Vous êtes sur la page 1sur 16

NSTITUTO MCLAREN DE PEDAGOGÍA CRÍTICA

TRABAJO FINAL
EL POSMODERNISMO Y LA
EDUCACIÓN.

Elaborado por:
Francisco Javier Cigarroa Arias

Asignatura: El debate de las ideas filosófico- pedagógicas en la


posmodernidad.

Grupo: “A”

Salón:

Catedrático: Dr. Sergio Quiroz Miranda

Ensenada, Baja California, a 15 de octubre del 2016.

1
FRANCISCO JAVIER CIGARROA ARIAS MATRÍCULA 1502022959
INTRODUCCIÓN.

Este ensayo tiene la intención de hacer un recorrido sobre alguna aportaciones


filosóficas de la modernidad en un debate vs la posmodernidad. Esto ha llevado a
polémicas que se han dado desde el punto de vista filosófico, histórico económico,
social, político y educativo a lo largo de la historia de la humanidad.

Iniciaremos con la transición de la modernidad a la posmodernidad y sus


implicaciones en la sociedad y en el sector educativo. Se hace referencia a la
importancia que tuvo el Instituto de investigación social de la escuela de Frankfurt
criticando al marxismo desde una posición marxista. El fin de los metarrelatos, el
advenimiento del nihilismo posmoderno, el surgimiento de los microrrelatos y el fin
de la historia según Vattimo.

Seguidamente las diferencias de los discurso moderno y discursos posmodernos.


Se aborda la presencia del capitalismo en la modernidad y su comportamiento en la
posmodernidad y sus implicaciones en la sociedad y en la educación.

Y posteriormente abordaremos la educación en México y el mundo en la


posmodernidad. Así como el uso de las TIC en la educación para estar a la
vanguardia y reducción de la brecha digital. La propuesta de la educación del futuro.

Y finalmente el concepto de educación de calidad y la presencia de la OCDE en la


educación en México y sus implicaciones. El pensamiento postmoderno y su
referencia a la relativización de los valores y su crítica a cualquier sentido absoluto
de la realidad.

EL POSMODERNISMO Y LA EDUCACIÓN.

2
FRANCISCO JAVIER CIGARROA ARIAS MATRÍCULA 1502022959
DESARROLLO

Actualmente estamos pasando en el proceso de aprendizaje en México, la transición


de la modernidad a la posmodernidad, lo cual parece incidir en todos los ámbitos:
social, educativo, político y económico. Mientras la modernidad está en constante
evaluación y revisión, principalmente de procesos como la estandarización,
producción, centralización y el consumo; se está produciendo un malestar
generalizado entre la sociedad, pues surgen estrategias contradictorias, que hacen
al ser humano concientizar de lo que está sucediendo.

En tanto, la posmodernidad se presenta como un discurso de cambio, como la


oportunidad de modernización y evolución de los procesos sociales para mejorar el
estilo de vida de las personas, incluyendo a la educación. De esta manera, existe
un choque de generaciones entre la modernidad y posmodernidad, de aquellos
entes participativos que buscan mejorar y aquellos que nacen con una nueva y
diferente idea de revolucionar.

Este proceso de cambio está incidiendo desde el aula hasta los sistemas político,
económico y cultural. Es un contexto de introducción a las nuevas tecnologías, que
modifica todas las pautas culturales y étnicas de las comunidades, como las de
Chiapas, no apto para la aceleración del cambio.

Por otro lado me atrevo a decir que actualmente los profesores cuentan con
capacitación del siglo XIX, en aulas del siglo XX, para jóvenes del siglo XXI, lo cual
dificulta el paso para una revolución educativa en tiempo y forma. No obstante,
podemos decir que todavía podemos vislumbrar una idea esperanzadora al cambio.
Cuando más preparados están los niños y jóvenes para recibir este mundo, lleno de
tecnología y herramientas del conocimiento posmoderno, entonces se podrá
adquirir una mejor calidad de vida. El cambio, entonces, debe venir desde el sistema
económico y social, donde haya oportunidades e igualdades para todos, desde el
salón de clases.

