Vous êtes sur la page 1sur 10

TALLER PSICOPATOLOGÍA

ESTUDIANTE
DIEGO HERNANDO MEJIA

DOCENTE:
ANDREA OBANDO CUELLAR

FACULTAD DE CIENCIAS HUMANAS Y SOCIALES

PSICOPATOLOGIA

UNIVERSIDAD COOPERATIVA DE COLOMBIA

BOGOTÁ D, C

SEMESTRE 2-2019
1. Describa y explique las principales conductas de la psicosis infantil.

A. Aislamiento-autismo: Es la incapacidad del niño para establecer un sistema


de comunicación con su entorno.
En el transcurso del primer año:
 Son descritos por su madre como bebés tranquilos, ya que, no
solicitan a nadie, se manifiestan poco y parecen felices cunado están
solos.
 Parecen indiferentes a la presencia del adulto: ausencia de
intercambio con la madre, indiferencia a la voz y al rostro de la madre,
desviación de la mirada.
 Se percibe la falta de actitudes anticipatorias, es decir, por ejemplo,
no voltean la cabeza hacia la madre cuando esta entra en su
habitación, no piden los brazos de la madre y/o no muestran agitación
alguna cuando va tomársele en brazos.
 El “dialogo tónico”, esto es, el dialogo que se da madre/bebé a través
del intercambio corporal de información, no existe, no esta: cuando se
les coge en brazos o se les lleva producen la impresión de peso
muerto, como un saco de harina.
 El despertar psicomotor se haya modificado: la sonrisa (3er mes), y
ausencia de angustia ante el extraño (8vo mes) lo que indica la
incapacidad del bebé para representarse a la madre mentalmente.
Segundo y tercer año:
 Es ya muy evidente el autismo
 No hay contacto con el ambiente, incluida la madre quien no se siente
reconocida por su hijo.
 Mirada parece ausente, vacía y difícil de fijar. Pero, a veces, se
observa que, al contrario, el niño tiene una mirada vigilante extrema
pero periféricamente, es decir, “de reojo”, especialmente si él mismo
no se siente observado. Fijación de la mirada en luces y objetos
giratorios. Hace juegos manuelas ante los ojos.
 Rehúsa el contacto físico o cuando se establece es extraño porque el
niño se interesa por una parte del cuerpo del adulto como por ejemplo
cabellos, orificios en la cara, rodillas, piel, etc. Y, si hace contacto físico
con el adulto, es para utilizarlo como un simple instrumento, así, toma
la mamo de este y lo dirige a un objeto deseado.
 El niño utiliza a los objetos parcialmente, de forma extraña y no
simbólicas mediante manipulaciones repetitivas y estereotipias.
 Muestra interés por objetos insólitos o raros, frecuentemente duros.
Estos objetos también pueden ser sonoros, de forma compleja, trozos
de un objeto (muñeco mecánico al que se le da cuerda
indefinidamente, rueda de cochecito que gira incesantemente,
alambre, insecto o gusano de tierra, etc.). El niño puede vincularse a
alguno de estos objetos extraños, como lo hace un niño normal a un
oso de peluche.
 “signo del cubo que quema”: el niño acerca la mano lentamente al
objeto y la retira rápidamente en cuanto lo toca.
 Los juguetes con figura humana pueden poner al niño agresivo, y acto
seguido, los rompen o los desmiembran violentamente.
 Indiferencia al juego.

