Vous êtes sur la page 1sur 16

Sistema Muscular

El sistema muscular es el conjunto de más de 600 músculos que existen en el


cuerpo humano. Estos músculos se unen directa o indirectamente mediante
tendones a los huesos, y generalmente trabajan en pares antagónicos; la función
de la mayoría de los músculos es producir movimientos de las partes del cuerpo.
El sistema muscular crea un equilibrio al estabilizar la posición del cuerpo, producir
movimiento, regular el volumen de los órganos, movilizar sustancias dentro del
cuerpo y producir calor.

Un músculo, es un conjunto de fibras, cuya propiedad más destacada es la


contractibilidad. Gracias a esta facultad, el paquete de fibras musculares se contrae
cuando recibe una orden adecuada. Al contraerse, se acorta y tira del hueso de la
estructura sujeta. Acabado el trabajo recupera su posición de reposo.

Por ejemplo, si queremos doblar el brazo, el bíceps se contrae. El bíceps es un


músculo que une a dos huesos: por arriba, al omóplato; por abajo, al radio, en el
antebrazo. Cuando este músculo se contrae, tira del radio, y la articulación del
codo se dobla, haciendo que el antebrazo también se doble sobre el brazo. Pero el
bíceps no es capaz de que el brazo vuelva a su posición inicial, para ello necesita
ayuda de otro músculo, el tríceps. Así, cuando el bíceps se contrae, el músculo
tríceps se relaja, y el brazo se dobla. Cuando el brazo se estira, el tríceps se
contrae, y el bíceps se relaja. La mayoría de los músculos no trabajan solos, se
ayudan unos a otros para producir movimiento.

Los músculos del cuerpo están compuestos por tres tipos de tejido muscular
distinto. En ciertas características los tres tipos son similares: los afecta el mismo
tipo de estímulo, producen potencial de acción poco después de haber sido
estimulados, poseen la facultad de contraerse, la fuerza de contracción depende de
su longitud inicial, tienen la propiedad de mantener tono, se atrofian debido a la
circulación inadecuada y se hipertrofian respondiendo al aumento de trabajo.

Tipos de músculos.
Músculo Liso:

El músculo liso está compuesto de células fusiformes, de un solo núcleo; es


involuntario y forma las paredes de las vísceras huecas, como el estómago y la
vejiga, y la de los diversos sistemas tubulares, como el circulatorio, el tubo
digestivo, el aparato respiratorio y los órganos de la reproducción. Se contraen con
mayor lentitud, y por estimulación del sistema nervioso autónomo, son más
extensibles y capaces de contracción más sostenida y rítmica, más sensible a los
estímulos térmicos y químicos. Sus filamentos musculares tienen las siguientes
proteínas: Miosina, Actina, Actinina, Tropomiosina, Calmodulina. La contracción
del músculo liso de un órgano hueco ocasiona el vaciamiento de este órgano; en el
caso del tubo digestivo, el contenido es propulsado hacia el exterior mediante
ondas de contracción (movimientos peristálticos).

Músculo Cardiaco:

El músculo cardiaco, no se encuentra bajo el dominio de la voluntad, es


automático. Posee cuatro propiedades básicas: 1) ritmo, o sea la propiedad de
generar impulsos periódicos; 2) conductividad, o sea la propiedad de trasmitir esos
impulsos por todo el miocardio; 3) irritabilidad, o sea la propiedad de responder a
los estímulos; 4) contractibilidad, o sea la propiedad de contraerse respondiendo a
un estímulo.

Músculo estriado o esquelético:

El músculo estriado o esquelético, el de mayor interés para nosotros, está


compuesto por fibras que presentan bandas oscuras y claras alternas. Estas fibras
son inervadas por los nervios craneales o espinales y están bajo el gobierno
voluntario. Está constituido por 501 músculos estriados que actúan como órganos
activos del movimiento, conformado con los huesos del esqueleto verdaderos
sistemas de palancas osteomusculares. Este tipo de músculos contiene receptores
para el dolor y sus principales funciones son el movimiento corporal y el
mantenimiento de la postura.

