Vous êtes sur la page 1sur 3

P O R Q U É U S A R E S T I LO M I N I M A L I S TA / I N D U S T R I A L

EN CASA
MINIMALISMO
Es una corriente estética que se deriva del Pop Art que marcó la segunda mitad del
siglo XX y que surge en contraposición a lo colorido, combinación de varios elementos,
a los productos comerciales y a esa apariencia recargada tan característica de una
época pasada.

“La Simplicidad es la Sofisticación Suprema” Leonardo da


Vinci
Esta tendencia se identifica por una simple frase: Menos es más. Ya
que no busca rellenar todo el espacio disponible, al contrario, prefiere
reservarlo para lograr frescura y amplitud convirtiéndolo en un
ambiente cómodo y funcional.

En un ámbito general, se refiere a cualquier cosa que se haya “desnudado a lo


esencial”, despojado de elementos sobrantes –todos recordamos “la casa de la
abuela”- es la tendencia a reducir lo esencial.

Una característica propia del minimalismo es la utilización de figuras geométricas


básicas como círculos, cuadrados, rectángulos, rombos y hexágonos.
Es decir, está tendencia busca la sencillez para transmitir una sensación de paz,
contrario a las tenencias Barroca y Rococó.

ESTILO INDUSTRIAL
El diseño industrial va del mando con la tendencia minimalista, cada vez son más
quienes optan por combinar estos elementos en sus espacios.
Esta tendencia busca respetar en su totalidad la estructura original del espacio,
conservando conductos de ventilación, columnas, ladrillos, techos, paredes o bien, en
la utilización de muebles y adornos con un estilo muy urbano.

}
Con ayuda de la tendencia minimalista, podemos conservar la esencia de un espacio
“amplio” a la vista huyendo, de igual manera, al exceso de elementos de decoración.

Este estilo busca generar una alusión a las fábricas de la revolución industrial. Los
materiales frecuentes en esta tendencia son metales, cemento, ladrillos, aluminios,
vidrio y madera; fáciles de combinar y atractivos a la vista.

Este tipo de tendencias cada vez se ponen más de moda por su simplicidad y
elegancia en el mundo del interiorismo, además de ser fácil de combinar ya que no
están peleadas con otras tendencias –como la Vintage– y mucho más económicas que
otro tipo de decoraciones.