Vous êtes sur la page 1sur 19

Cartillas divulgativas sobre manejo

del riego

Tema 10:
Formas de riego
superficial

Existen varias técnicas de riego


superficial que son manejadas dentro
de los sistemas de producción en la
serranía de Ecuador. El saber local
busca que la operación de riego no
genere impacto sobre el
recurso suelo.
3.3 ¿De qué maneras se riegan los terrenos?

3.3.1 ¿Qué debo tomar en cuenta para elegir mi forma de regar?

3.3.1.1 Elegir el método de riego según la pendiente

Nuestros padres y abuelos han aprendido sobre cuáles son los mejores métodos de
riego de acuerdo a la caída que tienen los terrenos Finalmente y después de mu-
chos años de experiencia nos han compartido su sabiduría.

La sabiduría local Cuando se riega en laderas es mejor usar las mel-


gas, en especial para cuando se tienen cereales.

Lo que dice la técnica

La técnica se conoce como melgas en contorno y consiste en la aplicación rápida de


agua en áreas limitadas por bordos que siguen una curva de nivel o siguen una cur-
va con pendiente regulada, por lo que el espacio entre los bordos no es constante.
Según la pendiente de la ladera entre cada bordo no podría haber una distancia-
miento mayor a 5 metros capaz de que la pendiente de riego sea menor al 2%.
(Florindez, 2009

La sabiduría local En las laderas donde se ponen los potreros es mejor


regar haciendo el Pishku Chaki

1
Lo que dice la técnica

La distribución de un caudal mayor en caudales cada vez más pequeños permite


reducir la cantidad de agua llegando hasta manejarse caudales no erosivos. En el
caso de los cultivos que cubren todo el terreno como el caso de los potreros, el ries-
go de erosión es menor en comparación con un suelo desnudo, pero aún así se
recomienda manejar caudales pequeños, más aun cuando se hace riego en laderas
con pendientes pronunciadas. (Cueva, 2010)

En las partes más llanas se puede usar con facili- La sabiduría local
dad el riego por surcos

Se hacen
guachos en
los terrenos Abelardo Ávalos, 58 años
de experiencia como
que no son agricultor, Alausí
muy
laderosos

Lo que dice la técnica

El riego por surcos es recomendable especialmente para terrenos que tengan una
pendiente de hasta el 2%. El daño que se pueda generar en el terreno (erosión) al
regar por surcos dependerá de la pendiente del terreno, la fragilidad del suelo y del
caudal que esté aplicando a cada surco. (SEPOR, Servicio de Programación y Opti-
mización del Uso del Agua de Riego, 2006)

La sabiduría local Se riega por canterones para que el agua camine


más despacio y se moje más el suelo

Cuando los
terrenos son
pequeños y Francisco Morocho, 53
tienen un poco años de experiencia como
de caída, es agricultor, Colta
mejor hacer
canterones

2
Lo que dice la técnica

La técnica de riego en surcos por serpentín o canterones se adapta bien en terrenos


pequeños y cuya pendiente no resulte ser mayor al 5%. Por la forma del surco la
velocidad del agua es mucho menor comparado con hacer el riego por surcos y por
tanto el riesgo de erosión es menor. (Tayupanda, 2009 )

3.3.1.1 Elegir el método de riego según el tipo de tierra

Nuestros padres y abuelos han aprendido sobre cuáles son los mejores métodos de
riego de acuerdo al tipo de tierras que se tienen. Finalmente y después de muchos
años de experiencia han compartido su sabiduría.

La sabiduría local En suelos blancos (arenosos) es mejor hacer cante-


rones para que el agua chupe poco a poco

Lo que dice la técnica

Hacer el guacho en forma de serpentín disminuye la fuerza del agua, evitando la


erosión del suelo y permitiendo que el agua ingrese más al suelo (infiltración). En
suelos arenosos, se genera un menor arrastre de pedacitos de tierra (partículas de
suelo); mientras que su uso en suelos arcillosos puede ocasionar un exagerado
humedecimiento del suelo debido a su escasa capacidad de drenaje. Tayupanda,
2009

3
3.3.1.1 Elegir el método de riego según el tipo de planta

Nuestros padres y abuelos han aprendido sobre cuáles son los mejores métodos de
riego de acuerdo al tipo de planta. Finalmente y después de muchos años de expe-
riencia nos han compartido su sabiduría.

