Vous êtes sur la page 1sur 12

La tecnologia en la vida del cristiano

1 Corintios 10:23 Todo me es lícito, pero no todo conviene; todo me es lícito, pero no

todo edifica.

Actualmente la tecnología ha llegado a niveles no imaginados en nuestra juventud.

Nos referimos al Internet y la Telefonía Celular.

Hoy vamos a hablar de cómo ser padres actualizados para estar "medio" a la par de
nuestros hijos tecnológicos.

Breve reseña
En nuestra juventud para comunicarnos lo que conocimos fue el fax en los años 80, un
poco más cercano fue el beeper o buscapersonas, en los años 90, y a inicios del 2000 el
celular.

En esos años tener celular requería de una fuerte inversión, el costo por llamada se
cobraban tanto las entradas salientes como las entrantes. El modelo de celular era único,
solo había una compañía y era de gran tamaño.

En este sistema de comunicación no se sabía que era SMS, (Short Message Service) o
servicio de mensajes cortos, nada se sabía de internet, de conexión inalámbrica, etc.

Actualmente en Nicaragua, en las principales ciudades, creo que no existe casa donde no
haya por lo menos un celular y ahora hay de variadas marcas, modelos, características,
etc.

El internet se ha hecho tan común que ahora los colegios de primaria, secundaria y
universitaria, solicitan las investigaciones y/o trabajos del internet. Ahora los trabajos se
hacen en los cyber, ahí se imprimen o en algunos casos los profesores piden los envíen a
su correo electrónico.

Ahora es común hablar de e-mail, Facebook, Twittet, Yahoo, MSN, Hi5, Myspace, etc

Según estadísticas que circulan en la red, Facebook tiene 500 millones de usuarios,
Myspace 225 millones de usuarios, Twitter tiene 100 millones de usuarios, etc.

La Tecnología y la vida del creyente.


Estos medios de comunicación social, también llamados redes sociales, tienen sus pros y
contras, en cuanto a nuestra vida cristiana.

Actualmente hay ministerios cristianos que utilizan estas redes sociales para comunicar
mensajes que honran a Jesucristo, que exaltan la palabra de Dios, y permiten llevar
palabras de aliento y consuelo a los seguidores de esas redes.

Pero además estas redes sociales pueden ser de mala influencia para un cristiano, ya que
se utiliza para compartir chismes o monólogos personales, sin límites.

Cuando no se pone control al uso de estas redes sociales, puede resultar adictivo y
controlador.

Como unirse a una red social


Hasta hace poco para entrar a una red social, como facebook, se debía utilizar un
computador y tener internet que es un servicio pagado.

Otra opción era tener un teléfono celular, activar internet y pagar por el tiempo de
conexión.

Actualmente en Nicaragua, la red de facebook es gratis, 0.facebook.com que no consume


datos ni cargos al celular se usa a través de la tecnología wap (wireless application
protocole) o (aplicación de protocolo inalámbrica) , al contrario de m.facebook.com o
touch.facebook.com que si consume cargos o que solo se puede conectar mediante wifi
(Wireless Fidelity). o (fidelidad inalámbrica)

Con esto facebook ha logrado instalar esta red de forma gratuita en 50 países y con planes
de establecerlo en los restantes países en el mundo.

Ahora que la conexión a facebook es gratis, cualquier niño, joven o adulto puede estar
conectado a esta red social y estar las 24 hrs del día si lo desea.

En Nicaragua, basta con llamar a la operadora y dar el número de teléfono celular


solicitando el servicio de internet, y le mandan un correo que de forma automática
configuran el celular para tener acceso a internet.

Luego con recargar el teléfono con C$ 10.00 (diez córdobas) aproximadamente US$ 0.50
(cincuenta centavos de dólar) ya se puede tener conexión de internet durante una hora.

Para unirte a una red social, debes tener un correo electrónico y una clave de acceso y ya.

Una vez ingresado, el segundo paso es compartir con amigos.

Se muestran mensajes de aceptar las condiciones y solo se les da si y ya está, sin saber
las implicancias que esto conlleva.

A partir de este momento todo lo que publiques, sean texto y fotos, se le da derechos a la
empresa de la red social, a disponer de tus documentos publicados en forma compartida a
otras personas.

