Vous êtes sur la page 1sur 3

EL NECIO Y EL PEREZOSO

Pr. 26:6-28
Fondo histórico.
6-11, 17-19, 23 Aquí se presenta una lista de incongruencias, cosas que normalmente nunca aparecen juntas.
6 Se corta los pies. Dejar un asunto importante en manos de un necio es tan doloroso y sin sentido como una
herida que uno mismo se ha infligido.
7 penden. Un proverbio en la boca de un necio es tan inútil como las piernas débiles de un lisiado.
8 el que ata la piedra a la honda. Dar honor a un necio es tan inútil y peligroso como atar una piedra en una honda.
La piedra puede caerse fácilmente y herir al lanzador.
9 espino que se clava en la mano de un borracho. Así como es peligroso un espino blandido por un borracho,
también es potencialmente dañino un proverbio dicho por un necio.
10 el que toma a sueldo… insensatos y vagabundos. La persona que pone a un necio o a un extraño en un puesto
de responsabilidad es tan peligrosa y temeraria como un arquero que tira sin apuntar.
11 El perro... su vómito: El perro era un animal impuro para los judíos. No era un animal doméstico y por ello era
peligroso tener uno en casa; ser comparado con ese animal era uno de los peores insultos. 2 P 2:22. Cf. Fil. 3.2.
12 El que se tiene por sabio piensa que ha llegado a la perfección del saber; por eso más puede esperarse de un
necio que de él, ya que el necio puede al menos reconocer su ignorancia. El orgullo no le deja ver a una persona su
necedad. Cf. Pr 3.7; 29.20.
13 Hay un león en el camino. La vagancia del perezoso le hace imaginar peligros (cp. 22:13).
14 la puerta gira sobre sus quicios. El perezoso se queda anclado a su cama.
17 que toma un perro por las orejas. Si un entremetido sufre heridas, no puede culpar a nadie sino a sí mismo.
19 ¿Acaso no estaba yo bromeando? No se puede justificar el engaño al prójimo diciendo que “sólo fue una
broma.” El daño causado por el engaño puede ser tan serio como el de teas y flechas encendidas (v. 18).
22 bocados deliciosos. Las palabras del calumniador son recibidas con placer (cp. 18:8).
23 escoria de plata. Lo que parece plata puede ser metal impuro en realidad. De manera semejante, se puede
hablar en forma atractiva para disfrazar las malas intenciones.
24-26 Siete abominaciones hay en su corazón: otra posible traducción: Su mente está llena de maldad. El número
siete es símbolo de plenitud. Cf. Sal 28.3; Jer. 9.4-8.
26 la congregación. Es decir, la asamblea judicial (en esta vida o en la vida venidera).
27 cava un hoyo…hace rodar una piedra. Estas dos frases se refieren a trampas que se usaban para cazar
animales. Los malos efectos de las palabras, con el tiempo recaen sobre el que las dice.
28 Atormente al que ha lastimado: según la versión griega (LXX): odia la verdad. hace resbalar. Es decir, su propia
ruina (cp. 21:13). El daño destinado hacia otros se vuelve sobre el que lo infligió.

Pr. 26:6 (NTV)


