiabilidad.
Los percentiles son necesarios cuando para definir cuáles son las dimensiones que
se requieren de acuerdo al grupo de población para el cual se enfoca el diseño, se
pueden definir los rangos de adaptabilidad, y por ejemplo de acuerdo a percentil 5°,
50° o 95°, definir tamaño pequeño, mediano o grande de un producto o diseño.

3.6.8. Diseños ergonómicos antropométricos


3.6.8.1. Principio de diseños para extremos
Se utiliza en el caso en el cual una dimensión relevante representa un límite para el
diseño, los extremos se pueden tratar como el máximo y mínimo de la dimensión.
Por lo que respecta al diseño de ciertos aspectos de ayudas físicas, existe algún
que otro factor “limitante” que apoya la idea de un diseño que se acomode,
específicamente, a individuos que estén a uno u otro extremo de alguna
característica antropométrica, en la suposición de que tal diseño también puede
acomodarse, virtualmente, a toda la población. Una dimensión mínima, u otro
aspecto, de una ayuda se basarían, por lo general, en un valor percentil superior de
la característica antropométrica relevante de la muestra utilizada, tal como el 90, 95
o 99. Quizá con mayor generalidad, una dimensión mínima se emplearía para
establecer divisiones, como en el caso de puertas, escotillas y pasillos. Si la ayuda
física en cuestión se acomoda a los individuos anchos (es decir, el porcentaje 95),
también se acomodaría a todos los individuos de menor tamaño. El peso mínimo
que pueden transportar aparatos que soporten (como un trapecio, una escala de
cuerda o cualquier otro tipo de soporte) sería otro ejemplo. Por otra parte, las
dimensiones máximas de cualquier ayuda serian previstas sobre los percentiles más
bajos (es decir, el primero, el quinto o el décimo) de la distribución de las personas
en cuanto a características antropométricas importantes. La distancia existente
entre los instrumentos de control y el operador seria otro ejemplo; si las personas
que tiene un brazo de alcance funcional corto pueden alcanzar un control, seguro
que personas de brazos largos pueden hacerlo. A la hora de calcular tales máximos
y mínimos es frecuente la práctica de utilizar los valores de los porcentajes 95 y 5,
puesto que una acomodación del 100% podría incurrir en costes extras en
proporción a los beneficios adicionales que deberían obtenerse. Para citar un
ejemplo absurdo, nosotros no construimos puertas de dos metros y medio para los
escasos individuos que sobrepasen los dos metros, o sillas de comedor para
huéspedes que pesen más de 100 kilos. Sin embardo, hay circunstancias en las
que cabe realizar diseños que se acomoden a todo el mundo sin gastos apreciables.

3.6.8.2. Principio de diseño para intervalos ajustables


El objetivo es determinar los límites de variación de una dimensión, para que se
ajuste a una determinada proporción de la población usuaria. Se trata del diseño
idóneo, porque cada usuario ajustará, según sus necesidades, las dimensiones,
aunque se trata del más costoso por los mecanismos de ajuste que se requieren.
Determinadas características de implementos o ayudas deberían ser
preferentemente adaptables, a fin de que pudieran acomodarse a las personas de
diversos tamaños. Los ajustes adelante-atrás de los asientos de un automóvil y los
ajustes verticales de las sillas de las mecanógrafas son ejemplos al respecto. Al
diseñar objetos capaces de adaptación como los mencionados, es práctica bastante
común tener en cuenta los casos que oscilan entre el porcentaje 5 y el 95. El ejemplo
plasmado en la siguiente imagen ilustra las exigencias de adaptabilidad de un
asiento (es decir, el tipo de adaptabilidad que debería preverse para un asiento)
para acomodarlo a diferentes segmentos de la población según la altura de
sentarse. La figura ilustra aquel punto en que el total de ajustes necesarios para
acomodar los casos extremos (como los que están por debajo del porcentaje 5 o
por encima del 95) estaría en desproporción con el número adicional de individuos
que podrían acomodarse en el asiento.

En este aspecto, como en otros, las consideraciones sobre las perdidas pueden
ocupar un lugar destacado. La práctica militar de rechazar a las personas que son
muy bajas o muy altas vienen obligadas, en parte, por el hecho de que la exigencia
de artículos más pequeños o más grandes de vestimenta, calzado, etc., impondría
una carga administrativa adicional para suministrar tales artículos; resulta mejor, por
tanto rechazar la posible utilidad de tales hombre en beneficio de una cierta
simplicidad en la administración.