3
FRANCISCO JAVIER CIGARROA ARIAS MATRÍCULA 1502022959
Para dar paso a la posmodernidad es innegable que fue generada por la crisis de la
modernidad, lo que generó una nueva forma de ver el mundo en el arte, la cultura y
la ideología entre otros. Así pues, la posmodernidad implica un cambio en las
nociones de tiempo, sociedad e historia, a consecuencia de la alteración provocada
por los medios de comunicación de masas. Dejan de existir los metarrelatos y se
anuncia el fin de la historia. Hay una clara identificación con el nihilismo, existe una
desvalorización de los valores supremos como planteó Nietzsche en su tesis de
Dios ha muerto. Esto significó el incursionamiento hacia el nihilismo, “…Nietzsche,
en la entrada a la posmodernidad, simplemente renuncia a una nueva revisión del
concepto de la razón, y despide la dialéctica de la ilustración…” (Roith, 2011: 52)

Fue precisamente la búsqueda de la riqueza, lo que podemos llamar “…mentalidad


mercantilista, lo que se va imponiendo cada vez más en este mundo, lo que se
considera como dos expresiones paralelas de la modernidad, la definición filosófica
y la definición socioeconómica…” (Galafassi, 2002: 4).

La Escuela de Frankfurt juega un papel importante en el deceso del modernismo


con su famosa Teoría crítica. Figuran pensamientos fundamentales de Adorno,
Horkheimer, Marcuse y Habermas, entre otros; quienes se atreven a criticar el
pensamiento crítico de la teoría marxista de manera multidisciplinaria. En esta
escuela se permite el establecimiento de un Instituto de investigaciones sociales
fundado en 1923, en la ciudad de Frankfurt con una generosa oferta de Félix Weil
de financiar la construcción del instituto. El padre de este personaje era Hermann
Weil, empresario judío. Los fundadores de esta escuela tenían en común algunos
rasgos como: Ninguno de los pertenecientes al círculo Horkheimer era políticamente
activo, ninguno salía del movimiento obrero o del marxismo clásico; todos procedían
de familias judías y además todos disponían de conocimientos filosóficos.

La inclusión del marxismo como objeto de este análisis crítico fue progresiva y
fundamental, criticaron al marxismo desde una posición marxista. Fueron críticos
del “…marxismo ideal a sabiendas que Marx es y ha sido el más crítico del
capitalismo, es quien desnuda al capitalismo en toda su teoría económica y
filosófica, es el más severo y atroz de la crítica del capital…” (Quiroz Miranda, 2016).

4
FRANCISCO JAVIER CIGARROA ARIAS MATRÍCULA 1502022959
Lo moderno, es aplicado a lo bien estructurado de los razonamientos lógicos, busca
la emancipación, el pecado, la redención, la salvación, el juicio final; sin que la gente
finalmente salga de la pobreza a través del desarrollo, del progreso social. Son
discursos afirmativos, son discursos seguros. Mientras que, los discursos
posmodernos son todo lo contrario, niegan, y se puede afirmar que el problema para
los posmodernos es que ellos no quieren convertirse en otro metarrelato. Y al negar
al modernismo, no pueden proponer algo que los destruya porque entonces estarían
negándose a sí mismos. Entonces, no queda más que el nihilismo.

Podemos decir que los significados, las verdades, los abismos, los dioses han
dejado ya de importarnos, por tanto; “…al diagnosticar el nihilismo posmoderno, nos
presentamos a nosotros mismos afectados por esa decadencia…” (Garzón Bates,
2005: 06). La modernidad prometió liberarnos del fanatismo, la indigencia y la
ignorancia, por medio de los poderes cruzados de la ciencia, la industria y el
comercio, pero nos ha sometido a las nuevas deidades de la técnica y la economía
(dependencia de la que no saldremos tan fácilmente).

La angustia posmoderna proviene del miedo a no conservar la posición, a que nos


falte vigor para destacar en este universo altamente competitivo y por si fuera poco,
en el posmodernismo toda un papel con desmedida fuerza el hedonismo, que la
mass media nos recuerda semana tras semana.