Reciben el nombre de esqueléticos porque la mayoría de estos músculos están


unidos con los huesos. Además, los músculos esqueléticos o estriados son
también músculos voluntarios. Estos músculos se contraen, es decir se acortan,
con mucha rapidez.

Los músculos esqueléticos nos permiten caminar, correr, saltar, en fin, nos
permiten desplazarnos a plena voluntad. A excepción de los reflejos, que son las
respuestas involuntarias generadas como resultado de un estímulo.

Partes de un músculo estriado o esquelético:

Vientre muscular o cuerpo: parte central de un músculo, formado por


numerosas fibras musculares envueltas cada una de ellas con su capa de tejido
conjuntivo llamada endomisio. El conjunto de fibras musculares con sus
respectivos endomisios constituye un fascículo, rodeado por una nueva capa
de tejido conjuntivo el perimisio, el conjunto de fascículos rodeados por sus
perimisios, forman el vientre muscular que se encuentra rodeado por el
perimisio.

Tendón: cuerda de tejido conjuntivo denso que une a los músculos con el
hueso.

Aponeurosis: estructuras membranosas presentes en músculos planos, y que


les permiten insertarse.

Retináculos: elementos fibrosos que cubren a los diferentes tendones y


que los mantienen apegados.
Bolsas Sinoviales: bolsas que contienen líquido sinovial, que rodean a
algunos tendones evitando el roce contra superficies duras.

Tipos de músculos según el movimiento. Según el tipo de movimiento que


realizan, se pueden distinguir los siguientes tipos de músculos:
Flexores y extensores: Acercan o separan, respectivamente, dos partes
de un miembro.

Abductores y aductores: Alejan o acerca partes móviles hacia un eje


central.

Rotadores: hacen girar un hueso alrededor de un eje longitudinal. La


pronación y supinación constituyen dos formales especiales de rotación:

o La pronación es la rotación conjunta del antebrazo y la mano,


quedando las palmas de las manos mirándose abajo.

o La supinación es el movimiento contrario.

Elevadores o depresores: Levantan o bajan una parte del cuerpo.

Esfínteros y dilatadores: Cierran o abren un orificio corporal.

Tipos de músculos según el tipo de control. En función de la forma de control


podemos distinguir cuatro tipos de músculos:

Voluntarios: El control del músculo es ejercido de forma voluntaria por el


individuo. Se asocian con la musculatura esquelética.

Involuntarios: Estos músculos están controlados por el sistema nervioso


central, sin intervención voluntaria del individuo. También se conocen
como músculos viscerales por estar asociados generalmente a vísceras.
Se asocian con la musculatura lisa.

Autónomos: Funcionan de forma autónoma e involuntaria sin


intervención del sistema nervioso central. Por ejemplo, el cardiaco que
genera su propio impulso nervioso en el modo sinoauricular.

Mixtos: Los músculos de control mixtos suelen tener movimientos


involuntarios, pero pueden también moverse de forma voluntaria.

Funciones del sistema muscular.

Los músculos son los motores de movimiento. Son las piezas activas del aparato
locomotor. Permiten la locomoción, el movimiento de los órganos y de las distintas
partes del cuerpo, la mímica y el mantenimiento de la postura. Los músculos
pueden contraerse y relajarse cuando reciben órdenes del sistema nervioso, con
lo que modifican su longitud. Las principales funciones del sistema muscular son:
El movimiento del cuerpo (locomoción) o de alguna de sus partes.

Producción de calor. Los músculos producen un 40% del calor corporal en


reposo y hasta un 80% durante el ejercicio.

El mantenimiento de la postura.

La mímica: por acción de ciertos músculos, especialmente de la cara, se


pueden adoptar determinados gestos que sirven para expresar
sentimientos.

