Vous êtes sur la page 1sur 8
Escuela Internacional de Coaching Ontológico Consultora Organizacional El Observador, SELPH y el actor que eres
Escuela Internacional de Coaching Ontológico Consultora Organizacional El Observador, SELPH y el actor que eres

Escuela Internacional de Coaching Ontológico Consultora Organizacional

de Coaching Ontológico Consultora Organizacional El Observador, SELPH y el actor que eres Bob Dunham Paper
de Coaching Ontológico Consultora Organizacional El Observador, SELPH y el actor que eres Bob Dunham Paper
de Coaching Ontológico Consultora Organizacional El Observador, SELPH y el actor que eres Bob Dunham Paper
de Coaching Ontológico Consultora Organizacional El Observador, SELPH y el actor que eres Bob Dunham Paper
de Coaching Ontológico Consultora Organizacional El Observador, SELPH y el actor que eres Bob Dunham Paper
de Coaching Ontológico Consultora Organizacional El Observador, SELPH y el actor que eres Bob Dunham Paper

El Observador, SELPH y el actor que eres Bob Dunham

Paper de Estudio · Guía nº 1

ACO 2018

El observador, SELPH y el actor que eres A medida que exploramos la acción y

El observador, SELPH y el actor que eres

A medida que exploramos la acción y los resultados en el mundo, una pregunta

fundamental es “¿Qué es un ser humano?” Y es fundamental porque son los seres humanos quienes toman acciones, y son los seres humanos quienes evalúan

el resultado.

Esta pregunta se ha vuelto lejana en nuestra cultura actual y no es tomada en serio. De hecho, mucha gente hoy diría: “esta es una pregunta irrelevante, sólo válida para conversaciones filosóficas y abstractas. Necesitamos ser prácticos e ir a trabajar, no soñar despiertos con preguntas sin sentido”.

Sin embargo esta pregunta es una de las más importantes que podemos hacernos para nuestras inquietudes pragmáticas. Es importante porque somos respuestas vivientes a esta pregunta. Pero sólo porque tenemos respuestas predeterminadas o de diccionario para esta pregunta, no significa que las respuestas sean buenas.

Así como cuando nos preguntamos por la acción y los resultados- que son las inquietudes por las profesiones, organizaciones, líderes, y comunidades - las respuestas a estas preguntas se dan en la acción y en la experiencia y son evaluadas por seres humanos. Es por esto que necesitamos examinar cómo nuestra respuesta predeterminada está empoderando o limitando nuestra habilidad de actuar y de producir resultados valiosos y con significado.

Por ejemplo, la deriva histórica de nuestra cultura ha llegado a la interpretación actual, en muchas organizaciones y empresas, que las personas son “recursos humanos”. Ellos son considerados como unidades de producción con aportes y resultados medibles; pero el ser humano en medio de estas acciones está perdido, desdibujado, o modelado en términos psicológicos para ser motivado para generar una mejor producción. Estamos dominados por la concepción del trabajo en términos del hacer, como procesos mecánicos, y viendo a las personas como mecanismos. Así tenemos a los departamentos de Recursos Humanos mirando a las personas que se salen de este modelo mecánico como casos problemáticos, y mirando ocasionalmente la “cultura” en aras de mejorar la producción.

Este es un punto ciego cultural de las organizaciones. Un punto ciego es un lugar donde no somos conscientes, y no nos damos cuenta de que no somos conscientes. Algo que no existe para nosotros. Por ejemplo, antes que se inventaran la química o la física, estas no existían. Las distinciones de lo que estas disciplinas revelaron al mundo, no estaban disponibles. Las acciones que permitieron, no podían ser vistas. Las posibilidades que nos abrieron, no eran parte de nuestro mundo, hasta que fueron descubiertas.

1

© 2018 Robert Dunham. Todos los derechos reservados. Prohibido copia r o reproducir sin autorización.

