Vous êtes sur la page 1sur 5

UNIVERSIDAD DEL VALLE

FACULTAD DE HUMANIDADES
ESCUELA DE CIENCIAS DEL LENGUAJE
Trabajo final: Ensayo sobre la pena de muerte
Nelsy Solarte Martínez -1331685
30 mayo de 2018

El constante aumento de criminalidad en Colombia ha llevado a pensar en el acogimiento


de medidas más fuertes para corregir a los delincuentes, es entonces cuando la pena de
muerte es presentada como una excelente opción de castigo. La pena de muerte, también
denominada la pena máxima, en algunos países (E.E.U.U, Japón, China,Revolución
Francesa (1793-1794),Arabia Saudí, Irán, Pakistán, etc.)presenta diferentes formas de
ejecución desde siglos pasados como: la guillotina, la horca, la ejecución con gas, entre
otros,los cuales son métodos que con el transcurso del tiempo han ido en evolución con el
fin de poder anular el constante dolor que estas traen, también se ha buscado alejar el
concepto de tortura del de pena, por lo cual sus prácticas se han llevado a la silla eléctrica
y la inyección letal.

La pena de muerte es también un ejemplo de cómo el hombre quiere poseer el control de


la sociedad con el dominio de la vida y la muerte, pues el poner en práctica este método da
la oportunidad a la sociedad de tener justicia, es ahí cuando se origina una controversia,
pues es difícil de entender si la aplicación de la pena máxima presenta dicha oportunidad o
tal vez es desfavorable para el pueblo.

Es por tal razón que la implementación de la pena de muerte presenta tanta polémica, pues
para muchos serviría como justicia y para otros seria tomada como venganza, además en
que concepto quedaría el estado, pues defiende a unos castigando atrozmente a otros, es
entonces que nacen nuevos argumentos, ya que se supone que el estado debe velar por el
bien de todos, entonces ¿dónde quedaría la igualdad?, por lo cual muchos que están en el
lugar de las familias de la víctima no se sienten respaldados por el estado si este no hace
justicia.
El presente trabajo pretende dar una opinión personal sobre la adopción de la pena de
muerte en Colombia, dicha opinión se llevará acabo por medio de explicación a preguntas
que frecuentemente este tema trae consigo como: ¿Serviría la pena de muerte en
Colombia?, ¿Qué crímenes serian aptos para ser sentenciado a pena de muerte?, ¿hay
posibilidad alguna de acoger esta pena?

Primero se debe empezar por decir que, en la Constitución política de 1991 se habla de los
derechos fundamentales, específicamente en el artículo 11, el cual dice “El derecho a la
vida es inviolable. No habrá pena de muerte”, nos permite aclarar que este tema a tratar no
tiene por el momento posibilidad de ser aceptado en Colombia, por lo cual para el desarrollo
del presente trabajo se asumirá que la adopción de la pena de muerte en dicho país está
en proceso de integración.

Seguidamente se puede especificar que este tema trae consigo dos partes opuestas, pues
esta la opinión de la o las víctimas, sus familias, amigosy las personas que apoyan o sienten
necesidad de respaldar a los afectados, por otro lado, están las personas como el victimario,
sus amigos, parientes e individuos que pretenden confiar en el acusado y creen que un
castigo diferente causara un cambio que posibilite la reintegración a la sociedad de este
personaje. Es entonces que el acogimiento de este castigo trae consigo considerables
perspectivas.
¿Serviría la pena de muerte en Colombia?

Colombia es un país con un alta criminalidad, donde los asesinatos a sangre fría, las
masacres constantes y los abusos a menores, son castigados con penas deficientes, hace
de este un lugar adecuado para aceptar la pena de muerte como castigo y alternativa en
contra del índice de criminalidad, puesto que el dar a conocer a la sociedad que la ejecución
está en la lista de penas que se aplicaran a los delincuentes, crea pensamientos que llevan
a los habitantes a cohibirse de cometer algunos delitos (violar, matar torturar, secuestrar,
etc.) que podrían quitarles la vida, además de que al ser una sentencia que es irreversible
no permite que el buen comportamiento rebaje su nivel de rigidez, por lo cual cabe aclarar
que la aplicación de esta debe ser de forma cuidadosa, ya que si se comete errores de
culpabilidad estos serían definitivos, también se considera que para su aplicación se debe
tener pruebas que aseguren que él o los victimarios son verdaderamente culpables.