La función muscular se verifica mediante las siguientes propiedades:


Excitabilidad: Capacidad del músculo para responder a los estímulos
con una reacción determinada.

Contractilidad: Capacidad de la fibra muscular de acortar su longitud.

Elasticidad: Capacidad de la fibra muscular de poder recuperar su


longitud.

Tonicidad: Gracias a la cual el músculo queda siempre semicontraido,


ejerciendo de modo permanente una acción sobre los huesos a los que
está adherido.

Su misión esencial es mover las diversas partes del cuerpo apoyándose


en los huesos.

La forma de los músculos.

Cada músculo posee una determinada estructura según la función que


realicen, entre ellas encontramos:

Fusiformes: son músculos en forma de hueso, suelen ser gruesos en su


parte central y delgada en los extremos. Pueden tener varios orígenes que
van a unirse en un punto común.

Planos y Anchos: son los viscerales o involuntarios. Este tipo de músculo


son los que forman la porción contráctil de la pared de diversos órganos
tales como los que se encuentran en el tórax, y protegen los órganos
vitales ubicados en la caja torácica, el tubo digestivo, los vasos
sanguíneos que requieren de una contracción recta y sostenida.

Circulares: son los músculos en forma de aro. Se encuentran en muchos


órganos, para abrir y cerrar conductos. Por ejemplo, el píloro u el orificio
anal.
Orbiculares: Son músculos semejantes a los fusiformes, su forma puede
ser más o menos circular y son los que rodean algunas estructuras
importantes y tienen un orificio en el centro, sirven para cerrar y abrir otros
órganos. Por ejemplo, los labios y los ojos.

Cortos: son aquellos que independientemente de su forma tienen muy


poca longitud, buenos ejemplares son los de la cabeza y la cara.

Mixtos: Músculos controlados por el individuo y por el sistema nervioso, por


ejemplo, los parpados.

Otros componentes en el sistema muscular.

El tejido conectivo rodea y protege al tejido muscular. Una fascia es una capa
o lámina de tejido conectivo que sostiene y rodea a los músculos y otros
órganos del cuerpo. La fascia superficial, que separa al músculo de la piel, se
compone de tejido conectivo areolar y tejido adiposo. Provee una vía para el
ingreso y egrese de nervios, vasos sanguíneos y linfáticos al músculo. La
fascia profunda es un tejido conectivo denso e irregular que reviste las paredes
del tronco y de los miembros, y mantiene juntos a los músculos con funciones
similares.

Desde la fascia profunda se extienden tres capas de tejido conectivo para


proteger y fortalecer el músculo esquelético. La más extrema de las tres, el
epimisio envuelve al músculo en su totalidad. El perimisio rodea grupos de
entre diez y cien o incluso más fibras musculares, separándolas en haces
llamados fascículos. Tanto el epimisio como el perimisio son tejidos conectivos
densos e irregulares. En el interior de cada fascículo y separando fibras
musculares una de otra, se encuentra el endomisio una fina lámina de tejido
conectivo areolar.

Las tres fascias ya mencionadas pueden extenderse más allá de las fibras
musculares para formar el tendón muscular, un cordón de tejido conectivo
denso y regular compuesto por haces de fibras colágenas que fijan el músculo
al hueso o a la piel.

Cuando los elementos del tejido conectivo se extienden como una lámina
ancha y fina el tendón se denomina aponeurosis.
Nomenclatura muscular.

 Por su ubicación: Temporal, occipital, dorsal ancho.

Por su tamaño relativo: Pectoral mayor y menor, glúteos mayor,


mediano y menor.

Por su acción: Flexor, extensor, aductor, abductor, pronador, supinador.

Por el número de vientres: Bíceps, tríceps, cuádriceps.

Por su inserción: Esternocleidomastoideo.

Por la dirección de sus fibras: recto, oblicuos, transversos.

Por su forma: deltoides, orbicular, triangular, sóleo.


