Vous êtes sur la page 1sur 7

ANÁLISIS DE LAS VÍAS CICLISTAS SEGREGADAS

(ACERA-BICI Y CARRIL-BICI)
“Las capacidades de respuesta de los conductores deben estar siempre por encima
de las exigencias que presenta la vía y su entorno, pues si no fuera así,
las exigencias superarán a las capacidades, y se produciría el accidente”.
(DGT, Manual del conductor, página 607, Editorial Pons, Madrid 2005)

Cuando detectamos en una ciudad las molestias, anomalías y peligros existentes en una vía ciclista
segregada (acera-bici y carril-bici ), inmediatamente obtenemos la respuesta de los defensores de
este tipo de infraestructuras diciendo que "está mal hecha". Sin embargo, posteriormente no saben
cómo hacer para resolver los problemas que presenta el carril-bici reivindicado y se limitan a decir
que "hay que hacerlo bien". También puede ocurrir que confundan conceptos y llamen "carril bici" a
lo que no es, es decir que consideren al carril-bici bien hecho aquello a lo que se denomina como
vía ciclista reservada o que se trate de una adaptación de la calzada.

Las vías ciclistas segregadas (acera-bici y carril-bici) están definidas y sus criterios de diseño vienen
en los siguientes manuales:

- A CONTRA MANO, Propuesta de normativa para el diseño de vías y otra infraestructura


ciclista, octubre 2002.
- A. SANZ y OTROS, Manual de las vías ciclsitas de Guipuzkoa. Recomendaciones para su
planificación y proyecto, Departamento para el desarrollo sostenible de la Diputación Foral de
Guipuzkoa. Septiembre 2006.
- CONTORNO S.A., Plan director de la bicicleta de Málaga, capítulo 2: “Normas básicas de
diseño para vías ciclables”, Ayuntamiento de Málaga.
- AYUNTAMIENTO DE ZARAGOZA, Plan director de la bicicleta de Zaragoza, capítulo 8:
“Criterios de diseño y ejecución de vías ciclables”
- ÁREA DE GOBIERNO DE URBANISMO, VIVIENDA E INFRAESTRUCTURAS DE
MADRID, Plan director de movilidad ciclista de Madrid, capítulo 3: “Criterios para el trazado y
diseño de las vías ciclistas”. Ayuntamiento de Madrid, enero 2007.
- A. BEDOYA, Manual per al disseny de vies ciclistes de Catalunya, Departament de Política
Territorial i Obres Públiques de la Generalitat de Catalunya. Julio 2007.
- DIRECCIÓN GENERAL DE TRÁFICO, Manual de recomendaciones de diseño, construcción,
infraestructura, señalización, balizamientos, conservación y mantenimiento del carril-bici, 2001.

Para la lectura de los manuales, nos hacemos las siguientes preguntas:


- ¿En la acera o en la calzada?
- ¿Unidireccional o bidireccional?
- ¿De qué manera se consigue que la velocidad que pueda alcanzarse en la vía ciclista segregada sea
la misma que en la calzada?
- ¿Cuál es la anchura suficiente para la vía ciclista segregada?
- ¿De qué manera se realizan las intersecciones con las otras vías?
- ¿Cómo gira a la derecha el vehículo que circula por el carril a la izquierda de la vía ciclista
segregada?
- ¿Cómo se accede a la vía ciclista segregada?
- ¿Cómo se abandona la vía ciclista segregada?
- ¿De qué manera los ciclistas giran a la izquierda si la vía ciclista segregada está a la derecha de la
calzada?

El presente documento analiza de forma resumida las vías ciclistas segregadas del tráfico (carril-bici
y acera-bici) que están bien hechas, según los manuales para su diseño (análisis más desarrollado en
La falsa seguridad del carril bici urbano). Con este análisis se puede comprobar que la respuesta
que ofrecen las vías ciclistas segregadas a las preguntas planteadas ejemplifican claramente cuáles
son las anomalías que introducen en el tráfico, los nuevos peligros que crean a los ciclistas (en
comparación con los riesgos existentes en la calzada), así como las molestias para los peatones.