Palabras nuevas: muro, perfil, amigos, dar un toque, etc

Estas son palabras que ya son comunes entre los que usan la red social facebook.

Luego empiezan a aparecer en tu muro, solicitudes de amigos, cuando les das aceptar, el
sistema te pone en contacto con los amigos de los amigos de los amigos, lo que crea que
puedas recibir o tener a tu disposición cualquier tipo de encuesta, de cualquier persona
que es amigo del amigo del amigo del amigo.
Que en realidad son pseudo-amigos, ya que muchos pueden poner una foto falsa o no
tener una foto.

Así como las fotos que puedes ver de tus “amigos”, también los otros amigos pueden ver
tus fotos, a menos que actives que tos fotos son exclusivas a tus amigos.

Es muy común leer que alguien escribió: ya voy a comer, tengo sueño, estoy triste, etc.

Y esto invade tu privacidad familiar, ya que puede la familia estar cenando y los jóvenes
distraídos conectados en la red social.

Los Pro y los contras


Uno de los pro es que como toda red social, te permite comunicarte con amigos, familia,
etc.

El contra es que todos conocen a tus contactos, los demás usuarios etiquetan fotos tuyas
que quizás no te gusten con tu nombre, cualquiera puede encontrarte en la lista de amigos
de algún amigo tuyo, Si aceptas a algún desconocido este sabra tu nombre, origen, edad,
colegio, conocera tu rostro etc...

En concreto, el contra es... "Poca intimidad en Facebook”

Otro de los contras, es que puede causar depresión, que cuantos amigos tienes, cuantos
tengo yo, el que más fotos ha subido, que si las fotos son calientes o extremas, que si te
atreves a esto, etc.

Uso del facebook en los jóvenes


Estas redes de comunicación social no pueden reemplazar o sustituir nuestro crecimiento
espiritual, o nuestra comunión con Dios.

Lo menos que los jóvenes utilizan el facebook es para buscar la palabra de Dios.

Para lo que la utilizan es para compartir su estado emocional, como te sientes hoy?
Quieres compartir algo?

Hacer encuestas, trivias, adivinanzas, etc.


Y a la vez la utilizan para saber de sus otros amigos, que son amigos de los amigos de los
amigos.

De repente te llega una encuesta que lleva un alto contenido sexual y esto no es edificante
para el joven.

Y que debemos hacer los padres si es que tenemos hijos jóvenes que usan este medio de
comunicación?

O qué debe hacer un joven cristiano en este caso?

Veamos Que se comparte en una red social:


Chismes, calumnias, mentiras, puede alguien tener una foto que no es la de él o ella, y
cuando no son conocidos se entablan temas de conversación que en algunos casos no es
apropiado para nosotros mismos o para nuestros hijos.

Que dice la Biblia sobre esto:


Proverbios 20:19 El que anda en chismes descubre el secreto; No te entremetas, pues,
con el suelto de lengua.

Se puede dar el caso que alguien nos involucre en algo que no hemos dicho, y alguien
pueda reclamarnos por eso.

Igual ocurre con los chat


Que un amigo, o una amiga nos envía algo que sabe de otro amigo/a, y si luego lo damos
como por hecho ( o si le agregamos o enviamos una duda) a una tercera persona,
podemos caer en que nos llamen para averiguar si es cierto que vos dijiste a tal persona
que yo hice o yo estaba etc, etc, etc.

Y si eso no causa desagrado o enojo, mucho más a Dios no le agrada que un cristiano
participe en esos enredos.

Una encuesta en los EEUU reveló que el 80% de las conversaciones eran de chismes, en
donde el hablar de otra persona era el común denominador entre los usuarios.
Que debe hacer un cristiano?
NO prestarse a esos chismes

Mateo 12:36 Mas yo os digo que de toda palabra ociosa que hablen los hombres, de ella
darán cuenta en el día del juicio.

Los jóvenes pueden argumentar, que eso está de moda, que todos los jóvenes lo tienen,
que no es nada malo, etc. etc.

Algunos pueden citar, que Jesucristo nos ha hecho libres, etc.

