Vous êtes sur la page 1sur 67

En 1976 nace en la ciudad

MI AMIGO JESÚS
Una historia de amistad
Mario De Rivera
de Tecate un artista taumaturgo,
un hallazgo especial de su tierra;
Baja California. Mario De Rivera.

Escritor comprometido con su obra, “Mi


Amigo Jesús”, es su segundo cuento impreso.

Esta tierna fábula nos lleva hasta el hogar de


un niño llamado Marius, quien vive en Genaylla
ciudad de Agharta; localidad de mercaderes y
artesanos, en una cabañita de madera rustica que
se integra a la naturaleza. Él es un niño feliz y
saludable. Marius tiene cuatro amigas: Fily, Mey,
Mar y Rosa, y les encanta jugar al juego de la pelota
llamado: el niño papa.

Él; no se imaginaria su gran sorpresa de que


conocería a su mejor amigo llamado Jesús.

Un día muy especial, los dioses le enviaron a


su hijo un ser que le ofrecería el concepto más
sublime de nuestro padre celestial, “la amistad”
quien Jesús le mostraría respuestas mediante su
convivencia en su infancia, que Marius tenía
constantemente, Jesús lo induciría al camino de la
sabiduría mediante sus distintos viajes, es allí
donde la Historia se llena de sueños, de creer en la
esperanza de volverse a ver.

“Jesús siempre tendrá vida mientras Marius


siga soñando”

Brungiatti Shambaylla
Madre Divina
Editorial
Shambaylla

ID: 25477284
MI AMIGO JESÚS

HISTORIA DE UNA AMISTAD ETERNA


MI AMIGO JESÚS

Mario De Rivera
Historia de una amistad eterna

Editorial, Shambaylla
Título original: “Mi amigo Jesús,
el niño de la manta blanca”.

Copyright © ArteDeRivera, 2019.


Derechos Reservados conforme a la Ley
Portada: Ciudad Shambaylla, del Artista
Plástico Mario De Rivera. 2018
“Canción del rin, rin, rin” Autor: Mario
De Rivera

Diseño y Edición:
Shambaylla Editores México, S.A.

Página en Internet:
http://artederivera.blogspot.mx
Facebook/artederivera

Las características de esta edición, El


Copyright, la Marca Registrada del
nombre y personaje Marius. Así como de
todos los símbolos y elementos
relacionados, Son propiedad de Mario De
Rivera, 2019.

Todos los derechos reservados. Esta


publicación, o cualquier parte del mismo,
no pueden ser reproducidos o utilizado en
cualquier forma. Sin el permiso expreso y
por escrito del escritor y editor. Excepto en
el uso de breves citas en una reseña de un
libro o una revista académica.

Iniciado:16/05/2019
Finalizado: 05/10/2019
Prologo: 04/10/2019

ISBN 978-0-244-83129-5
ID de contenido: 25477284
ISBN Proporcionado por
www.lulu.com
1ª edición, octubre 2019.

Impreso en: Encuadernaciones


Shambaylla. Av. Hidalgo No. 133 interior
4, Plaza Rivera, Zona centro, C.P. 21400,
Tecate Baja California Norte, México.

e-mail: artederivera@hotmail.com
Tel. 01 (665) 122 6187
A mi bella sobrina.

Amy Isabella,

Aquí tienes tu primer cuento.

A: Marius

mi yo del pasado,

en agradecimiento por esta gran aventura,

se bienvenido al futuro.

A mi Eterna y Amada Brungiatti.

quien, con su grandioso amor;

infinitamente, me da las fuerzas

para escribir historias hermosas.


PALABRAS DEL AUTOR

Sé que me estás leyendo; ahora es tu cuento,


todo tuyo, me agradaría empezar tu cuento con un:
— había una vez — pero me es imposible, ya que esa
vez para mí fue eterna. Jesús el personaje principal
es mi amigo desde la perpetuidad, ahora de adultos
nos ponemos contentos cuando nos vemos. Cada
que regreso a renacer y soy un niño vuelvo a saludar
a mi amigo eterno.

Tú también lo puedes ver si abres tu corazón de


niño, “Puedes atrapar su corazón, solo si tus
manos llevan amor” sé un niño eterno.

Algo que me motivo a escribir este cuento, son los


recuerdos que tenia de mi gran amigo, y las
personas que conocí en mi trabajo como arquitecto,
me agrada de escribir porque puedo dejar un legado
a mis sobrinos de parte de mi niño eterno que se
identifica con más niños; por ello mi personaje es
Marius. El nombre que me puso el hombre de la
manta blanca.

¡Qué felicidad fue conocer a Jesús!


INTRODUCCIÓN

La percepción de Jesús, el niño de la manta


blanca dentro de la historia universal, nos
transporta a un ensueño de un personaje, Marius;
un niño creativo, imperativo, enérgico de buen
corazón; honorable con su amistad y la leal. Este
protagonista con talento para cantar y jugar es un
niño romántico, que nos atraerá a disfrutar lo bello
que es tener un amigo para siempre.

Marius vive en Genaylla ciudad de Agharta;


llena de mercaderes y artesanos. En una cabañita
de madera rustica, que se integra a la naturaleza; él
es un niño feliz y saludable. Marius tiene cuatro
amigas: Fily, Mey, Mar y Rosa, y les encanta jugar
al juego de la pelota llamado: niño papa.

Hijo de mercaderes urbanos, no sabría su


sorpresa de que conocería a su mejor amigo.

Un día muy especial, los dioses le enviaron a


su hijo, un ser que le ofrecería el concepto más
sublime de nuestro padre celestial, “la amistad”.
MI AMIGO JESÚS
Mario De Rivera

Jesús le mostraría respuestas mediante su


convivencia en su infancia, que Marius tenía
constantemente, Jesús lo induciría al camino de la
sabiduría mediante sus distintos viajes, es allí
donde la Historia se llena de sueños, de creer en la
esperanza de volverse a ver.

Marius

12
ÍNDICE

1 Dedicatoria. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . VII
2 Palabras del Autor. . . . . . . . . . . . . . . . . . IX
3 Introducción. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . XI

CAPÍTULO PRIMERO
1 El encuentro en el mercado de telas. . . . . . 15

CAPÍTULO SEGUNDO
2 Jesús emprende múltiples viajes. . . . . . . . 27

CAPÍTULO TERCERO
3 El sabio de la colina. . . . . . . . . . . . . . . . . 35

CAPÍTULO CUARTO
4 Jesús regresa y trae la buena nueva. . . . . 63

5 ¿Quieres jugar el juego del niño papa?. . . . 69

6 Mapa de Agharta. . . . . . . . . . . . . . . 71
CAPITULO 1
EL ENCUENTRO EN EL MERCADO DE TELAS

El sol acariciaba el pueblo de Genaylla1; un


poblado de Agharta2, que con su inmenso calor
abriga.

