Vous êtes sur la page 1sur 6

Alumno: Torres Pérez José Armando Grupo: 3IV63

EVAPORACIÓN EN MÚLTIPLE EFECTO

Introducción
En la evaporación de soluciones, uno de los costos más importantes es el del vapor de
agua utilizado para evaporar el agua. Un evaporador de efecto simple desperdicia bastante
vapor de agua, pues no se utiliza el calor latente del vapor que sale del evaporador. Sin
embargo, este costo puede reducirse en evaporadores de efecto múltiple que recuperan el
calor latente del vapor que se desprende y lo vuelven a utilizar.

El empleo del múltiple efecto se inició hace más de 140 años (década de 1840 a 1850), por
el francés Norbert Rillieux quien establecido dos principios básicos.

1) “En un evaporador de múltiple efecto, cada Kg de vapor usado en el primer efecto


evaporara tantos Kg de agua como hay cuerpos en el equipo.”

2) “Si se extraen los vapores de cualquiera de los otros cuerpos de un evaporador a


múltiple efecto para remplazar el vapor utilizado en otro aparato; la economía derivada
será igual al numero de Kg de vapor así acumulando, multiplicado por el numero de orden
de sucesión del cuerpo en cuestión dentro del equipo, y divido por el numero total de
cuerpos o efectos.”

Los equipos de múltiple efecto fueron utilizados para la concentración de soluciones de


sacarosa en la obtención de azúcar de caña y remolacha.
Para determinar el número de efectos y que este sea viable económicamente hablando, es
necesario elaborar un balance económico, considerando los siguientes puntos:

• Costo del vapor de calentamiento en función de la presión de vapor.

• Vacío en el condensador de mezcla.

• Costo del agua para la condensación.

• Determinar el tipo de evaporador de acuerdo con las propiedades físicas y química de


la solución que se va a concentrar.

• Desechar los evaporadores de mayor costo de los determinados si ellos proporcionan


el mismo servicio, conservando la calidad de producto.

• Determinar el tipo de alimentación o sistema de múltiple efecto, en función de algunas


propiedades de la solución (sensibilidad al calor, viscosidad, incrustaciones, etc.) y en
función de las necesidades del proceso.
• Determinar el área del evaporador de acuerdo con las condiciones de operación
establecidas y de los valores de los coeficientes de transferencia de calor estimados
para cada efecto.

• Determinar el consumo del vapor de agua y de los KW; para cada cálculo del número
de efectos.

• Determinar los gastos fijos y los de operación para cada cálculo del número de efectos.

• Graficar la suma de loas gastos fijos y de operación, contra el número de efectos


correspondientes.

Una vez establecido dicho balance se pueden proponer 4 sistemas diferentes; paralelo,
contracorriente, mixto y batería. En todos los casos el vapor de calentamiento se introduce
en el primer efecto y se indica en forma progresiva el número de éste, conforme el sentido
en que circula el evaporado hasta llegar al último efecto que está conectado al condensador.
El evaporado del primer efecto se utiliza como vapor de calentamiento en el segundo y el
evaporado del segundo pasa como vapor de calentamiento al tercero y así sucesivamente
hasta que el evaporador del último efecto pasa al condensador de mezcla.
El nombre del sistema se deriva de la forma en que se alimenta la solución diluida y de su
trayectoria durante el proceso de su concentración hasta obtener la solución concentrada.

Sistema en paralelo
También conocido como evaporador de múltiple efecto con alimentación hacia adelante, es
un sistema en el cual la solución diluida se alimenta en el primer efecto y sigue en forma
paralela la trayectoria el evaporado, utilizado como vapor de calentamiento pasando por el
2do, 3ro, etc. Hasta llegar al último efecto en donde se obtiene la solución concentrada.
Si la alimentación del primer efecto está a una temperatura cercana al punto de ebullición
y a la presión de operación de dicho efecto, 1 Kg de vapor de agua evaporará casi 1 Kg de
agua. El primer efecto opera a una temperatura suficientemente alta como para que el agua
que se evapora sirva como, medio de calentamiento del segundo efecto. Nuevamente, en
el segundo efecto se evapora casi 1 Kg de agua, que se emplea como medio de
calentamiento del tercer efecto. De manera aproximada, en un evaporador de efecto triple
se evaporan 3 Kg de agua por kilogramo de vapor de agua usado. Por consiguiente, el
resultado es un aumento de la economía de vapor de agua, que es kg de vapor
evaporado/kg de vapor de agua usado. Esto también resulta cierto de forma aproximada
para más de tres efectos. Sin embargo, este aumento de la economía del vapor de agua en
un evaporador de efecto múltiple se logra a expensas de mayor inversión en el equipo.

Sistema en contracorriente

También conocido como evaporador de múltiple efecto con alimentación en retroceso, es


un sistema en el cual la solución diluida se alimenta en el último efecto y sigue la dirección
opuesta a la del evaporado, hasta llegar al 1er efecto, en donde se obtiene la solución
concentrada.
Este método de alimentación en retroceso tiene ventajas cuando la alimentación es fría,
pues la cantidad de líquido que debe calentarse a temperaturas más altas en el segundo y
primer efectos es más pequeña. Sin embargo, es necesario usar bombas en cada efecto,
pues el flujo va de baja a alta presión. Este método también es muy útil cuando el producto
concentrado es bastante viscoso. Las altas temperaturas de los primeros efectos reducen
la viscosidad y permiten coeficientes de transferencia de calor de valor razonable.