Pero ya el Apóstol Pablo nos advirtió:


1 Corintios 10:23 Se dice: "Uno es libre de hacer lo que quiera." Es cierto, pero no todo
conviene. Sí, uno es libre de hacer lo que quiera, pero no todo edifica la comunidad.

Quizás lo que los jóvenes chatean no sea malo, quizás no sea pecado, pero si no edifica a
la otra persona de nada sirve.

Ejemplos:
A la primera dama de EEUU, el servicio secreto de seguridad de la casa blanca, no le
permitió que sus hijos tuvieran facebook, ni en las computadoras ni en los teléfonos.

Con el uso de las redes sociales, se comparte toda la información que hayas registrado en
tu perfi.

Cuando una le da a aceptar los términos y condiciones que viene por lo general en un
archivo pdf de varias páginas nadie lo imprime ni lo lee solamente lo acepta.

Adicción a la tecnología.
Efesios 5:15-16 Mirad, pues, con diligencia cómo andéis, no como necios sino como
sabios, 16 aprovechando bien el tiempo, porque los días son malos.

Si esta lectura se dio hace aproximadamente 2,000 años, en las que no había tantos
aparatos electrónicos o tanta tecnología, nos indica que en esta época en donde la
tecnología es de punta, es que nos debemos de cuidar más, es cuando debemos
aprovechar mas el tiempo y lo que hacemos en nuestras vidas.
El domingo pasado hablamos que solo le damos a Dios el 1% de nuestras vidas en el año
cuando, solo le damos 2 horas cada domingo.

Si utilizamos el chat, facebook, myspace, twitter, msn, hi5, internet durante 4 horas diarias,
esto nos representa un 17% de nuestra vida para cosas que no son de provecho.

Que debemos hacer?


No debemos permitir que se convierta en adicción estar en las redes sociales, mucho más
cuando las utilizamos para cosas que no nos traen edificación.

En cuanto a educación cristiana o alimento espiritual no debemos de confiar en las redes


sociales, ya que las opiniones que se comparten en ese foro, no todas pueden provenir de
una fuente confiable o más bien que su contenido no sea una doctrina sana, ya que esto
no nos da un crecimiento espiritual.

Por el contrario nos puede llevar a una confusión doctrinal, porque por lo general el que
está en una red social, no cuenta con una biblia para confirmar el tema conversado.

Privacidad de los hijos versus confianza de los padres


En estos tiempos en donde es muy común, que se tenga cuenta en cualquier red social,
tener correo electrónico, chat, etc.

Existe un límite o un hilo muy fino, entre la privacidad que debe tener una persona, en este
caso nuestros hijos y el otro el control, y disciplina que deben ejercer los padres sobre sus
hijos en cuanto el uso que ellos hacen en las redes sociales.

Casos que debemos prestar atención:


1.- cuando nuestros hijos no permiten que sus padres toquemos su teléfono o hasta es
posible que se regresen del colegio cuando lo hayan dejado en la casa.

2.- cuando nuestros hijos están conectados en Internet y cuando nos acercamos cierran la
página que tienen abierta, o cierran la tapa de la portátil.

3.- cuando el teléfono (según el modelo), solo se puede usar con una clave de acceso. O
tiene claves de acceso para ciertas carpetas o para las fotos guardadas.
Unas Pruebas que podemos realizar
Hay un refrán popular que dice: “el que no la debe no la teme”.

Que significa que si alguien tiene la conciencia tranquila o no está involucrado en algo que
lo pueda acusar, no tiene porque temer.

Prueba 1: que los hijos permitan a sus padres tenerlos como amigos en la red social, nos
indica que lo que ellos comparten con otros (sin incluir los mensajes privados), no tienen
temor que lo lean sus padres.

Prueba 2: que los hijos permitan a sus padres conocer quiénes son sus amigos.

Hace unos 4 años nuestra hija tenía una cuenta en Hi5, como una forma de saber con
quienes estaba conectado, le pedimos entrar en su cuenta de Hi5, respetando su
privacidad ella grabo su nombre de usuario y clave de acceso. Una vez en su cuenta nos
dimos cuenta que tenía como 145 amigos, de los cuales una pequeña parte ella conocía.

Nos dimos cuenta de un hombre de 45 años que quería ser amigo de nuestra hija.