Tras aquel telar se escuchaba el bullicio de 5 niños,


Fily, Mey, Mar, Rosa y Marius, que por las tardes
incansablemente jugaban a la pelota, un juego muy
particular:

¡Tuya Marius! ¡pásala rápido a Fily! — le decía Rosa


— que alegremente corría también para atraparla.

¡No la dejen caer! — insistía Mar — mientras


cantaban la canción del juego del niño papa; que
consistía en tomar una pelota y arrojarla hacia
arriba mientras se menciona el nombre del niño que
deberá atraparla, y si no la atrapa, se convierte en
niño papa.

1
GENAYLLA, Ciudad mágica de Agharta, cercas de Shambaylla, en el cual
radica la mayor parte de la población del viejo mundo.
2
AGHARTA, Estado en el cual radican varios pueblos paradisiacos, donde
se inicia la humanidad.
MI AMIGO JESÚS
Mario De Rivera

¡que no caiga! ¡que no caiga!


¡que te convertirás en papa!
¡que no caiga! ¡que no caiga,
¡que serás el niño papa!

16
MI AMIGO JESÚS
Mario De Rivera

Todas las tardes eran así; llenas de alegría, de


convivencia, de amistad.

Un día, pasaba por allí un niño hermoso, con una


bella manta blanca, tímido, proyectaba un corazón
enorme, lleno de inocencia, ojos grandes, mejillas
rojizas que parecían dos manzanas en su rostro; el
niño solía posar tras un telar y los observaba, pero
no se atrevía a jugar, solo los miraba; cada vez que
la pelota llegaba a sus pies, él la observaba luego
miraba a los demás niños, sonreía y salía corriendo.

Así pasaban los días siguientes, el solía irse antes


de tener contacto con los demás niños debido a su
misteriosa timidez.

A los 5 niños les parecía algo extraño el


comportamiento del nuevo niño, les intrigaba, ellos
querían jugar con él, pero no lo lograban.

Hasta que un día la pequeña Fily le dice a Rosa,


Mar, Mey y Marius:

17
MI AMIGO JESÚS
Mario De Rivera

Fily — ¡Oigan chicos!

Todos — ¡Qué…!

Fily — debemos hacer que ese niño juegue a la


pelota con nosotros, debe ser feliz, pues: ¿Qué sería
de este mundo sin niños felices?

No sé — dijo Marius —

Estaría lleno de papás tristes — contesta Mar —

Rosario — cierto, “Los niños somos el origen de


las sonrisas” — menciono —

De pronto dice Marius — y… ¿si le preguntamos a


Yermo el sabio de la colina? El sabrá indicarnos que
hacer para que juegue con nosotros y sea uno más
de nuestros amigos.

¡No! — Decía Mar, con una seriedad; los sabios son


del mal, son brujos, me lo dice mamá
constantemente, su sabiduría es mala, ya que se las

18
MI AMIGO JESÚS
Mario De Rivera

da el diablo, y… dicen que tiene en su poder a dos


niños que se los llevo con él, desaparecieron del
pueblo hace mucho tiempo, se llamaban David y
Ángel

Rosa — no nos asustes Mar.

Fily — si, no nos asustes.

Marius — bueno dinos tu plan Fily, que el sol se nos


va.

Mey - ¿a dónde se nos va?

Marius – Es un decir, significa que ya es tarde Mey.

Mey — ¡ah…!

De pronto Fily inquietante dijo:

Estos son mis planes chicos, a ver qué les parece,


pongan atención; jugamos a la pelota tres de
nosotras, Marius y Rosa se esconden entre los

19
MI AMIGO JESÚS
Mario De Rivera

telares, después yo arrojare la pelota hacia él, y


cuando él la mire y se vaya corriendo les gritamos
que salgan Marius y Rosa para que lo atrapen.

Mar — buena idea.

Mey — sí que es una gran idea.

Rosa — de acuerdo.

Marius — de acuerdo, así tendré un nuevo amigo,


aquí puras mujeres.

Ya que se habían puesto de acuerdo los cinco niños,


se la pasaron toda la tarde platicando de ello y lo
que le preguntarían cuando fueran amigos.

— de pronto dice Marius —


“Aquí se rompió una taza y cada quien a su casa”

Marius se fue a su cabañita bonita hecha de ladrillo


y teja, no quiso cenar, solo llego y saludo a sus
papas y se fue a dormir. Pensaba, pensaba, no podía

20
MI AMIGO JESÚS
Mario De Rivera

conciliar el sueño; cuando al fin logro dormir, soñó


con aquel misterioso niño, en su sueño aparece
jugando con él, corrían y reían por la colina, Marius
le pregunta: ¿Por qué no juegas con nosotros? — y él
le contesta — todo a su tiempo, tú serás el primero
en conocerme, recuerda siempre esta frase:

“Puedes atrapar mi corazón, solo si tus manos


llevan amor”

¡Vamos! ¡sigue corriendo! — le decía el niño de la


manta blanca, a que no me alcanzas — insistía —
Marius salió corriendo tras él, pero en unos
instantes Marius ya no le alcanzo y el niño
desvaneció entre las flores. Marius despertó
contento pero intrigado — ¿Cómo sabia el niño en su
sueño que él lo atraparía? — Aun así, salió corriendo
de su cabaña a platicarlo con sus amigas.

¡Amigas! ¡amigas! Fily, Mey, Rosa, Mar, ¡vengan!


¡corran! Les tengo una noticia; — ¿Qué creen? —
hoy lo atraparemos — dijo Marius agitado, pero con
esmero —

21
MI AMIGO JESÚS
Mario De Rivera

Mey dijo — ¿Cómo estas tan seguro?

Marius — el me lo dijo en un sueño, él sabe cómo


me llamo.

Rosa — No es verdad Marius, es solo un sueño,


sigamos el plan.

Mar — Si Marius, el plan, te creemos, pero


queremos tener un nuevo amigo para jugar.

Marius — pero, pero, bueno, sniff, sniff, al plan.

Fily, Mar y Mey fueron a jugar al lugar de siempre,


donde todo era un ritual de alegría, mientras tanto
Marius y Rosa buscaban entre el puesto de telas un
lugar seguro para ocultarse y esperar el momento
para atrapar al niño de la manta blanca.

Allí va Mar, ¡pásala! ¡pásala rápido! que no caiga —


decía — mientras repetía la frase del juego.