B. Conductas motoras
 Anomalía tónica
 Hipotonía generalizada, particularmente postural: la hipotonía
hace referencia a la debilidad muscular que se define como
una falta de tono muscular.
 Las distonías son frecuentes: la distonía es un trastorno del
movimiento que causa contracciones involuntarias y causan
movimientos repetitivos o de torsión.
 Las paratonías son frecuentes: Es la anomalía de la
contracción muscular en la cual el músculo que
voluntariamente se quiere relajar, se contrae y queda tenso.
 La catatonia es rara, pero puede observarse en las psicosis de
la segunda infancia: la catatonia se presente como la
imposibilidad de movimiento debido a un estado de rigidez
muscular que impide la contracción muscular, entre otros
síntomas.
 Gestualidad inhabitual dada la edad: Se constituye por un
inacabable juego con las manos ante los ojos, mucho más allá de los
5-6 meses. Marcha normal incluso, a veces, se da precozmente.
 Comportamientos motores específicos:
 Estereotipias motrices son frecuentes: se trata de
movimientos repetitivos, rítmicos en los que el niño parece
ensimismado. Con frecuencia afectan a las manos
(movimientos finos de los dedos o de la muñeca), pero también
a la cara (labios, lengua), la marcha (sobre la punta de los pies,
movimientos de peonza) y a la cabeza (inclinación, movimiento
del cuello, etc.).
La estereotipia puede ser más compleja cuando incluye un
objeto manipulado indefinidamente de igual manera, o bien
implican al cuerpo en su conjunto: deambulación, balanceo
sobre uno u otro pie, o balanceo prolongado.
 Olfateo: conducta especifica. El niño huele los objetos, las
personas y los alimentos a los que se acerca o toca.
 Inestabilidad: frecuentes en psicosis no autistas. Son niños en estado
de agitación, se suben a las mesas, a los muebles y a los radiadores.
Los golpes con los muebles o las personas menudean, pero no
desencadenan ni llanto ni defensa.
C. Trastornos del lenguaje:
 Puede darse ausencia total del lenguaje (autismo de kanner).
 Son niños silenciosos que solo emiten ruidos extraños y
estereotipados: rechinar los dientes, ruidos de matraca, gritos agudos
y desgarrados.
 Otras veces el lenguaje se retrasa mucho, después de los 4-5 años.
En estos casos hace su aparición de manera desordenada: articula
correctamente bloques de frases enteras, pero no repite un simple
fonema. Pude aparecer un neolenguaje incomprensible.
 El canturreo es frecuente: el niño es capaz de retener perfectamente
las palabras de una canción, sin otro lenguaje adicional.
 Inversiones pronominales, el “yo” es sustituido por el “tu”, o por “él”, o
por el nombre de pila. Raramente se adquiere el “si”.
 Cuando aparece un lenguaje satisfactorio se observan regresiones:
desde la desaparición de ciertas palabras hasta el mutismo
secundario. En casos muy raros se observa una exacerbación del
lenguaje: el niño da pruebas de gran dominio verbal, aprende páginas
de diccionario, e incluso lenguas extranjeras, vivas o muertas. Esto
puede llegar a la creación de una nueva lengua con leyes
gramaticales.
En todos los casos, lenguaje no posee una verdadera función
comunicativa o que al menos el placer no reside en dicha comunicación.
 No responde a su nombre y se muestra inmutable ante los ruidos.
Se observa cierta “comprensión periférica”. Cuando el adulto
solicita algo a otro niño, puede evidenciar con sorpresa que el niño
psicótico realiza lo que le ha pedido al otro niño. Esto permite
descartar la hipótesis de sordera.
D. Trastornos de las funciones intelectuales.
 A menudo puede constatarse el déficit intelectual, por no decir
siempre.
 Diversas funciones específicas (organización temporoespacial,
rítmica, etc.) pueden hallarse perturbadas, pero también de forma
desordenada, con éxitos a menudo desconcertantes en un
determinado sector.
 Se señala la dificultad en la integración de esquema corporal, como
atestigua la mediocre calidad de los dibujos del muñeco: muñeco
renacuajo, sin piernas, cuerpo mutilado, sin respeto por las
proporciones habida cuenta la edad, etc.