Esto nos dejó sorprendidos.

Actualmente nuestra hija no entra a Hi5.

No debemos de dejar que el anatema entre a nuestras casas


Quienes son los que pusimos Internet en nuestras casas: Los padres.

Quienes son los que les dimos celulares a nuestros hijos: Los padres.

Quienes son los que le damos a nuestros hijos para que tengan chat ilimitado: Los padres.

Quizás directamente no le demos para que se recarguen para el chat, pero ellos pueden
ahorrar lo de recreo hasta conseguir el monto que se requiere para el chat ilimitado.

Deuteronomio 7:26 y no traerás cosa abominable a tu casa, para que no seas anatema;
del todo la aborrecerás y la abominarás, porque es anatema.
Anatema: maldición, encerrar en una malla, atrapado

Si el Internet, si el celular va a traer maldición a nuestra casa que debemos hacer?

Deshacernos de ese anatema, de esa maldición.

No es posible que por querer estar a la par de la tecnología esto traiga maldición a nuestra
casa, cuando por medio de las redes sociales, chat, etc, nuestros hijos den con malas
compañías que los alejen del camino de Dios.

Y esta responsabilidad recae en nosotros los padres, para no llevar anatema a nuestras
casas y que por eso Dios se aleje de nuestras vidas.

En Josué 7, se narra lo que pasó con el pueblo de Israel, en donde Acán tomó del
anatema, ya que Dios les había prohibido no tomar nada de la ciudad.

Veamos algo de este relato:

Dios les había advertido cuando iba a tomarse la ciudad de Jericó:

Josué 6:18-19 Pero vosotros guardaos del anatema; ni toquéis, ni toméis alguna cosa del
anatema, no sea que hagáis anatema el campamento de Israel, y lo turbéis. 19 Mas toda
la plata y el oro, y los utensilios de bronce y de hierro, sean consagrados a Jehová, y
entren en el tesoro de Jehová.

Esa era la advertencia para el pueblo de Israel, pero Acán tomó del anatema.

Josué 7:1 Pero los hijos de Israel cometieron una prevaricación en cuanto al anatema;
porque Acán hijo de Carmi, hijo de Zabdi, hijo de Zera, de la tribu de Judá, tomó del
anatema; y la ira de Jehová se encendió contra los hijos de Israel.

Dios se alejó del pueblo de Israel, por lo que hizo Acán, pero Josué no sabía de esto.

Josué 7:3-5 Cuando volvieron a Josué, le dijeron: Que no suba todo el pueblo; sólo dos o
tres mil hombres subirán a Hai; no hagas cansar a todo el pueblo subiendo allá, porque
ellos son pocos. 4 Así que subieron allá unos tres mil hombres del pueblo, pero huyeron
ante los hombres de Hai. 5 Y los hombres de Hai hirieron de ellos a unos treinta y seis
hombres, y los persiguieron desde la puerta hasta Sebarim, y los derrotaron en la bajada; y
el corazón del pueblo desfalleció y se hizo como agua.

Dios se había apartado de Israel y le revela a Jacob la causa de esto.

Josué 7:10-15 Y el SEÑOR dijo a Josué: ¡Levántate! ¿Por qué te has postrado rostro en
tierra? 11 Israel ha pecado y también ha transgredido mi pacto que les ordené. Y hasta
han tomado de las cosas dedicadas al anatema, y también han robado y mentido, y
además las han puesto entre sus propias cosas. 12 No pueden, pues, los hijos de Israel
hacer frente a sus enemigos; vuelven la espalda delante de sus enemigos porque han
venido a ser anatema. No estaré más con vosotros a menos que destruyáis las cosas
dedicadas al anatema de en medio de vosotros. 13 Levántate, consagra al pueblo y di:
"Consagraos para mañana, porque así ha dicho el SEÑOR, Dios de Israel: 'Hay anatema
en medio de ti, oh Israel. No podrás hacer frente a tus enemigos hasta que quitéis el
anatema de en medio de vosotros.' 14 "Por la mañana os acercaréis, pues, por tribus. Y
será que la tribu que el SEÑOR señale se acercará por familias, y la familia que el SEÑOR
señale se acercará por casas, y la casa que el SEÑOR señale se acercará hombre por
hombre. 15 "Y será que el hombre que sea sorprendido con las cosas dedicadas al
anatema será quemado, él y todo lo que le pertenece, porque ha quebrantado el pacto del
SEÑOR, y ha cometido infamia en Israel."