3.6.8.3. Principio de diseño para el promedio


El promedio solamente se utiliza en contadas situaciones, cuando la precisión de la
dimensión tiene poca importancia, no provoca dificultades o su frecuencia de uso
es muy baja, si cualquier otra solución es muy costosa, o técnicamente muy
compleja.
Frecuentemente hemos oído hablar del hombre “medio”, del hombre “típico”, pero
esto es, en un determinado sentido, un concepto ilusorio y quimérico. En los
dominios de la antropometría humana hay muy pocas personas, si es que las hay,
a las que realmente podríamos calificar como “medios”, medio de todo y cada uno
de sus aspectos. En relación con esto Hertzberg indica que, en una revisión de
personal de la Air Force (unas 4000 personas), no hubo ninguna que perteneciese
al (aproximadamente) 30% central (media) de todas las 10 series de mediciones.
Puesto que el concepto de hombre medio es algo parecido a un mito, hay algo de
racional en la proposición general de que los implementos físicos no deben ser
diseñados para este individuo mítico. Sin embargo, al reconocer esto, con todo
quisiéramos defender aquí al empleo de los valores “medios” para diseñar ciertos
tipos de implementos o de ayudas, sobre todo aquellos para los que, por razones
obvias, no resulta apropiado diseñar fijándose en os valores extremos (mínimo o
máximo) o bien no es factible prepararlos para unos promedios adaptables. Por
ejemplo, la máquina registradora de un supermercado, diseñada y construida para
una cajera media, probablemente será, en general, menos incomoda que la que se
hubiera podido diseñar pensando en un enanito de circo o en Goliat. No es posible
afirmar que esto sería lo mejor, pero sí que, colectivamente, causaría menos
inconvenientes y dificultades que aquellas cajas registradoras que fuesen más altas
o más bajas.
El espacio de trabajo humano puede abarcar muchas situaciones físicas diferentes,
incluida la del fontanero que trabajo debajo de una cañería obstruida, la del
astronauta en su capsula, la del montador en su puesto frente a la cadena de
montaje, la del que pinta el asta de una bandera, y la del sacerdote en su pulpito.
Puesto que aquí no podemos resolver los problemas de espacio de los fontaneros
o de los pintores de astas de bandera, vamos a tratar de algunas de las situaciones
más convencionales de trabajo.

3.6.8.4. Espacio de trabajo para el personal sentado.

Existen millones de personas que desempeñan sus actividades laborales mientras


permanecen sentadas en un lugar fijo. El espacio en el que se desenvuelven una
de tales personas de denomina “envoltura del espacio del trabajo”. Naturalmente
esta envoltura debería diseñarse sobre una situación, teniendo en cuenta las
actividades determinadas que han de realizarse y los tipos de personas que deben
utilizar el espacio.

3.7. Seguridad e higiene en el trabajo


3.7.1 Definición de seguridad en el trabajo
Conjunto de medidas técnicas, educacionales, médicas y psicológicas empleados
para prevenir accidentes, tendientes a eliminar las condiciones inseguras del
ambiente y a instruir o convencer a las personas acerca de la necesidad de
implementación de prácticas preventivas.

Según el esquema de organización de la empresa, los servicios de seguridad tienen


el objetivo de establecer normas y procedimientos, poniendo en práctica los
recursos posibles para conseguir la prevención de accidentes y controlando los
resultados obtenidos.

El programa debe ser establecido mediante la aplicación de medidas de seguridad


adecuadas, llevadas a cabo por medio del trabajo en equipo.

La seguridad es responsabilidad de Línea y una función de staff. Cada supervisor


es responsable de los asuntos de seguridad de su área, aunque exista en la
organización un organismo de seguridad para asesorar a todas las áreas.
La seguridad del trabajo contempla tres áreas principales de actividad:

• Prevención de accidentes
• Prevención de robos
• Prevención de incendios

3.7.2 Definición de riesgos de trabajo


En el artículo 473 de la ley de trabajo dice que son los accidentes y enfermedades
a que están expuestos loa trabajadores en ejercicio o con motivo del trabajo.