22
MI AMIGO JESÚS
Mario De Rivera

¡que no caiga! ¡que no caiga!


¡que te convertirás en papa!
¡que no caiga! ¡que no caiga,
¡que serás el niño papa!

(Imagen) El niño de la manta blanca se esconde en los telares

El niño de la manta blanca, los miraba y sonreía,


veía como cantaban y divertían, en ello Mar avienta
la pelota hacia el niño; el plan ya estaba hecho, el
niño sonríe, mira el balón, voltea a ver a las niñas y
sale corriendo como relámpago, entonces Fily y Mar
gritan:

¡atrápalo Marius! ¡atrápalo Rosa!

23
MI AMIGO JESÚS
Mario De Rivera

Marius sale inmediatamente de los telares, y lo


abraza, le atrapa y le dice:

No temas amigo, no te haremos daño, no corras,


solo queremos ser tus amigos ¿Cómo te llamas?

Hola Marius — le dice el niño de la manta blanca —


«se bienvenido a mi mundo» tu sueño era real, por si
te preguntan tus amigas.

Todas quedaron asombradas ante las palabras de


Jesús.

May — pero, ¿Cómo te llamas? dinos niño misterio.

Niño — Me nombran Jesús.

Rosa — ¿Por qué te ibas cuando queríamos jugar


contigo?

Mar — ¡sí! ¡dínoslo! — afirmaba —

24
MI AMIGO JESÚS
Mario De Rivera

Jesús — si quería jugar, pero siempre que tengo un


amigo mis papas me llevan de nuevo a otro lugar,
ya que son mercaderes, principalmente de muebles
y viajamos mucho, es raro cuando regresamos al
mismo lugar.

Fily — ¡ah! con razón te ibas.

Marius — ¿quieres jugar?

Jesús — ¡Sí! Claro, soy un niño que por siempre en


la eternidad lo seré y tú serás siempre mi amigo
Marius.

Marius — ¡oh! por siempre, ¡Si!

Mey — ¡Sí! allí va de nuevo la pelota, ¡que no caiga!

25
MI AMIGO JESÚS
Mario De Rivera

— Todos —

¡que no caiga! ¡que no caiga!


¡que te convertirás en papa!
¡que no caiga! ¡que no caiga,
¡que serás el niño papa!

Y así fue toda la tarde, jugando, riendo, cantando,


el niño Jesús fue arropado por la amistad de los
cinco niños…

26
CAPITULO 2
JESÚS EMPRENDE MÚLTIPLES VIAJES

Pasaron los días y los niños se divertían…

Jesús les platicaba todas sus aventuras de sus


viajes, felizmente, y un día les hace un comentario
a sus amigos:

Jesús — Hola amigos, ¿Cómo están? Les tengo una


noticia buena y una no tan buena, cual quieren
primero.

Todos — ¡No!, No te vayas amigo.

Marius — no lo hagas hermano, todos te queremos,


pero; a ver dinos la buena noticia.

Jesús — la buena nueva es que volveré con ustedes


pronto, solo será un viaje de días, aquí cercas,
iremos a Ghartaylla1, un pueblo maravilloso,

1
GHARTAYLLA, pequeño poblado de Agharta, conocido por sus hermosos
lagos y su rica gastronomía, entre ellos el helado de mil sabores.
MI AMIGO JESÚS
Mario De Rivera

verán, les traeré de sus frutos, son los más ricos que
he probado en mi vida, os encantara.

Fily — ¡oh! Suena lindo ese lugar.

Jesús — Sí, está cerca de ciudad Shimbay2, muy


bella.

Mey — Suena cercas, ¿te acompañamos?

Jesús — No pueden, recuerdo que dijiste que «los


hijos son la felicidad de los padres» se pondrán
tristes si se alejan de ellos.

Mar — pero; ¿Cómo los sabes?

Jesús – solo lo sé. Y ahora que mis papas me lleven


a Shimbay volveré con regalos, muchos regalos,
siempre compramos recuerdos y comida, les traeré
algo.

2
SHIMBAY, Ciudad paraíso, conocida por su gran belleza en su
arquitectura.

28
MI AMIGO JESÚS
Mario De Rivera

Todos — ¡Sí!

Y así paso pronta la tarde, todos felices y contentos


cantaban.

A la mañana siguiente, Jesús se despidió y marcho,


y los niños jugaban al juego de la pelota mientras
que cantaban:

¡que no caiga! ¡que no caiga!


¡que te convertirás en papa!
¡que no caiga! ¡que no caiga,
¡que serás el niño papa!

«Eran las palabras más divertidas para jugar, nadie


quería tener la cara de papa, arrugada y seca, je, je,
je… que niños…»

Paso el tiempo y en uno de sus viajes Jesús le trajo


un regalo a cada uno de sus amigos mientras les
decía:

29
MI AMIGO JESÚS
Mario De Rivera

— Amiga Fily — te traje este collar de perlas que


brillan como tus ojos — ¡Wooow! expreso Fily —

— A ti Rosa — Unas flores de cristal como tu


corazón, mira en la luz cambian de color — ¡que
bellos! le dijo Rosa —

— A ti Mar — te traje un collar que simboliza un


círculo de amor, ¡Oooh! Qué bello — le dijo Mar —

— A ti Mey — te traje este cuenco con piedras


preciosas como tú, que te darán una bella vibra.

Marius estaba animado, contento pero misterioso,


se preguntaba:

— ¿Qué me habrá traído? Soy su mejor amigo, ¿algo


enorme?

Jesús lo miró fijamente a los ojos y le dijo: ¡oh


Marius! No sé qué regalarte más que mi amistad
eterna.

30
MI AMIGO JESÚS
Mario De Rivera

Marius — ¡oh! tiene importancia hermano, mi mejor


regalo es tu amistad y que siempre regresaras con
nosotros a jugar.

Jesús — “Donde hay amistad y amor, la luz


siempre se mantendrá encendida” sigue así
Marius cultiva amistades, brilla, brilla. ¡ah! Si te
traje algo ¿a poco crees que me olvidaría de ti? ¡No!,
te traje algo muy especial, un amuleto que te
protegerá por una eternidad, tómalo y nunca te
separes de él; quien te cuidará de todo mal.

Marius tomo el amuleto, un símbolo con cinco


puntas, y cuando lo coloco en su cuello un suave
susurro del viento se escuchó, paz, mucha paz era
lo que Marius sentía.

Gracias Jesús — le dijo Marius — con una alegría


en su corazón, gracias.

Amigo — dijo Jesús — ¡juguemos a la pelota!

31
MI AMIGO JESÚS
Mario De Rivera

¡que no caiga! ¡que no caiga!