“Confiarle a un necio que lleve un mensaje,
¡es como cortarse los pies o tomar veneno!”
FONDO HISTÓRICO
EL NECIO Y EL PEREZOSO
Pr. 26:6-28
Verdad central: Solo los que quieren ser sabios tienen la actitud receptiva necesaria para sacar el mejor provecho
de los proverbios.
Lee tu Biblia y responde:
1. No se debe confiar en un necio, Pr. 26:6-12.
vv. 6-7. Enviar recado por mano de un necio es inútil y riesgoso. Es como cortarse los ______, es decir, el mensaje
no llegará a su destino; es como si el remitente tratara de entregarlo en persona caminando largas distancias sin
pies. “Beber su ______” es lastimarse a sí mismo, así como lo es confiar en un mensajero infiel. También, un
proverbio en su boca es tan inútil como las piernas de un cojo (25:19). El necio no sabe qué hacer con un
proverbio; no lo entiende ni lo aplica.
vv. 8-9. Carece de todo sentido y es peligroso atar una piedra en la honda porque podría herir al lanzador. Así que
darle la honra al necio, a quien es inapropiado dar honor (v.1), no tiene sentido y puede dañar la reputación de
quien se la otorga. Su sabiduría podría ser cuestionada. Como se vio en el v.7, el proverbio en la boca del necio es
inútil. Aquí se le compara con espinas ___________ en las manos del borracho. Eso podría significar: 1. El ebrio
puede lastimar a otros si lanza las espinas (NTV). 2. Podría ser tan insensible al dolor, que no siente las espinas en
su mano. Así el necio es insensible a la sabiduría (DHH). 3. Un ebrio no puede sacarse una espina de la mano es
como un necio que no puede aplicar un proverbio que cita. Quizá el primer significado es el mejor.
vv. 10-11. La insensatez de un empleador al contratar los insensatos y _____________ (o borrachos) es como el
arquero que con violencia descontrolada tira indiscriminadamente sin tener un blanco (v.18). A la larga, emplear “a
cualquiera” perjudicará al empleador. El v.11 (citado en 2 P 2:22): “como el perro que vuelve a su _______”, así es
el necio que no puede aprender de la experiencia. Él repite su necedad a pesar de que sus hábitos son horribles.
v. 12. Al concluir esta serie de declaraciones respecto al necio este dicho dice que ser necio es mejor que ser sabio
en su propia opinión. El orgullo o envanecimiento ciega a la persona en cuanto a su necesidad; al menos un necio
puede reconocer que necesita corrección.
2. La pereza es más peligrosa que un león, Pr. 26:13-16.
El perezoso, toma medidas extremas para no salir de su casa, tal como decir que: “un _____ está en las calles.” A
pesar de que se la pasa dando vueltas en su cama, parece estar anclado a ella como la puerta a las bisagras
(v.___). Ni siquiera juntará la fuerza necesaria para levantarse. Este cuadro de un perezoso que se muere de
hambre porque se niega a llevar su mano a la boca también se encuentra en 19:24.
3. Efectos dañinos del mal hablar de los insensatos y de los perezosos, Pr. 26:17-28.
v. 17. Pleitos. Aquél que “toma al perro por las _________” puede estar seguro que lo morderá. Así es el que
pasando casualmente se deja llevar de la ira en un pleito ajeno (lit., “se deja excitar por”). Al hacer eso se mete en
problemas por interferir en una situación que desconoce.
vv. 18-19. Engaños. Otra vez se menciona a un tirador de arco desenfrenado para ilustrar a un buscapleitos (v.10).
En la NVI este versículo dice: “Como un loco que lanza mortales flechas de fuego”. Después de engañar a su amigo,
el insensato trata de evitar que lo acusen diciendo que lo hizo por _______. Pero ese humor es de muy mal gusto.
Su engaño ya ha hecho daño como hace una saeta mortal.
vv. 20-22. Chismes. Donde no hay chismoso, cesa la (v.20) _____________ y cuando se quita el combustible, se
apaga el _______. Por el contrario, las rencillas contribuyen para encender (lit., “calentar”) contienda así como el
carbón y la leña encienden el fuego. En el v.22 murmurar de otros es comparado con comer bocados suaves, esto
procede de un término en hebreo lahām, que significa “devorar ansiosamente”.
v. 23. Mentiras. Como escoria (o baño) de plata se refiere a una cubierta atractiva puesta sobre una olla de barro.
Esto se relaciona con los labios __________ y el corazón ______. El que trata de disfrazar sus motivaciones y
carácter malévolo por medio de un discurso elocuente, es como si bañara un jarro de barro con plata (Lc. 11:39).
vv. 24-26. Trampas. Este segmento amplía el punto anterior (labios, corazón y el hablar). El malicioso planea
(v.24b) _________, pero trata de disimularlo con su hablar suave. El v.25 advierte sobre ser engañado por el
malicioso que habla amigablemente pero su corazón está lleno de ___ abominaciones [es decir, numerosas, 6:16].
Su odio (šin’ah) se traduce igual en 10:12, 18; 15:17. A pesar de que un rufián puede esconder sus verdaderos
sentimientos temporalmente por medio del engaño, a la larga saldrán a la luz.
vv. 27-28. El tema del v.27 es la destrucción por engaños personales. Cualquier intento de atrapar o destruir a
otros a la larga se revertirá sobre el que arma el complot. La gente que miente es en realidad odiosa; desea dañar a
otros al tratar de socavar su reputación.
APLICACIÓN DEL ESTUDIO. Jalarle las orejas a un perro es una buena forma de lograr que lo muerda e intervenir
en pleitos es una buena forma de resultar herido. Es mejor mantenerse al margen de discusiones que no nos
incumban.
COMENTARIO BÍBLICO JAMIESON-FAUSSET-BROWN
CAPITULO 26
6. Tan seguro es el fracaso del necio como si fuese cojo. bebe su daño—eso es, lo recibe en abundancia (Job
15:16; 34:7).
7. Alzar las piernas—“Están flojas:” “no son iguales;” “quítense” (versiones varias). En todo caso, está la idea de
que son ocasión de torpeza, tal como la que muestra el necio tratando de usar una parábola o proverbio. Una
piedra, atada a la honda, es inútil; así la honra conferida al necio es honra tirada.
9. El ebrio se lastima más tratando de sacar la espina; así el necio es incapaz de usar la parábola mal o bien.
10. El texto del hebreo aquí es obscuro. Mejor acaso: “Mucho daño (lit., heridas) hace él a todos los que
recompensan…” Es decir, la sociedad es dañada cuando se complace a los malévolos. transgresores—debe
traducirse por vagabundos;
11. Aunque repugna a otros, el necio se deleita en su necedad.
12. Es más difícil enseñar a los vanidosos que a los insensatos.
14. (Cf. los caps. 6:10; 24:33.) Se mueve, pero no desocupa su lugar.
16. Los irreflexivos, ajenos a su ignorancia, se infatúan.
17. se deja llevar—(Cf. entrometerse, caps. 20:19; 24:21.) Como tomar el perro por las orejas, o soltarle, envuelve
peligro de ser mordido, así el éxito o fracaso del pelito ajeno envuelve el riesgo inútil del buen nombre, no hace
ningún bien, y puede que haga mal.
18, 19. daña—engaña; el posible daño de una persona irresponsable.
20, 21. El chismoso esparce la contienda (cap. 16:28); el rencilloso la enciende.
23. Como el enchapado de plata no da valor a la burda vasija de barro, tampoco las profesiones calurosas lo dan a
la insinceridad.
23. otro parece—eso es, disimula. El odio hace hipócritas.
25. El desarrollo del sentimiento del v. 24. siete—vale decir “muchos” (cap. 24:16).
26-27. El engaño se manifiesta al fin, y los impíos muchas veces por su propio arte obran su retribución (Sal 7:16).
28. Los hombres odian a los que injurian. falsa lengua—cf. los labios por la persona (cap. 4:24; Sal. 12:3).