Entonces, El trabajador se ve rodeado de una serie de riesgos que si no se conocen


o no están estudiados y evaluados, pueden desencadenar una alteración a la salud;
propiciada por un accidente de trabajo, una enfermedad profesional, o una
enfermedad común derivada de las condiciones de trabajo.
Los riesgos en el trabajo pueden ser de diversos tipos:
• Riesgos físicos: Su origen está en los distintos elementos del entorno de los
lugares de trabajo. La humedad, el calor, el frío, el ruido, etc. pueden producir
daños a los trabajadores.
• Riesgos químicos: Son aquellos cuyo origen está en la presencia y
manipulación de agentes químicos, los cuales pueden producir alergias,
asfixias, etc.
• Riesgos mecánicos: Son los que se producen por el uso de máquinas, útiles,
o herramientas, produciendo cortes, quemaduras, golpes, etc.
• Riesgo de altura: Se da cuando las personas trabajan en zonas altas,
galerías o pozos profundos
• Riesgos por gas: Se dan cuando las personas trabajan manipulando gases
o cerca de fuentes de gas.
• Riesgo de origen eléctrico: Se produce cuando las personas trabajan con
máquinas o aparatos eléctricos.
• Riesgo de incendio: Se produce al trabajar en ambientes con materiales y
elementos inflamables.
• Riesgos de elevación: Aparece al trabajar con equipos de elevación o
transporte.
• Riesgos de carácter psicológico: Es todo aquel que se produce por exceso
de trabajo, un clima social negativo, etc., pudiendo provocar una depresión,
fatiga profesional, etc.
• Riesgos biológicos: Se pueden dar cuando se trabaja con agentes
infecciosos

3.7.3 Definición de accidente


El accidente del trabajo constituye la base del estudio de la Seguridad Industrial, y
lo enfoca desde el punto de vista preventivo, estudiando sus causas (por qué
ocurren), sus fuentes (actividades comprometidas en el accidente), sus agentes
(medios de trabajo participantes), su tipo (como se producen o se desarrollan los
hechos), todo ello con el fin de desarrollar la prevención.

 Accidente del trabajo Toda lesión que una persona sufra a causa o con
ocasión del trabajo y que le produzca incapacidad o muerte (ART 473 LFT)
 Accidentes de trayecto: son los ocurridos en el trayecto directo entre la
habitación y el lugar de trabajo y viceversa.

Otros accidentes del trabajo:

 Los sufridos por dirigentes sindicales a causa o con ocasión de su cometido


gremial.
 El experimentado por el trabajador enviado al extranjero en casos de sismos
o catástrofes.
 El experimentado por el trabajador enviado a cursos de capacitación
ocupacional

Los accidentes ocurren porque la gente comete actos incorrectos o porque los
equipos, herramientas, maquinarias o lugares de trabajo no se encuentran en
condiciones adecuadas. El principio de la prevención de los accidentes señala que
todos los accidentes tienen causas que los originan y que se pueden evitar al
identificar y controlar las causas que los producen.
3.7.3.1 Causas de accidentes:
Causas Directas

 Origen humano (acción insegura): definida como cualquier acción o falta de


acción de la persona que trabaja, lo que puede llevar a la ocurrencia de un
accidente.
 Origen ambiental (condición insegura): definida como cualquier condición del
ambiente laboral que puede contribuir a la ocurrencia de un accidente.

No todas las acciones inseguras producen accidentes, pero la repetición de un acto


incorrecto puede producir un accidente.

No todas las condiciones inseguras producen accidentes, pero la permanencia de


una condición insegura en un lugar de trabajo puede producir un accidente.

Causas Básicas:

 Origen Humano: explican por qué la gente no actúa como debiera

No Saber:

o Desconocimiento de la tarea (por imitación, por inexperiencia, por


improvisación y/o falta de destreza)

No poder:

o Permanente: Incapacidad física (incapacidad visual, incapacidad


auditiva), incapacidad mental o reacciones sicomotoras inadecuadas.
Temporal: adicción al alcohol y fatiga física.