Por eso en las organizaciones necesitamos una nueva mirada del ser humano y de la

Por eso en las organizaciones necesitamos una nueva mirada del ser humano y de la acción, para trascender los límites y los quiebres de nuestro antiguo sentido común donde vemos a los seres humanos como máquinas sin emociones, que no cometen errores y que pueden ser “arreglados” como un eslabón. Hoy en las organizaciones necesitamos una química de acción, una en donde aceptemos que un ser humano, pleno, vivo y saludable es el elemento clave que pone nuevas acciones a través de la diversidad de emociones y no sólo un ser humano degradado a un mecanismo de producción.

Las dimensiones del Ser Humano, la Escucha y las Conversaciones

Vamos a explorar al ser humano con las dimensiones del SELPH. Veremos como la coherencia de estas cinco dimensiones nos permite observar mejor cómo cada uno de nosotros ve su mundo y toma acciones en él. Esto también nos permitirá ver los desafíos y oportunidades de las relaciones y de la coordinación de acciones que constituyen las relaciones, familias, equipos, organizaciones y comunidades.

SELPH – las Dimensiones humanas

Las dimensiones del SELPH, son las dimensiones del YO de cada ser humano. También son dimensiones de la cultura y del estilo de los grupos de personas en sus relaciones, equipos, organizaciones y comunidades. Las dimensiones del SELPH nos ayudan a observar como los seres humanos se transforman en:

Observadores

Actores

Todos los seres humanos observan su mundo de una forma particular. Nuestra genética y la historia de aprendizaje que hemos tenido, han estructurado en nosotros esa particular forma de observar. Nos transformamos en observadores nuevos cuando aprendemos. Nos damos cuenta de nuevas distinciones y experiencias y aprendemos a dirigir nuestra atención de nuevas maneras. Un médico aprende a mirar, observar y poner atención a aspectos de su mundo que otros no ven. Lo mismo pasa en cualquier campo de aprendizaje, como quien aprende a ser carpintero, músico, ingeniero o líder. Cada individuo incorpora un conjunto único de maneras de ver sus mundos.

Todos los seres humanos son actores. Tomamos acción de maneras particulares basados en los aprendizajes y prácticas en las cuales hemos estado involucrados durante nuestras vidas. Compartimos prácticas que se convierten en estándares con otros, por ejemplo la manera en la que interactuamos en una conversación o nos comportamos en un restaurante. Tenemos nuestros hábitos personales y nuestra idiosincrasia. Y tenemos habilidades profesionales de acciones y prácticas que hemos aprendido con un patrón de aprendizaje. Cada individuo

2

© 2018 Robert Dunham. Todos los derechos reservados. Prohibido copia r o reproducir sin autorización.

incorpora el conjunto único de acciones y habilidades que puede tomar, con un estilo único.

incorpora el conjunto único de acciones y habilidades que puede tomar, con un estilo único.

Tenemos distinciones más refinadas de cómo observar a los seres humanos, incluyéndonos a nosotros mismos, con las dimensiones del SELPH. Comencemos a comprender cada una de estas dimensiones, pensando en el individuo.

Nuestro SELPH tiene las siguientes dimensiones:

S

– Somática

E

– Emociones

L

– Lenguaje

P

– Práctica

H

– Historia

SELPH es un marco generativo para el “YO”, esto significa que provee distinciones de lo que podemos ver, hacer, y aprender de lo que genera el SELPH.

S representa “Somática”

Somática se refiere a la unidad (coherencia) cuerpo-mente que se construye a través de las experiencias que tenemos a diario en nuestra vida y en nuestro ser. Con lo somático, miramos nuestras funciones corporales, y cómo trabajamos a través de nuestros cuerpos. Vemos como el cuerpo y la mente están conectados y su influencia mutua.

E representa las “Emociones”, e incluye los Estados de Ánimo

Los seres humanos tenemos un centro emocional en el cerebro, y las emociones están conectadas, se gatillan e interactúan con nuestro cuerpo, mente y lenguaje. Las emociones son gatilladas por un evento de la vida y son un conjunto de sentimientos y respuestas que son compartidas por todos los seres humanos, pero cada individuo tiene su interpretación única de la paleta emocional, estás también son aprendidas. La dimensión de las emociones también incluye los estados de ánimo. Los estados de ánimo son estados emocionales en los cuales caemos antes de que acontezca algún evento gatillante. Es decir vivimos en ellos, y no necesitamos ningún evento especial para estar en esta emoción.

