Vous êtes sur la page 1sur 8

PROCESOS GEODINAMICOS EXTERNOS

La Geodinámica es una rama de la Geología, que trata de los agentes o fuerzas que
intervienen en los procesos dinámicos de la Tierra.

En la geodinámica externa.- Estudia la


acción de los agentes atmosféricos externos:
viento, aguas continentales, mares, océanos,
hielos, glaciares y gravedad, sobre la capa
superficial de la Tierra; fenómenos éstos que
van originando una lenta destrucción y
modelación del paisaje rocoso y del relieve, y
en cuya actividad se desprenden materiales
que una vez depositados forman las rocas
sedimentarias. Igualmente, los efectos
resultantes sobre las formas del relieve,
evolución y proceso de modelado, es
investigado por la geomorfología.

EJEMPLOS

Fuerzas constructivas y destructivas

Las fuerzas actuantes desde el interior y exterior de la


Tierra llevan realizando esa labor desde la constitución
del planeta. Ambas fuerzas son opuestas, pues la interna
(dinámica interna) "construye" y transforma
continuamente la corteza terrestre desde el centro de la
Tierra, es decir, elevando o declinando el terreno y
alterando los materiales física y químicamente (volcanes
y manifestaciones sísmicas); mientras que la externa
(dinámica externa) "destruye", actuando por medio de las
fuerzas que tienen su origen en la radiación solar.

Las fuerzas internas "construyen" y transforman continuamente la corteza terrestre desde el


centro de la Tierra

Ambas fuerzas, interna y externa, al ser de valores opuestos


tienden a neutralizarse mutuamente. Así, cuando se
manifiestan las energías del interior de la corteza terrestre en
forma de erupciones ígneas y movimientos sísmicos que
culminan con la elevación del terreno, las energías externas
proceden a la erosión de esas elevaciones, reduciendo el
volumen y cubriendo o rellenando las depresiones.

Las fuerzas externas "destruyen" erosionando, meteorizando, desplazando y


sedimentando los materiales "construidos" por las fuerzas internas
Meteorización. -

La meteorización es la desintegración,
descomposición y disgregación de una roca en la
superficie terrestre o próxima a ella como
consecuencia de su exposición a los agentes
atmosféricos y físico-químicos, con la participación
de agentes biológicos. F. J. Monkhouse señala
que

La meteorización es la desintegración y
descomposición de las rocas, que originan
in situ una masa de derrubios.

También puede definirse como la descomposición de la roca en su lugar; sería un proceso


estático por el cual la roca se rompe en pequeños fragmentos, se disuelve, se descompone,
se forman nuevos minerales. Se posibilita así la remoción y el transporte de detritos en la
etapa siguiente que vendría a ser la erosión. La meteorización entonces, al reducir la
consistencia de las masas pétreas, abre el camino a la erosión.

Agentes.

2.- Clases de meteorización: Física, química y biológica.

LA METEORIZACIÓN FÍSICA

Lajamiento Las rocas permanentes a profundidad, dentro de la litosfera y


desde luego, elevadas a altas presiones, salen a la superficie y se
descomprimen, debido a la pérdida de carga que se transmite a la roca,
generando la ruptura de la misma y conservando sus propiedades químicas.

El lajamiento también consiste en una estructura de losas arqueadas de hasta


10 m de potencia y se considera 0,2 m como espesor mínimo. El lajamiento
corta las estructuras del substrato y, por consiguiente, postdata la consolidación
de la roca afectada. Se encuentan en la mayoría de los ambientes clímaticos.2
Crioclastia

También llamado Gelivación o Gerifracción. Este proceso


tiene lugar en zonas periglaciares, cuando debido a su
congelación, el agua aumenta su volumen hasta en un 9%
y se hiela en un espacio reducido ejerciendo presión sobre
una roca encajante, y dando paso al rompimiento de la
misma una vez que se supera la rensitencia de la tensión.

Termoclastismo

Este tipo de Meteorización física es común en ambiente semiáridos. El calor creado por la
radiación solar o el fuego, crea una variación de temperatura de las rocas, y da paso a
dilataciones y contracciones que pueden llegar a crear una ruptura de la roca. Cuando la
meteorización es causada por la radiación solar, se denomina meteorización por insolación,
mientra que si es creada por acción de fuego, se denomina choque térmico.

Temperatura

Dependiendo de los coeficientes de dilatación y absorción de los minerales por la acción de


los rayos del sol, se producen al calentarse unas diferencias de tensión en su estructura. Por
ejemplo, los materiales oscuros absorben más calor que los claros, especialmente en las
regiones desérticas y de alta montaña, en
donde las altas variaciones de
temperatura día/noche imprimen a las
rocas fuertes contracciones y
dilataciones, que culminarán a la larga
con la generación de fisuras y su
fragmentación. Cuanto más pequeños
sean los fragmentos más fácilmente serán
transportados por agentes como el viento.
Agua

El agua en estado líquido tiene influencia en la


meteorización física de las rocas, sin embargo
transformada en hielo en el interior de las fisuras
puede acortar en gran medida este proceso. En el
periodo de unas pocas horas el hielo puede abrir
grietas en las rocas superficiales y exponerlas a
una acción acelerada de otros agentes. Cuando
las rocas asoman a las capas más superficiales de
la corteza terrestre, presentan unas grietas o
fisuras (en bloques o placas) llamadas diaclasas,
resultado de la acción expansiva que manifiestan
al reducirse la compresión a que están sometidas en el interior de la corteza. Cuando el agua
de lluvia o procedente de los deshielos penetra en el interior de estas grietas, queda sometida
a otro efecto expansivo cuando la temperatura desciende por debajo de los 0 grados.

