Vous êtes sur la page 1sur 2

SISTEMA DUALISTA

El sistema dualista surgió con la intensión de disminuir el inconveniente que presenta el


sistema monista, al sustituir la regularización de resultados normal por otra mucho más
compleja, que dificultada el cierre de la contabilidad y la presentación de los estados
financieros.

Con el método dualista, los procesos contables de las dos contabilidades se llevan por
separados, en libros o soportes distintos, como si se tratara de sistemas independientes.
La contabilidad analítica, en un sistema dualista, no registra los hechos contables externos,
sino que toma los datos ya registrados en la contabilidad general como un punto de partida de
su propio proceso.

Sin embargo se plantea el problema del enlace contable con la información que se toma de la
contabilidad general; ya que realiza sus registros en libros y soportes distintos. Esto significa
que, al abrir las cuentas propias del sistema interno, no se pueden cerrar las cuentas abiertas
en la contabilidad general para completar el formalismo contables del asiento y la partida doble.
De las soluciones aportadas en el transcurso del tiempo, la más utilizada es la originaria
del plan general contable francés a través de las denominadas "cuentas reflejas". La aportación
del modelo es la reacción de un grupo de cuentas puente que permiten el enlace entre los
sistemas externo e interno, sin necesidad de cerrar las cuentas abiertas, en los asientos de
enlace de ambas contabilidades.

El grupo 9 del plan contable español de 1973 sigue un modelo de costos completos por el
método de enlace del dualismo.
CARACTERÍSTICAS DEL MÉTODO DUALISTA
 Dos contabilidades, una para el ámbito externo y otra para la interna.
 Las cuentas de almacén del ámbito externo no son de inventario permanente y funcionan
especulativamente. Las de la contabilidad interna son de inventarios permanente y
funcionan por el procedimiento administrativo.
 Proceso de regulación y obtención del resultado separados.

ANALISIS DE LA FUNCION DE LAS CUENTAS REFLEJAS:


El sistema dualista cuenta con cuatro subgrupos de cuentas reflejas, uno por cada grupo de
cuentas de la contabilidad financiera que proporcionan la información de partida, y
denominadas de la siguiente forma según el plan francés:
 Para las existencias: Stock inicial reflejo (cuenta 903)
 Para las compras: Compras reflejas (cuenta 904)
 Para las de gastos: Gastos reflejos (cuenta 901)
 Para las de ventas: Ingresos de explotación reflejos (cuenta 908)
Los datos recogidos en las cuentas reflejas se refieren a los saldos globales de las cuentas
abiertas del grupo 3 (existencias), grupo 6 (compras y gastos) y grupo 7 (ventas e ingresos).
El método dualista de las cuentas reflejas vino a eliminar los inconvenientes que podría
presentar el método monista, por un lado, y a delimitar de manera formal y planificada la
actuación de ambas ramas de la contabilidad, como aportación más visible. A modo
de síntesis, la función de las cuentas reflejas se concreta en estos tres aspectos:
 Mecanismo contable que permite dar entrada a la información suministrada por la
contabilidad general, o lo que es lo mismo, reflejar la situación de partida en el sistema
contable interno de la contabilidad de costes.
 Punto de separación de las ramas contables, con lo que se consigue dotar de
la independencia y autonomía que precisa la contabilidad analítica en el sentido de utilizar
sus propios criterios de valoración e incorporación adecuadas para la gestión empresarial.
 Instrumentos de contraste para poder comprobar la concordancia que tiene que existir entre
ambos sistemas por el hecho de partir de los mismos datos. Concordancia que se pone de
manifiesto mediante el riesgo y ajustes finales de las diferencias de incorporación.
Los saldos de las cuentas reflejas, junto con los de las cuentas de inventario y resultados,
permiten, asimismo, el cierre del sistema contable interno al final del periodo.
TIPOS DE SISTEMAS CONTABLES en los que la contabilidad de costes funciona
independientemente de la contabilidad financiera, en un sistema de cuentas separadas. Igual
que en los sistemas monistas, pueden distinguirse varias modalidades:

A) DUALISMO PURO: sin coordinación alguna entre el ámbito externo e interno.

B) DUALISMO MODERADO: con cuentas de reflejo que garantizan la coordinación, a través


de dichas cuentas, de los resultados de cada ámbito.

Estos sistemas, al incorporar un análisis autónomo del resultado interno de la empresa, facilitan
la implantación de métodos de contabilización de costes que, libres de las restricciones
impuestas por la regulación legal o profesional para la determinación del resultado externo,
permitan calcular los costes relevantes para la gestión y el control.

VENTAJAS DEL SISTEMA DUALISTA:

1.- Cada contabilidad se especializa en sus funciones características: La contabilidad externa


registra todas las operaciones del ámbito financiero, así como las necesarias para regularizar y
obtener el resultado del ejercicio. La contabilidad interna se centra en el análisis de los costes de
producción, la determinación del coste de los productos y el control de gestión.

2.- Ventajas de organización: Al existir dos secciones totalmente definidas, cada una de ellas
opera con total independencia y siguiendo las normas que le son propias.

3.- El sistema dualista refleja una mayor elasticidad y adaptabilidad a los requerimientos de cada
ámbito contable, posibilitando, incluso diferente tratamiento de determinadas magnitudes, tales
como amortizaciones, valoración de inventarios, dotación de provisiones, etc. e incluyendo
determinadas partidas de coste que bajo ningún concepto cabría considerar como gasto:
retribución al capital propio o al trabajo del empresario, por ejemplo.

4.- Ventajas de información. Cada grupo de usuarios (externos e internos) recibe la información
pertinente.

5.- Determinación más exacta del resultado en los distintos niveles y ámbitos