La sabiduría local La aspersión es muy buena para los potreros porque


cubre todo el terreno de manera más uniforme

Lo que dice la técnica

El riego por aspersión simula de alguna manera el aporte de agua que reali-
zan las lluvias y consiste en distribuir el agua por tuberías a presión y apli-
carla a través de aspersores. Con este tipo de método de riego se busca
aplicar una lámina que sea capaz de infiltrarse en el suelo sin producir el
chorreo de agua en superficie (escorrentía).
La cobertura de los aspersores permite llegar a distribuir el agua en toda la
parcela, por lo que el cultivo de pastos al ofrecer una cobertura total resulta
ser un cultivo que se acondiciona bien a este método de riego.
En general este método de riego es empleado en otros cultivos de densa
cobertura como en el caso de los cereales. (SEPOR, Servicio de Programa-
ción y Optimización del Uso del Agua de Riego, 2006)

4
3.3.2 ¿Cómo saber si la forma de riego que uso es buena para mis
cultivos?

3.3.2.1 ¿Cuánta caída tiene mi terreno?

La caída del terreno y la caída que


pueden tener los guachos, los cante-
rones, las melgas o las acequias del
pishku chaky, pueden estar siendo la
causa de serios daños en la cemente-
ra; por eso vale la pena determinar en
mi lote con qué caída estoy haciendo
las operaciones de riego.
Recuerde que para ello en secciones
anteriores se mostró una forma de
hacerlo.
En la siguiente tabla hay una referen-
cia que permitirá comparar si estamos
haciendo una buena operación de
riego en relación con la pendiente. Figura 29 Determinando la caída o pendiente
de los guachos o canteros en mi terreno.

Tabla 1. Pendientes de referencia del terreno en relación con los métodos de riego
que se pueden aplicar

Método de ¿Cuánta caída puede ¿Cuánta caída pueden tener mis


riego tener mi terreno? acequias, guachos o canteros?

Surcos rectos Pendientes de hasta el 3%, La caída de los guachos puede tener hasta
óptimo en pendientes del 0,2% un 2%

Surcos en Pendientes de entre 2% al La caída de los guachos puede tener hasta


contorno 15%, óptimo en pendientes del un 2%
8%

Melgas en Pendientes de entre 2% al Plataformas de las melgas con pendientes


contorno 10%, óptimo en pendientes del menores al 1%
7%

Canterones o Pendientes menores al 10% La caída de los canteros puede tener hasta
surcos en un 2%
serpentín

Pishku Ckaky Pendientes de entre 2% al La caída de las acequias puede tener hasta
20%, óptimo en pendientes del un 2%
8%

Fuente: Díaz, Jaime (2006) Riego por gravedad.

5
3.3.2.2 ¿Cuánta cantidad de agua está entrando al guacho o cante-
ro?

La cantidad de agua que ingresa al


guacho tiene un límite al que denomi-
namos como caudal máximo no erosi-
vo.
En secciones anteriores pudimos
aprender sobre cómo hacer la medi-
ción del caudal que metemos en cada
surco, empleando para ello el verte-
dero triangular.
Para dar contestación a la pregunta
deberíamos medir el caudal que esta-
mos metiendo al guacho, canterón o
acequia del pishku chaky, y compa-
rarla con lo que dice la teoría, que se
presenta en la tabla a continuación Figura 30. Determinando cuánta agua dejamos
pasar al guacho, canterón o acequia.

Tabla 2. Caudales aplicados al guacho, canterón o acequia del pishku chaky en


relación a la pendiente.