No querer:

o Motivación: apreciación errónea del riesgo, experiencias y hábitos


anteriores.
o Frustración: estado de mayor tensión o mayor agresividad del trabajador.
o Regresión: irresponsabilidad y conducta infantil del trabajador.
o Fijación: resistencia a cambios de hábitos laborales.
 Origen Ambiental: Explican por qué existen las condiciones inseguras.
o Normas inexistentes.
o Normas inadecuadas.
o Desgaste normal de maquinarias e instalaciones causados por el uso.
o Diseño, fabricación e instalación defectuosa de maquinaria.
o Uso anormal de maquinarias e instalaciones.
o Acción de terceros.

3.7.3.2 Tipos de accidente


 Accidentes en los que el material va hacia al hombre:
o Por golpe.
o Por atrapamiento.
o Por contacto.
 Accidentes en los que el hombre va hacia el material:
o Por pegar contra.
o Por contacto con.
o Por prendimiento.
o Por caída a nivel (por materiales botados en los pasillos, piso
deteriorado, manchas de aceite en el suelo, calzado inapropiado).
o Por caída a desnivel (desde escaleras o andamios).
o Por aprisionamiento.
 Accidentes en los que el movimiento relativo es indeterminado:
o Por sobreesfuerzo.
o Por exposición.

La ventaja de conocer la tipología de cada accidente estriba en que a cada tipo le


corresponderán medidas específicas de prevención clasificación de los accidentes.

3.7.4 Definición de Factores que intervienen en un accidente.


En el trabajo existen cuatro factores principales o subsistemas involucrados en los
procesos productivos, estos cuatro elementos son: personas, equipo y material.
Estos elementos deben relacionarse o interactuar correctamente para evitar que
ocurran accidentes. La falla de uno de los elementos puede alterar al sistema total.
El análisis de riesgo y de prevención de accidentes debe tener en cuenta la
interacción de los cuatro elementos citados y adoptar las medidas y acciones
preventivas.

Factores.
 Personas

Se dice que un accidente ocurre por fallas mecánicas o por fallas humanas, en
realidad no existe accidentes por fallas mecánicas, porque si se ahonda en las
causas del accidente se constata que se debió a que no se hizo la reparación
oportuna, no se cambió la pieza deteriorada, no se cumplió con el cronograma de
mantenimiento establecido, no se usó el equipo de protección o no se adoptó la
medida de seguridad pertinente, todas estas causas son fallas humanas. Las
personas constituyen el principal elemento de la seguridad, porque el trabajador es
un ser pensante, analítico y previsor, pero requiere capacitación para que tenga
conciencia de los riesgos y peligros, y actué en consecuencia de ello. El error
humano se puede deber a dos motivos: a un acto inseguro o aun factor personal.

 Acto inseguro:
Es una conducta inadecuada, descuidad u osada, incluye una categoría amplia de
actitudes y conductas, tales como: sobrecarga de trabajo, descuido o falta de
atención por sueño o cansancio, distracción momentánea, subestimación del riesgo,
ignorancia de las maquinas o de sus mecanismos, no uso de equipos protectores,
fumar en zona prohibida, limpiar, reparar o lubricar a una maquina enchufada, mal
uso de herramientas, desobediencia las normas u otros actos motivados por
indisciplina o desconocimiento del trabajador.
Factor personal de inseguridad: Se debe a característica, deficiencia o condición
intelectual, psíquica o física (transitoria o permanente) que permite ejecutar el acto
inseguro. Estos factores pueden ser fisiológicos o situacionales, respecto a los
fisiológicos pueden ser: visión defectuosa, audición deficiente, baja estatura, poca
fuerza, mano pequeña u otro factor; respecto a los factores situacionales pueden
ser fatiga o cansancio, distracción o desatención, problemas personales,
desconocimiento de procedimientos, incumplimiento a reglas o normas de
seguridad, etc.
La seguridad en el trabajo apunta fundamentalmente a capacitar al trabajador para
que adopte en todo momento actitudes y conductas seguras, y esto se trabaja en
tres ámbitos; cognitivo, afectivo y conductual.

 Cognitivo:
Se trabaja en capacitación sobre estándares, procedimientos, uso de equipos de
protección, seguridad en el uso de maquinarias, instrumentos y herramientas,
conocimiento de los riesgos, así como la implementación de normas internas y
externas, desarrollo de simulacros de evaluación, lucha contraincendios etc.

 Afectivo:
Se trabaja en el desarrollo de valores y actitudes (motivación) para la prevención y
adopción de conductas seguras y en la generación de compromiso y
responsabilidad con las normas y procedimientos de seguridad.

