Vous êtes sur la page 1sur 8

Suspensión

El término suspensión se refiere al conjunto de componentes que conectan las ruedas


con el chasis de un vehículo permitiendo el movimiento relativo entre ambos.

Se conoce como suspensión automotriz, a las formas de utilizar las fuerzas mecánicas de
torsión, con la pretensión, de amortiguar y suavizar el desplazamiento, de un vehículo,
sobre irregularidades de la superficie de un terreno. O lo que es lo mismo, la suspensión
es un medio elástico que además de sostener la carrocería asimila las irregularidades del
camino.

Función de la suspensión automotriz

Su función es la de suspender y absorber los movimientos bruscos que se producirían en


la carrocería, por efecto de las irregularidades que presenta el camino, proporcionando
una marcha suave, estable y segura. Para lograr dicha finalidad estos componentes
deben ir entre el bastidor (carrocería) y los ejes donde van las ruedas. Denominamos
suspensión al conjunto de elementos que se interponen entre los órganos suspendidos y
no suspendidos. Existen otros elementos con misión amortiguadora, como los neumáticos
y los asientos. Los elementos de la suspensión han de ser lo suficientemente resistentes y
elásticos para aguantar las cargas a que se ven sometidos sin que se produzcan
deformaciones permanentes ni roturas y también para que el vehículo no pierda
adherencia con el suelo.

Elementos de la suspensión automotriz


1. Amortiguadores: La deformación del medio elástico, como consecuencia de las
irregularidades del terreno, da lugar a unas oscilaciones de todo el conjunto.
Cuando desaparece la irregularidad que produce la deformación y, de no frenarse
las oscilaciones, haría balancear toda la carrocería. Ese freno, en número y
amplitud, de las oscilaciones se realiza por medio de los amortiguadores. Los
amortiguadores transforman la energía mecánica del muelle en energía
calorífica, calentándose un fluido contenido en el interior del amortiguador al tener
que pasar por determinados pasos estrechos. Pueden ser de fricción o hidráulicos,
aunque en la actualidad sólo se usan estos últimos. Los hidráulicos, a su vez
pueden ser giratorios, de pistón o telescópicos; aunque todos están basados en el
mismo fundamento. El más extendido es el telescópico.

2. Barra estabilizadora: Al tomar las curvas con rapidez el coche se inclina, hacia el
lado exterior, obligado por la fuerza centrífuga. Para contener esa tendencia a
inclinarse se emplean los estabilizadores, que están formados por una barra de
acero doblada abiertamente. Por el centro, se une al bastidor mediante unos
puntos de apoyo sobre los que puede girar; por sus extremos se une a cada uno de
los brazos inferiores de los trapecios. La elasticidad del material trata de mantener
los tres lados en el mismo plano. Al tomar una curva, uno de los lados recibe más
peso que el otro y trata de aproximarse a la rueda; la barra se torsiona por este
peso y ese mismo esfuerzo se transmite al otro brazo, tratando de mantener
ambos lados de la carrocería a la misma distancia de las ruedas, con lo que se
disminuye la inclinación al tomar las curvas.
3. Resortes o Muelles: Son elementos colocados entre el bastidor y lo más próximo
a las ruedas, que recogen directamente las irregularidades del terreno,
absorbiéndolas en forma de deformación. Tienen buenas propiedades elásticas y
absorben la energía mecánica, evitando deformaciones indefinidas. Cuando
debido a una carga o una irregularidad del terreno el muelle se deforma, y cesa la
acción que produce la deformación, el muelle tenderá a oscilar, creando un
balanceo en el vehículo que se reduce por medio de los amortiguadores.
4. Silentblocks y cojinetes elásticos.
Son aislantes de caucho u otro material elastómero que se encargan de amortiguar
las reacciones en los apoyos de la suspensión. Su mision es amortiguar los golpes
existentes entre dos elementos en los que existe movimiento. Suelen montarse a
presión o atornillados. Su sustitución debe realizarse cuando el caucho esté
deteriorado o exista holgura en la unión.
Los cojinetes elásticos son elemento de caucho que permiten la unión de los
componentes de la suspensión facilitando un pequeño desplazamiento. Su montaje
suele realizarse mediante bridas o casquillos elásticos. Estos cojinetes son muy
utilizados para el montaje de las barras estabilizadoras.