Porcentaje de ¿Cuántos centímetros baja por ¿Cuánta agua puede entrar


pendiente cada 10 metros el guacho, can- al guacho, canterón o ace-
terón o acequia del pishku quia del pishku chaky ?
chaky ?
0.05% Baja 0.5 centímetros cada 10 metros 12 litros por segundo

0.10% Baja 1 centímetros cada 10 metros 6 litros por segundo

0.20% Baja 2 centímetros cada 10 metros 3 litros por segundo

0.30% Baja 3 centímetros cada 10 metros 2 litros por segundo

0.50% Baja 5 centímetros cada 10 metros 1.2 litros por segundo


1.00% Baja 10 centímetros cada 10 metros 0.6 litros por segundo
1.50% Baja 15 centímetros cada 10 metros 0.4 litros por segundo
2.00% Baja 20 centímetros cada 10 metros 0.3 litros por segundo

Fuente: FAO. Manual DE Riego y Drenaje N° 24..

6
3.3.2.3 ¿Cuánta cantidad de agua entra y cuánta cantidad de agua
sale del terreno mientras estoy regando?

La cantidad total de agua que ingresa al guacho y la cantidad que sale del guacho
nos dan una idea de la cantidad de agua que realmente pudo entrar en suelo. Y de
esta manera saber si esa cantidad fue suficiente para llegar hasta donde están las
raíces que tienen el trabajo de chupar el agua del suelo o si simplemente quedó
mojado solo encima.
En secciones anteriores aprendimos a usar los vertederos triangulares y la varilla
de infiltración para saber cuánta agua entró al suelo y cuán profundó llegó.

Caudal que
pasa a la
entrada

Caudal
que pasa
a la salida

Figura 31. Determinando cuánta agua pudo chupar el suelo

El resultado de la resta entre la cantidad de agua que entra y la cantidad de agua


que sale, nos dará la oportunidad de estimar cuán profundo entró el agua en el sue-
lo; y como se indicó en secciones anteriores se deberá emplear el procedimiento
para la estimación de la lámina de infiltración teórica para establecer si el riego ha
sido efectivo, pero para comprobar de manera real la profundidad que alcanzó el
agua en el suelo, luego de 1 día de haber regado podremos usar la varilla de infil-
tración para medir la profundidad a la que llegó el agua.
Estas medidas las deberíamos comparar con la profundidad que alcanzan las raí-
ces de nuestro cultivos, de acuerdo al estudio de raíces que hicimos en secciones
anteriores y de esta manera saber cuán buena ha sido nuestra operación de riego.

7
3.3.2.4 ¿Al pie del terreno se ha acumulado tierra que ha sido arras-
trada por el agua de riego?

Cuando la correntada de agua que


ingresa a los guachos, canterones y
acequias del pishku chaky, llega a
superar el límite del caudal máximo
no erosivo y la pendiente es muy fuer-
te, esto puede provocar que el agua
arrastre una gran cantidad de pedaci-
tos de tierra (partículas de suelo) que
son visibles o se acumulan general-
mente en la parte más baja de las
acequias o bien al pie del terreno.
El poder estimar cuánta tierra es
arrastrada y se acumula al pie del
terreno, nos puede dar una idea de
cuánta tierra productiva estamos per-
diendo por una mala operación de
riego. Figura 31. La corriente de agua arrastra la
tierra del propio lote.

Para llegar a determinar la cantidad de tierra que se pierde del terreno por una ma-
la operación de riego se deberían seguir los pasos que se describen a continua-
ción.

Paso 1:
Ayudados con una pala recoger
toda la tierra que se encuentra
suelta y que se ha acumulado al
pie del terreno y colocarla den-
tro de una cubeta de plástica
con forma rectangular.

Figura 32. .Recolección de la tierra acumulada


al pie del terreno.

8
Paso 2:
La tierra recogida deberá ser
compactada con las manos al
interior de la cubeta plástica

Figura 33. .Compactando la tierra contenida en


la cubeta plástica.

Paso 3:
Usando un flexómetro deberá
35 centímetros medirse el alto, el ancho y la
altura de la capa formada de
tierra al interior de la cubeta
plástica.

25 centímetros

Figura 34. .Medición del volumen de tierra que


fue recolectada en la cubeta plástica.