Actualmente podemos decir que “…el capitalismo provoca sentimientos


encontrados: es el único oxígeno que respiramos. Lo sufrimos en la misma medida
que lo consentimos…” (Garzón Bates, 2005: 44). Y de tal forma que se sigue
hablando del fin de la historia dentro de la posmodernidad como se precisa a
continuación:

Pero que pasa ahorita, hay muchos aparatos nuevos, hay mucha introducción.
Cómo es que estamos en lo posmoderno si hay mucha innovación. Ahí está ese
aparato nuevo, éste otro, y así ocurre, y todos los días hay algo nuevo. Pero, es
tan cotidiano que se convirtió en rutinario lo nuevo y dejó de serlo. En ese sentido
se habla del fin de la historia. Ocurre tanto cada día lo nuevo que ya es rutinario.
Ya nadie se asombra del Ipad 7 y del Samsug curvo. Va a salir y va a salir y sale.
5
FRANCISCO JAVIER CIGARROA ARIAS MATRÍCULA 1502022959
Los más fanáticos hacen fila en las tiendas para llevarse el producto, pero nos va
a servir, ya después ya les paso el gusto y los desechan. Ese es el fin de la historia
que discute Vattimo… (Quiroz Miranda, 2016).

Con lo anterior podemos decir que la historicidad termina finalmente convirtiéndose


en algo rutinario, debido a la comunicación que prevalece actualmente, ya que nos
permite estar comunicados simultáneamente con distintos lugares del mundo y eso
facilita tener la información, lo que permea estar achatando precisamente lo
innovador en un solo instante, entonces ese es el fin de la historia.

También podríamos hablar del fin de la historia en la posmodernidad, a partir del fin
del no relato único, o de la historia hegemónica que ya no tiene cabida en el hombre
del siglo XXI. Y más sin embargo ahora existen las historias de todos y ya no hay
una sola hegemonía. Es decir, se va diseminando ese metarrelato.

Podemos pensar en este momento, que si los metarrelatos desaparecieron es


tiempo ahora a que se den cabida las microhistorias y a los microrrelatos. A las
microhistorias que en cada estado de nuestro país existen y son múltiples, creo que
si hay esperanza. Pensar que si hay esperanza y no pensar en la posmodernidad
como la estamos viendo desde el sello de una catástrofe. Sino en lo que caracteriza
el fin de la historia, en la experiencia posmoderna, es la circunstancia de que
mientras la teoría de la noción de historicidad se hace cada vez más problemática,
en la práctica historiográfica y de su autodeficiencia metodológica, la idea de una
historia como proceso unitario se disuelve y en la existencia concreta se instauran
revoluciones efectivas, que le dan una especie de inmovilidad en nuestra vida.

La educación en México y el mundo, se inserta como un subsistema dentro de los


sistemas sociales. Por tanto, el cambio social y educativo está estrechamente
relacionados, por ello, es importante imaginar algunas de las características de la
sociedad actual para reflexionar y comprender “…en qué mundo vivimos y qué fines
hemos de buscar en la educación, entendidos los fines como las máximas
aspiraciones para la realización del hombre y de la sociedad…” (Bosch Caballero, 2003:
27).

6
FRANCISCO JAVIER CIGARROA ARIAS MATRÍCULA 1502022959
Es bien cierto que para poder explicar la situación que prevalece en el proceso de
educación como formación de seres humanos para enfrentar la vida, es necesario
partir de los conceptos que ha expresado Gimeno Sacristán al referirse que la
escuela es una construcción social como el alumno es una invención. De tal manera
que podemos afirmar que “…la educación no es algo natural ni consustancial al ser
humano, sino un invento sociohistórico que ha terminado por naturalizarse al haber
sido asimilado a base de sucesivos intentos de adaptación al influjo de su poder de
penetración…” (Moral Jiménez, 2009: 205).