5. Ballestas: Están compuestas por una serie de láminas de acero resistente y


elástico, de diferente longitud, superpuestas de menor a mayor, y sujetas por un
pasador.
6. Rótulas
Las rótulas constituyen un elemento de unión y fijación de la suspensión y de la
dirección, que permite su pivotamiento y giro manteniendo la geometria de las
ruedas.
La fijación de las rótulas se realiza mediante tornillos o roscados exteriores o
interiores
7. Muelles helicoidales: Otro medio elástico en la suspensión. No puede emplearse
como elemento de empuje ni de sujeción lateral, por lo que es necesario emplear
bielas de empuje y tirantes de sujeción. Los muelles reciben esfuerzos de
compresión, pero debido a su disposición helicoidal trabajan a torsión.

8. Barra de torsión: Medio elástico, muy empleadas, en suspensiones


independientes traseras en algunos modelos de vehículos. También son
empleadas en la parte delantera. Su funcionamiento se basa en que si a una barra
de acero elástica se la fija por un extremo y al extremo libre le someto a un
esfuerzo de torsión (giro), la barra se retorcerá, pero una vez finalizado el esfuerzo
recuperará su forma primitiva.
Aunque las suspensiones automotrices han evolucionado bastante a lo largo de los años,
el principio básico por el que se fundamentan sigue siendo el mismo, es decir, la
adaptación a las irregularidades de la carretera, mediante una suspensión por cada rueda.
¿Llegaremos algún día a que la suspensión automotriz anule todo tipo de vibraciones?

Adicionalmente, la suspensión de casi todos los vehículos utiliza una serie de


elementos estructurales que accionan resortes y amortiguadores, guiando a las ruedas
en su recorrido. Este conjunto de elementos da lugar a los diferentes sistemas de
suspensión, cuyo diseño varía en función del tren, el tipo de vehículo o la utilización
a la que se vaya a someter.

Objetivo

Por tanto, el objetivo de la geometría de la suspensión será guiar las ruedas en un


desplazamiento fijado respecto al vehículo, que sea lo más similar posible al
desplazamiento ideal respecto al suelo, para ese vehículo en concreto y bajo todo tipo de
circunstancias.

Cinemática de la rueda

Desde el punto de vista geométrico, la rueda como cualquier cuerpo que se mueve en el
espacio, lo hace sobre sus tres ejes lineales, sobre los que además puede rotar, dando
lugar a un movimiento en hasta seis grados de libertad.

Elementos estructurales de la suspensión


Los sistemas de suspensión generalmente se dividen en dos grandes grupos:

a) Suspensiones dependientes: se refiere a cualquier sistema de suspensión


de automóvil en el que las ruedas de un mismo eje se encuentren sólidamente unidas
entre sí mediante un eje rígido, de modo que tanto el desplazamiento vertical como el
transversal de una sola rueda afecta al resto de las ruedas del eje.
b) Suspensión independiente: El término suspensión
independiente se refiere a cualquier sistema de suspensión de automóvil que permita el
desplazamiento vertical de una rueda sin afectar al resto de las ruedas de su tren. En este
sentido su funcionamiento se opone al de los sistemas dependientes como el eje rígido o
el eje De Dion en los que las ruedas están sólidamente enlazadas, de modo que el
desplazamiento de una rueda necesariamente genera modificaciones parásitas en la
geometría de la otra.

Ventajas y desventajas de las suspensiones dependientes e


independientes.
En el tren delantero las suspensiones independientes pronto se universalizaron por su
positiva influencia en el comportamiento de la dirección, mientras que en el tren trasero
las suspensiones dependientes han mantenido su vigencia hasta la actualidad por sus
ventajas geométricas y económicas aún en detrimento del confort.
Tipos:
Eje rígido con función motriz.
Ejes rígidos traseros con función motriz.