Las penas aplicadas en este país son insuficientes y como lo plantea Jaime Arteaga (2000)
en una columna de la revista semana, hablar de pena de muerte en Colombia es casi
prohibido, ya que al creerse que este método es ejecutado por grupos armados y
delincuentes comunes, la comunidad opta por pensary argumentar a favor del derecho a la
vida. En consecuencia, el autor opina que podrían estar en lo correcto si Colombia fuese
un país donde los derechos fundamentales especialmente el derecho a la vida fueran
respetados y entendidos por todos, pero afirma que en este país donde la violencia y la
locura ha alcanzado un nivel inimaginable por una sociedad que dice ser civilizada y
cristiana, este pensamiento de generosidad, de velar por el otro y respetar la vida ajena, no
tiene una verdadera aplicación y ha sido convertido en un escudo para quienes parecen
carecer de humanidad.

De igual forma, Terregosa, Sáez, Ortuño & Ramón (s.f) en su texto titulado “La pena de
muerte”citan a Plantón para justificar esta pena. Según el autor citado se debe extirpar el
elemento de la sociedad que es nocivo y pernicioso, dicho de otra forma, que se debe
castigar con la muerte aquellos que tengan alma naturalmente mala e incorregible por el
bien de la comunidad y por el bien de ellos mismos, así mismo, Santo Tomas (1225-1274)
expresa que es conveniente extirpar o amputar de un cuerpo humano la parte putrefacta
con el fin de salvar el resto del cuerpo.Podemos notar que estos argumentos en pro de la
aplicación de la pena máxima están basados en que se debe sacar la manzana podrida del
canasto evitando con esto que se puedan perder todas.

Por otro lado, muchos deben opinar que no es necesario tal escarmiento y que tampoco
sería capaz de mejorar o persuadir a los criminales, como lo expresa Terregosa et al. (s.f)
citando a Cesare Beccaria con su libro titulado” De los delitos y de las penas” (1764), en
el cual se explica que la aplicación de esta pena no consigue la disminución de crímenes y
que se teme más por conocer que el delito tenga condena que por la severidad de la misma,
ya que las personas tienden a olvidar sucesos sangrientos con facilidad pero no los sucesos
traumáticos como la privación dela libertad. Sin embargo, se puede optar por ver países
donde esta pena es permitida y los índices de criminalidad han disminuido, además de
observarse que la gravedad de los criminesposiblemente es más baja.

Por lo tanto, esta pena deber ser aplicada en medidas extremas o situaciones graves como
las vividas en Colombia, pero no debe ser aplicada a delitos comunes o como forma de
venganza, solamente cuando la existencia del criminal este afectando la subsistencia y
estabilidad de la sociedad, con el fin de recuperar la confianza, dignidad y la razón de
existencia de este país, logrando así que se respete el pilar de una buena sociedad, los
derechos fundamentales. (Arteaga,2000)

Finalmente, se puede resumir que, aunque dicha pena capital viola lo estipulado en la
Constitución Política es un gran método que Colombia requiere para devolverle a los
ciudadanos la seguridad y confianza, además para dar a los criminales, que han sumergido
a este país en tanta violencia y se han burlado de la llamada justicia, un castigo que no solo
los reprenda así mismos si no también a los que piensen en dañar la armonía y tranquilidad
de una comunidad.

¿Qué crímenes serian aptos para ser sentenciado a pena de muerte?

Como lo acabamos de señalar, las penas de muerte deben ser dirigida a crimines atroces
como masacres, violaciones, delitos que atenten con la integridad de otra persona sin
interés alguno del sufrimiento causado y por último a los abusadores y asesinos de
menores.Además, según lo expuesto por Beccaria,2015, dicha pena debe ser aplicada a
un ciudadano si la muerte del mismo fuera el freno para que otros no cometan el mismo
delito y también si este individuo aun privado de la libertad puede ser un peligro para la
misma.