El posmodernismo y la educación son dos términos que debemos ubicarlos en la


entidad que les corresponda. Es notorio pensar que en las instituciones educativas
en este momento de globalización estemos viviendo un cambio generacional, donde
creo que tenemos por un lado estudiantes posmodernos pero en las prácticas
educativas seguimos ofreciendo y manifestando día con día toda la sintomatología
de la escuela de la modernidad sin considerar que este momento es una
oportunidad y un desafío, y nos impone la tarea urgente de encontrar para ellas un
sentido que permita desarrollar sociedades más democráticas e inclusivas y dejar a
un lado la educación bancaria o tradicional, “…la educación debe comenzar por la
superación de la contradicción educador-educando…” (Freire, 2005: 79) que
fortalezca la colaboración, la creatividad y la distribución más justa del conocimiento
científico y que contribuya a una educación más equitativa y de calidad para todos.

Es necesario repensar las funciones de la educación en una cultura global y


posmoderna como la contemporánea, ante los retos planteados, es
necesario que se busque un cambio de actitud y adaptarnos por supuesto al uso de
las nuevas tecnologías de la información, porque los tiempos lo exigen y por tanto
podemos decir que: “…La comunicación a través del ordenador engendra un vasto
despliegue de comunidades virtuales y las nuevas tecnologías de la información
están integrando al mundo en redes globales de instrumentalidad (Castells, 2000:
46).

7
FRANCISCO JAVIER CIGARROA ARIAS MATRÍCULA 1502022959
De hecho no podemos pasar por alto que el uso de las TIC en educación es
inevitable y además, “…este hecho tecnológico exige ser trabajado como cultura de
esta época sin caer en el dualismo entre tecnofóbicos (causa de todos los males),
tecnofílicos (solución a todos los problemas), y reconocer la mutación en el saber y
el conocimiento…” (Mejía Jiménez, 2014: 192).

Finalmente debemos aceptar que, las nuevas tecnologías de la información nos


brindan la oportunidad de realizar estos procesos de manera gradual, pues al
mantenerse informados de lo que ocurre a nuestro alrededor, también estamos
enterados de lo que sucede en materias específicas. Existe más atención y
percepción de los hechos en otras partes de la ciudad, estado, país, continente,
mundo, e incluso universo, como sucedió con la Ley de la Relatividad y la
reestructuración del Sistema Solar.

Con la posmodernidad hay un cambio de estatuto en el saber, en el origen de este


cambio está el ordenador, la tecnología y su impacto en la transmisión de
conocimientos y en la investigación, así; el saber se convierte en una fuerza
productiva directa, la principal. El saber se constituye en mercancía informacional,
donde los poseedores del saber se convierten en amos del mundo. De hecho existe
una condición posmoderna aunque no queramos, por eso los legitimadores actuales
del saber son las corporaciones privadas, puesto que son las que tienen las
patentes de las tecnologías, y son las que están actualmente investigando el
espacio. Por tanto el estado nación están perdiendo, aunque no quiere decir que
hayan desaparecido, como menciona (Quiroz Miranda, 2016). La hegemonía del
poder está cambiando e incluso nosotros mismos lo estamos legitimando.

El actual orden social denominado postmodernidad, exige que se revisen conceptos


y prácticas que aún siguen imperando en la educación porque las instituciones
académicas no están respondiendo a las necesidades de formación de los
individuos.

8
FRANCISCO JAVIER CIGARROA ARIAS MATRÍCULA 1502022959
No es suficiente introducir las nuevas tecnologías en el ámbito educativo si ello no
implica una nueva concepción de lo que es educar y cuáles han de ser sus fines.
Intentamos justificar nuestra posición revisando las características más
sobresalientes de la postmodernidad y del discurso de la educación para,
posteriormente, sugerir el nuevo rol que debe asumir el profesor si quiere que su
labor tenga una verdadera significación en la construcción de individuos críticos,
reflexivos y solidarios con su comunidad… (Bosh Caballero, 2003).

Edgar Morín muestra en los siete saberes necesarios para la educación del futuro
que el principal error de la educación, en la edad del conocimiento, son estas dos
percepciones denominadas ilusión y error. Cuando las personas entiendan, capten
e interpreten sus experiencias e ideas, ajenas al error y a la ilusión, entonces
tendrán una visión más integradora y globalizante de las cosas. Es decir, Edgar
Morín establece que todas las percepciones son a la vez traducciones y
reconstrucciones cerebrales, a partir de estímulos o signos captados y codificados
por los sentidos.

