Vous êtes sur la page 1sur 4

200 años de represión

¿Cómo te sentirías si alguien llega a tu casa y no respeta tu integridad como ser


humano?

Es algo que los Mapuches, pueblo indígena más importante de Chile, han tenido
que vivir desde la llegada de los españoles al territorio nacional. Son varias las
razones por la cual afirmamos esto, ante los ojos de cualquier persona son
atrocidades las que se cometieron y se siguen cometiendo.

En 1536 las expediciones españolas llegaron al territorio con un solo propósito en


mente: encontrar riquezas en la gran ciudad de Los Césares, pero no fue
exactamente lo que encontraron, si no que un pueblo guerrero dispuesto a
proteger su tierra hasta la muerte. Cegados los extranjeros por el deseo de
encontrar tan codiciada riqueza, no entendieron por qué estos indígenas protegían
tanto el lugar si no poseía ningún bien que valiera la pena. Pero no fue hasta que
lograron superar la frustración y recorrer el lugar con calma, cuando se dieron
cuenta del hermoso territorio en el que se encontraban.

Fue aquí el inicio del problema, ya que los españoles decidieron quedarse en el
territorio, sin respetar lo que allí existía, una cultura, incluso más que esto, un
grupo humano que debía ser respetado.

La denominada Guerra de Arauco, que abarca todo el periodo entre el siglo XVI y
XVII, es la cuna de uno de los sucesos mas destacado de este periodo, que fue la
gran equivocación del conquistador Pedro de Valdivia quien, por exceso de
confianza, desprotegió su ciudad provocando la gran destrucción de la capital de
Chile; lo que le demostró por primera vez a los españoles el temple guerrero
Mapuche
Los siguientes años se caracterizaron por continuos enfrenamientos, que no
cesaron y no fueron nada beneficiosos para los indígenas por la desigualdad de
desarrollo de leyes que los pudieran proteger. Fue así como se gestó una
problemática donde los indígenas fueron esclavizados y asesinados sin razón
alguna. Esto se originó desde 1866, donde se dictaron las primeras leyes de
radicación de los Mapuches, en la cual los enviaban hacia los matifundios, que
eran pequeños sectores de tierra de mala calidad en los cuales no se podía
pastorear, lo que gatilló el empobrecimiento del pueblo mapuche.

Con el paso del tiempo y los estragos causados por la guerra, se generó un
cambio en el pensamiento de los republicanos ya que se dieron cuenta que
actuando violentamente no llegarían a ningún acuerdo racional por lo cual
decidieron intentar civilizarlos e introducir en ellos una nueva mentalidad para
integrarlos a la sociedad. Pero no se dieron cuenta de que este acto ofendía su
cultura y sus ideales, ya que ellos no se sentían parte de ella, fue así que tras
arduos intentos, volvían a lo mismo porque este pueblo no estaba dispuesto a
someterse a lo impuesto.

Fue así que el pueblo chileno decidió seguir adelante, dejando a un lado a estos
mal denominados insurrectos, lo que provocó las primeras injusticias a nivel
político judicial, exaltando los problemas de convivencia y comunicación lo que
conlleva a la creación definitiva de dos comunidades penosamente antagonistas
luchando por un mismo territorio.

Luego de la vuelta a la democracia, es cuando se reestablece el conflicto


Mapuche donde se establecen cuatro claras demandas que serian: respeto de los
derechos humanos, la devolución de tierras, no represión de su eje económico y el
respeto por su cultura.

En 1990 se da un claro hecho, que demuestra la injusticia en contra de los


indígenas. El Consejo de Todas las Tierras, llevó a cabo varias tomas simbólicas
de tierras ancestrales mapuches en manos de privados. La respuesta del gobierno
fue la aplicación de la Ley de Seguridad Interior del Estado, que terminó con 141
mapuches condenados y con sus derechos políticos suspendidos.

A pesar de que el gobierno afirma que apoya a esta población mediante el respeto
de sus derechos, la represión existe a vista y paciencia de todos ¿Acaso hemos
visto la protección de los terrenos originarios de los mapuches? Claramente no,
muy por el contrario, se ha visto la represión de Los carabineros actuando con
violencia ante las manifestaciones a favor de sus derechos, lo que ha provocado
que hoy en día las manifestaciones no sean de carácter pasivo si no que actúen
de la misma manera que sus contendientes

Organizaciones Mapuche están reclamando el reconocimiento de


autodeterminación, que es el derecho de un pueblo a decidir sus propias formas
de gobierno, perseguir su desarrollo económico, social y cultural y estructurarse
libremente, sin injerencias externas y de acuerdo con el principio de igualdad, que
hoy por culpa de la represión no existe

En resumen esta es una historia acerca de la intolerancia. Acerca de una sociedad


que no soporta la existencia de gente diferente. De un país español, criollo,
europeo, cristiano occidental, que se dice civilizado y trata de acabar con los
hombres que deambulan libremente por las pampas y cordilleras del sur del
continente. Ellos se defendieron del salvajismo civilizado; hicieron lo que pudieron,
vivieron como mejor supieron, pelearon hasta el cansancio y terminaron por morir
y ser vencidos por el progreso. Esta guerra inicua, que nuestros gloriosos ejércitos
republicanos emprendieron en la segunda mitad del siglo pasado, fue guiada por
la intolerancia: el derecho de quien se cree civilizado a combatir con la insensatez
del humano, en nombre de banderas y del progreso de la humanidad que hoy tras
doscientos años la celebramos con gran orgullo y gloria sin pensar en nuestros
ancestros, quienes siguen sufriendo las injusticias las cuales como nación no
hemos sido capaces de solucionar. Sobrenombre: 3je x L VII
200 años de represión

4ºA

Carolina Ivanna Rojas Torrejón


Andes # 1315
052 - 476220

Catalina Isabel Osorio Troncoso


Ricketts # 410
052 - 472148