9
Paso 4:
A partir de los datos que se tomaron del volumen de tierra que se recogió en la
cubeta plástica se puede estimar luego de cuántas operaciones de riego habre-
mos retirado casi por completo la capa de suelo más fértil considerando los pri-
meros 20 centímetros del suelo.

Cálculo del volumen de tierra que se pierde en cada riego


Volumen de tierra recogido = 0.60 m x 0.35 m x 0.25 m

Volumen de tierra recogido = 0.0525 metros cúbicos

Pudiendo concluir que por cada operación de riego se están perdiendo 0.0525
metros cúbicos.

Si sabemos que nuestro lote de terreno mide 10 metros de ancho y 15 metros


de largo, la cantidad de tierra considerada como la capa más fértil tendría un
volumen de 30 metros cúbicos

Cálculo del tiempo en el que se perdería la capa fértil del suelo

Si mantenemos a misma forma de operación de riego, podemos calcular des-


pués de cuántos riegos se perdería toda la capa fértil del suelo, así tendríamos
que:
N° de riegos hasta perder = Volumen de la / Volumen de la capa fértil que se
la capa fértil capa fértil pierde con cada riego

N° de riegos hasta perder la capa fértil = 30 / 0.0525

N° de riegos hasta perder la capa fértil = 571 riegos

Si tenemos un lote de terreno de 150 metros cuadrados que se riega cada siete
días, durante un año se harían unos 52 riegos, de esta manera podríamos cal-
cular
N° de años hasta perder = N° de riegos hasta perder / N° de riegos por año
la capa fértil del suelo la capa fértil en la parcela

N° de años hasta perder la capa fértil del suelo = 571 / 52

N° de años hasta perder la capa fértil del suelo = 10.98 = 11 años

En conclusión:

De no corregir las formas de operación del riego, luego de 11 años se habrá


perdido la capa fértil del suelo en la parcela.

10
3.3.2.6 ¿El agua que sale de mi terreno está muy cargada de tierra?

Cuando la correntada de agua que


sale de los guachos, canterones y
acequias del pishku chaky, tiene una
gran carga de pedacitos de tierra
(partículas de suelo), casi como si
fuera una colada de tierra, eso signifi-
caría que una buena parte de la capa
más fértil del suelo se está corriendo
en el agua
El poder estimar cuánta tierra es
arrastrada por el agua, nos puede dar
una idea de cuánta tierra productiva
estamos perdiendo por una mala ope-
ración de riego.

Figura 35. Agua cargada de tierra saliendo del


lote

Para llegar a determinar la cantidad de tierra que se pierde del terreno por una ma-
la operación de riego se deberían seguir los pasos que se describen a continua-
ción.

Paso 1:
En la acequia que lleva el agua
fuera del terreno deberemos
tomar unas tres botellas de
agua.
Se recomienda emplear unas
botellas plásticas de cola de un
litro para recoger el agua con
tierra de la acequia de drenaje.

3
2 1

Figura 36. .Recolección las botellas de agua


con tierra al pie del terreno.

11
Paso 2:
Las tres botellas plásticas con
agua que recogimos las debe-
mos tapar y dejar en un lugar
donde nadie las vaya a voltear o
a sacudir.
Agua de riego
Al cabo de 5 a 7 días la tierra
contenida en el agua se habrá
asentada por completo en el Tierra fértil de
fondo del envase. mi lote
1 2 3

Figura 37. .Dejar reposar el agua contenida en


las botellas plásticas

Paso 3:
Usando una jeringuilla extraer muy
suavemente el agua contenida en
las botellas evitando que el agua
se sacuda en su interior. El agua
recogida con la jeringuilla se debe-
rá seguir colocándola en un envase
100 cc con marcas del volumen de agua
¿Cuántas (probeta plástica). Esto hasta llegar
veces se llena
la probeta? casi al nivel de la tierra. Recuerde
apuntar el número de veces que
llena la probeta plástica.
Este paso se deberá repetir para
cada botella con agua.
Figura 38. .Medición del volumen agua conte-
nido en la botella plástica de cola

12
Paso 4:
Con el último resto de agua re- 100 cc 100 cc
mover suavemente la botella y
colocar el agua con tierra en la
probeta plástica.
Dejar que repose el agua hasta
que se asiente la tierra y medir
hasta dónde llegó el nivel de
tierra en las marcas de la probe-
ta plástica.
Esa medida representaría cuán- 10 cc de tierra
ta cantidad de tierra se pierde
por cada litro de agua que sale
de la parcela. Figura 39. Determinando cuánta tierra estuvo
contenida en el agua.

