Vous êtes sur la page 1sur 3

Historia del constructivismo.

El constructivismo se entiende como el movimiento artístico de vanguardia que


incorpora a la obra artística los conceptos de espacio tiempo con el fin de conseguir
formas dinámicas, este nace en Rusia a principios del siglo XX y en la psicología y
pedagogía es la teoría que explica los procesos de aprendizaje a partir de conocimientos
ya adquiridos. El origen del Constructivismo se atribuye a Jean Piaget, reconocido por
sus estudios sobre la evolución del conocimiento infantil hacia la primera década del
siglo XX, no obstante no es hasta ya entrada la segunda mitad de ese siglo que
comienzan a desarrollarse diferentes propuestas y acercamientos del paradigma a la
educación. Los principales exponentes del Constructivismo pueden ser agrupados en
dos tendencias fundamentales: la radical (Sustentada filosóficamente sobre una base
idealista e imposibilitada a conocer la realidad) y la crítica (Admite la implicación de la
realidad en el proceso cognoscitivo, minimizando el papel activo de la interrelación de
sujeto-realidad).

Dicho esto nos remontamos a la antigüedad clásica. Sócrates, al hablar con sus
alumnos les realizaba preguntas directas con el objetivo de que ellos conocieran sus
debilidades como pensadores, dicho dialogo es todavía una herramienta importante en
un educador constructivista; ya que valora el aprovechamiento del alumno y la
planificación de nuevas experiencias de aprendizaje. Así mismo, Protágoras señalaba
que “El hombre es la medida de todas las cosas: de las que existen, como existentes; de
las que no existen, como no existentes”. Dicho enfoque propone al ser humano como el
único responsable de sus productos y es un paso en el proceso mediante el cual éste
toma control de sus acciones y de su vida.

En el siglo XVIII se considera a Giambattista Vico como el primer


constructivista por su famoso ‘la verdad es hacerlo’, sin embargo la orientación
fundamental de la corriente constructivista partió desde Immanuel Kant, quien afirmó
que la realidad no se encuentra fuera de quien la observa, sino que en cierto modo es
construida por su aparato cognitivo. Por su parte Jean Piaget y John Dewey
desarrollaron teorías sobre el desarrollo del niño y la educación, que conducen a la
evolución del constructivismo. Piaget creía que los humanos aprenden a través de la
construcción de una estructura lógica luego de otra. Concluyendo con que la lógica de
un niño y su forma de pensar son inicialmente muy diferentes a la de los adultos. Las
implicaciones de esta teoría y cómo él la aplica, le dan forma a la fundación del
concepto de educación constructivista. Dewey establece que la educación está basada en
la experiencia real. El dice que si hay alguna duda de cómo el aprendizaje sucede, hay
que involucrarse, estudiar, ponderar, considerar posibilidades alternas y llegar a sus
posiciones basados en evidencia sólida. Cuestionarse es la clave en el aprendizaje
constructivista. Entre los educadores, filósofos, psicólogos y sociólogos que han
añadido nuevas perspectivas a la teoría del aprendizaje y las prácticas constructivistas
están: Lev Vigotsky, Jerome Brunner, David Ausubel, Ovidio Decroly

Vigotsky introduce el aspecto social del aprendizaje dentro del constructivismo.


Define la “zona de desarrollo proximal”, de acuerdo a la solución de problemas por
parte del estudiante en relación a su nivel de desarrollo. Habla del potencial nivel de
desarrollo del estudiante, bajo la guía de un adulto o colaboración con sus compañeros
más capaces; en otras palabras introduce las bases del aprendizaje cooperativo y
colaborativo, mientras Bruner inicia los cambios en el currículo basado en la noción de
que el aprendizaje es un activo proceso social mediante el cual los estudiantes
construyen descubriendo nuevas ideas o conceptos basados en su conocimiento.

David Ausubel propone el aprendizaje significativo, teniendo en cuenta los


conocimientos previos que posee el estudiante para que sean reelaborados con los que le
proporciona el maestro y se construyan los nuevos que se convertirán en duraderos y
trascendentes. Por su parte Ovidio Decroly desarrolla su propuesta basándose en la
relación interés necesidad de aprendizaje, planteando cinco centros de interés alrededor
de los cuales giran las temáticas a desarrollar en el preescolar.

Tal y como podemos observar el dicha a lo largo de la historia tuvo varios


expositores los cuales contribuyeron a la formación de esta teoría. Actualmente el
constructivismo cuanta con varias características entre las cuales encontramos las
siguientes:

1. El ambiente constructivista en el aprendizaje provee a las personas el contacto


con múltiples representaciones de la realidad.

2. Las múltiples representaciones de la realidad evaden las simplificaciones y


representan la complejidad del mundo real.
3. El aprendizaje constructivista se enfatiza en construir conocimiento dentro de
la reproducción del mismo.

4. El aprendizaje constructivista resalta tareas auténticas de una manera


significativa en el contexto, en lugar de instrucciones abstractas fuera de
contexto.

5. Proporciona entornos de aprendizaje como entornos de vida diaria en lugar de


una secuencia predeterminada de instrucciones.

6. Los entornos de aprendizaje constructivista fomentan la reflexión en la


experiencia.

7. Permiten el contexto y el contenido dependiendo de la construcción del


conocimiento.

8. Apoyan la construcción colaborativa del aprendizaje mediante la negociación


social.

Referencias.

https://www.redalyc.org/pdf/761/76111485004.pdf

http://www.todacultura.com/movimientosartisticos/constructivismo.htm

https://www.psicoactiva.com/blog/que-es-el-constructivismo/