Fisiología de la contracción muscular.

Cuando un impulso nervioso llega a la terminal axónica, las vesículas


sinápticas de esta liberan acetilcolina, que transmite el impulso por el
sarcolema de la fibra muscular. El impulso viaja enseguida por túbulos
transversos y el retículo sarcoplasmático.

El impulso transmitido desencadena la liberación de iones calcio que se


combinan con la troponina y hacen que esta tire de la tropomiosina, con lo
cual quedan expuestos los sitios ligadores de miosina en la actina.

La energía liberada por la degradación de ATP hace que los puentes


cruzados de miosina liguen la actina, y su movimiento provoca el
deslizamiento de los miofilamentos delgados.
Tipos de contracción:

Contracción isotónica: El músculo se acorta. Si hay movimiento.


Tensión constante. Si hay gasto de energía.

Contracción isométrica: Acortamiento mínimo del músculo, es decir


conserva casi la misma longitud, pero aumenta su tención. Si hay gasto de
energía. Ejemplo: Llevar libros con brazo extendido.

Contracción espamódica: Es una respuesta rápida y de sacudida a un


estímulo.

Periodos de contracción:

o Periodo de latencia: Lapso entre aplicación de estímulo y comienzo


de contracción.

o Periodo de contracción: Depende de la contractibilidad.

o Periodo de relajación: Depende de la elasticidad.

2.1.7.-Distribución muscular.

Músculos de la cabeza

Músculos masticadores:

1. Temporal: Eleva la mandíbula, la parte posterior causa retracción.


2. Masetero: Eleva la mandíbula

3. Pterigoideo: Elevación y laterización de la mandíbula.

4. Pterigoideo externo: Profusión de la mandíbula, laterización de la


mandíbula al lado opuesto.

5. Digástrico: Depresor de la mandíbula.

6. Genihioideo: Depresor de la mandíbula y elevador del hioides.

Músculos cutáneos de la cabeza:

1. Cráneo:

 Frontal: Arruga la frente, eleva la piel de las cejas, expresa atención,


sorpresa, admiración, susto.

 Occipital: Desliza hacia atrás el cuero cabelludo.

 Auriculares: Son tres, están atrofiados, relacionados con


movimientos de la oreja.

Parpados:

 Orbicular de los parpados: Cierra el orificio palpebral, durante el


sueño y el guiño actúan solo por su tono.

 Súper Orbicular de los parpados: Cierra el orificio palpebral,


durante el sueño y el guiño actúan solo por su tono.

 Superciliar: Junta el entrecejo, expresa su valor, cólera,


impaciencia.

Nariz:
 Piramidal: Tira hacia abajo la piel de la región superciliar formando
líneas transversales.

 Transverso: Forma pliegues en el ala de la nariz y estrecha orificios


nasales.
 Mirtiforme: Estrechan orificios nasales y dirige hacia abajo la parte
inferior de la nariz.

 Dilatador propio de las alas de la nariz: Ensancha los orificios


nasales.

Boca y labios:

 Orbicular de los labios: Cierran el orificio bucal como un verdadero


esfínter, coopera al succionar, soplar, silbar, presión de alimentos,
pronunciación de consonantes labiales y besar.

 Buccinador: Tira hacia atrás la comisura labial aumentando el


diámetro transversal de la boca, interviene en el silbar, tocar
instrumentos de viento, acomodar alimentos en los arcos dentarios.

 Elevador común del ala de la nariz y del labio superior: Eleva el


ala de la nariz y el labio superior.

 Elevador propio del labio superior: Eleva la porción media del


labio superior.

 Canino: Eleva y lleva hacia adentro la comisura labial.

 Cigomático mayor: Tira hacia arriba y afuera la comisura labial.

 Cigomático menor: Tira hacia arriba y afuera la parte media del


labio superior.

 Risorio de santorini: Tira hacia atrás la comisura labial.