1. ACERA-BICI:
- Bidireccional
En las aceras-bici con sentido opuesto al tráfico de la calzada,
el ciclista que se aproxima en sentido opuesto al tráfico no
puede ser detectado con claridad por parte del conductor que
va a girar, puesto que su estructura de pensamiento durante la
conducción le recuerda subconscientemente que debe mirar
hacia su izquierda, que es por donde de forma habitual se
pueden aproximar vehículos que puedan interferir en su
trayectoria.
DIBUJO: Mario J. Alves, Os perigos da segregaçao
de trafego no planeamento para bicicletas

DIBUJO: SHANE FORAN de Galway Cycling Campaign


- Anchura
De 1m a 1.25m por sentido. Dicha anchura no respeta la zona de
incertidumbre de seguridad necesaria para un ciclista. Por lo tanto
repercute negativamente en la velocidad máxima que pueda
desarrollar, ya que la proximidad de los obstáculos imposibilita
desarrollar la potencialidad de este medio de transporte.

- Paradas de bus
La acera-bici invade las zonas de seguridad para la bajada y subida
de pasajeros. Los pasajeros del bus no prevén la posibilidad de
circulación ciclista por la zona de seguridad en la acera, ya que se
trata de una excepción que no se da en el resto de paradas de
autobús.
- Cruce de calzada
El ciclista puede aparecer en el campo visual del conductor que circula por la calzada a una
determinada velocidad que resulte imprevisible. En comparación con un paso de peatones, donde la
velocidad de éstos es muy inferior a la de los ciclistas, el conductor que va por la calzada puede
tenerlos en su campo visual y prever sus movimientos para poder cederle el paso.

- Invasión de espacios peatonales y accesos irregulares


Incentiva la invasión ciclista de las aceras, señalizadas o no. Los
accesos y las salidas de la acera-bici se realizan desde las aceras sin
señalizar.

- Destrucción de aceras
Los manuales aconsejan, así como el artículo 27 de la Ordenanza
municipal de circulación de peatones y ciclistas de Granada
establece que las aceras señalizadas para la circulación ciclista
sean de más de 4 metros de anchura y con 3 metros de anchura
libres de obstáculos. Así como que no se construyan en zonas de
aglomeración peatonal y que permitan adelantar a los peatones
dejando una distancia lateral de 1 metro. Sin embargo, las aceras-
bici de Granada no cumplen con estas exigencias.

- Ilegales
Contradicen el artículo 121.5 del Reglamento General de Vehículos que prohíbe la circulación de
vehículos por las aceras. El Tribunal Superior de Justicia de Andalucía declaró que los itinerarios
ciclistas señalizados en zonas peatonales de Sevilla vulneran la Ley de Tráfico (Europasur 11 de
noviembre de 2008. Posteriormente el Tribunal Superior sentenció que eliminar y reducir el espacio
de las aceras para ser ocupadas por vías ciclistas no quebranta la Ley de Tráfico, ya que esa acera
deja de tener carácter de acera.(Diario de Sevilla, 23 de noviembre de 2010)

- Distancias de seguridad
Todos los manuales de diseño coinciden en que debe
establecerse una distancia de seguridad respecto a diferentes
obstáculos que existen alrededor de la acera-bici, por
ejemplo, la apertura de puertas de los automóviles
estacionados. Si embargo, en la ciudad de Granada tenemos
ejemplos de que no se han cumplido esos criterios.

- Itinerario
Circular por la acera-bici imposibilita la elección del itinerario en las mismas condiciones que el
resto de vehículos.

- Prohíbe el uso de la calzada


Aunque esta infraestructura bien hecha presente grandes inconvenientes para el ciclista, en calle
donde exista, se prohíbe el uso de la calzada (artículo 36.1 Reglamento General de Circulación y
ordenanzas municipales de Sevilla – artículo 35-, San Sebastián -artículo 46-, Valencia -artículo 36-,
Zaragoza – artículo 24-, Barcelona – artículo 14-, etc.) Incluso sin existir dicha prohibición (artículo
23 ordenanza de Granada) se da una prohibición social por parte de los automovilistas al ver a un
ciclista en la calzada en calle con acera-bici.

2. CARRIL BICI:
- Bidireccional
En los carriles-bici con sentido opuesto al tráfico de la
calzada, el ciclista que se aproxima en sentido opuesto al
tráfico no puede ser detectado con claridad por parte del
conductor que va a girar, puesto que su estructura de
pensamiento durante la conducción le recuerda
subconscientemente que debe mirar hacia su izquierda, que
es por donde de forma habitual se pueden aproximar
vehículos que puedan interferir en su trayectoria.
DIBUJO: Mario J. Alves, Os perigos da segregaçao
de trafego no planeamento para bicicletas

- Atropello por giro a la derecha

Multiplicación del riesgo. El ciclista continúa recto por el carril-bici situado en el extremo derecho
de la calzada, el vehículo que gire a la derecha circula por el carril a la izquierda del carril-bici.
Según las normas de tráfico interiorizadas por este conductor y su estructura de pensamiento
durante la conducción no le hace prever que por su derecha pueda aparecer un vehículo que
continúe recto que pueda interferir en su trayectoria. El problema se agrava además cuando el
ciclista está colocado en el ángulo muerto del espejo retrovisor del vehículo que va a girar.

