Vous êtes sur la page 1sur 1

EVIDENCIA DE PRODUCTO

Actividad 1 evidencia 2: Taller: importancia y niveles de la comunicación.

Una de las cosas que hacen que una empresa sea competitiva y eficaz es su sistema de comunicación laboral, teniendo en cuenta que no todo tipo de comunicación es constructiva ni productiva. La comunicación es una función estratégica y apoya estructuralmente el proyecto empresarial, en tanto se convierte en un instrumento para la calidad. La comunicación dentro de una empresa adquiere un carácter jerárquico, basado en órdenes y mandatos, aceptación de políticas, etc. Es por ello que hay que destacar la importancia de la relación individual frente a las relaciones colectivas y la cooperación entre directivos o altos mandos y trabajadores. La efectividad y buen rendimiento de una empresa depende plenamente de una buena comunicación organizacional. Así pues, la comunicación organizacional estudia las formas más eficientes dentro de una organización para alcanzar los objetivos esperados y proyectar una buena imagen empresarial al público externo. Hay diversos tipos de comunicación organización:

Debemos considerar respecto a esto que la comunicación organizacional es una actividad propia de todas las organizaciones, es una forma de gestión para el conocimiento y corrección de acciones que podría transgredir los sistemas productivos interviniendo directamente en interacción de la estructura organizacional

La naturaleza de la comunicación en la organización, como dimensión deontológica se expresa en su esencia misma, es decir, la organización humana. Entendida como acto de ser de la comunicación social. Lo que conlleva necesariamente a la puesta en común de propósitos, objetivos, métodos, procesos, acciones y resultados del ente colectivo. Por su parte, la finalidad de la comunicación organizacional, como dimensión teleológica es el logro de la corporatividad, como unidad de la identidad colectiva, concebida como un sistema autónomo relacionado con el entorno propio de su dimensión. Uno de los principales mecanismos de la comunicación externa es el gabinete de prensa, un organismo encargado de gestionar toda la información de la empresa para los medios de comunicación, como las notas de prensa o las entrevistas. Otro ejemplo son las relaciones públicas. A través de eventos, seminarios o actividades se busca crear y reforzar una imagen positiva de la marca a través de la web corporativa de la empresa es otra herramienta esencial, así como sus redes sociales. Con éstas, las organizaciones pueden mantener informado al público de su actividad diaria. En los tiempos que corren es indispensable recurrir a las estrategias online, marketing de contenidos, estrategias de conversión, etc. La comunicación interna es aquella que va dirigida al público de dentro de la empresa, es decir, los trabajadores y empleados, sea cual sea su rango dentro de la organización. Su nacimiento está ligado a la necesidad de las compañías de motivar a su equipo humano, de integrarlo en el sí de la organización y hacerlo partícipe dentro de la empresa. En resumen, se trata de fortalecer la relación entre la empresa y sus trabajadores. Y es que, con un personal motivado, la empresa puede ser más competitiva y eficiente.

Es importante diferenciar entre comunicación interna descendente y ascendente. La primera es aquella que se da entre los niveles directivos y sus trabajadores, mientras que la segunda es la que se da en la dirección contraria, de trabajadores a jefes. En la práctica, sin embargo, la comunicación interna descendente es la que prevalece, cosa que supone un grave error. Ambas son fundamentales, y es esencial que el trabajador se sienta un activo importante de la empresa y que a la vez sea partícipe de ésta. Por este motivo, los altos cargos deben fomentar la comunicación interna ascendente en el sí de la organización.

JUAN SEBASTIAN BARAHONA MENDOZA

APRENDIZ

SERVICIO NACIONAL DE APRENDIZAJE - SENA