 Triangular de los labios: Tira hacia abajo la comisura labial,


expresa tristeza, al contraerse enérgicamente expresa disgusto.

 Cuadrado del mentón o de la barba: Dobla hacia afuera el labio


inferior y lo dirige abajo y afuera.

 Borla del mentón o de la barba: Tira hacia arriba el mentón y eleva


el labio inferior.

Músculos del cuello

Músculos laterales:
 Cutáneo del cuello: Depresor del pie de la barba y del labio superior,
expresa dolor, tristeza, terror. Esta atrofiado.

 Esternocleidomastoideo: Flexiona la columna vertebral, rota la cabeza


al lado opuesto, al actuar los dos juntos flexionan la cabeza y son
inspiradores.

 Escalenos: Juntos elevan las costillas y ponen rígida la nuca.


Individualmente inclina la columna cervical al mismo lado.

 Recto lateral de la cabeza: Inclina la columna vertebral al mismo lado.

Músculos suprahioideos:

 Digástrico: Deprime la mandíbula o eleva el hioides.

 Estilohioideo: Eleva el hioides.

 Milohioideo: Eleva el hioides y la lengua.

 Genihioideo: Bajan la mandíbula.

 Hiogloso: Depresor de la lengua, acercándola al hioides.

Músculo infrahioideos:

 Esternocleidohioideo: Baja el hioides.

 Homoioideo: Baja el hioides e inclina hacia atrás el hioides.

 Esternotiroideo: Baja la laringe y el hioides.

 Tirohioideo: Baja el hioides y eleva la laringe.

Músculos prevertebrales:

 Recto anterior mayor de la cabeza: Flexiona la cabeza al actuar


juntos, individualmente la rota al mismo lado.

 Rector anterior menor de la cabeza: Juntos flexionan la cabeza,


individualmente, inclinación lateral al mismo lado.
Largo del cuello: Flexión de la columna cervical, individualmente
inclina lateralmente la columna.

Músculos del tórax

Región antero-lateral:

 Pectoral mayor: Aducción y rotación del brazo, lleva el hombro hacia


arriba y adelante, eleva el tronco. Eleva el tórax y las costillas. Es
inspirador.

 Pectoral menor: Depresor del hombro, eleva las costillas.

 Subclavia: Baja la clavícula y el hombro.

 Serrato mayor: Eleva el hombro y las costillas.

Región costal:

 Intercostales externos: Son inspiradores.

 Intercostales internos: Son espiradores.

 Supracostales: Elevan las costillas.

 Infracostales: Son rudimentarios, sin función.

 Triangular del esternón: Son rudimentarios, bajan las costillas.


Músculos posteriores del cuello y del tronco

a) Trapecio: Llevan hacia adentro el omóplato y el hombro, elevan el hombro,


inclinan la cabeza hacia su lado rotando la cara al lado opuesto. Inervado por el
XI para craneal.

b) Dorsal ancho: Coloca en posición de firmes, levanta solo las costillas.

c) Romboides: Lleva el omóplato hacia adentro mientras el hombro baja.

d) Angular del omóplato: Tira el ángulo supero-interno del omóplato hacia arriba
y dentro, mientras el hombro baja e inclina la columna cervical al mismo lado.

e) Serrato menor posterior y superior: Eleva las costillas, es inspirador.

f) Serrato menor posterior e inferior: Tira hacia abajo y afuera a las últimas
cuatro costillas, es inspirador.

g) Esplenio: Extensión de la cabeza, inclinación lateral y rotación dirigiendo la


cara al mismo lado.

h) Complexo mayor: Juntos extienden la cabeza, individualmente inclina rota la


cara al lado opuesto.

i)Complexo menor: Juntos extienden la cabeza, individualmente inclina lateral la


cabeza.

j)Cervical transverso: Juntos extienden la columna cervical, individualmente


extensión, inclinación lateral y rotación de la cabeza.

k) Recto posterior, mayor de la cabeza: Juntos extienden la cabeza,


individualmente extensión, inclinación lateral y rotación de la cabeza.

l) Recto posterior, menor de la cabeza: Extensor de la cabeza.

m)Oblicuo mayor de la cabeza: Rotación de la cabeza, volviendo la cara al mismo


lado.

n) Oblicuo menor de la cabeza: Extiende e inclina lateralmente la cabeza.


