Vous êtes sur la page 1sur 1

Aspiradoras y enceradoras

F l,. 4.7 s«cado.

d ,

un.

Para que la m áquina funcione com o lavadora, se introducen agua y detergente (aproximadamente 1,5 litros, en la mayoría de los casos) en la parte inferior del depósito. Para soltar la mezcla de agua y detergente sobre el suelo se acciona un dispositivo d e cadena o similar. Igual que antes, cuando se

acciona el interruptor, el m otor recibe corriente y el ventilador comienza a girar con el inducido; el ven­ tilador hace que el aire discurra por el conducto central, existente en la base, y por la boquilla. En ésta se recoge el agua sucia con el aire, que es

im pulsada por el tubo interior y se queda en el depó­

sito de agua sucia. C om o vem os en la figura 4-7(¿>),

el

aire atraviesa seguidamente una abertura existen­

te

en la empaquetadura y guardapolvo y es expulsa­

do al exterior a través de los respiraderos laterales

de la carcasa, acom pañado del aire recogido a través

del conducto central. Por los respiraderos superio­ res se succiona aire de refrigeración para el motor,

que es expulsado por los respiraderos laterales me­ diante el ventilador de respiración. Existen aspiradoras de lavado y secado que se enlazan a una manguera de vacío normal, la cual a

su vez se conecta al orificio de descarga de una aspiradora norm al. Cuando este orificio de descarga

se

encuentra en el fondo de la m áquina suele dispo­

nerse de un adaptador. El agua y el detergente se

añaden a través del orificio d e llenado existente

en

la parte superior, y se sueltan del depósito mediante

una cadena de tracción y una válvula. C on la máqui­ na de lavado y secado unida a la aspiradora y el interruptor conectado, la corriente de aire proceden­

te de la descarga de la aspiradora es impulsada por

los tubos de unión, la paite superior y la em paqueta­

du ra de la m áquina, y conducto central del depósito.

La form a de la parte superior y de la em paquetadura

de

la m áquina producen un efecto Venturi que gene­

ra

succión en la boquilla a través del tubo interno y

deposita el agua sucia en el recipiente (fig. 4-7r). Las quejas posibles en tom o a las aspiradoras de secado y lavado, así como a escobas eléctricas y barredoras, son prácticamente las mismas que en el caso de las aspiradoras corrientes tratadas anterior­

m ente.

d ,

l,

d

,

Autoexamen

CoiH/irobiir lo aprendido coitlesltimío ü las pregan- tas siguientes.

www.FreeLibros.me

7 3