Paso 5:
A partir de los datos que se tomaron del volumen de tierra que se recogió en la
probeta plástica se puede estimar cuánta cantidad de tierra de la capa más fértil
del suelo se pierde en cada operación de riego.

Si midiendo con los vertederos triangulares instalados en la parcela se tuvo que


a cada guacho ingresan 400 litros de agua y salen 200 litros de agua y además
en la parcela tenemos 20 guachos, se tendría que:
Cantidad de agua que sale = Litros de agua que x N° de guachos en la
del lote en cada riego salen del guacho parcela

Cantidad de agua que sale = 200 litros x 20 guachos = 4000 litros


del lote en cada riego

Si por cada litro de agua que sale del terreno se pierden 10 centímetros cúbicos
de tierra fértil, que equivalen a 0.00001 metros cúbicos, se tendría que:
Volumen de tierra que se = Cantidad de agua que sale x Cantidad de tierra fértil que
pierde por cada riego del lote en cada riego se pierde por cada litro

Volumen de tierra que se = 4000 litros de agua x 0.00001 metros cúbicos de tierra
pierde por cada riego

Volumen de tierra que se = 0.04 metros cúbicos de tierra


pierde por cada riego

En conclusión:

Por cada riego se pierde 0.04 metros cúbicos de tierra fértil de la parcela

13
3.3.2.7 ¿Las plantas del inicio del guacho o del canterón se están
quedando más pequeñas que las del medio o el final?

Cuando se riega el agua, siempre al


inicio de los guachos, de los cantero-
nes o de las acequias del pishku
chaky permanece el agua por más
tiempo y eso hace que incluso a ve-
ces se anegue (saturación del suelo)
esa parte del terreno. El exceso de
agua en el suelo puede provocar que
exista una limitada cantidad de aire,
lo que reduciría el crecimiento de las
raíces y en general el crecimiento de
la planta. Además el exceso de agua
puede provocar que se laven los nu-
trientes del suelo, perdiéndose por
debajo de donde están las raíces, lo
que también retrasaría el crecimiento
de las plantas. Figura 40. Inicios de los guachos con plantas
pequeñas

Para llegar a determinar cuánto afecta el exceso de agua al crecimiento del cultivo
en las partes iniciales de los guachos, se deberá seguir el procedimiento que se
detalla a continuación:

Paso 1:
Inicio del
guacho
Identificar unos tres guachos
1
que a primera vista se note que
2 las plantas del inicio se están
3
quedando más pequeñas que
las de las partes medias y fina-
les.
Con la ayuda de un flexómetro
mida la altura de tres plantas
pequeñas del inicio de cada
guacho y registre esos datos.

Figura 41. .Midiendo el crecimiento de las plan-


tas pequeñas al inicio de los guachos.

14
Paso 2: Parte media y
final del
Con la ayuda de un flexómetro guacho

mida la altura de tres plantas


pequeñas del medio y del final
de cada guacho y registre esos
datos.
Luego se deberá comparar con
los datos de altura de las pantas
que estaban en el inicio del gua-
cho. 1
2
3

Figura 42. .Midiendo el crecimiento normal de


las plantas al medio y final de los guachos.