De esta manera, para asimilar el conocimiento las personas deben pasar por varios
procesos para captar la idea, entre los que destacan: el contexto, para que los datos
tengan sentido; lo global, para conocer el todo de las cosas; lo multidimensional,
para conocer las diferentes aristas de la información; y lo complejo, para realizar
enlaces a otra parte de la situación.

En el caso de la educación del futuro, se debe buscar una inteligencia


generalizadora, que integre todos los datos posibles para la formación de criterios y
el conocimiento de las situaciones. Es un proceso complicado, pues el ser humano
tiende al error y a la ilusión, sin embargo, no imposible. Ante ello, el principal reto
para asumir un conocimiento verídico está en la construcción de las realidades,
basados en el contexto, lo global, lo complejo y lo multidimensional, que ayuden a
la interpretación en la existencia de los conocimientos, a través del mismo.

Por ello, estos procesos nos llevan a entender y enseñar que somos parte de un
todo globalizador, el cual mantiene estrecha correlación entre las personas y el
mundo en cómo interpretamos las cosas.

9
FRANCISCO JAVIER CIGARROA ARIAS MATRÍCULA 1502022959
Es necesario buscar una posible alternativa del tipo de educación que es necesario
impulsar en nuestro país considerando los retos que afronta el nuevo paradigma
educativo derivados del mundo globalizado en la posmodernidad y en su transición
que algunos le han llamado transmodernidad. Más que la transición de una y otra,
es la complementariedad de ambas. Si pensamos en el concepto de bienestar, de
felicidad, de vivir bien, del sentido humano, y/o humanizante como se pensaba en
la época del iluminismo, han fracasado. Por eso es que hay una pérdida y hay un
decaimiento de la idea que la modernidad no lleva buen cuerpo y surgen entonces
otras ideas, y esas otras ideas construyen otros relatos, así le llaman en otros
lugares, microrrelatos que se están construyendo porque son sed de justicia, sed
de lucha y también sed de vida.

Entonces, la transmodernidad y la posmodernidad interactúan, la posmodernidad


que son diferentes historias, que están construyendo diferentes cosmovisiones que
están conviviendo entre sí.

Los nuevos postulados pedagógicos de aprender a aprender tienden a romper con


la esclerosis del típico autoritarismo escolar, pues efectivamente, la capacidad de
acceso a grandes volúmenes de información es un hecho de y significativa es la
velocidad en la generación de conocimientos. Entonces la educación ya no podrá
estar dirigida a la transmisión de conocimientos y de informaciones, sino a
desarrollar la capacidad de producirlos y de utilizarlos (Tedesco, 1998: 20).

Se ha observado en México un cambio radical en cuanto a la planeación y política


educativa. Estas propuestas de entrada están generando conflictos laborales entre
los maestros sindicalizados pero además una desestabilización de la comunidad
estudiantil ante una serie de manifestaciones que confunden a la sociedad, a
sabiendas que la comunicación masiva ha sido comprada por el estado-nación para
satanizar la imagen del maestro. Es necesario entender que “…el conjunto de
propuestas de reforma, planeación e instrumentos de política educativa que insisten
en profundizarla están condenados al fracaso, si únicamente vislumbran una política
unidimensional…” (Moreno Moreno, 2001: 118).

10
FRANCISCO JAVIER CIGARROA ARIAS MATRÍCULA 1502022959
Hoy hablamos de una educación de calidad y por competencias, pareciera que se
concibe a la educación como una mercancía, al precisar que ésta se circunscribe a
la adquisición de conocimientos y habilidades que permiten a las personas elevar la
probabilidad de obtener un empleo bien remunerado y ser competitivo
internacionalmente. El término calidad, pareciera que lo estamos adoptando de
manera tal que nosotros mismos legitimamos su aplicación, pienso que quizá
nosotros al estar escuchando día con día este término nos hemos acostumbrado a
interiorizarlo en nuestro lenguaje cotidiano, pero; estoy en desacuerdo en que se
utilice este término en educación porque cosifica este proceso y a los sujetos que
participan.