 Conductual:
Ejecución de controles, inspecciones inopinadas y supervisiones planeadas en el
trabajo, registro de incidentes críticos, verificación del cumplimiento de las normas
de seguridad, el uso de equipos de protección, observando o sancionando los actos
inseguros y corrigiendo las condiciones inseguras.

 Equipos y maquinas
Para el trabajo se usan maquinas herramientas o instrumentos, estos tienen que
reunir las características técnicas apropiadas para el trabajo a desarrolla y deben
reunir en óptimas condiciones de funcionamiento, porque si no reúnen las
condiciones para su uso o están deterioradas pueden causar lesiones o accidentes.
Los equipos pueden ser sierras eléctricas, prensadoras, mesas, martillos, taladros,
vehículos, tornos, compactadoras.

 Materiales:
Son los insumos que se emplean en el proceso productivo, para el efecto se
manipulan, trasladan y almacenan una infinidad de materiales, pueden ser sólidos,
líquidos, gases, sustancias radiactivas, etc, cuya manipulación, transporte y
almacenamiento debe efectuarse teniendo en cuenta todos los riesgos y peligros
que conlleva, para lo cual deben usarse los equipos protectores, las prendas
apropiadas y los dispositivos de seguridad exigidos.
3.7.5 Los factores que pueden propiciar la ocurrencia de la condición o del acto
inseguro.
Los factores que pueden propiciar la ocurrencia de la condición o del acto inseguro,
como causas indirectas o mediatas de los accidentes, son:
 La falta de capacitación y adiestramiento para el puesto.
 Características personales, la confianza excesiva, la actitud de
incumplimiento a normas y procedimientos de trabajo establecidos como
seguros.
Factores
1. La falta de capacitación y adiestramiento para el puesto de trabajo, el
desconocimiento de las medidas preventivas de accidentes laborales, la
carencia de hábitos de seguridad en el trabajo, problemas psicosociales y
familiares, así como conflictos interpersonales con los compañeros y jefes.
2. Características personales: la confianza excesiva, la actitud de incumplimiento
a normas y procedimientos de trabajo establecidos como seguros, los atavismos
y creencias erróneas acerca de los accidentes, la irresponsabilidad, la fatiga y la
disminución, por cualquier motivo, de la habilidad en el trabajo, el orden y la
limpieza en la prevención de los riesgos de trabajo, son de gran importancia, ya
que la falta de los mismos en los centros laborales son las causas de un gran
número de accidentes, especialmente en: incendios, explosiones, contacto con
corriente eléctrica; golpeado por: caídas, resbalones y sobreesfuerzos.
Actos y condiciones inseguras que pueden provocar accidentes:
 Taller sucio.
 Malos hábitos.
 Inexperiencia.
 Cansancio.
 Falta de señalamiento en las zonas de riesgo.
En relación a la importancia del factor humano, un estudio efectuado por Frank E.
Bird demostró que de cada 100 accidentes, 85 se debieron a prácticas inseguras y
solo uno ocurrió por condiciones inseguras. Los 14 restantes se produjeron por
combinación de ambas causas.

3.7.6 Definición de higiene en el trabajo


Conjunto de normas y procedimientos tendientes a la protección de la integridad
física y mental del trabajador, preservándolo de los riesgos de salud inherentes a
las tareas del cargo y al ambiente físico donde se ejecutan.

Está relacionada con el diagnóstico y la prevención de enfermedades ocupacionales


a partir del estudio y control de dos variables: el hombre – y su ambiente de trabajo,
es decir que posee un carácter eminentemente preventivo, ya que se dirige a la
salud y a la comodidad del empleado, evitando que éste enferme o se ausente de
manera provisional o definitiva del trabajo.

Conforma un conjunto de conocimientos y técnicas dedicados a reconocer, evaluar


y controlar aquellos factores del ambiente, psicológicos o tensionales, que
provienen, del trabajo y pueden causar enfermedades o deteriorar la salud.