L representa el “Lenguaje”

El lenguaje tiene una función descriptiva, y una función generativa. Nuestro marco de referencia cultural actual, tiende a mirar el lenguaje como sólo descriptivo, y está ciego al aspecto generativo. El lenguaje descriptivo nombra a las cosas y tiene adjetivos para ellas, pero no articula cómo generar lo que se está nombrando. El lenguaje generativo es un lenguaje de verbos, donde el “cómo” que se nombra, es generado en la acción. Por ejemplo, la acción es iniciada por un pedido o una oferta. Los pedidos y ofertas son actos de habla y escucha que podemos ver o

3

© 2018 Robert Dunham. Todos los derechos reservados. Prohibido copia r o reproducir sin autorización.

distinguir, hacer y generar en la acción con otros. Las distinciones e interpretaciones generativas son

distinguir, hacer y generar en la acción con otros. Las distinciones e interpretaciones generativas son las que podemos ver, hacer, aprender a través de la práctica, y que generan los resultados que son nombrados. Por ejemplo si estamos haciendo un pedido: yo puedo ver como lo haces, escuchar lo que dices, hacer un pedido siguiendo el ejemplo, aprender que eso es un pedido y cómo hacerlo, y además lograr que el otro actúe sobre mi pedido y dar resultados con ello.

P representa a la “Práctica”

La práctica es un camino inevitable de aprendizaje, y un camino natural para los resultados. Nuestro marco de interpretaciones para la educación y el aprendizaje es lo que produce la comprensión. La sabiduría es información y comprensión, pero la comprensión no produce competencias en la acción – esto sólo se logra desde la práctica, desde la acción. Entender teoría de la música, no te hace un cantante. Tener un modelo de liderazgo, o casos de estudio sobre lo que otros han hecho con su liderazgo, no te hace un líder, ni capaz de repetir sus logros. Debes practicar las acciones y habilidades apropiadas, para generar tus propios logros y resultados.

Sabemos que toma 300 repeticiones el lograr alguna memoria muscular. Toma 3.000 repeticiones para incorporar una acción y que se convierta en hábito. Y si queremos afinar o mejorar las capacidades de nuestros hábitos, debemos empezar por repetir la misma acción otras 3.000 repeticiones. Toma 10.000 horas producir la maestría, pero la práctica de la maestría, debe ser con la práctica apropiada. Sin embargo si has estado practicando 10.000 horas algo de manera inadecuada, también lo has aprendido e incorporado. Por eso un rol importante del coach es ayudar a las personas a tener una práctica adecuada, de lo contrario, nuestros cuerpos practicarán de todas maneras, y podremos practicar para ser muy buenos en la mediocridad, resignación, resentimiento, el miedo y otros hábitos.

H representa la “Historia”

Somos el producto de lo que hemos practicado. Nos hemos transformado en lo que hemos practicado. Si queremos que el futuro se vea diferente de nuestro pasado, debemos cambiar nosotros mismos y nuestras prácticas. Nuestra historia biológica como organismo individual, es llamada nuestra “ontogenia”. La ontogenia es lo que le ha dado forma a nuestra incorporación, consciencia, sistema nervioso, al observador y actor que somos. Las organizaciones, las familias y las relaciones, crean trasfondos de experiencias compartidos que también abren y cierran posibilidades.

Coherencia de nuestro SELPH

El ser que somos, las experiencias que vivimos, y cómo nos mostramos a los demás, tienen que ver con la coherencia, la unidad interdependiente de todas las dimensiones de nuestro SELPH. Estamos cambiando todo el tiempo, y nuestro SELPH cambia con el tiempo. Cuando interactuamos con otros, hay un espacio de

4

© 2018 Robert Dunham. Todos los derechos reservados. Prohibido copia r o reproducir sin autorización.

experiencia compartida que aparece cuando sentimos conexión – o no, resonancia – o no; así

experiencia compartida que aparece cuando sentimos conexión – o no, resonancia – o no; así como el transfondo compartido que co-creamos en cada momento y nos aportamos mutuamente en el futuro.