Un claro ejemplo de delitos imperdonables que no tiene solución con la privación de la


libertad , esta el caso de Luis Alfredo Garavito asesino de 176 menores a los cuales torturo
,mutiló, violó y asesinó, dicho personaje fue capturado el 22 de abril de 1999 y la suma de
la condena daba 1853 años y nueve días, pero en Colombia la pena máxima es de 60 años
por lo cual, por buena colaboración en los casos y buena conducta su condena fue reducida
entre 12-16 años, peor aún, casi queda en libertad en el 2010, gracias una entrevista que
se le realizo, se reabrió el caso y se le dieron 23 años más, seencuentra recluido en una
prisión de máxima seguridad y tiene algunos tratos especiales por diferentes aspectos(El
pensante,2010).

En mi opinión este hombre debería ser un candidato excelente para la aplicación de la pena
de muerte, pues presenta una alteración significativa a la sociedad, afecto a niños
indefensos entre los 9-16 años causando mas que tortura, lo cual muestra que Garavito no
presenta sentimientos de humanidad y peor aún, culpabilidad por los hechos. Lo más
notable he importante es que no está violando el derecho a la vida si se le sentencia a la
pena de muerte, ya que es un individuo que no muestra respeto alguno por la vida ajena y
que de no ser por estar privado de la libertad seguiría cometiendo más crímenes. Por otro
lado, es notable que este país presenta fragilidad para juzgar, pues a la masacre cometida
por Garavito no se debió dar ninguna rebaja de pena, esto está mostrando a él y a muchos
otros que la justicia en Colombia no tiene validez.

De igual forma se manejó el caso de Luis Santiago un bebé de 11 meses, quien fue
secuestrado por su padre Orlando Pelayo Rincón.Los hechos se desarrollaron en el año
2008 cuando Orlando, con ayuda de una mujer y su compañero sentimental logró
secuestrarlo y finalmente asesinarlo. Los cómplices subieron al niño a un carro para dirigirse
al lugar donde debían dejarlo (el cerro), el compañero sentimental confeso que mientras
estaban en lugar hablaron de quién debía quitarle la vida al pequeño y que fue su pareja
quien se ofreció a matarlo, finalmente los investigadores creen que el niño murió en el carro
asfixiado con una bolsa. A este hombre como a sus cómplices se les otorgo la pena máxima
(60años) sin derecho a rebaja de la misma. (Veloza, 2008)
Al igual que estos muchos otros casos han sido tratados con poca severidad en relación
con la gravedad de los crímenes, por lo tanto, considero se debe llevarse a cabo un
seguimiento a estos casos de gran magnitud, y si se encuentran pruebas contundentes la
aplicación de penas mas severas que 60 años de cárcel, estas personas al igual que
muchas otras que realizan este tipo de delitos deben ser privadas no solo de la libertad si
no de la vida, pues se puede notar que no tienen interés alguno por una convivencia sana
y que tales atrocidades, ya antes nombradas, causan un desequilibrio en la sociedad,
logrando convertirla en una sociedad degradada y sumergida en la violencia.

¿hay posibilidad alguna de acoger esta pena?

Como se pudo esclarecer a comienzos de este desarrollo, la constitución política, no


permite este método porque viola un derecho fundamental, pues se cree que las penas
deben ser métodos que permitan “corregir” al individuo para que se reintegre a la sociedad
después de un escarmiento, además de que se estaría castigando también a la familia del
infractor con el sufrimiento del fallecimiento de un ser querido y que es demasiado la tortura
psicológica que el delincuente y sus conocidos tendría solo con saber que fue sentenciado
a perder la vida, es entonces que la posibilidad de acoger la pena de muerte pierde su
fuerza,pues para muchos no tiene sentido que se procuré detener asesinatos con un
asesinato, pues cómo es posible devolver a Colombia el respeto por los derechos
fundamentales si se está sometiendo a un delincuente a la humillación de que su muerte
sea una lección para otros.(DE LAS REDACCIONES JUDICIAL, POLITICA E INTERNACIONAL DE EL
TIEMPO,1992). Sin embargo, aunque todavía no exista la posibilidad de establecer esta
pena en Colombia, considero que la mayoría de habitantes estaría de acuerdo con que sea
un castigo que se debe aplicar a ciertos casos ya expuestos, porque aunque algunos
respetemos la vida de otros sabemos y somos conscientes de que a Colombia le hace falta
unas sanciones más severas, que en este país la justicia solo la tienen los que poseen el
dinero para pagarla, y que si no se deja ver un poquito de brutalidad con las personas que
son crueles, estas y muchas otras optaran por pervertir muchísimo más a la población.