Objetivos:

 Eliminar las causas de las enfermedades profesionales


 Reducir los efectos perjudiciales provocados por el trabajo en personas
enfermas o portadoras de defectos físicos
 Prevenir el empeoramiento de enfermedades y lesiones
 Mantener la salud de los trabajadores
 Aumentar la productividad por medio del control del ambiente de trabajo.
 ¿Cómo podemos lograr estos objetivos?
 Educación de todos los miembros de la empresa, indicando los peligros
existentes y enseñando cómo evitarlos.
 Manteniendo constante estado de alerta ante los riesgos existentes en la
fábrica.
 Por os estudios y observaciones de nuevos procesos o materiales que
puedan utilizarse.

3.7.7. Enfermedad de trabajo


En muchas ocasiones el término enfermedad de trabajo se denomina enfermedad
profesional y se define como:

• Deterioro lento de la salud del trabajador producida por exposición continua


a un riesgo.

La Ley Federal de Trabajo nos dice. Articulo 475

“ENFERMEDAD DE TRABAJO ES TODO ESTADO PATOLOGICO DERIVADO DE


LA ACCION CONTINUADA DE UNA CAUSA QUE TENGA SU ORIGEN O MOTIVO
EN EL TRABAJO O EN EL MEDIO EN QUE EL TRABAJADOR SE VEA OBLIGADO
A PRESTAR SUS SERVICIOS”

Algunas de las enfermedades principales en el trabajo.


De acuerdo con los riesgos de trabajo, las enfermedades principales a que se hace
referencia la ley federal de trabajo indicado en el artículo 513 son:

 Neumoconiosis y enfermedades broncopulmonares producidas por


aspiración de polvo y humos.
 Enfermedades de las vías respiratorias producidas por inhalación de gases
y vapores
 Enfermedades producidas por factores mecánicos y variaciones de los
elementos naturales del medio de trabajo
 Enfermedades por las radiaciones ionizantes y electromagnéticas (excepto
el cáncer).
 Cáncer
 Enfermedades endógenas

3.3.7.1. Tipos de agentes que pueden producir enfermedades en el trabajo


Los agentes que pueden producir enfermedades de trabajo, son:

 Físicos
 Biológicos
 Químicos
 Psicosociales
 Ergonómico

Descripciones de los agentes

 AGENTES FISICO

Son manifestaciones de energía que pueden causar daño a las personas.

Tales manifestaciones son la energía mecánica en forma de ruido y vibraciones, la


energía calórica en forma de frío o calor, la energía electromagnética en forma de
radiaciones (ultravioleta, infrarroja,

Rayos X, láser, etc.). Es todo estado energético agresivo que tiene lugar en el medio
ambiente laboral.

 AGENTES BIOLOGICOS

Los contaminantes biológicos son seres vivos (bacterias, hongos, gusanos,


parásitos, virus) que se introducen en el organismo humano, produciendo
enfermedades de tipo parasitario o infeccioso.

 AGENTES QUIMICOS
Es toda sustancia natural o sintética (en forma de polvo, humo, gas, vapor, neblinas
y rocío) que durante su fabricación, manejo, transporte, almacenamiento o uso,
puede contaminar el ambiente y producir efectos irritantes, corrosivos, explosivos,
tóxicos e inflamables, con probabilidades de alterar la salud de las personas que
entran en contacto con ellas.

 AGENTES PSICOSOCIALES

Son aquellas características de las condiciones de trabajo, sobre todo, de su


organización que afectan a la salud de las personas a través de mecanismos
psicológicos y fisiológicos a los que también llamamos estrés, ocasionando
insatisfacción laboral o fatiga y que influyen negativamente en el estado anímico de
las personas.

 Los factores psicosociales representan la exposición,


 La organización del trabajo el origen, y
 El estrés el precursor del efecto (enfermedad o trastorno de salud que puede
producirse).

 FACTORES ERGONÓMICOS

La ergonomía es ciencia relativamente moderna y se define como el estudio


científico de los factores humanos en relación con el ambiente de trabajo
(iluminación, color, temperatura y ventilación) y el diseño de los equipos (máquinas,
espacios de trabajo, etc.), para garantizar un mejor confort.

