Vous êtes sur la page 1sur 1

LA COCINA FÁCIL

DE MARTÍN BERASATEGUI

BLANQUETA DE TERNERA

Un guiso delicado, cremoso y muy tierno, para cocinarse con calma.

-1 kg de carne de ternera para guisar


-2 zanahorias
-2 cebolletas
-Un puerro
Se corta la carne en dados hermosos y se tiene al menos
una hora antes de cocinarse, a remojo en agua fría en la -Una hoja de laurel,
nevera, para que se desangre al máximo y quede blanca. Se -Una ramita de tomillo fresco,
escurre y seca con un paño, se mete en la cazuela, se cubre -250 gr de champiñones lavados y en cuartos,
de agua con una pizca de sal y se arrima a fuego suave. -Una pizca de mantequilla
Para la salsa:
-3 cucharadas rasas de harina
-4 de mantequilla
-10 cl de nata líquida
-Una yema de huevo
-Sal y pimienta molida.

Al surgir el hervor, se escurre la carne y se refresca


pasándola por agua fría. Se vuelven a poner los trozos de
carne, escurridos, en la cazuela, se cubren con agua y se Se puede servir la blanqueta con una guarnición de arroz blanco,
añaden el puerro entero, el laurel, el tomillo, las zanahorias y pasta cocida o verduras. Lo importante que la salsa cueza bien y,
las cebolletas enteras y sal. sobre todo, que cuando se haga el roux, éste cueza el máximo
tiempo posible sin coloración, pero que la harina esté bien hecha.
Cuanto más cueza sin coger color, mejor y más rica estará la
salsa. Apesar de ser un guiso recio y contundente, vale la pena
ponerlo en práctica de vez en cuando. Los niños lo comerán muy
a gusto.

www.martinberasategui.com

2747

Se deja cocer a fuego medio al menos durante una hora (en


olla a presión, 15 minutos). Mientras, con la pizca de
mantequilla, se saltean los champiñones en una sartén, con
una pizca de sal.
Aperitivos

Cuando la carne esté cocida y tierna, se escurre y se deja en


un plato. El jugo con todas las verduras se pasa por un
colador y se pone a hervir. En un cazo se derrite a fuego
suave la mantequilla, se añade la harina, sin dejar de dar
vueltas con una cuchara de madera, haciendo lo que en
cocina se conoce como roux. Se echa entonces el jugo
hirviendo y se dan vueltas para que se integre poco a poco.
Se cuece despacio al menos diez minutos para que la harina
pierda sabor. Se mezclan en un bol la nata y la yema y se
añade sobre la salsa, sin dejar de dar vueltas. Se calienta
hasta que espese y se salpimenta. Se pasa la salsa por un
colador para que quede bien fina y se vierte sobre los trozos
de carne y los champiñones, rectificando de nuevo el
sazonamiento.