¡que te convertirás en papa!
¡que no caiga! ¡que no caiga,
¡que serás el niño papa!

Así pasaron los días, las semanas, los meses, Jesús


se iba de viaje con sus papas y siempre volvía lleno
de regalos y comida, Jesús siempre contento de
volverles a ver, los cinco amigos ya se habían
acostumbrado a la rutina de que Jesús volvía,
jugaban y eran felices para siempre.

Un día al finalizar del juego Jesús les dijo: amigos


les tengo una noticia, hare otro viaje más lejos, pero
volveré, no se preocupen los quiero mucho amigos,
gracias por su amistad.

Jesús viajo semanas y regreso lleno de regalos para


sus amigos que le esperaban con ansias para jugar
y convivir.

Pero un día no fue igual, Jesús se mostraba más


serio e intento estar contento con los demás niños

32
MI AMIGO JESÚS
Mario De Rivera

jugaban y jugaban, llego el momento en que se


despidió de sus amigos para su próximo viaje, se le
acerca a Marius y le dice:

¡Marius! ¡oh mi amigo Marius!


“Cuando una vela se apaga, se enciende su
sucesora, la que se apaga va al infinito, que se
queda prepara su infinito”

Vuela Marius, vuela — le dijo Jesús —

Marius no supo que decir, se quedó impresionado,


pues no entendía las palabras de su amigo, era una
gran parabola…

Jesús se fue caminando por la calle empedrada, que


con su curvatura se veía más chica la silueta de su
amigo mientras marchaba, Marius soltaba una
lagrima; presentía, veía como su compañero se
perdía en aquel horizonte, cada vez más distante,
más apartado de él…

33
MI AMIGO JESÚS
Mario De Rivera

La despedida de Jesús
La conversación

34
CAPITULO 3
EL SABIO DE LA COLINA

Y pasaron los días, las semanas, los meses, algún


año; las tardes no eran como antes, faltaba el sexto
niño en el juego de la pelota, la alegría. Marius
estaba triste, y no se diga Fily, Mar, Rosa y Mey.

Les decía Rosa — ¡hey chicos! Conozco una canción


que nos hará felices a todos, es la canción de
Marius, la canción del rin, rin, rin, ¿la cantamos?

Mey — no creo Rosa, estamos pensando, que habrá


sido de nuestro amigo Jesús, porque no viene ¿le
pasaría algo?

Mar — no piensen eso, acuérdense que es un niño


viajero.

Fily — tengan fe, ya vendrá ¡animo Marius! No te


pongas triste.

Marius — es mi mejor amigo ¿porque se fue?


MI AMIGO JESÚS
Mario De Rivera

Mar — así es Marius, así es la vida, ya vendrá con


alegrías o veras que sí.

Marius, desconsolado, con sus ojos lóbregos miró al


cielo y dijo: ¡ah! ¡ya se!

¡Que! – dijeron todas.

Iré a consultar a Yermo al sabio de la colina — dijo


Marius muy seguro —

Rosa — ¡No! Ya sabes lo que pasa cuando estés con


él, te llevará muy lejos, te encerrará y te comerá,
pues es el mismo demonio.

No lo creo — dijo Marius — y tengo el poder de


hacerlo, sin miedo a lo desconocido ¿me
acompañan? Tengo una corazonada, nada me podrá
pasar, acuérdense de mi amuleto que me dio Jesús
y mi canto que me protege, la canción del rin, rin,
rin, es mágica cuando caminas por el bosque, nos
regocija, además veremos si es cierto que tiene dos
niños atrapados en su cueva ¡anímense!

36
MI AMIGO JESÚS
Mario De Rivera

Mey — es muy misterioso ese bosque Marius, no


debemos ir, es muy arriesgado, pero; si te
acompañamos ¿verdad, chicas?

Todas — ¡mmm…! ¡bueno!

Marius — aprenderán mucho de este viaje, os


prometo, podrán hacerle cualquier pregunta que se
les ocurra, Yermo sabe de todo, yo las cuidare con
mi amuleto que me dio mi amigo Jesús.

Todas — de acuerdo Marius, te acompañaremos.

Marius — bueno, mañana nos vemos en la misma


plaza en el mercado de telas, de allí nos vamos al
bosque, traigan su comida y agua para el viaje.

Todas — ¡Si…!

Marius — y no lo comenten con sus papas, que no


os dejaran venir.

37
MI AMIGO JESÚS
Mario De Rivera

(Imagen) Plaza de Mercaderes de Genaylla

A la mañana siguiente iban llegando una a una al


sitio acordado, con caras misteriosas y de
incertidumbre, no hablaban, parecía un ritual de la
iglesia, ya estaban todas, pero faltaba alguien;
Marius. Pero Marius no llegaba…

Rosa — ¿Qué le habrá pasado a Marius? Es el más


interesado, ¿Dónde está?

Mar — y… ¿si ya no quiso venir?

Fily — no lo creo, ya lo conozco, ha de andar de


chistorete escondiéndose de nosotras para crear el

38
MI AMIGO JESÚS
Mario De Rivera

misterio. ¡Mariusssss! ¡Mariusssss! ¡ya sal!


¡Mariusssss!

De pronto todo quedo en silencio, una voz grita


fuertemente con tono de sorpresa — ¡taran! — ¡Aquí
estoy! Ja, ja, ja, — dijo Marius — ¿a poco creyeron
que no vendría? Las puse en suspenso ¿verdad? Je,
je, je.

No estamos para bromas Marius — dijo Mey — ya


vámonos chistorete.

Marius — bueno, empecemos el viaje, yo les guío.

Todas se fueron siguiendo a Marius el guía,


cruzaron por aquellas bellas calles de piedra, y poco
a poco atravesaron la ciudad hasta llegar al pequeño
bosque, donde se ve a lo alto la colina. Iban juntos
murmurando, platicando y riendo.

Posteriormente empezaron a cantar la canción del


rin, rin, rin.

39
MI AMIGO JESÚS
Mario De Rivera

Todos iban contentos tras aquella vereda, llena de


flores de colores, se veían felices, con aquella
simpatía que los hace irradiar cuando están juntos,
esos ojos divinos de las niñas, y su voz dotada de
hermosura que cantaban así:

¡Cuando marcho por el bosque


Yo me encuentro muy feliz,
Pues siempre voy cantando
La canción del rin, rin, rin!

¡Rin, rin, ron, ron,


A que feliz estoy,

40
MI AMIGO JESÚS
Mario De Rivera

Rin, rin, ron, ron, ron,


¡Pues Shambayllano soy!