De igual forma, pienso que debería aplicarse castigos ejemplares a personas que hagan
daños innecesarios y causen tortura a animales (gatos, perros, caballos, entre otros), pues
toda vida merece el mismo respeto, además se debe considerar que dichos animales no
tienen la capacidad de defenderse y que al igual que nosotros estos sienten y merecen un
trato digno.

Colombia necesita de penas tan severas como la pena de muerte, pues es un país que esta
siendo degradado por la violencia, además las formas de justicia y de correcciones
empleadas para los criminales parecen ser poco, pues muchos de estos crimines siguen
incrementando su tasa, por lo que se requiere una restauración de la sociedad con la
aplicación de dicho método.

Esta sentencia debe ser aplicada para individuos que no sean capaces de vivir en la
sociedad, que pretendan dañarla y que no tengan respeto por la vida, que carezcan de
sentimientos humanos, que los lleven a cometer crímenes atroces.

La aplicación de esta sentencia requiere rigurosos estudios, pues por su severidad se


necesita que el acusado sea encontrado realmente culpable, que posean pruebas
contundentes, con el fin de cometer un error irreparable, además dicho método debe ser
llevado a cabo con medidas que no se consideren tortura y que pretendan dar al inculpado
una muerte digna.
BIBLIOGRAFIA

Márquez Mendoza, O., & Veytia López, M., & Guadarrama Guadarrama, R., & Ruiz Peña,
S., & González Fabián, E. (2015). La pena de muerte desde la bioética y los derechos
humanos. CIENCIA ergo-sum, Revista Científica Multidisciplinaria de Prospectiva, 22 (1),
75-81.

Arteaga, J. (2000). La pena de muerte. SEMANA.COM. Recuperado de


https://www.semana.com/opinion/articulo/la-pena-muerte/42347-3

Terregrosa, C., Sáez, M., Ortuño ,R., Ramón, M.(s.f).Lapena de muerte. Recuperado de
http://www.esdelibro.es/docs/default-
source/Trabajos/2007/200700121_penamuerte_trabajo.pdf?sfvrsn=8

http://www.arjonastereo.com/correos/LA-PENA%20-DE-MUERTE-EN-COLOMBIA.pdf

El pensante (1 diciembre, 2010). Garavito, el monstruo que asesinó a 172 niños.. Bogotá:
E-Cultura Group. Recuperado de https://www.elpensante.com/garavito-el-monstruo-que-
asesino-a-172-ninos/

DE LAS REDACCIONES JUDICIAL, POLITICA E INTERNACIONAL DE EL TIEMPO.


(11 Octubre, 1992).Pena de muerte: si o no.ELTIEMPO.COM. Recuperado de
http://www.eltiempo.com/archivo/documento/MAM-221092

Veloza, H. (30 septiembre, 2008).Asesinato de bebé Luis Santiago habría sido planeado
por su padre desde hace más de 4 meses. EL TIEMPO:COM. Recuperado de
http://www.eltiempo.com/archivo/documento/CMS-4576374

https://elpais.com/internacional/2016/08/09/actualidad/1470755894_660801.html

Beccaria, C. (2015). Tratado de los delitos y de las penas.Madrid ; Editorial Policy.


Recuperado de https://e-
archivo.uc3m.es/bitstream/handle/10016/20199/tratado_beccaria_hd32_2015.pdf?sequen
ce=1