Es bien conocido que los países hispanoamericanos han hecho grandes esfuerzos
para ofrecer una educación de calidad que favorezca la atención a la diversidad en
un marco muy amplio desde la Educación Inclusiva. Sin embargo, para ofrecer una
educación de calidad se necesita mucho más que lo dispuesto hasta ahora, “…se
requiere una mayor cantidad de recursos humanos, financieros, materiales,
tecnológicos y metodológicos, pero sobre todo de la sensibilidad, el compromiso y
la voluntad de todos los involucrados en el proceso educativo y de la sociedad en
general…” (Sánchez Regalado, 2012: 150).

La educación inclusiva implica identificar y eliminar barreras presentes en los


contextos educativos para impulsar la participación y el aprendizaje de todos los
estudiantes a través de la construcción de las políticas, las culturas y las prácticas
de la escuela y del aula con la intención de asumir la centralidad en una escuela
para todos. Para ello se requiere hacer un análisis y evaluación de los contextos, de
la interculturalidad, la multiculturalidad que prevalece en nuestro país para proponer
una Reforma educativa muy propia de México, y no estar añorando imponer un
modelo educativo que ha dado resultados en Finlandia, en Shanghái o en Cuba.
Por supuesto que en esos países han tenido muy buenos resultados pero la
comunidad estudiantil y la sociedad de esos países es muy diferente a la nuestra.

Los microrrelatos que podemos encontrar en la educación en Chiapas y en todo


nuestro país son diversos. Por tanto, tenemos que partir de ello para generar un

11
FRANCISCO JAVIER CIGARROA ARIAS MATRÍCULA 1502022959
cambio. Tanto las evaluaciones realizadas por el INEE como las que lleva a cabo la
SEP han coincidido en mostrar niveles de logro por debajo de lo esperado y
profundas brechas entre distintas modalidades educativas. México, país
multicultural que ha diseñado un modelo educativo especial para su población
indígena, enfrenta los rezagos educativos más fuertes en esta modalidad. Son
también bajos los resultados de los estudiantes atendidos a través de un modelo
pensado para comunidades pequeñas y aisladas, donde el papel docente es
asumido no por un profesor formado como tal, sino por un egresado de secundaria,
habilitado para hacerse cargo, en un ambiente multigrado y con un fuerte soporte
en materiales fuertemente estructurados, de los niños de esas comunidades.

Es importante que la propuesta educativa en la posmodernidad incluya a los


escolarizados de acuerdo a su edad, pero no debemos de excluir a los adulto en el
proceso de educación, ya que el rezago educativo existe en la realidad, aunque los
alcaldes en sus informes digan que están avanzando en este problema y abatiendo
el analfabetismo el microrrelato que podemos encontrar en las comunidades rurales
son otros y para ello es necesario valorar lo siguiente:

Para disminuir el rezago educativo en la educación de los adultos se requiere


valorar aquellas experiencias que orientan hacia un verdadero desarrollo social de
la gente y la sociedad civil como avances y no quedarse sólo en la condena de los
índices de crecimiento económico o índice de reducción del analfabetismo en los
adultos mayores de quince años en las zonas rurales y urbanas marginadas
mexicanas…( Ramírez & Víctor Ramírez, 2010: 76).

Es necesario entender que actualmente no figura como actor principal el Estado y


escuchemos continuamente cuando en la actualidad se habla de educación a
Instituciones como la OCDE, quienes han logrado un acuerdo de cooperación
México-OCDE para mejorar la calidad de la educación de las escuelas mexicanas
y no es que en la posmodernidad el Estado Nación haya desaparecido, solamente
ha perdido el poder y se ha convertido en un instrumento para dichas
organizaciones internacionales que han visto con buenos ojos la generación de
incrementos en la tasa de ganancias como una estrategia, a sabiendas de que el
capitalismo se desplaza en una ley de tendencia a la baja de la tasa de ganancia,
lo que indica que el capitalismo está a la baja, está en quiebra.
12
FRANCISCO JAVIER CIGARROA ARIAS MATRÍCULA 1502022959
Será finalmente la tecnología la que cambie la práctica educativa en el futuro
postmoderno, con lo que la pedagogía de la postmodernidad se nos aparece
coherente. El sistema es su tecnología conceptual y en el plano de la práctica
también la tecnología será quien determine los sistemas de educación. La
educación del futuro tendrá que modificar sus contenidos, sus aportes curriculares,
ya que como vimos al transformarse las condiciones del saber se transforma
también el saber mismo. En consecuencia, la transmisión de contenidos educativos
se asentará en la enseñanza y aprendizaje de lenguajes, que como hemos dicho es
el saber que alimenta las nuevas tecnologías de la información.