Aprender y cambiar

Para cambiar, para aprender, para evolucionar en un Nuevo observador y actor, debemos cambiar la coherencia SEL en nuestra experiencia y en nuestra acción. Esto sucede a través de una nueva historia de práctica a todo nivel: la práctica emocional, la práctica lingüística y la práctica somática.

Anatomía de la Acción

Dentro de las dimensiones del SELPH, la acción es creada y coordinada con otros dentro de la estructura de la Anatomía de la Acción.

Lo que observamos en esta anatomía de la acción es lo siguiente:

1. Toda acción humana aparece y es moldeada por el compromiso.

2. Todos los compromisos son generados y moldeados en las conversaciones .

3. El poder y relevancia de los compromisos está determinada por el nivel de prioridad de lo que nos importa.

4. Todos los resultados inician, están definidos, coordinados y evaluados por

conversaciones previas que hemos tenido. Si quieres cambiar los resultados debes

cambiar las conversaciones, los compromisos y la prioridad de lo que te importa cuidar.

5. Todas las conversaciones y acciones, pasan en lo que se escucha. Las

el

dimensiones de la escucha son compromiso.

el SELPH,

Lo

que importa cuidar Care

y

5

© 2018 Robert Dunham. Todos los derechos reservados. Prohibido copia r o reproducir sin autorización.

LA ANATOMÍA DE LA ACCIÓN Lo que Importa / Inquietudes Conversaciones Compromisos Acciones Resultados EN

LA ANATOMÍA DE LA ACCIÓN

Lo que Importa / Inquietudes

LA ANATOMÍA DE LA ACCIÓN Lo que Importa / Inquietudes Conversaciones Compromisos Acciones Resultados EN EL
Conversaciones Compromisos Acciones Resultados
Conversaciones
Compromisos
Acciones
Resultados

EN EL CONTEXTO DE NUESTRO SELPH:

SOMÁTICA

EMOCIONES Y ESTADOS DE ÁNIMO

LENGUAJE

PRÁCTICAS

DISCURSOS HISTÓRICOS

La causa fundamental de todos los resultados, positivos y negativos, son las conversaciones que tenemos, las efectivas, inefectivas o las que no se tienen.

6

© 2018 Robert Dunham. Todos los derechos reservados. Prohibido copia r o reproducir sin autorización.

Coaching Generativo Por “Coaching Generativo”, entendemos un marco de referencia de coaching donde habilitamos al

Coaching Generativo

Por “Coaching Generativo”, entendemos un marco de referencia de coaching donde habilitamos al coachee para cambiar el observador y actor que es, y a desarrollar habilidades para hacerse cargo mejor de lo que le importa cuidar en sus relaciones sociales y profesionales con los demás.

Como coaches generativos, ayudamos a los coachees a:

1. Cambiar el observador que son con interpretaciones generativas y distinciones. Viendo y creando siempre nuevas posibilidades de acción.

2. Cambiar el actor que son, con prácticas apropiadas en todas las dimensiones del SELPH.

3. Tomar conciencia de cómo se muestran a los demás en el espacio de la coordinación y de crear un futuro compartido.

4. Cambiar sus habilidades para la coordinación de acciones y crear un futuro compartido que les importe.

5. Cambiar su impacto en el espacio social, el espacio interactivo del “nosotros”. Hacemos esto a través del cambio del observador y actor que somos al darnos cuenta de las situaciones, de estar presentes y atentos, de ser hábiles para crear conexión y resonancia con otros. En la creación de espacios compartidos para las conversaciones, el compromiso, la coordinación, el cuidado/importancia (Care), las interpretaciones, los estándares, prácticas, acciones, emociones, y contexto.

6. Cambiar su habilidad de generar nuevas posibilidades, valor, identidad, poder y juegos para el futuro.

7

© 2018 Robert Dunham. Todos los derechos reservados. Prohibido copia r o reproducir sin autorización.