DIBUJO: SHANE FORAN de Galway Cycling Campaign


- Anchura
De 1m a 1, 25m por sentido. Dicha anchura no respeta la zona de
incertidumbre de seguridad necesaria para un ciclista. Por lo tanto
repercute negativamente en la velocidad máxima que pueda
desarrollar, ya que la proximidad de los obstáculos imposibilita
desarrollar la potencialidad de este medio de transporte. Incluso, el
ciclista puede precipitarse sobre la calzada de forma imprevista
para el resto de conductores que circulan por ella.

2,50 metros
- Distancia de adelantamiento
La distancia de separación del carril bici con el carril de tráfico
contiguo es de 40 cm, por lo tanto, no se respeta la distancia de
seguridad de 1.5 m necesaria para adelantar a los ciclistas sin
ponerlos en peligro.

- Paradas de bus
El carril bici incentiva el adelantamiento por la derecha a los
autobuses en las paradas, invadiendo la zona de seguridad para la
bajada y subida de pasajeros. Los pasajeros del bus no prevén la
posibilidad de circulación ciclista por la zona de seguridad, ya que
se trata de una excepción que no se da en el resto de paradas de
autobús.

- Distancias de seguridad
Todos los manuales de diseño coinciden en que debe establecerse
una distancia de seguridad respecto a diferentes obstáculos que
existen alrededor de la acera-bici, por ejemplo, la apertura de
puertas de los automóviles estacionados. Si embargo, en la ciudad
de Granada tenemos ejemplos de que no se han cumplido esos
criterios.

- Itinerario
Circular por el carril-bici imposibilita la elección del itinerario en las mismas condiciones que el
resto de vehículos.

- Prohíbe el uso de la calzada


Aunque esta infraestructura bien hecha presente grandes inconvenientes para el ciclista, en calle
donde exista, se prohíbe el uso de la calzada (artículo 36.1 Reglamento General de Circulación y
ordenanzas municipales de Sevilla – artículo 35-, San Sebastián -artículo 46-, Valencia -artículo 36-,
Zaragoza – artículo 24-, Barcelona – artículo 14-, etc.) Incluso sin existir dicha prohibición (artículo
23 ordenanza de Granada) se da una prohibición social por parte de los automovilistas al ver a un
ciclista en la calzada en calle con carril-bici.
Circular de forma correcta en bici por la calzada evita las
molestias, anomalías y peligros de las vías ciclistas segregadas.

3. SOLUCIÓN TÉCNICA PARA LAS VÍAS CICLISTAS URBANAS:

- Unidireccional. De anchura igual a la de un carril de tráfico


normal. Desde al menos 30 metros antes de una intersección la
vía ciclista debe ser de uso compartido por todos los vehículos,
de forma que el ciclista puede cambiar de carril para girar a la
izquierda, así como el resto de vehículos que quieran girar a la
derecha puedan ocupar la vía ciclista para hacer el giro en
condiciones óptimas.

En definitiva, esta mejora técnica no es más que una mejora de


la calzada y pone de manifiesto que la circulación correcta por la
calzada evita las molestias, peligros y anomalías de las vías
ciclistas segregadas.

4. CONCLUSIONES:
Podemos decir que ese "carril bici bien hecho" presenta anomalías, molestias y peligros.
Reivindicar (o ejecutar) una red de carril bici "bien hecho" sin demostrar previamente su calidad es
una auténtica irresponsabilidad: fomentar el uso de la bici a cualquier precio, incluso perjudicando
la calidad y seguridad para la conducción ciclista. Cuando un colectivo ciclista reivindica una vía
ciclista segregada en una calle concreta, o se le ocurra hacer al ayuntamiento o al gobierno
autonómico, tienen la obligación de responder a todas las cuestiones planteadas y desestimar esta
opción ya que no alcanza la calidad necesaria para conducir la bicicleta sin destruir la seguridad del
ciclista y el potencial de la bici como medio de transporte.

Conducir la bicicleta por la ciudad no es saber montar en bici (pedalear y mantener el equilibrio),
sino poder y saber usarla como un vehículo.