¡Brincando y jugando
Compartiendo mi canción,
Amigos voy ganando
Con la canción del rin, rin, rin!

¡Rin, rin, ron, ron,


A que feliz estoy,
Rin, rin, ron, ron, ron!
¡Pues Shambayllano soy!

Después de un lapso de tiempo — dice Marius —


Tengo mucha hambre ¿alguien tiene hambre?

¿Tan rápido tienes hambre Marius? — le dice Fily —


no tienes llenadera, siempre estas comiendo, pero
bueno, comamos.

Los niños se sentaron a comer sus alimentos


mientras se quedaban pensando, otros viendo al

41
MI AMIGO JESÚS
Mario De Rivera

horizonte buscando algo, alguna pregunta, algo que


querían saber.

Mey — ¿qué le preguntaran al brujo de la colina?

Marius — no es brujo, es un sabio, se llama Yermo


‹‹el sabio de la colina›› hace mucho tiempo vivía en la
ciudad de Genemylla1, una gran ciudad, pero se
retiró a su morada que está en la colina, dicen que
el solo la construyo sin ayuda ¡miren! ¡miren! ¿ven
aquella piedra?

Todas — ¡Sí!

Marius — ah, pues allí vive el sabio de la colina, no


está lejos, llegaremos pronto.

Mar — tu, Marius ¿Qué le vas a preguntar?

Marius — tengo muchas preguntas, pero le


preguntare por mi mejor amigo Jesús; si volverá con

1
GENEMYLLA, poblado paradisiaco de Agharta, se caracteriza por su
agricultura.

42
MI AMIGO JESÚS
Mario De Rivera

nosotros y cuándo llegará.

Fily — yo le preguntaré: ¿Por qué las rosas son


rosas? ¿Por qué la tierra redonda? ¿Por qué el
susurro del viento?

¡Oh…! — dijo Marius —

Rosa – yo le preguntaré: ¿de dónde venimos?


¿Quiénes somos?

Mey — yo le preguntaré: ¿Qué es el amor?

¡Oh…! — se quedaron todos sorprendidos.

Marius — son preguntas de adultos, je, je, je. Yo solo


quiero jugar con mi amigo Jesús y Yermo me dirá
donde esta o le doy con mi amuleto.

Fily — no te pongas así Marius, no resuelves nada y


nos das miedo.

43
MI AMIGO JESÚS
Mario De Rivera

Marius — lo siento, es que tengo mucha desolación


por eso lo que dije.

Pues; Marius ¡canta tu canción feliz! cántanos —


decía Rosa — así se irán las tristezas y volverán las
alegrías.

Marius — bueno, pero primero un trabalenguas, si


lo repiten les canto canción feliz ¿va?

“En Shambaylla2 un Shambayllano pedía


chamba a un chambero Shimbo llamado
Chumba, que vivía en la chambilla de su
chamba, y como chimba le dio chamba a
Shambayllano en la chambilla de su chamba,
Shambayllano chambeaba chimberamente en
Shambaylla”

Je, je, je, ¿es bueno verdad? — decía Marius — a ver


repítanlo.

2
SHAMBAYLLA, Cd. Capital de Agharta. Mundo celestial de luz, Existente
en el plano astral. Donde solo los iniciados pueden llegar por medio de la
preparación. Todos los habitantes de Shambaylla son seres de una bondad
indescriptible, y una mirada serena.

44
MI AMIGO JESÚS
Mario De Rivera

Pues ¡No! está muy difícil tus shamba quien sabe —


dijo Mar —

Pero luego les canto — decía Marius — ya estamos


llegando ¡miren! ¡miren! Esa cabaña ¡miren! ¡que
hermosa es! de prisa, corran amigas, vamos a tocar
la puerta, a visitar al sabio Yermo.

(Imagen) La casa de la colina

Todos juntos se acercaron, con cara de asombro,


diciendo en sus pensamientos ¿Quién construiría
esta casa en la colina? ¿Cómo trajeron los
materiales? Qué bello, parece una nave espacial
¡wooow! — dijo Marius —

Se acercan lentamente a la puesta y se escucha el,


toc, toc, toc, ¿hay alguien allí? somos cinco niños

45
MI AMIGO JESÚS
Mario De Rivera

con muchas preguntas para el sabio — decía Marius


en voz alta —

Después se escuchó un silencio, después un


susurro del viento, el trinar de los pájaros, una paz
celestial, todos se miraban entre sí, misteriosos, y la
puerta se abre sola, todos asombrados, con un
rostro pálido escucharon unas palabras que decían:
¡pasen! ¡pasen! No tengan miedo amigos ¡Siéntense!
Disfruten unos bocadillos, adelante…

Los niños asombrados entraron silenciosamente y


caminaron al centro de la casa mientras miraban la
belleza del lugar, al centro una mesa de madera
redonda brillaba, sus muebles blandos y
acolchonados les invitaba a sentarse. Al centro de la
mesa había dulces, muchísimos dulces para todos,
panes, galletas, gelatinas, jugos, etc., etc.…

Sin pensarlo y pedir permiso empezaron a comer,


mmm, — se escucha de pronto una voz —

46
MI AMIGO JESÚS
Mario De Rivera

Mey — paren chicos, los dulces están envenenados,


acuérdense que tiene dos niños encerrados en esta
casa.

Marius — No lo creo, sigamos comiendo.

Y los niños continuaron comiendo dulces, muchos


dulces, de pronto unos niños con sus sonrisas sin
igual salen de una puerta y dicen:

¡Hola amigos! Me llamo Ángel,

¡Hola! me llamo David,

¡Oh…! Quedaron todos asombrados,

¿Que no estaban atrapados por el brujo? — comento


Mar con asombro al verlos —

¡Ah! te refieres a Yermo el sabio, y ¡No!, no estamos


atrapados, venimos aquí muy seguido a aprender
muchas cosas que el sabio nos ofrece.

47
MI AMIGO JESÚS
Mario De Rivera

Pensábamos otras cosas amigos — dijo Marius —

¡Sí!, si, — en tono firme dijo David — hemos


escuchado muchas historias por el pueblo, pero no
hagan caso, ya lo conocerán, y digan: ¿que los trajo
hasta acá?

Venimos a consultar al sabio, tenemos muchas


preguntas — dijo Mar —

Marius — ¡sí!, queremos consultar al sabio Yermo,


él nos guiara hacia nuestro amigo.

Ángel — El los atenderá enseguida, está preparando


su clase, ya viene y nosotros en un momento
regresamos, sigan comiendo golosinas que están
súper ricas.