E. Trastornos afectivos:
 Oscilaciones rápidas del humor: niños que sin razón manifiesta
alternan fases de tristeza o llanto, o simplemente de seriedad con
inhibición o postración motriz, con fases de exuberancia, risas y
agitación motora.
 Crisis de angustia aguda: pueden ser espontaneas o sobrevenir
después de frustraciones mínimas, o tras un cambio imprevisto del
ambiente, es decir cambio de lugar de algún objeto de la casa o cambio
en la imagen de un adulto. Crisis de angustia masivas que, a menudo
van acompañadas de crisis de agitación y manifestaciones coléricas
hetero y autoagresivas.
 Crisis de risa, próximas a la risa discordante del adulto, gritos o
quejas brutales, sin vinculación aparente con el ambiente.
 Crisis de cólera, intolerancia a la frustración, automutilaciones:
son reacciones frecuentes.
F. Trastornos de las conductas mentalizadas
 Fobias: casi siempre de apariencia extravagante (fobia a los ruidos
mecánicos.), extensiva, cambiante.
 Rituales: son a veces múltiples. Además de las estereotipias próximas
a los rituales, se han descrito rituales al acostarse, de verificación.
 Delirios: son raros en el niño. La existencia del delirio atestigua
siempre profundas distorsiones en el reconocimiento del yo y del otro,
del mundo real y del imaginario. La temática delirante central está en
el cuerpo, o bien a temas centrados en el ambiente como temas
espaciales, cósmicos, basados en series televisivas. A veces se
observan ideas persecutorias, más elaboradas cuanto más grande
es el niño.
 Alucinaciones: difíciles de corroborar. Algunos niños parecen tener
actitudes de escucha o de observación fija, que evocan las
alucinaciones auditivas o visuales.
G. Trastornos psicosomáticos
 Trastornos del sueño: son frecuentes. Son de dos tipos.
 Insomnio tranquilo: El bebé mantiene los ojos muy abiertos en
la oscuridad, sin dormir, pero sin manifestar ni reclamar la
presencia materna.
 Insomnio agitado: el niño grita, se mueve, chilla, sin poder
clamarse durante horas, todas las noches.
Estos insomnios aparecen en el primer semestre de vida y pueden
durar meses e incluso años.
 Trastornos alimenticios precoces son frecuentes: succión deficiente,
anorexia, rechazo del biberón o del seno, vómitos repetidos, etc.
También aparecen desde el primer semestre.
 Trastornos esfinterianos (enuresis, encopresis).
 Pueden ser primarios o secundarios, permanentes o
intermitentes, según el ritmo de los momentos evolutivos, las
fases de ansiedad o las separaciones. El retraso en la
adquisición del control es habitual, aunque algunas veces, por
el contrario, la adquisición de control es muy precoz.
 Antecedentes somáticos: si bien algunos niños psicóticos parecen
poseer buena salud física. Se señalará especialmente la frecuencia de
deshidrataciones agudas.
 La epilepsia asociada a las psicosis infantiles.
2. Realice un cuadro explicativo de las psicosis precoces y la psicosis de la
segunda infancia.

Psicosis de la segunda infancia


Psicosis infantiles precoces
(Algunas de ellas son la prolongación de una
forma precoz)

Desarrollo paupérrimo de personalidad por la Se dan en una personalidad mucho más


sintomatología del autismo de kanner que expresa estructurada, con mayor grado de maduración.
la incapacidad del niño para relacionarse con su
entorno, y como sabemos, la relación del niño con
su entorno es crucial para su desarrollo
Autismo
Autismo precoz de kanner Autismo secundario, aquí el niño, lentamente
El autismo, aislamiento o soledad puede ser empieza a perder el contacto con su entorno, es
observado en el trascurso del 2do o del 3er semestre decir, rompe relaciones amistosas, bajan sus
siendo ya evidente en el segundo año. actividades, aislamiento afectivo, etc. En algunos,
Según F. Tustin. Clasifica el niño conserva durante mucho tiempo una
Autismo primario anormal: es la prolongación del aparente adaptación social, salpicada
autismo primario normal. Se halla especialmente en generalmente por trastornos del
los casos de carencia afectiva grave (cercana al comportamiento: rechazo escolar sin motivo
hospital ismo de Spitz). evidente, fuga no motivada bajo forma de
Autismo secundario de caparazón (ASC). El niño vagabundeo, crisis de cólera o de agresividad, etc.
parece construirse una concha alrededor de su yo. (se da retraimiento autista.).
La huida de todo contacto es extrema. La expresión
clínica del ASC esta próxima al autismo infantil de
Kanner.
Autismo secundario regresivo (ASR): caracterizado
por la regresión protectora, frente al terror
experimentado ante el no-yo y lo desconocido. La
fragmentación, la dispersión, y la escisión son los
mecanismos prevalentes.