Por lo tanto, la exposición a factores ergonómicos es debida a la falta de adecuación


de la maquinaria y elementos de trabajo a las condiciones físicas del hombre, que
pueden ocasionar fatiga muscular o enfermedad de trabajo.
3.8. OSHA
Investigando un poco sobre OSHA, me encontré con que la ley de 1970 sobre
seguridad y salud en el trabajo, el Congreso creó la Administración de Seguridad y
Salud Ocupacional (OSHA) para asegurar condiciones de trabajo seguras y
saludables para los trabajadores y trabajadoras mediante la creación y aplicación
de normas y mediante la capacitación, difusión, educación y asistencia. Para OSHA
su jurisdicción, sus inspecciones, sus prioridades, son:

OSHA Jurisdicción:

 Cubre los empleadores del sector privado


 Excluye, los trabajadores agrícolas de la familia por cuenta propia y los
trabajadores del gobierno (excepto en los estados de plan estatal)
 Aprueba y controla 27 estados del Plan Estatal, que cubren los empleados del
sector público y privado.
 Asiste a los Programas Federales de la Agencia

Inspecciones de OSHA:
 Llevado a cabo sin previo aviso
 Las inspecciones in situ, o por teléfono / fax de las investigaciones
 Los oficiales de cumplimiento altamente entrenados

Prioridades de inspección:

 Peligro inminente
 Catástrofes
 Quejas de los trabajadores y referencias
 Inspecciones específicas - las altas tasas de lesión / enfermedad, los infractores
graves
 Las inspecciones de seguimiento

De igual manera investigando sobre OIT, dice que Según, Cada día mueren 6.300
personas a causa de accidentes o enfermedades relacionadas con el trabajo – más
de 2,3 millones de muertes por año. Anualmente ocurren más de 317 millones de
accidentes en el trabajo, muchos de estos accidentes resultan en absentismo
laboral.

El coste de esta adversidad diaria es enorme y la carga económica de las malas


prácticas de seguridad y salud se estima en un 4 por ciento del Producto Interior
Bruto global de cada año.

Las condiciones de seguridad y salud en el trabajo difieren enormemente entre


países, sectores económicos y grupos sociales. Los países en desarrollo pagan un
precio especialmente alto en muertes y lesiones, pues un gran número de personas
están empleadas en actividades peligrosas como la agricultura, la pesca y la
minería. En todo el mundo, los pobres y los menos protegidos - con frecuencia
mujeres, niños y migrantes - son los más afectados.

El Programa de Seguridad y Salud en el Trabajo y Medio Ambiente de la OIT,


SafeWork, tiene como objetivo crear conciencia mundial sobre la magnitud y las
consecuencias de los accidentes, las lesiones y las enfermedades relacionadas con
el trabajo. La meta de SafeWork es colocar la salud y la seguridad de todos los
trabajadores en la agenda internacional; además de estimular y apoyar la acción
práctica a todos los niveles.

Conclusión
Concluyendo podemos decir que por medio del estudio de tiempos y movimientos
se pueden determinar los tiempos estándar de cada una de las operaciones que
componen un proceso, así como analizar los movimientos que hace el operario para
llevar a cabo la operación, he aquí donde radica su importancia ya que de esta forma
se evitan movimientos innecesarios que solo incrementan el tiempo de la operación
lo que puede traer también una elevación en los costos.

Esta herramienta también no ayudará a detectar operaciones que estén causando


retrasos en la producción y mejorar la eficiencia de la línea. Dentro del estudio de
tiempos y movimientos, también se toman en cuenta las condiciones del ambiente,
ya que estas influyen en el desempeño de los operarios. Es necesario mantener
buenas condiciones ambientales para reducir la fatiga, es en donde entran temas
como la ergonomía, seguridad e higiene, diseño de las estaciones de trabajo, entre
otros en los que se apoya la administración de la fuerza de trabajo.
Un diseño correcto no puede alcanzar sus objetivos si no se logra la participación
del trabajador en la toma de conciencia que muchas lesiones pueden evitarse con
la adopción de posturas adecuadas. Aun cuando se implemente mejoras en las
condiciones de trabajo muchas veces resulta muy difícil eliminar los esfuerzos
desplegados por el personal esto puede deberse a las propias características de la
tarea que implica posturas complejas y grandes esfuerzos.