Los niños se entretuvieron un buen rato; hasta se


habían olvidado a que iban; de pronto se escucha
una puerta que se abre y se cierra inmediatamente,
todos volteaban y no veían a nadie que entro,
Marius observo detenidamente que la cortina se

48
MI AMIGO JESÚS
Mario De Rivera

movía un poco, pero no había ventanas abiertas ni


viento cercas, se quedó pensando y dijo en voz alta.

¡Esto está muy sospechoso!

Se quedó detenidamente viendo la cortina y abajo


vio unos zapatos bombachos, redondos; camino
sigilosamente hasta él y dijo: ¡Te atrape! Mientras
abría la cortina y el sabio Yermo había sido
descubierto, se empieza a reír a ton y a son mientras
les dice:

¡Bienvenidos a la mansión de la colina del tío Yermo!


pueden venir siempre que gusten a divertirse
mucho. Los invito a que sigan jugando.

49
MI AMIGO JESÚS
Mario De Rivera

Todos estaban contentos, pues el sabio proyectaba


un ambiente alegre de luz que invitaba a los niños a
seguir jugando, brincando y degustando esas
golosinas que el tío Yermo mismo cocinaba, pues era
el rey de la repostería.

Tío Yermo — ¡niños! ¡Escuchen! quieren preguntar


cosas interesantes, ¿cierto?

Todos — ¡Sí!

50
MI AMIGO JESÚS
Mario De Rivera

Tío Yermo — Tranquilos; uno a la vez.

Yo, yo, yo — se escuchaba a una voz las palabras de


todos los niños inquietos, ¡yo! ¡yo! Tío Yermo.

El tío yermo se había ganado en segundos el cariño


de los niños.

Haber dime tu, ¿Cómo te llamas? — le decía el sabio


a una niña muy tierna.

Rosa — le contesto con alegría —


¡Oh…! Rosa, ¿Qué deseas saber?

Rosa — me gustaría saber ¿de dónde venimos?


¿quiénes somos?

Tío Yermo — buenas preguntas Rosa, bueno;


nuestro origen es infinito, siempre cambiamos de
forma, dime Rosa ¿Qué sientes cuando tus papas
conviven contigo? o jugar, comer, leer y estudiar.

51
MI AMIGO JESÚS
Mario De Rivera

Rosa — Siento alegría, mi corazón se mueve rápido


como si pretendiera salir.

Tío Yermo — Tu lo has dicho ‹‹el origen de toda vida


es aquello que palpita, que posee energía, que vibra
de volver a nacer, es aquello que nos da la vida›› Tu
otra pregunta ¿Quiénes somos? Bueno; «somos el
todo, somos el principio de algo y el final del todo,
un gran sueño eterno, que se vuelve a activar
cuando termina un proceso de vida, un círculo
infinito» la vida es hermosa como tu nombre.

Rosa se quedó impresionada con aquella respuesta


del sabio Yermo, se dirigió y se sentó en el sillón
cómodo, quedó inmóvil y callada como estatua, no
parpadeaba, un gran silencio.

De pronto yermo con su sonrisa se dirige a otra


persona y le pregunta: ¿Cómo te llamas?

Mar — le contesto —

¿Que deseas saber? — le mencionaba el sabio

52
MI AMIGO JESÚS
Mario De Rivera

Mar — algo que siempre he pensado ¿Por qué el cielo


es azul?

Tío Yermo — Excelente pregunta, ¡m…!, el color azul


es hermoso, ‹‹El cielo es de ese color porque en él se
condensa el susurro del viento, un momento bello
donde un suspiro nos da la vida, el aire de allí nos
regocija, nos muestra su amor, nos abraza y nos
hace ver la belleza de nuestro creador, ello es el
significado del color azul celeste››

Mar — Dios.

Sabio Yermo — es un criterio personal, pero ¡Sí! Es


Dios.

Mar estaba maravillada con las palabras del sabio


Yermo, el sabio de la colina, al igual que Rosa se
sentó en el sillón y quedo callada, pensando,
pensando.

53
MI AMIGO JESÚS
Mario De Rivera

El sabio dice: ¿Quién sigue? Mientras dirige su


mirada a una niña blanca, blanca de su piel y su
cabello. ¡haber tú! ¿Cómo te llamas?

Mey – le contesto amablemente la niña —

Dime, ¿Qué te gustaría saber? — dijo el tío Yermo —

Mey intrigada e inteligente le pregunta: ¿Qué es el


amor?

¡Uf…! — contesto el sabio Yermo — es algo difícil de


explicar, pero bueno tengo respuesta «El amor es
aquella chispa que nos hace vibrar, que nos motiva a
crecer, que nos indica el camino, nos recuerda que
estamos vivos, es la pasión a lo que hacemos, amar
a tu prójimo es entregar tu corazón, decirle que su
presencia te regocija, te hace feliz, te dice que eres
importante como el aire que respiras»

— dime Mey — le pregunta el sabio, ¿Qué sientes


cuando respiras?

54
MI AMIGO JESÚS
Mario De Rivera

Mey — que estoy viva, que nazco a cada respiro y


suspiro.

Tío Yermo — eso es el amor, estar vivo.

Igual; Mey se quedó impactada ante las palabras del


sabio Yermo, Fily y Mario estaban impactados, con
la boca abierta y Yermo se quedó viendo a los dos
detenidamente y dice en voz alta:

Las damas primero, y dice: ¡tú! La niña de los ojos


grandes y hermosos ¿Cómo te llamas?

— ella contesto — Fily

Tío Yermo — Dime mi querida Fily, ¿Qué deseas


saber?

Fily — ¿es cierto que la tierra es redonda?

Tío Yermo — buena pregunta, bueno; « La tierra es


redonda al ojo humano, a lo que nos han indicado »
— pero Fily — « Todos tenemos en nuestro corazón

55
MI AMIGO JESÚS
Mario De Rivera

un universo diferente de cada cual, la modalidad de


la forma de la tierra es la percepción personal, así
como el color es diferente para cada ojo, la tierra es
diferente en forma para cada individuo» has
pranayama por las mañanas y veras que la tierra
tiene muchas formas a cada día, tu percepción del
todo cambiara el rumbo, «No a todos les gusta el pan
de vida» todos vemos diferente, cuando hagas prana
veras el mundo desde tus bellos ojos grandes y
bellos.

Fily quedo maravillada a lo que el sabio Yermo le


dijo, camino al sillón se sentó, tomo unas galletas y
quedo callada pensando en las palabras del sabio.

La tarde era maravillosa, todos estaban


satisfechos de sus respuestas, pero Marius estaba
intrigado, muy sospechosamente intrigado. No
sabía que le iban a decir, lo suyo no eran palabras
de sabiduría, era un hecho si su amigo volvería o
no.