Lenguaje
Puede ausencia total del lenguaje (autismo Frecuentemente el lenguaje se halla ya
Kanner). Son niños silenciosos que emiten ruidos elaborado, habiendo la posibilidad de mutismo
extraños y estereotipados. secundario que se da lentamente, empezando por
Otras veces la aparición del lenguaje se retrasa fuera de la familia y puede ser total (retraimiento
mucho, después de los 4-5 años de forma anárquica. autista)
Primeramente, puede aparecer un neolenguaje
incomprensible.
Canturreo frecuente sin otro lenguaje adicional. Se Se mantienen actividades graficas como dibujar y
observan ecolalias de una palabra o frase acabada la escritura, que son posibilidades de
de escuchar. comunicación.
Se dan inversiones pronominales. Se puede dar la regresión formal del lenguaje, es
decir, desestructuración del lenguaje e
inversiones pronominales. También en otros casos
pueden aparecer neologismos y manierismo
verbal.
La hipercatexia del lenguaje es específica para
ciertas psicosis. Es la búsqueda de un lenguaje
adulto-morfo mediante un control y maestría
absolutos, pueden aprender muchas definiciones
o una nueva lengua. Sin embargo, esto aparece
como un obstáculo para la comunicación y para el
intercambio afectivo
Conductas motrices
Las conductas motoras expresadas y explicadas en Se pueden dar crisis de agitación aguda o crisis de
el punto anterior (anomalía tónica, Gestualidad cólera con hetera y autoagresión. A menudo se
inhabitual dada la edad, comportamientos motores añaden trastornos de sueño, rechazo alimenticio y
específicos Inestabilidad). trastornos esfinterianos.
La inmutabilidad la necesidad ansiosa e imperiosa Conductas impulsivas, pueden limitarse a
del niño autista de mantener su entorno idéntico: violencias verbales (en familia, maestros, amigos)
objetos y muebles deben conserva un mismo lugar, pero otras veces se exteriorizan a través de
un mismo aspecto, y mismo orden. Así, cuando el conductas peligrosas: agresiones violentas a un
niño regresa a terapia busca un objeto que está en tercero, piromanía, conducta delictiva.
su sitio habitual y lo manipula como si lo hubiese Reaccionan ante estas conductas con indiferencia
dejado allí a la espera. o fría racionalización.
Muestran incapacidad de reconocimiento y de
discriminación de las diversas emociones (mímicas
faciales)

Catexis cognitiva
En las publicaciones de lengua francesa el debate Además de las formas deficitarias que acompañan
planteado por las psicosis precoces, aparte del la psicosis precoz con frecuencia aparecen fallos
autismo de kanner, son las relaciones entre la bruscos en la capacidad intelectual.
organización psicótica y las manifestaciones de la Formas que evocan las nociones de debilidad
serie deficitaria. evolutiva (targowla).
Mises aísla “las psicosis precoces con En ciertos casos se constata, especialmente, en la
manifestaciones deficitarias”, caracterizadas por un fase aguda, el hundimiento de la eficiencia, que
bajo nivel de eficiencia. Para kanner la eficiencia puede persistir más allá del periodo inicial.
también es muy débil.
3.Señale los principales aportes de la explicación de enfoque
psicopatológico.