De acuerdo a los estudios de Baudrillard ha enfocado su estudio filosófico de la


sociedad posmoderna en las aptitudes que toma la sociedad le da significado a los
objetos y situaciones en las que están envueltos. Una sociedad que avanza al
consumismo desmesurado y poco productivo, que tiende a irritar los deseos de los
consumidores y no a satisfacer sus necesidades. La sociedad actual progresa, en
un mundo que comandan la globalización y la informática, es una sociedad
posmoderna. En ella se han modificado las formas de transmitir y relacionar
socialmente la cultura, se han desarrollados nuevos seres humanos, individuos
posmodernos con características muy particulares; que son nuestros estudiantes.

No existe un proceso de aprendizaje que no involucre a sus principales actores: los


docentes y los alumnos. Vivimos en un mundo complejo, con sociedades
gobernadas por la tecnología y los procesos de producción y de comercialización,
cuyos cambios han generado también relaciones sociales distintas. A nuestros
actuales alumnos se les conoce como nativos digitales o hijos de la globalización.
Si queremos mejorar su calidad educativa y potenciarlos como individuos y
profesionales, debemos asumir esta nueva realidad.

Ya no se trata de formar a una élite para los estudios universitarios sino de formación
más completa a los estudiantes para que sean rentable en el mundo productivo. Así
es que el nuevo contexto social denominado posmodernidad, supone un nuevo
modelo de relación del individuo con su entorno y consigo mismo y las nuevas

13
FRANCISCO JAVIER CIGARROA ARIAS MATRÍCULA 1502022959
tecnologías, de modo sutil, también implicarán un cambio en nuestra forma de
pensar.

CONCLUSIONES.

Los paradigmas discursivos del debate de las ideas filosóficas y pedagógicas de la


Modernidad y Posmodernidad tanto en el plano filosófico, como especialmente en
el orden cultural y educativo en tiempos de globalización indudablemente entró en
crisis y ante ellas siempre hay alternativas. Al hacer este recorrido de los debates o
enfrentamientos que se han desarrollado dentro del campo de la filosofía y
pedagogía de la modernidad y posmodernidad, llegué a las siguientes conclusiones:

 Que para dar paso a la posmodernidad es innegable que fue generada por la
crisis de la modernidad, lo que generó una nueva forma de ver el mundo en el
arte, la cultura y la ideología entre otros.
 Que la posmodernidad se presenta como un discurso de cambio, como la
oportunidad de modernización y evolución de los procesos sociales para mejorar
el estilo de vida de las personas, incluyendo a la educación.
 Que Dejan de existir los metarrelatos y se anuncia el fin de la historia. Hay una
clara identificación con el nihilismo, existe una desvalorización de los valores
supremos, prevalece el hedonismo y surgen los microrrelatos.
 Sin dudas, ante las propuestas posmodernas debemos asumir, especialmente en
el mundo sociopolítico, intelectual y educativo, también una actitud renovadora,
critica, es decir moderna ante al posmodernismo.
 Que la educación se ha visto perjudicada (y puede continuar perjudicándose)
cuando no ha tenido en cuenta las aportaciones de la pedagogía crítica.
 Que La edad posmoderna está obsesionada por la información y la expresión.
 Que la llegada de la posmodernidad está ligada al surgimiento de una sociedad
postindustrial en la que el conocimiento se ha convertido en la principal fuerza
económica de la producción.