COMENTARIO BÍBLICO MATTHEW HENRY


CAPÍTULO 26
6-9. Los necios no son aptos para confiar en ellos ni para tener ninguna honra. Los dichos sabios, cuando un necio
los da y aplica, pierden su utilidad.
10. Este versículos puede declarar cómo el Señor, el Creador de todos los hombres, tratará a los pecadores según
su culpa o cómo el poderoso entre los hombres desgraciará y castigará al malo.
11. El perro es un aborrecible emblema de los pecadores que vuelven a sus vicios, 2 Pedro 2:22.
12. Vemos a más de uno que tiene algo de sentido, pero que se enorgullece de ello. Esto describe a quienes
piensan que su estado espiritual es bueno, cuando realmente es muy malo.
13. El hombre perezoso odia todo lo que requiera atención y labor. Pero es necio que nos asustemos de los deberes
reales por dificultades imaginadas. Esto puede aplicarse al hombre perezoso en los deberes de la religión.
14. Habiendo visto que el hombre perezoso teme su trabajo, aquí lo encontramos enamorado de su comodidad. La
comodidad corporal es la triste ocasión de muchas enfermedades espirituales. No se preocupa por seguir adelante
con su tarea. Así son los profesantes perezosos. El mundo y la carne son los goznes en los que ellos que se cuelgan;
y aunque se muevan en un rumbo de servicio externo, no están más cerca del cielo.
15. El perezoso sale de su cama, pero pudo quedarse ahí porque probablemente nada hará que pase en su trabajo.
Corriente es que los hombres que no quieren hacer su deber finjan que no pueden. Los perezosos en la religión no
se darán el trabajo de alimentar su alma con el pan de vida, ni para recibir en oración las bendiciones prometidas.
16. El que se esfuerza en la religión sabe que está obrando para un buen Señor y que su labor no será en vano.
17. Atarearnos en los asuntos de otros hombres es ir a la tentación.
18, 19. El que peca en broma debe arrepentirse en serio o su pecado será su destrucción.
20-22. La contienda calienta el espíritu y echa a las llamas a las familias y las sociedades. Y ese fuego es
corrientemente encendido y mantenido ardiendo por los chismosos y contestadores.
23. El corazón malo que se disfraza es como un recipiente de cerámica roto cubierto por escoria de plata.
24-26. Desconfía siempre cuando el hombre habla bien a menos que lo conozcas bien. Satanás, en sus tentaciones,
habla bien, como lo hizo con Eva, pero es locura darle crédito.
27. ¡Cuántos esfuerzos hacen los hombres para hacer mal a los demás! Pero están cavándose la fosa, están
rodando una piedra, haciendo un trabajo duro y se preparan mal para sí mismos.
28. Hay dos clases de mentiras igualmente detestables. Una mentira calumniadora, cuya maldad todos ven. Una
mentira aduladora que destruye en secreto. El hombre sabio tendrá más temor del adulador que del calumniador.