Paso 3:
A partir de los datos que se tomaron de la altura de las plantas al inicio, al medio
y al final del guacho se obtuvieron a manera de ejemplo los siguientes resulta-
dos
Número de ¿Cuánto midieron las plan- ¿Cuánto midieron las plantas
lectura tas del inicio del guacho? del medio y del final del gua-
(en centímetros) cho? (en centímetros)

1 15 25
2 12 22

3 14 23

Promedio Crecimiento retrasado Crecimiento normal

15 + 12 + 14 = 13.66 25 + 22 + 23 = 23.33
3 3
Comparando los promedios del crecimiento de las plantas del inicio del guacho con el
promedio de crecimiento de las plantas que están en el medio y hacia el final del guacho
se tendría:

Variación del crecimiento = Crecimiento normal - crecimiento retrasado

Variación del crecimiento = 23.33 - 13.66 = 9.67 centímetros

En conclusión:

El riego en exceso está retrasando el crecimiento de las plantas en el inicio de


los guachos.

15
3.3.2.7 ¿Cuando Usted ve plantas enfermas en los inicios de los gua-
chos, canterones o acequias, luego de repetir los riegos, ha notado
que las plantas del medio y del final también se enferman?

El agua de riego puede llevar la enfer-


medad de planta en planta y cuando
se tiene un brote de plantas enfermas Plantas amarillas y
pequeñas al inicio
al inicio de los guachos, canterones o del guacho

acequias del pishku chaky, es muy


común que luego de algunos riegos
también se vean plantas enfermas en
el medio y final de los guachos o ace-
quias.
En ocasiones la cantidad de agua que
se hace ingresar al guacho, canterón
o acequia es mucha y pasa topando
las hojas y los tallos de las plantas y
cuando esas plantas están enfermas
la enfermedad también se riega con
el agua.
Figura 43. Plantas enfermas al inicio de los
guachos, canterones o acequias

Para llegar a determinar cuánto afecta el agua de riego a la distribución de las en-
fermedades dentro del lote podríamos hacer una evaluación como la que se detalla
en el siguiente procedimiento:

Paso 1:
2 plantas
enfermas Identificar unos tres guachos
1 planta
1 enferma 2 plantas
enfermas
que a primera vista se note que
2 las plantas del inicio están con
3
síntomas de estar enfermas,
como que se ven amarillentas o
tienen algún polvito que les cu-
bre.
En cada guacho cuente cuántas
plantas del inicio tienen ese
problema.
Considere como el inicio el pri-
mer tercio del surco.
Figura 44. .Contando las plantas que parecen
estar enfermas al inicio de los guachos..

16
Paso 2:
El agua topa
Cuando esté regando el lote y plantas
enfermas
en especial los surcos que tie-
nen plantas enfermas, fíjese si
el agua está topando las hojas o
los tallos de las plantas.
Si lo estuviera haciendo habría
que reducir la cantidad de agua
que está entrando al guacho
porque eso puede provocar que
la enfermedad se distribuya en
el lote.

Figura 45. Observando la operación de riego en


los guachos, con plantas enfermas.

Paso 3:
Luego de las operaciones de
riego y durante la siguiente se-
mana, se deberá contar en los
tres guachos señalados, cuán-
tas plantas del medio y del final
del guacho parecen tener los
síntomas de estar enfermas.
Si después de la primera sema-
1 na no aparecieran más plantas
2
1 planta
enferma
3 enfermas repita la evaluación en
2 plantas
enfermas 2 plantas el próximo riego.
enfermas

Figura 46. .Contando las plantas que parecen


estar enfermas al medio y final de los guachos..

17
Paso 4:
A partir de los datos que se tomaron del número de plantas enfermas tanto al
inicio, como al medio y final del guacho a manera de ejemplo, se tienen los si-
guientes resultados

Número de ¿Cuántas plantas se ¿Cuántas plantas se contaron


lectura contaron como enfer- como enfermas al medio y
mas al inicio del gua- final del guacho luego del
cho? riego?
1 2 1
2 1 2

3 2 1

Analizando los datos del número de plantas enfermas, se puede llegar a concluir que:

En conclusión:

El riego está también sirviendo para distribuir la enfermedad en el lote de te-


rreno, así que hay que tener cuidado que el agua de riego no pase rozando las
plantas enfermas, o mejor si son muy pocas habrá que retirarlas del lote definiti-
vamente para evitar que la enfermedad se siga distribuyendo.

18