Es un reto para el ergónomo idear un puesto de trabajo o elementos auxiliares que


pudieran contrarrestar las posturas incomodas que muchas veces inevitablemente
se requieren adoptar y tales componentes auxiliares deben ser diseñados de tal
forma que no resulten incómodos para la ejecución de las tareas o las haga más
complicadas. Como se mencionó la ergonomía es una base importante para el
estudio de tiempos y movimientos en un área de trabajo en condiciones óptimas,
así como un enfoque hacia la planeación y el diseño de instalaciones considerando
elementos como las condiciones ambientales y la antropometría. Gracias a ella es
posible identificar operaciones hombre-máquina que pueden ser susceptibles de
mejorar a través de un estudio ergonómico, detectar estaciones de trabajo que
requieran la aplicación de la ergonomía para el mejor aprovechamiento de los
espacios, contribuyendo a mejorar la calidad de vida del trabajador y el
complementar la planeación y el diseño de instalaciones desde un punto de vista
ergonómico. De la mano con esto se busca la seguridad e higiene en un trabajo que
es de suma importancia porque así nos podemos evitar muchísimos accidentes en
el área donde se labora.
Para esto necesitamos estar capacitados en todo lo que hacemos, al ingresar a
nuestro trabajo debemos tener una previa capacitación de lo que debemos y no
debemos hacer, como no y como tomar nuestras herramientas de trabajo.

En toda industria existen riesgos de trabajo, pero para evitarlos necesitamos estar
capacitados como lo mencione hace un momento. Existen varios factores que
intervienen en los accidentes, como mal estado de las maquinas, piso sucio etc. Por
eso cuando nosotros nos demos cuenta de que algo no está bien en nuestra área
de trabajo, lo debemos de reportar inmediatamente para así poder evitar los
accidentes en nuestra área.

Bibliografía
Estudio de tiempos y movimientos.
 Estudios de tiempos y movimientos: Fred E. Meyers
 http://ingenierosindustriales.jimdo.com/herramientas-para-el-ingeniero-
industrial/ingenier%C3%ADa-de-metodos/
 http://ingenierosindustriales.jimdo.com/herramientas-para-el-ingeniero-
industrial/ingenier%C3%ADa-de-metodos/estudio-de-movimientos/
Diseño y estación de trabajo
 Konz, Stephan. (1994), Diseño de Sistemas de Trabajo, 1ra. Ed., Edit.
Limusa SA, México.
 Mondelo, P.; Gregori, E.; Barrau, P. (2000), Ergonomía. 3ra. Ed., Edit.
AlfaOmega, México.
 http://sisbib.unmsm.edu.pe/bibvirtualdata/publicaciones/indata/Vol6_n1/pdf/dis
e%C3%B1o.pdf
 http://www.andragogy.org/_Cursos/Curso00197/Temario/pdf%20leccion%205/Le
cci%C3%B3n%205.pdf
 http://www.trabajoyprevencion.jcyl.es/web/jcyl/binarios/451/902/Ergonom%C3%
ADa_Salud_2_Parte.pdf?blobheader=application%2Fpdf
 http://www.mcmutual.com/webpublica/Publicaciones/McSaludLaboral/resour
ces/23/disenyar.pdf
 http://ingenieriadeltrabajo042010.wikispaces.com/file/view/Tiempos+Cron.pdf

 8.http://campuscurico.utalca.cl/~fespinos/16ANALISIS_MEJORAS_METODOS_TRA
BAJO.pdf
Ergonomía
 Ergonomía y productividad; Cesar Ramírez Cavassa; Editorial Limusa.
 Fundamentos de ergonomía; V. Zinchenko; Editorial Progreso.
 Mondelo, Pedro et al. Ergonomía 1: Fundamentos, 3ª Edición. México:
Alfaomega, 2000.
 Chiner, Mercedes et al. Laboratorio de Ergonomía. México: Alfaomega, 2004.
 Mondelo, Pedro et al. Ergonomía 3: Diseño de puestos de trabajo. México:
Alfaomega, 2001.
 Niebel, Benjamín, Freivalds, Andris. Ingeniería Industrial: Métodos,
estándares y diseño del trabajo, 11ª Edición. México: Alfaomega, 2002.
 http://www.escuelaing.edu.co/uploads/laboratorios/2956_antropometria.pdf
 http://copernico.escuelaing.edu.co/lpinilla/www/protocols/ERGO/DISENO%2
0DE%20PUESTO%20DE%20TRABAJO%202009-2.pdf
 http://prinbasergonomia.blogspot.mx/2008/06/las-herramientas-manuales-y-
los.html
 http://clubensayos.com/Negocios/GESTION-DE-
ALMACENES/1352476.html