METEORIZACIÓN QUÍMICA
Un yagrumo (Cecropia peltata) crece en la pared del Monumento a la Batalla de la Puerta,
en Venezuela, y muestra la acción sobre la disolución del cemento y de la roca caliza del
propio monumento por la acción de los ácidos de sus raíces.

Produce una transformación química de la roca provocando la pérdida de cohesión y


alteración de la roca. Los procesos más importantes son los atmosféricos, el vapor de
agua, el oxígeno y el dióxido de carbono que están implicados en:

 Oxidación Al reaccionar algunos minerales con el oxígeno atmosférico.


 Disolución Importante en minerales solubles como cloruros, nitratos, en rocas
calcáreas y en el modelado kárstico.

 Carbonatación Se produce al combinar el dióxido de
carbono con ciertos minerales como el carbonato de
calcio que se transforma en bicarbonato el primero es
insoluble al agua pero el segundo no lo es, por lo que es
arrastrado por ella.

 Hidratación Por la que el agua es incorporada a la estructura de algunos minerales


aumentando de volumen como el sulfato de calcio hidratado. Este proceso es fácil
de ver, por ejemplo, mezclando anhidrita con agua, lo que produce una reacción
exotérmica (desprende calor) al transformarse en yeso (sulfato de calcio hidratado).


 Bioquímica La acción de los ácidos orgánicos procedentes de la descomposición de
materiales biológicos en el suelo.

Los nidos hechos en el suelo por las termitas (Isoptera) en la Gran


Sabana (Venezuela) generan una alteración considerable de los
minerales del suelo y del subsuelo. Esta alteración favorece el
crecimiento de algunas plantas en la mayoría de los termiteros
abandonados.
METEORIZACIÓN BIOLÓGICA

Algunos seres vivos contribuyen a transformar las rocas. Así, las raíces de las plantas se
introducen entre las grietas actuando de cuñas. Al mismo tiempo segregan sustancias que
alteran químicamente las rocas, como puede verse en la imagen: la decoloración de la pared
por la acción de los ácidos (carbónico y de otros tipos) nos muestra claramente este proceso.
También algunos animales, como las lombrices de tierra, las hormigas, las termitas, los
topos, etc., favorecen la alteración in situ de las rocas en la superficie.

A ese tipo de alteración, a veces química, que realizan los seres vivos la llamamos
meteorización externa.

3.- Erosión. Clases.

La erosion
Sobre la superficie terrestre se siguen produciendo cambios permanentemente, pero
éstos son muy lentos y se notan luego de varios siglos. Los factores externos que influyeron
y siguen tendiendo influencia sobre la superficie terrestre se dividen en:

Meteorización mecánica:

Destrucción de las rocas por rotura


Temperatura: Las amplios variaciones de temperatura entre el día y la noche que se
producen en las zonas de clima árido provoca la contracción y dilatación de las rocas
produciendo grietas y fisuras en las mismas.
Hielo: En los climas fríos, el agua que se filtra entre las rocas se congela y dilata. De esta
forma actúa como cuña y parte las rocas.
Vegetales: Las raíces de los vegetales se introducen en las fisuras de las rocas y al crecer
las van partiendo en trozos más pequeños.

Meteorización química: Destrucción de las rocas por alteración


de sus componentes químicos.

La meteorización química o por alteración de los componentes


químicos se divide en dos formas:
Oxidación: La acción del oxígeno sobre los componentes
metálicos de las rocas producen la oxidación de los mismos,
formando nuevos elementos compuestos.
Disolución: La filtración de agua en suelos calcáreos disuelve la caliza.
Erosión por acción del viento:

Pule las rocas, transporta las partículas y las acumula.

La acción del viento sobre terrenos desprotegidos o carentes de vegetación se manifiesta


de tres formas:

Transporte de partículas: Los vientos levantas polvo y otras partículas de la superficie


trasladándolas a otras zonas

Acumulación de partículas: Cuando los vientos encuentran un obstáculo o cesan


depositan las partículas transportadas.

Pulido de superficies: Las partículas que transporta el viento van puliendo y


esculpiendo diferentes superficies que encuentran a su paso.

Erosión por acción del agua: Desgasta la superficie de


distintas formas de acuerdo al tipo de contacto ríos
subterráneos van formando grutas al solidificarse la caliza en
forma de estalactitas y estalagmitas

El agua desgasta la superficie terrestre de diferentes formas de acuerdo a la forma en que


entra en contacto con ella:
w Lluvia: El agua que no se infiltra en el suelo se
desplaza sobre la superficie arrastrando partículas y
produciendo un aplanamiento o nivelación del terreno.
Si a su paso encuentra un camino propicio, el desgaste
continuo produce la formación de ríos y arroyos.

Río: Una vez formado el río, éste continua desgastando


el terreno y arrastrando el material a través de su curso.
El mayor desgaste se produce en las zonas de mayor
pendiente. Este sedimento termina depositándose en
lugares de poca pendiente donde el curso del río se hace
más lento.

Mar: El oleaje del mar choca contra las costas y retrocede permanentemente. De
esta forma desgasta la superficie y remueve las partículas hacia el mar, regularizando
las formas costeras. Esta constante erosión se denomina abrasión.

Glaciar: Los glaciares son ríos de hielo ubicados en las montañas que se forman por
acumulación de nieve. Se deslizan muy lentamente arrastrando rocas de las laderas
de las montañas. Al retirarse dejan profundos valles en forma de U, depresiones que
forman lagos y colinas formadas por sedimentos llamadas morenas