A. Existencia de una aniquilación primaria de aniquilación, mutilación o absorción que


implica la total disolución o la destrucción del individuo. En clínica, las crisis de
angustia de los niños psicóticos pueden alcanzar grados extremos.
B. No distinción entre el yo y el no-yo, el no reconocimiento de sus límites y de los del
otro. La expresión clínica de este hecho vendría dada por la ausencia de sonrisa ante
el rostro humano, la no aparición de ansiedad ante el extraño o ciertas reacciones
paradójicas, la manipulación del propio cuerpo y del de los otros como un
instrumento externo, la no percepción de los límites corporales que desemboca en
frecuentes caídas, heridas, accidentes, etc., sin asomo alguno de actitud protectora.
C. Ruptura con la realidad como consecuencia de la no delimitación precisa del
contorno de sí mismo. La realidad externa se incluye en sí, y permanentemente
amenaza su existencia. En clínica se observa a menudo la defensa contra esta
ruptura con la realidad, ilustrada por la necesidad imperiosa de “identitud”, o por el
repliegue autista y las actitudes que lo acompañan. Mínimos cambios externos, tales
como cambios de decoración, un nuevo peinado de la madre o de la cuidadora
pueden suscitar la aparición de reacciones catastróficas.
D. Prevalencia de los procesos primarios sobre los procesos secundarios: la no
relevancia del tiempo y/o del espacio, asociada a las características precedentes,
mantiene al niño psicótico en el ámbito de los procesos primarios, en el que
cualquier afecto debe ser instantáneamente evacuado. Si no es así, corre el riesgo
de aniquilar al sujeto o de aniquilarse él mismo. Esta prevalencia de los procesos
primarios explica distintos mecanismos defensivos utilizados por el niño psicótico y
especialmente el papel de la descarga motriz extrema.
E. La ausencia de nexo entre las pulsiones libidinales y las pulsiones agresivas o,
según algunos autores, entre las pulsiones de vida y las pulsiones de muerte
conduce a un estado de desintricación pulsional y a la frecuente preeminencia de
pulsiones agresivas o pulsiones de muerte. Los fantasmas son invadidos por estas
pulsiones mortíferas: imágenes de engullimiento, aniquilación, descuartizamiento,
devoración, explosión, etc., sin que las pulsiones de vida puedan “sujetar” o
“secundarizar” tales fantasías; de ahí la especificidad de la angustia.
F. Los mecanismos de defensa arcaicos, que son comunes en la posición
esquizoparanoide y son desarrollados a partir del trauma del nacimiento y descritos
por Melanie Klein.
Frente a esta ausencia de coherencia y de límites del yo y de la persona, frente a
esta vida fantasmática dominada por los procesos primarios, la angustia arcaica y
las ideas destructoras, el funcionamiento mental utiliza mecanismo de defensa
específicos, a los que gustosamente llamaremos arcaicos.
 La identificación proyectiva es causa y consecuencia de la no distinción
Yo/no-yo. Este mecanismo de defensa mantiene al niño en un universo
caótico. Su ilustración clínica vendría dada por la frecuente inversión
pronominal.
 La escisión presenta numerosas consecuencias: la vida afectiva, la intelectual
y el entrono son, sin cesar, objeto de una fragmentación que dificulta la
adquisición de una experiencia vivida en su continuidad. A menudo se trata
de una escisión cualitativa, tendiente a un mundo maniqueo: bueno-malo,
bien-mal, fusión-abandono, amor-odio, sin continuidad, sin transición
posible de uno a otro.
 La introyección, la negación, la idealización y la omnipotencia (estas últimas
forman parte de lo que se ha determinado “defensas maniacas”) también
son descritas. Estos mecanismos son un correlato de los precedentes, cuyos
afectos a veces refuerzan. Así, la idealización tiende a construir un objeto
magnifico, todopoderoso y a la vez terrible (con frecuencia, la imagen de la
madre), cuya protección hay que conseguir, pero cl precio de la renuncia a la
individualidad.