56
MI AMIGO JESÚS
Mario De Rivera

Yermo miraba triste a Marius, camino hacia él y le


dijo:

Marius ¿que tienes?

Nada — contesto Marius — sé que no tendrás


respuesta para mí, pero dime de donde me conoces,
¿cómo sabes mi nombre sabio Yermo?

Sabio Yermo — Somos amigos desde siempre

Marius — No te creo.

Yermo — en 2000 años más me recordaras, me lo


dirás y seguiremos siendo amigos, trabajaremos
juntos. Además, tendrás otro buen amigo con
nombre de piedra y vivirás en un lugar rodeado de
piedra.

Mario — No lo creo

Yermo — Bueno, dime Marius, ¿Qué te gustaría


saber?

57
MI AMIGO JESÚS
Mario De Rivera

Nada — contesto Marius — mientras caminaba


triste a la puerta de la casa de la colina dispuesto a
irse, pues no esperanzaba una respuesta a favor.

Yermo — ¡Marius! ¿A dónde vas? Dime; tengo una


respuesta, de verdad.

Marius — No, no hay respuesta; pero aun así te lo


diré, tengo un amigo llamado Jesús y tiene mucho
tiempo que ya no estamos juntos, siempre regresaba
después de cada viaje que hacía, pero esta última
vez ya no volvió, me abandono.

Yermo — ¡ah…! ¿Jesús el mercader? ¡Huy Marius!


no te pongas triste, es muy amigo mío, regresara
pronto, dale tiempo.

Haber — dijo Marius — ¿Dónde está? ¡dímelo! — le


decía con voz muy alta — ¡dímelo! — insistió —

Yermo quito un poco de su sonrisa para decirle algo


serio e importante, no sabía que decirle, era la

58
MI AMIGO JESÚS
Mario De Rivera

primera vez que el sabio dudaba un poco de sus


palabras, se le acerco a Marius y le abrazo.

¡vez! ¿vez? — le decía Marius con voz acusadora —


me abrazas para consolarme, no tienes respuesta.

Yermo — Lo se Marius, no tengo respuesta, lo único


que te puedo decir es que confíes en él, así como el
confió en ti, los amigos somos eternos, y si abres tu
corazón el estará allí, para siempre. ¡Créetelo!, ten
fe, sé que eres extraordinario y perceptible.

“Las semillas germinan desde la tierra, pero


siempre buscan alcanzar el cielo”

Tu fe alcanzara ese cielo que buscas, él te lo dijo,


¡brilla! ¡brilla! En tus sueños lo veras Marius, platica
con el «No está en mis conocimientos tu amistad con
él» está en tu corazón.

“la verdad es necesaria” “se siervo que el


altísimo está en tu Shambaylla”

59
MI AMIGO JESÚS
Mario De Rivera

¿Cómo sabes de Shambaylla? — dijo Marius


inquieto —

Yermo — Soy sabio, se de tu Shambaylla, confía en


mí, Jesús regresara y tú tienes un camino trazado,
nos volveremos a ver Marius.

Yermo sonrió, le abrazo y se marchó. Marius quedo


en shock mientras digería las palabras del maestro,
se sentó, comió una quesadilla y pensaba, y
pensaba. Después de algunos momentos Marius
sacudió la cabeza y dice:

— ¡amigos! — Que les parece si nos vamos, ya va a


ser de noche, despidámonos.

Todos — ¡Gracias! ¡Gracias!

La despedida fue muy rápida, pues Marius seguía


triste, no había razón para sonreír. Caminaron,
caminaron y Marius seguía serio, no decía palabra
alguna, su miraba estaba perdida hacia ningún

60
MI AMIGO JESÚS
Mario De Rivera

lado, sus ojos casi llorosos denotaban su


sentimiento por su amigo que no regresaba.

De pronto le dice Mey — ¡Marius! ¡Marius! ¡Canta!


¡Canta!, y todas se le acercaron rápidamente y le
abrazaron, Marius se puso contento, le abrazo y
empezó a cantar.

Marius cantaba, Marius sonrió y dijo — ¡Si! ¡Si! ¡Si!


El vendrá, el vendrá, lo creo, lo creo. Marius sonreía
a diestra y siniestra y cantaba la canción del Rin,
rin, rin, y todas se unieron al canto que decía así:

¡Cuando marcho por el bosque


Yo me encuentro muy feliz,
Pues siempre voy cantando
La canción del rin, rin, rin!

¡Rin, rin, ron, ron,


A que feliz estoy,
Rin, rin, ron, ron, ron,
¡Pues Shambayllano soy!

61
MI AMIGO JESÚS
Mario De Rivera

¡Brincando y jugando
Compartiendo mi canción,
Amigos voy ganando
Con la canción del rin, rin, rin!

¡Rin, rin, ron, ron,


A que feliz estoy,
Rin, rin, ron, ron, ron!
¡Pues Shambayllano soy!

Llegaron al pueblo de Genaylla, a la plaza donde


solían jugar a diario, se abrazaron y sin cruzar
palabra, cada quien marcho a su casa.

La noche fue un rotundo silencio para cada uno…

62
CAPITULO 4
JESÚS REGRESA Y TRAE LA BUENA NUEVA

El sol alcanzaba a todos los rincones de Genaylla, el


pueblo empezaba el día con alegría, los mercaderes
vendían quesos, telares, utensilios, artesanías.

La cabañita de Marius

Mar, Mey, Rosa, Fily y Marius seguían dormidos,


cansados de aquel viaje del día anterior; pero en
aquella calle empedrada, en el mercado surgía una
silueta reconocible a primera vista, el niño de la
manta blanca, un niño con corazón de coloso
aparecía con aquella sonrisa, camino y camino;
paso por la casa de Marius recoge una piedra y la
MI AMIGO JESÚS
Mario De Rivera

lanza a la ventana, Marius despertó intrigado y se


dirige a la ventana pero no veía a nadie, pues Jesús
se escondía, instantes después: lo mismo, le
aventaron una piedra a la ventana, se asoma Marius
y no ve a nadie, pues Jesús se escondía; Marius se
enoja y grita ¡váyanse a molestar a otra parte! Tengo
sueño. De pronto observa una silueta escondida en
aquel telar y dice:

No, No, No es el — decía Marius con su corazón


acelerado — cierra la ventana, y de nuevo otra
piedra, pero esta vez le traspaso y le pego en la
cabeza a Marius. Se asoma a la ventana y dice: ¡ya!
¡ya! ¡ya basta! Dirigiendo la vista de nuevo al telar,
hizo cara de asombro; pues sus ojos reconocieron la
silueta de la manta, ¡No! ¡No! No puede ser ¿Jesús?
¿Jesús? ¡Volviste!