14
FRANCISCO JAVIER CIGARROA ARIAS MATRÍCULA 1502022959
 Que en la posmodernidad la capacidad de seleccionar y procesar la información
es, la exigencia social más conocida e identificada.
 Que estamos en medio de un proceso imparable de mundialización, condenados
a la individualización.
 Que la educación en esta época está preocupada por la eficacia y el trabajo y ha
de formar a sus ciudadanos para satisfacer las necesidades políticas y
económicas que requiere el momento.
 Que ante este desconcierto posmoderno en educación podríamos combatir las
desigualdades a través de teorías y prácticas educativas transformadoras.

Que en la posmodernidad las corporaciones están legitimando la producción de


saberes y además que se manifiesta el capitalismo en quiebra, es decir; se
desplaza en una ley de tendencia a la baja de la tasa de ganancia, lo que indica que
el capitalismo está a la baja.

BIBLIOGRAFÍA.

Bosh Caballero, M. d. (2003). El reto de la escuela moderna. Dialnet(12), 25-36. Recuperado el 25


de septiembre de 2016, de http://myslide.es/documents/el-reto-de-la-escuela-
posmoderna-carmen-bosch-caballero.html

Castells, M. (2000). La era de la información: Economía, sociedad y cultura. Madrid, España:


Alianza.

Freire, P. (2005). Pedagogía del oprimido. México: Siglo XXI.

Galafassi, G. P. (enero-junio de 2002). La teoría crítica de la Escuela de Frankfurt y la crisis de la


idea de razón en la modernidad. Contribuciones desde Coatepec, (2), 4-21. Recuperado el
10 de octubre de 2016, de http://www.redalyc.org/pdf/281/28100201.pdf

Garzón Bates, M. (2005). Letal. Obsesiones de la posmodernidad (1a ed.). D.F., México: Torres
Asociados.

Mejía Jiménez, M. R. (2014). Educaciones y pedagogías críticas desde el sur (1a ed.). Ensenada,
B.C., México: Instituto Mclaren.

15
FRANCISCO JAVIER CIGARROA ARIAS MATRÍCULA 1502022959
Moral Jiménez, M. d. (2009). Escuela y posmodernidad: Análisis posestructuralista desde la
psicología social de la educación. Revista Iberoamericana de Educación(49), 203-222.
Recuperado el 24 de septiembre de 2016, de http://rieoei.org/rie49a08.htm

Moreno Moreno, P. (enero-abril de 2001). Escenarios para la educación en el contexto de la


globalización y la posmodernidad. Aportes, VI(016), 107-122. Recuperado el 8 de octubre
de 2016, de http://www.redalyc.org/pdf/376/37661608.pdf

Quiroz Miranda, S. (septiembre de 2016). Debate de las ideas filosófico-pedagógicas en la


posmodernidad. (F. J. Cigarroa Arias, Recopilador) Tuxtla Gutíerrez, Chiapas, México:
Instituto Mclaren de Pedagogía Crítica.

Ramírez, L. V., & Víctor Ramírez, A. C. (enero-junio de 2010). Educación para adultos en el siglo
XXI: análisis del modelo de educación para la vida y el trabajo en México ¿avances o
retrocesos? Tiempo de Educar. Revista Interinstitucional de Investigación Educativa,
11(21), 59-78. Recuperado el 14 de octubre de 2016, de
http://www.redalyc.org/pdf/311/31116163004.pdf

Roith, C. (2011). Universidad de Almería. Recuperado el 10 de octubre de 2016, de


http://www.ual.es/~chroith/pdf/HistTC.pdf

Sánchez Regalado, N. P. (2012). El currículo de la educación básica en México: un proyecto


educativo flexible para la atención a la diversidad y el fortalecimiento de la sociedad
democrática. REICE. Revista Iberoamericana sobre Calidad, Eficacia y Cambio en
Educación., 10(4), 149-163. Recuperado el 13 de octubre de 2016, de
http://www.redalyc.org/pdf/551/55124841011.pdf

Tedesco, J. C. (diciembre de 1998). Desafíos de las reformas educativas en América Latina.


Propuesta Educativa, 9(19), 18-36. Recuperado el 10 de octubre de 2016, de
www.propuestaeducativa.flacso.org.ar/php?num=19

16
FRANCISCO JAVIER CIGARROA ARIAS MATRÍCULA 1502022959