Músculos del abdomen

a) Anterior:

 Recto mayor del abdomen: Baja las costillas y flexiona el tórax.


Comprime las vísceras abdominales favoreciendo la micción,
defecación, vómito y parto.

 Oblicuo mayor del abdomen: Baja las costillas, flexiona el tórax y


comprime las vísceras abdominales. Eleva y flexiona la pelvis.

 Oblicuo menor: Al contraerse uno solo, rota el tórax al mismo lado.


Juntos cumplen igual función que el mayor.

 Transverso del abdomen: Comprime el tórax, comprime vísceras


abdominales, participando en la defecación, micción, vómito y parto.

 Piramidal del abdomen: Se encuentra en la parte anterior e inferior del


abdomen.

b) Región posterior o lumboiliaca

 Cuadrado lumbar: Inclina la columna lumbar hacia la pelvis, baja las


costillas he inclina la pelvis hacia la columna lumbar.

 Psoas iliaco: Flexión, aducción y rotación externa del muslo.

 Psoas menor: Es rudimentario en el nombre

c) Región superior o diafragmática

 Diafragma: Esencialmente inspirador, al contraerse desciende


aumentando el volumen del tórax

Músculos del miembro superior

a) Músculos del hombro:

 Deltoides: Aductor del brazo hasta los 90°, elevador del brazo hacia
adelante y atrás, fija la articulación del hombro y eleva el tronco.
 Supraespinoso: Eleva y rota internamente el brazo.

 Infraespinoso: Rotación externa del brazo.

 Redondo menor: Rotación externa del brazo.

 Redondo mayor: Aducción y rotación interna del brazo.

 Subescapular: Rotación interna y aducción de brazo.

b) Músculos del brazo:

Región anterior:

 Bíceps braquial: Porciones larga y corta, flexión del antebrazo,


elevación y aducción del brazo, y supinación.

 Coracobraquial: Eleva el brazo y baja el hombro.

 Braquial anterior: Flexión del antebrazo.

Región posterior:

 Tríceps braquial: Porciones larga y corta, flexión del antebrazo,


elevación y aducción del brazo y supinación.

c) Músculos del antebrazo:

Región anterior:

Primer plano:

 Pronador redondo: Pronador y flexor del radio.

 Palmar mayor: Flexor de la mano y el antebrazo.

 Cubital anterior: Flexor y aductor de la mano.

Segundo plano:
 Flexor común superficial de los dedos: Dobla la segunda falange
sobre la primera.
Tercer plano:
 Flexor común profundo de los dedos: Dobla la tercera falange sobre
la primera.

 Flexor propio del pulgar: Dobla la segunda falange sobre la primera.

Cuarto plano:

 Pronador cuadrado: Pronación y rotación del antebrazo.

Región externa:

 Supinador largo: Flexor y supinador del antebrazo.

 Primer radial externo: Extensor y abductor de la mano.

 Segundo radial externo: Extensor de la mano.

 Supinador corto: Supina la mano y antebrazo.

Región posterior:

 Extensor común de los dedos: Extensor del antebrazo de la 1°, 2° y 3°


falange.

 Extensor propio de la muñeca.

 Cubital posterior: Extensor y aductor de la mano.

 Ancóneo: Extensor del antebrazo sobre el brazo.

 Abductor largo del pulgar: Dirige el pulgar hacia afuera.

 Extensor corto del pulgar: Extensor de la primera falange y


necesariamente dirige el metacarpio hacia afuera.

 Extensor propio del índice.