Marius corrió hacia la puerta y salió al mercado a


buscarle, ¿Jesús? ¿Jesús? — pregunta en voz alta
— ¿estas allí Jesús? Insistía, pero no veía a nadie;
él pensó que era su imaginación, agobiado se sentó
a un lado del puesto de quesos y tristemente los

64
MI AMIGO JESÚS
Mario De Rivera

pellizcaba y comía, permaneció viendo el horizonte


mientras una lagrima salía de sus ojos, de pronto se
escucha una voz melodiosa:

¿Porque lloras? — le dijo Jesús mientras le tocaba el


hombro — ¿acaso no estoy aquí que soy tu amigo?

¡Jesús! ¡Jesús! — dijo Marius con voz emotiva, ¿eres


tú de verdad? ¿Estoy soñando? ¿Eres de carne y
hueso?

Si, soy yo — le decía su amigo —

¿Ya no te volverás a ir verdad? — le preguntaba


Mario ansiosamente —

¡No!, no, siempre juntos, recuerda; siempre juntos.

Marius gritaba de alegría, ¡si¡¡si¡¡sí! y corrió por el


pueblo ¡Filyyyy! ¡Marrrr! ¡Meyyyy! ¡Rosaaaa!,
vengan aquí está mi mejor amigo ¡Si… ¡

65
MI AMIGO JESÚS
Mario De Rivera

Todas se unieron con Marius y su felicidad,


brincaron, bailaron; se pusieron contentos, le
abrazaron y le preguntaron a Jesús el porqué de su
viaje tan largo.

Jesús les respondió:

«A veces vamos intrépidamente a lugares nuevos,


conocemos grandes bellezas y nos damos cuenta de
nuestras raíces, nuestras propias bellezas, nuestras
amistades, es imposible abandonarles porque cada
uno tiene una misión, los amo amigos, la amistad es
para siempre»

A ti Marius; así como aprecias mi amistad eterna,


ama a los tuyos, ama a tu hermano el hombre, a tus
amigos “todos debemos de ser felices, y eso se
logra a través de la amistad y lealtad”

Pronto me volverán a ver, pronto, pronto, pronto,


pues tengo otro viaje, Marius nos vemos en 2000
años …. Pero por ahora ¡aah! ¡allí va! ¡allí va!, y:

66
MI AMIGO JESÚS
Mario De Rivera

¡que no caiga! ¡que no caiga!


¡que te convertirás en papa!
¡que no caiga! ¡que no caiga,
¡que serás el niño papa!...

Y así fue aquella tarde, llena de felicidad y


amistad…

FIN…

Palabras del Autor:


Y así fue mi vida y experiencia con mi amigo Jesús.
Ya han pasado 2000 años y seguimos juntos, es una

67
MI AMIGO JESÚS
Mario De Rivera

prueba que la amistad es eterna. Al igual sigo


trabajando con el Sabio Yermo…

Aunque ha pasado miles de años, sigo sin entender


esta parabola:

“Cuando una vela se apaga, se enciende su


sucesora, la que se apaga va al infinito, que se
queda prepara su infinito” vuela Marius…

Pero; también comprendí que el amor hacia


nuestros semejantes es la llave que abre todas las
puertas; y que el corazón atrapa toda esperanza,
todo lo que creemos y lo que amamos.

“Créetelo y se cumplirá”
Marius

68
EL JUEGO
¿QUIERES JUGAR EL NIÑO PAPA?

Se que acabas de terminar de leer esta linda historia


y ya quieres jugar al niño papa, pero te preguntas
¿cómo se juega el niño papa?, aquí os muestro este
juego milenario.

Reglas del juego

1.- Formar 2 equipos, no hay número de jugadores,


solo tienen que ser iguales el número de niños
ambos equipos.

2.- Nombrar a un líder o niño gritón, quien dirá el


nombre del niño que deberá atrapar la pelota.

3.- El Juego: Se inicia con el canto


¡que no caiga! ¡que no caiga!
¡que te convertirás en papa!
¡que no caiga! ¡que no caiga,
¡que serás el niño papa!

Mientras un equipo lanza el balón hacia arriba y el


líder grita el nombre del contrario que debe atrapar
MI AMIGO JESÚS
Mario De Rivera

el balón, quien lo atrape lo debe lanzar de nuevo


hacia arriba, y el líder gritara ahora el nombre de
una persona de su mismo equipo, se turna el atrape
del balón, una vez el contrario y otra su equipo, se
realiza hasta que a uno se le cae el balón y entonces
se convierte en niño papa y todos se toman de la
mano haciendo un círculo y el niño papa se pone al
centro mientras todos giran y dicen ¡niño papa!
¡niño papa! ¡niño papa! y el turno del balón es
para el otro equipo.

Es un juego donde todos se divierten, nadie compite,


nadie gana, se convive mientras se canta.

70
EL MAPA
MAPA DE AGHARTA

Si algún día logras ir a Genaylla, aquí te dejo el


mapa del paraíso terrenal.
En 1976 nace en la ciudad

MI AMIGO JESÚS
Una historia de amistad
Mario De Rivera
de Tecate un artista taumaturgo,
un hallazgo especial de su tierra;
Baja California. Mario De Rivera.

Escritor comprometido con su obra, “Mi


Amigo Jesús”, es su segundo cuento impreso.

Esta tierna fábula nos lleva hasta el hogar de


un niño llamado Marius, quien vive en Genaylla
ciudad de Agharta; localidad de mercaderes y
artesanos, en una cabañita de madera rustica que
se integra a la naturaleza. Él es un niño feliz y
saludable. Marius tiene cuatro amigas: Fily, Mey,
Mar y Rosa, y les encanta jugar al juego de la pelota
llamado: el niño papa.

Él; no se imaginaria su gran sorpresa de que


conocería a su mejor amigo llamado Jesús.

Un día muy especial, los dioses le enviaron a


su hijo un ser que le ofrecería el concepto más
sublime de nuestro padre celestial, “la amistad”
quien Jesús le mostraría respuestas mediante su
convivencia en su infancia, que Marius tenía
constantemente, Jesús lo induciría al camino de la
sabiduría mediante sus distintos viajes, es allí
donde la Historia se llena de sueños, de creer en la
esperanza de volverse a ver.

“Jesús siempre tendrá vida mientras Marius


siga soñando”

Brungiatti Shambaylla
Madre Divina
Editorial
Shambaylla

ID: 25477284

Centres d'intérêt liés