Vous êtes sur la page 1sur 3

BARROCO

El Barroco fue un periodo de la historia en la cultura occidental que produjo obras en el campo de la literatura, la
escultura, la pintura, la arquitectura, la danza y la música, y que abarca desde el año 1600 hasta el año 1750
aproximadamente. Se suele situar entre el Renacimiento y el Neoclásico, en una época en la cual la Iglesia católica
europea tuvo que reaccionar contra muchos movimientos revolucionarios culturales que produjeron una nueva ciencia y
una religión disidente dentro del propio catolicismo dominante: la Reforma Protestante.

Como estilo artístico el barroco surgió a principios del siglo XVII y de Italia se irradió hacia la mayor parte de Europa.
Durante mucho tiempo (siglos XVIII y XIX) el término barroco tuvo un sentido peyorativo, con el significado de
recargado, desmesurado e irracional, hasta que posteriormente fue revalorizado a fines de siglo XIX por Jacob
Burckhardt y luego por Benedetto Croce y Eugenio d'Ors.

La palabra barroco fue inventada por críticos posteriores, más que por los practicantes de las artes en el siglo XVII y
principios de siglo XVIII, es decir, los artistas que plasmaban dicho estilo. Proviene de la palabra portuguesa "barroco"
(en español sería "barrueco"), que significa "perla de forma irregular", o "joya falsa". Una palabra antigua similar,
"barlocco" o "brillocco", es usada en el dialecto romano con el mismo sentido. También se le llama "barro-coco". Todas
ellas significan lo mismo. Otro interpretación lo deriva del sustantivo "Baroco", usado en tono sarcástico y polémico para
indicar un modo de razonar artificioso y pedante. En ambos casos el término expresa el concepto de artificio confuso e
impuro, de engaño, de capricho de la naturaleza, de extravagancia del pensamiento.

El término "barroco" fue después usado con un sentido despectivo, para subrayar el exceso de énfasis y abundancia de
ornamentación, a diferencia de la racionalidad más clara y sobria de la Ilustración (siglo XVIII ). Fue finalmente
rehabilitado en 1888 por el historiador alemán de arte Heinrich Wölfflin (1864-1945), quién identificó al Barroco como
oponente al Renacimiento y como una clase diferente dentro del arte "elaborado".

ROMANTICISMO

El Romanticismo es un movimiento cultural y político originado en Alemania y en el Reino Unido (Gran Bretaña e Irlanda
del norte) a finales del siglo XVIII como una reacción revolucionaria contra el racionalismo de la Ilustración y el
Clasicismo, confiriendo prioridad a los sentimientos. Su característica fundamental es la ruptura con la tradición
clasicista basada en un conjunto de reglas estereotipadas. La libertad auténtica es su búsqueda constante, por eso es
que su rasgo revolucionario es incuestionable. Debido a que el romanticismo es una manera de sentir y concebir la
naturaleza, la vida y al hombre mismo que se presenta de manera distinta y particular en cada país donde se desarrolla;
incluso dentro de una misma nación se manifiestan distintas tendencias proyectándose también en todas las artes.

Se desarrolló en la primera mitad del siglo XIX, extendiéndose desde Inglaterra a Alemania hasta llegar a otros países. Su
vertiente literaria se fragmentaría posteriormente en diversas corrientes, como el Parnasianismo, el Simbolismo, el
Decadentismo o el Prerrafaelismo, reunidas en la denominación general de Posromanticismo, una derivación del cual
fue el llamado Modernismo hispanoamericano. Tuvo fundamentales aportes en los campos de la literatura, la pintura y
la música. Posteriormente, una de las corrientes vanguardistas del siglo XX, el Surrealismo, llevó al extremo los
postulados románticos de la exaltación del yo.
MODERNISMO

El termino "moderno" se utiliza para nombrar lo que sigue la "moda" de una época, es decir aquello que va de acuerdo
con las tendencias de su tiempo. La iniciativa de dar este nombre al movimiento de América Latina partió de Rubén
Darío, quien es un articulo sobre Ricardo Contreras publicado en Chile publicado en 1888, califico el estilo de este
escritor mexicano como "expresión moderna". Dos años mas tarde, en un comentario sobre una visita realizada a
Ricardo Palma, empleo el termino "Modernismo" para calificar el "espíritu nuevo" que movía a un grupo de escritores.

Durante un tiempo la denominación fue empleada de una manera peyoritativa, para referirse a la nueva generación de
escritores llamándolos decadentes, amanerados y extranjerizantes. El modernismo no recibió el reconocimiento y el
respeto publico hasta que Rubén Darío se acredito su legitimidad como movimiento estético con valores propios y con
fuerzas renovadoras positivas.

El modernismo literario tuvo su origen en Hispanoamérica, entre los años 1880 y 1914, impulsado en especial por el
poeta nicaragüense Rubén Darío.

Aquí en Hispanoamérica se registro una lenta pero creciente reacción contra las corrientes académicas y románticas,
protagonizadas por varios y renombrados escritores como por ejemplo González Prada, Salvador Díaz Mirón, entre
otros.

En el desarrollo del modernismo, es posible identificar los siguientes momentos:

Iniciación: La primera generación modernista (1882-1896). José Martí y Manuel Gutiérrez Nájera inician un trabajo de
actualización de la lengua, principalmente en la prosa, aunque también en el verso, muy fijos al modelo español.

Culminación: En 1888, Rubén Darío publica su libro Azul. En esta época ya se habían realizado grandes innovaciones en
la palabra poética. Por medio de su obra en Chile, Argentina y España, Darío realiza una tarea excepcional, que consolida
el Modernismo como movimiento continental y se convierte en su síntesis más brillante, tanto en América como en
España. En 1896 se edita Prosas Profanas, el libro de Darío que oficializa el Modernismo en Hispanoamérica.

Continuación: La segunda generación modernista. Consagrado Rubén Darío como jefe de la escuela del Modernismo,
cuando ya los iniciadores habían muerto prematuramente, los escritores de esta segunda generación continuarían la
obra con sus aportes personales. Ellos son, entre otros, Leopoldo Lugones, Ricardo Jaimes Freyre, Amado Nervo, y Julio
Herrera y Reissig.

METAFORA

La metáfora es una figura retórica que consiste en identificar dos términos entre los cuales existe alguna semejanza. Uno
de los términos es el literal y el otro se usa en sentido figurado.

La metáfora (del griego metá o metastás: ‘más allá, después de’; y phorein: ‘pasar, llevar’) consiste en la identificación
de un término real con un término imaginario. Establece una relación de identidad total entre dos seres, reflexiones o
conceptos, de tal manera que para referirse a uno de los elementos de la metáfora se organiza el nombre de otro.
Significa comparar dos elementos sin ocupar nexos.

El término es importante tanto en teoría literaria (donde se usa como recurso literario) como en lingüística (donde es
una de las principales causas de cambio semántico). Se utiliza también en psicología para referirse al poder profundo de
las «historias-metafóricas» y su acción en el cambio interno, la visión o el paso a un nivel de conciencia más profundo.
Ejemplo de metáforas:

Tus ojos son dos luceros (significa que tienes los ojos brillantes o iluminados)

Tus cabellos son de oro (cabello rubio)

CANCIONES CON METAFORAS

El taxista...tiene metaforas

soñe....tiene metafora

besame la boca....tiene alegorias

Que hago yo...comparacion

Alejandro Sanz y Ricardo Arjona