Sistema mixto

La solución diluida se alimenta en un evaporador intermedio entre el 1er y ultimo efecto y


de ahí pasa a los demás en cualquier dirección obteniendo la solución concentrada en
cualquiera de los otros efectos, ya sea en el 1ro o el último.

Sistema en batería
Cuando la solución de alimenta en cada uno de los efectos, concentrándose hasta obtener
la solución final, se tiene el sistema en batería.

Recomendaciones para seleccionar un equipo de múltiple efecto

Sistema en
Sistema en paralelo contracorriente Sistema mixto Sistema en batería

❖ Si la solución ❖ Si la solución ❖ Si la solución ❖ Si la solución está


concentrada (soluto) concentrada no es concentrada no es saturada en su
es sensible al calor o sensible al calor. sensible al calor y la concentración y se
altas temperaturas. temperatura de la desea obtener el soluto
❖ Si la solución alimentación es mayor en cristales pequeños
❖ Si la solución concentrada desarrolla a la de ebullición de la (lodo).
concentrada no alta viscosidad. solución del último
desarrolla altas efecto.
viscosidades. ❖ Si se requiere que la
solución concentrada ❖ Si no se requiere el
❖ Si la solución diluida esté caliente para producto muy caliente
tiene alta temperatura someterla a otro y si la temperatura de
y la concentración no proceso como es la la alimentación es
tiene alta viscosidad. cristalización y/o menor a la del último
secado para obtener el efecto, el producto se
❖ Si la solución soluto seco puro. obtiene en un efecto
concentrada se intermedio.
necesita a baja ❖ Si la temperatura de la
temperatura y no alimentación es baja y ❖ Si la temperatura inicial
desarrolla alta el soluto no es sensible es alta y se requiere un
viscosidad. al calor. producto a alta
temperatura.

Condensadores en múltiple efecto


Por regla general, los vapores del último efecto de los evaporadores de efecto múltiple salen
al vacío, esto es, a presiones inferiores a la atmosférica. Estos vapores deben condensarse
y descargarse como líquido a presión atmosférica. Esto se logra al condensar los vapores
usando agua de enfriamiento. El condensador puede ser de superficie, donde el vapor por
condensar y el líquido de enfriamiento están separados por una pared metálica, o de
contacto directo, donde el vapor y el líquido de enfriamiento se mezclan directamente.

• Condensadores de superficie: Los condensadores de


superficie se emplean cuando no se desea que se
mezclen el condensado y el agua de enfriamiento. En
general, son condensadores de tubos y coraza con
vapor en la coraza y agua de enfriamiento en los tubos
con flujo de pasos múltiples. La corriente de vapor casi
siempre contiene gases no, condensables. Éstos
pueden ser aire, CO2, N2 y otros gases que
generalmente están presentes en el vapor,
incorporados como gases disueltos en la corriente de
alimentación, o bien que provienen de
descomposiciones en la solución. Estos gases no condensables se desfogan en un tubo
de ventilación en cualquier punto bien frío del condensador. Sí el vapor que se condensa
está por debajo de la presión atmosférica, el líquido condensado que sale del
condensador de superficie puede extraerse bombeando y los gases no condensables
con una bomba de vacío. Los condensadores de superficie son mucho más costosos y
utilizan mayor cantidad de agua de enfriamiento, por lo que no se emplean cuando un
condensador de contacto directo resulta adecuado.

• Condensadores de contacto directo: En dichos


condensadores el agua de enfriamiento se pone en contacto
directo con el vapor para condensarlo. Uno de los tipos más
comunes de condensadores de contacto directo es el
barométrico a contar corriente. El vapor entra al condensador
y se condensa al elevarse contra una cortina de gotas de
agua de enfriamiento. El condensador se sitúa en la parte
superior de un tubo largo de descarga. El condensador está
a una altura suficiente por encima del punto de descarga del
tubo como para que la columna de agua en el interior de éste compense de manera
sobrada la diferencia de presión absoluta baja en el condensador y la atmosfera. De
esta manera, el agua se descarga por gravedad a través de un recipiente de sellado en
el extremo inferior.

El condensador barométrico es barato y ahorrador en cuanto al consumo de agua.


Puede mantener un vacío correspondiente a la temperatura del vapor saturada con una
diferencia de más o menos 5°F respecto a la temperatura del agua que sale del
condensador. Los gases no condensables pueden eliminarse del condensador con una
bomba de vació mecánica o un eyector de chorro de vapor de agua. El vapor de agua
a alta presión que se alimenta al eyector entra a una gran velocidad por una tobera y
arrastra los gases no condensables del espacio sometido al vacío.
Otro tipo de condensador es el barométrico de chorro. Varios chorros de agua a alta
velocidad actúan no sólo como condensadores del vapor, sino también como medio de
arrastre de los gases no condensables a través del tubo de descarga. Los
condensadores de chorro requieren más agua de enfriamiento que los de tipo
barométrico común y son más difíciles de regular a velocidades de vapor bajas.

REFERENCIAS:

➢ Sierra, O. (1991). Evaporación en la industria. México: Politécnico. 1 a edición.

➢ Geankoplis, C. (2015). Procesos de transporte y principios de procesos de


separación. México: Patria. 6ª edición (8ª reimpresión).

➢ Badger, W. and Banchero, J. (1986). Introducción a la ingeniería química.


México:Mc Graw Hill. 1ª edición.