La creencia de que se puede utilizar como medio de transporte al margen del tráfico de vehículos no
responde con la realidad. Como podremos comprobar tras la lectura de este informe, huir del resto
de vehículos utilizando aceras y carriles bici no evita la interacción permanente con el tráfico, ni
hace desaparecer los riesgos. Es más, estas interacciones son más arriesgadas, molestas y anómalas
para peatones, ciclistas y el resto de conductores.

Igual que se aprende a circular por la ciudad con cualquier otro vehículo o a cruzar la calle andando
por el lugar correcto, también es necesario aprender a conducir la bicicleta de manera que el ciclista
tenga las herramientas adecuadas para conocer los riesgos y poder evitarlos, consiguiendo ser
autónomo para circular por cualquier calle de la ciudad.

Una desacertada opinión considera que sobre los ciclistas se cierne


una fatalidad que, al parecer, no sufre el resto de usuarios de la calle:
los accidentes debido a despistes, imprudencias e irresponsabilidades
y/o imprevistos de cualquier índole. Como bien se sabe, esta lacra
afecta por igual a todos los usuarios de la calle. Por ejemplo: un
conductor ebrio conduciendo un coche es tan peligroso para un ciclista
como para un motorista, peatón, conductor de otro coche, e incluso
para sí mismo. La pacificación del tráfico y las medidas para la
reducción del uso del vehículo privado motorizado son técnicas que
mejoran la situación de la circulación para todas las personas y no
exclusivamente para los ciclistas.

5. BIBLIOGRAFÍA:
- DIRECCIÓN GENERAL DE TRÁFICO, Manual de recomendaciones de diseño, construcción, infraestructura, señalización, balizamientos,
conservación y mantenimiento del carril-bici, 2001.

- A CONTRA MANO, Propuesta de normativa para el diseño de vías y otra infraestructura ciclista, octubre 2002.
http://www.acontramano.org/qhacemos/campa/normativa.pdf

- A. SANZ y OTROS, Manual de las vías ciclsitas de Guipuzkoa. Recomendaciones para su planificación y proyecto, Departamento para el
desarrollo sostenible de la Diputación Foral de Guipuzkoa. Septiembre 2006.
http://www4.gipuzkoa.net/MedioAmbiente/gipuzkoaingurumena/adj/documentacion/Manual_ViasCiclistasGipuzkoa.pdf

- CONTORNO S.A., Plan director de la bicicleta de Málaga, capítulo 2: “Normas básicas de diseño para vías ciclables”, Ayuntamiento de Málaga.
http://www.ruedasredondas.org/adjuntos/PDB_Cap2.pdf

- AYUNTAMIENTO DE ZARAGOZA, Plan director de la bicicleta de Zaragoza, capítulo 8: “Criterios de diseño y ejecución de vías ciclables”
http://www.zaragoza.es/contenidos/bici/plan/CAPITULO08.pdf

- ÁREA DE GOBIERNO DE URBANISMO, VIVIENDA E INFRAESTRUCTURAS DE MADRID, Plan director de movilidad ciclista de Madrid,
capítulo 3: “Criterios para el trazado y diseño de las vías ciclistas”. Ayuntamiento de Madrid, enero 2007.
http://www.madrid.es/UnidadWeb/Contenidos/Publicaciones/TemaUrbanismo/PlanDirectorMovilidad/Criterios/3-1_Criterios.PDF

- A. BEDOYA, Manual per al disseny de vies ciclistes de Catalunya, Departament de Política Territorial i Obres Públiques de la Generalitat de
Catalunya. Julio 2007.

- MARIO J. ALVES, Os peligros da segregaçao de tráfego no planteamiento para bicicletas. Enero 2006. http://www.scribd.com/doc/3883488/Os-
perigos-da-segregacao-de-trafego-no-planeamento-para-bicicletas

- SHANE FORAN de Galway Cycling Campaign, Factores de multiplicación del riesgo de accidente en carril-bici en comparación con la
circulación de la bicicleta en la calzada
http://en.wikipedia.org/wiki/Segregated_cycle_facilities

- Europasur 11 de noviembre de 2008 http://www.europasur.es/article/opinion/289366/ciclistas/y/peatones.html


- Diario de Sevilla, 23 de noviembre de 2010 http://www.diariodesevilla.es/sevilla/detail.php?id=842543
MÁS INFORMACIÓN
http://biciescuelagranada.blogspot.com
biciescuelagranada@hotmail.com