Aquí vemos que Dios le dice a Josué, lo que debe hacer y el castigo que hará al que se le
encuentre el anatema.

El castigo de Acán
Josué 7:19-26 Entonces Josué dijo a Acán: Hijo mío, te ruego, da gloria al SEÑOR, Dios
de Israel, y dale alabanza; y declárame ahora lo que has hecho. No me lo ocultes. 20 Y
Acán respondió a Josué, y dijo: En verdad he pecado contra el SEÑOR, Dios de Israel, y
esto es lo que he hecho: 21 cuando vi entre el botín un hermoso manto de Sinar y
doscientos siclos de plata y una barra de oro de cincuenta siclos de peso, los codicié y los
tomé; y he aquí, están escondidos en la tierra dentro de mi tienda con la plata debajo. 22 Y
Josué envió emisarios, que fueron corriendo a la tienda, y he aquí que el manto estaba
escondido en su tienda con la plata debajo. 23 Y los sacaron de la tienda, los llevaron a
Josué y a todos los hijos de Israel, y los pusieron delante del SEÑOR. 24 Entonces Josué,
y con él todo Israel, tomó a Acán, hijo de Zera, y la plata, el manto, la barra de oro, sus
hijos, sus hijas, sus bueyes, sus asnos, sus ovejas, su tienda y todo lo que le pertenecía, y
los llevaron al valle de Acor. 25 Y Josué dijo: ¿Por qué nos has turbado? El SEÑOR te
turbará hoy. Y todo Israel los apedreó y los quemaron después de haberlos apedreado. 26
Y levantaron sobre él un gran montón de piedras que permanece hasta hoy; y el SEÑOR
se volvió del furor de su ira. Por eso se ha llamado aquel lugar el valle de Acor hasta el día
de hoy.

Pero si el que los padres hayamos permitido que nuestros hijos tengan internet, redes
sociales, chat, etc., y esto se va a convertir en una adicción para nuestros hijos, o que
tengan malas amistades, o dediquen su tiempo a cosas que como dice la biblia que para
nada aprovecha, hemos sido nosotros lo que hemos traído al igual que Acán, el anatema a
nuestras casas.

Que debemos hacer?


En la mayoría de los casos el problema no lo causan los amigos de tus hijos los que son el
problema, sino los amigos de los amigos. Ya que las redes están diseñadas para poner en
contacto los amigos de los amigos de los amigos.

Cualquiera que sea nuestra decisión acerca de las redes sociales, debemos tomar
decisiones en conjunto con nuestros hijos.

Si notas que el uso de las redes causa adicción debemos de tomar decisiones acertadas,
para corregir esta situación.

Romanos 12:2 No os conforméis a este siglo, sino transformaos por medio de la


renovación de vuestro entendimiento, para que comprobéis cuál sea la buena voluntad de
Dios, agradable y perfecta.

Debemos renovar nuestra mente, pero siempre en busca de hacer la voluntad de Dios.
Colosenses 3:16 La palabra de Cristo more en abundancia en vosotros, enseñándoos y
exhortándoos unos a otros en toda sabiduría, cantando con gracia en vuestros corazones
al Señor con salmos e himnos y cánticos espirituales.

Nuestras mentes serán renovadas solamente que la palabra de Cristo more en nuestros
corazones, para que podamos entre nosotros enseñarnos, animándonos con sabiduría.

1Corintios 15:33-34 No erréis; las malas conversaciones corrompen las buenas


costumbres. 34 Velad debidamente, y no pequéis; porque algunos no conocen a Dios;
para vergüenza vuestra lo digo.

Este es uno de los cuidados que debemos tener si nosotros o nuestros hijos, estamos en
cualquiera de las redes sociales.

Estos tres elementos nos llevarán al conocimiento de nuestro Señor Jesucristo.

Teniendo una mente renovada, que la palabra de Cristo more en nosotros y dejando las
malas conversaciones.

Que Dios te bendiga y te guarde